Archive for September, 2013

Image

ETA ya no existe;

sin embargado la guardia civil si existe e insiste que ETA existe.

El caso es que nadie les ha dicho que ETA ya no existe.

Yo no seré el que les diga a los asesinos de Lorca, a esa panda que andan siempre metidas las narices entre putas y trafico de cocaína, que se equivocan cuando detienen a gente que pertenece a ETA que no existe.

ETA no existe.

¿qué le vamos a hacer?

 

Dios tampoco existe

¿Qué le vamos a hacer?

Sin embargo la guardia civil insiste en que ETA y Dios existe.

 

Si la guardia civil insiste que ha detenido a 10 vascos por formar parte de una banda terrorista que no existe,

es que si existe,

si la guardia civil dice que Dios existe,

si existe, si existe.

Angelillo de Uixó.

http://www.naiz.info/eu/actualidad/noticia/20130930/detienen-a-ekain-zubizarreta-en-andoain

 

 

La invasión de los tártaros, de Angelillo de Uixó.

Image

El caro poeta movido por el amor a la patria, a sus bellas ideas comunistas, y conmovido por el derrocamiento del mundo latino; sube de tres en tres los peldaños del edificio de un sindicato de Vall d´uixó semiabandonado. Llega hasta un despacho iluminado por candiles y la tenue luz de un día nublado. El edificio que se desmorona ha sido abandonado por sus cobardes trabajadores que han buscando su salvación personal antes de perecer heroicamente bajo los escombros. En el, solamente una mujer resiste movilizada.

Image

Cómo un Apolo que llevará el mensaje del Apocalipsis a las vírgenes vestales de su templo, entra el Magno.

No pide nada para él, oh hermanos, aunque tampoco se lo podrían dar llegados a este extremo donde las derrotas se imponen a la realidad.

No, hermanos, no.

Al Magno solo lo mueven el amor a sus hermanos más débiles, y el compromiso con sus hermosas ideas antisistemas que debieran ser obedecidas cómo mandamientos sagrados por toda la sociedad.

-Lucia, los tártaros han invadido España.

-¿Eh?- exclama una morenita que lee crónicas marcianas tras una mesa de despacho.

El caro poeta repite sus aladas palabras.

-Los tártaros han invadido España.

A la ventana del despacho suben unas misteriosas palabras emitidas por un mendigo que anuncia propaganda de un partido político:

Señores y señoras, vengan al salón de actos del Ayuntamiento de Vall d´uixó, habrá una charla patrocinada por el PP y mercadona sobre de la regeneración de occidente por Oriente. Oriente, el oriente de los misterios. Señoras y señoras, traigan a sus niños a Oriente. Nunca estuvo tan cercano el lejano oriente en vall d´uixó, cómo hoy que gobierna el partido popular.

Image

-¿ Escuchas Lucia?- pregunta el Magno mirando desde una esquina de la ventana para que el mendigo no descubra que lo espía.

-Si, afirma ella con la cabeza.

Y ya Lucia, Oh hermanos, mira al Magno dudando si su cerebro se ha desatado a las grandes revelaciones.

-¿ Acaso quieres decir que los de ese partido político que tanto odiamos son tártaros?- pregunta.

-Eso mismo- desvela el magno en su infinita sabiduría-

¿ Y cómo han llegado hasta aquí?- pregunta con dudas la ingenua de Lucia.

Pero ya el Magno, oh hermanos, se afana en darle una explicación racional y meridianamente clara para disipar sus dudas, pues famoso es en toda la región por su sentido común:

– Los tártaros, marchando desde las estepas de oriente en pos de la carroñera gaviota que los guiaba por escabrosas montañas, anchos ríos, amplias praderas, llegaron a España tras devastar todos los estados que encontraron a su paso. A nuestra bella y soleada patria, llegaron cruzando el paso de los pirineos, mientras nuestros gloriosos e invictos ejércitos de aire, mar y tierra y los beneméritos estaban ocupados bombardeando las pateras bereberes para impedir un desembarco moro que ayudará a independizar Cataluña. Al llegar los tártaros a nuestra amada patria , únicamente movidos por su sentido de la rapiña, pensaron adueñarse de las riquezas del país. Para ello analizaron la coyuntura económica y cultural. Formaron un partido político que prometía tanto trabajo cómo lo hay en Asia, con sueldos y horarios similares al de los chinos, y con un sistema sanitario y judicial semejante al de los tártaros; así cómo un giro en materia de educación y cultura que tendería a la absurda búsqueda del yo, del nirvana, la promoción profesional, y de la irrealizable felicidad. Con estás promesas antisociales y anticulturales fue cómo ganaron a Zapatero las elecciones. Más tarde llegaron los tártaros al corazón del estado para destruirlo. Se metieron en la Corte española haciendo de Juan Carlos, el Borbón, de la dinastía tártara. Oriente, Lucia, Oriente, el salvajismo de los orientales, esa extirpe de refinados torturadores y explotadores nos dominan.

Lucia se acerca a la ventana y observa al mendigo.

Image

Se trata hombre moreno casi negro, con ojos achinados, barrigón, bajito, con grandes mostachos, pelo rapado por todo el cráneo excepto en el centro de donde brota una larga melena recogida en forma de cola de caballo que le llega hasta la cintura. Su enorme pecho semidesnudo está cubierto por un chaleco de piel de oso, y sus pantalones son de piel de lobo.

Sigue emitiendo su anuncio cargado de ideología subliminal para necios ajeno a que ha sido descubierto:

-Los misterios de oriente, señoras y señores. Oriente, la regeneradora de occidente. Vengan al Ayuntamiento de Vall d´uixó para informarse de los nuevos planes del equipo de gobierno en materia de servicios sociales y religión.

Y la hermosa, Lucia, la de morenos cabellos, la de enérgicas expresiones de lucha que anima a los camaradas cuando su ánimo desfallece en las manifestaciones por los golpes recibidos por la guardia tártara del PP. Lucia, oh hermanos, la querida camarada Lucia; la de sensatas palabras que plasma en grandes propuesta colectivizadotas, y hermosos relatos, ya rauda, empujada por el amor a la verdad, a la justicia, al bien, a la pureza, se acurruca ardiendo de ganas de lucha entre los brazos del Magno poeta buscando su compromiso. Pues un hombre y una mujer, oh hermanos, solo deben yacer, fornicar, estar juntos, siempre y cuando tengan en mente que sus vidas están al servicio de la lucha revolucionaria y anticapitalista.

Image

-Por el manifiesto comunista y el antiguo testamento, oh Magno, tus palabras hoy no las dicta una imaginación exacerbada por el hambre y la fiebre.

El Magno, acariciando con sus dedos sus cabellos, repleto de la fuerza que debe preceder a los músculos que se ejercitarán en el duro combate de la guerra civil; dicta las palabras latinas que deben inspirar a las brigadas rojas en su cruzada contra los tártaros invasores:

Hosanna santus Deus Sabaoth,

Superillustrans claritate tua,

Image

Angelillo de Uixó.


La invasión de los tártaros by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.

El manifiesto comunista de Angelillo de Uixó.

Image

 

 

El camarada Vladimir acaba de entrar a la habitación 215 del hospital de la Plana de Villa-Real.

Está solo junto un hombre de mediana edad cuyo cuerpo esta cubierto por una sábana. Únicamente es visible su rostro que expresa un sufrimiento inhumano. Sus mejillas se han hundido hasta unirse con los huesos de la cara que sobresalen por todas partes. Su fisonomía semeja el esbozo de una futura calavera momificada. Las cuencas de sus ojos son profundas cuevas a las que hay que acercarse mucho para encontrar algo de luz en lo profundo de esa oquedad donde habita su vista delirante.

Image

Balbucea con un hilo de voz:

 

AHHH;AHHHHH; AHHHHHHH.

 

El camarada Vladimir pasa su mano sobre su cráneo despejado del color del limón.

Observa al moribundo cómo un gorrión que presenciara desde una azotea de un bungalow a un águila sanguinaria asesinar a una paloma.

El camarada Vladimir se sienta en silencio en una silla que hay junto al catre.

Saca unas hojas y su pluma estilográfica. Examina el entorno, al moribundo, y exclama:

-Si desde luego, este es el ambiente adecuado para escribir un panfleto contra el capitalismo, pero ¿por donde empiezo?

El enfermo balbucea:

El hambre, el hambre, oh hermanos, recordar el hambre.

Image

El camarada Vladimir aplaude:

Bravo, bravo.

Y empieza a escribir:

El hambre, El hambre, oh hermanos, recordar el hambre.

Se hace el silencio.

Desde el pasillo se cuela el clamor otros enfermos que deambulan aburridos quejándose de sus dolores. También se oyen los pasos y el chirriar los carritos empujados por auxiliares de enfermería llevando pastillas, comidas, material sanitario…

El enfermo balbucea:

Image

No me importa estar vencido,

He dado mi sangre, mi carne,

A la lucha,

AHHHHH; AHHHHHH.

 

El camarada Vladimir con la oreja cercana al enfermo va apuntando.

¿ Por qué, por qué?- prosigue el enfermo

¿ Por qué mis camaradas me han abandonado?

¿ por qué, por qué?

Les importa un bledo a mis compañeros los avisos de mi hambre;

la injusticia y persecución que he sufrido en Villavieja.

¿Que clase de personas son las que tenía a mi alrededor?

Sin duda gente de espíritu perdido.

OHHH,OHHH; OHHHH,

Que decepción.

Ojala Vladimir y Stalisnao revienten.

El camarada Vladimir se santigua y expresa:

-Por el poderoso Bogo. ¡Qué barbaridades está diciendo!

Delira, delira.

Esto no lo anoto. Con lo que bien que iba…

Tacha las últimas frases y espera a que vuelva a hablar.

Enfermo:

Image

-Yo he empujado a está España de hambrientos.

Y si me hubieran dado un fusil;

A la muerte hubiera mandado a todos los facciosos.

Peperos, curas, monjas, terratenientes, y algún que otro camarada,

Se adueñan de la patria.

Y nadie hace nada.

Desfilan legiones de famélicos camaradas sin orgullo, sin dignidad;

Mendigando su alimento.

Y nadie dice nada.

Todos los días fiesta de toros y pandereta.

Y nadie dice nada.

Y los camaradas con el panfleto en facebook;

Tampoco dicen mucho,

y ahí termina todo.

 

 

AH,AH, Ah, Ah.

Me muero, me muero,

De hambre cómo un perro,

Sin haber pegado un tiro,

Sin haber empuñado un fusil.

¿ Y cómo yo?

¡Cuantos más habrá en España!

Con la sangre agriada,

Con la boca llena de rabia y de hambre.

Ah, Ah, AGGG.

Me quemo, me quemo;

Voy a dar un trueno.

Sin haber pegado un tiro de fusil.

AGGGGGG.

Image

El enfermo se mueve ligeramente.

Su rostro queda frente al de Vladimir.

Se observan levemente.

El enfermo suspira y muere con la boca abierta.

Ya no la volverá a cerrar;

Eternamente quedara abierta.

Contando su ultraje.

Image

 

Ingresaron a esta persona, cuyo nombre por respeto a su familia prefiero no comentar, el 24 de septiembre del 2013. Fue en el hospital de la plana de Villa Real. Era vecino de Villavieja. Carecía de recursos económicos y según cuentan le daba mucha vergüenza mendigar. Así que se alimento, una vez agoto sus ahorros, de hierbas de las montañas de la sierra de espadan, así cómo raíces, bayas silvestres, ranas, lagartijas, y pequeños insectos. Era un ejemplo para la izquierda local, a la que azuzaba a movilizarse comentando su caso y su forma de vida indigna.

Image

-Al revés Manolín al revés. Eres mi héroe, y el de muchos del pueblo. Tu forma de vida es la autentica contra el capitalismo- le decía el camarada Vladimir con admiración de experto en escribir manifiestos contra el capitalismo bajo el claro de luna desde su bungalow al acabar de cenar gracias a su empleo cómo funcionario en la Univeridad Jaume I.

-¿Y por qué, Oh hermano Vladimir, no vives entonces cómo yo?- le respondía Manolín cuando iba a su casa a discutir las propuestas anticapitalista que no era otra cosa que preguntarle si le podía dar faena.

-Manolín, Manolín- replicaba vehemente el camarada Vladimir señalando la foto de su mujer y su hija en el parque Warner- Si no fuera por mi familia, te juro por Pol Pot y Stalin que estaría compartiendo, Oh camarada, el hambre contigo en el monte. Pero ya ves Manolín… responsabilidades, responsabilidades. La familia nos hace a todos unos cobardes. Desde este puesto de responsabilidad, uno tiene otras prioridades. Mi trinchera es otra, una trinchera que tú no entiendes ¿comprendes?

Image

Angelillo de Uixó.

 

 

 

 

 

 

 


el manifiesto comunista de angelillo de Uixó by ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Image

 

 

Y aunque supieran lo que les está ocurriendo, les importaría muy poco saberlo. Por lo tanto que se vayan todos al infierno; y cuando lleguen a el seguro que dirán:

-no si, ya sabía que esto pasaría, cómo me arrepiento.

I Parte. Un pelirrojo se vuelve loco por unas caricaturas.

Image

Sala de psiquiatría de la residencia del sagrado corazón de Jesús en vall d´uixó.

La escena transcurre en habitación rectangular de pequeño tamaño y aséptica, con paredes pintadas de blanca cal.

-Toc, toc,nk, nk, toc-llamando a las puertas de psiquiatría un pelirrojo.

Pase- escucha.

Entra en la habitación el pelirrojo.

Pasa junto una pared con estanterías con libros de Froid. Frente a esta pared se encuentra otra con diplomas. Bajo ellos está una doctora sentada con las piernas cruzadas sobre una silla. Lleva una tablilla en la mano donde hace anotaciones. Va vestida muy corta. El traje se adapta a su perfecta anatomía. La doctora se muestra prácticamente al natural, pues el vestido, oh hermanos, es de una pieza que le cubre desde el cuello hasta poco más de cuatro dedos del ombligo. El traje es del color de la plata, y en la etiqueta se lee: made in Bagdad. A su lado hay un diván.

Image

La doctora le indica que monte en él. El felón pelirrojo así lo hace. Muestra una sonrisa maliciosa. A la doctora le da repelús el sujeto. La psiquiatra experimenta un instinto básico de aprensión y asquito. Algo así cómo lo que debe sentir una prostituta que tuviera que follar con un sidoso o leproso. El pelirrojo le suplica con voz lastimera:

-Por favor señorita Sharon, debe ayudarme. Veo caricaturas de mi persona y mi equipo de gobierno por todas partes. Los rojos, los rojos han vuelto y nos persiguen.

Image

La psiquiatra, cómo si fuera una serpiente del paraíso que se descuelga de la rama de un manzano desliza las piernas dejando ver su hermoso chichi rubio; cosa que horroriza al felón pelirrojo pues a parte de tarado, es un poco maricón.

OHHHHHH,OHHHHH; NOOOOOOOOOOOO; NOOOOOOOOOOOO- grita.

Image

¿ Le incomoda verme el chichi?- le pegunta la psiquiatra haciendo una anotación de sus lamentos.

Si- responde el engendro.

¿Podría decirme por qué?- le pregunta muy seria y ofendida.

-Cuando yo era monaguillo de la Iglesia del ángel, el padre Damian me llevo de la mano al confesionario; y aupándome entre sus rodillas donde yo retozaba cómo una tierna gacelita me dijo está palabras mientras gemía:

“Ah,Ah, Ah, Ah, Ah, las mujeres mi querido monaguillo, ah, ah, ah, Uy, Uy, uy, son todas malas, unas putas zorra, Ah,Ah,ahggggg” ¿ Comprende doctora?

-Entiendo, entiendo- apunta la psiquiatra Sharon dándole con la cabeza la razón.

Volvamos al tema de los rojos. Su obsesión ¿De verdad cree que existen?- le pregunta muy intrigada la psiquiatra.

-Yo creía que no; pues antes de entrar en el partido popular; en el colegio el maestro de historia, Don Federico nos dijo que Franco los había matado a todos y que España estaba atada y bien atada. Nunca he visto pruebas que me hicieran pensar lo contrario. Yo doctora, he crecido en las bondades del capitalismo. Solo he tenido amigos curas, miembros PP, de España 2.000. Ni por asomo pensamos que los rojos existían. Si es verdad que algún sábado he ido con pasamontañas y bates de béisbol junto a grupos de pelados con esvásticas a buscar a esos rojos.

Image

Pero nada, no hemos encontrado nada. Al final siempre le pagábamos una paliza a algún panchito o moro maricón. Todo el mundo vive de acuerdo con el dogma capitalista. Hasta los panchitos y los putos moros quieren tener un mercedes y casa con piscina.

-Bien, bien, bien. Eso es bueno- anota la doctora en su tablilla: no cree en los rojos, aunque hace un momento ha mencionado que le persiguen a él y a su partido, incluso afirma que les hacen caricaturas. El sujeto pelirrojo hace gala de pensamiento coherente y lógico junto al desiquilibrado. Pasa de una fase a otra en segundos. Asombroso.

La doctora intenta averiguar si percibe su locura.

-Sin embargo gente del partido popular le han traído aquí de urgencias muy preocupados por usted. ¿Puede usted decirme por qué?-

El pelirrojo traga saliva. Hace un esfuerzo de pensar. La doctora se rasca con discreción el Chichi, pues oh hermanos, le pica y nadie en esa habitación se lo rasca.

-Piensan mis compañeros…- se detiene el enfermo- No, no, no puedo seguir doctora- mira con ojos de traumatizado a la doctora y se niega a seguir hablando el pelirrojo.

-Por favor- insiste la doctora con rabia- cuando antes lo diga, antes se curara y podrá inaugurar alguna calle con el nombre de algún facha o cura de esos que tanto respeta.

El pelirrojo en el diván empieza a cantar el cara el sol:

-Cara el sol con la camisa nueva…

-Basta, basta, haga el favor de comportarse o mando su ingreso- le chilla la psiquiatra.

-No por favor- el pelirrojo se inclina sobre el diván y pone las manos cómo una amantis religiosa con la que comparte fisonomía.

-Por Bogo. Estoy perdiendo la paciencia con usted. Todos los pelirrojos son iguales, unos tarados- exclama la psiquiatra hiriendo los delicados sentimientos del pelirrojo que exclama:

Jolines doctora, no soy un tarado. Eso usted no tiene derecho a decirlo.

-Por favor señor…- menciona su nombre bautismal la psiquiatra respirando fuerte y contando hasta diez- concéntrese en mi pregunta.

¿ Cree de verdad que los rojos existen?

Image

El pelirrojo felón con el rostros descompuesto, sin saber que decir pues miente más que Cristo, se decide a decir la verdad, pues es mucho el peso que carga su corazón. Explota gritando:

-Si, creo que en España hay rojos y que hacen caricatura de mi persona para colorear.

– Ja, ja, ja., ja- ríe la doctora Sharon de la barbaridad del desquiciado- Por Bogo, que fantasía. Eso es absurdo- le recrimina anotando en su tablilla: fantasías incoherentes y absurdas. Mente descompuesta y desquiciada. Diagnostico: esquizofrenia política paranoide conspiratoria típica del PP.

Agggggahhhhhhhhahhhhhhagggggggg- chilla desesperado el pelirrojo. Se agarra el rostro con las manos produciéndose arañazos. Golpea el engendro en su triste locura sus propios ojos con los puños cerrados cómo si intentara sacárselos.

-Malditos rojos, malditos rojos, malditos rojos- grita y se pega.

La psiquiatra, cómo manda el reglamento básico de psiquiatría, deja que el enfermo se desahogue golpeándose.

La cara se le hincha al pelirrojo por los golpes que se da. Se ostia con placer sádico haciendo que su rostros anormalmente feo parezca aun más anormal si cabe. De la nariz brota abundante sangre así como de la boca de la que manan grumosos escupitajos de sangre y babas que salpican el vestido de la doctora.

Ella, pasando el dedo por la sangre de su vestido que se lleva a la boca; la sorbe y se relame.

-Muy bien ¿ se encuentra mejor?- le pregunta la doctora cuando termina.

-Si- exclama el pelirrojo recostándose en el diván.

Se hace un breve silencio en el despacho. La doctora saca de debajo de la mesa una palangana con algo de agua, de un cajón un paquete de algodón, tiritas , agua oxigenada, y una toalla.

-Aséese por favor- le ordena.

El pelirrojo con el rostro hinchado se levanta y se limpia la sangre. El agua de la palancana se vuelve roja cómo España, cosa que horroriza al pelirrojo.

-Sangre, guerra, los rojos, el Apocalipsis, la anarquía- gime el animalejo.

Entre tanto se escuchan a través de la puerta a los viejos de la residencia con la que comparte instalaciones el gabinete psiquiátrico. Los babuchos viejos se lamentan cómo almas en pena por los pasillos.

EL pelirrojo una vez aseado se tumba de nuevo en el diván.

-Voy a sacarle unos laminas y le haré unas preguntas ¿de acuerdo?- le pregunta la psiquiatra sacando de un archivador unas laminas. En ellas se ven unas manchas negras.

Lamina I.

Image

Una mancha negra con salpicaduras.

¿Que ve?- pregunta psiquiatra.

Rojo sublevados rompiendo la unidad de la patria- responde el pelirrojo.

Psiquiatra hace anotaciones en al tableta exclamando:

Vaya, vaya, vaya.

Le muestra al enfermo otra lámina muy similar a la primera.

¿ Que ve?

Enfermo

Los enemigos de la unidad de España haciendo caricaturas de mi.

Image

Muy bien- anota la psiquiatra mostrando otra lámina con más manchas y salpicaduras.

¿Que ve en esta?

Los rojos quemando la iglesia del ángel y violando a las monjas del convento- contesta el pelirrojo tirando al suelo un algodón lleno de sangre y metiéndose un algodón limpio por la nariz para que le tapone la hemorragia.

¿ Y está?- le saca la doctora una caricatura de un pelirrojo vestido con hábito de cura y cara de imbécil, que casualmente tiene un parecido muy similar a él. En la parte de arriba de la caricatura se lee:

Para colorear.

AHHHHHHH; AHHHHHHH; AHHHHHHHHHHH- chillando con al lengua fuera y el pelo pelirrojo erizado, el felón pelirrojo levita sobre el diván poseído.

Image

AHHHH; AHHHHH; AHHHH; AHHHHH- aúlla cómo un polluelo de águila. Vota del diván y el animalejo se acurruca en una esquina quedando a cuatro patas.

La psiquiatra toma nota:

-Bien, bien, bien. Estamos llegando al meollo de la cuestión. Ahora aflorará todo.

Le voy a enseñar otra lámina. Este muy atento.

EL pelirrojo acurrucado en un rincón y orinándose encima mira con terror a la psiquiatra.

-Quiero irme ami casa con mi mama- suplica.

Una lamina más y queda libre- le dice la psiquiatra sonriendo.

Le muestra una lámina coloreada donde se ve a una doncellita de rubios cabellos que le caen gráciles y rizados hasta sus divinales hombros. Viste con un traje de neopreno muy sexy y ajustado a sus angulosas curvas. La hermosa doncellita de angelical rostro va armada con pistola, cuchillo y carabina a la espalda. En el dibujo se puede leer: resiste que el PP ya no existe.

-AHHHHH; AHHHHH; AHHHH- chilla le pelirrojo aterrorizado. Los rojos, los rojos. Es ella, la que está incitando a los rojos a actuar. Es Loli Giménez, del grupo socialista. Viene a por mí. Me matará si me encuentra. Por favor sáqueme de aquí- suplica el pelirrojo a la psiquiatra- tengo dinero. He robado mucho, mucho, dígame su precio. Pero sáqueme de aquí. Seguro que están por el pasillo con la ametralladora.

Es escucha un golpe metálico y el pelirrojo se desespera de una forma atroz y angustiosa. Descompuesto, reptando por el suelo, acude a las rodillas de la psiquiatra que se ve obligada a pegarle con un porra en la cabeza para desembarazarse de él.

-Basta, basta, pelirrojo de los cojones. No toques con tus sucias manos mis divinos pies o te aplasto. Tranquilízate. No está aquí Loli, es solo un dibujo.

Loli Giménez no existe. Es una fantasía tuya. ¿Crees acaso que una chica con ese rostro tan angelical iría con una metralleta matando pelirrojos?

  • ¿Y ese golpe entonces que ha sido?- le pregunta de forma coherente a la psiquiatra. Intenta convencerla el pelirrojo.

  • Yo no estoy loco doctora Sharon. Ella existe, de verdad, nos matará a los dos si nos encuentra aquí. No me lo invento doctora Sharon. Es Loli, loli Giménez. Es concejal socialista en la actualidad, pero viene del futuro, pues sabe cosas que solo podemos saber gente del PP. Conoce nuestros planes privatizadores. Sin duda ha venido del futuro mandada por las hordas rojas de Marinadela, que cálculo será el último reducto rojo a partir del 2017. Ellos la han enviado al presente para frenar las reformas del PP sin contar con las urnas.

EL pelirrojo llora de rodillas sobre los pies de la psiquiatra.

OHHHHH; OHHHHHH;OHHHH.

La sangre vuelve a brotar de su cara y su cráneo mientras suplica:

-Por favor, por favor, por favor. Salgamos. Está aquí.

La psiquiatra, perpleja se pone de rodillas ante él intentando que razone.

– Mira tarado, el golpe que has escuchado ha sido un anciano que se ha caído con el tacatá golpeándose contra la barandilla de seguridad. Pasa casi todos los días. En cuanto a Loli Giménez, te aseguro que no existe. No hay ningún socialista que os quiera matar, ni ningún antisistema en toda vall d´uixó que desee meteros en ningún GULAG para reeducaros. Eso a nadie se le puede pasar por la cabeza. Vivimos en una democracia madura y consolidada.La gente, hasta los putos pobres que acuden a cáritas, la cruz roja, incluso esa basura, solo piensa en pasarlo bien, follar, e ir a la disco.

AHHHHH; AHHH- el pelirrojo de rodillas con la cabeza sobre el suelo, goteando sangre

sigue balbuceando con empecinamiento.

-Es Loli, Loli, Loli, Giménez, concejal socialista, alias corderito. Es una exterminadora, una mata peperos- contesta el pelirrojo llorando.

ImageImage

-Muy bien- aplaude la psiquiatra dándoles la razón cómo a los locos y anotando en su tablilla: caso perdido, convocar elecciones cuanto antes.

Angelillo de Uixó.

Dibujo del camarada: Lluis.


Un pelirrojo se vuelve loco por unas caricaturas by Ángel blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.

Rajoy felicita la victoria de Merkel, de Angelillo de Uixó.

Imagen

Ujier de Moncloa caminando con pasos raudos y semblante serio por los pasillos repletos de despachos con puertas cerradas y luces encendidas que iluminan por debajo de la rendija.

Se escucha a través de las puertas el sonido de fotocopias, escáner, disparos de fotos.

Porta el mensajero un teletipo en las manos. Frente a una enrome puerta se detiene. Llama:

Don Mariano, Don Mariano. Teletipo desde Alemania.

Imagen

La puerta se abre y aparece el presidente de la marca España bajo el merkel de la puerta.

El ujier hace una señal de respeto con el cráneo y le muestra el teletipo confidencial abierto.

-vencedora Merkel las elecciones de Alemania. Stop. Que el presidente felicite a la canciller. Stop- le lee

Vaya, vaya, vaya- exclama el presidente con calma o stop.

Don Mariano- le dice el ujier- tendría usted que decir algo al instante- añade ante la mirada perpleja del presidente- Es lo habitual.

¿ Y qué digo?- pregunta el presidente con calma o stop.

Lo que sea. Usted hable con sinceridad que yo escribo y lo mando al instante.

Don Mariano recuerda a través de esas  palabras  un cumpleaños en el que felicitó a su padre:

Hijo mío, la próxima vez que me felicites el cumpleaños se sincero, de lo contrario no lo hagas

El presidente en pie, bajo el merkel de la puerta, habla palabras llenas de sentido común:

Imagen

Igual que solo se debe hacer el amor con una mujer que lo sepa agradecer.

Solo se debe felicitar a la gente que lo sepa agradecer.

Stop.

Y tu Merkel, debes agradecer lo que España te está dando.

Sus mejores ciudadanos.

Así cómo yo agradezco que se vayan.

Stop.

Imagen

Hemos separado cómo el campesino la cizaña del trigo.

A los ciudadanos que valen de los que no.

stop.

Y te hemos enviado lo mejor, lo más granado de mi reino,

y nos hemos quedado lo peor.

Stop.

Pese a que dice la oposición que esto es una locura y hará que el estado Español sucumba.

Pero yo me río de esto por ser cierto.

Ja, ja, ja, ja.

Stop.

Yo no he llegado a la política buscando el halago, ni pasar de la forma habitual a la historia. Don Mariano el Grande. ¡Qué payasada!

Stop. Stop. Stop.

¿ Te parezco yo Merkel el puto Alejandro o Pompeyo?

Stop.

Imagen

Don Mariano, haciendo bajo el Merkel de la puerta vocecitas impertinentes y falsetes imita al pueblo:

“Que presidente más listo. Cómo lo quiere su pueblo. Quien ha visto a España y quien la ve. Cómo crece la nación. Viva Rajoy, viva Rajoy”

Gilipolleces, Merkel jilipolleces.

Stop.

He hecho todo lo posible para que nadie diga todas estas sandeces de mí. Aduladores, aduladores… cómo odio el pecado de la adulación , y a los políticos que quieren pasar a la historia por hacer grandes cosas.

Stop.

A mi me paran los cientificos y me dicen- gracias Don Mariano por sacarnos de este país, el de la inquisición, y ampliarnos los horizontes en alemania, el país de Einstein.

Stop.

Imagen

¿ Has escrito dos veces jilipolleces?- pregunta de pronto al ujier Don Mariano volviendo a frases ya pronunciadas.

Si señor, ¿se escribe con g o j?- le pregunta el ujier grave de duda ortográfica.

Cómo quieras, de las dos formas creo está bien escrito- corrige el presidente.

Prosigo, por donde iba…piensa el presidente.

Presidente- pregunta tímido el ujier- ¿ No debería manifestar en algún momento algo sobre la postura de España en la actual conyuntura con Alemanía?

-¿ Tu crees?- pregunta el presidente mirando el gesto afirmativo del ujier.

-Mucho cuidado Merkel de acabar creyendo que eres una mujer virtuosa y justa.

Eres cómo todas, actúas pensando en tus intereses.

Stop.

Muy bien- exclama el ujier.

Los intereses, los intereses de estado- repinte le presidente buscando con que rimar…

Me dan asco los intereses creados. Me recuerda a Jacinto Benavente.

Imagen

Si, eso es. Asco. No entendí un carajo del libro. Un asco  de adueño de mi ser. Si, el asco, el asco, el ascoooooooooo

¿ La gente normal siente tanto asco cómo yo por los intereses creados?

El presidente niega con la cabeza bajo el merkel.

No, yo no tengo intereses definidos creados.

La chusma, la chusma. La chusma. Es mi obsesión, el motivo por el que decidí hacerme presidente. Es mi cruzada. EL batueco, el gachupín, el parado, el subnormal, el gitano, el faccioso, el viva España- ojos en blanco del presidente Don Mariano que se agita cómo un león enjaulado entre los maderos del merkel. Emite una sonrisa macabra.

Voy a acabar con todos ellos. Esa será mi herencia. Eh, aquí mi verdadero interes.

Imagen

Stop final ujier- le dice con la lengua seca.

Muy bien presidente- le premia el ujier.

¿Cómo lo ves tu?- le pregunta Don Mariano con su habitual calma.

Convincente, sincero, espontáneo, con sentido común, cercano a la gente. A Merkel le gustará- emite su crítica el ujier.

Imagen

Angelillo de Uixó.


Rajoy felicita la victoria de merkel by Ángel Blasco giménez is licensed under a Creative Commons Attribution-NoDerivs 3.0 Unported License.

 

Solo los más aptos sobreviven.

De Angelillo de Uixó.

 

 

Detente- escucha a su espalda el Magno mientras cruza una calle con el semáforo en verde para peatones.

Y cómo la voz la juzga brava, el Magno para y se digna a girarse.

Y ante él, queda un artista del pueblo, que le extiende una caricatura y le dice:

-Para que la colorees-

Imagen

Y se va raudo y con prisas mientras se pone en rojo el semáforo.

Ay , que semblante más funesto y contrario a su gusto observa el Magno en el monigote de la caricatura, y cómo este la juzga con severidad extraordinaria.

Allí queda cómo clavado al suelo, hipnotizado, violentado en su ánimo.

Avaricia, es pecado que se refleja en el rostro del dibujo.

El pecado capital más doliente para el Magno.

El único, que su santa paciencia y comprensión hacia sus semejantes no tolera.

Aquel pecado por el que estaría dispuesto a saltarse la convención de Ginebra, la mariconada de los derechos humanos, y hacer hogueras en las plazas publicas de España para quemar a todo acusado de robo en la hacienda pública. Único robo que es pecado por ofender al pobre.

Todo lo contrario ocurre con el robo con violencia al rico, el atraco a mano armada a los bancos, o el hurto en los supermercados, que en la actualidad es el único robo castigado por los tribunales de justicia del reino de España, cuando si las leyes fueran justas sería todo lo contrarío: debería promocionarlo y premiar este tipo de robo.

Imagen

Y ya la mente del Magno se afana en pensar en el reto que le suponen elegir los colores con que untar al personaje para que se refleje el pillaje, el robo, y el crimen de estado; cuando los coches le pitan estresados para que el magno mueva.

No duda el Magno en arrodillarse en medio de la vía publica, deteniendo los vehículos para pedirle consejo a nuestro señor Bogo:

Imagen

-Escucha mi ruego poderoso Bogo y los pitidos impertinentes de claxon de estos miserables que moran en este lugar tan horrible: La vall d´uixó del crimen, la vall d´uixó de la censura, la vall d´uixó de los miserables, de los egoístas, de la usura, de la avaricia, de la cocaína, y por lo que escucho, también la vall d´uixó de la gente con prisas. La Vall d´uixó que gobierna el PP cómo si fuera una jungla.

-Dime Bogo ¿cómo coloreo esto?

Dicho esto, el Magno, cruza la acera no exento de reproches, amenazas, e insultos de los conductores herejes, sin duda: del PP.

Ve a lo lejos un centenar de sombras:

Son la de aquellos despreciados, humillados, expuestos a la miseria, reducidos a fuerza de leyes injustas elaboradas por el PP para llevarlos a las más indignas formas de subsistencia.

Caminan en pena, en dirección al río subterráneo de San José. Quizás para refugiarse en alguna covacha, o quizás para desaparecer en sus vinosas aguas a bordo de las barcas conducidas por barqueros pagados con la nómina municipal.

Y en esto que el Magno, entre esa tropa de desaliñados rojos, ve a la bella Dolores. Aquella de hermosos cabellos del color trigo, y cuya piel es del tacto y dulzor de la miel, aunque blanca y pura cómo la misma e inalcanzable para el hombre, luna o una virgen vestal del templo de Bogo.

Camina Dolores con el semblante serio, sin que por ello pierda su gracia y belleza.

Y el Magno presto a ella acude; y la saca de la fila de penados.

Y estás aladas palabras salen de su boca:

-Oh Dolores, la de hermosas caderas, la de piernas de gacela, la del busto de Venus.

¿ por que no sonríes cómo la luna a los enamorados hoy?

¿ y por que vas con estás almas deprimidas?

Tu, la de piel y voz clara, la del corazón generoso, la que eres famosa por hablar con sentido común, la que apareces en los sueños en una cálida y tórrida noche de verano. Tu, que eres juiciosa a la par que bella, cosa que a muchos causa extrañeza y temor. Responde a mis aladas palabras.

Y esta así le contesta al Magno negándose a sonreír:

Aunque mi inclinación natural, oh magno, es sonreírte, no lo haré. En estos momentos hay mucho dolor en el reino de España: ¿ Qué pensarían de mi mis camaradas si sonriera? Dirían que soy una pija del PP, un ser infantil y sin conciencia de clase. No, Magno. La izquierda hasta que se movilice y empiece a ganar batallas, no volverá a sonreír, ni utilizará la palabra alegría, ni la de fraternidad.

¿ Y a donde vais?- le pregunta el Magno conmovido y con lágrimas que humedecen sus ojos y sus mejillas divinas.

Imagen

Vamos al río cueva subterráneo de San José. Todos nosotros somos gente ofendida y humillada por el PP. Cientos más aguardan en ese agujero. Desahuciados, pobres, anarquistas, perroflautas, desempleados, síndromes de down, comunistas, el 15-M, falangistas de izquierda, moros, independentistas catalanes, vascos, andaluces incluso algún carlista despistado… Vamos a pensar en cómo combatirles. Estamos hasta los cojones de ellos.

-Abrázame, oh hermana, la de sensatas palabras, y que razona cómo varón, si con ello no se ofenden las leyes de Bogo- le ruega el Magno.

OH no, todo lo contrario, Bogo quiere que entre nosotros nos amemos y nos unamos- exclama Dolores abriendo sus maternales brazos que acogen al Magno.

Y ambos quedan hermanados uno en otro, mientras las almas fantasmales de la izquierda se alejan calle abajo cantado cacofónica la internacional, con semblantes lánguidos, blancos, y pesimistas, pues:

la guerra civil en el reino de España es inminente.

Imagen

 

 

En la otra parte el pueblo, las falanges del PP, se organizan para celebrar una reunión.

Y el más viejo de ellos, fatigado se ha dormido y llega tarde. Así el destino conspira contra él.

Frente al espejo observa su rostro lleno de arrugas verdes, y se afeita caimán mientras canta.

 

 

 

La canción del viejo Villalta.

Imagen

 

Hoy tengo reunión con mis compañeros.

Balabalu, ba, ba.

Qué ímpetu, y que ganas de sangre tiene la jauría.

Nos vamos el PP de cacería.

 

Hoy tengo reunión con mis compañeros,

Qué feliz me siento,

Aunque sea un chacal viejo,

aunque alguna presas se me escapen,

cómo el tiempo.

Qué feliz me siento;

Balabalu, ba, ba.

Observo a la joven jauría de las nuevas generaciones,

Dispuestas a lanzarse sobre los más débiles.

Son una manada realmente ultraviolenta y estarría.

Oh, cómo cuentan en las reuniones sus primeras experiencias,

De sobres de horas extras con dinero que se cuelan entre los dedos.

Balabalu, ba, ba.

Y ese tacto del papel , y su olor,

Que olor, que olor, que olor.

Que se quite madre el del incienso.

Santificado sea por siempre el dinero.

 

Balabalu, ba, ba.

Qué jauría la mía.

Dadme un sobre con dinero,

y veréis cómo me postro.

Para mi no hay otro dios que el dinero.

De ningún robo me arrepiento.

Dinero, dinero, dinero.

Money lo llaman los ingleses.

Y Pink Floyd le hizo una canción.

Imagen

Balabalu, ba.ba

Pasos en la oscuridad de un despacho.

Solo necesito la luz de un mechero,

y enseguida obtengo el goce de lo prohibido,

al romper las reglas del juego

y conseguir sacar el dinero.

Balabalu, ba, ba.

El dinero es lo que yo más quiero.

 

Mi nombre es, oh lector, Villalta.

Soy ladrón y merezco estar en prisión.

Imagen

 

II. Una mañana con Villalta.

Y ahora, oh lector, quiero que me acompañéis en mi jornada de cacería.

Imagen

Acudí a la reunión del PP, y el pelirrojo, el jefe de nuestra unidad facciosa pasaba lista y repartía la faena del ayuntamiento a su equipo. Inauguraciones municipales para unos, reuniones con banqueros para otros, comisiones de fiestas para los favoritos del pelirrojo esta semana. A mí por llegar tarde pues soy viejo, me indico mis deberes. Cubrir un marrón.

-Tú Villalta hoy acudirás cómo representante del Ayuntamiento a poner fin al curso para subnormales. Ese de nuevas tecnologías.

Imagen

¿ EL de buscar empleo a través de blog para desempleados sin cualificación ?- pregunté.

Si- me contesto. Dirás lo de siempre- Qué el éxito profesional es cosa de cada cual, que si en España hay gente sin trabajo es por que no quiere trabajar, que el que busca encuentra, y sobre todo que en la España del PP hay oportunidades. Y que este ayuntamiento se esfuerza en darlas, por eso hace este tipo de cursos que le cuesta un ojo de la cara. 20.000 euros ha costado que esos putos parados pobres aprendan a abrirse un blog para poner su curriculum de mierda por Internet. Si no encuentran así faena…piensa el pelirrojo en que más debe decir Villalta- será cosa suya- resuelve con ademán violento al no salirle lo que quería decir.

Imagen

Les cuentas tu caso- añade- Cómo tú con astucias has amasado una fortuna, que es cosa del todo el pueblo conocida.

Villalta se pone rojo.

El pelirrojo lo consuela al ver al viejo caimán que ha perdido facultades en la selva.

  • Llévalo con honra Villalta, que de la cuna que vienes y en este pueblo podías haber acabado cómo muchos muertos de hambre, que miseria aquí hay un rato. En cambio tú, viejo zorro, has sabido sobrevivir. Ni tú ni yo somos ladrones, sino los más aptos. Recuérdalo cuando te insulten esos rojos maricones. Las leyes de la naturaleza, en vez de los dictados del dios Bogo, son las que rigen nuestra ideología. La naturaleza, esa creación de Satán, nos muestra que la vida es una jungla sin reglas y competitiva. O te afilias al PP robas y comes, o vas de moralista y santo, mártir, y eres comido. Y ahora vete viejo zorro, que tengo que despachar la privatización de la biblioteca y despedir a varios funcionarios. A por ellos, sin piedad.

  • Imagen

Emprendí algo hasta los huevos del pelirrojo por sus expresiones de viejo zorro que tanto me molestaban el camino al centro de les moreres para poner punto y final al puto curso. Pare un minuto a hacerme un cubata en el bar alegría de la huerta. Me fui sin pagar cuando el camarero entró en la cocina, pues una opaca cortina no permite ver la barra. Corrí y llegue al puto centro sudado.

Allí estaban los subnormales delante de sus ordenadores.

Cuando vi a esos engendros, me quede enseguida con al copla de que no tenían ninguna oportunidad de encontrar trabajo. Vaya panda de pánfilos- pensé. Había obreros de más de 50 años, varias gordas de más de 40 años, cuatro o cinco chonis.

Sonreí aunque tenía ganas de llorar. Joder que viejo soy. Antes disfrutaba de estas cosas, ahora siendo asco de mi mismo.

Hable.

Mis labios de movieron diciendo lo contrario que pensaba, pues soy el hijo puta más mentiroso del mundo.

-Espero que hayan ustedes aprovechado la oportunidad y el esfuerzo que hace el ayuntamiento en ayudarles a encontrar trabajo. Hoy en día el medio virtual es muy importante…

Imagen

De repente se escuche un ruido en la puerta.

-¿Puedo pasar?- pregunta una chica muy hermosa. Joder era Dolores. Esa miembro de la oposición a la que llamamos los fachas la corderito, por lo buena chica que es. Siempre hablando del amor y esas payasadas de rojos. Yo a veces me he hecho una pajillas pensando en ella. Me quede pensando que coño querría la Dolores en este lugar tan inmundo para fracasados. Pensé que vendría a decirme algo importante, que se yo, que a lo mejor le había explotado un petardo que da inicio a la salida de los toros al alcalde en la cabeza y se la había arrancado de cuajo. Llevaba Dolores una bolsa de mano muy grande, y algo sospechosa.

Abrió la cremallera de la bolsa y saco un radio casete.

Puso una canción. La jodida paralise de lugvin van, y empezó a tararearla con esa voz angelical que tiene. No se porque, me estremecí, pese a que su voz es divina.

No se, no se, no se. Había algo extraño en su mirada, y en su voz.

Y joder hermanos, al cabo de un par de minutos saco un subfusil Ak-47 y me apunto a mi golosa.

Imagen

-Joder corderito- me salió sin darme cuenta está expresión que no le gusta que se la digan, cómo a mi cuando el pelirrojo me llama viejo zorro- ¿que coño estás haciendo con eso? ¿ Es una broma, verdad?- le pregunte.

Sonrió de una forma extraña y dijo:

Ahora vas a ver quien es el corderito gilipollas.

Lo último que recuerdo es que escuche un fuerte ruido. Algo así cómo trararara, trararara y vi salir humo y sangre de mi cuerpo que caía al suelo lentamente. Escuche muchos gritos.

OHHHHH,OHHHHHH,OHHHHHHHH y vi más cuerpos caer.

Imagen

 

Angelillo de Uixó.

 

Caricatura del camarada Lluis, artista local.

 

 

 

 

 

 


solo los más aptos sobreviven, de Angelillo de Uixó by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.