Archive for the ‘escopeta nacional’ Category

CIMG9031

Las nuevas voces de una hispania moderna naufragan entre las cuatro paredes  de las casetas San Antonio. Al nacer fueron  cal, con la edad han sido pintadas con una paletada plástica de colores de comunión que enciende la madrugada de escopetas de levante entre chumberas,  madrigueras y olivos que cantan con las presas del parany.

Cruces surcan el cielo con los brazos abiertos en los asientos. Almas de veraneantes que viajan de aeropuerto en aeropuerto sobre los surcos de ajos que se hunden cubriendo de puro blanco el suelo.

Brisa marina traspasa las cuatro paredes cuadradas. Llega empapada de bebida y amargura. Velero de llanto que mueve oscuras galerías bajo tierra donde descansan los gallos y las rosas que resucitan mojados de sus propias heridas. Fenixs de desdichas que se crucifican crucificando.

Picos y espinas se enredan entre muslos lanzándose un vomito alcohólico al quitarse la manta.

Se escupen los pechos,  arrancan las manos, sacudiendo los cabellos siempre cargados de tirones despeinados.

Se rompen los espejos al mirarse.

tranquila es la sangre que se hace mala,

en la hora en que dan palmas los gitanos.

Tranquila es la sangre cortada,

que busca nueva sangre para cortarla y marcha.

Allí queda la casa,

cuatro paredes mal puestas.

Un lamento se escucha quieto,

un gemido de perra olvidada que aguarda,

la segura agonía de vuelta en el monte.

Con las manos clavadas a la madera de la barra

golpea los vasos de whisky su amo que olvida.

Con una corona de espinos clavada en la cabeza,

esfina su dueña siete metros de madero de barra

con polvo de vía láctea para hacer el camino de vuelta a casa.

Cuando recuerden que han de regresar,

te enterraran.

lanzas al aire donde vibra un lamento de dolor contra el cielo

capaz de cortar los dedos de los gitanos que dan palmas.

Una corona de ajos blanco para cubrirte,

cuando regresen tus dueños.

Yo escribiré en tu epitafio,

dando palmas con los gitanos:

Vivan tus dueños.

La siguiente crónica poética está basada en hechos reales, para no asustar a nadie, la sangre no ha llegado al río, la perra protagonista de nuestra historia, Perla, aunque ha sido descuidada de una forma brutal, atada sin agua y sin comida durante varios días, quedando para colmo la cadena enganchada en una grieta de hormigón sin poder llegar a la comida y agua que varios vecinos le llevamos, ayer fue liberada por la policía local .  la situación creada es achacable a un modelo  sociedad más atrasada de lo que parece. El atraso africano ha sido ocultado con un fino maquillaje europeo. Las autoridades, bastantes miopes, preocupadas por el turismo en las cuevas no lo reconocen. Eso ya lo pagarán en la historia local. La vall d´uixo del 2017, es un anacronismo a la españa de principios del siglo XX descrita por Valle Inclán, Machado, la del 27 de Lorca, la de los años cincuenta de los Santos Inocentes de Delibes. Las pruebas para esta afirmación son mis crónicas , mi biografía , la vida que arrastro en este espejo deformado.

la vall d´uixo del 2017 se ha adaptado con su nueva tecnología, con los desarrollos en la informática, con su inclusión incluso a europa, a ese tiempo eterno de la España inamovible de esperpento,  atraso social y barbarie de siglos.

Vivan nuestras cadenas.

Angelillo de Uixó.

 

 

hqdefault

La palabra es cal en la piedra,

con la que se construye cada parad de cada casa,

en la patria ibérica.

Cuando se rompen llenas de rabia,

lloran las cruces ensangrentadas.

En las eras,

paramos donde llega el eco de las campanas,

huye el hombre silencioso,

que ha cumplido con su destino.

En su alma llega el descanso,

después de años de amarguras, silencios y envidias.

Un grito de libertad

recorre el campo de su cuerpo,

liberado con hierba y sangre

tras el asesinato.

Palidecen al escucharlo

el abanico de perros y fusiles

que le persiguen.

Angelilo de Uixó.

 

Licencia de Creative Commons

 

Sanchez-PP-esconde-candidatos-inocua_EDIIMA20150418_0287_28

Con que profundidad de asceta medita el ciudadano murciano de pura casta.

Estirpe nacida de un santa  y un paleto, que vive como un ajo de su huerta.

Casi de nada, para si, e indiferente a casi todo.

Aferrado a su silla de esparto en el campo, de la que no se levanta, aunque el mundo este temblando y venga una ola de fuego.

Allí, en su silla,  seguirá sentado hasta el final de los tiempos, con los ojos a la corrupción cerrados, y los brazos cruzados como crucificado.

Y cuando le pregunten al murciano por  lo que opina que pasa.

Se sentirá agradecido y bendecirá a los que le han robado hasta el aliento.

Angelillo de Uixó.

<a rel=”license” href=”http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0/”><img alt=”Licencia de Creative Commons” style=”border-width:0″ src=”https://i.creativecommons.org/l/by-nc-

cimg0443

indice

Una cuerda se rompe y cae un bufón que empieza a cumplir su sentencia.

Así empieza la obra titulada:

tenemos sentencia de guante blanco para Rato.

El decorado una casa en ruinas, puntales, bicicletas, un diario ABC sobre una mesa donde también hay una báscula de pesar verduras, habas sobre la báscula, un nivel de obra que agarra el bufón mientras habla en voz alta consigo mismo leyendo los titulares del ABC.

Ha salido sentencia de Roto y Blesa.

( Colocando el nivel sobre sus ojos)

Esta bien nivelada, la burbuja se queda entre las rallas.

( sigue leyendo en voz alta la página del diario)

La sentencia nos relata que Rato es una persona educada, que se ha comportado con seriedad mientras ha sido juzgado, que vive en un ambiente respetable, alejado de la delincuencia, y como Dios manda, casado y con nietos.

El juez confiesa  en su auto que se ve reflejado en el comportamiento de los condenados, y lamenta mucho los gritos, los insultos, las amenazas de los anarquistas estafados cuando Rato les gobernaba su dinero. Sin embargo el juez   condena a ambos por esta estafa y los absuelve.

Cuatro y seis años de prisión para Rato y para Blesa, pero  a casa.

Termina el magistrado dando gracias a los condenados por haber acudido al juzgado.

Angelillo de uixo.

 

 

 

<a rel=”license” href=”http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0/”><img alt=”Licencia de Creative Commons” style=”border-width:0″ src=”https://i.creativecommons.org/l/by-nc-sa/4.0/88×31.png&#8221; /></a><br />Este obra está bajo una <a rel=”license” href=”http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0/”>licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional</a>.

 

cimg0417

 

En Vall d´Uixó, en una rotonda han labrado sus habitantes un espantajo de hierro dedicado a la hidalguería. Como hechizado, resiste abollado a los lances de coches y camiones de reparto que pasan dando vueltas a este hierro apagado, que contempla como el tiempo oxida su nobleza. La placa dedicada  al caballero Tirano de Guante Blanco, se olvida en su tranquilo silencio. Pero cada uno  de cada mes, se rompe este exilio del caballero con una nota que aparece a sus pies, que  dice así:
” Roba hasta que te absuelvan,
como si fueran ajos lo robado”
Los viejos del lugar, cuentan que ese día, los hierros de Tirano de Guante Blanco, duque de Ibiza, chirrían como si arrastraran un rumor revolucionario. Los pitidos de claxon de coches, motos y camiones, parecen arrastrar una amarga queja. Y los más viejos, aseguran que los jueces, los día uno y quince de cada mes tiemblan sollozando, por si alguien alguna vez se para a investigar la vida, y descubre los crímenes que han cometido en nombre del capital.
Angelillo de Uixó,
a una rotonda que pasa inadvertida en vall d´uixo dedicada al caballero Tirant lo Blanc, ahora que la nobleza ha vuelto a obtener grandes privilegios , como el Duque de Palma. Personalmente nunca olvidaré los tres años que me tuvieron fichando en Nules cada quince días, las tres detenciones sufridas por las fuerzas de seguridad, ni los insultos, ni las vejaciones que me mancillaban por dentro, ni la pobreza, la exclusión a la que he sido sometido, pero no soy rencoroso ni vengativo. No vengo como Rosbespierre , pidiendo cabezas. Traigo un mensaje de amor a mis conciudadanos: Libertad para todos los presos  del estado español ya.
Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

Divinas Personas.

comedia sobre enfermedades raras.

 

 

Escena Primera.

Taberna de matrix con wiffi , donde un cartel anuncia al cliente poco hablador que se puede conectar a Internet pagando el café. Detrás del matrix, larga es la sombra de una valla pintoresca de cipreses que oculta el colegio de San Leopoldo Peñas Rojas de vall d´Uixó, donde la chavaleria gritona sin disciplina, agolpada como un ejercito republicano descabezado, escucha anuncios de alterados megáfonos donde ruge Bisbal melodioso acompañado de guitarras. La escuela parece que prepara propaganda del corte inglés. Voz del bello cante del profesorado avanzado progresista que ha sustituido el salvado por la campana por el canto popero , por ser según nueva escuela más humanista y menos disciplinado que el anterior redoble de timbales y salva de perdigones del jubilado conserje. Descanse en paz el hombre que era aficionado al orden hispánico y a la caza de la perdiz, pues no ha quedado de él ni la garita, ni la silla de esparto que lo aguantaba.

Las Beatrices, Loles, Mercedes… con aires estúpidos y recogida soledad de treinta cuareteña edad atada a la falda corta. Andan acompañadas de volantadas piruetas, perrita lanuda blanca y enana llamada generalmente Luna, o Perla, que se queda en cinta una vez al año. Viste el bichejo un dornajo atado al lomo por los vientos helados de diciembre, como si fuera un recuerdo los días más duros de los desahucios que han cesado, o se han silenciado, como los suicidios guardados en un cajón familiar mohoso para seguir adelante los supervivientes. Parece como si aquello que hubiera pasado, hubiera realmente pasado hacía mil años, en una España musulmana, no desde luego cristiana como la de la vall d´uixo gobernada por las fuerzas rojas.

A la entrada del matrix, luz cegadora de la televisión de plasma. Entra un pobre a la cueva de Platón donde los parroquianos igual de leprosos se interrogan sobre el fútbol. El hombre que entra, a los casi cuarenta, sin la formación acabada, ni posibilidad de acabarla , tira por las calles de una carretilla llena de leña para calentar la casa y la comida. Varias bolsas de alimentos sobresalen entre el ramaje de naranjos difuntos. Ocultan sus entrañas mercancía de trueque. Guisantes de su huerta por pasta, habas por leche, pimientos por café.

En la televisión, espejo publico de antena tres , pidiendo con la imagen de Lola Flores dinero para salvar a unos futbolistas Messi y Cristiano Forrado, con aprietos cojoneros con el fisco. Indignación en la taberna por tratar a los astros como defraudadores. Luego pasan en espejo publico, a pedir pena de muerte a un bloguero, y de ahí a promocionar contactos eróticos para solteros en una nueva página web que un emprendedor divorciado y aficionado a la masturbación, agotado de tantas pajas, ha creado para que nadie sufra lo que él.

El tertuliano licenciado en psiquiátrica, anuncia la gran noticia acallando al pajillero emprendedor.

Titulares locuaces.

detenida pareja con hija con enfermedad rara por turular con el engendro pidiendo dinero.

La estrujaban como un limón.

Fotos del engendro infantil con titular explicativo para la audiencia.

Entendido en economía, pelo engominado y bata, entra en el plató no se sabe bien de donde.

Señala una pizarra que desciende del techo.

Hasta un millón de euros pudieron sacar esa pareja de miserables indecentes de su hija enferma pidiendo plató por plató de cada programa sensacionalista de la tele.

Voces de hoguera entre el publico. Chillidos, confusión.

Llamadas al futbolista Cristiano Forrado en directo para que cuente en antena tres que le parece lo de la chiquilla después de haber sido acusado de defraudador.

Ronaldo a través del teléfono, foto de su bello perfil en portada de la tele fijo.

En España la justicia no funciona, a gente inocente como yo le acusan de fraude por evadir impuestos por no declarar 90 milloncejos de nada, mientras otros explotan… a niños. Eso si que es grave joder.

Sin vergüenzas.

Gente sin escrúpulos.

El publico aplaude gritando en apoyo al jugador intelectual:

Inocente, inocente, todos somos Ronaldo.

Necesito conectarme a Internet Agustín – pide al tabernero el hombre del carretillo salpicando las palabras con saliva por la comisuras de los labios.

Agustín ceñudo.

Parece como si hubieras visto al diablo Angelillo-

Angelillo.

Quizás me haga rico.

Agustín.

Pues paga el café por delante.

Una moneda de euro cae por la barra , y se cuela en una servilleta el cifrado de una red.

Angelillo con un móvil se refugia en los servicios donde se conecta a través de la web que ofrece contacto eróticos anunciada en espejo publico con el propio plató.

II.

Escena segunda.

Su propia imagen reflejada y deformada se ve a través la pantalla de su móvil. Puede seguir el programa de antena tres que ahora ahonda en el yoga para embarazadas. Su señal acapara audiencia que se detiene a escucharlo contemplando su imagen deformada.

Expectación, sensacionalismo, misterio, viejos recuerdos familiares, desgracias, a cada palabra. Autentico oro mediático.

Ay hija mía, Natia, me acabo de enterar al entrar a un bar a pedir un café, agotado de empujar toda la mañana el carretillo, de que hablaban de tu padre putativo , de tu madre y de tí. Ellos ha sido detenidos por aprovecharse de ti , hija mía. ¿ Qué te han hecho? Me hago cruces como en los caminos. No tardarán en encontrarme, pues yo soy tu padre hija mía. Quiero que veas este vídeo para que me comprendas, pues no me conoces aún. Seguramente tu madre no te habló de mi. Yo no quise interferir, puede que pienses que lo que hice estuvo mal. Pero cuando sepas la verdad, cambiaras de idea.

Nadie ha querido a tu madre, ni a ti, en este mundo más que yo.

Lo que hice, abandonar a tu madre, estuvo mal, lo sé.

¿ Pero qué iba a hacer?

Antes de que tu nacieras, tu madre y yo tuvimos otro hijo. Tenía también una enfermedad rara. Yo lo llevaba en un carretillo, pues apenas se movía el engendro. Trotaba por los bares pidiendo la voluntad para curarlo. Los servicios sociales me lo querían quitar por eso. Un día, se escapó del carretillo tu hermano no sé como, y un coche lo atropelló cuando estaba todo preparado para curarle. Las asistentas sociales de vall d´uixó me acusaron de asesinato. Estuvé en la cárcel ,porque afirmaban las asistentas que me había puesto de acuerdo con el conductor del coche para cobrar el seguro. El juez de Nules ni miró las pruebas, solo mi ropa y me condenó. Al cabo de dos semanas vieron que el conductor del coche no tenía seguro. Gracias a eso pude salir, aunque el conductor desapareció misteriosamente. De la alegría por mi libertad tu madre se quedó embarazada esa noche. AL enterarme tres meses después me huí de casa. Tu madre se traslado a Cataluña. Allí conoció a tu padre putativo. Por lo que dicen, un buen hombre. Ha hecho lo correcto, intentar salir de la miseria como todos. Los hijos discapacitados Natia, hija mía, no vienen con un pan bajo el brazo. Y que me ahorquen si quieren por decir que un hombre debe comer todos los días. Y si para hacerlo se debe quebrantar alguna ley, se hace. Tu madre no ha hecho nada malo, nada diferente a Ronaldo Forrado, o a Messi. Es una buena mujer.

Hija mía, Natia, ahora estás sola y asustada, entre la seguridad social y hacienda, prisionera. Tu destino está en manos de una asistenta social de la generalitat.

Tu padre está dispuesto a darte una buena vida Natia, aquí, en vall d´uixó. Una vida llena de coraje.

Andaremos juntos por las calles, podrás ir en el carretillo Natia. Pa tirará de ti. Cantaremos villancicos en navidad. Pa te pondrá un gorrito de papa noel y nos lloverá todo lo necesario.

No tengas miedo.

La última palabra la tienes tu hija mía.

Pa te quiere.

Angelillo de Uixó.

<a rel=”license” href=”http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0/”><img alt=”Licencia de Creative Commons” style=”border-width:0″ src=”https://i.creativecommons.org/l/by-nc-sa/4.0/88×31.png&#8221; /></a><br />Este obra está bajo una <a rel=”license” href=”http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0/”>licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional</a>.