Archive for January, 2020

Gloria, la borrasca pulpera.

La borrasca Gloria a su paso ha dejado hasta el momento 12 muertos, y cuantiosos desperfectos. Especialmente doloroso para nuestra historia, ha sido el caso de un hombre fallecido  mientras pescaba cuando una ola lo ha arrastrado al mar, sobre todo , porque horas después en la orilla de la playa el temporal marítimo había dejado pulpos, sepias, estrellas de mar, centollos, caracolas. En los ayuntamientos de poblaciones costeras, la gente se manifestaba indignada  por el abandono en que tiene las costas, y a la gente que allí vive a merced de los elementos. Los políticos sintiéndose señalados y culpables de la situación , lloraban y lamentaban lo ocurrido prometiendo con eslóganes como:

“Nunca más” “ Nunca más”

Y el  jamás: ni el mar, ni un huracán,  ni un terremoto , iba a dañar las costas.

Por toda la orilla del país, se veían paseantes que acudían  a contemplar el destrozo del gran temporal marítimo de luto. Lloraban  por la gente fallecida. Al acercarse al mar , empezaron a ver que había pulpos, sepias, calamares, mariscos por toda la orilla. Un regalo del mar el día de la celebración del año nuevo chino, el de la rata. La gente se llamaban unos a otros maravillados de aquel regalo del mar, como gaviotas se tiraban a la carroña gratuita arrojada por el temporal que maldecían. Daba vergüenza ver aquello.  Hombres y mujeres guardaban en los bolsillos de sus pantalones diferentes mariscos, se quitaban las camisas para guardar como una valiosa pieza de pesca, pulpos llenos de moscas y arena, con la cabeza deformada de color negro, con cuyos tentáculos morados y azulados flácidos, estaban escribiendo con su tinta una nueva venganza de Gloria. Pues, pese a las promesas de los políticos de que jamás una borrasca haría daño a nadie. Gloria, después de haber desparecido  tenía reservada otro escarmiento a los humanos. Ahora iba a causar una gran diarrea de la gente que comía aquel manjar  en malas condiciones.

Los catastrofistas del cambio climático celebraron aquel levantamiento exitoso de la naturaleza, y desde entonces festejan el día de la borrasca Gloria con una gran pulpada a la orilla de la mar.

Angelillo de Uixó.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

De tu zarpazo recibido,
habla tu voz,
de animal humano.
Sangro como hombre herido,
acorralado como animal,
en los juzgados.
Has sido más humano al atacarme,
que un animal salvaje.
Aún matándome,
con tu hipocresía animalista.
No podrás arrebatarme,
la humanidad de la que huyes.

II.
Poesía contra el fanatismo animalista.
recordar estas palabras,
no fueron escritas para salvar a un animal,
ni para odiar a los animalistas.
hablan del caso de un hombre que quería y cuidaba a los animales.
Fue denunciado,  difamado, linchado por  las redes sociales, los medios de comunicación, entregado a la guardia civil  y llevado a los juzgados.
La causa fue una  denuncia de una protectora de animales,
con la que este hombre llegó a colaborar .
Ahogaron  a un hombre en un pozo ciego durante más de 8 años.
La historia no tiene moraleja, ni sentido,
es como es hoy el mundo, espero que os ayude mi lección.

Angelillo de Uixó.

Cancionero para olvidar la ausencia.

 

Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.Licencia Creative Commons

 

 

Con el pie desnudo frente la estufa este se va secando. Los perros suspiran fuertemente tranquilos y felices sobre sus cojines sintiendo el calor de la estufa, su pelo se va secando. Ya casi no hacen olor, ese olor tan penetrante y nauseabundo al que yo estoy acostumbrado de los perros cuando se mojan  en algún charco, y que mucha gente no soporta. Después de dos días encerrados salíamos a dar un paseo ! por fin! celebrando que en casa no había entrado agua.  Íbamos a lanzarnos al agua sin quererlo, cuando parecía que la borrasca Gloria había terminado de pasar. Me quedaba pendiente devolver los trozos de la mesa plástico de mi vecino , destrozada contra mi fachada  cuando salió volando por el aire. El golpe  me hizo estremecer a las tres de la mañana. Imagino  que los vecinos de Azuebar  debieron sentir el mismo susto, pero mezclado con un dolor mayor, al contemplar que perdían su principal monumento, la pared majestuosa de la torre del castillo musulmán. Cedió, si a las tres de la mañana, tras un largo aullido. Hoy se han levantado sin verla, ausentes de su poderosa imagen, después de siglos y siglos allí alzada desafiando a mil Glorias. Esta vez se rindió, quizás sintiendo que no hacían nada por ella.

Rendidos al calor y al descanso, me embriagaba de felicidad por nuestra salida con ese recuerdo del paisaje tan cambiado por el temporal. Sentía no sé bien el motivo, la creencia de que los perros estaban contentos después de una jornada de trabajo, tras 48 horas de inactividad. La jornada no había sido muy larga para ellos,  pero si en difíciles condiciones como hacer unos seis kilómetros por caminos encharcados tirando de la bicicleta a través de  un paisaje cubierto por todas partes de agua, aunque fueran un par de dedos. No había polvo, como habitualmente encontramos en nuestros trayectos. Yo esperaba haber visto la nieve. Finalmente el frío aquí ha sido menor de lo anunciado. Ni en las cumbres de la sierra se veía, pero si grandes explanadas convertidas en marismas que daban a barrancos rebosantes de agua. En uno de ellos, el de Garrut, ha sido en el que nos hemos hundido. Al bajar a el, esperaba llegar al estrecho barranco y cruzarlo. Para ello tenía ante mi una gran rivera, un trozo de terreno plano  de unos 200 metros de largo cubierto de matorrales como jaras, romeros, lenticos, espliegos, palmitos… Pensaba que aquella planicie de una hectárea abandonada tendría un par de dedos de agua. He dado orden a mis perros, Dominador y Subordinador de tirar al frente, cabalgando por aquel llano hasta el barranco. No llevaría  una docena de metros cuando he sentido que nos hundíamos. Finalmente empecinado en ver el barranco hemos ido andando entre los matorrales, con los perros cubiertos hasta el estomago de agua,  y yo hasta las rodillas. Las vista del barranco rebosante de rápidos ha valido la pena, así como varias cascadas. En estos momentos escucho los Doors, toco algunos acordes de guitarra mientras los perros suspiran y roncan. Hasta hoy poder salir estaban muy nerviosos, se producían  pequeños altercados entre ellos sacándose a todas las horas los dientes al estar todo el día en casa ociosos. Necesitan estar activos, de lo contrario su conducta se vuelve hostil.

Ahora me propongo poetizar el episodio, empiezo a jugar con la palabra Gloria, que es como han llamado a la tormenta, la música de los door me da la palabra jinete, y borrascosa por el  fenómeno.

1,2,3

Vamos allá.

Gloria ha pasado

y ahora voy yo.

Tengo que cruzar el barranco

levantando los pies.

Quiero hacerlo,

pasar al otro lado y contarlo.

Lanzo a mi perros

Dominador y Subordinador al galope

mientras me aferro a la bicicleta.

Deseo describir a Gloria

arrastrándome a toda velocidad al otro lado del barranco.

Pero nos vamos hundiendo la bicicleta, los perros y yo.

He calculado mal la profundidad

y la larga distancia de la explanada de arcilla,

hasta el barranco desbordado por Gloria.

Mis perros combaten alegres contra el agua con las patas.

Hasta que lanzo como un ancla mis piernas al fondo.

Se hunden hasta las rodillas.

Damos media vuelta.

Viramos contemplando las negras paredes del barranco.

Su garganta vomita suciedad y agua turbulenta.

Nos vamos con el alegre movimiento de las colas de los perros.

que chapotean como hipopótamos.

Se han convertido a causa de Gloria en hipoperros o perropotamos.

Yo quería enseñarles la nieve.

Oh Gloria, fría Gloria,

Vall d´Uixó no tiene cumbres para coronar Gloria su blancura.

Solo barrancos que cruzamos como jinetes después de una tormenta

buscando:

Gloria.

Angelillo de UIxó.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cal en el corazón,

Silencio desde la cruz.

Sal en la sangre.

La policía borda arco iris en sus chalecos.

Para acompañar a los cuarteles

A los que persiguen aullando,

en todos los rincones de su vida.

Por poner flores a sus fantasías.

Hay que acompañar  hoy por hoy,

Unos policías

A gays, lesbianas y transexuales,

a otros policías.

Para que la voz varonil de los cuarteles,

No ahonde como un cuchillo ,

sobre la   herida abierta,

del mordisco del odio.

 

****

Ayer , una parte pequeña de la policía local de vall d´Uixó simpatizó conmigo, y yo, simpaticé con una parte pequeña de la policía local.

Estaba sentado en un banco de la calle frente la biblioteca. Descansaba pensando con pesar que tenía que estudiar, buscar trabajo, sacarme la vida laboral que me habían pedido  cierto sujeto empresarial, interesado en saber que había hecho a lo largo de mi vida. Un policía se dirigió hacia mí, no para pedirme la documentación, ni para detenerme, sino para tenderme la mano e invitarme a una charla de una nueva asociación de la policía LGTB. Le prometí  que entraría a la conferencia, ya que me interesaba esta charla mucho más que estudiar la maquinaria agrícola, obtener mi vida laboral, buscar trabajo. De este modo acompañé al agente, no sin antes hacerle una confesión:

-¿ sabes que me acusan de incitar al odio y de delitos de odio, los mismos que vuestra asociación y como policías perseguís?.

 

El policía se extrañó, ya que conocía mi rocambolesco caso, como todo el pueblo de Vall d Uixó , y le quitó hierro al asunto. Si su labor , entre otras cosas, iba  a ser ayudar a las víctimas del delito de odio,  bastantes nerviosas a la hora de   presentar una denuncia en un cuartel de la guardia civil, explicando que son homosexuales, transexuales…. la verdad,  es que estoy seguro que este cuerpo policial lo haría muy bien, porque si a alguien como yo , acusado de incitar al odio y delitos de odio, aunque en mi opinión, en la de mucha gente, soy más víctima de  odio que  un agente que lo prodiga, aunque eso ya esta en manos de un juez, pero que asociaciones y policías  que luchan contra el delito de odio y me conocen,  no vean claras esas acusaciones me tranquilizo bastante.

En la charla explicaron los estatutos de la nueva asociación, invitaron a la gente a unirse, se explicó el delito de odio en materia de orientación sexual.

En el punto de ruegos y preguntas, fue el momento de mi intervención. Espero que esta fuera afortunada, a la vez que crítica. Ante todo reconocer el valor que hay que tener de estos agente  de salir a las calles con el uniforme de policía local , y un chaleco arco iris en un pueblo medieval como Vall d´Uixó.

Mi gran duda,  que espero que no ensombrezca , sino que aclare, versaba en la orientación hacia el delito de  odio. En mi opinión, no  está solo en el fanático internauta que insulta, amenaza, o arremete a alguien por su orientación sexual, motivos religiosos,  ideológicos, raza… Sino el mayor peligro proviene del estado. Un estado como el actual estado español, que es racista, convertido en la máxima maquinaria  de engendrar odio y delitos de odio, como lo provoca deliberadamente  en los CIEs.   Financiadas, patrocinadas, construidas, inauguradas por el estado Español, que son verdaderas cárceles racistas donde se tortura, incluso se llega a la muerte. Pues el delito de odio no es solo por orientación sexual, sino que es también por motivo raciales. A parte de esto, el estado se justifica de sus delitos  permitiendo, becando, aplaudiendo a toda una propaganda mediática contra inmigrantes, pobres, comunistas…  curiosamente estos no son acusados de incitar el odio , como a los mejor un titiritero sarcástico que quema la sangre de algún cacique provinciano o de capital.  Sobre el  colectivo LGTB,   pese a la propaganda oficial del régimen, donde hasta la derecha   está a favor de este colectivo, y en contra de su discriminación, podemos comprobar por esta asociación de policías LGTB, que una gran parte de la policía mantienen una posición ambigua,  o por lo menos poco sensible  con las víctimas de estos delitos.

Incluso puede darse el caso, que estos policías tengan que coger la denuncia de un católico de vall d´uixó por delitos de odio contra una acción cultural del colectivo,  si por ejemplo hacen una profesión y uno de ellos lleva una camisa con Cristo dando un beso a un guardia civil en la boca.

Tan sangrante es para el que pretenda tener una conciencia sana, tanto la persecución de homosexuales,  como las frecuentes torturas a inmigrantes y presos políticos en España, o la encarnizada caza de brujas de raperos, twiteros, etc.

Todo esto me lleva a ser crítico desde la simpatía y el afecto por esta policía local, ya que trabajan dentro de este estado, con las reglas de este estado, donde la pregunta es:

¿ podemos de verdad confiar en su justicia, o es más fácil que se ponga de parte de los persiguen homosexuales, agraden personas migrantres, queman comercios de musulmanes y pintan esvásticas en las calles ?

Amablemente revolvieron mis dudas de una forma precisa, donde no hay duda de que su labor va a ser importante y debe ser apoyada.

Angelillo de Uixó

 

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Dios ha muerto, bien.

Pero nosotros también.

No puedo llamar a las puertas del cielo, No.

Ni tampoco al corazón de los hombres, No.

Todo es líquido y ausente.

La vida está  cerrada como la muerte.

Me aguanto y desespero.

Como un ruiseñor en su prisión cantando a sus ausencias.

Su triste voz alegra a quien la escucha.

Me desespero.

Angelillo de Uixó.

cancionero para olvidar la ausencia.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

Cancionero para Olvidar la Ausencia.
I
Recordar nuestro encuentro,
con el aroma de la madera del bosque y el taller.
Y en los libros recordar,
defender el sudor del trabajo y la dignidad.
Cada vez más ausentes.
Todo se hace lejano.
El trabajo, la dignidad, los bosques,
Los estudios, los encuentros.
Angelillo Uixó
Al breve encuentro de prácticas de un ciclo de estudio semipresencial.
II.

del blog CIEsNo

MIGRANTES – Deme Orte #CIErraloConArte #CIEsNO

Emigrantes que dejan su tierra,

su familia, su hogar y su pueblo.

Emigrantes que huyen de la guerra,

La violencia, el hambre y el miedo.

Emigrantes que buscan salir

del pozo de la miseria, de una vida sin futuro.

Emigrantes que sueñan un sueño

de otra vida de paz y bienestar, de trabajo y dignidad.

Migrantes que caminan sin desmayo

travesías peligrosas, penosas, mortales.

Migrantes por desiertos y rutas hostiles,

pies destrozados cargando su mundo a cuestas.

Migrantes navegantes en mares terribles,

náufragos en aguas asesinas,

Migrantes trashumantes, nómadas, fugitivos buscando refugio…

Inmigrantes en tierras diferentes a las suyas, siempre lejanas.

Inmigrantes en culturas y lenguas extrañas, con gente diversa.

Inmigrantes rechazadas, ninguneadas, acosadas, amenazadas, secuestradas, encerradas, violadas, expulsadas…

Emigrantes, migrantes, inmigrantes,

al fin y al cabo, personas.

Hermanas y hermanos de la misma familia humana,

Os damos la bienvenida como nuevos vecinos.

Nuestra casa es vuestra casa, si es que hay casa de alguien.

Todas vamos y venimos. Al fin y al cabo estamos de paso.

Somos la tierra de donde venimos,

la tierra que pisamos

y la tierra a la que vamos.

No dejamos de ser quienes somos por cambiarnos de sitio,

pero nos cambia la vida.

Somos la lengua que hablamos, y las lenguas que escuchamos.

Nos vemos en los ojos que nos miran.

Nos encontramos en los abrazos que nos esperan.

Somos raíces que vuelan

y alas que arraigan.

 

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional. Poema segundo  migrantes autoría Deme Orte

 

 

No pudo ser,

un pesebre pobre y escarchado,

el del Mesías.

Sino un mero decorado navideño,

con tres reyes haciéndose publicidad.

Pasaron por toda Galilea caritativos,

con oro, incienso y mirra en su alforjas.

Ignoraron pesebres llenos de cunas de hambre.

A latigazos espantaron a la plebe de menesterosos,

que salieron a recibirlos.

Pues si la estrella de Belén anunció el camino a los tres reyes.

Los Pobres de Galilea, ya sabían la hora y día,

en que llegaría la cabalgata de los tres reyes,

y  con lo que cargaban.

Al final, todos aquellos regalos,

fueron al Belén de María.

Y muchos vecinos se alegraron del premio del Niño,

que tocó en aquel pesebre de Belén de  gente necesitada.

Los Reyes se fueron encantados de que todo fuera tan bien.

Volvieron a sus reinos y a sus negocios,

sintiéndose mejor y más amados por su pueblo.

Angelillo de Uixó.

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.