Archive for the ‘tradiciones religiosas’ Category

 

 

Las Iglesias  tienen la misión de moldear a un tipo de personas necesitadas de Fe, con talante pacifista y de buena voluntad, y transformarlas  en personas violentas y rencorosas, y políticamente metidos en un grupo de derechas. Los feligreses, que es como se llaman a estas personas que acuden a comulgar, y que antes de ir a la iglesia , eran buenas personas, pero se perdieron cuando entraron a la Iglesia. Si entraron a este misterioso lugar, fue a través de una llamada,  llenos de deseos de conocer un  mensaje tanto de fraternidad, como de perdón a sus pecados, y los de sus semejantes. Eso fue lo primero que les hicieron olvidar en la Iglesia. Estos creyentes, después de escuchar atentos el sermón del cura en el  altar, siempre de espaldas a la   Cruz para que Cristo  y a  la verdadera Fe, no fuera cosa de que Dios les viera el rostro. Cuando  salían a la calle con la orden de pecar, lo hacían con la lección  aprendida en misa. De tal forma  que pareciera  que sus actos crueles contra sus semejantes no fueran responsabilidad suya, sino más bien  el pecado  del otro. Por eso pegaban en la mejilla del prójimo y les exigía que les pidieran perdón por haberles pegado. Eso cuando había paz. Cuando había guerra, les pegaban un tiro al prójimo para perdonar sus pecados. A Cristo,   que los contemplaba en silencio en su Iglesia  se alegraba mucho cuando se iban. Incluso se le podía escuchar cuando  estaba solo el hijo del Hombre:

Ninguno de estos ha de conocer el reino de Dios, pero en el reino de la tierra no les irá mal cometiendo todos tipo de pecados.

Yo, que no conozca la palabra de Cristo, pero si las obras y los ejemplo de los que se llaman cristianos, he tenido la ocasión de verlos en Vall d´Uixó defendiendo los crímenes fascista. Me he compadecido de ellos cuando lloraban y chillaban porque después de conmemorar sus crímenes con Cruces en las plazas sobre otros hombres. Esos otros hombres , los del bando perdedor, los humillados, los perseguidos y los vencidos, después de 79 años de acabar la guerra civil, se han atrevido a quitarles uno de los símbolos de sus crímenes que defienden con orgullo desde las Iglesias. No es culpa suya, sino de la educación, en misa les enseñan desde niños que  esos crímenes son sagrados, ya que el evangelio se dice que los que no son como ellos no merecer vivir.

Mateo, versículo VIII, salmo II, enseña:

“aniquila a tu hermano y mételo en una fosa común. Y no solo esto, ponle una cruz encima para que sepan que está ahí su padre,  su madre, su mujer,  sus hijos, y sabiéndolo no lo puedan sacar”

Lucas, versículo II salmó IV,  en una revisión de este pasaje , lo medita, y endurece, como hacen los sacerdotes a sus feligreses, y añade:

” y no solo, oh hermano Mateo, les matarás a los mayores de sus hijos, el primogénito,  le raparás el pelo a sus mujeres, las cubrirás de orines cuando pidan comida, y los domingos, irán  obligados a misa, y a la salida, después de confesar sus pecados, la guardia civil les dará de  hostias a todos ellos ,y sus hijas  serán violadas, y estos seraá por los años de los años, por la gloria del Caudillo Amen.

¿ quién con semejante educación está preparado para perder tanta gloria de un Cristo ensangrentado?

Por eso, se sobresaltó  un  tranquilo 6 de Junio el 2018 el cristiano pueblo de Vall d´Uixó, cuando se habían burlado de  la ley  del César y consiguieron la jornada anterior a a esa mañana la paralización por parte de sacerdotes, plataforma anti sistema como salvemos la cruz, miembros del PP de vall d´ Uixó, y muchos, muchos falangistas que gritaban muy bien,  el derribo de la Cruz Fascista. Sin emabrgo contra todo pronostico y posible atrevimiento a tocar su ” Cruz”, mientras celebraban la victoria  y su impunidad imperecedera, llegó  una gran retroexcavadora por las calles. Se trataba de una de esas excavoras  como las  abren una zanja de cuneta ,  y todavía 79 años de aquella monstruosidad de guerra, sacan calaveras en tu pueblo y el mío. Retumbó  la Avenida del Sagrado Corazón de Jesús, como los tanques de Tejero por Valencia a los que vi desfilar bajo mi ventana cuando tenía creo que cinco o seis años. Se dirigía  hacia la Cruz para desclavar a Cristo de un golpe. Pero la voz popular de los fascistas gritó mesiánica y anti cristiana a su pueblo- rebaño:

salir Pueblo  de la iglesia, de la ermita, de la sacristía  de la calle, a defender al Cristo de la Sangre, por el que violamos, ahogamos, estrangulamos, destripamos personas como si fueran marramos.
Creían firmemente en su victoria. Pero Cristo les abandono, como en la batalla de levante, y se encontraron al llegar a la cruz un cordón policial que les impedía pasar. Una  pregunta salió de la garganta de estos buenos católicos, romanos y apostólicos, siempre cumplidores irreprochables de la ley:

¿ No os equivocáis buenos hermanos de la jerarquía nacional, la nulidad del diferente, el amor a la manada, y la doctrina de la disciplina, al pararnos a nosotros? somos hermanos de Fe, acción y pensamiento.

Y la policía que formaba la Gran barrera, contestó:

Lo siento  señores, no pueden pasar, pese al libre albedrío con el que Dios nos dotó según cuanta el evangelio , si se les ocurre pasar encontraran a Dios muy pronto.Lo dice la constitución española, que es anti libre albedrío. siento plantearles esta cuestión filosófica tan contradictoria. Soy licenciado en filosofía. como de eso no se come, ya ven, me toca ser sereno. La culpa de todo es de Zapatero.

Perplejos los fascista, poco acostumbrados a estas contradicciones, se miraron como si el fin los uniera y los derribara a la nada. – Experimentaron algo así como aquellas personas que veían llegar las bombas de los aviones fascistas que  rompían las cruces y cristos en esas humildes casas colgadas en la sparedes republicanas, a las que las bombas  sacudían hasta derribarlas como si fueran de paja, y  caían sobre las cabezas inocentes familias enteras, y sus animales, que   bajo tierra era sepultados por su propio  hogar hecho cenizas preguntándose en su tumba:
¿por qué?-
La excavadora que pasó entre manifestantes  y policías como si fuera un tanque , embistió  directamente a la Cruz mientras los fascistas se preguntaban:
¿Por qué tan crueles con nosotros?

Sonó como un don de ring el primer golpe de la pala que dio contra  el hormigón. Entonces se desató el dolor entre los fascistas, y yo, que estaba presente , me reía mientras ellos porque lloraban como hombres por la perdida de su Cruz. Para no ofender sus sentimientos, y que pensarán  que era un sádico que disfrutaba con el dolor ajeno, les animaba con las palmas y la suave palabra:

Eso lo hacías vosotros  canallas, contra las casas de gente pacifica, lanzabais bombas. ahora vais a conocer  la ciudad educadora, os están enseñando una lección del fascismo. se titula: pasar haciendo derribos. Rezar  canallas, que Jesús hoy os ha abandonado, y no os va a perdonar que ofendáis a las víctimas del terrorismo. Franco fue el mayor terrorista de Europa. Buscar a Jesús en la iglesia, y a Franco en las listas de terroristas de la CIA. Si queréis cruces, las Iglesias están llenas de cruces. ir antes que derriben las iglesias esta preciosa maquina que ha encargado el demonio. Le ha cogido gusto a tumbar cruces el piloto. Es  amigo mío,¿ me oís? es amigo mío el piloto, se llama Jesús, y nada le gusta más que destruir templos. Fuera de su casa desgraciados sin alma.

La cruz  se lamentó,sonó su grito dolor , se tambalearon sus brazos y el cielo se abrió como las alas de una paloma o una mariposa cuando va a volar. Apareció una estrella en el firmamento que me hizo enmudecer tras exclamar:
! Si Jesús estás con nosotros, luego entonces: Podemos!

La estrella flotó quieta sobre nuestras cabeza, su brillo se  hizo más intenso. Todo el mundo dejo de pensar en la cruz  que se tambaleaba como un peonza girando sobre si misma como la cabeza de la niña del exorcista. Aquella enorme bola de fuego que se cernía sobre nosotros, se movió hacia el este dejando ver su gran estela sobre los tejados de Vall d´Uixó. Parecía que iba a desparecer en el mar, en un viaje hacia oriente. cuando dio la vuelta, y con gran rapidez sin que nuestros ojos pudieran soportar su visión volvió. Chocó  contra la Cruz haciéndola desaparecer tanto la bola de fuego como la cruz que se fundió. El cielo se cubrió de nubes blancas entre cientos de golondrinas que cantaba como querubines el padre nuestro en el idioma de los ángeles.  Un trueno que sonó como mil trompetas. Retumbaron las cúpulas de las Iglesias de vall d´Uxó  que se desmoronaron como las murallas de Jericó sepultando a los que allí se  habían refugiado: banqueros, judíos, tenderos, fascistas, alcahuetas, beatas, monjas, varios barqueros  de las grutas , y un socialista con treinta monedas de oro que ofrecía ante la imagen de Jesús si todo se pacificaba. El trueno dio paso a una fina cortina de agua que formaba una sábana santa que cubría a los difuntos. Las montañas sintieron una gran bendición, como nuestras  nuestras cabezas, cuya conciencia se aligero de su carga y se mecía como los juncos de las charcas cuando sopla el viento de  levante.

Angelillo de Uixó.
de Mercedes Bou Ibáñez, poema que me ha mandado sobre estos mismo hechos de Vall d´Uixó.

Desde mi pueblo se oye
el sonar de las campanas
que voltean en el tuyo.
Escucho como le gritan
con una voz acerada
a todos esos que nunca
supieron de cruces blandas
y si de cruces de espinas
clavadas en sus gargantas.
Y a todos los que las llevan
cargadas sobre los hombros,
sin que los siglos les quiten
el dolor de sus espaldas.
Y como aquel grande dijo,
yo también me lo pregunto;
¿Por quién?
¿Por quién?, dime Ángel por quién,
¿por quién doblan las campanas?

Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

Advertisements

En estos momentos en Vall d´Uixó el fascismo se ha hecho fuerte, cada día avanza más y suma apoyo entre la clase trabajadora, mientras el pulso de los socialista y demás fuerzas llamadas  progresistas o de izquierda liberal, es más débil. Hoy enVall d´Uixó ,  estaban pidiendo firmas para proteger monumentos fascistas. mañana pedirán que todo el mundo vaya a misa, al final impondrán su ideario final: el pensamiento único.Por favor divulgar lo que está pasando en Vall d´Uixó.

El Gran San Vicente Ferrer, de Angelillo de Uixó.

Nuestra historia ocurre en el siglo XIV en el reino de Valencia. Las hogueras contra los herejes están encendidas por todo el reino. Hay paz , orden, y una sociedad cohesionada a golpe de látigo, crucifijo y  espada. No hay desempleo, y toda la gleba  paga sus impuestos puntualmente  al señor de la comarca. Desde el punto de vista anímico y  espiritual,  que es lo más se estima cada cual , mucho más que el cuerpo o el sexo, hace que este tipo de sociedad este lista y preparada, gracias a la labor que  inquisidores y sacerdotes realizan  engrasado la maquinaria para recibir de nuevo al hijo de Dios, al que esperan con verdadera Fe y anhelos desde hace siglos los Valencianos. En cada hogar medieval levantino se respira paz y bien dentro un reino que es el más prospero del mediterráneo. Los milagros  son creídos por un pueblo tradicional, alegre y festivo. Es fácil por tanto adivinar que Valencia es la envidia de sus vecinos Castellanos y los reinos Andalusis de taifas. Muchos de los habitantes de estos reinos mendigan por el Gran Reino de Valencia, atraídos a estas tierras porque es más fácil  buscarse  la vida . Solo la sospecha que el  diablo puede aparecer cuando menos se espera y desea en la vida de uno y arruinarla, los brotes de peste negra, los cismas papales que sacan a la gente a protestar a la calle, y alguna escaramuza puntual con alguna corte vecina por cuestiones de linaje, es decir, por repartos de cargos para la familia , ensombrece la existencia del puñado de miles de personas que por entonces viven en este ejemplar  reino que es un lugar tranquilo y de prosperidad general, comparado con el subdesarrollismo tercer mundista y belicoso  en que el se halla en continente Europeo. En estas circunstancias  económicas y sociales de Valencia , no es de extrañar que acabara Europa encumbrado en lo más alto de la gloria y fama de la sociedad del viejo continente, a  un ciudadano de este reino al que convirtieron en Santo- el  equivalente en prestigio de hoy al nobel de la Paz-
Nuestra historia nos la narra un joven de Vall d´Uixó llamado Angelus de Uixó, es un plebeyo que escribió esta crónica.
Un medio día  de abril  del año 1. 398 , acude angelus perezosamente  a la plaza de las horcas donde a esas horas retira el barrendero municipal las cenizas en que se ha convertido último ajusticiado   al dudar de los milagros de  San Blas.
Se trata de  las cenizas de Mossen Recadero Centelles, un sacerdote ambicioso local que da sermones con tanta Fe como San Blas, y San Vicente. Recadero hace milagros con el dedo del pie, pero que no consigue pese a sus grandes esfuerzos por curar apestosos con agua y jabón, reformar prostituta y gays, encontrar trabajo a huérfanos, más que fama de milagrero local que no pasa más allá de Burriana. La desesperación de Recadero, que tiene ya cuarenta años, cosa que no es broma en aquella época, le hace emprender una campaña publicitaria muy agresiva desprestigiando a gente poderosa como San Blas, un franquiscano que hace milagros  a favor del papado de Roma. La estrategia de Recadero pasa por  posicionarse a favor de  dominicos como San Vicente, que apoya el papado de Aviñon . San Blas,   alertado de que su poder se tambalea y puede acabar en la hoguera  si deja que les difamen hasta en Vall d´Uixó, mueve la maquinaria del estado que tiene a su alcance. En una sencilla prueba para saber si el don milagrero de Recadero es obra de Dios y el demonio, lo mete en una hoguera bajo la siguiente formula lógica:
si Dios lo salva de la llamas es inocente, si que quema, culpable.
El juicio debió celebrarse esa mañana al alba. Angelus nos lo presenta ya consumada la ordalía con Recadero Centelles asado.
Desgraciadamente San Vicente, que tenía que estar presente en el acto, y es enemigo de San Blas así como parte de  la defensa de Recadero se ha retrasado. Una fuerte tormenta no anunciada en sus visiones en Valencia le ha apeado de su burro en el que siempre viaja. La no comparecencia de San Vicente que quiera parar el juicio y buscar más pruebas que condenen o salven a Recadero, es tomada como una señal de Dios por San Blas para quemarlo al instante, ya que San Blas,  es el otro juez imparcial de este proceso. Angelus nos  relata a San Blas presente en la plaza, como un hombre moderado, de buen animo y  humor.  Hace chistes, reparte bendiciones….Esta situado entre las autoridades; la mayoría forman parte de la bancada que están a favor de roma, los más conservadores, mientras los progresistas, más afrancesados y de parte de Pedro de Luna del papado de Aviñon, no han aparecido por estar en contra de que quemen a Recadero. Aunque publicamente respetan las señales de Dios si tienen que quemarlo. Los que si están presente como testigos de la legalidad, se dan por muy satisfechos del resultado. San Blas que hace milagros con las cejas, come con las autoridades pro- roma, chuletas de cordero asadas a la sombra de una higuera junto las grutas. El ambiente es primaveral y festivo. los bufones y trovadores amenizan el acto con sus piruetas gracias. Una pelea de lobos que han capturado en alfondeguilla , atrae la atención de  los campesinos que no entienden las latinadas de los trovadores.
De repente, en la otra parte del pueblo, lo que será la plaza de San Vicente, varias trompeta anuncian la llegada de San Vicente. Mucha gente progresista sale a verlo atraídas por su ideal caritativo.
San Vicente, cuyo asno entra resonando a la plaza de las horcas es descrito por angelus de este modo:
es un hombre maravilloso, pero tiene un extraño comportamiento.
San Vicente comprende de inmediato a través de una visión de la hoguera casi apagada, que ha llegado tarde para salvar a Recadero. medita grave y con pesar ante la gente. llora caminando en círculo con cuidado para no chafar  las cenizas. exclama a la multitud levantando el dedo.
el horror, el horror, veo el apocalipsis, hoy antes de que se ponga el sol familias de Vall d´ Uixó estarán separadas. Habrá dos pueblos, el de arriba, y el abajo. Uno y otro pueblo estando juntos nunca más se encontrarán. Hágase la división del señor.
La gente que necesitaba escuchar esas palabras aplaude y se tranquiliza.
San Vicente es bastante libre en sus juicios. Parece muy feliz hablando del final de los tiempos. No le importa ser diferente al resto. habla para que le quieran, y habla para que le teman. No sabe que le gusta más, si que le amen o le teman. En su cabeza hay un extraño ruido que le atormenta, como un pajarillo que ha surgido de un huevo y le pide que haga una prueba. Mira el suelo negro de la hoguera. Se olvida de la gente que le sigue en respetuoso silencio. San Vicente se inclina ante los restos de leña convertidos en carbón. Pone la mano sobre un ascua y se quema. Mira a su alrededor, se sonroja al sentir debilidad en su carne. Imagina el horror de Recadero y siente envidia. Recadero ahora descansa en paz, pero él, él no sabe si es capaz de soportar las llamas, o flotar sobre el agua. Muchas veces ha estado verdaderamente tentado a meterse dentro una hoguera cuando ha visto una ordalía que le ha parecido injusta, y salvar a un hereje que se retuerce de sufrimiento. Pero, y si es incapaz de soportar esa prueba. Su Fe se debilita en ese instante. Su rostro contraído  demuestra su tensión interna.  pero solo angelus lo percibe. San Vicente se levanta envuelto en lágrimas con el semblante que recuerda Recadero Centelles. la gente que lo rodea aplaude conmovida:
es él, es él.
en breves segundos la conmoción desparece, y vuelve a ser el rostro de San Vicente que levanta el dedo en señal de triunfo entre gritos de la multitud de:
milagro, milagro.
Él niega con la cabeza, pero la gente cree que ha hecho un milagro. Sus ojos grises se ensombrecen, mete el dedo en el habito. San Vicente es aclamado en la plaza. Está como soñando,  ahora cree que levita, tiene esa extraña sensación, causada seguramente  por la fiebre. Esta a punto de desmayarse, en su cabeza se pregunta ¿ ha sido esto que ha pasado fruto de la superstición, una ilusión colectiva, un verdadero milagro, pero de él o de Recerdero? No sabe como, si empujado  por propia voluntad o por alguien externo se monta en el asno, y empieza a sermonear a la multitud sobre el anti cristo y el apocalipsis. Son sus propias dudas sobre si mismo pero convertidas en algo exterior en forma del demonio, las tentaciones, el miedo a haber entregado el alma por la fama y el poder que conlleva. El asno y él rebuznan, y todo el mundo les entiende. Otro milagro, el don de lenguas. San Vicente se siente embriagado y abatido. Es él, sin duda el anti cristo, el que ha de llegar esta entre ellos, pero nadie le cree.
Grita desesperado:
soy el mayor culpable de todos vosotros.
le aplauden, le aclaman. San Vicente jadea de rodillas:
el antiii- crissss toooo.
Quiero decir que es él, solo tiene que gritar no a su corazón sino al resto de la comunidad:
soy yo.
Es lo que piensa, pero no se atreve a decirlo  para no ir a las llamas. El otro bando, que está en las grutas es informado de lo que está pasando en la otra punta del pueblo. Pero no se atreven a ir y enfrentarse a un verdadero santo. San Blas mueve las cejas con pesar, dentro de él se siente un impostor, exclama para su alma:
San Vicente es el más  grande de todos nosotros, no hay duda.
Angelillo de Uixó.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

 

(Anotaciones sobre este patrimonio cultural de San Vicente en Vall d´Uixó para el blog de patrimonio, revisar para los episodios nacionales cuando se pueda)

**
En 40 años de una penosa democracia en España, apenas se han visto modificadas las costumbres y tradiciones religiosas. Incluso que ante la irrelevancia del país en el siglo XXI, y su incapacidad manifiesta, así como la voluntad en general de sus habitantes de mejorar su sociedad, las costumbres religiosas  aumentan como triste consuelo de unos pocos imbéciles, y una gran mayoría silenciosa.  El conflicto entre los asuntos religiosos y civiles no está en la agenda ni el animo. Así, hay ministros del gobierno que cantan al Cristo de la Guerra en procesiones de semana santa junto la legión, o el Ayuntamiento de Vall d´Uixó, donde la izquierda progresista cuelga desde el balcón del municipio símbolos de la Sagrada Familia. Por eso, no es de extrañar que en este tipo de sociedad la festividad de hoy, donde es el festivo más importante del País Valenciano dedicado a una persona,! lejos de estar dedicada a alguien bueno para toda la sociedad! como pasa en la mayoría de lugares. Por  citar un ejemplo folclórico.  En Estados Unidos celebran el día de Martín Luter King. Aquí,  en mi tierra, Valencia, esta dedicada a San Vicente Ferrer. Un hombre que tenía visiones terribles, e iba por toda Europa a lomos de un asno hablando de la llegada del  anticristo y el apocalipsis. Hoy en día si viviera y mantuviera su personalidad integra como en aquellos tiempos, estaría en un frenopático, en una banda de heavy metal,   o detenido por apología de antisemitismo y formar grupo parte de un grupo terrorista de extrema derecha. Porque en el fondo de este día, la terrible verdad la adivinó San Vicente, y es esta su última revelación:
Dios ha muerto y San Vicente también.
Todo la representación de hoy es algo fantástico , desde las misas en la calle, los altares en las esquinas, la feria…pues introduce un admirable grado de irracionalidad y fanatismo pasivo  en nuestra sociedad. ! hasta el progresismo se vuelve teológico! Yo personalmente aborrezco más a los progresista, que la brutalidad lasciva de los Santos. A la mayoría de personas les da asco lo que hacían con sus vidas, seguir caminos tortuosos y siniestros en nombre de una verdad reveladora, tan ilógica que es verdadera e irrefutable. Los Santos dan ganas de vomitar. Sin embargo he querido torturarme porque tengo mucho de santo. He acudido a una misa en la plaza de San Vicente. Antes de llegar, he paseado por las inmediaciones donde se desarrollaba  feria. No prestaba mucha atención a la multitud que pasaba por mi lado. Supongo que es humillante decirlo: pero los desprecio mucho. En un momento que he alzado la cabeza, no sé bien el motivo que me ha empujado ha hacerlo, si era una señal divina, he visto unas mantillas de San Vicente entre una pancarta publicitaria  de alguien que se dedica al adiestramiento de perros. Una profunda carcajada ha salido de mi boca ante tal asociación lógica. Entonces he percibido que estaba  rodeado de un grupo de mujeres jóvenes y sensualmente vestidas y hombres de gala. Me he dado cuenta de que estaba rodeado de  hombres y mujeres  vestidos de festivo llenos de deseos. Oh santos del cielo, seré un filosofo porque les he detestado por este motivo! Mi orgullo ha crecido al ver que Yo desentonaba, pues andaba con harapos polvorientos de trabajar el huerto, donde por cierto, me acababan de robar casi todo lo que había sembrado. Lo que me ha hecho recordar que tenía hambre En una parada que vendían embutido he comprado una mano de cerdo que he metido en un bolsillo. Con la mano de cerdo he entrado a misa. Y mirado a mi alrededor a los que comulgaban y les he negado con la cabeza.-
! Qué poco arte tienen para ir a misa!
! qué fácil es darles un ideal  y que lo sigan, aunque esconde la nada! Muchos iban solo a la ermita de San Vicente  a tocar la campana. La campana los une, la campana los llama.
-Si, acudir a San Vicente- he dicho desde la puerta  en la sencilla y humilde ermita ya ante la imagen del santo- ya no va sobre su asno como hace setecientos años, ahora lo lleváis en vuestros hombros.
He notado varias miradas extrañadas cuando he sacado un dedo de cerdo, y he imitado con este la famosa postura del dedo de San Vicente con el que hacia milagros. Me ha dado asco hacer eso, y he dejado el dedo de cerdo en el cajón de los pobres tras llevarme la calderilla que he tirado a primera alcantarilla que he encontrado arrepentido de mis actos.
En casa al entrar he notado algo que había guardado en el bolsillo. No lo he contado, en misa un viejo con melena y larga barba después de verme sacar la mano de cerdo ha puesto un folleto en mi bolsillo. Yo estaba tan abrumado en misa que casi no me he dado cuenta.
Es una guía  de fiesta de Vall d´Uixó- he dicho contemplando aquello sin darle importancia. Al abrirlo ha caído un papel-
Al recogerlo se leía:
la última visión de San Vicente, la acción ocurre en Vannes, donde morirá el santo.
Y dice así su último  Amen.
En los ojos míos se derrama un estanque,
en los libros de fiesta sale mi nombre: San Vicente.
Formo parte del patrimonio estéril de mi Valencia.
El mar me ha devuelto a está orilla, sé que nunca regresaré.
Dentro de poco seré polvo y arena entre las ruinas de Vannes.
Y cuando se celebre mi día en mi tierra,
!Nadie pensará igual que Yo!
Y sin embargo se empeñan en levantar un edificio sobre mis ruinas.
Es una calumnia, porque en está visión se me revela el futuro.
El hombre se ha liberado a imitación del demonio.
Ha matado a Dios en su arrogancia y me han matado a mí.
Suya es la voluntad, ya no descansa en Dios.
Solo hay crímenes y delitos, lujuria, mentiras y ciencia.
Satán ha vencido, es el hombre libre.
(San Vicente hace una mueca de espanto en su cuarto. Se retuerce, grita, parece poseído. Escucha una voz que se ríe de él, llega del siglo XXI)
Te has convertido en un personaje folclórico y ridículo. Los niños se hacen fotos ante tu imagen. te rezan y nadie tiene Fe, ni tiene idea de quien fuiste.
San Vicente ante lo inevitable, sonríe amargo.
mejor hubiera sido estar callado y no haber salido de mis tierras valencianas a predicar en un asno.
Ahora muero solo y sin sentido. Mi obra no ha servido de nada. EL anticristo me ha vencido. Toma mi cuerpo, toma mi alma.
! Maldito psicólogo Nietzsche!
Porque Dios ha muerto nos has condenado a todos.
( San Vicente de una voltereta y queda con la cabeza en el suelo y los pues en el aire muerto)
Al leer esto he caído de rodillas lleno de lágrimas diciendo-
Te quiero mucho San Vicente.
amen.
Angelillo de Uixó.
Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

Clásico vídeo de Pascua de temática atea de corte existencialista marxista