Archive for the ‘Vall d’uixó’ Category

 

Intro.

Tropezando nuevamente con la justicia de España,

con las nauseas que causa vivir en esta tierra.

Camino al trabajo con un papel que me obliga a presentar en los juzgados,

Y sentados en un silla al entrar al trabajo encuentro abatido a un compañero me da los nombre de las dos últimas personas que se han suicidado en vall d´Uixó. Misma edad que yo, clase social y problemas.

No son suicidios, son asesinatos de clase.

 

I.

 

 

 

Cierto día frío de febrero,

caminaba al trabajo con la bufanda

enredada en el cuello,

y no sé que paso.

Giraba quieto sobre mi mismo

con ojos blancos como huevos duros

sintiendo un infinito suspiro

que salía como un pitido de los pulmones.

Y no sé que pasó

Olía mi cuerpo a paz ,

Y  un viento de colores me mecía

entre manos de guardia civiles

que me arrastraban a una luz en forma de corazón.

Lagrimas de seda resbalaron por las estatuas

Para despedirme.

No sé que paso,

Pero traspasé las grandes puertas.

Y nunca más os volví a ver.

Angelillo de Uixó.

 

 

 
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

Advertisements

DSC01213DSC01217

descarga

I.

Cinco menos cinco de la tarde, es miércoles 26 de diciembre del año 2018. La acción ocurre en la estación de autobuses del pueblo de Vall d´ Uixó donde tiene el monopolio la compañía Avsa . Son vísperas de año nuevo. Hay mucho movimiento de viajeros no solo en España, sino que en todo el mundo, también en Vall d´ Uixó. Se acompaña la escena de luces discretas de navidad en las calles del pueblo. No se escuchan villancicos de los altavoces instalados por el Ayuntamiento como cuando estaban los  conservadores del PP, hoy convertidos en peligrosos falangistas de centro moderado, como les gusta llamarse a ellos.  Entre la gente que pasea por los alrededores de la estación, las  caras están abatidas por la crisis social y política que propagan los medios de comunicación. Información incesante e instantánea  durante todo el 2018 de forma interrumpida sobre la situación de Cataluña, y la entrada de la extrema derecha en las instituciones. Este clima de degeneración y retroceso es  contado por periodistas y contertulios sin rigor, ni escrúpulos, llenando las hojas informativas de noticias falsas y provocaciones, para alimentar sentimientos de odio. Con un propósito, por supuesto: deben afianzar el capital y la riqueza de unos pocos. EL resultado es una realidad nacional repleta de  guiños constantes al Franquismo y ensalzamiento del dictador, que no es otra cosa que al capital. Su traducción social: una humillación constante al que ha perdido su puesto de trabajo, que le lleva a sentirse inferior al que tiene empleo y le lleva a deducir que con la extrema derecha y amparando la violencia del estado tendrá más oportunidades que frente a un mundo global donde España no es nada más que la burra de Europa que pasea a los alemanes por las costas.  Frente a la estación de autobuses hay varios bares. Como el bar el Tolito Blavo, típico bar español regentado por chinos donde sus clientes siguen la actualidad mediática como en el resto de bares, entre cerveza y cerveza, aburridos horas y horas de desempleo sentados en terrazas, ahogando las pagas no contributivas y las lágrimas en las cervezas del bar. Siempre preocupados por la inmigración.  Dentro de la estación , un grupo de chicas jóvenes hablan alegres sobres las fiestas. Un hombre de mediana edad, rostro serio, boina y gabardina de cuero ,  cruza la carretera y se mete en el estación.  Se sienta en el único banco que queda libre. Un cojo con muletas queda a su espalda apoyado a un pilar de hierro. Las chicas jóvenes, cantan y ríen. Una de ellas le dice a sus amigas:

Sabéis que a Miguel le gusto.

¿ como la sabes Jessica? Le pregunta otra.

Jessica le responde:

Lo sé porque me ha tocado las tetas. Muy fuerte, muy fuerte, le tuve que decir, Miguel basta, que eso no se hace.

Una de sus amigas con trenzas y gafas se pone triste al escuchar a Jessica, el resto  abraza a Jessica.

El hombre de la gabardina mira las palmeras mecerse sobre la brisa de un cercano ocaso. A lo lejos se ve la montaña de Pipa . Un cielo rojo ceniciento empieza a palidecer apagando la hoguera astral. Las sombras avanzan mientras el sol desciende por las montañas  y los bloques de pisos eclipsan los últimos rayos.

Dan las cinco, y el grupo de chicas al sonar  las campanadas se dispersan cantando y riendo. EL hombre de la gabardina  de cuero mira a su alrededor. Nota que está solo en la estación, aparte del hombre cojo.

Le extraña que nadie más vaya a Castellón-

Pasan cinco minutos, y el autobús no llega.  Se impacienta y se dirige al tablón de horarios por si puede averiguar algo . Está el tablón junto una pequeña oficina cerrada donde antes vendían los billetes.

En el horario indica que el autobús tiene que llegar a las cinco. Abajo del todo pone en un recuadro:

Excepto días no lectivos que son días de navidades, puentes, días estivales y pascuas. Atención viajero: el horario lo cambiamos.

EL hombre de la gabardina vuelve hacia los cercanos los andenes. se acerca con precaución al cojo, dudando antes de preguntar , mirando fijamente  intentando adivinar la personalidad de eso hombre, por si la pregunta le incomoda, siendo la gente de Vall d´Uixó muy cerrada, enmarcada  en un ambiente de hostilidad a la hora de hablar con gente que no sea de su familia, clan, o partido político.

Buenas tardes caballero ¿Espera usted por casualidad  al autobús de las cinco para Castellón?

EL cojo, un hombre rozando la tercera edad, seguramente jubilado, bajito y con pelo canosos y largo que lleva recogido en una coleta, con abultada barrida , mira con tristeza al hombre de la gabardina. ( quizás su mirada se deba a su cojera, a tener cerca de sesenta años, a sentirse solo, o quizás sea por viajar en autobús con todo lo dicho)  le responde que si espera el autobús con timidez.

El hombre de la gabardina le pregunta

¿ Sabe usted lo que son días no lectivos?

El hombre cojo niega con la cabeza, susurra como si intentará adivinar:

Días lectivos, días lectivos…

Mira con verdadera pena al hombre de la gabardina:

No sé lo que son días lectivos.

AL hombre de la gabardina le da tanta pena el cojo ,que le responde:

No pasa nada, yo tampoco se lo que son días lectivos.

Tras un breve silencio añade.

 

Creo que han cambiado el horario de la compañía- mira nuevamente el reloj impaciente. Son  ya las cinco y diez, y el autobús sin llegar. ¿ quieres usted mirar conmigo el horario?- le invita preocupado el hombre de la gabardina- Si le soy sincero, y aunque le extrañe, no lo comprendo.

El hombre cojo también preocupado de que no llegue el autobús se mueve en dirección al cartel, pero gira hacia el bar antes de llegar  y le dice al hombre de gabardina.

Vayamos al bar de la estación, y ahí nos lo dirán lo que ha pasado. En el cartel no sacaremos nada en claro, más que discutir.

Entran los dos hombres al bar.

Hay varios hombres mayores en la barra. Parecen tristes y aburridos. No hablan cuando entran. Se escucha la voz del cojo preguntado al dueño del bar.

Joaquín ¿ a que hora sale el autobús?

Joaquín, hombre alto, serio, con una botella de anis en la mano que acaba se servir , responde mirando a ambos hombres:

Los horarios son difíciles de entender. No quiero deciros nada, por qué sin me equivoco y viene el autobús, las culpas son para mi, que ya me ha pasado. Pero si no llegado el de la cinco, y hoy  he visto que ha salido a las cuatro, el que queda es el de las siete. Pero yo os he dicho nada, no sea que me equivoque, que no hay Dios que entienda los horarios de los autobuses, y llevo aquí dentro de la estación   más de 15 años.

Deja la botella de anis en la estantería y se vuelve de nuevo hacia ellos que quedan en silencio pensando.

EL hombre cojo le vuelve a  preguntar:

Dame el teléfono que llame a la empresa.

Joaquín les indica la puerta

En la ventana de los que fueron las oficinas está puesto. Yo la verdad es que no lo sé. Afortunadamente tengo coche, y que dure.

Sale el hombre de la gabardina y el cojo hacia el cartel. Dos hombres más miran el cartel. Son también mayores, adentrándose en la tercera edad. Discuten amigablemente  sobre que significa los días lectivos.

Una mujer de unos cuarenta años se acerca con un niño cargado con una mochila que parece ser su hijo.

¿ Puedo ver el horario de los autobuses? Pregunta la mujer a la espalda de los cuatro hombres que tapan el cartel cada uno opinando sobre los días lectivos. No la escuchan en su discusión.

Ya estaba la hipotesis- dicho por el hombre de la gabardina-  en que los días lectivos son aquellos en que es obligado leer en voz alta en la calle, y si no lo hace la policía local te multa. Ya que Vall d´uixó es una ciudad educadora, y los no lectivos son los del sabat.

A lo que el resto de hombre se encara con el hombre de la gabardina.

Oiga usted, lo que está diciendo es un disparate. A mi no me han obligado nunca a leer en voz alta, ni me han multado por eso. ¿ Y que es eso del sabat? Escuche señor…

¿ Puedo ver el horario de los autobuses?- insiste la mujer. Esta vez reparan en ella y se vuelven todos hacia la mujer.

Si señora, pase usted y mire. Los hombres abren el círculo para que pase a investigar al mujer.

Uno de esos hombres, roza la tercera edad,  vestido de traje, aspecto de caballero, de cara alargada y con arrugas, le comenta gentil a la señora:

El autobús de las cinco no ha venido. Creemos que han cambiado el horario. Aquí pone que los días no lectivos cambia.

¿ Día son lectivos? Pregunta la mujer. ¿ que es eso?

EL niño le dice a su madre tirando de su abrigo:

Mami, mami. días lectivos son el horario del colegio.

El hombre de la gabardina pega un chillido y habla muy excitado como si hubiera tenido una revelación- Se acerca al cartel y pasa el dedo por las palabras:

Pascua, vacaciones estivales, navidades… va uniendo los puntos como quien resuelve  un misterio.

Ya lo he visto- grita- Los horarios de autobuses están sincronizados con el horario escolar. Basan sus rutas de transporte público en el calendario escolar. Cuadra con lo que este niños nos cuenta. miren por favor, acérquense  y presten atención, las vacaciones estivales,  desde mediados de julio hasta septiembre, las pascuas y la Navidad, los puentes… son las fiestas escolares. ¿ no lo ven?

Es cierto- responden varios de ellos.

El hombre del traje elegante exclama lleno de rabia:

Es un transporte público para niños.

EL niño le pregunta a su mama.

¿ No vamos a ver a la abuela a Castellón mami?

La madre mirando el nuevo horario  responde.

Si , si hijito si, pero será mañana. Hoy es demasiado tarde. Solo queda el autobús de las siete.

El hombre de la gabardina les dice al resto que empiezan a dispersarse:

Estamos encerrados en este pueblo. El transporte público te obliga a tener coche.

El hombre del traje  responde despidiéndose:

Aquí sin coche estás perdido.

Se retiran todos del panel, cada uno se va por su lado, y la estación queda vacía y melancólica con la tristeza del cojo. Allí quedará en silencio y pensando en su cosas hasta la siete, apoyado en al columna de hierro sujeto por sus dos muleta.

EL hombre de la gabardina  caminado por las calles llama a la oficina obrera. Al teléfono se pone J.M.

Juan M. Soy Ángel, no me esperes- Han cambiado el horario de autobuses por la navidad.  Sin avisar o mejor dicho mal explicado, ya te contaré cuando nos veamos. EL transporte publico es un desastre. En Vall d´uixó sin coche estás encerrado. Te dejo que no tengo casi saldo en el teléfono.

Al otro lado del aparto se escucha una voz que  responde:

Bueno, pues ya vendrás cuando puedas, no te preocupes. Igual me acerco antes de que se acabe el año, tengo que hace una entrevista sobre la fábrica de Segarra a un hombre del comité sindical  de la empresa cuando la estaban cerrando.

A lo que le responde el hombre de la gabardina:

Claro como tienes coche… quizás puedas entrevistar también a un  hombre cojo que se ha quedado esperando el último autobús. Nos vemos.

Angelillo UIxó.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

Dejo este vídeo para los historiadores del futuro de este tiempo que estamos viviendo hoy, e investiguen la vida en Vall d´Uixó. Avsa es la única empresa de transporte público que había en el siglo XX y a principios dle XXI, y deben saber los historiadores que dejaban constantemente a la gente en la estación. Que más de 30. 0000 estaban obligas a tener vehículo particular, porque de lo contrario quedaban encerradas.

Cuidad neurótica.

Posted: November 9, 2018 in lorca, Vall d'uixó
Tags:

 

DSC00968

Y en el silencio del monte,

Solo se escuchaba un reguero de agua que bajaba.

Y al bajar del monte a la ciudad que enloquece

Hombres como perros ladran atados en las esquinas

Cuidando junto las tapias de los bares

El pienso y las cervezas

Mujeres con pelo de lana y garganta de sapos

Escupen su veneno.

Vall d´UIxó para sufrir.

Vall d´Uixó para ser martirizado.

 

Cada ventana , cada puerta, abre un nuevo manicomio.

La policía huele a los cuerdos y los persigue.

La gente se refugia en los muros de la locura para salvarse

Nadie, nadie, nadie quiere estar sano,

Nadie, nadie, nadie puede estar bien.

Resucitando con polvos de talco cada madrugada,

Para negar la razón.

Y la última persona que fue lógica en Vall d´ Uixó,

Se tiró por el puente de San José para huir a un mundo mejor.

 

Comentario.

 

El siguiente poema lo he escrito para youtube, para leerlo  junto Pavel , un vecino de Vall d´ Uixó , en mi huerto. Lo he escrito mientras me acompañaba ésta mañana a ver el huerto y el río que se ha salido tras la tormenta. Ambos sufrimos la misma exclusión social,  la deshumanización,  y el desprecio con el que la ciudad de Vall d´Uixó nos trata. Solemos muchas veces hablar de esto cuando nos apuntamos en alguna oferta de trabajo y nos encontramos en servicios sociales, esperando que una trabajadora social nos sacuda de los hombros y nos dé una patada en el culo por lo ineptos que somos. En el poema se refleja el paseo que hemos dado, los hombres que cuidan la cerveza junto las tapias de los bares son los perdedores, basura blanca, muchos de origen andaluz que se pasan el día en los bares de la avenida suroeste por la que pasamos para ir hasta mi huerto, las mujeres de pelo de lana son mujeres también de bares. Es veneno que escupen es por lo peligroso que es esta gente y los follones que montan. La mayoría cosas sin sentido por las que malviven con resentimiento enfermizos. EL título del poema habla del tema principal; una sociedad enferma. Yo no he conocido una sociedad peor que la de Vall d´uixó. He vivido en Londres, Valencia, Barcelona, Guadalajara, Burjassot, y no he visto sociedad más patológica, cacical, vengativa  y represiva que la de Vall d´Uixó.

Angelillo de UIxó
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual

aaf84-dsc01530cancerA1-26581697.jpg

 

A José María Borrul compañero en la recogida de naranjas y un gran amigo, de la plaza de San Vicente Vall d´Uixó, que ha fallecido.

Ha sido saliendo del Ayuntamiento, en su misma puerta ,cuando me he enterado de tu muerte ,compañero, por el coche de anuncios con megafonía que anunciaba por las calle tu funeral,. He echado de mi lado los tres asuntos que hoy me ocupaban. Uno era referente al Ayuntamiento al que acudía para frenar el inminente corte de luz que espero para el día siguiente al día de difuntos según me ha comunicado Iberdrola. EL otro asunto era una reunión con sindicatos para abordar  mi situación de precarizad y las movilizaciones que están teniendo a cabo en las calles de Vall d´Uixó para que yo pueda recobrar mi dignidad, y el tercero era el final del curso de apicultura en el grao de Castellón.

Nada de esto tiene ahora sentido tras escuchar como un coche me contaba tu final. EL cáncer de huesos te ha aplastado. Has estado luchado contra un destino insufrible y cruel inútilmente durante meses.  yo hablando como vivo tras tu muerte puedo contar que poco me importa ya tener frío, el corte de luz, la queja por la  carencia dignidad .

I.

 

San Vicente agrícola,

Tus cogedores levantan los brazos  hacia las ramas

Haciendo caer una lluvia de  frutos con sus manos.

 

Temprano cargan con sus capazos a las espaldas,

Con el deber sagrado del trabajo.

tú, te has retirado fatalmente herido,

a cubrirte a la sombra de un gran árbol,

lleno de abejas y de  flores

para volver a esta tierra lentamente.

Mientras avariciosamente cargan los capazos.

 

Le darás tu carne clínicamente   martirizada a las raíces,

y vida a estos pobres campos llenos de pobres gentes

Nuestra memoria  de pueblo,

vive y sufre entre estos naranjos,

Le daremos el dolor que te mordió los huesos hasta  devorarte.

Tan duro y odioso ha sido tú final  compañero,

Que dejas   nuestra vida  sin razón y sin consuelo,

Y hasta la muerte parece un alivio que permite un hueco

Por el que regresar a estos campos  incendiados de flores.

Las lluvias que han llegado para tragarte

Germinan  esperanzas de que regresaras a  un mundo mejor.

Yo voy del Ayuntamiento a tu funeral

Con mis asuntos aplazados.

Suenan las campanas, camino por el barro, toso por las esquinas.

Y si pienso en mí,

quisiera compañero que te has ido

apuñalarme en medio de tu entierro.

Angelillo de Uixó. La foto donde aparezco bajo San Vicente fue hecha por José María , siempre lo recordare como un gran amigo.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

Puente  sobre desastres  ambientales de Moncofar.

Obra dramática basada en hechos reales. Cien por cien literatura costumbrista de la Plana Baixa hecha por un Valenciano.Este relato nos ira desvelando el desastre medio ambiental causado en los años del ladrillo en la zona de  plana Baixa, y el drama social paralelo a la degradación de la agricultura  causado por la cultura del desarrollismo. El puente de los desastres medio ambientales,  puede visitarse en la actualidad. Incluso hay excursiones guiadas de asociaciones ecologistas , y colegios progresistas. el Ayuntamiento de Moncofar se ha comprometido a  instalar  antes de las elecciones una  pasarela  elevada con catalejos para que se vean los vertederos de basura industriales  ilegales de los pueblos vecinos como al Llosa, Xilxes y Vall d´UIxó.

I.

Atila, el hijo de Ángel, detiene su carro tirado por la bicicleta que conduce en el cruce de caminos del “Camí de Cabres” con el río Belcaire. EL Belcaire, río hoy completamente seco todo el año desde hace muy poco tiempo .  Se preparara para ser un río tumba cubierto de polvo, tierra y guijarros. En ese tramo donde pisa Atila,  es justamente  donde llegaban las barcas por las acequias no hace más de cincuenta años, y se empezaba a caminar. Cuesta imaginarlo, estando en medio de un pedregal de chicharras cantarinas entre cultivos de naranjos abandonados a los pies de la punta de Orley. La pedregosa cumbre de Orley,  guarda la morada de un enorme poblado ibérico, primero saqueado, y después sepultado al ser recalificado ilegalmente para albergar una destartalada serie de casetas  de obreruchos y tenderos del pueblo, que han impuesto silencio a los expolios, junto su propio  asentamiento contra el  patrimonio cultural . A llegado la historia de este poblado  hasta tal punto ¡que los vecinos del pueblo de Uixó ni siquiera saben donde está, ni que significa Orley! las autoridades municipales, prefieren no visitar el poblado ibérico más grande de toda Castellón, mayor incluso que el de Numancia. Más que por vergüenza, por la incultura que se adquiere con el cargo,  y por no invertir ni molestar a un grupo de tenderos y obreruchos de mala muerte.  Las escarpadas y agrestes paredes de Orley, pobladas por olvidados algarrobos y olivos cuyos frutos se malogran;  es visitada  por el águila calzada, la moixeta, garzas de diferentes clases, chalanas,patos , jilgueros, ruiseñores… En Orley se suceden varias líneas superpuestas  de trincheras republicanas de la guerra civil  entre  los muros del poblado ibérico. Estos bajan hasta el río. La muralla durante siglos sirvió para proteger a su población de romanos , cartagineses, incluso de otros iberos. De aquella grandeza de hace casi tres mil años, queda  a nivel de tierra únicamente  las bases de las torres de hasta dieciséis metros. cuando eran nuevas conocieron la infancia de  Homero, más tarde,  el comercio con los Jónicos, hasta que la fuerza de Roma  se los llevó hasta el valle de Uixó que hoy conocemos. EL eterno dormido poblado, solo reconoce del paisaje, lo más lejano y exterior, la luna, los planetas, las estrellas que nocturnamente cada día, caen entre los huecos de la base de sus muros ciclópeos. De las ganaderías, cuyo nombre evoca Camí de Cabres, tampoco queda rastro. Las ambiciones naturales de estas gentes laboriosas de la Plana Baixa, conformada por  pueblos como Vall d´Uixó , Moncofar, Alfondeguilla, Nules, Villa Real, Burriana… arrastran miserias y mentalidades esculpidas en tablas de plomo fundidas en su cabeza. SI  este pueblo de la Plana Baixa, nacido para la miseria y la pobreza, sabiamente  frenado en sus anhelos de  prosperidad por caciques, inquisidores, reyes, empresarios, alcaldes….  haciendo de ellos gente que principalmente sabían  administrar el dolor y sufrir con talento. Desgraciadamente,  en los últimos cincuenta años estamos pasando por algo peor que la miseria y la pobreza: la prosperidad.

La transformación llegada de la mano de nueva mentalidad emprendedora importada de los Estados Unidos e Inglaterra ,nos ha convertido en una burla esperpéntica de silincon valey- En la Plana Baixa, ha terminado el desarrollismo como la armada invencible. Hundidas sus barcas y sus acequias milenarias  de aguas verdes y somnolientas, repletas de anguilas, entre monocultivos de naranjos altamente contaminados por plaguicidas. Así fue el diabólico plan de gran desarrollo nacional desde mediados del siglo XX . De forma semejante a las zonas tropicales como con el cultivo del caucho en Brasil, Venezuela…. Los beneficios de este desarrollo agrícola en Castellón, una verdadera Venecia de las acequias, fue muy agresivo con el agua hasta hacerla desaparecer de la superficie. No contentos con desarrollar la huerta, la nueva mentalidad liberal  impía quería desarrollar la industria. De este modo se sembró entre líneas de naranjos de moncofar, nules, Villa Real .. las azulejeras. Dieron trabajo. Si, y también prácticas opresivas con los turnos de 21 días seguidos, un ambiente alienante, idiotizante y depresivo en el trabajo fabril, donde la mayoría  de sus trabajadores sufren depresión, tienen deudas con los bancos, arrastrando una existencia hipotecada pero bien vista por la sociedad. Las azulejeras, no contentas  simplemente con esto, también regalaron al aire de los pueblos unos índices de cáncer en la población desconocidos hasta el momento. Cuya causa son los productos empleados en ésta industria. Entre tanto , en el campo, en menos de cuarenta años  la naranja ha dejado de tener valor comercial en éstas tierras. Hoy, en el año 2018, la mayoría de campos están abandonados . cada día en la provincia Castellón, en las oficinas de la seguridad social, se dan de baja diez campesinos profesionales. La industria azulejera de Castellón camina y tropieza. Tan pronto tiene ganancias como perdidas. Hoy contrata a miles de personas, mañana las despide a miles. ¡La industria azulejera de Castellón no es de fiar! la crisis económica del 2008 la dejó arruinada. En la actualidad va por ahí, por el mundo, a ver quien le compra a peso sus azulejos. Algún inglés,   jeque árabe o ruso, de vez en cuando les compra algo a empresas como Porcelanosa. Tanta  mentalidad emprendedora,  acabó en manos de los usureros. Los verdaderos grandes ganadores de la mentalidad emprendedora. Los usureros apostaron por los solares, por la tierra desde principios del siglo XXI. ¿ Los usureros querían la tierra para labrarla, para crear nuevas industrias? No. Los usureros querían la tierra para cobrar intereses de prestar dinero. Los propietarios de fincas se vieron ricos desde el año 2001, tan solo por tener sus tierras . Cada vez valían más estando abandonadas. Por campos de melones de Moncofar en primera línea del mar se pagaba una fortuna irracional para construir. Cazaron las anguilas , los samaruc, los cangrejos de río, las lisas, las carpas, los nidos patos, de garzas vertiendo hormigón.  Con un compresor se les puede pescar. Alicataron las marjales con azulejos de Roca en toda la costa …Hicieron desaparecer los melonares del paisaje,  a los agricultores, ganaderos y pescadores, las norias,  las acequias por donde se viajaba en barca. Aparecieron nuevas carreteras. En ellas los mercedes, los audis, porches, ¡ Incluso ferraris conducidos por los hijos de labriegos y pastores! Dedicados esta plebe a ir de fiesta en fiesta como los señores. Venganza de miles de años de historia. Lo que no consiguió el comunismo, lo había conseguido la usura. Los campesinos se cobraban su deuda con la historia gracias a la banca amparada por la derecha y la izquierda progresista.

 

Bodas en Moncofar el año 2006, el tío Hilario , hombre de edad avanzada, cara redonda de valenciano, roja del sol. El pelo blanco y cano. De estatura baja, pero robusto, y hombre con fama de fuerte y bruto para el trabajo. Viste en camisa blanca  impoluta. Se le redondea  con la forma de sandia en su barriga.

Pide silencio el padre de la novia a la orquesta que toca Paquito el chocolatero. Va a la mesa y alza el moet .

Expectantes esperan que diga  le típico vivan los novios.

El tío Hilario ocurrente y divertido, achispado canta:

Viva los PAIs.

Risas y aplausos, brindis de los moncoferos con el viva los PAIs y viva tío Camp

( referencia al presidente de la comunitat valenciana que ha realizado este milagro económico, la Plana Baixa es una fiesta.)

Por las ventanas donde se celebran el convite, se ven las grúas levantar torres de edificios. Desfila como lo hicieran antes las olas, un ejército apatrida de obreros reclutado en las costas de África, Asia, América del Sur, y Europa del Este. Portan cascos blancos, amarillo y azules según su jerarquía en el oficio. caminan entre los andamios transportando sobre sus lomos más andamios, puntales, hierros. Suben y bajan por los esqueletos de hormigón como si fueran hormigas sobre el cadáver de Frankestein. construyen un hormiguero donde el rey es el usurero.

La casada, es la hija de Hilario, Helena,   una bella rubia de veintitrés años, un poco bajita pero graciosa. ojos brillantes verdes. Lleva vestido elegante y atrevido de blanco satén. algo escotada. Se ha casado  con un chulo del pueblo. El engreído hijo del notario que cursa estudios de derecho y es festero. Se trata de Alfonsito, que siempre ha tenido éxito más que con los estudios con el otro sexo,  y aires de grandeza monetaria. Helenita se apresura a levantar la copa junto a su padre. Ambos felices y risueños sin preocupaciones y con un horizonte prometedor donde la vida va a ser una fiesta cada vez con mayor abundancia. Su madre, doña Teresa discreta en la mesa, radiante de felicidad que sobrelleva con discreción. Pues cree que es funesto ser feliz. Tiene un mal presentimiento general.

Hija y padre se siguen sonriendo llenos de ternura y felicidad.  Sonido lejano de hormigones cuando la orquesta silencia para el brindis. Suena un pasodoble y se reanuda el alegre baile. EL padre cansado de bailar, con dolor en las rodillas la entrega al novio, se sienta junto su esposa a la que besa entre aplausos.

Oficina de la caja rural san Isidro. Año 2018. Olor a Naftalina. Don Hilario ha envejecido  mucho en los últimos 12 años. Sobre insomnio, reuma, ansiedad, estrés, depresión.  Su cara redonda ahora está seca. Negras bolsas con ojeras casi cubren sus ojos claros. Está reunido  con el director de la oficina de Moncofar , Don Israel. EL director, Don Israel es un hombre entrado en años, alto, delgado, bizco, con bigote amarillo y gris. Tiene aspecto de director de banco. Es sombrío y taciturno. con su ojo extraviado mira al infierno, con el sano a los intereses. Hace como que examina unos papeles que ha mirado muchas veces y habla con tono amistoso y serio.

Don Hilario, como fiel consejero  y amigo, le aconsejo deshacerse de todos los inmuebles que posee y que venda las acciones preferentes. Ese le mantendrá con liquidez unos años.

Don Hilario, mirando con angustia.

Don Israel, miro por el futuro de mi hija. Ahora vender a un fondo buitre no sale a cuenta, me van a dar menos de lo que me gaste. ¿ Qué será de la chiquilla?

Don Israel, implacable, conocedor de la vida de Helena,  y de su comportamiento alegre en las noches de Moncofar desde que su padre se hizo rico.

Tendrá que trabajar.

Don Hilario, ofendido pero a la vez justificando a Helena.

La crié para eso, pero en estos últimos veinte años  hemos olvidado ese destino, y hemos planeado una vida más decente para nuestros hijos. Es curioso don Israel, lo pronto que se olvida uno de trabajar y los padecimientos. La sola sombra de que pase la vida que hemos sufrido su madre y yo, me espanta tanto como …

Al decir estas palabras se le nublan los ojos , palidece recordando a su mujer.

Don Israel  olvidando los negocios pregunta discreto.

¿ Puedo hacer una pregunta personas Hilario? ¿ como se encuentra Teresa? Mi mujer me lo contó. se entero en la carnicería de su enfermedad. Ya sabe que siempre han sido buenas amigas, aparte de primas.

Don Hilario, impotente balbucea y solloza en algunos momentos.

No hay nada que hacer, el cáncer de pulmón se ha escampado a los huesos. Los médicos me han dicho que no hay remedio. Su dolor es insufrible. Cuando le entra, nos cuenta que es como si le arrancaran los huesos. A veces me ha encuentro a las cuatro de la mañana de rodillas intentando colocarse en una posición donde pueda soportar el sufrimiento. Que termine todo pronto Hilario- me dice gimiendo de padecimiento.

¿ le habrán dado alguna pastilla para el dolor? Pregunta don Israel.

Lleva puesto parches de morfina la mayor parte del día, pero a veces no es suficiente.

Se produce un silencio de casi un minuto donde ambos hombres se miran tristes.

EL implacable don Israel, al cabo de ese paréntesis vuelve en si…, y a sus negocios. Sus manos huesudas, débiles, repasan los papeles como si quisiera encontrar en ellos una solución. Ésta ha sido decidida de antemano. no va  a ser posible. Es un crédito  Terminal el que solicita  Don Hilario, imposible de devolver. sus intereses actuales con el banco suben a un gran montante, y no tiene liquidez en efectivo para pagar los impuesto de contribución, gastos de escalera, reparaciones, limpieza, mantenimientos de los pisos , y parcelas a medio construir que  posee en venta o alquiler en Moncofar. Edificios  y parcelas en los que invirtió por consejo de don Israel al vender más de 50 fanecadas de regadío en humedales a precio de oro para que construyeran pisos para veraneantes. Después de ese pelotazo en la caja rural le convencieron para que se hiciera promotor. El dinero que recibió de sus fincas lo hipoteco en plantar hormigón, y ahora recogía el fruto que da el ladrillo.

Perdóneme  don Hilario, pero tengo otras visitas- comenta don Israel para concluir la penosa visita con un derrotado- la junta de accionista de la caja rural cuando pase su petición de ampliación del crédito…. Lamento decirle, al votar, se han negado a darle un nuevo crédito. Exigen pagos atrasados. Intenté hacer todo lo que pude… pero la línea del banco ahora ya no es invertir en inmuebles. Alimentar esos pisos con el fin de venderlos en seis o siete  años  por el doble de su valor, es cosa del pasado. Seguramente ya no se revalorizaran como antes.

Don Hilario, con un hilo de voz trémulo. El rostro vuelto blanco.

¿ Y que se puede hacer? Vean que mi familia está destrozada. La chiquilla, mi Helenita, tiene una profunda depresión desde que ha perdido el mercedes,  y a su marido, alfonsito se ha ido con otra que lo cubre de dinero . Mi helenita no encuentra trabajo . ahora recibe un cheque de 120 euros de los servicios sociales de moncofar para sus gastos. Nosotros ya no podemos darle nada.  Y yo, ¿ qué puedo hacer viendo esto? Me arrancaría los ojos.

Pasa su amplia mano de hortelano don Hilario para recoger   gotas que le caen de los ojos.

Don Israel compasivo, levantándose y llevando a don Hilario a la puerta para despedirse.

Vamos, vamos, don Hilario, con lo que ha sido usted toda la vida. Un gran comerciante cuyos melones se cotizaban hasta en el mercado central de valencia.  Campeón de españa en 1986 al mejor melón. Recuerde don Hilario, el suyo fue  el molonar ganador, gloria agrícola eterna  de Moncofar.

Don Hilario recordando los tiempos  felices con el banco.

Y tenía entonces todo el crédito de esta casa para comprar tierra y cultivarlas. Cuando yo entraba, usted se levantaba, y me servia una copa de coñac.

No tenía que haber dejado el melonar. Ahora mi hija estaría casada con algún jornalero y viviría tranquila de forma humilde. La chiquilla se encargaría de las ventas yendo a Valencia, al mercado central.  E iría a las ferias de melones de toda España haciendo grande el nombre de este pueblo.

Don Hilario deja su humildad mantenida y furioso.

Maldita sean los bancos. Han arruinado mi vida y la de esta tierra.

Suena el móvil de don Hilario que lo saca de sus pantalones. wassap tictea en la pantalla.

Es de mi hija, debe ser algo importante referente a  su madre.

Don Hilario lo abre y lee en voz alta.

No os merezco ni ti ni a mama.

Ambos hombre se miran extrañados, funestos pensamientos pasan por la cabeza de ambos que  salen juntos a casa de la familia Hilario.

. El caseron junto la muralla mora es de las últimas  casas del pueblo, varios camiones destinados a vender verduras, envejecen  en el jardín bajo dos palmeras y unos perros de presa gordos y viejos.

Una ambulancia está en la puerta de la casa de Don Hilario. Alrededor concentrados  espectadores. La policía detiene a don Hilario para que no pase de forma suave, intentando que no entre con palabras.

Don Hilario, tengo que prevenirlo que lo que va a ver puede afectarle…

Don Hilario pasa y contempla la cabeza abierta de Helena. La sangre se desliza sobre su pelo rubio. su madre , calva por lo quimioterapia  de rodillas se deshace en lágrimas. A don Hilario le da una ataque al corazón, su ultima mirada es al mar que no llega detenida por sus fincas a medio construir. La escena se cierra con un grito de su vecino, Antonio, que conoce y comparte los   problemas de esta familia.

Maldito sean los PAIs.

II.

En Monfocar hay un pequeño puente después de cruzar una rotonda de carretera nacional 340, muy cerca de donde queda el hoy quebrado hotel Simba. La barandilla de este puente está oxidada. Es tan estrecho, que si pasan dos coches en direcciones contrarias parece que se vayan a rozar. Pasando con mi bicicleta me detuvé en lo alto del pequeño puente con gran riesgo de mi vida. Me impactó lo que veía. un  medio ambiente muy degradado. las vías  tren  pasan por debajo en el eje norte sur.Bajo del puente  hay dos enormes  azulejeras, que almacenan  miles y miles  de metros cúbicos de azulejos. Ocupan en palets plastificados  el espacio donde antes había lagunas.  De fondo, hacia el sur, se ve sepultada xilxes bajo las canteras. Al este  el mar, tan cerca que se huele y no se ve,   decercado que está por unas largas filas de edificios que forman como si fueran una vaya del horizonte. A mi espalda , hacia el oeste, queda Vall d´Uixó cubierta por una boina en forma de neblina. Sobre ella las montañas de su sierra que parecen una mole calcinada, que es como ha quedado tras los incendios de hace unos años. El aire que se respira es insano, la falta de agua hace que la escasa  vegetación este marchita. Desde esas vistas la sensanción es de que no hay futuro posible.

Angelillo de Uixó.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

th

 

 

Intro.

 

El siguiente poema rumba, lejos de ser una mera deconstrucción  del famoso hit de Manolo Escobar “Mi carro”   conduce el carro a una nueva dirección en ésta versión personal. En el salto que da el carro en el barranco del tiempo ,de 1967 al 2018, también  se produce sobre  el ser, y ahonda ésta rumba filosófica  en  uno de los dramas del hombre contemporáneo . Un hombre se encuentra atrapado en un aeropuerto. La antítesis del movimiento.El aeropuerto está huelga, como este hombre que no va a ninguna parte más que a reivindicar su situación personal. El avión, como el tren, el barco, al que se suben los progresistas de ésta historia, simbolizan las oportunidades que tiene la clase política frente al resto de ciudadanos. su viaje cuando más lejos nos indica que quieren llegar más lejos que nadie. En nuestra versión de mi carro, la romería es de Vall d´Uixó es  al Perú. Romería tan lejana que  el pueblo  oprimido y miserable de Vall d´Uixó  no puede llegar, solo sus caciques pueden. Por eso harán el viaje la alcaldesa de Vall d´Uixó, el concejal de empleo, y el de servicios sociales. Para ello no dudarán en tirar del tren, el barco,  la patera, o el avión, de forma  siempre educada y deportiva  a competidores o adversarios. El protagonista principal de esta rumba, el hombre que acude  al aeropuerto en un carro, forma otra antítesis al discurso oficial de España de país moderno, democrático, con oportunidades para todos. Sin embargo, fuera de los discursos del Rey Felipe VI,  la triste realidad, es que mucha gente va en bicicleta, o caminado, porque no tienen oportunidad de otro transporte, y viven  atrapados permanente en  un aeropuerto sin salida, viendo como se van los aviones sin ellos. Queda   rebelarse  ante las mentiras de unas autoridades progresistas, sea cual sea la consecuencia.  . La misión de los progresistas de esta rumba, en este episodio de hoy, no es veraz ni creíble al escucharla, aunque como en las canciones de Manolo Escobar, brille el sol por todas partes. Pretenden llevar agua a una aldea del amazonas a través de una ONG en el Perú. En este caso, un elaborado discurso de Hollywood. increíble, dicho en el sentido filosófico. Nadie puede creer sus palabras disfrazadas de humanismo, y a la vez de arrogancia imperialista de país marca España, que fabrica estos discursos confeccionados  para los de casa,muy alejado de la verdad  y del humanismo que pretenden exportar. Pues España no es un país ni humanitario, ni una gran potencia democrática, ni  moderna. Es un país de penurias, conservador, que huele a cárcel, con poca imaginación y mucho Cristo con caspa. quizás sea ya España peor para la vida humana que Perú. Europa ya no es el centro del mundo, ni España es ya nada en américa. El mundo ha pasado sobre nosotros, y los únicos que no se enteran del  apretón es la alcaldesa de Vall d´Uixó, el concejal de empleo, y el de servicios sociales,se engañan y nos engañan. Lo más imperdonable es que nos mientan y se mientan. Aquí el equipo progresista tiene el agua  en manos de una empresa privada, hay desaladoras por toda la costa que son fraude, y por salir del tema del agua,  hay gente que pasa hambre, millones de personas no tienen empleo, o si lo tiene son malos empleos. Millones de personas han tirado la toalla. la droga y el alcohol  tiene más afiliados que la seguridad social. La mitad de los niños de país son pobres, los suicidios no paran de aumentar, el país da asco, verdaderas nauseas. Si nuestras autoridades van a Perú, deberían vomitar juntas por todos nosotros,como en el caso del hombre atrapado en el aeropuerto. Su biografía es lo más habitual en el mundo globalizado. Se trata de un precario sin recursos económicos al que no  han querido ( los mismos que van a Perú a poner agua a una aldea)  ponerle a él agua, y tiene que regar llevándola  con un carro de una fuente.  Verdadero humanismo ¿ no? Si Manolo Escobar representa lo más casposo de este país, no por ello es un canta autor menos certero  que Serrat para conocer la cultura y la sociedad Española a través de este trovador sin par en Europa. Sin embargo, no se le ha prestado la seriedad que merece. Tratado de un soleado rumbero. Algo así como si fuera un californiano surfista de las costas de Marbella que canta canciones facilonas para su público de verbena:  populacho misógeno, católico  y de derechas, es decir , el Español y la española mayoritario. Si al pensamiento de Manolo Escobar, a su lenguaje, le damos carta de veracidad, tenemos un conocimiento cercano y veraz, mucho más que el de Albert Rivera de que es  España y ser español entre 1967 y en el 2018.  Lo que no nos canta ni siquiera Manolo García, ni el prodigioso y admirado por mi ” Serrat” Y es que España es como vivir en una canción de Manolo Escobar. Cada verso, cada frase, resume el pensamiento, la esencia, lo autentico del ser Español, lo que desea conocer un Inglés, un pakistaní o un alemán.  Manolo Escobar es el Aristoles nacional. Su rumba  “Mi carro” para mi no es una historia pensada y cantada, sino que es verdadero devenir.

Yo, como el protagonista de esta rumba y la de Manolo Escobar, voy con un carro a todas partes en Vall d´Uixó y si me lo roban,  o me lo requisa la guardia civil, me hacen un desgraciado.

II.

Mi carro, de Angelillo de Uixó.

Mi carro me lo robaron estando en el aeropuerto.

Me fui a despedir a la Alcaldesa de mi pueblo,

Que iba al Perú de romería progresista a poner agua a una aldea.

¿ dónde estará mi carro,

Dónde estará mi carro?

Como le había pedido agua para mi huerto,

Me contestó cuando se iba,

que no me la ponía porque no quería.

Que me fuera con ella al Perú y la tendría.

¿ Donde estará mi carro, donde estará mi carro?

Mi carro me lo robaron mientras estaba en el aeropuerto.

pensaron que era para llevar maletas por eso alguien cogió mi carro- me dijeron los taxistas  .

Mi carro es todo lo que  tengo. En el he sufrido mucho-comentaba a los turistas americanos que no me comprendían dentro del aeropuerto.

¿ Donde estará mi carro, donde estará mi carro?

 

Hablé con un seguridad por si lo había visto. Creyendo que era un vagabundo  me pegó otra paliza.

Por fin encontré mi carro.

Lo tenían unos huelguistas de rayan air lleno de panfletos contra su compañía.

Les dije que ese carro era mío, y como no lo soltaban me enfrente a ellos.

Pensando que era un anti comunista me pegaron otra paliza.

Mi carro me lo robaron estando en el aeropuerto, y no saldré sin el porque es todo lo que tengo.

Por eso he enviado un waspar al Perú a la alcaldesa contando lo que ha pasado.

Y me ha constatado que cuando vuelva lo recogeremos.

Yo le he replicado que no hace falta que vuelva, que se puede queda allí salvando la cruz del Perú, y devolviendo el oro que les robamos.

Angelillo de Uixó.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.