Archive for the ‘cuentos, poemas,, distopías para refugiados’ Category

 

Dominador era un perro de una camada del poblado de yonkis entre el barrio Campanar de valencia  y el pueblo de quart de Poblet . Había crecido en el cauce del Turia entre cañas, avisperos, plásticos,  yonkis, chabolas y un paisaje desgastado, degradado, vicioso, arruinado y abrupto. Su dueño era Manuel el bizco, que antes de quedarse bizco  y manco de un chute, era un prodigio de la guitarra. había tocado la guitarra en un grupo local llamado los jardineros mecánicos con posibilidades de haber sido grandes. Sin embargo, Manuel , que era el único verdaderamente creativo de la banda , termino en el mundo de la droga a los 27 años. La misma edad en que se suicidó el líder de Nirvana. La droga anuló por completo su oído de un forma muy rápida , y la banda sin este talento se disolvió .  Manuel tenía 30 años, y un cuadro de trastorno maníaco bipolar, cuando un día buscando chatarra cerca de su chabola, encontró entre las cañas a una camada de perros recién nacidos. Los miró desconcertado y sin saber que hacer. Repleto  de sentimiento contradictorios que le hicieron romper llorar sin comprender el porqué se conmovía ante esa escena formada por una  bolita de perros amontonados unos sobre otros para proteger sus cuerpos y darse calor mientras gemían lastimeramente. Toda la ternura de la naturaleza, se desplegaba ante sus ojos grises entre las cañas, y vencía a cualquier sentimiento duro o cruel que pudiera albergar algún ser vivo del planeta. Sin saber si su madre volvería, decidió irse y volver varias horas después, casi al atardecer para ver como estaban. Los encontró en la misma posición pero mucho más desesperados en sus gemidos.

Me extraña que no este la madre- fue lo que pasó por su caótica cabeza observando con lágrimas en os ojos a  los perritos , pues siempre que los veía formando esa bola unida llena de calor y ternura, quizás por alguna asociación con la vida que dejo atrás, lloraba.Sin pensarlo más,  cogió a todos los perritos metiéndolos en su camisa que se quito, y se los llevo a su chabola dentro de este improvisado atadillo.

Habrá que darles de comer- pensó al dejarlo sobre el suelo de tierra de la chabola. De forma instintiva se desataron el él sentimiento de protección hacia los animales.

De este modo, salió en busca de comida por una senda llena de hierbas secas y amarillas, que discurría por un talud sobre el río turia. Manuel llegó en el ocaso a la parte urbanizada del barrio Benicalap. Llamó a la persiana de un casal popular , y Xavi del señor, un punky de treinta años licenciado en farmacia  salió.

¿qué pasa Manuel? le saludo afable Xivi del señor abrazando a Manuel.

Este le contó lo sucedido abrazado a Xavi.

Me he encontrado unos perritos recién nacidos. Necesito ayuda Xavi.

Hostia Manuel- exclamo Xavi que entro al casal popular donde en un sofá escuchan música un grupo de chicos y chicas.

eh tíos, Manuel tiene una camada de perritos. Vamos a verlos- grito.

Una chica menor de edad, larga melena rubia, ataviada  con las ropas raídas que dejaban ver su carne joven y blanca por la que se le había escapado la virginidad  con una chica en la primera pubertad para desesperación de sus padres adoptivos  empezó a aplaudir entusiasmada.  Morgana que es como le gustaba que le llamaran aunque su nombre era Rosa, bajo sus finos,largos y sensuales  labios pintado de negro sonreía, cosa bastante inusual en ella que lamentaba estar viva pese a tener quince años.

¿ qué comen los cachorros, sangre?- pregunto irónica.

El grupo pensó, y un gordito con camiseta de Iron Maiden contestó frunciendo el ceño.

Creo que leche con cacao.

Hay nocilla entre el ponche y una natilla- Raquel entre la barra iban sacando los escasos alimento que había entre docenas de botes de cerveza.

¿ Natillas?- preguntó extrañado Xavi del señor, que sacó su cartera del pijama amarillo que vestía para comprar leche en polvo  para perros.

De este modo, desde Benicalap fue el grupo cantando por las sendas torcidas de los sucios cañares olvidados, como los campos de naranjos secos y tristes cubiertos de malas hierbas.  a su izquierda se divisaba el campanario de Quart de Poblet, y a la derecha tras el cauce del río turia se divisaban los edificios de los barrios obreros de Valencia. la Valencia gris y de cemento. La de esa nueva raza de trabajadores con coches y muchas más cosas de las necesarias para vivir que el sistema  les proporcionaba para que produjeran como esclavos. EL ruido de los carriles repletos de coches, camiones , autobuses llegaba hasta ellos, envolviéndolos en una burbuja vertiginosa de la que querían salir, pero que seguramente, no podrían. Tan  avanzado estaba el sistema y herméticas su exclusión absoluta. Solo la muerte daba paz. solo la depresión consuelo. solo la rabia y la ira, daba algo de esperanza.  Entre los edificios de la capital del turia  las hormigoneras no paraban, y las grúas  asomaban sobre los tejados repartiendo sus cargas para terminar de verter hormigón sobre algún solar de tierra de huerta que aún quedaba. así, el grupo de adentro por el poblado de yonkis respetando las reglas al pasar. Había hombres y mujeres con los ojos en blanco en cuclillas pinchándose los brazos, o en los pies. Excrementos humanos mezclados con tierra en las puertas de las chabolas, y un fuerte olor a vómitos y orines.

aquí es, les dijo señalando su caseto Manuel.

al entrar vieron a los perritos.

Que monos- exclamó  Morgana que cogió uno de ellos y se lo puso en la boca, y luego, sin darse cuenta en el pecho.

Será mejor que nos lo llevemos, les buscaremos un hogar- comentó a Manuel Xavi del señor, Manuel dijo que si con un gesto de la cabeza.

Pero antes les daremos comida- ordenó xavi.

Xavi preparó leche que compró en una farmacia de paso. los animales la devoraron impacientes con los ojos cerrados.

ahora nos los llevaremos- ordeno Xavi.

Este me lo quedo. cogiendo uno Manuel lo llevo consigo y lo apretó contra si con miedo a que se lo quitaran. El resto del grupo a su pesar interpretó que sería mejor dejarle el animal.

Esta bien- le dijo Morgana con tristeza, pero cuidalo bien. Toma la natilla y la nocilla. Es para ti.

Te dejo la leche, tendrás para dos semanas por lo menos- le indicó Xavi.

así fue como se quedó a Rata que es como llamó a esta perra Manuel por su pelaje gris.

Rata tenía mucho de husky, sobre todos los ojos, de un azul intenso. Sus patas eran blancas, pareciendo que calzara  unos botines. Su pecho era también blanco, pero el resto de su cuerpo era canoso, de un gris salpicado con pelos blancos. Rata se hizo sana y robusta. Creciendo libre y salvaje por el lecho del turia. Vivía de la caza de conejos que eran muy abundantes entre la maleza del río. Los fardachos, unos lagartos de casi un metro de color verde y amarillo, también formaba parte de su dieta. a veces, por el lecho del Turia caza hasta corderos que habían robado los yonkis, pero que en los corrales que improvisaban se escapaban acabando aturdidos y desorientado por el cauce del viejo río que había conocido siglos mejores, cuando por él , en vez de corderos perseguidos por perros había truchas, anguilas, carpas, barbos. Las gallinas también eran frecuentes en la dieta de rata. pasaba lo mismo que con los corderos, que después de robadas se les escapaba a los yonkis de sus corrales improvisado con palets, plásticos y cuerdas podridas. De este modo era fácil para Rata cazar a estos animales de corral que deambulaban perdidos. Se podía decir que Rata era la que mejor comía de todo el poblado yonky. Incluso una vez que robaron una vaquilla los yonkis para torearla,  se les escapó tras cornear a varios de ellos que necesitaron muchas drogas para reanimarlos. La vaquilla acabo deambulando por el cauce del turia perseguida  por  varios perros, entre los que figuró en esa jornada de caza canina histórica rata , en una orilla se la comieron en una semana más de una docena perros.

Al cabo de un año de vida, Rata pesaba unos 30 kilos. Era un animal noble, fuerte, ágil y tuvo su primer celo. Un pastor alemán viejo, ciego y cojo. Llegado por allí como tantas almas extraviadas no se sabía porque vía, la preñó. Dos días después murió atropellado este perro de gran altura y de buena raza, pero que debió sufrir lo indecible en el mundo de los hombres hasta acabar atropellado ante los ojos de Rata que lo sacó de la autovía y lo bajo el cauce del río moribundo. aunque no pudo hacer nada más por él. Durante una semana estuvo en la chabola muy triste y traumatizada con esa escena.

¿ qué te pasa Rata?- le preguntaba sin cesar Manuel preocupado sin comprender el motivo.

al cabo de una semana, rata volvió a salir para cazar. Su habilidad en esta materia parecía no tener límites. Incluso una tórtola consiguió capturar ese día entre las cañas y juncos de un charco verdoso con algo de aceite de motor y gasoleo. Su barriga empezó a hincharse, muestra visible de la gestación que estaba llevado a cabo, y por su cabeza de perra sentía una gran satisfacción, como las mujeres. ¿ Era egoísta rata  en pesar en su felicidad sin contar con el sufrimiento que iba a desencadenar en las vidas que iba a dar a luz? Evidentemente, desde un punto epistemológico si debemos concluir que si era egoísta rata, debido a que la naturaleza es mucho más egoísta que el mundo de los hombres.

Por aquel entonces rata empezó a buscar alimento río arriba. se adentraba por el cauce hasta el final de las chabolas donde había una barraca conocida como la barraca del tío Samuel. El tío Samuel era un agricultor ecológico arruinado por el ayuntamiento de quart, que sufrían sus concejales, sobre todo el de empleo y le de turismo lo que se conocía como agrofobia. Los socialistas odiaban la agricultura porque querían impulsar como fuente de riqueza el turismo,  el ocio, y los festivales de música. El resultado fue el desmantelamiento del sector productivo, de la agricultura, consiguieron aumentar la prostitución hasta de menores, y las drogas  proliferaban por ser compañeras directas del  turismo.  cientos y cientos de vecinos de campanar, benicalap, quart de poblet, marchalenes caían en ese desgraciado mundo,  ante el descontento por el desempleo, el caos de los valores, la inhumanidad en los tiempos de la abundancia. El  tío Samuel  era un afectado directo de esta políticas. Le habían quitado su bancal de tierra expropiado para poner un cartel dando la bienvenida cerca de la autopista a los turistas dentro de un área de servicio. ahora Samuel, un hombre aún joven de cuarenta años cultivaba sobre unos ribazos llevando el agua a cubos de los charcos que formaba el río turia.

Vivía en una barraca sin agua ni luz. La barraca no tenía puerta. Solo una cortina separaba el exterior del interior,  pasando a un único espacio amueblado con una silla de esparto, una mesa con hornillo para cocinar, un colchón para dormir. En las esquinas había cajones con productos del huerto: patatas, cebollas, lechugas. En otro rincón estaban sus pobres utensilios de labranza. Una azada, un rastrillo, un pico y una sierra.

El día en que rata se acercó allí Samuel estaba cocinando olla de acelgas.

El animal lo miró con sus intensos ojos azules a unos cien metros de distancia, sin atreverse a acercarse más. La caza había sido mala ese día. Rata empezaba a notar las fatigas propias de su estado.

El tío samuel la miró con simpatía conmovido por su belleza animal.

Ven- la llamó, pero Rata no se movió.

¿ Tienes hambre, verdad? adivinó mirando el aspecto del animal.

¿  a que eres uno de esos perros de los yonkis?

Rata seguía allí,  y el tío  Samuel acercó con un plato con comida.

Rata retrocedió varios metros y  Samuel también, al hacerlo rata avanzo. mirando a samuel  preparada para corre ante cualquier movimiento de este comió vigilando sus gestos.

Poco a poco Rata se acostumbró a acudir  a la barraca del tío Samuel.

El josele, un merchero de quince años ojeador de marihuana llamó a Manuel el bizco que no paraba de toser sangre desde hacía dos semanas.

Manuel, he encontrado una casa llena de macetas de marihuana. Solo hay que saltar la tapia. Es asunto fácil, ponemos una escalera esta noche y la agarramos.

Los ojos de Manuel brillaban  de entusiasmo al mirar sobre la blanca tapia al claro de luna un patio  de Benicalap lleno de macetas de maría. había tres docenas de plantas cogolladas. De repente , apareció un coche patrulla por la calle. EL josele dio un silbido y Manuel se tiró al patio mientras Josele quitaba la escalera que tumbo en el suelo para salir corriendo. Manuel empezó a coger la marihuana. Una vez termino pensó en como saltar. La tapia media más de tres metros, y no había nada que sirviera para escalar. Empezó a llamar al Joselé muy bajito:

Joselé, Joselé, joselé.

tira la escalera. venga josele.

Luego cada vez más alto, hasta que salió del piso un neo nazi con un bate de béisbol.

Allí termino Manuel, apareció semanas después en el cauce del río. nadie investigo su asesinato. Todos sabían quien había sido. Pero este neo nazi traficante era colaborador  policía local de la comisaría de Benicalap.

Rata estuvo esperando varias semanas a su dueño en balde. Por las noches, aullaba desesperada. En el casal popular de Benicalap se hizo una batida para buscar a Manuel. Incluso se pegaron carteles con su foto poniendo se busca. Cuando lo encontraron muerto causo una profunda conmoción en campanar, benicalap y quart de poblet . sobre todo cuando se averiguó gracias al Josele que lo había matado un nazi protegido por las fuerzas del orden publico. Rata entre tanto  se trasladó cerca de la barraca del tío samuel. Este  se hizo afectivamente con el animal, incluso se dejaba acariciar por él. Finalmente un día hizo un gran agujero detrás de las espinacas y parió once perritos. Eran tricolores la mayoría.  Había tres que eran iguales, pero el resto eran la cosa más desigual   que hubiera visto Samuel. Los había con ojos de varios colores, así como tamaños. Samuel empezó a repartirlos como podía. tenía problemas para darlos, cosa que no hubiera ocurrido al difunto Manuel.   Manuel los hubiera dado en una hora, pero para Samuel era un problema muy grande. En la biblioteca de campanar puso anuncios, tanto en papel como por internet. Así pudo dar incluso a Rata. Durante un año y medio estuvo dando perros. Seis salieron los primeros siete meses. Luego el ritmo de adopción fue bajando. El carácter de los perros era también variado. Había varios muy dóciles y otros que eran casi lobos. La lucha por el alimento y las penurias económicas, el aislamiento al que estaban sometidos por no tener documentación marcaron  su desarrollo. al cabo de dos años le quedaba tres. Dos de ellos eran de los de peor carácter, así era el caso Dominador, y Subordinador, dos perros tricolores, semejantes a un husky moreno, y Senegal de vall d uixó que era el perro más dócil y tranquilo del mundo. Este último, se lo dio a una mujer de senegal de benicalap que venía de un pueblo de vall d´´ uixo para cubrir una oferta de empelo que no prospero. Esta mujer acabo en la calle con su pareja y su hijo. La  policía la raptó, violó y deportó.  Al chiquillo lo metieron en un centro de menores y al marido en un cie. El perro volvió a aparecer a la barraca de samuel traumatizado después de ver los crímenes perpetrados  la policía. allí se tumbó y empezó a gemir durante días. Samuel no tuvo fuerzas para echarlo. Después supo lo ocurrido, como todo el barrio. Los tiempos era cada vez más fascistas y la policía no iba a perder tajada e impunidad para   llevar a cabo sus deseos sádicos que ocultaban bajo ese aparente respeto a la ley, que no era otra cosa que la llamada a la selva. Y la selva estaba en todos los sitios. En la cabaña del tío samuel crecía la preocupación de que la policía le denunciara por no tener los papeles en reglas. De este modo, los perros mientra los iba dando en adopción crecieron encerrados y como una camada salvaje. Lejos quedaba la libertad y nobleza de su madre. Las peleas entre ellos eran frecuente,  especialmente entre dominador y soborninador para ver quién mandaba sobre senegal de vall d´uixo. Así pasaron tres años de clandestinidad canina, sin tener contacto con otros perros más que dentro de su propia camada endogámica. Fueron tiempo para la camada  marcados por el hambre y  la miseria,  con cosechas de las que dependía samuel cada vez más escasas por el cambio climático, la desaparición de charcos con agua que filtraba el turia, y la escasez de tierras fértiles que eran hormigonadas. Al estar encerrados por miedo a la policía ya no podían comer de la caza como su madre rata, que había acabado adoptada por una familia de  clase media de Manises y se había hecho gorda y perezosa, a parte de quedar esterilizada.

Samuel que era fiel a sus ideas, se negaba a abandonarlos. Con mucho esfuerzo, al cabo de más de tres años consiguió ponerlos al día en cuanto su documentación, ahorrando hasta de su propia dieta y la de sus compañeros, a los que pedía un esfuerzo comprensivo  cuando les daba chusco de pan para pasar el día y se peleaban. El para tranquilizarlos les decía en el reparto del chusco :

Hay para todos, no os peleéis, hijos míos, hay alimentos para todos.

Pero dominador y subordinador le quitaban el pan a senegal que era el más débil.

sin embargo, el bueno de samuel, a escondidas le daba migas, acelgas, lechugas, rábanos, peladuras de patatas, que llorando comía el pobre senegal vigilado por dominador y subordinador.

Estos fuerzo a costa de la salud y el estomago, dieron su fruto y nunca la ley brilló tan hermosa en el cuello de tres perros, en cuyos collares colgaba el censo del ayuntamiento de valencia.

Ahora Samuel podía pasearlos con libertad, aunque esta fuera una trampa que muchos no comprendían y se negaban a creer que vivían en un estado policial de vigilancia que se desarrollaba en el reino de España bajo la monarquía de Felipe VI y le gobierno más atrasado de la historia del País.

EL tío Samuel no sabia muchas cosas, ni leía la prensa, para verificar que españa era un estado fallido fascista, pero comprendía que la mente de un perro que ha  pasado necesidad, encierros, y una vida repleta de injusticias y peleas, el enfrentarse a las relaciones su propia especie de ponto era un proceso   complejo. De este modo Samuel paseaba a sus perros incluso con bozal por el cauce del río. De vez en cuando buscaba lugares donde era posible encontrar algún perro con el fin de que se acostumbrara a relacionarse con otros congéneres.

Desgraciadamente, la sociedad humana estaba echada a perder. Y había como anarquistas lumpen que votaban a la derecha que creyéndose superiores al resto de seres se hacían acompañar de perros de presa con el fin de demostrar de lo que carecían, algún tipo de poder. De este modo, paseaban con esos perros sueltos, y sin bozal indignados con el mundo por no tener empleo y vivir de los 420 euros del estado. Ninguno se decía así mismo:

soy basura blanca, soy un canalla, no merezco vivir, soy  un español miserable. Merezco que me escupan los moros al pasar.

Este ejercicio de autoconocimento, o de autoconciencia no existía en ellos. Pero  si querían que lo tuvieran sus animales para que no mordieran cuando deseaban que mordieran. Un día cerca de la ermita de san Antonio entre benicalp y campanar tuvo la siguiente escena. Samuel caminaba tras pasar el día trabajando en su huerta. paseaba en el ocaso acompañado de dominador, al que soltó con el bozal puesto por un descampado solitario. de repente, tras unos algarrobos se dio  con la sorpresa de un perro de presa, un stanfort américa  tres veces más grandes que Dominador. Iba  suelto , sin bozal y con su dueño mirando con las manos en los bolsillos. Dominador y el perro de presa se lanzaron al ataque al verse. El bozal de dominador chocó con la mandíbula del perro de presa que se lo arrancó de cuajo. los dos perros se golpeaban con las patas delanteras moviendo a un lado y otro la cabeza, buscando un lugar para morderse. Estuvieron así casi un minuto. Dominador esquivó la cabeza del stanfort y clavó sus dientes tras el cuello, luego soltó rápido para alejarse a atacar   en las patas delanteras animal que se bloqueo sin poder comprender como un perro tan pequeño le estaba ganando. Dominador empleaba técnicas de perro de camada en su lucha casi parecidas a los lobos. Luego dominador  se alejó y saltó sobre su lomo para  engancharse de las piernas traseras del stanfor .  Entonces su dueño, comprendiendo que su perro estaba perdiendo en la pelea acudió rápido chillando a Samuel como si esta fuera el culpable:

que me muerde al perro.

El tipo este fuera de si, y seguramente por ser un cobarde iba acompañado de una vara con ella  empezó a pegar a dominador.

Samuel comprendiendo el riesgo que la situación acarreaba para todos ellos , y que podían acabar en el calabozo si agredía a ese hombre. Sintió asco de ver como le pegaba a su perro con un bastón, pero se contuvo. Al llegar hasta los perros  le pidió al tipo  que dejara de pegar sádicamente a su perro.  dominador  aguantaba los golpes del bastón quieto mientras el stanfort estaba jadeando tumbado boca arriba bajo las piernas de su amo que lo chafaba.

Me pareces un sádico- le comentó Samuel al tipejo ese,  que agarró su perro y se lo llevó humillado personalmente.

Vamos dominador a la  barraca, no hay libertad para nosotros ni bajo la llamada de la ley. La única ley que conocemos es la ley del socorro.

Angelillo de Uixó. una historia basada en diferentes hechos reales.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

DSC00334

 

Prólogo al poema nacido en una ventana que da al barrio de silencios y leyendas nacionales de texas, vall d´uixo. Elogios en las paredes a la patria. Defensa territorial del gueto: Ni uno más, España 2.000. Cruce de esvásticas en los templos Jehovanos. La primera educación en texas:

Cerillas en las manos de unos niños hispanos que juegan a hacer una hoguera en un descampado de tierras de PAI lleno de basuras y hierbas secas. amontonan una rueda, palos y hierbas. El fósforo entre los dedos chisporrotea ,y de entre ellos sale disparado el palito cuya cabeza fosforica  esta envuelta en llamas que prende la hoguera. Fiestas y voces, bailes con duende que evocan la atención  de unas ancianas con perro chiguaga que se pone impertinente. Los chiquillos se esconden riendo detrás de un cuadro de maniobra de farolas roto observando como el humo negro sube varios metros. Un coche aparcado con unos hombre apoyados abren el maletero y sacan unas mantas. Preparan el equipo anti incendios. Las botellas de litro de agua. rebuscan en el suelo y encuentran botes de pintura vacíos. arrancan el coche y van a la fuente a por agua. La patria de texas se salva. Solo queda un hilillo de humo. En el parque dos parados de cuarenta años que han visto la escena apoyados a una pared comentan la jugada.

Parado 1.

Tienen duende esos chiquillos.

Parado 2.

Yo a su edad que había quemado mi casa.

Parado 1.

Tenían que haberlo quemado todo.  Esta lleno de hierbas.

Parado 2.

La culpa es del ayuntamiento.

Parado 1.

Deberían contratar parados para limpiar el monte.

Parado 2.

Es una vergüenza como esta el barrio.

Parado 1.

La culpa es de los inmigrantes que son unos guarros.

Parado 2.

Y del ayuntamiento que les da de todo. Ellos son los que los ha traído aquí. antes no había. ahora que se los lleve.

Unas menores de edad con tatuajes en los brazos, ligeras de ropa y acompañadas de mayores de edad dan palmas y cantan flamenco alrededor de los muchachos con aires de chulos y vagos. En la vida han trabajado y tiene de todo, hasta un duende que les protege.

 

Desgraciados duendes.

Y sé que un duende nos hace felices,

cuando somos cada día más desgraciados.

Por qué hemos sido colonizados.

Hay un hombre que arde al abrir el telediario,

en la embajada de Tanzania

para mostrarnos el arte de la paciencia con su cuerpo en llamas.

Otros que huyen de la guerra y se hunden en pateras.

Pero un duende desgraciados viene a hacernos felices.

Las ideas son un disparate.

Las voces que escuchas a tu alrededor son un sin sentido,

como en un naufragio,

o las del alguien lanzado desde la azotea del un edificio.

Y opinas que más puede ocurrir.

La democracia es cristiana,

resignación ante las desgracias.

la vida es la ciencia de un duende que te hace feliz.

Puedes creerte que estás vivo.

Si piensas que ha sido  culpa tuya fracasar.

Pero es obra de un duende desgraciado,

que te hace creer en ti.

Angelillo de Uixó. recordar inmigrantes, los españoles son los más guarros donde los hay en el rellano lo ponen todo perdido, y luego siempre están criticando al moro vecino de cochino.

 

 

 

 

 

Carmina burana del alba.

 

Jornada Primera.

Año 2017 en Venezuela.

Los acontecimientos en Venezuela dan esperanza a los oprimidos con un salto hacia delante en la historia para no dejar abandonadas a su suerte a todas aquellas personas que han sido inexistentes para los anteriores gobiernos y para la propia historia de venezuela.

Año 2017 en el reino de España. Podemos comprender y justificar mejor que en Venezuela a Nícolas Maduro, pues ya paso por aquí la oposición venezolana, y ahora están en el poder los que quieren acceder al trono de Venezuela. En España, la ciénaga que  gobierna, cuando se hizo con las riendas del poder no tardó en desmontar las conquistas sociales, mandar detener a manifestantes, torturar a opositores, vigilar, controlar, amordazar al pueblo, evitar las urnas. algo como no se conocía desde el fascismo, que es la cuna y el alimento de estos , como de la oposición venezolana.

Los oprimidos, los desposeídos, en la orilla de España y Venezuela, embolsados millones y millones de personas dentro un anillo, a merced de los acontecimientos, escucharon al Ángel de la desesperación, . Este les infunde esperanza  y moral para realizar su devenir histórico en el que están inmersos  dentro de un embrión que deben romper para desarrollar su vida, como así había sido destinado todo ser.

El Ángel de la desesperación, se presenta rodeado de cadenas entre sus alas, con mordazas colgando del cuello. Su grito aterra a los que esperan sufriendo y violenta a los que mandan. Entre sus manos lleva el santo Grial de la esperanza. En este grial que muestra, está escrito en nombre Nícolas Maduro. Fanfarria de trompetas le preceden.

” Ya han despertado las fuerzas de la ciénaga, dispuestos a arrojar el pan de los niños al lodo, a desnudar a las mujeres, a esclavizar a los hombres, a someter la vida comunitaria a los intereses del capital.

Las pezuñas de sus caballos negros sangran por donde pasan, y atraen con su canto todas las crueldades del mundo al ejército de la ciénaga que les acompaña.

La única defensa es la muerte.

Levanta Venezuela la espada y húndela en la cabeza de serpiente de la oposición. Por España ya pasaron. Hundiendo la ibérica legión en el barro.

Oprimidos de España, ejército de excluidos.

Alcemos nuestra bandera de la derrota, de la desmoralización.

Levantemos nuestros corazones en defensa de la vida.

Largos años llevamos sepultados en este mundo, esperando que alguien nos una.

Ese día ha llegado con un hombre que desafía el orden interncional.

Su nombre es Nícolas Maduro.

Pues él y su pueblo son uno, aunque los quieran dividir.

Pero él los une como el santo grial dando fe y esperanza en el camino del Alba.

Un mañana es posible si no cae Venezuela”

El ángel de la desesperación sacude sus alas con un enorme ruido atronador de cadenas, que se propaga como si sonaran  miles  y miles de hierros, poleas, engranajes, en ese mismo instante, sonando por todo el mundo. al que le siguen como reacción, los gritos de los oprimidos, los lloros de las mujeres, de los niños, de  los indígenas, incluso de los animales y las plantas. Toda su energía empieza en ese instante a unirse para defenderse ante la inminente batalla.

Angelilo de Uixó.

 

 

 

 

 

 

 


https://www.youtube.com/watch?v=6WsRSCgPDY4

Avenida Juan XIII dirección Camp nou. Grandes muros de ladrillo caravista con murales pintados donde se representa al Papa soltando palomas y curando leprosos en la Malvarrosa, también se representan  los rostros de los jugadores de fútbol catalán , y alguno que otro pidiendo la liberación de los presos políticos del estado español. Las filas de coches  se van quedando atrás al igual que las acacias de las aceras mientras el autobús turístico avanza. algún flash se dispara desde  los asientos. El autobús sigue su trayecto en silencio hasta que al girar en una esquina un grupo de encapuchados anticapitalista lo detienen. De forma rápida y coordinada pinchan una rueda y pintan en el parabrisas un cartel informativo para turistas que los trata con seriedad:
El turismo mata nuestros barrios.
Los encapuchados se retiran realizada su revindicación. Rápidamente llega la policía y la prensa, y el conductor un hombre parecido a Elvis llama a la empresa contando lo ocurrido.

No te preocupes Elvis, ahora enviamos otro autobús, diles algo a los  giris. Por cierto ¿ qué son?
Elvis responde mirando desde el retrovisor a la gente que parece dormida:
Un paquete de ingleses de la tercera edad.
El administrativo hace un gruñido y se despide.
Lo dejo en tus manos, eres el rey para los turistas.

Elvis que sabe inglés coge el micrófono y se planta ante ellos en silencio.
Las cabezas se inclinan de los asientos sobresaliendo  de los respaldos para que la nuca del de delante no les tape. durante un minuto,  Elvis parece perdido, en blanco, concentrado en que decir. Observa a la gente del barrio asomada en las ventanas de los pisos de protección oficial ayudando a huir de la policía a los muchachos del  barrio. Las puertas de los portales se abren.  se escuchan voces:
por aquí muchacho, y alguna ráfaga  de la policía.
a lo lejos se ve a un mosso interrogando a una anciana que niega con la cabeza.
No, no aquí no hay anti capitalistas. Todos somos clase media.
el mosso insiste sin creerla:
déjeme pasar o tendrá problemas con la justicia.
Pero la anciana obstruye la entrada al portal al mosso con su débil cuerpo.
ELvis empieza a hablar a los turistas:
Miran ustedes con sus ojos fríos nuestros barrios.
Han venido ustedes a esta tierra a llevarse un recuerdo, que ni guardarán en su alma.
No son ustedes conscientes de que están matando estos barrios.
Ahora las fuerzas de seguridad torturarán a esos chicos en cuanto los detengan.
Los pondrán a la sombra durante años. Y los jueces inventarán un nuevo delito para añadir al código penal: delitos de turismofobía, de 5 a 15 años de cárcel y retirada de pasaporte para no hacer turismo en Venezuela . La prensa formará una corriente de opinión a favor del turismo, y una campaña de persecución ideológica extrema, similar a los nazis con quienes los compararan, sobre todo el ABC, contra colectivos, individuos de opiniones contrarias al turismo.
Cerca de este barrio a un hombre le han expropiado las tierras que cultivaba desde hacia generaciones, para hacer una nueva rotonda que conecte esta línea de autobuses turísticos al museo de forma más rápida. así podemos cargar más grupos. Pero ustedes están aquí. Contemplando con sus ojos fríos y azules sentados en el autobús, ajenos a todo. Esperando a que cambien la rueda o venga otro autobús a recogerlos. Vendrá dentro de cinco minutos. Bajaremos todos para hacer el cambio y saldremos  con tranquilidad para terminar el recorrido.
Angelillo de Uixó. dedicado a ARRAN. suerte con los pinchazos.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

 

Guarida de Lacoonte, vieja cueva de vall d´uixo cubierta de chumberas sobre un bancal sembrado de miserias junto al viejo molino de arroz  derruido por un incendio. Paisaje de zona cero que renace una y otra vez cada nuevo día luchando y defendiendo su miseria eterna.

algún poeta o poetisa le canta como esa mañana lo hace Mercedes B. Ibáñez. El poema dedicado se produce antes de que llegará el campesino Ángel con su carretilla y sus garrafas azules.

“Ángel este por lo de las tierras esas que ocupas, ánimo , la verdadera vida es así, no la regada de comodidades.

Tierras por Dios olvidadas,
y tierras que ya no saben
a que sabe un azadón,
tierras ya sin el calor,
de una mano que acaricie
de sus hierbas el verdor,
y a esas tierras vinieron
el Ángel y otros dos más,
con la ilusión en la mente
y teniendo bien presente
que mucho hay que trabajar
y aprovechar la simiente
que siembren en el lugar,
que es propiedad de otra gente.
Suelo perdido en el viento
al que nadie le hizo caso
mientras estuvo parado,
¡pero por Dios qué milagro!
que está puesto a producir,
por cuatro desarrapados!
¡¡¡y no puedo consentir,
que esas tierras son legado
de mis padres para mí!!!

Así funciona este mundo
¡qué lo mío es para mí
aun lo tenga abandonado!
y si veo alguien allí,
saldrá de mí lo inhumano,
¡¡¡todo el que quiera vivir,
qué pague como yo pago!!!”

 

Poco después de este poema llega como muchas veces el campesino Ángel . Se sienta junto su carretilla en un pequeño ribazo bajo la cueva del Laocoonte a esperar a un grupo de personas a las que ha contagiado con su espíritu de cooperativa. Da una nueva vuelta a la palestina que lleva puesta sobre su cabeza  para proteger los  hombros  del sol  mientras espera.

Les he citado demasiado pronto, y más siendo hoy el chupinazo de las peñas en fiesta- disculpa Ángel  a sus amigos con los pies sobre las hojas secas de la higuera que tiene enfrente. Son arrastradas desde hace años a ese lugar  por  el cálido viento  y forman un espeso manto. cuando nota un extraño ruido metálico que baja ladera abajo. Con curiosidad ángel se levanta. al hacerlo varios jilgueros salen volando. llega hasta sus pies un anillo. Lo recoge. mientra lo observa siente una presencia. De la cueva de Lacoonte asoma la horrorosa barba blanca y larga de un viejo con túnica, turbante en la cabeza, una calabaza para beber atada del hombro sobre  un pequeño macuto. Sus ojos brillan como ascuas por la fiebre. De cuerpo alto y delgado. Este misterioso hombre hace gestos amigables hacia el campesino que lo obserba extrañado. Poco a poco va bajando de la cueva por el empinado y casi perdido sendero hasta llegar al campesino al que le habla con voz dulce en un castellano almendrado.

Se me cayó el anillo. La noche ha sido horrorosa en esta cueva. En mi país las cuevas son más acogedoras. He debido perder el anillo al despertar. ¿ me lo devuelve?

extiende la mano y la cierra tirando de ella para si cuando ángel coloca en el centro de su mano el anillo.

¿ Eres tu Bin Laden?- le pregunta el campesino.

EL anciano se horroriza al escuchar eso, mirando hacia todos los lados para comprobar que nadie les escucha . lleva la mano al corazón y exclama un rotundo y perturbado:

No.

El agricultor insiste creyendo que finge y no quiere decir quien es por seguridad:

No te preocupes, no te delataré, ya que cualquiera que simplemente diga tu nombre es cómplice de seguirte. El estado español , con la excusa de proteger vidas las quita a rabiar a cualquiera. Así hasta las personas menos imaginables, son para ellos apologéticos de terrorismo. Impera una psicosis inducida por opiniones que se convierten en acusaciones. Si nos viera cualquiera con turbantes hablando, dirían que nos estamos radicalizando en el huerto.

El viejo del turbante le pregunta sobre el huerto.

¿ es tuyo este huerto?

El campesino mirando con orgullo las tomateras le responde:

si señor, y eso se lo debo a usted.

El anciano perplejo le pregunta:

¿ de verdad? me gustaría comprenderle.

El agricultor tomando asiento en el ribazo y pidiendo que el Bin Laden hiciera lo mismo se lo explica:

Ya le dicho señor Laden, que muchas personas están siendo detenidas con la excusa del terrorismo. Tiene usted delante a una de tantas personas. En el mundo hay miles. Si la gente como usted si no existiera, la inventaría la inteligencia del estado. Incluso es posible que usted sea una invención de la C.I.A.

Bin Laden sonríe y calla. El campesino con antecedentes prosigue su discurso:

Usted representa la justificación de la guerra, de los méritos policiales, de la vida relajada de jueces y fiscales, su buena reputación y seriedad en la sociedad. Tiradas de periódico, recortes sociales. La servidumbre de artistas y trabajadores, incluso… hace un inciso mirando los ojos emocionados de Bin Laden que pregunta impaciente:

¿ incluso..?

soltándose el turbante el campesino español señala al anciano hacia la cúpula de la iglesia del Ángel.

Usted mantiene vivo a Cristo señor Bin Laden.  A una religión agotada y moribunda en occidente.

Bin Laden se levanta agitado y se aleja.

menudo disparate.

El agricultor le pide que se siente y se tranquilice:

Por favor regrese, no se lleve una mala impresión de mi ni de Jesucristo.

Bin Laden ha desaparecido, su presencia ahora se le antoja imaginada al agricultor. En la espera mientras habla solo.

Yo no creo en las opiniones que tratan de conformarnos. No, ya no. antes veía las noticias, opinaba también sobre las mismas. Conozco a mucha gente pobre que opina sobre política.  Me parece una aberración ahora que he visto ese rostro que vi muchas veces representado como si fuera usted el mismísimo demonio. ¿ también no fui yo representado así? ¿ Por qué confiar en la prensa, en los jueces, en la policía? ¿No son hombres como los demás?  incluso diría que moralmente más degradados que el resto de la sociedad. seguramente por su oficio. Imagino que la persona que he visto, cuyo rostro provoca mundialmente horror, se trata solo un pobre hombre que vive en una cueva. Debe haber alguna forma de salir de esta caverna.  Y creo que esta llave la tengo delante. Es el trabajo en la huerta, la tierra, la naturaleza. Vivir de espaldas a las opiniones de los demás. Estoy impaciente de que lleguen mis compañeros. debo tener Fe en ellos, con ellos puedo formar una cooperativa. Juntos podemos producir lo suficiente para abandonar este miserable estado de degradación. Vendrán pronto y empezaremos a trabajar.  Estoy pensando en ese pobre hombre parecido a Bin Laden , cuando le vean los chicos de  peñas… con esa barba y esa túnica. Me temo le insultaran. Le llamaran terrorista y tiraran de sus mangas, incluso le pueden golpear. no habrá condena por parte de la policía. Esta todo el pueblo lleno de insultos racistas contra los musulmanes. nadie lo condena. Hubo incluso un atentado en mezquita de vall d´uixo …y no se condenó. a veces entra gente borracha a la mezquita cuando rezan , y les gritan terroristas. Pobres, pobres.

Si empieza una pandilla a seguirle al pobre hombre, gemirá como un perro.

por favor dejarme, no soy Bin Laden, no soy Bin Laden.

Pero Bin Laden está en todas partes, en todas nuestras cabezas. Ese hombre está condenado por otro. Se ha ido y no le dicho que se podía quedar aquí a trabajar. Espero que vuelva y tener la oportunidad de decírselo. ¿ Y de qué vivirá? de comer higos chumbos. seguro que me ha cogido tomates  y pepinos del huerto. Hace días que noto como alguien casi todos los días me coge algo, una lechuga, dos o tres tomates. Pero da igual si es para comer.A los musulmanes  las empresas al verlos no quieren contrarlarlos. Son cadáveres laborales y vitales. ¿ qué les queda si no la religión?

Viendo que sus compañeros no llegan entra en el huerto, se mete el solo y empieza a trabajar. nadie ha tocado nada ese día. Hunde sus manos en las hierbas, arranca las malas hierbas para ayudar a las lechugas, contempla las bachoquetas sintiendo un gran gozo con la verdor, escampa semillas de amaranto en los surcos.

el trabajo le hace agradable el día, pensar que más gente pueda llegar le alegra más.

Angelillo de uixó y M. I Ibáñez.

la foto 3g

 

II. Parte de las aventuras de Aladino y Magallanes.

Erase una vez…

los hermanos Aladino y Magallanes  a su llegada a las costas del levante Español desde la  bella Isla de Senegal. Caminaban río arriba por el cauce seco del Belcarie para completar su misión vital . como hacían miles de compatriotas que huían como los españoles de la miseria, el hambre, las enfermedades, y la corrupción generalizada de la sociedad de Senegal.

Una palmada en el cuello dada por el propio Magallanes , sonó en el barranco.

¿ estás bien Magallanes? le preguntó Aladino que observa a Magallanes  rancándose en brazos y piernas, y lo hacía desesperado y chillando . Inmediatamente,  adivinó Aladino la causa del malestar de Magallanes,  sintiendo una enorme punzada  en la pierna , notando como la piel empezaba a ponerse roja, sintió una profunda e irritante escozor que iba a más.

Magallanes, mi sangre- le dijo a su hermano Aladino – esto está infectado de mosquitos. Pensaba que era cosa de áfrica, que en Europa no había.

Yo creo mi sangre, oh hermano mío- le respondió Magallanes- que aquí hay más que en la isla de senegal- .

Aladino desesperado agitaba  las manos a modo de las aspas de un molino espantando una nube de mosquitos que atacaba como un caballero con su lanza a un molino.

No había terminado de decir esto, cuando escucharon un atronador aleteo seguido  un zumbido de tal intensidad, que causo malestar mental en aladino y Magallanes . Ambos se pusieron las manos en los oídos al penetrar el agudo zumbido por las tropas de falopio penetrando por toda su cabeza hasta salir por el otro lado. Varias ratas  entonces huyeron aterrorizadas  al escuchar el aleteo que les era familiar y anuncio de la muerte. Corrían espantadas entre los arbustos que crecían salvajes y retorcidos en el lecho del río seco.

¿ qué animal podrá emitir este sonido? asustado y mirando hacia todos lados  se preguntó Magallanes. Aladino miró al cielo, observando como se acercaba hacia ellos un enorme mosquito tigre. Sus cuatro alas cruzadas  transparentes  debían medir  de parte a parte más de dos metros. El aguijón que salia de su cabeza con el que chupaba a sangre de sus víctimas, era tan grande como el brazo de un hombre.

Corre magallanes, viene hacia nosotros ese mosquito. si nos alcanza ese mosquito que debe ser el  padre de estos  mosquitos, nos desangrará como el barbero de senegal.

A medio metro de altura sobre la cabeza de aladino y magallanes sobrevolaba el enorme mosquito tigre. Los dos hermanos saltaban los arbustos del río y esquivaban las rocas, los escombros, los resto de basura, plásticos… arrojados al río seco que servía de vertedero.

De repente, Aladino tropezó con un trozo de goma de goteo. Esta se quedó enrollada entre sus piernas agarrándose  a uno de sus pies. El mosquito tigre iba a clavarle el aguijón cuando aladino palpando la superficie del suelo dio con una plancha que utilizó a modo de escudo cuando el mosquito embestía. El aguijón se metió en uno de los agujeros de la plancha, a tanta presión, que quedó incrustada la plancha a la cabeza del animal que tenía sus patas oprimiendo el pecho de aladino. EL mosquito elevó el vuelo pegando bandazos con la plancha en el pico intentando desprenderse de ella. No tardó en aterrizar y caminar como una araña golpeando el  suelo  con la cabeza y retorciéndose por las matas para quitarse la plancha. Magallanes, cogió tres metros de goma de goteo y ató la cabeza del mosquito a un pino. No tardaron en aparecer avispas asesinas que empezaron a comerse el mosquito.

Será mejor salir de aquí- con semblante serio Magallanes  señaló a Aladino una vieja tubería por la que huir.

No se equivocó Magallnanes cuando subieron el talud y contemplaron hectáreas y hectáreas en abandono, donde crecía todo tipo de aliagas, cactus, piteras… Solo quedaba en lontananza algún pequeño campo de naranjos como una isla rodeado de más campos abandonados y vertederos ilegales. La única forma de alcanzar vall d´uixo, sin meterse a la general que discurría 200 metros de ellos, era caminando por la tubería que llevaba las aguas fecales a la depuradora.

Un cartel de nuevo recordaba visitar las cuevas de san josé.

ambos hermanos recordaron las famosas grutas subterráneas de senegal, llenas de genios y espíritus.

Ya asomaba la triste figura del pueblo de vall d´uixo, con su forma de colmena clavada a los pies  de unas montañas calcinadas, cuando Aladino y Magallanes observaron una mina al descubierto junto el reguero. El agujero no era muy grande, descendía solo a unos 10 metros de profundidad. Carecía de galerías formando una sima  en forma de cono que iba poco a poco estrechándose. Entre sus paredes y su fondo, había ruedas, ropa, cientos de cajas de zapatos. Y una carretilla.

¿ has visto todo lo que hay en esta mina, mi sangre?- comentó alegre Aladino a su hermano magallanes que observa con detenimiento pensando como bajar hasta allí.

La carretilla seria interesante descender hasta ella y subirla- comentó.

aladino se agachó y empezó a recuperar ropa. Había pantalones, blusas, faldas, hasta una cortina de baño amarilla.

Hagamos con la ropa una cuerda- le dijo a su hermano.

ambos empezaron a trenzar la ropa. una vez hecho esto, aladino se la ató a la cintura y descendió. En el descenso abrió varias cajas de zapatos. Eran unos buenos zapatos ,pero todos del pie derecho. Miro a su hermano que sujetaba la cuerda.

Mi sangre,Magallanes, han tirado una partida entera del pie derecho, hay cientos. Debe ser por tener algún defecto, pero apenas de se ve.

Magallanes haciendo una mueca de dolor, se expresó disgustado :

Ya ves como son los mercados capitalistas hermanito.

Magallanes soltó algo más de cuerda y aladino descendió hasta el fondo.

caminando entre los trastos se dirigió a la carretilla. La observó con alegría , pues estaba en buen uso, solo algo desinflada. Tras desatar la cuerda de su cintura, y atar la cuerda a la carretilla, emitió Aladino un silbido y Magallanes empezó a tirar de ella hacia arriba, pero al hacerlo despertó un avispero.

Magallanes date prisa por Ala, me están matando estas infieles. Magallanes tiró lo más rápido que pudo mientras aladino saltaba por el fondo de la mina picado por el avispero entero. Golpeaba con sus manos el enjambre. pero era inútil. agarró un trozo de conejo cadavérico  con el que tropezó,  y lo lanzo al aire. las avispas , como pirañas aéreas lo devoraron antes de caer con los huesos pelados. La cuerda ,una vez se liberó de la carretilla , descendió hasta  las manos de aladino, que subió casi sin agarrarse por ella entre una nube de avispas.

al subir, se tiró al suelo gimiendo de dolor y sollozando. Magallanes lo cubrió con una manta mientras a él , una nube de mosquitos errantes le atacaba en ese instante. Magallanes montó a aladino en la carretilla  echando a andar perseguidos por los mosquitos. Ya quedaban pocos metros para llegar a las primeras urbanizaciones de vall d´uixo , cuando apareció ante ellos un campo fértil y verde lleno de hortalizas. asomaban tomates, acelgas, bachoquetas, melones, sandias. Su imagen con todo lo visto y sufrido durante el trayecto daba alegría. Había un par de hombres trabajando. sus cuerpos eran puro bronce y estaño. Caminaban  sin camisa a pleno sol , y parecían joviales y animados. Sus larga melenas extrañaron a Magallanes que se preguntó de que raza serían. Un coche que pasaba por la carretera les gritó ladrones. Y pareció afectarles ya que le dijeron:

para, para, si tienes cojones.

al instante apareció un coche de la guardia civil. los dos hombres empezaron a correr  por la tubería en dirección a Aladino y Magallanes. al tropezar con ellos, viendo a aladino en tan grave situación, les dijeron:

rápido, huir con nosotros.

Y fue una cierto, de lo contrario aladino y magallanes hubieran acabado en un centro de internamiento para extranjeros.

magallanes no les entendió, pero los siguió al ver hacia ellos gente con un tricornio en la cabeza, cosa que le dio mal augurio sin saber  el porqué. descendieron por la tubería saltando a un terraplén. Bajo de la tubería había una enorme roca. uno de los hombres dijo unas palabras mágicas:

ábrete puta.

La roca se abrió y pasaron.

Luego dijo otra palabra mágica:

cierrate coño.

Y la roca se cerró.

Parecía una madriguera  por donde avanzaban, hasta que un pequeño agujero  se agrandaba dando paso a unas enormes galerías. allí los cuatro hombres se quedaron en silencio mientras la guardia civil daba voces, mirando desconcertados por todas partes  sin comprender por donde había desaparecido.

Musatafa y mohamed Heredias, entregaros a la guardia civil- se escuchaba a lo lejos.

Durante un rato estuvieron esperando y observándose los cuatro hombres. Cuando pasó el peligro,Mustafa  heredia, un hombre de unos veintiocho años, desnudo de cintura para arriba, y con una melena que le llegaba hasta la cintura como  a Pablo Iglesias, así se presentó.

Me llamo Mustafa heredia

Magallanes hizo muestras de no entenderle.

Entonces Mustafa trajo un libro llamado diccionario.

Lo dejo en las manos de Magallanes que lo abrió.

Salió un genio con gafas y perilla parecido a Unamuno que dijo:

mi señor, soy le genio del diccionario, dime que lengua quieres saber y la aprenderás al instante.

Magallanes le ordenó:

Oh genio de la lengua, haz que mi hermano y yo entendamos el castellano.

EL genio alegre se lo concedió, y desapareció en el diccionario.

Entonces Mustafa les quiso contar su historia:

Como he dicho me llamo Mustafa Heredia, soy un gitano musulmán. MI familia lleva viviendo en este pueblo desde hace cinco siglos. Venimos de marruecos. cuando expulsaron a los moriscos de vall d´uixo, los malditos payos, Ala los maldiga, nos dejaron  quedarnos . Los payos pensaron que eramos cristianos porque eramos gitanos. Sin embargo, mi familia que vino de marruecos, seguía siendo fiel a Mahoma por decisión del patriarca. EL único y verdadero, casi Dios, el grande y sabio , el patriarca. EN esta cueva que estáis nos ha servido de mezquita, así como de refugio para huir de nuestros enemigos, tanto como de  almacén para el estraperlo y el contrabando, pues mucha gente no lo sabe, pero en la guerra contra los franceses y el dictador franco, los gitanos tomamos parte activa en la clandestinidad.

Mustafa hablaba con profundo orgullo de sus antepasados mientras magallanes se maravillaba de la cueva y aladino se iba recuperando de sus dolores.

Magallanes observa las galerías que se adentraban por la cueva cargada de estalactitas.  goteaban formando charcos azulados en el suelo. su boca se asombro al observar la bóveda que tenía sobre su cabeza vio escenas de caza. Bisontes, hombres con arcos y lanzas.

Son pinturas rupestres -comentó Mohemed, el gitano  musulmán algo mas joven. había permanecido en silencio hasta ese momento. De un aspecto familiar a Mustafa, pero con el pelo algo más corto y un tatuaje de camarón de la isla  en el brazo.

soy hermano de mustafa,

así se presentó y preguntó

¿ Cómo os llamáis vosotros?

Mi nombre es magallanes y el que ves herido , es mi hermano aladino. Vinimos en una carabela, la santa María, de la isla de Senegal. naufragamos cuando  un buque fascista francés con bandera esvástica  nos atacó. Así  llegamos a las costas de España. Nosotros venimos de una familia muy pobre. Solo queremos prosperar, somos buenos musulmanes.

Abriendo los brazos Mustafa y Mohamed acogieron a sus nuevos amigos tras las sabias palabras.

Mohamed dio unas palmas y aparecieron dos hermosas gitanas  jóvenes vestidas con trajes de seda transparentes, y pulseras de platas en los brazos, en los pies, y en el cuello.

Estaban dotada ambas mujeres, también de unas largas melenas recogida en una trenza atada con hilos de oro y plata . les llegaba las melenas hasta la cintura, que hacian la forma de una guitarra. sus pechos eran los más bellos que había visto Magallanes, era finos y puntiagudos, dando unas pliegues preciosos a la seda roja que los medio envolvían. parecieron a Magallanes dos diosas, aunque las palabras de ellas contrastaban con esta visión de Magallanes.

¿qué desean nuestros señores de sus fieles siervas?

Mustafa feliz del efecto turbador  que causaba en Magallanes la belleza de su hermana,  le ordenó a esta:

Trae medicina para curar las heridas de este buen hermano.

Las dos hermanas que eran expertas en curar ,miraron a aladino conmocionadas. Jazmin dio unos pasos, y cogió unas algas azuladas que flotaban en un charco. Las picó con un profundo amor cantando una canción. Jamsín la otra hermana, no se quedo atrás. De entre unas rocas agarró unas flores fluorescentes que también pico en un mortero. ambas mezclaron los ingredientes y le pasaron a aladino el ungüento por las picaduras. En un instante su cara volvió a tener la belleza de su resplandor habitual. al abrir los ojos ,y contemplar a Jazmin , quedó prendado.

acompañarnos a comer- les invitó  Mustafa a Magallanes y aladino.

Por unas galerías fueron caminando hasta entrar en una sala llena de jamones de cordero colgando, toneles con salazones, estanterías con los mejores conservas que se pudieran obtener en el corte inglés.

Magallanes y aladino se quedaron maravillados de la gran variedad de alimentos que había. ánforas repletas de quesos apoyadas junto las paredes, tinajas de miel, otras de lentejas, trigo, garbanzos. arroz en pales, bandejas con pasteles y dulces por el suelo. Bricks de zumo, de leche. Una gran alfombra persa y cojines adornaban  el centro de esta galería.

sentemonos, nuestras hermanas nos serviran- señalando los cojines Mustafa heredia les invito a que tomaran asiento.

aladino , comiendo con gran jovialidad y mojando la garganta con un delicioso te de irak ,habló para todos :

que bien hemos hecho en venir a españa, en verdad , siempre imagine que se vivía así. Y preguntado a los hermanos heredia:

¿ es todo el mundo tan rico como vosotros?

Los heredia se miraron.

Todo esto que veis procede es de los servicios sociales, de caritias y la cruz roja. Tenemos un acuerdo  privilegiado con ellos.  Ningún gitano pasa hambre aquí. Durante siglos generaciones y generaciones hemos acudido a estas instituciones perpetuando una rica cultura de la pobreza que nos ha permito adaptarnos a las situaciones donde otros estamentos sociales han perecido. sobre todo, en estos tiempos de la crisis, o en épocas de la persecución. El estar siempre alerta a nuestros enemigos, la clandestinidad, ha hecho de nosotros una raza fuerte y a la que todos temen. Ese temor se traduce en estas prebendas, y en una vida libre, sencilla y feliz. sin la superficialidad de buscar cosas secundarias, como un nombre que brille en la sociedad. que estupidez para un gitano el mundo de los payos. progresar para que te aplaudan y respeten, o para  frecuentar círculos de poder. Nosotros estamos al margen de esas simplezas. Eso en cuanto a nosotros , mi buen aladino. Pero en cuanto al resto. vall d´Uixo es el pueblo mas pobre de España. Hay miserias peores que las de senegal. os ayudaremos para que podáis sobrevivir. Lo primero que tenéis que hacer ,es ir a los servicios sociales, luego  a cáritas  y a la cruz roja.

Mohamed entonces intervino:

tenéis una carretilla ¿ verdad?

así es- dijo magallanes.

Entonces Mohamed prosiguió:

Los barrancos están llenos de chatarra . en el secano perdido queda algarroba, os presentaremos al chatarrero y a un almacenista de garrofas.  Son algo ladrones, pero hacienda les perdona. Es poco lo que se gana, pero nadie os va a regalar nada. Con la carretilla podéis recoger ambas cosas y venderlas. pagan de inmediato y no hacen preguntas. Luego hay algo de  trabajo en dinero negro en la construcción, y en el campo, muy mal pagado, pero ya sabéis, nadie os va a dar nada.

Nos parece bien el trato- dijeron ambos hermanos, venimos de la isla de Senegal . estamos acostumbrados a las condiciones del patrón. La verdad- reflexionó en voz alta aladino- es que España nos recuerda a nuestra áfrica.

A nosotros también- respondieron los heredida riendo.

magallanes recordando el cartel publicitario  que había visto cerca de la tubería de la cueva de san josé, se interesó por esta:

He visto cuando veníamos caminado por la tubería, que había un cartel indicando un gran cueva con un lago.

Ahh, esa cueva. las grutas de san José- exclamó mustafa con desprecio- es una pequeña parte de esta galería. Los payos no han descubierto nada, más que una minucia. La destinan al turismo. si tenéis interés, podemos ir desde aquí y veréis a los payos.

Aladino con vivo interés y entusiasmo comentó:

nos ha recordado mucho la cueva marina de la que zarpamos, en nuestra tierra viven genios en ellas. ¿ aquí es igual?

Mahamed con pena respondió:

antes era así, pero ahora desde que se han metido políticos a la cueva para promocionarla como turística, los han espantado con sus coces y rebuznos.

caminado el grupo un rato con antorchas, llegaron a un estanque con una góndola preparada para zarpar. Mohemed cogió el remo un vez montaron todos , empezando a navegar durante varias horas.

Es mejor no pasar más- aconsejó Mustafa ante una pared que se abría comunicando con la parte donde estaba ya los turistas.

si queréis  verlos, podéis asomaros por esta grieta,  pero recordar, siempre en silencio.

Aladino y Magallenes se asomaron. vieron un triste espectáculo, una legión de góndolas llenas de turistas payos  escuchando la explicación del pequeño lago donde estaban.

Al irse aladino escuchó en una grieta una voz, se acercó acompañado de su espíritu puro como su corazón. al notar esta pureza un pequeño genio surgió de la grieta.

Los heredia se alegraron, pues aquellos a los que los genios se acercan son puros.

Mustafa le dijo feliz a su hermano:

cuanto tiempo sin ver un genio en la parte de los payos, creo que ha sido maravilloso la llegada de estas gentes, presiento que es muy bueno para nuestra cultura, la enriquece.

El pequeño genio se posó sobre el hombro de aladino y le dijo:

dime mi señor que deseas.

Soy un pequeño genio, no tengo muchos poderes, y estoy enfermo por culpa de los payos, pero dime un sencillo deseo y te lo concederé. Recuerda, tu deseo ha de ser sencillo hasta que crezca.

Aladino recordando las picaduras de las avispas y los mosquitos le pidió

Que no me pique ningún mosquito.

el genio pensó  y le mando un murciélago.

.

el murciélago  se posó sobre la cabeza de aladino, y regresaron de su excursión muy contentos. Regresaron a la entrada de la cueva bajo la tubería. sobre ella  se despidieron.  Magallanes y aladino empezaron a caminar con su carretilla por vall d´uixo buscando un lugar para ocupar para vivir.

angelillo de Uixó. continuará.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

un-cayuco-o-patera-repleto-de-inmigrantes-ilegales-rumbo-a-europa_560x280

Erase una vez Aladino y Magallanes , dos hermanos muy pobres que vivían en una choza de adobes  con su madre en  la Isla de Senegal. Se lanzaron a una gran aventura atraídos por la mezquina televisión publica de España que mostraba un país muy rico y lleno de derechos, donde todos sus ciudadanos eran felices y poseían de todo, hasta el punto que el mayor problema del país era el aburrimiento, por estar colmados sus habitantes de pesadas riquezas y un alma trivial.  Como para ir a España desde la isla de Senegal tenían cruzar el mar , Magallanes y Aladino confeccionaron  una carabela  con sus pocas posesiones. Así , armaron la carretilla que utilizaban para traer agua de la fuente y regar la huerta de su casa, que su madre Agripina vendía en el mercado. El rastrillo del huerto  convirtió en el mástil, al que cosieron a modo de vela mayor, una  gran alfombra que encontraron en una cueva. las azadas de trabajar la tierra fueron los remos, los cajones donde colocaban las verduras de la huerta, se convirtieron en los asientos. Para que flotara cómodamente la carretilla, ataron las garrafas y bidones donde depositaban el agua del huerto al chasis de esta. de ancla, se sirvieron de la pala. Como nombre a este insólito buque orgullo de Senegal, lo llamaron La Santa María.

Cuando   estuvo dispuesto todo, ya con la carga de agua potable, comida, mantas, y lo necesario para este viaje. llevaron a su madre a la cala de los corales, donde en una cueva marina habían ocultado la carretilla que flotaba en forma de carabela bajo las rocas marinas. Las olas allí entraban apaciguadas, y el  agua del mar era vinosa.

La cueva era famosa por estar repleta de genios, siendo frecuentada por los brujos, con los que había que tener cuidado.  pero eso no espanto ni a Magallanes ni a Aladino, pero si a su madre, que temía entrar.

Es preciso madre que entre para que le contemos nuestros planes. De este modo convenció a su madre Aladino.

 

Madre, le hemos traído aquí para decirle que nos vamos Magallanes y yo a España en esta carabela. Desde que el gobierno  apoya a las multinacionales, el turismo y los supermercados, no se puede respirar en Senegal. cuando lleguemos a ese país acogedor y generoso ,  volveremos a por usted madre.

Magallanes viendo el rostro melancólico de su madre, le contó sus planes  sabiendo que lloraba en silencio:

Madre, no este triste, compraré una gran casa en España para usted, para mi , un gran coche, siempre he querido tener un mercedes. En España, las clases trabajadoras gracias a sus luchas incesantes,  han conseguido el milagro de la eliminación de la desigualdad. quién quiera puede tener de todo.

Agripina miro a sus hijos y les dijo:

Yo no puedo deciros nada en contra de vuestra decisión, vuestros argumentos hijos míos son razonables en senegal, tanto como sería una locura en otro lugar. cruzar el mar sin ser marineros y en una carretilla. Pero en fin, ya tenéis dieciséis años, sois unos hombres . Y a un hombre no se le puede parar. si esa es vuestra voluntad, zarpar. Vuestra madre lo consiente con dolor y pesar. se siente orgullosa de vosotros. recordar, llevar siempre como única  bandera esta: la lucha contra la opresión.

Aladino y Magallanes  izaron las alfombras del rastrillo y subieron la pala ancla. la Santa María empezó a navegar mientras un sollozo rompió dentro de la cueva. Las entrañas de Agripina sintieron un espasmo, cuando estaba apunto de caer desmayada, escuchó una voz del genio de la esperanza:

Agripina no sufras, Aladino y Magallanes volverán a Senegal como Ulises a Ítaca. Diez años pasaran en España.

Aladino, hermano, hace horas que no se ven gaviotas y las olas cada vez son más altas- hizo esta observación Magallanes preocupado por el aspecto del mar  cuando el sol empezaba a desaparecer en el horizonte lejano de la costa que ya no se veía . la Santa María llevaba casi una jornada de navegación.

A Aladino tampoco le gustaban la forma de las  olas que se estaban formando a su alrededor,  golpeando los costados de la santa María y amenazando  arrancarle los bidones y garrafas que le permitían flotar.

Será mejor que aseguremos los amarres  y lancemos la pala ancla para cenar y dormir al pairo- exclamó Magallanes.

 

Una vez hicieron esto, los dos hermanos cenaron pan con miel, dátiles, higos , almendras, acompañados de turrón de Senegal y mazapanes típicos de allí. Sentían una mezcla de tristeza por su tierra, a la vez que esperanza por alcanzar españa. La noche fue larga y triste.

al día siguiente empezó desde el amanecer a soplar un fuerte viento , que anunciaba una gran borrasca.

Aladino- gritó Magallanes, la alfombra se vuela, perderemos la vela.

Aladino, rápido como un felino de senegal, la cogió con sus dedos y con mucho esfuerzo consiguió atarla al rastrillo. la alfombra pegaba golpes para escapar de allí y empujaba a gran velocidad a la San María que saltaba como una gacela las olas, que eran  cada vez más altas.

Parece que esta alfombra este viva- comento jocoso Magallanes pensando que pronto llegarían a españa

es posible que viva un genio en ella- le respondió mirando una sombra negra  flotando en el horizonte aladino.

No muy lejos de las costas de españa entre las sombras del horizonte surgió el Guerrero negro, un buque fascista fletado en  Francia por la ultradechista  le Pen para hundir pateras.

Comandant Jack, comandat jack informó histérico desde su torre  el vigía del guerrero negro quitándose el catalejo y tocando la campana. Comadant Jack, una carabela de senegal a estribor con dos adolescentes.

El comandant Jack, un tipo gordo como un sapo de piel blanquinosa  y viscosa, de 150 kilos  de peso, con la cabeza como una bola de billar de mantequilla, se encontraba  en su cuarto con  dos negras a las que violaba tras haber abordado la patera donde viajaban, y haber robado y asesinado a cuchillo al resto de la tripulación de esa patera que huía de la guerra y el hambre, causada por una empresa de aguas francesa que actuaba Camerún financiando a varios grupos terroristas. Fueron lanzados por la borda por le comandat Jack incluso recién nacidos.

Golpeando a las negras el comandat jack que lloraban aterrorizadas. se colocó los pantalones de camuflaje y llegó corriendo hasta el puente de mando descalzo y sin camisa.

El catalejo Fransua,-de malos modos le pidió a este marinero su catalejo.

Con una sonrisa cruel y cínica dio las ordenes le comandant Jack.

Grumete, rumbo sur suroeste, izar la esvástica  y que suene la cabalgata de las valquirias, vamos a hundir esa carabela de senegal.

Magallanes y aladino hacían señales al barco de auxilio creyendo que sería de una ONG, pues en ese instante el viento empezó a soplar huracanado y la carabela estaba a punto de hacerse añicos.

Han izado la esvástica , es un barco fascista Magallanes- gritó Aladino bajando los brazos con los que pedía auxilio.

Lo tenemos ya encima- exclamó magallanes intento hacer una maniobra contra abordaje.

Las olas llegaron entonces a más de doce metros  de altura y el viento soplaba a más de 80 nudos.

Uno de los bidones de estribor se desprendió de la santa María perdiendo el tapón del que salió un genio que se poso en el hombro izquierdo de aladino y le dijo lo siguiente para salvarlo:

agarrate a la alfombra junto  a tu hermano y la sueltas cuando embista el buque fascista.

Aladino  le ordeno a Magallanes.

Rápido hermano,  voy a soltar la alfombra , agárrate a ella cuando te diga para volar.

¿ qué dices aladino? perplejo le preguntó Magallanes pensando que había perdido el juicio viendo como se les echaba encima el guerrero negro.

Aladino agarró a su hermano  de la mano que quería maniobrar. la alfombra empezó a subir por el cielo con ellos y la San María fue partida  en dos por el guerrero negro.

Victoria- gritó le comandant.

La alfombra empezó a dar vueltas por el cielo con aladino y magallanes. La carretilla poco a poco se iba hundiendo, lo último en desaparecer fueron  los mangos de las manos.

EL viento empezó a bajar de intensidad y la alfombra con magallanes y aladino iba descendiendo.

Mira aladino, los bidones-  indicó flotando por le aire Magallanes.

Baja a ellos alfombra-  ordenó Aladino y la alfombra los metió en los bidones.

ÉL genio los tapó de forma hermética guiándolos  hasta la costa. allí los abrió y sacó los cuerpos dejándolos agotados y descansando  en la arena.

! Qué vergüenza dan los ingleses! es lo que le dijo Concha a Maruja viendo a los dos jóvenes en la arena de las playas de Moncofar desnudos y en coma. La música de los chiringuitos aún sonaba pese a ser las 10 de la mañana.

Una gaviota empezó a picar el cuerpo de aladino que despertó muy cansado.

A su lado estaba Magallanes.

¿ has visto a mi hija chico? un hombre mayor le preguntó a  aladino. Este desconcertado balbuceo algo que el hombre  no entendió. El hombre era su padre que buscaba a su hija para llevarla a casa después de salir de  fiesta de botellón y decirle a su padre que la recogiera entre los  cuerpos de la arena al día siguiente.

algunos  de estos cuerpos se levantaban, y  como marionetas, sin voluntad,   vomitaban de forma mecánica  para caer otra vez inconscientes  sobre sus propios vómitos en la arena.

¿Te lo has pasado bien hija, has follado mucho, te has drogado bastante? le preguntó este padre una vez reconoció a su hija Loreta entre un montón de cuerpos espatarrados. Loreta  empezó a gritarle.

Te odio, te odio, no me agobies ni me mandes-

El padre patético con los brazos en cruz:

Loreta hija mía, la alegría de tu padre, no me mates como tu madre.

Loreta gritando sin cesar:

te odio, te odio, te odio.

aladino despertó a Magallanes.

Despierta hermano, estamos ya en España. La tierra de las libertades.

Una vez estuvieron en pie y dispuestos a proseguir su viaje, lo primero que les sorprendió al  comenzar a caminar por España a aladino y Magallanes, fueron las torres de edificios de la costa y las urbanizaciones fantasmales que daban una sensación de apocalipsis a un espacio urbanizado y deshumanizado lleno de cuerpos humanos tirados en la arena por un desembarco de DJ.  Las hierbas cubrían parte de lo solares urbanizados y no urbanizados.  El abandono del paisaje agrario era tan notable que heria la vista.

¿ qué habrá pasado por aquí? preguntó aladino a Magallenes sin recibir contestación, pues tenía semblante que no apreció aladino de decepción.

Como en la costa de moncofar no había nada más que urbanizaciones con carteles de se vende, drogadictos, y gente medio desnudas tumbadas en toallas tomado el sol y que no parecían interesadas en nada más que en sus cuerpos y su ocio estival, aladino y Magallanes se alejaron de allí.

Mira un río seco hermano- comentó aladino- sigamos su curso  río a arriba.

Por el río Belcaire aladino y Magallenes caminaron bajo un calor tan asfixiante como el de senegal. Pero con un paisaje más seco  y austero que el africano. Las cumbres calvas y puntiaguadas de la sierra de espadan eran redescubiertas por estos viajeros que solo veían pobreza medio ambiental.

quizás en españa las personas tengan derechos, pero desde luego, a la naturaleza no le han dejado ninguno- ironizo Magallanes  como buen senegales observando la desolación del paisaje hispano. Campos de naranjos marchitos a la ribera del río, construcciones decadentes en los margenes, ruedas de coches en el lecho  del barranco , botes de pintura volcados, animales muertos entre los baladres, colchones, somieres, urracas,…

A lo lejos  cuando llevaban una hora caminando, los dos hermanos observaron un pueblecito con  un cartel  con una lanza clavada que explicaba al lector donde se encontraban. daba la bienvenida en inglés y  en castellano villano a un municipio turístico:

Vellcame to Valle de Uixó.

Disfruta tu turista, y al de aquí vota PPsoe por el cambio.

Ajuntamiento del municipio de la diputación de castellón.

Arriba España.

valle de Uixó ciudad edukadora.

todo derecho  las cuevas de san josé, sigue la lanza.

Paz y bien.

Parece gente amigable aladino- comentó Magallanes mirando el pueblo tras la lanza el cartel.

angelillo de Uixó. continuará.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

que al divisarlos iba hacia ellos.