Archive for June, 2019

EL cartero siempre a llama a juicio es una película Kafkiana no terminada , está siendo rodada en la actualidad por Angelillo de Uixó. Aborda la problemática judicial, la burocracia, la ley mordaza, la injusticia y  la pobreza. Unos extraños personajes estarán  envueltos en unas tramas cotidianas que acaban desembocando en graves  procesos penales, crisis nerviosas, acusaciones falsas en medio de los juzgados de Castellón a los que han sido arrastrados.

Dedicado a mis amigos de foro motos y poetas:

Angelillo de Uixó.

dejo un poema envuelto en gasolina a mis amigos  moteros y poetas de Vall d´UIxó tras salir de una cuneta de Nules a la que conseguí llegar , in extremis,  para parar una NS de 125. En ella circulé varios kilómetros a la deriva como Lucifer y sus huestes en su caída al infierno por la autovía en dirección a Castellón, tras romperse la válvula de admisión  provocó que la moto fuera a toda velocidad. En mis intentos de frenar esquivando coches y camiones buscando una salida a la autovía, no conseguía bajar de 50 kilómetros hora frenando al máximo, y tenía la sensación de que los frenos se fueran a romper. Mi pensamiento en los cinco o siete minutos que pasé dando tumbos, funcionaba solo en modo reflejo e instinto de supervivencia tras los primeros dos minutos  críticos de desconcierto, creo que estos fueron los más peligrosos.

 

Entre mis parpados pasan 2 minutos,

avanzando por una autovía con una moto sin control.

Mis ojos buscan contra que frenar,

mientras coches y camiones que son una amenazan para mí, me amonestan con sus pitidos.

El cable del gas silba dado más y más velocidad a la moto,

la válvula de admisión se ha roto, y no hay forma de frenar.

Busco huir al campo intentando reducir la velocidad

y salir de la autovía.

Veo flotando una rotonda a la que me abrazo.

Siento cerca de la rodilla el asfalto que acaricia la chapa de la moto , produciendo alegres chispas que se descomponen  en el aire cuando me enderezo para salir de la rotonda.

Respiro con alegría porque el camino es más libre con naranjos floridos a los lados.

Viajo solo por una larga recta sin coches cerca dando tumbos a toda velocidad.

Mi mente está atenta y frenada en el movimiento.

No hay nada más que velocidad mientras veo acercarse la gasolinera y un camión cisterna que sale de ella al que voy directo como una flecha.

Unos segundos de silencio cruzan eternos por mi cabeza girando como una rueda sobre la decisión que voy a tomar.

Tiro de frenos hacia mí como los remeros cuando navegan.

Los frenos parecen perezosos al vigor de la velocidad que chilla cabreada con el motor rabiando luchando por su libertad que nos va a matar. Consigo liberar una de mis manos que suelta el freno y el manillar para girar la llave.

Se produce un gran chispazo que detiene la moto contra la tapia de una gasolinera de la que sale un empleado.  Desde la cabina del camión que se vuelve hacia mí como un enorme gusano que se enrosca, asoma la cabeza de un hombre de bigotes rubios que me grita dirigiendo contra mí una señal de estar loco, mientras  hay gente que me  rodea pongo los pies riendo  en el suelo junto mi NS 125 DAELIM que parece más hermosa e inofensiva que nunca.

Angelillo de Uixó.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

Los trabajadores alumnos de l´ horteta,  un taller de empleo de Vall d´UIxó, os contamos nuestra historia con un homenaje improvisado a Bertolt Brecht cuando tuvimos que cortar un ciruelo con gomosis.

I.

A  la entrada del taller de empleo hay un ciruelo con gomosis.

Su estado demuestra que el terreno es malo,

por eso ha crecido enfermo.

Pero al pasar junto a él,

nadie le da importancia a su estado.

!También nosotros hemos crecido en un mal terreno!

Junto al aula del taller,

hay un pequeño jardín con palmeras que crecen tumbadas,

árboles sin forma cuyas ramas crecen para todos lados,

matorrales entutorados con correas que estrangulan sus ramas.

Lo que demuestra un gran descuido  al que nadie le da importancia.

!También en nosotros hay un gran descuido!

Al final alguien reparo en todo esto ,

no hubo más remedio que talar el ciruelo,

solarizar el terreno para desinfectarlo,

atar las palmeras para enderezarlas,

podar los arboles,

eliminar las ramas heridas de los matorrales tras liberarlos de sus severos tutores.

Y lo hicimos nosotros:

!los alumnos de l´Horteta!

Angelillo de Uixó.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

 

 

 

Si en todos los hombres

germinara un mundo nuevo en sus corazones;

todas las vidas humanas

se salvarían de la deseperación,

y alcanzarían su plenitud

con la intensidad y la belleza de las flores.

Pero al igual que pasa un día y le sucede otro;

como un rayo hiriente,

acentuando con su luz una negra tormenta,

que arrastra a los abismos la esperanza de los hombres.

Así el mundo se hace en el corazón viejo, histórico, monotono.

Entonces la vida no vale la pena ser vivida en esa jaula vísceral,

si el poder no permite una ventana a la libertad.

Angelillo de Uixó

 

Resumen poetizado de   la charla de Tomás Ibáñez ( militante y teórico anarquista) titulada: “agitando los anarquismos” . La charla  formó parte de  la inaguración del nuevo local de la CGT de Kastellón donde estaba expuesta la exposición:

“El año de la Canadiense”

En ella se rememoraba  la huelga de 1909 , con la que se consiguió la jornada de las 8 horas de trabajo, y como en estos últimos 100 años la relación del poder y la libertad,  tampoco han cambiado mucho, hubo una picada solidaria con las piqueteras feministas de la huelga del 8-M sancionadas por la ley mordaza y que están en espera de juicio. También había entre nosotros un compañero en espera de juicio al que piden 4 años de prisión por sus escritos y vídeos paradiando a Rambo y a Harry el sucio.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

 

 

A Isabel.

Este es el encuentro con el examen,

junto al jardín de la huerta.

Hemos eregido una cruz de hierro,

para sobrellevarlo.

!Ay, nuestras cabezas están llenas de paja!

Nuestro futuro es un grito desesperado,

entre rosales, chopos  y maceteros.

Reunidos en modo examen en el aula,

parecemos perdidos.

La profesora pasea entre nosotros como un alma en pena.

Somos como rocas que tiemblan bajo el agua.

La corriente pasa sobre nuestras cabezas.

Nos arrastramos sobre nuestras emociones marchitas.

Sentimos el papel como un cuchillo,

deslizándose  por nuestro cuerpo.

EL sol entra por la ventana cuando alguien abre las cortinas.

Su claridad es violenta y ciega nuestros ojos.

Las oraciones se vuelven confusas,

y todas las respuestas parecen falsas.

No paramos de escribir a cada pregunta:

!Falso, falso, falso!!

La profesora nos mira con horror,

mientras nuestros ojos se vuelven hacia la Cruz

y susurramos una oración de salvación:

! Señor, ten piedad de nosotros,

la vida no es un examen!

Angelillo de Uixó.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

oramos en el nombre de la clase social trabajadora y lumpen que aprenden lo que quieren los burgueses, no es lo que Dios quiere, ni lo que desean aprender ellos, sino lo que el dinero quiere que aprendan.

Oremos.

Por todos aquellos que no saben más que lo que les ha enseñado en la escuela sus hermanos burgueses.

Yo aprendo en tu nombre.

Por todos los pobres que firman con los dedos de las manos rotas lo que quieren que firmen  los jueces.

Yo aprendo en tu nombre.

Por el trabajador que obedece sin comprender lo que vale su trabajo y su dignidad.

Yo aprendo en tu nombre.

Por el que no puede seguir expresando sus ideas porque ha sido señaladas por la ley como malas en relación a la norma.

Yo aprendo en tu nombre.

por mis hermanos obreros que solo saben como funciona una maquina.

Yo aprendo en tu nombre.

Por todos aquellos trabajadores en paro que se reciclan en un taller de formación para el empleo realizando currículum, y  ensayando entrevistas donde aprenden a controlar sus emociones para que sean positivas.

Yo aprendo en tu nombre:

Dignidad.

Por todos aquellos excluidos sociales,  inmigrantes, discapacitados, enfermos mentales, presos,  minorías étnicas, sometidos a planes de inserción con terapias burguesas maquilladas de ciencia.

Yo aprendo en tu nombre.

Por todas aquellas feministas y animalistas que cometen los mismos errores que los cristianos, y de ser perseguidos empiezan a perseguir inocentes.

Yo aprendo en tu nombre:

Dignidad.

Por todo lo que te cuentan en la prensa, en las redes sociales, en las tradiciones, en la  cultura, en la política  para someterte, confundirte y que odies a los musulmanes y a Venezuela.

Yo aprendo en tu nombre.

Por todo lo que te enseñan los psicólogos, farmacéuticos, la industria de la felicidad, los informáticos,  para que seas feliz y no libre.

Yo aprendo en tu nombre:

Libertad.

****

Dedicatoria.

salam aleikum, a vosotros compañeros del taller de empleo que me habéis visto escribir estas palabras en la parte trasera del cuadernillo sin estar ausente del aprendizaje de informática . Escucho y aprendo, es bueno saber para comprender que el camino que nos han trazado no nos va  a salvar como clase, tampoco a vosotros trabajadores en paro y a los que que os están reciclando, pero atender a lo que os digan, es bueno saber para organizarnos, o nos reorganizarán para que no sepamos nada más que servirles.

Angelillo de UIxó.

 

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

 

En Alaska como en el Mediterráneo.

Si tú crees que estás en Alaska en el mediterráneo,

Irás a la playa en trineo, no hace falta que hagas un crucero.

Tus abuelos, tus padres y tú, solo habéis conocido la miseria y el ahorro en esta tierra.

En tus ratos de ocio puedes imaginar Alaska entre naranjos y acequias musulmanas.

Cuando veas saltar entre las rocas un concejo asustado de tus perros.

Piensa que es una foca que sale del mar perseguida por una orca.

Puedes tener mala suerte en tu aventura, como chocar contra un iceberg.

Y que te de el alto en un stop la guardia civil a tu trineo.

Responde como un esquimal del mediterráneo a la pregunta de donde vienes y donde vas:

Vengo de Alaska en trineo, y voy a la playa donde me esperan unos amigos esquimales.

Notas como tus perros van cada vez más rápido empujando el trineo hacia el mediterráneo.

Ya olfatean la suave brisa azul del mar.

El aire es cada vez más abierto , húmedo y triste.

Huele a cañas y llanto.

La atmósfera se ha vuelto blanquecina como en un paisaje helado.

Ya no se ven naranjos, ni pueblos.

Todo ha desaparecido en una gran franja azul horizontal donde todo termina.

¡El Mar de Alaska!

el final de una odisea está escrito igual en todas los idiomas.

¿ Para que quieres exiliarte al norte de Alaska,

o dejar de vivir por la persecución que sufres en tu país?

Algún día caerán todas las fronteras,

los mares entre las tierras serán tragados por gran una tormenta.

Y los hombres volverán a ser libres y salvajes,

En Alaska como en el mediterráneo.

Angelillo de Uixó. Basado en un viaje de ocio con mis perros el domingo, cubrimos el trayecto de Vall d´Uixó –playas de Moncofar, y ellos como se puede imaginar iban delante de una bicicleta que empujan cuando no hace falta que pedalee, es un medio de transporte como los que gastan en los polos con los perros de los trineos de norte. En cuanto al resto de mi Odisea vital, la real, se puede imaginar fácilmente el desenlace, una especie de anarquista friky que acaba dando verdor a una cuneta junto dos perros cubierto de cal , o colgado de un algarrobo, y aquí no ha pasado nada, la fiesta sigue.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.