Posts Tagged ‘pobreza’

 

 

-Siéntate-levántate-

Te estás formando.

Mi cuerpo está vivo

Mi mente está muerta

Cuando necesito ayuda para formarme.

Aprendo a pensar en mi pasado,

Aprendo calcular mi futuro.

Todo está en mi mano si lo llego a comprender.

-siéntate-levántate

Te estás formando.

Siéntate-levántate

El lobo está detrás de la puerta haciendo cuentas.

Tiene rostro universitario

Me abre los ojos y me aconseja

Para que salga del bosque y tenga metas,

Mientras repasamos la lección

Siéntate levántate

Cantamos para que no me sienta triste..

.

“María tenía un corderito

Que siempre iba consigo

Y lo llamaba para que soñara

Junto al manzano donde se acostaba.

la vida está llena de cosas hermosas

Cuando las deseamos y somos positivos

Si tenemos sueños felices cuando dormimos

Sonreímos.

Y cuando despertamos ,

estamos llenos de buenas intenciones”

le doy un abrazo a mi educadora.

y finalizó el examen como un autómata

que no piensa ni siente dentro de su cuerpo.

Salgo por la puerta del aula con la lección aprendida

Estoy tan formado como el resto  de la sociedad.

Yo soy mi propio policía.

Otro hombre entra dentro.

El lobo está tras la puerta

Salgo a la calle

y el mundo me parece un lugar tan hermoso

Que siento un cuchillo en mi garganta programado para cortarla.

 

 

Siete y cinco de la mañana, la acción ocurre  en una casa en un barranco lleno de viviendas de Almazora, Castellón. Suenan corderitos, gallos, cascadas de agua, pajaritos cantando. Estos sonidos grabados salen una especie de huevo del tamaño de una pelota de béisbol con un montón de botones. En la calle la música son las sirenas de la policía persiguiendo a alguien. El aparato esférico que produce los sonidos campestres   está sobre una vieja mesita de mediados del siglo XX . Junto a este aparato se halla un hombre.  Duerme en un viejo colchón que se encontró en la calle tirado. Al pulsar la tecla de pausa se paran los balidos. EL termómetro del aparato indica 14 grados de  temperatura.

¿ quiere que encienda los radiadores?-pregunta el aparato a un hombre que se está despertando.

No Hail  ( que es como se llama el despertador). No puedo pagar el recibo de la luz. Todos los días me preguntas lo mismo y te respondo igual.. Ponme la agenda.

EL sofisticado despertador lee una pista de audio que su dueño ha dejado grabada.

Acudir al taller de empleo de Peluquero  a las 8 de la mañana. Llevar el trabajo hecho de competencias básicas sobre los adjetivos, las tablas de multiplicar y un resumen sencillo y personal de la película Navajeros vista en clase, clasificada  de Género quinqui sobre clases marginales del  último cuarto del siglo XX.

Pedir parte de salida del taller de empleo después de almorzar  para ir a servicios sociales, y que resuelvan el recibo de la luz.

Ir al banco por si han ingresado el cheque del taller.

Pasar por cáritas y la cruz roja.

Ir al centro de relajación y meditación del barrio después de comer. Ir a comer al chino.

Terminar la tarde en el bar.

La agenda se cierra.

¡ qué vida está hail! No sé si podré con todo-  comenta angustiado el hombre que se ha incorporado sobre la almohada . Cae de nuevo de espaldas fatigado sobre el colchón , pensando lo que le esperaa lo largo del día. Cierra los ojos estresado. Pasa por su mente la angustia frente a la pizarra. Se imagina a él dentro de un rato, a sus cuarenta años delante de la pizarra. Los adjetivos- vuelve a repetirse para si.- SI cuando hablo se que los digo, pero buscarlos en la pizarra, eso es otra cosa, es como buscar un grano en un pajar.  Hoy también toca competencias para mejorar el currículo ¡que fastidio con la formación!.-

El hombre se levanta. Se sienta. Coge unos pantalones y los pone. Da unas ordenes a hail.

Hail pon la radio, emisora reague.

Suena música reague.

Ábrete Hail.

El huevo se abre y por un hueco del aparato sale el olor a marihuana. La saca con los dedos el hombre, empieza a liarla y fuma despacio.

Apágate Hail. ( ordena al aparato)

EL aparato se apaga . como un autómata sale el hombre a la calle respirando el aire contaminado de la provincia de Castellón-

Pasa junto a un barrendero que recoge un montón de papeles por las calles junto polvo rojo altamente cancerigeno  de los atomizadores de las azulejeras. Los coches aparcados   la mayoría están oxidados, otros llevan en la rueda un cepo de la policía. Las fachadas de las vivienda  están   deslucidas y con muchos carteles de se vende. Los peatones caminan leyendo en el móvil. Varias madres se meten con sus bebes en los bares. Hay restos de aceite industrial que alguien ha ido tirando a gran escala por todas las alcantarillas esa nochde. Un jardinero con aspecto de zombi sujeta una manguera con la boca abierta produciendo un enorme charco en el suelo. Las fabricas de los polígonos industriales están la mayoría carradas. Dos conductores en un callejón se pelean. Se embisten con los morros de los coches en un carril de una dirección donde se han encontrado. Cada uno de ellos asegura que él tiene derecho a pasar primero. Una chica joven ofrece sexo rápido y seguro por veinte euros en una esquina.

EL hombre llega desde su casa después de pasear 10 minutos por almozora al centro de segundas oportunidades. En esos lugares los ayuntamiento imparten cursos cuyos alumnos para que se formen cobran un sueldo siempre y cuando estos estén dispuestos a dejar educarse para reincorporarse a….

Angelillo de Uixó.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

Advertisements

 

 

Siéntate tranquilo sobre el techo en el suelo con el agua al cuello.

Sube por la escalera de hierro que tiembla a la viga suspendida entre dos adoquines.

No temas por tu vida en el vacío,

tus ángeles custodios te esperan en lo alto de la viga para sujetarte.

Debes de consultar el oráculo en el tejado.

Dos aviones hacen varias cruces con sus alas.

Dejan para ti en su blanca estela escrito lo que debe ser  tu noble y estoico destino de vida.

“Ningún tejado ha de cubrir al que está con el agua al cuello”

Para ti hermano, tú verdadero techo es el firmamento.

No has de temer estar atrapado bajo las estrellas ,

pues ellas  cubrirán tú cabeza dentro de tu hogar.

Sigue lentamente desmantelando el techado .

Otros que estaban como tú antes  han intentado estar a cubierto,

noble dolor y sufrimiento en la escasez de medios.

Con el agua al cuello no lo pudieron conseguir,

Pero lo soportaron heroica  con resignación

Donde ellos terminaros tu seguirás

Nada nuevo empieza.

Donde ellos terminaros tu seguirás

Nada nuevo empieza.

Donde ellos terminaron tu seguirás

Nada nuevo empieza para los  que están con el agua al cuello.

La vida está hecha para sufrir.

Jesucristo en vivo en la cruz es un hombre recto bajo tu mismo techo.

Angelillo de Uixó.
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

Subtitulado.

Nuevas alegaciones al expediente sancionador de un perro con retraso de vacuna.

Hace unos días se me abrió un expediente sancionador por  no tener la vacunación al día de uno de mis perros. Decir que vivo con tres perros y dos de ellos estaban al día. El retraso, ciertamente  era de dos meses. ¿ se puede esto justificar? Es lo que intentaré explicar en este alegato aportando para ello al Ayuntamiento de Vall d´Uixó la vacunación al día de Senegal de Vall d´ Uixó ( el perro indocumentado). El tener en cuenta que debía vacunar  en su día a todos  los perros, lo tenía, la prueba es que sus dos amados hermanos , Dominador y Subordinador, estaban  perfectamente al día , faltaba Senegal que es menos ordenado. ¿ Por qué ? Por que no hay dinero, por eso Senegal se ha quedado el último. He vacunado hoy con prisas a Senegal, como prioridad sobre otros gastos, lo hago a modo de  acto responsable para que comprenda el Ayuntamiento de Vall d´Uixó que no soy una persona ajena a la ley, ni racista,  sino crítico cuando es injusta o se aplica con rigor desmedido, como explicaré  que a mi juicio ocurre en este caso. La vacunación de Senegal me va a costar parte de mi alimentación de este mes, pues desbarata el presupuesto Ellos  tendrán su ración de pienso, pan, zanahorias y algarrobas con bizcochos. A mi me esperan acelgas del huerto, lechugas, borrajas yespinacas, bochoquetas.. todo lo que salga de mi trabajo en el huerto, lo que compre, básicamente será arroz, aceite, macarrones y las donaciones de algunos amigos…Que no piense el Ayuntamiento ni la policía que ahora busco una excusa  para matarme yo de hambre para desacreditarles  ante la opinión pública, o tengo la excusa perfecta para matar de hambre a los perros. A ellos, ni  siquiera les he dicho  que ocurre para no disgustarlos. Mis perros desconocen por el momento lo que está pasando con ellos porque Senegal no estaba vacunado. En estos mementos están jugando en el jardín. Se asombrarían  tanto como yo de cómo es la mente humana dentro de esta perrera humana llamada Vall d´Uixó.

Tras aportar la vacunación al Ayuntamiento y a la policía, causa del expediente, lo hago tarde y mal, como cuando se llega tarde al trabajo y con una excusa que no sé si servirá: pobreza y represalias.

Sobre el primer punto pobreza.

Si hay alguna duda, adjunto el corte de luz que tengo pendiente, como ven, también llevo retraso en mis obligaciones de pago con esta empresa, ( como con la vacunación de los perros) y debo a esta empresa puntera y orgullo del país, cerca de 150 euros de facturas acumuladas desde hace un año. Recibo amenazas de Iberdrola todas las semanas de cortarme la luz. Las últimas  cartas es que ni la abro, sé que hago mal, a lo mejor son buenas noticias de Iberdrola avisando de que ya no hay que pagar.  Del coche y la moto que poseo, debo al Ayuntamiento casi mil euros, y ahora no puedo deshacerme de mis vehículos por las deudas que tienen que superan su valor. Por eso, conforme cada año me llega con la primavera puntual como las floraciones de los huertos y los montes la carta del impuesto de circulación, de mi mano va directa al fuego, y del fuego como cenizas al huerto haciendo un ciclo de bien y mal, el gin y el gan y celebro el solsticio de la primavera.   Sé que es una excusa de perdedor, de vago,  de cínico, de calavera hispano, de gente de tahúr, de poeta de la bohemia;- el quejarme de que no tengo dinero. Por eso, hasta  ahora esa alegación ni la acepta Iberdrola ni el Ayuntamiento. Estoy seguro de que tampoco la aceptará en esta ocasión la policía o el Ayuntamiento el caso de que Senegal no estaba vacunado a tiempo, de sobra saben que no tengo dinero. De hecho  han sido testigos la policía al ver mi casa de mi miseria y me han denunciado igual.  Aquí quisiera hacer un inciso extraño, que no termino de comprender, y seguramente el policía tampoco. Pasó así, en el momento de la denuncia  uno de los agentes que me estaba denunciando se ofreció a pagarme la vacuna del perro de su sueldo, y la vez me estaba denunciando, siendo consciente de que no tenía dinero para la vacuna, en cierto modo estaba reconociendo el motivo . Son esas cosas que pasan cuando se ven las cosas de cerca y gente que no se entiende hablan como hombres. Lo que pasa es que cuando nos alejamos se enfría esa relación. Policía, el Ayuntamiento saben de sobra de que hace  más de un mes que me manifiesto en las calles de Vall d´uixó pidiendo agua para mis tierras para poder ganarme la vida con dignidad, o la integración a algún plan de políticas activas de empleo ya que no solo estoy abandonado en medio de esta jungla capitalista, sino que también soy perseguido. Las  cartas siguen viniendo, me empapelan, me vigilan, me ahogan, son cartas tóxicas, monstruosas, criminales, asesinas, amenazantes, y no hay ninguna que sea de  amor que es lo que necesito.

Daría todo, todo, todo….

por recibir una carta perfumada de la alcaldesa Tania Baños .

Podía empezar:

Me das lastima Ángel.

Me la llevaría al corazón y  allí la guardaría eternamente.

Me pregunto con una balanza en la mano pesando unos tomates, y por comparar que es lo que hace la justicia.

si por no tener un perro vacunado te denuncian con una denuncia que no es barata de 600 a 6.000 euros. ..

¿ A cuanto subirá la denuncia de matar de hambre a un hombre, por degradarlo moralmente, causarle daños psicológicos, empobrecerlo, arrestarlo ilegalmente, perseguirlo, llevar su vida al fango, a regiones oscuras donde el alma, la razón se pierde para siempre?

Necesito luz y transparencia y no ver tan hondo en el fondo.

¡ Oh simas, abismos, dadme alas para mi ascensión!

Mi coronación ya.

Que soy pobre y atrapado está claro, ahora vamos al segundo punto, más ambiguo, más sutil, más oscuro y relacionado con el primero. No lo voy a explicar en profundidad porque debo ser conciso y esto abarcaría un libro entero y todo un juicio con policías y autoridades  sentadas en el banquillo. He leído mi nueva  hoja del atestado ya que me la han cambiado. Lo que ha dado pie a esto  se debe a un incidente, un suceso fortuito con una señora, pero cosa extraña, de repente aparecen dos personas afectadas en el parte que he firmado, con testigos se puede verificar que solo había una persona. Cito textualmente.

  1. Otra…No tener bajo control, a un perro mientras se pasea a este, causando molestias y un gran susto a dos personas que paseaban al intención de atacarlas.

Alego.

primero la asustada iba sola, y si contagio el susto a otra persona, sería por otro motivo y en otro lugar. El perro descontrolado que se menciona no hizo intención de atacarla. Sino que la mujer iba acompañada de dos o tres perritos   y mi perro fue a ellos. (¿ no es raro que no salga esto en la denuncia que explica todo y rebaja el grado de la acusación? son perros que se ladran unos a otros) Lo que activó la conducta  de mi perro, fue la presencia  otros perros que llevaba sueltos esta señora ( ¿ eso no lo cuenta la “ señora”?), y pese la  actitud hostil de mi perro y los suyos, el mío no se atrevió a atacar porque lo tengo educado, los suyos hay que decir que tampoco atacaron ya que son pequeños. Por lo tanto, si vamos a decir la verdad, lo que expone la policía  no es cierto, y eso debe preocupar y asustar a los ciudadanos.

Otra cosa antes de ponernos a llorar juntos y asustarnos todos, no iba de paseo, sino que venía de trabajar con mis perros que empujaban un trineo. Llevaba dos perros más.

Puedo asegurar que aquí hay mentiras, falso testimonio, personajes invitados sorpresa, y una exageración premeditada que en todo momento acompañó a los agentes cuando vinieron a casa. Así como cuando yo les expliqué mi versión, no queda recogida en ningún caso.- ¿Para qué? si vinieron programados en modo acoso y derribo y buscando perros asesinos y descontrolados. Tarde o temprano está claro que  conseguirán acabar conmigo. Tienen todos los medios a su alcance, la mentira también, pero no anticipemos acontecimientos que ya vendrán.

Sobre tratarme como delincuente a mi y a mis perros, prueba es que han estado tres días por casa la policía local. dudaban hasta que las cartillas veterinarias  fueran verdaderas. Como conseguí tener los perros al día ( o casi al día a la mayoría) Trabajando en la obra a cinco euros la hora en negro pude pagar estos gastos. Pueden averiguarlo, si quieren les digo para quien trabajaba en negro y lo detienen. Que mi palabra no cuenta ya lo veo, pero es que ni mis documentos valen para la policía. Llegan a  tal punto de desconfianza  que han llegado a venir hasta para comprobar  después de ver las cartillas, si el censo del collar se correspondía con la cartilla firmada por un veterinario muy querido y conocido del lugar.

Y  todo esto  por un incidente donde no había pasado nada, más que un perro ladró a otros perros. ¡Qué cloaca es Vall d´Uixó, su policía, su Ayuntamiento!;- es peor que Sodoma esta ciudad. Por eso me gusta y no me iré, me quedo hasta que me maten.

Otra cosa me preocupa. Algo que hice mal, muy mal por ser confiado. El tercer día vino la policía a casa, a por la copia de mi denuncia . Yo tenía algo de prisa cuando me pararon y me pidieron la copia aduciendo que había puesto algo mal. Yo se la di confiado. Luego me arrepentí, sobre todo por la extraña sonrisa que hizo un agente. Supongo que será para que no recurra en ciertas instancias superiores.  Lo que no sé es si ha habido algún tipo de manipulación como la del punto 11 que he expresado arriba de esta alegación. EL día de autos no lo vi al estar en la hoja de atrás, ni se me mostró, es  donde se habla de un perro sin control, yo de leerlo no hubiera firmado eso sin alegar que no fue del todo así, si no lo expresado anteriormente con otros perros. Que hizo ademán de atacar a dos mujeres es una horrible mentira que quiero que conste para los efectos judiciales y penales que empiezo a comprender que se van a generar, presiento que ya estoy yo y los perros muerto en la perrera humana de Vall d´Uixó, y a un muerto ya no lo podéis matar. Si me queréis matar, me matáis que no os va pasar nada por eso;- pues al tercer día resucitaré como hierba.

Yo soy la semilla de un mundo mejor.

Angelillo de Uixó

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

 

En las calles de Vall d´Uixó;

[ la oficina de atención obrera de Castellón acude a socorrer al compañero Ángel]

Desfallece porque le está llegando ya el agua al cuello.

Es agricultor y hay que conseguirle agua para su huerto; no para que se ahogue,

sino para que tenga un empleo en su huerto.

Está seca su tierra,

por mucho que empuje en un carro cargado de bidones de agua de la fuente.

! Todos a una, la oficina obrera de Castellón con el compañero Ángel!

La oficina obrera de Castellón certifica la nómina del Ayuntamiento de Ángel:

Es cero.

Quieren verlo ahogado en una esquina,

para ello el Ayuntamiento pone mucho esfuerzo.

Esto es mucho más costoso que salvarlo.

Le ponen al compañero muchos obstáculos:

zancadillas, desprecios, humillaciones, le quitan hasta la comida,

tanto es así, que un día lo van a  encontrar muerto.

Y entonces tendrán que dar explicaciones en la sala de un  juzgado.

Aunque ellos sudando dirán al juez:

! que mala pasada nos ha gastado Ángel,

mira que reventar el desgraciado!

Hasta a un chiquillo que le explicáramos que le pasa a  Ángel ,

comprendería que es estúpido e infantil lo que le hace el Ayuntamiento.

!Todos a una la oficina obrera de Castellón con el compañero Ángel!

Alguien tiene que socorrer al que está con el agua al cuello;

es un deber de los hombres ayudarse,

aunque sea a una persona buena, honrada y trabajadora como Ángel.

También los buenos, y no siempre los malos deben ser salvados,

eso pensamos en la oficina obrera.

Pero venga, vamos, dejemos de hablar que llegamos tarde camaradas,

! El excluido por Ayuntamiento ya está con el agua al cuello!

! Todos a una, la oficina obrera de Castellón con el compañero Ángel!

Angelillo de Uixó.
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

IMG_20180903_181446

Sobre un cruce de barrancos  de Vall d´Uixó asomaba  un trozo de bancal dorado por la avena silvestre rodeado de montañas. Este bancal formaba parte de un conjunto de bancales perdidos, dibujando   una terraza escalonada por la montaña que descendía hacia las torrenteras del barranco desde el colmo de la montaña hasta una cantera en desuso desde hacía lustros. Los bancales habían sido construidos con paredes de piedra y cemento  ocupando la cara de toda  una ladera que había perdido su vegetación de monte mediterráneo de encinas, romeros, tomillos, pinos… hacia principios de los años sesenta del siglo XX , cuando se propagó la fiebre del cultivo   del naranjo en toda Castellón y Valencia, hasta extensiones inimaginables e insostenibles para el medio ambiente, creando una burbuja con la naranja que estalló treinta años después.  Ahora que no daba dinero, por eso la mayoría de campos estaban muertos. Desde ese bancal , las vistas aún conservaban algo belleza, aunque empezaba a  estar  algo desgastada por el abandono el paisaje . Al fondo se veía el castillo de Almenara. Tras Almenara surgía hasta perderse en el horizonte  una línea azul y recta,  la raya del mediterráneo, con varios puntos negros en movimiento. Los  barcos sobre la mar yendo hacia el puerto de Sagunto . Se les veían flotar en medio de una nebulosa blanca y azul  de un paisaje de luz transparentes. Entre los bloques de hormigón de una costa reventada por el ladrillo surgían    os puentes grúas del puerto de Sagunto y las chimeneas de la refinería. El resto, era una tierra plana, agrícola, desecada para plantar naranjos, salpicada por carreteras entre  campos y campos de cítricos . A la  espalda de este bancal estaban  las montañas de la sierra, poblada con olivos y algarrobos secos  rodeados de grandes pinadas que se alejaban creciendo en altura y vegetación hacia el oeste. En ese bancal dorado iba cayendo la avena al suelo conforme un curvo pico se hundía monótono, los golpes caían cansados sobre la tierra, y un hombre aburrido y fatigado preocupado por el hambre que le acechaba miraba aquella pobreza impuesta contra la que no podía rebelarse.

Se animaba hablando consigo mismo:

Hay que trabajar, hay que seguir trabajando.

Lo hacia con el estomago vacío. Lo había engañado con un poco de café aguado porque   ya no le quedaba casi nada de café.  Acompañó al café con  unas hojas de lechuga de su huerto, varios trozos de pan duro que encontró en una bolsa de hacia varios días. Lechugas, calabacines , bachoquetas… eran desde hacia varias semanas su dieta principal, intentando de este modo  alargar los días para no verse obligado a pedir dinero a ningún amigo. Trabajaba con ahínco y trabajaba con cansancio, esperando saber algo de la prestación de urgencia que pidió el 4 de Julio, a través de servicios sociales cuando ya no le quedaba casi nada de dinero.

Esa madrugada era 29 de agosto. Junto a él estaba un  perro afectado de una enfermedad cutánea causa de alguna infección. Todo el lomo lo tenía el animal pelado y le salían unos granos que se le inflaban y reventaban, dejando como un agujero poco profundo en su cuerpo lleno de sangre y pus. Perecía que las bacterias que atacaban al  animal ( que no se movía del lado de eso hombre) fueran mineros que golpeaban su fuerte lomo de perro de tiro. La visión de su compañero enfermo y sin parar se rascarse le sacaba de quicio más que el hambre. El animal, cuando se cansaba de rascarse desesperadamente se mecía entre la hierba agotado, con el lomo cubierto de sangre y pus. En aquella finca que les había prestado un conocido de aquel hombre  por caridad, no sería necesario el tiro del trineo para llevar agua al regadío, como pasaba en otras pequeñas fincas que había ocupado. Los perros, medio husky , estaban mezclados con perros de caza del mediterráneo. Estos animales  eran fundamentales en las tareas de este hombre, sin otro medio de transporte, se veía obligado a utilizar estos animales para cargar agua,tanto para regar como para beber, para recoger leña con la que cocinar, calentarse en invierno , incluso  lavarse alguna que otra vez, llevar estiércol a los campos, o subir material de obra como cemento, arena… para reparar una caseta ruinosa en medio de la montañeta de San Antonio.

Hay que seguir trabajando- se decía pegando con el pico la tierra sedienta y calcinada por el sol sintiendo dolor en el estómago por estar vacío y cansancio en los brazos del esfuerzo. La tierra cedía unos centímetros a cada golpe con el pico y avanzaba un pequeño paso. Otro golpe otro paso. Cuando había hecho unos cuantos metros, retrocedía lo andado y empezaba el turno a la azada sobre lo picado, con ella removía  la tierra rompiendo las bolas de arcilla y dejándola como fina arena que luego tendría que volver a remover con estiércol, y elevarlas haciendo bancales profundos que cubrían con una fina capa de hojas y hierbas, más a parte encofrar los lados con maderas, o troncos para que aguantara la humedad. A parte de esto, debería vallar la parte que cultivara debido a que merodeaban ladrones sin escrúpulos. Gente que salía sin necesidad a pasear con una bolsita después de haber comido alegremente en su casa para robar cualquier cosa que encontraran plantada. Robos frívolos, de los que presumían al volver a su casa  y que en el bar causaban risa. En otras ocasiones eran las pandillas de chavales las que se divertían destrozando todo el trabajo de un agricultor. Los agricultores de Vall d´Uixó impotentes se desesperaban, blasfemando contra la humanidad entera que se empeñaba por los siglos de los siglos en ir contra el agricultor y la naturaleza pese a que estos se encargaban de alimentarlos.

Este hombre que picaba y removía la tierra cansado y sin descanso, había conocido la mayoría de desprecios, miserias, ultrajes, , odios, injusticia  que puede soportar cualquier hombre de la sociedad. Pero no era esto en lo que pensaba en esos momentos, sino  realmente lo que rumiaba le atormentaba desde hacía una semana. Estaba angustiado, así como hambriento, pero le dolía más la angustia de dar el siguiente paso para seguir viviendo. Lo que le  hacia sufrir de tal modo era  el  tener que pedirle prestado dinero  a un amigo.

El 29 de agosto mientras picaba bajo un sol que le quemaba la piel, y sus pulmones se llenaban de polvo de una tierra seca, la situación en la que se encontraba era inabordable y peligrosa para su salud.

Recordaba triste y cansado las dos conversaciones con el concejal de bienestar social viendo elevarse de entre los pinos del barranco unos pajarracos negros y blancos que se volvieron a ocultar, parecían urracas, aunque no las vio bien salir del follaje . Pensó que era fácil que hubieran echado allí algún gato o perro muerto y acudieran a devorar la carroña estas aves políticas.

Meditaba este hombre volviendo la cabeza a la tierra y dando con el pico a unos terrones secos. De nada le sirvió durante el mes de agosto hablar dos veces con el concejal de bienestar social sobre la posibilidad de un empleo como ofrecen a otras personas en casos como el suyo. Aquel joven comunista, Don Antonio, notó como en la última reunión le miraba consolador como  un párroco  con prisas que quiere dar esquinazo a un pobre que quiere sacarle de la sotana una limosna.

Don Antonio, alguna faena,  ¿ no será posible para mí?  vea como estoy, aunque fuera ayudando a los jardineros con la motosierra , o en la cocina del asilo limpiando ollas y  orinales , ajustando las  ruedas y los frenos de las sillas de ruedas a los inválidos,  engrasando las guías de las puertas en los colegios, o  los cables de los ascensores… hay mil cosas que puedo hacer.

Don Antonio suspirando contestó.

Quieres trabajar, lo sé. Pero es que…

¿ es qué he crítico mucho , verdad y molesta?

A mi no me molesta, por lo menos a mi, pero el trabajo no depende de mí.

El hombre con vergüenza le pidió como el que suplica:

¿Y sobre la ayuda que pedí hace meses? no remedia pero consuela el hambre, es como una sopa boba.

Don Antonio levantando el ánimo con una sutil y breve sonrisa:

Eso es otra cosa.  Haber empezado así: ayudita social, Dame tu nombre completo y preguntó.

Mi nombre es Ángel Blasco…

Un momento que me llaman:

Si, soy Antonio…

Entre cifras de dinero, autorizaciones, barajó el concejal el cierre de contrato de un grupo de imitadores de Julio Iglesias para inaugurar el nuevo jardín del centro de” demencial senil y otras acepciones incurables”.

Susurrando y pidiendo por favor que saliera:

ya te miro esto, confía en mi. Adiós Pedro. Te llamo.

La puerta se cerró en las narices de Ángel y se vio rodeado  en la madriguera de despachos de asistentas sociales que formaban un círculo a su alrededor. Las paredes estaban llenas de carteles fotografías  con ancianos seniles emocionados con  sus nietos  que los visitaban en el asilo del pueblo, eslóganes favor de la tolerancia, la inclusión social, la paz, en contra de la guerra, el hambre, la marginalidad. Aquellas buenas intenciones llenaban de sombra aquella cueva y desprendían el hedor de la mentira . Había palomas portando la paz con sus ramitos de olivo sobre el pueblo de Vall d´Uixó. Tras cada una de aquellas ocho puertas se escuchaba un lamento siempre parecido:

No tenemos para comer, si fuera posible un trabajo para mi o para mi esposo. Da igual en lo que sea, nos conformamos.

Nos van acortar la luz, si fuera posible algún trabajo, el que fuera.

He estado veinte años trabajando cuidando a un hombre mayor sin seguro, y ahora ha muerto, mi marido no tiene empleo, si fuera posible un trabajo para mi o para mi esposo.

Por las paredes resbalaban las mismas historias, salían todos los días a pleno rendimiento cinco días a la semana, de lunes a viernes, en turnos de diez  minutos por persona o grupo familiar,  durante ocho horas, así en cada una de las ocho puertas, chocaban las voces contra aquella paloma de la paz hecha por niños de un colegio público, las fotos viejos sonrientes con sus nietos se hinchaban como una vela y volvían al sitio con la brisa de las voces. Aquel hombre de mediana edad plantado en la puerta de aquella sala, en plena facultades físicas para llevar una vida digna que no tenía, giraba la cabeza, y veía esas puertas como una noria de un perversa maquina  alimentada por la violencia de un sistema cada vez más inhumano, cada vez más cerrado y sin fisuras, donde cada  agente del sistema formaba un pequeño átomo de  opresión y difuminaba el poder haciéndolo invisible e impersonal. Eran como un vampiro  con forma de mariposa que se alimentaba de sangre de corderos humanos. La pobreza, la esclavitud , la indignidad, la injusticia era defendida  por trabajadoras sociales, policías, asistentas sociales, psicólogos, periodistas, políticos de izquierda progresista, votantes, sindicatos, médicos, moralistas… todo un ejército adiestrado para golpear a la mayor parte de la sociedad, los obreros. Millones  y millones de trabajadores sin empleo sustituidos por maquinas. Estos obreros desempleados  carecían de   algún tipo de poder , estaban  desorganizados  ante un estado formado  por eslabones que creaba  una cadena de poder que funcionaba como un verdadero grupo terroristas. Es decir, como células  independientes que actúan de forma conjunta sin saberlo para aniquilar una posible organización de las capas desfavorecidas o inferiores, en el argot del sistema.

El pico volvió a caer sobre la tierra seca, haciéndola pedazos como esa paloma de los servicios sociales, avanzó un paso más, uniendo mentalmente los nodos de poder y filtros por los que había pasado para ser aniquilado. Primero en el sector privado del trabajo fabril, tras manifestarse contra los contratos temporales en las fábricas por las que pasaba, luego, después de años sin empleo por la crisis fue descartado de todos los programas de empleo para excluidos sociales, dejándolo en el mayor desamparo y exclusión conocida por alguien en Vall d´UIxó desde la entrada de la democracia. Que fuera su caso conocido, el más conocido por reivindicarlo, no significaba que era el único. ¿ Cuántos más había así? Cientos, incluso en Vall d´Uixó podría tratarse de más de mil , y en España, cuántos sufrían represión política, exclusión social, censura, pobreza extrema , millones.

La guerra había empezado.

Angelillo de Uixó. Continuará.

 

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

 

 

 

 

 

 

 

 

Intro. Silencio musical, solo para voz. En un taburete de una habitación surge un hombre moreno y fornido, mediana edad, estatura media. Lleva una guitarra. SU voz reproduce una manifestación. Su nombre es de los que se invoca entre lo que queda de izquierda crítica de Castellón y colectivos sociales, para hablar de represión, exclusión social, marginalidad, acoso y pobreza.

Empieza presentando el tema

 

La siguiente letra es un vídeo de youtube para aquellos que quieran visitar Vall d´Uixó o saber de la charla que di en Castellón sobre” Mal vivir en Vall d´Uixó. Historia de vida: Ángel Blasco Giménez”  Algunos fueron informados por el diario levante que recogió la noticia. No la relato tal y como a mi me hubiera gustado, pero al fin y al cabo el levante es un medio estándar. Por eso he pregrabado la base sobre la editorial del levante corregida , yo tarareare una canción de U2, el Sunday bloody Sunday.

Empieza a sonar la guitarra cuando da  al audio del ordenador.

Caen los primeros arpegios uniendo las notas mientras tararea:

Na, na, na, na- Na

Se escucha de fondo una manifestación , simula la guitarra los pasos de la gente huyendo de la policía, callando sus opiniones, pasando penalidades económicas , caen los primeras estrofas como cuerpos en la calle de los que se han arrojado desde el puente.

 

Estás son las noticias que nadie quiere escuchar en Vall d´Uixó :

Hambre, pobreza , represión policial, , persecución por motivos ideológicos,  suicidios.

Sunday bloody Sunday

Sunday bloody Sunday.

 

¿ cuánto tiempo más estaremos  así? sufriendo ver todo esto y maldiciendo vivir en Vall d´Uixó.

durara hasta el día en que dejen de adorar en este pueblo a Caín:  demonio por el que se rige vall d´uixó

Sunday bloody Sunday

Sunday bloody sunday

 

Todos lo que tenemos entre treinta y cincuenta años ,hemos perdido por  suicidio  algún amigo, vecino, familiar… desde que empezó la crisis en Vall d´Uixó.

Leo la prensa y no hablan de esto.

Las autoridades miran sus muertes con indiferencia, nadie consuela a sus familiares. Silencian estos crimines  causados por el sistema. Las autoridades ponen buena cara a estas tragedias, diciendo que se vive cada vez mejor gracias  a su gestión, y que estos suicidios es cosa de unos pocos locos.

Los psiquiátricos están llenos de gente de este pueblo pidiendo regeneración y compasión.

Sunday bloondy Sunday.

Sunday blondy Sunday.

 

 

¿ cuánto tiempo más estaremos así? sufriendo ver todo esto y maldiciendo vivir en Vall d´Uixó.?

Los corazones de este pueblo está  dividido y lleno de gusano.

Las madres ancianas acompañan a robar a sus hijos drogadictos a los huertos de sus vecinos aún más pobres que ellos y estrangulan sus gallinas.

Las asistenta sociales no tiene alma. Son como  vampiros. Les  quitan las rentas de urgencias  a los más necesitados para dejar mal al concejal de bienestar por ser cojuelo.

Y para muchos funcionarios del Ayuntamiento ,entre ellos la policía y también entre los políticos, su verdadero drama en Vall d´Uixó es que no este el generalísimo Francisco  Franco para poner orden y acabar con la vida de los que se quejan  del Ayuntamiento, o les ponen pegas y obstáculos  a los más ricos

Sunday bloody Sunday

Sunday bloody sunday

 

Vivimos en una cuidad sin salida , carente de derechos civiles.

Vall d´uixo  un pueblo tan acostumbrado a ser tratado a palos ,que maldice la dignidad y los derechos humanos

Mal vivimos en Vall d´Uixo sustentada por en relaciones clientelares de un pueblo de mamarrachos y un Ayuntamiento de señoritos tutelados por   empresarios que son caciques criminales.

Sunday bloody Sunday.

Sunday bloody Sunday.

 

Si salimos a  la calle se llenarán  de sangre.

 

Sunday bloody Sunday.

breve silencio de la grabación.

Se coloca en pie ensordando la guitarra para que acompañe imaginariamente a una batería que emite el sonido de los pasos en el suelo del caos que se vivió por el tiroteo por las tropas británicas a los pacíficos  manifestantes irlandeses en 1972 pidiendo sus derechos civiles . (Este es el argumento  que recoge la letra de Sunday bloody Sunday de U2)

empieza otra vez la letra de la canción:

 

Recordarmos a los que se han suicidado como Raquel, a los que han acabado en la exclusión social como Pablo, Chelo, Inma, o Yo, a los desnutridos severos en Vall d Uixó como Juan Carlos, a los que diarios como levante, el mundo, la razón, negaron la noticia y su testimonio, también a varios niños alimentados por un cocinero de un colegio público porque en casa no tenían para comer , a las chicas detenidas por manifestarse contra los desahucios de la caja rural San Isidro de Vall d´Uixó, al alcalde de las mil imputaciones  Óscar Clavell, al actual equipo progresista que sigue la senda de los anteriores apoyando la censura, la represión, los favoritismos, la confrontación social y la violencia criminal y represiva contra los  que no se resignan a ser tratados como animales por ellos.

Sunday bloody Sunday.

Sunday bloody Sunday.

 

Angelillo de Uixó.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

DSC00395

La escena se abre con un ojo gris mirando detrás una puerta medio abierta. Observa en primer plano el ojo fijo  como una piedra, una gran sala blanca de espera llena de sillas. Directa la visión se clava   en lo que busca: un reloj de pared redondo colgando entre dos puertas de dos despachos cerrados. Las agujas marcan las diez en punto . El ojo baja el ángulo de  visión y mira rápido hacia ambos lados de la sala. Aparece gente esperando en  sillas en silencio. Se trata de mujeres, niños, inmigrantes, gitanos, anarquistas, punkys,  ancianos, y algún hombre blanco de mediana edad de extrema derecha lleno de tatuajes que va en camisa de tirantes . El aspecto de todos ellos forma una especie de retaguardia del ejército de Pancho Villa desmoralizado. La gente que esperan ser llamados por las asistentas sociales, vuelven su mirada donde está el medio rostro oculto por la puerta escudriñando. Se interrogan si va a entrar, o solo esta allí para mirar. Todos los ojos ven como ese rostro semi oculto le saca les saca lengua y cierra la puerta lentamente.

¿ se está burlando de nosotros? Una mujer joven que se abanica pregunta indignada. Un    par de mujeres mayores y obesas  se golpean sus gordos , amarillentos y flácidos pechos con los abanicos con los que se refrescan en la tensa espera. Varios hombres se levantan heridos en su autoestima, sin saber que hacer, si salir al encuentro del tipo que les ha sacado la lengua, o volver a sentarse. Se escucha una risa tras la puerta y   pasos saliendo por el patio de los servicios sociales de vall d´uixó. Camina sobre  hojas  secas de acacias.  Se adentra  por la Avenida Jaime I hasta la Iglesia de la Asunción. Las puertas de la iglesia se abren lentamente. La gente  que hay está como en los servicios sociales, en silencio, sintiéndose culpable.  solo se escucha su susurro repasando sus pecados. Sus pasos cruzan por el pasillo de la Iglesia. Se dirige hacia el altar y en el primer banco se arrodilla el hombre que ha sacado la lengua en los servicios sociales. Extrae una cruz  de metal que lleva en el bolsillo . La besa de rodillas en un banco frente un  inmenso  Cristo que preside la iglesia desde el altar , observa piadoso a Angelillo de  Uixó. Sus ojos se clavan en el Salvador . Junta  sus manos y reza.

Señor perdóname. No soy digno de entrar en tu casa, lo sé.

Soy pobre y sueño, porque en la pobreza vivir es tormento y sueño, y cuando sueño me atormento como cuando estoy despierto.

Sueño que me persiguen unos hombres. Son pobres, mucho más pobres que yo, y son vagos, mucho más vagos que yo. Sabemos que en otro momento goce de la vida, puro cuento, vivía por encima de mis posibilidades, ahora lo comprendo . Pero eso se acabó cuando entre en servicios sociales. Una gran sombra caía sobre la puerta y sonaban las campanas, prodigios que anunciaban el desastre al pasar a esa región del sueño donde se abandona la esperanza. allí ,vi gente con los rostros vueltos al suelo,  madres  a las  quitaban a sus bebes  porque no querían alimentarlos.  moros con turbantes, gitanos cantantes dando palmas. Era una señal. comprendí que eran tristes gentes de alma elevada que le ponen buena cara a su desgracia. ¿ no es la vida burla más que sueño? ¿ Y no son  los servicios sociales más que un esperpento del nazismo? Para mi confusión, me mandaron entregar durante años documentación, buscar trabajo en ETTs, apuntarme a bolsas de empleo.  Así sigo más de diez años después.  Sepultado bajo esos papales, esos papeles se quedaban en blanco cuando los entrego en los servicios sociales. Y poco a poco me fui olvidando de quien era, de donde venía, de albergar esperanzas  en la vida, para quedar reducido más que un hombre, a una mera sombra que sueña desdichada, desorganizada y repudiada por el resto de hombres. Desorganizada de la clase trabajadora, desorganizada consigo misma y quedando en manos de lo que le ofrece una  clase política, o una mera trabajadora social. En ellos quedaba fijado el destino de un hombre honrado y trabajador como yo. A la papeleta a la urna, como siglos antes lo estaba el hombre a los astros. ¿ no es acaso la vida más que sueño burla?- !que hasta los propios sindicatos se burla de los sueños!- cuando su única acción y remedio ante la pobreza o los bajos sueldos… es compensarlos con una renta básica miserables. Mientras los ricos nos sacan la lengua. Y no solo eso es burla a la dignidad del hombre y sus necesidades, sino que al aprobarla la renta de inclusión valenciana, lo hacen sin fondos , y su propia ley se convierte en mayúscula burla. Oh , si despertamos algún día a la vida, y viéramos que todo ha sido sumirnos en el sueño y en la burla, para gozar ellos de la vida con nuestro triste espectáculo. Entonces, entonces… despedazaríamos con las manos a todos los ricos y todos los políticos por los agravios causados. Por eso nos encadenan a las rentas de exclusión, rentas que ni existen. La vida no es sueño es triste burla y miseria humana.

Amen.

Al levantarse  Doña Juana,   mujer de edad avanzada, viuda de un guardia civil,  pelo rizado y corto, flácida de carnes y menopausica .  está en el banco de atrás escuchando, detiene como si fuera su difunto esposo a Angelillo.

Espera hijo, te he estado escuchando…, te aseguro que no hay mejor remedio para las malas tentaciones que rezar y leer la biblia.  Es bueno el camino que has emprendido de venir a la iglesia.Toma hijo, te doy tres euros para que te compres pan.

Angelillo de Uixó mira los tres euros sobre su mano.

Señora, se lo agradezco  de corazón, pero yo no mendigo de estas maneras. Lo hago en servicios sociales, soy un hipócrita, por eso he venido para que Cristo me castigue. Le devuelve los tres euros agradecido.

Extiende la mano a doña Juana que se niega a aceptarlo señalando a Cristo.

Él quiere que te compres pan.

Angelillo furioso se los tira a la cabeza del monaguillo que pasa.

El niño, un rubito de nueve años,  recibe los tres eurozos en la cabeza. coloca sus manitas como si fuera un mono sobre el cogote. asustado rompe  a llorar mirando a  Angelillo que le saca la lengua . Riendo   se acerca lentamente y pega un cachete en la cabeza mientras sale de la iglesia tras santiguarse.

Sus pasos se escuchan alejarse por la plaza de la Asunción. Las campanas suenan tristes.  Don Saturnino, el cura, ha salido de la rectoría al escuchar el alboroto y doña Juana arropan al pobre Miguelito que no para de llorar desconsolado.

 

Angelillo de Uixó.

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.