Archive for the ‘cobardes’ Category

Volver loco a un ruiseñor

trump

 

que abismo se ha tendido entre el ruiseñor y su canto.

Unos dedos echan raíces en la raza y en la patria hablando a través de una máquina que atraviesa con su voz fronteras llenas de chaquetas de cemento y alambradas.

Por todas partes hay pueblos, continentes enteros como Europa, que merecen el mayor de los desprecios.

Y gente cruel a la que agradecer su fiereza.

Es necesario, quien desee  salvarse de una oscura existencia,

seguir el vuelo de Hamlet.

Y el que ame la vida decente,

ser el verdugo de su madre.

Hágase la voluntad,

pura estupidez.

Y el elogio a la locura,

crueldad.

Vosotros,

filas de obreros robotizados en las filas del paro.

¿ Quién se dirige a vosotros a guiaros?

Diamantes de plástico,

que se romperán como Pirita espumosa,

que deslumbra como oro,

cuando las bayonetas bailen confusas con vuestras cabezas.

Ahora, anuncian los ruiseñores ante los cañones,

que es necesario  un nuevo holocausto.

para que los gusanos engendren un nuevo ser más robusto y sano.

 

Angelillo de Uixó.

<a rel=”license” href=”http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0/”><img alt=”Licencia de Creative Commons” style=”border-width:0″ src=”https://i.creativecommons.org/l/by-nc-sa/4.0/88×31.png&#8221; /></a><br />Este obra está bajo una <a rel=”license” href=”http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0/”>licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional</a>.

 

 

 

 

Abstención ad hominem, quema al hereje.

cimg9909

 

He resistido hasta última hora, como el que va a la hoguera. Nadie me podrá acusar de traidor si quemo mis principios. Es hora pues de cerrar los ojos y no ver, hasta que algún poderoso burgués de izquierdas nos diga:

abre los ojos y mira.

Es hora de caer y no levantarse,

hasta que algún bien pensante burgués humanitario nos diga:

levántate y anda.

Así razonaba consigo mismo el buen hermano el día de la investidura, mientras hacía una pequeña hoguera y quemaba en ella papeles comprometidos, como el carnet del partido comunista, el de la CGT, el de la liga feminista, panfletos a favor de aborto, sátiras de obispos, revistas de economía alternativa.

La traición se había consumado, y el buen hermano tenía necesidad de confesión , ahora que algunos iban a salir a rodear el congreso cuando ya estaba todo pactado y bien pactado.

Por eso abrió la puerta de su hogar ,para invitar a aquel que quisiera pasar a ver como hacia una hoguera que titulo:

la hoguera de los diputados, argumentos en contra del hombre.

Alrededor de esa hoguera cantaba, saltaba y se rasgaba las vestiduras el buen hermano.

Ay, espíritus libres que me rodeáis,

bienaventuradas criaturas que buscan la santidad.

Los herejes han sido quemados.

Y ahora solo se habla del bien, del bien del reino y del espíritu.

Respirar el nuevo aroma a pureza que se desprende tras la quema.

No es hora para la queja, ni de ponerse melancólicos por la quema.

Y Si de recoger las cenizas.

Habrá gente, pues en el reino del señor hay gente para todo, que se preguntará y exclamará como una mujer:

! cuánta maldad hay en el mundo!

Pero para eso está la hoguera.

Habrá encantadores que os tratarán de mentir.

Pero para eso está la hoguera.

Es hora de que nos amemos, y de que nos apretemos los unos a los otros los cuerpos, ésta es la nueva comunión que os traigo. Una comunión feliz, un nuevo sacramento.

Amaros los unos a los otros mientras arden los herejes en la hoguera.

La hoguera hermanos, la hoguera.

Oremos:

La hoguera, la hoguera, la hoguera.

La hoguera, la hoguera, la hoguera.

La hoguera, la hoguera, la hoguera.

La hoguera,

la hoguera,

la hoguera.

la….

Así el buen hermano cayó rendido, exhausto después de bailar y saltar alrededor de la hoguera.

Angelillo de uixó.

<a rel=”license” href=”http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0/”><img alt=”Licencia de Creative Commons” style=”border-width:0″ src=”https://i.creativecommons.org/l/by-nc-sa/4.0/88×31.png&#8221; /></a><br />Este obra está bajo una <a rel=”license” href=”http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0/”>licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional</a>.

 

cimg9859

 

DSC_1765

 

Intro tras la tormenta.

No defiendo que fueran los gitanos los que me robaron la carretilla cuando llovía. Solo que fui injuriado horas antes por unos de ellos cuando nos encontramos en las mismas sendas que transitamos. luego ocurrió un fenómeno meteorológicos que en vall d´uixó llamamos: la lluvia de los gitanos.

II.

Falsa lluvia, falso sol cuyas mentiras y enredos me obligan a retirarme a una cueva buscando protección viendo en sus tristes paredes extrañas formas donde se representan viejos códigos cuya imágenes de sus castigos hace temblar ojo y  corazón provocando la mayor de mis ignorancias: la compasión.

Ay, ensayo de la conciencia que le quita la vitalidad y la astucia a un hombre sano como la mordedura de un vampiro.

Nada es tan mortal como la compasión por los gitanos.

Ay  blandura tan blanca como la luna, tan redonda como los radios que se arrastran por caminos torcidos fraguando su venganza en el metal verde de mi carretilla que se aleja sin mí por raíles de cobre golpean como martillos mi alma, porque han venido a por ella para arrancarla el pueblo gitano.

¿ Fue un sueño, una visión de esta lluvia tan débil y falsa la sombra de tres duendes empujando mi carretilla?

Cuando se produce la lluvia de los gitanos nada se sabe ni nada se comprende. Pero al salir de la cueva y ver el sol sobre los charcos uno se siente más sano, más fiero,más necesitado de sangre que alimenta la vida.

Al que le roba un gitano se hace más fuerte, más justiciero que si le roba a un banquero, y eso es bueno.

El tiempo soleado, así como  el nublado sobre mi huerta cicatrizará la herida mientras espero la siguiente impaciente, y ya la anuncio, se llama DNI ha caducado y no tengo derecho a prestaciones sociales hasta que no me ponga al día con la policía.

Fin de esta desgracia para payos. Paz y bien y si te venden una carretilla verde es mía.

Angelillo de Uixó

<a rel=”license” href=”http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0/”><img alt=”Licencia de Creative Commons” style=”border-width:0″ src=”https://i.creativecommons.org/l/by-nc-sa/4.0/88×31.png&#8221; /></a><br />Este obra está bajo una <a rel=”license” href=”http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0/”>licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional</a>.

 

 

 

El populacho nacional.


Eran días de alegría, tracas y cohetes en la ciudad de los lobos pues celebraban la fiesta de Dios en la tierra y de Dios en la sagrada familia, por eso ondeaban mantones colgados de los balcones con bellos dibujos de la sagrada familia.
Uno de estos mantones, en lo alto de un edificio cercano al huerto de un buen hermano solitario, salió volando a su encuentro cuando este llegaba a su huerto, pensando pesaroso de la existencia tan mala que llevaba por no tener familia, aunque si tenía. Por eso se quedó maravillado viendo pasar sobre su cabeza la aterciopelada Virgen María, a su casto marido San José y a ese amado niñito de Jesús que al verlo empezaron a girar como un águila imperial sobre su cabeza. Hecho estas piruetas, el mantón empezó a subir y a subir girando sobre si hasta las alturas, y el buen hermano comprendió la señal.
Algo había pasado en su huerto, por eso la sagrada familia huía.
Y al meterse en sus tierras vio que nuevamente le habían robado.
Los nacionales azules habían pasado con bolsas transparente de plástico por su campo.
Más el buen hermano no perdió la calma, y sonrió, pues en ese momento de desesperación el cielo se abrió, y una voz procedente de una zarza le habló.
“ Se fuerte Angelillo. EL nacional no tardará en volver, y un día  en tu tierra lo encontrarás , pero tu nada le harás, tan solo le dirás:
ahora hermano iré contigo a tu casa a sacrificar un cordero.
Es de bien nacidos ser agradecidos”

Angelillo de Uixó. Con Paz y bien buenos hermanos os dejo las alegres fotos de mi huerta en zona nacional  en el siguiente blog 2016/10/fotos-de-mi-huerto-con-zona-nacional.html con el fin de concienciar a la sociedad y a las autoridades culpables unos y otros por su acción de omisión  en el cuidado de las tierras.

<a rel=”license” href=”http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0/”><img alt=”Licencia de Creative Commons” style=”border-width:0″ src=”https://i.creativecommons.org/l/by-nc-sa/4.0/88×31.png&#8221; /></a><br />Este obra está bajo una <a rel=”license” href=”http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0/”>licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional</a>.

untitled

Intro del autor:
Te invito, Oh Lector, a pasar a mi huerta, donde me han quitado dos bidones de riego y gomas de goteo, así como me han arrancado varias tomateras que han dejado muriendo en el suelo.
Hago de mi miseria mi bandera, y la ondeo sin odio.
No me arrancarán la esperanza, de que las cosas deben cambiar, como me han arrancado las sandias.

thca52gdhs

II.
Entra y sal,
con la hierbabuena ,
de mi siembra.
Has pasado
y me has regalado,
tu imagen reflejada
en los bidones de agua
que regaban tras cada madrugada.
Hay un temblor en las cañas,
donde se enroscan los guisantes,
que anuncian sangre en los tomates,
dormidos en las ramas.
Y un temor en las alcarchofas,
de nunca verse en flor.
Duerme con el día,
tu sombra siniestra en los naranjos
que me sigue por el campo.
Entre los juncos te busco.
Llamándote para ayudarte.
Recuerda,
te digo como un Salvador,
que solo eres un miserable,
ven y toma lo que queda
sin ocultarte,
soy tu hermano.
Angelillo Uixó.

thcasvm1pl

 

 
Vamos todos a ayudarnos
cantando con nuestras voces secas
en la tuna del diputado:
¿ Puedes ayudarnos?
¿ Puedes ayudarnos?
¿ Puedes ayudarnos?
Escucha nuestro ruego
en este valle de la muerte
donde hablamos sin hacer ruido.
Nuestras palabras son pequeños pasos
que buscan su salvación.
Nuestras oraciones promesas para los vivos,
que ruegan por nosotros
Ay, de los Justos
si nos observáis detrás de las lápidas.
No nos imaginéis como hombres cobardes,
desde ese otro reino de la vida;
sino como corderos extraviados ,
que buscan su pastor.
Vamos todos juntos en una tuna,
en la charanga del diputado.
Tener piedad y ternura por nosotros,
si acaso nos escucháis tocar la pandereta y la flauta en el cementerio
Recordar que lo hacemos,
por qué somos hombres necesitados.
Ay, morir pronto y bien nos espanta,
Tanto como el castigo.
Por eso vamos todos cantando
juntas nuestras cabezas de serrín
sonando como nueces secas
en la tuna del diputado:
¿ Puedes ayudarnos?
¿ Puedes ayudarnos?
¿ Puedes ayudarnos?
Angelillo Uixó,
para entender este poema en plenitud hay que conocer lo ocurrido en el cementerio y a nuestro pueblo. ¿ can you help me?

Unión Europea: también matamos mujeres y niños.

 


Supongo que se ha perdido la todo, sería mejor pedir a la alcaldesa Tania Baños que hiciera el favor de quitar la bandera Europea del balcón del Ayuntamiento, la que ondea junto la de España y la del País Valenciano – Esto es lo que dije sin que nadie se sorprendiera por mis palabras en la reunión de izquierda unida a la que me habían invitado. Acudí a ésta más que para participar de forma activa con la palabra, para ver como resolvíamos el problema del agua de un terreno que tenía cedido de un militante, pero no pude dejar de invenir sin que mi intervención, sin saber el motivo, llegara a no sorprender a nadie. Lo que dije en la reunión fue recibido sin alegría, ni tampoco descontento, como si fuera algo extraño y absurdo lo expresado, pero a la vez certero, casi como una suplica, como un sueño colectivo irrealizable, o quizás como la derrota de algo querido que se desintegraba como los navíos que llegan a nuestras orillas llenos de cadáveres, o con gente herida y traumatizada que son enviadas a Turquía, o represaliadas en campos de concentración en Europa. Desde luego, todo ese salvajismo organizado por el parlamente europeo estaba quedando lejos. España participaba, pero el flujo migratorio no pasa por nuestras fronteras naturales. Las montañas y ríos que nos separan de gente que hablan otro idioma como franceses, o Portugueses nos aleja del caos de Albania, Grecia, Turquía, Austria, Hungría… Aquí sobrellevamos la miseria y el hambre en plena civilización con ayuda de la familia, los que la tuvieran, y con migajas de limosnas de cáritas y la cruz roja el resto, como es mi caso. Sin embargo se notaba en el aire que ese clima de violencia extrema de barbarie anticivilizadora, con aromas a épocas remotas de los primeros europeos, quizás hubiera llegado ya incluso a vall d´uixó, siendo  los primeros en notarlo los miembros de PCE. Bastaba ver las caras de abatimiento de la gente de izquierda unida, la pobreza de muchos de sus militantes resignados a darle vueltas a la cabeza en sus butacones para comprobar que pese lo extrañas que eran mis palabras dichas al principio:Supongo que se ha perdido la todo.

Eran en cierto modo aceptadas como ciertas.
Entre la gente que allí estaba había un hombre misterioso que leía mundo obrero alejado de la asamblea, y del que salía humo de su pipa. Yo solo veía sus manos, era como de marfil, blancas, huesudas. En la contraportada se veía el articulo de Marina Albiol que yo había leído momentos antes, y que me sirvió para hacer el comentario que hice.

http://www.mundoobrero.es/pl.php?id=5478

Marina Albiol: “Las deportaciones y el hacinamiento de los refugiados es tan fascista como pasearse con una esvástica en la solapa”
De repente, como si adivinara que lo espiaba, este hombre cerró de súbito el periódico. Su aspecto me impresionó, estaba calvo como una bombilla, sus ojos brillaban como si hubiera visto el más allá, sin embargo, no daba miedo, sino respeto, el mismo respeto que se le tiene a un guerreo poeta.
EL silencio imperaba todavía en la reunión, como si se hubiera hecho un espacio en blanco en el pensamiento, como si todos los caminos desde el chavismo al stalinismo estuvieran destinados al fracaso y hubiera que resignarse a vivir bajo el nazismo europeo o algo peor: la experiencia Podemos.

El hombre calvo, del que después supe que llamaban Pequeño, se puso en pie y se quitó la pipa de la boca para hablar.
Note que tenía una gran influencia en el resto, examinándome con la mirada exclamó rompiendo la monotonía de la asamblea con su voz solemne:
Yo estuve allí, en la frontera Húngara hace tan solo dos semanas.
Los barcos alemanes pasaban con sus mercancías hacia rumania, como desde hace miles de años, tranquilos. Las barcazas flotaban cargadas de Opels y volkswagen sobre un agua azulada, profunda, fría, envuelta en nieblas permanentes y sobrecogedoras para latinos como nosotros.
Os relataré lo que vi en esos endiablados campamentos, y las deportaciones. Un horror, una jungla prehistoria en el corazón de Europa.
Como observador de amnistía internacional  seguía los movimientos de  una columna militar Austro húngara hacia la frontera Servia. Nos salimos del Danubio, donde empezó nuestro viaje al aterrizar en Budapest , y subimos después de navegar dos días en un tren mi acompañante y yo. Conmigo venía un enviado de mundo obrero que quería cubrir la noticia.
Su objetivo era demostrar que no era un sueño, sino una pesadilla lo que estaba ocurriendo. Alertar que se está matando a  gente pacifica, refugiados de guerra. Hasta ahora nadie lo cree. Hoy en día hasta los stalinsita piensan que no puede ocurrir esto que os digo, que vivimos en una europa democrática, pero eso hace tiempo que se ha terminado. No es una película lo que os voy a contar, ni ningún cuento. Tengo vídeos que  demuestran lo que está haciendo la E.U. en su territorio.
Yo le interrumpí en ese momento.
¿ Y podríamos verlos?
Pequeño haciendo una mueca de horror dijo que si, sacó de su bolsillo un teléfono con conexión a Internet de su pantalón de campaña con sus dedos huesudos y se dirigió al fondo de la sala donde había una pantalla.
Tras buscar en youtube el vídeo por su título:
En el corazón de Europa.
Tras anuncios de la marca mercedes empezaron a verse letras yendo hacia atrás con un circulo que borraba los números:
3,2,1
Luego se escucha el himno de la alegría.
Vi de refilón los ojos de pequeño mirando su pequeña joya filmada.
En la primera escena se veía una columna de soldados de infantería Europeos, eran unos 12 e iban a pie. El lugar no ofrecía ningún encanto, la niebla rodeaba un bosque cuya masa negra y compacta como bayonetas se agolpaba junto a un sendero cubierto de hojas. De las ramas se escuchaba el graznido de los cuervos, los soldados nerviosos de vez en cuando abrían fuego contra ellos.
Uno de los soldados se acercaba riendo y los recogía, a los que estaba heridos y se agitaban agonizando en el suelo les clavaba un puñal de campaña. Luego el oficial mandaba que los colgaran de las patas de las ramas. Eso indicaba a los refugiados furtivos que ese lugar era territorio controlado por Europeos.

¿ Has filmado como cuelgan los pájaros?
( se escuchaba preguntar en el vídeo  Pequeño al periodista)
Si -le respondía este y el vídeo hacia un pequeño corte y se indicaba otra escena.
Esta transcurría en otro escenario, que no debía estar lejos de ese lugar.
Los soldados eran ahora diferentes, misma indumentaria, mismo mandato europeo, pero por su aspecto parecían Daneses.
La escena estaba subtitulada:
La compañía llevaba estandartes con la imagen de Atila con dos sables cruzados y un hermoso número 7 cosido de oro en la parte superior. Iban sobre tanquetas, era una unidad motorizada, su oficial ,un capitán, iba sobre un sidecar de una BMW de la segunda guerra mundial dando gritos entre las tanquetas que avanzaban en abanico sobre una enorme pradera verde.
¿ Veis aquella colina? Les decía a sus soldados. Allí debemos confinar los refugiados para que sean encerrados y deportados. Echados al asqueroso mar de donde no debieron salir. Hay que sacarlos del bosque que se encuentra a dos millas de este lugar. Está infectado de mujeres y niños Sirios. Hasta aquí llega el asqueroso olor de los pañales y las bragas de esas putas apestadas moras que vienen a nuestra amada europa a vengarse de nosotros porque las cosas no van bien en su jodido país de mierda. Todos son terroristas, hasta los recién nacidos, fanáticos de la guerra. Por su culpa las casas de nuestra amada patria deben estar con los postigos cerrados, porque esos jodidos seguidores de Mahoma, Mahonesa, o como coño se diga a ese que adoran. Pero el mandato del parlamento europeo es muy claro. Ni uno más. Ni uno más. Vamos a darles por culo a esas guarras y a sus putos bastardos.
Wilar, wilar, teniente wilar. Música de Wagner.


La escena del vídeo de youtube se cerraba con una carga de los soldados europeos sobre las tiendas de campaña de las mujeres y los niños que corrían como si esos soldados se trataran  de los cascos de Atila. La mayoría de mujeres eran atrapadas y metidas en sacos por los soldados a los que ponían cadenas y cargaban como fardos a los camiones Mercedes que subían colina arriba con el sol de poniente salpicando los parabrisas hasta penetrar por las alambradas de un campamento lleno de alambres de espinos. allí se afinaba  población infantil y de mujeres como prisioneros.  helicópteros de carga militar las llevaban dentro de sacos a la frontera turca. Las que conseguían escapar corrían una suerte igual de incierta, los niños eran separados de sus padres y capturados por mafias que los subastaban para trabajo, órganos, o prostitución.
El vídeo terminaba con el periodistas de mundo obrero corriendo por la colina intentando parar los camiones mientras Pequeño le llamaba:
Emilio, Vuelve, vuelve. Te van a matar.
¿ Como podéis matar a mujer y niños? cabrones nazis- Les gritaba Emilio el pacifista lleno de furia tirando piedras a los camiones.
Desde las ventanas un soldado que  sabía español pese a ser rubio y con aspecto de danés le respondía riendo:
Fácil señor, con mandato del parlamente europeo. Es todo legal.

!qué cabrona  es la ley ! ¿ verdad señor?

( reía el soldado sin parar)
Hijos de puta, hijos de puta- fue lo último que gritó Emilio abatido por el cansancio. caía al suelo con los brazos en alto mientras una tanqueta trituradora  con la bandera de las naciones unidas le pasaba legalmente  por encima.
Angelillo de Uixó.

Licencia de Creative Commons
Unión Europea: también matamos mujeres y niños. by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en angelillo201,.wordpress.com.