He asomado al despertar tras la terraza. He visto un mundo seco.
solares descubiertos que se extienden hasta mi casa.
la barrera verde de mi huerto con guisantes marchitados sobre las ramas,
en polvo y cenizas convertidas las espinacas ,
hojas del supermercado  enganchadas entra las hojas de las habas,
que al soplar el viento han levando el vuelo.
He gritado al saber que no quedaba  agua en el aljibe :
“el mundo,
ha estallado conmigo dentro,
meteré la cabeza  dentro del León de la fuente,
porque avanza el desierto y la sequía se mete en las casas.

abandona lentamente la terraza. atraviesa una puerta oxidada pintada de verde. La puerta se cierra con sonidos metálicos en la oscuridad de cueva   del hombre sequía . Ramas en el suelo del comedor que a su paso se quiebran. La chimenea humea con los restos de la última cena. el hombre sequía se sienta. Balbucea unas palabras enjuagando su boca con café:
No es justo que mis plantas se mueran,  mientras el resto del mundo se lava como si nada, como si la sequía no fuera con ellos. Bailan entre los salones, se buscan con la mirada, se persiguen los enamorados en el parque y no tenemos agua.Para revindicar mi huerto, dejaré de bañarme, y rogaré a las autoridades que hagan lo mismo para que exterioricen la sequía de nuestra tierra, y cuando vayan al senado, al pleno o donde fuera nuestras autoridades ,sientan el resto su respetable presencia, como cuando yo entró en la biblioteca, y así les digan como a mi:
ya están aquí los de vall d´uixo,
el mundo.
Y si eso no fuera bastante, los hunos caudillos de mi tierra, venzan la batalla  no solo con el olor, sino con  la palabra cantando esta charanga:

Gira el mundo seco.

Hoy, los rayos sedientos ya llegan.
Agoniza otro día esperando llover.
EL río Belcarie va sin agua
los aljibes están sin agua.
Gira el mundo seco como una noria
sin que podamos hacer nada
Hay hogares que ruegan secos,
ríos de grava que abrasan al pisarlos,
la tierra que se abre,
el hambre y la sed acechan al hombre,
los bosques, mares y animales que se extinguen.
El  mundo, se hunde bajo le polvo que lo cubre,
no esperes salvarte de este movimiento,
porque mañana será igual,
el giro de el mundo es seco.

angelillo de Uixó.

Advertisements

DSC00905

índice

 

Dejaba ya la hoguera extinguiéndose en la cocina, lamentando con tristeza en mi soledad completa como se gastaba tan rápido el fuego después de tanto esfuerzo para traer la leña con mis manos del monte. Sobre ascuas el puchero. Dejando de hervir con el cocido de verduras preparado para mi regreso. Mis brazos y mis piernas, sostén único de mi vida, que no tiene ni tendrá más horizonte ni futuro que soportar el día a día. animado con este pensamiento, moví la carretilla que en salón preparada para la faena me guardaba. Su secreto y su misterio estaba escrito en el manual de instrucción.

El secreto de la carretilla, Tomo I.

levantar y empujar fuerte.

Al emprender mis primeros pasos hacia el huerto, salió a mi encuentro de la casa de enfrente Perla, que al escuchar la carretilla se lanzó con la valla mordiendo el metal la perra protectora, que si no estuviera la valla, se lanzara contra mis piernas y cojo me dejara. Fieros ladridos caninos me iban acompañando por el sendero, entre miradas de asco de mis vecinos por vivir peor que un perro. Que muchos quisieran matarme, y allí en medio del camino dejar mi cuerpo tendido para que fuera devorado por las alimañas como escarmiento. Más, al pasar por mi lado en mi pesado caminar la estirpe ibérica de Caín vecinal. Lo hacía  dirigiéndome torva mirada  dentro de sus confortables coches, casi rozándome el cuerpo sus carrocerias, haciendo este gesto de ser a mi superiores por ser gente con trabajo remunerado, y yo desgraciado por no tenerlo.

-¿ Por qué no se veía que yo trabajaba más que ellos? era por que el fruto del campo era el resultado de mi esfuerzo, pero no daba para el consumo. En ellos la cosa iba del revés, era su trabajo un resultado sin frutos, y malo para el resto de la humanidad, pero les permitía el consumo. Y solo eso entendían los asesinos de Abel, el trabajo como renta para el consumo.

En el recodo de la última caseta, que alberga  un profundo drama de un hambriento desnutrido allí convaleciente, donde se consume  lentamente dando ejemplo del dolor y el sufrimiento de estos nuevos tiempos de indiferentes. Tras esto, aparece como una visión el abismo, o pueblo de vall d´uixo. Flanqueado por montañas desoladas e incendiadas. Barrancos secos, y río sin agua serpentean junto las carreteras. Como una colmena que forma una colonia invasora, surgen los bloques de edificios cuadrangulares  donde viven estas atareadas gentes,  que discurren por las calles  en su función de existir, aferrados a eso mismo, a vivir como sea y sean como sean . Desde ese último alto punto donde estaba, observaba  encarrilaba la carretilla por la acera en dirección a texas; cuando trotando ligero y sin poder  ya evitarlo, me dí con una gran jauría en plena veda de caza, como hacía tiempos mis ojos no veían. Habían sido echados a ese parque, que separa el monte y da comienzo al pueblo en esa zona marginada, cerca de una docena de canis y chonis. Imposible me fue retroceder. Por fuerza me era obligado pasar entre ellos, temiendo que al hacerlo llegará al verme arrastrar una carretilla como un miserable un chascarrido, chiste, incluso algún acto de violencia. Pues en mi camino con ellos ya lo he sufrido. Conforme me acercaba iba viendo las formas que ocupaban el banco sin que un alfiler cupiera, pero aún así hicieron espacio a un camello que subió en un vespino. Sus cuerpos formaban una gran masa compacta. cuerpo con cuerpo estaban apelotonados como los perros cuando los meten en los transporting los cazadores para soltarlos en el monte, o los policías nacionales cuando los sueltan de los furgones en las redadas contra inmigrantes. Ya  cerca de ellos, me empecé a sentir mareado  envuelto por un humo extraño. de lejos  me pareció salir de ese poblado banco que se incendiaba con todos ellos subidos a él, pero de cerca, noté que salía de las bocas de algunos de ellos un humo que escupían cuando sacaban canutos de sus bocas y que la respirarlo yo me mareaba y me hacía reír en mi camino, y ver mariposas de colores por el cielo que eran mujeres denudas con alas que me saludaban mientras hacían piruetas abriendo y cerrando sus piernas por el aire. Pero de repente, se nubló el cielo, las mariposas  huyeron,  el aire se lleno de miedo y el suelo se cubrió de vómitos.

¿ sabes quién soy Yo? me preguntó una voz entre aquella masa uniforme apretada en el banco donde era imposible distinguir entre hombres y mujeres y viceversa , porque sus malas caras estaban ocultas bajo capuchas, gorras,  pasamontañas, y otros embozos para ocultarse  de gran hermano que los vigilaba.

Me detuve para pensar, sino respondía bien iría al cubo de basura, o sería nombrado caballero contra las farolas , y me quitarían la carretilla que venderían al chatarrero.

Mire aquella masa atrapada en aquel banco humeante en medio de aquel talud , rodeada de matorrales y solares yermos poblados de hierbas secas que rodeaban su barrio. A su derecha de divisaba a lo lejos entre la colmena , los ladrillos panales de la escuela de texas.  a sus espaldas los solares en venta, y el supermercado aldy.  A la izquierda, la cuesta de san antonio  y de fondo los picos vendidos y arrasados de Aigualit. Sus cuerpos parecían flotar en medio de la nada atrapados unos a otros entre esas maderas que les servían de tabla de salvación como a los náufragos.

Inclinándome ante la gente del banco con una reverencia, que tuve que repetir pues tropezó mi rodilla al tocar suelo con un bote de cerveza, por lo que me serví mi mano como escoba para limpiar los alrededores.

 

“Tu eres el rey de texas.

El que saluda al fascismo porque no tiene sueños.

Has aprendido viviendo,

que todos los reyes acaban en la cárcel o en el cementerio,

porque  mundo es una república catalana.

tienes de estudios el curriculum vital,

y de referencias,

lo que cuentan en las calles de ti.

tu dirección está escrita en los muros del barrio,

y en los calabozos de los juzgados de nules.

Conociste el odio del sistema en el colegio.

cuando el sádico de don José, te obligó de la oreja a recoger la piedra con la que rompiste la pizarra.

Mataste la tabla del nueve y la gramática parda,  antes de que ella te matara.

Todos te miraban en ese momento en silencio,

Humillado en el suelo  mientras don José recitaba:

vean como recoge los destrozos y se prepara a pagar.

Un impulso de rebeldía sonó en tu cabeza,

cogiste el borrador y las tizas y las lanzaste contra la ventana para que entrará el viento y poder salir.

Hoy eres el mismo, envejecido a los veinticinco.

Otros son los que entran a esas misma aulas que reproducen a las fabricas.

moldean las mentes como engranajes mecánicos.

Al terminar sus clases, los alumnos salen portando una llave inglesa, un metro, un nivel, un silbato, una bandera, según sean sus aptitudes.

Y al cruzarse con el rey de texas en su banco, lo desprecian como a un producto de la telebasura. El rey hace gestos con los puños, y jura que algún día será alguien, que le llegará la buena.

Pero el rey de texas está solo dentro de su chándal, de sus nike, se consume con las drogas. Es una sombra inconcreta, violenta en el jardín. que actúa en la noche  oscura. Nada cambia en la noche al día, solo que la voluntad no existe, porque desmaya hasta la madrugada.

El rey de los canis es un proletario excluido.

arrojado al marasmo del hastío, condenado al fracaso individual cuando es colectivo.

EL rey de texas es un símbolo de castigo ,

crucificado en su banco,

al que han disfrazado de pobre y payaso”

Aquella grey que permanecía hierática e inexpresiva,  condenada en aquel banco sin alegría, sin canto, sin hermandad con el resto de la sociedad, sin camino y en soledad, me permitió proseguir.

 

en ese instante llegó el camión grúa  de la empresa eléctrica privada del ayuntamiento cargada de estrellas navideñas y letras formada por bombillas que decían:

es tiempo de hermandad y alegría.

Feliz 2018 y prosperidad.

Los operarios empezaron a poner entre las farolas sobre el banco donde estaban apiñados los canis y chonis mensajes luminosos de alegría y felicidad que quedaron colocados  sobre sus cabezas.

Paz y bien.

Angelillo de Uixó.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Hace un momento me ha referido una amiga mía universitaria,  la extraña anécdota vivida por ella en la universidad de Valencia ,cuando guardaba silencio por el último caso de violencia de genero.

Estábamos reunidos en la puerta de la universidad de educación social  guardando un minuto de silencio por la última mujer asesinada por su pareja, cuando ha entrado la policía nacional  y ha pasado por nuestro lado guiada  por el vigilante jurado del campus que los había llamado. Han ido directos hacia un grupo de chicos que estaban en frente fumando unos porros. La policía nacional ha empezado a cachearlos en silencio vaciándoles los bolsillos. Les han requisado las drogas y han tomado sus datos. Me ha parecido absurdo. Todo el mundo toma drogas en la universidad.

Yo  he imaginado la situación conforme me hablaba, intentando hacerme una idea.

Nadie recordaría a la mujer fallecida en ese minuto donde todos estarían más interesados en saber que iba a pasar con los detenidos. los cuales estarían mirando al grupo de compañeros que guarda silencio por un delito, ahora por un delito leve, sintiendo seguramente vergüenza ante esa situación. Es fácil imaginar al guardia jurado sintiendo en su interior una profunda satisfacción de haber atrapado y vencido a unos estudiantes que se sienten superior a él intelectualmente , quedando la función  de su trabajo ante los estudiantes,  a la de mero represor. Para la policía nacional se trataría de un delito sin contratiempos, sin mucha historia.  Ni se molestarían en mirar con atención a los detenidos, ni mucho menos lo harían como a los delincuentes de verdad. Más bien lo harían con cierto desprecio hacía un colectivo culto, incluso pijo,  hostil  ellos , a la policía. Para esos policías se trataría de un grupo de estudiantes que juegaban a experimentar el mundo marginal al que ellos reprimen con brutalidad . Y al cual seguramente nunca llegarían  ; pese a lo autentico  que pudiera parecerles lo marginal a los estudiantes.

Cierta vergüenza también daría comprender esta situación ocurrida en el campus universitario de la facultad de ciencias sociales, que es lo que estudia mi amiga. No tanto saber que consumen drogas sus compañeros, sino su actitud moral y estética  ante el minuto de silencio que se guardaba, donde ellos ,estudiantes de alguna carrera, o seguramente esa misma, educación social, quedaban en un plano alejado a un acto que se estaba desarrollando frente a ellos para erradicar un acto de una  violencia inaceptable para cualquier persona. La vida, efectivamente, es absurda, pero eso no justifica que no se tome partido.

Angelillo de Uixó.

Canto I.

 

Al poeta le llega la llamada de visitar el fuego del cielo, al ver desfilar los helicópteros que van a extinguirlo. De este modo, el amado poeta de vall d´uixo, instigado  por el espíritu santo,  se lanza al monte con sus canes para describir al hombre las llamas. Descripción del camino, el abandono agrícola y la escalada de las calizas. Al llegar a la cumbre el poeta observa  la zona donde se encuentra llena de delitos ecológicos. se recuerda en el canto al imputado Aparaci, el vertedero clausurado de Garrut, las docenas de maquinas excavadoras en estado de chatarra, y se hace una descripción de misa ante la hoguera. el poeta cierra el canto con un proceso de somatización extremo.

I.
Así sentí la llamada
a visitar las llamas,
en la ciudad divina.
Por el sonido de las colas
resoplando por el cielo.
De imagen de helicópteros,
me vino a la mente el fuego,
semejando  campanadas de iglesia
cuando llaman al hambriento
al fuego y a la mesa.
Salí acompañado de mi canes,
preparado para visitar el fuego.
guiado por el sonido de los cielos.
Por las grandes peñas,
con gran sufrimiento por los espinos.
Tuve dudas de si seguir ese camino,
o volverme a sendero y meditar mis aventuras.
Pero sentí una llamada del espíritu santo,
que me animaba a pedir a mi cuerpo,
seguir, o lanzarlo a las llamas.
De este modo motivado,
mis piernas redoblaron sus esfuerzos por lo afilados roquedos,
admirado por mi hazaña hasta por las fieras más agrestes.
A mi espalda noté a mi canes atrapado entre los zarzales.
Las orejas como conejos  asomaban entre la floresta,
y las colas estaban enganchadas entre  matorrales.
Me lanzaron miradas conmovidas el bestiario detenido.
Llameaban amarillas como las llamas piadosas  entre sus cabezas.
Más grite sus nombres para infundirles valor y animo:
Subordinador, Dominador, Senegal de Vall d´ Uixo.
Así bravos y fuertes salieron del atolladero.
¿ pero cuantas bestias quedarían atrapadas en las llamas
por no haber sentido la llamada de socorro?
Una vez juntos, en un humilde claro entre las peñas.
Indiqué el sendero tras el circo de calizas
que daría con el fuego.
Escalaremos esta grupa
y veremos el infierno.
Daremos fe a los hombres de lo que hemos visto,
para hacerlos justo y piadosos.
Con el pie derecho andamos el primer paso.
Íbamos en fila muy bien formados.
A la calva cumbre  llegamos.
Y toda la comarca divisábamos.
Jubileo de noviembre
el botafumeiro en el desfiladero.
una parrillada del infierno,
de mano humana el fuego intencionado.
Más Yo, dirigí está palabras lleno de compasión:
Malos sitios tiene la ciudad divina.
Barrancos secos de cizaña poblados,
como mala gente tiene el pueblo.
Allá esa gran extensión de desolación,
el vertedero del imputado Aparici.
al que su ignorancia salvó de la condena.
A mi siniestra , descansan las maquinas excavadoras
convertidas en chatarra tras demoler la montaña que las soporta.
El aire lleno de las heridas de las llamas
trae tormentos con los que alguien ganara dinero.
Así contemplado esta zona infierno,
dejamos la hoguera arder
y volvimos por el sendero,
más al hacerlo perdí uno de mis guantes.
y vi uno de mis dedos abrasado por las llamas.
Paz y gloria.
angelillo de Uixó.

 

 


Fragmento del hombre del cielo. Esta basado en el relato de un viaje a las minas de chóvar, la nevera de alfondeguilla y la visita a mi huerto junto un amigo. Publicado cada fragmento en diferentes blogs, en esta parte, la segunda, se relata la llegada a la nevera y la visita a las minas. La anterior se puede leer en:
2017/11/pataleos-en-el-huerto-avalamos-un.html

/2017/11/patrimonio-de-nieve-desde-alfondeguilla.html

2017/11/pantano-musulman-de-chovar-la.html

 

I.

Pataleos en el huerto, Avalamos un hombre nuevo.

Ignoro porque no llueve. El cielo se ha alejado de nosotros, como muchos de mis semejantes se han alejado de la tierra. Hoy el planeta que nos acoge lo observamos con pena, como una bestia vencida que nos inspira respeto moribunda entre nuestros brazos . Y en nosotros, ha nacido  un hondo temor hacia nosotros mismos, hacia el destino delirante que nos hemos reservado llevados por una razón  deshumana. Ya se escuchan las primeras voces de rodillas en la tierra arrepentidas de lo que nos depara. piden a la tierra a la que llaman gaya, que nos extermine. Han empezado a sentirse culpables. Los antiguos temores de los hombres hacia los bosques oscuros y las bestias, han desaparecido como los pantanos, muchas fuentes, y los propios bosques que albergaban esos temores. Esta naciendo un hombre nuevo, a punto de desarrollarse plenamente. Si consigue este ser formarse , lo hará sin ninguna concesión a la historia, a la moral, al pesimismo, a la compasión; alguien como yo no tendrá razón para seguir existiendo y deberá desaparecer, pues ninguna vida alejada de la prosperidad, seguridad y riqueza podrá sobrevivir. O deberá hacerlo fingiendo ser feliz entre miserables condiciones vitales en constantes revisiones formativas y seguimientos de funcionarios de la gestapo socializadora emprendedora. El destino   de muchos humanos resistentes a esas mejoras materiales , que albergan de desespiritualización de la vida,  serán calificados de inadaptados al superior cambio, al igual que especies vegetales y animales que desaparezcan. La tragedia que se cierne sobre nuestras cabezas y bosques tiene tales dimensiones,  que al lector dejamos elegir  a su gusto para describirlas en este relato entre:
de  apocalipticas , o de extinción.
Entre tanto, yo estaba preparado para servir a estos fines. Mi papel era ser humillado en el nombre del hombre nuevo. Nuestro combate era desigual. La cantidad de medios del hombre nuevo eran infinitamente superiores a los míos, donde yo, desventurado de mí, un hombre solo y que solo poseía la palabra. ! tan desvirtuada, tan libre de contenido, tan suelta por el aire como una paloma! sin que dijera ya nada a nadie, y volviera de nuevo como convertida en un bomerang contra mí. Mis edades pasaban envuelto cada vez en una soledad y distanciamiento más abismal con el resto de la sociedad ,que pasaba a toda velocidad delante mía , mientras yo me encontraba recluido en islas de robinson, en paraísos perdidos donde fabricaba mis mundos para sobrevivir. Pero esos mundos eran invadidos. No estaban tan perdidos como deseara mi irracionalidad, conductora de lo que me quedaba de existencia. El hombre nuevo allí estaba,  como una pesada sombra que me perseguía.
Una día bajando a mi huerto la encontré. Iba arrastrando la carretilla y el agua que transportaba como una bestia para regar y  observé a la escuela taller t´avalem en mis terrenos. Entonces la sombra apareció, como en esas ocasiones suela hacer.
¿ qué quieres realmente, oh sombra, nacido de hombres?- le pregunté.
La sombra arrastrándose  por el suelo me contesto enganchada a mi pierna.
Tu voluntad, tu adaptación- me respondió.
Jamás, criatura grimosa, soberbia  y banal nacida de la ciencia y la técnica. He descubierto tu secreto que te destruirá-
¿ cual? gritó la sombra.
Temes a tu padre, la gran sombra- comenté observando como fumigaban con productos tóxicos como los empleados por los nazis con los judíos sobe mi huerta la escuela taller-Hitler- añadí.
La sombra se alejo inquieta.
Entre un arbusto habló.
Eso solo retrasara al hombre nuevo.
entonces le interrogué con malicia, porque sabía que pese a que se sigue el ideal nazi, hoy se pretende que venza  con persuasión, sin violencia aparente contra los marginados, desadaptados, desplazados.
¿ cómo conseguiréis la creación de un hombre nuevo, ese ideal superior inspirado en nietzche y que tan mal entendió  hitler, y del que estáis tan alejados?
la sombra se fue y quedaron unos chicos de escuela taller pateando mi huerto porque así se lo habían mandado. El fin de ese aprendizaje era aprender a humillar y a no tener piedad. Los chicos de la escuela taller deberían llegar a ser hombres nuevos. Por eso su monitor les enseñaba a atacar un huerto ecológico de una persona que lo trabajaba sin contrato y sin ser su propietario.
Esos chicos cuando terminaran su escuela taller deberían pensar como un emprendedor o un nazi, pero nunca como un trabajador o un humanista.
La orientadora laboral del inem forjaría sus mentes para una victoria personal, resultado de toda una nación emprendedora y prospera con sus fronteras cerradas a  la pobreza y abiertas a los negocios.
cuando los estudiantes trabajadores de la escuela taller se fueron, entre yo. caminé sobre los guisante y espinacas pisadas, entre los rojos amarantos que los mayas mezclaban con la sangre de los sacrificios, caminaba sintiendo que era yo el pisado, el sacrificado. Y al sentirme pisado, humillado, me sentí compasivo, casi resucitado. Lloré por la violencia, y me reconforte entre la devastación.

II.

Patrimonio de Nieve, desde Alfondeguilla con calor.

Un opel corsa aparcó junto a mi puerta  de mi casa, tal y como estaba previsto, y más o menos a la hora acordada. Solo seis minutos hicieron que la puntualidad no fuera absoluta. Una mano llamó sin crispación  a la puerta, mientras mis los brazos que estaban inmóviles gravitaron sobre la mesa en el salón para levantarme. Al abrir, me encontré unos ojos azules como el cielo que me observaron puros como la nieve. Transparentes como una medusa me deslicé por la contaminación que rodeaba mis restos.
¿ en que encantamiento descansas? pensé que me preguntaba mi visitante al ver el panorama desde la puerta de la casa. Yo mismo me lo había preguntado muchas veces que maleficio padecía sin saber que responder. Pero no dijo nada al verme tan desolado y con mi universo tan perdido. Hacia tiempo que no había nada que ocultar. Pobreza, soledad, exclusión, desempleo, arrinconamiento, eran públicos. Si, cierto, pero no acobardamiento. Esperanza ninguna, pero no me ponía la cuerda al cuello ni la cuchilla en la muñeca dentro de la bañera, pese a que había muchos amigos que me apreciaban que me lo recomendaban. no con malicia, sino por verdadero amor hacia mí, porque motivos tenía, como millones y millones de españoles que esperaban con ansia terminar sus vidas el instituto de la eugenesia nacional.
Nuestras manos y brazos se juntaron en un abrazo sincero.
Hacia tiempo que no recibía la visita de un viejo amigo de mi tierra, que me conoció en tiempos donde mi miseria no eran tan grande y abismal, hasta el punto de hoy ser dramática de ver para mis  amigos. Tristes puertos donde muchos prefieren no recalar y buscar otros más alegres. Sin embargo en esta ocasión no fue así.
He venido a visitarte angelete, tenía ganas de verte- comentó mi amigo P.
¿ a dónde vamos?- preguntó con interés por conocer la zona. no  es que sea de lejos, de Burjassot.

antes de salir fuimos a un bar a desayunar donde le puse al corriente de la situación socio política local.
Lo que más le llamó la atención fue la descripción que hice de la belleza de la joven alcaldesa de vall d´uixó, de la que no tenía ni idea , al igual de que estaban convirtiendo el pueblo en un eurodisney .
¿ de verdad no lo sabias? le pregunté asombrado. A lo que me replicó con sinceridad:
que ni idea.
luego caí en la cuenta , que era normal que no lo supiera,  al ser de Burjassot y haber en esa localidad con facultades y una gran vida cultural, mucha población universitaria que odiaba eurodisney.
Noté que estaba realmente interesado en conocer el paisaje sobre todo con algo histórico al ser arqueólogo. Orley, las cuevas de san josé y su poblado íbero ya lo conocía. Pensé unos segundos. Yo por mi parte he de confesar que la sequía era lo que más me preocupaba en el paisaje.
Iremos a un lugar que se derrumba- le comenté- añadí. Las viejas minas de cinabrio  de chóvar y la nevera de alfondeguilla. Las has visitado alguna vez?- le pregunté.
No- me respondió satisfecho con la visita.
Tendremos ocasión de ver el cambio climático. Luego te enseñare en mi huerto la charca y otro día que vengas el fondo, el gran lago de vall ´d uixó que se ha secado.
Llegamos al pueblo adormecido. tranquilidad y silencio, ni un alma. Los grandes caserones serios. Almendros en los solares entre las casas. al doblar una esquina donde terminan las casas, el camino se abre, cerrándose sobre su curva. Dos cuestas, una a la colina con una torre mora derruida entre chumberas, y el otro al pantano musulmán de Ajaez. La tristeza al contemplarlo sin agua. Nos invade el temor que contagia  al cambio climático.
En mi opinión , esto que ves es peor que la crisis democrática que sufrimos por la crisis. le comentó a mi amigo P.
bordeamos el pantano.
dormido esperando, nos encontramos al hombre de estas tierras como un idiota tumbado en el suelo envuelto en traje de camuflaje. Enfrente tiene un triste perro atado a un olmo. nos pregunta:
¿ van para arriba?
a las minas- le respondo como si fuera el rey salomón.
Si ven unos perros me los tiran para abajo. Los soltamos  ayer para el jabalí y aún no han vuelto.
Pobres palurdos miserables- pensé para mí. Nos alejamos sin decir nada. El hombre siguió recostado.
Así es este pueblo- comento a mi amigo, que exclama pobres animales.
El camino se cubrió  de alcornocales- majestuosos árboles del corcho. De aquí se saca el corcho- le expliqué a P contemplando uno grupo de ellos cuya corteza despojada hacía poco dejaba un tronco rojo y robusto.El bosque en chóvar cubre los senderos, oscuros, frescos, resistentes a un clima seco. ¿ quién no se emociona al ver esto?  Noté que mi amigo lo hace. El sendero iba subiendo, escabroso y polvoriento era el camino, con desprendimiento que cubrían  laderas enteras. Columnas de piedras. Pedregales y alcornocales, encinas también asomaron a nuestro paso. En un pequeño barranco. La fuente fresca, estaba seca. Los helechos amarilleaban. Es noviembre y estaba todo seco. Las fuentes no hablan, están secas como las gentes de nuestra tierra. En el lecho de la fuente fresca, una margarita, la más bella que haya visto en mi vida. Su blancos pétalos, nieve y pureza. . Fe y esperanza, entre las avispas del barro que devoraban las criaturas del agua ahogadas en la tierra. Proseguimos por caminos de rojo rodeno, hasta que a mitad ladera, una de las minas. Sus misteriosas entrañas selladas con una maderas, Unas vagonetas para que los turistas se hagan fotos. sacaban Mercurio, cuanto dolor  para separar la plata y el oro. Sentí un extraño eco, al meter mi cabeza en la negra entrada.  si nos aventuráramos en la mina. ¿ a dónde bajaríamos?- rápido saqué la cabeza a la luz y proseguimos, subiendo. Hasta llegar a la pista. A lo lejos  observamos el Peña Golosa. Sierras calvas, azules, difuminadas se muestran, y los vestigios del último incendio de Eslida- Artana localidades a nuestro pies, aunque no se vean, como alfondeguilla en la que estabamos, y ya muy cerca de su nevera, rodeada de trincheras de la guerra civil. El mar, azulado, su costa desolada por la construcción. El clima estropeado. La nevera entre trincheras y una pinada. Vestigios de otros tiempos, cuando nevaba. Hoy parecía el chepa de un camello entre la arena de las trincheras. Sobre su cúpula,  la majestuosa visión del castillo moro de Castro. este parece volar sobre las altas y puntiagudas peñas sobre las que descansa al filo de 800 metros de altura. El viento seco sube y baja por las puertas enrejadas hasta el fondo del foso de la nevera de castro, buscan cantando lo que nunca encontrará, la nieve que no ha de llegar más.
Bajamos tranquilamente. En el pantano ya no estaba el cazador, pero el perro atado seguía allí, dejando en el ambiente su estúpida presencia. nos miró el animal con pena.
En el bar de la cooperativa  entramos para comer. Es lunes. lo encontramos casi vacío . un milagro de estos pueblos, fondas desiertas. se sorprenden de vernos la poca  gente que había. EL bar descomunal , construido con amplitud  para concentrar a los trabajadores de las cooperativas.  ! aquellos tiempos en que se juntaban los trabajadores para preocuparse por su situación de clase! hoy vive el bar de los turistas de fin de semana. Una chica joven, y guapa nos atendió . El lunes cerramos a las tres y media-nos confesó cuando pedimos . solo le quedaba una ración de carrillada . Aceptamos, pero como era ración  para uno, lo arreglamos con un bocadillo. así que mi amigo y yo compartimos carrillada y bocadillo de embutido. todo muy bueno. La chica nos atendió  muy bien. postres, y cafés. Nos fuimos  dejando unas vistas preciosas al pueblo y las montañas a las que dan la galería   de este inmenso y humilde bar, amueblado con sillas  del tipo de escuela. cuadros costumbristas que pensé que serían hechos por algún pintor local. en uno de ellos se representaba el bous al carrer  junto al ayuntamiento. otro, el de un hombre en la torre del pueblo. fotos gigantes de toda de chóvar en blanco y negro.
Junto a la fuente donde llenamos una botella de agua, regresamos a vall d ´uixo para despedirnos mi amigo y yo, hasta dios sabe cuando.
III.

Pantano musulmán de Chóvar, la reconquista del clima

En la garganta del barranco de Ajuez, junto las huertas y el pueblo de Chóvar, se detiene un hondo suspiro. Un muro retiene el agua y un trozo de historia,  pero el cielo y la tierra se han roto y ya nadie llora, solo contemplan como se van las cosas. Las hierbas que mueren crecen en el lecho reseco. Contra el muro quedan agónicas culebras y peces. Los turistas gentiles sonríen, y fotografían el pantano convertido en postal de escuela donde se enseña que fue moro, sin notar que se fueron los ruiseñores de este lugar.
Angelete, ¿ qué dices? te veo turbado- comentó mi amigo P. mientras contemplábamos el pantano y yo recitaba las palabras del verso anterior que nacían de una reveladora presencia que sentía  en el paisaje. Una rebelión y adhesión descansaban en cada piedra, en la suave brisa, en el agua. Las nubes pasaban rápidas sobre mi cabeza, y una voz en mi interior luchaba por rechazar el sistema en crisis que me envolvía del estado español.
¿ nos vamos? – me preguntó mi amigo.
Espera, quiero contarte una leyenda. Vayamos a esa peña junto la presa.
Fuimos a la peña y nos sentamos.
¿ Conoces la leyenda de Ali Chóvarcassim?- le pregunté.
No. respondió.
Entonces empecé a narrarle una historia local que todo el mundo en chóvar conoce.
La leyenda transcurre en los primeros años de la conquista musulmana, ya pacificado este territorio de castellón con la huida de los bizantinos y los monjes a Suiza , dejaron una profunda inestabilidad social y política causada  por las ordenes de los monasterios y los señores godos del feudo. Estos quebraron las arcas publicas en sus cortes,, conventos y palacios   hasta unos limites solo conocidos  con el partido popular de hoy. La peste, el hambre, la desolación, la incultura, el caos, la anarquía y la barbarie eran las verdaderas  dueñas del pueblo español. La gente del siglo VIII pensaban y comentaban hambrientos que era el final de los tiempos. Y razón no les faltaba para pensar así.Gracias a  Alá , el país no acabó en manos de  vikingos ni Normados que merodeaban por el norte y hubiera sido un desastre. La llegada de los musulmanes vino a ser una bendición de Dios, pues trajeron grandes sabios y adelantos. si alguna vez este país ha sido una potencia cultural , y no una potencia de bestias conquistadoras ha sido con los musulmanes. Y eso  lo reconoce hasta el propio Aznar. Universalmente es conocido Averroes. Sin embargo, en este lugar llegó un sabio montado en un impresionante camello blanco, que no tenía nada que envidiar a aquel sabio. Si hubiera ido a Andalucia  nuestro sabio y no a castellón, seguro que se recordaría con mayor esplendor sus nombre.  la fama, la historia, no son justas. Unos hechos se engrandecen cuando no deben, y otros mucho más reveladores  caen en el olvido, como lágrimas en la arena del desierto. El nombre de Ali Chovarcassim debería haber llegado al Cairo, a Bagdad, a Medina, Córdoba.. sin embargo, no salí de aquí. Las montañas lo recuerdan, el barranco, las fuentes, el pantano…
Este sabio era el encargado de administrar este lugar, y quiso hacerlo de forma democrática. Era un gran conocedor del mundo griego. Traductor incansable de Platón y Aristoteles, y visionario. Anunció que no se podía gobernar oprimiendo a la gente, ni imponer las creencias religiosas. Aventuro que el mundo durante siglos y siglos viviría marcados por las fronteras de tres religiones. La cristiana, la judía, y la nueva del Islam. Según Ali Chovarcassim no habría ninguna religión nueva en el mundo tras estas. Aseguro que si desaparecieran del planeta estas religiones, llegaría una era terrible de ciencia y ateismo, heraldos del apocalipsis.
MI amigo P. asombrado exclamó- estamos en los albores de ese terrible momento.
Si P- contesté. Las profecías de Chovarcassim  son asombrosamente ciertas. Aunque no está escrito en sus textos, los cuales puedes leer en la biblioteca y el ayuntamiento de chóvar. En mi opinión, creo que notó al llegar a occidente la decadencia moral y cultural, y eso le hizo escribir esas adelantadas profecías que siglos después Ortega y Gasset copió con todo el descaro del mundo. Pero este sabio, no fue en el sentido estricto un poeta, ni pensador, fue hombre de acción. Visiono el cambio climático antes que nadie, y actúo. Él ,como los nuevos invasores del territorio, eran gentes del desierto. La carencia de agua de sus tierras les engañó a muchos musulmanes pensando que españa era un paraíso. era un paraíso para ellos porque veían agua por todas partes.  esto era porque entonces llovía y nevaba . Incluso aquí ,donde nos encontramos. Ya has visto la nevera de alfondeguilla.  Sin embargo, nuestro sabio pronto se dio cuenta de que necesitaban agua para desarrollar la agricultura, muy abandona por cierto por los pelotazos urbanísticos de conventos y palacios que cubrieron españa, para acabar muchos de ellos sin inaugurar por la invasión musulmana,  recayendo  en manos de ocupas y vándalos  ociosos que vagaban de allí para aquí, destrozando conventos nuevos que hoy serían patrimonio de la humanidad hispano musulmán. En chóvar, que estaban a punto de terminar la ermita, se propagó el rumor que el nuevo visir de castellón iba a convertirla en mezquita. La gente se movilizó contra los invasores, pero gracias a Chovarcassim no llegó la sangre al río. Reunió al pueblo en la plaza del Ayuntamiento con el espíritu de dialogo y tolerancia que le caracterizaban. Desde allí les ofreció un referendum pactado con garantías sobre la conversión. Les ofreció que si se convertían al Islam construiría una gran presa fudamental para desarrollar la agricultura. Esto daría puestos de trabajo tanto a los albañiles como a los agricultores y mercaderes, activando el comercio local. Y no solo eso, acceso a la ruta de la seda para la famosa miel chóvar. La construcción de una calzada empedrada  hasta vall d´uixó por la sierra. También prometió acabar con los abusos impositivos del vasallaje y del feudo que la casta utilizaba para sus privilegios acabando con la hucha del pueblo. Mucha gente joven de chóvar se convirtieron  al islam. Aunque sufrieron los insultos de sus padres y los conservadores que ridiculizaban su nueva fe, y las promesas de Ali Chovarcassim. Incluso el párroco de aquel tiempo, que entraba en opiniones política, y odiaba publicamente el islam. Prometió que si cumplía aquel moro su programa electoral para el que no había presupuesto, él se haría del islam. El pueblo de chóvar, harto de los curas y señoritos, viendo que pasaban los siglos y las cosas no cambiaban, optaron por dar un vuelco radical a su pasado y se hicieron musulmanes. El Islam ganó por mayoría en chóvar, vall d´uixo, moncofar, solo perdió en villavieja, que por eso se llama villavieja, pues ese año del 789, se llamaba  villanueva por haber sido inaugurada dos años antes.Desde los comicios por lo rancios y conversadores de sus gente pasaron a llamarla de este modo.
Desgraciadamente, lo peor de los españoles no cambio. La envidia. Había gente muy ultra de chovár que odiaba mortalmente de Ali Chovarcassim. Un día, en esta peña en la cual habitualmente meditaba, y según dice la leyenda, que cantan seis ruiseñores mirando el pantano recordando a aquel hombre fantástico.  Lo ultras conservadores lo cogieron,  le ataron una piedra la cuello y lo lanzaron al pantano.
Mira angelete- mi amigo señaló en el escaso charco rodeado de barbos y carpas como surgía ala superficie algo parecido a un esqueleto humano. Dio una vuelta circular y se volvió a hundir.
Nos levantamos y llegaron seis ruiseñores que se pusieron en el lugar donde estábamos mirando la pantano.
Angelillo de Uixó.

 

 

 

 

La bandera española se abre en el teatro nacional. se confunden sobrecogedores golpes de puños con los de una batería de rock duro inglés. Una guadaña  afilada planea por el escenario, lo recorre sobre la cabeza de los coros del foso que cantan:

Aguantando en España.

Aguantando en España.

Aguantando en España.

Una prostituta con la corona de españa arrastra su traje de gala sobre el escenario. Su traje   real acaba en una cola de seda de varios metros que brillan con pompa entre focos rojos y amarillos que le iluminan centralmente a ella. el himno español desgarrador suena en versión rock , y desde el foso, los coros.

corus.

Aguantando en España.

Aguantando en España.

Aguantando en España.

Yeee, Yeeee,eeee, yeeeee,

ahhh, uhhhhh, ahhh, auhhhh.

Aguantando en España.

Aguantando en España.

Aguantando en España.

aguantando, aguantado,aguantando, aguantado,aguantando, aguantado,aguantando, aguantado,aguantando, aguantado,aguantando, aguantado,aguantando, aguantado,aguantando, aguantado,aguantando, aguantado,aguantando, aguantado,aguantando, aguantado,aguantando, aguantado,aguantando, aguantado,aguantando, aguantado,aguantando, aguantado,aguantando, aguantado,aguantando, aguantado,aguantando, aguantado,aguantando, aguantando,aguantado,aguantando, aguantado,aguantando, aguantado,aguantando, aguantado,aguantando, aguantado,aguantando, aguantado,aguantando, aguantado,aguantando, aguantado,aguantando, aguantado,aguantando, aguantado,aguantando, aguantado,aguantando, aguantado,aguantando, aguantando aguantado,aguantando, aguantado.

La prostituta llega al final del escenario. contempla a miles y miles de personas que le miran con la corona sobre su pelo negro  y corto de barón , su bastón de mando, su negro bigote, su pecho velludo de hombre.

De los extremos del escenario salen unos ayudantes. le ayudan a quitarse al doble de Freddie mercury la corona y el traje de mujer, queda en mallas de gimnasia, dando inicio a la función.

 

En el siguiente espectáculo que va a empezar,  se representara una escena grotesca. Una realidad deformada y construida con mentiras en sus más altas verdades. para exhibirse  el poder, que en el fondo, distante a las apariencias, es un poder que se arrastra. No van a presenciar nada heroico en españa, sino decadente y debilitado. pese a lo peligroso y violento que es en sus reacciones el estado, mueve más a la risa  que al temor . Hoy, la escoria humana,  representa la constitución y la justicia, con un arte de magia donde no lo hay.  Pero como la famosa canción de mi grupo  queen que ustedes conocerán :

the show most go on.

El espectáculo debe seguir hasta el final, empieza la función.

Los ayudantes de escena maquillan a Freddie mercury como a franco y le dan una constitución.  Entra el órgano con notas musicales de suspense:

pam pam, pam pam, pam pam.

 

Freddie franco prepara su truco.

la represión social  durará solo cuatro días hasta asegurar el orden en españa. Al quinto habrá paz y libertad, ya verán. La justicia y la fraternidad quedan  de momento fuera de nuestras fronteras. por tanto… no las busquen. hemos levantado vayas para que nadie se escape de españa y cerrado las puertas de este teatro nacional. Son ustedes rehenes, si quieren sentir algo, sientan  el síndrome de estocolmo.

Lanza al publico la constitución que gira sobre si misma en el aire.

aplausos del publico cuando la constitución  lanzada   convierte sus hojas en las plumas de un águila negra que empieza a dar vueltas chillando, el himno de españa suena y los coros del foso se acompañan con chasquidos de dedos, rechinar de dientes y palmas:

 

 

Es un caudillo mágico , es un caudillo mágico.

Es un caudillo mágico , es un caudillo mágico.

A Freddie franco le pasan una guitarra, silencian los coros antes su deslumbrante primer acorde. Su voz de tenor resuena por todo el teatro:

Lo quiero todo,

lo quiero todo,

lo quiero todo

y lo quiero ya.

Los coros se unen a los acordes de guitarra:

Es un caudillo mágico , es un caudillo mágico.

Es un caudillo mágico , es un caudillo mágico.

Freddie franco con un palo y una zanahoria , símbolos de la empresa moderna, los utiliza como herramientas de conjuro blandiéndolos por el aire en círculos

Abracalabra ya nadie habla, invoco la ley mordaza.

aplausos del respetable.

El bastón se convierte en una metralleta. Apunta al publico que levanta la manos, y riendo canta:

Manos arriba señorías.

Con la zanahoria hace aparecer un bozal de perro, y del bozal hace brotar a un ejercito de guardia civiles que salen como autómatas clones levantando únicamente un brazo que sube y baja llevando una porra que va pegando al publico que aguanta sin moverse y amordazado, recibiendo golpes.

coros.

Es un caudillo mágico , es un caudillo mágico.

Es un caudillo mágico , es un caudillo mágico.

Se hace un breve intermedio.

La obra prosigue.

ahora Freddie aparece vestido de gran caballero con frac y sombrero de chistera.

aparece en escena caminado hacia él en chico joven con una gorra de pana, pantalones de pana, la cara con hollín, y una barra de pan.

Freddie lo detiene.

¿ a dónde vas mancebo?

a casa después de ganarme el pan con el sudor de mi trabajo.

Freddie ríe. cara al publico.

¿ no crees que vives por encima de tus posibilidades?

El chico grita:

No.

Freddie saca la zanahoria y reduce su pan una tercera parte.

El chico protesta.

Exijo que me devuelva el pan que me ha robado.

Freddie se justifica:

es para los ricos.

quiero mi pan- grita el chico.

Freddie mueve la zanahoria y el pan queda reducido  a la mitad.

El chico protesta.

Freddie mueve la cabeza.

Con la zanahoria no aprendes.

cambia al palo y le da en las costilla y le arranca otra parte que mete en una bolsa.

Al chico le queda una cuarta parte.

Freddie le pregunta.

¿Te parece bien tu nuevo salario?

EL chico se lo piensa, tiene que elegir entre una cuarta parte  que le queda o nada, mira al publico quieto, y acepta con lágrimas.

esta bien señor freddie- comenta.

Eres un trabajador responsable- le responde freddie.

aplausos de la oposición, la prensa, de los representantes de cristo, incluso hollywood se rinde a los encantos de este truco y hacen una gran película sobre España titulada:

El caudillo mágico.

Incluso el presidente de estado unidos trump, hace un elogio a la película en twiter.

España un gran país.

El argumento de la película es el siguiente.

Es un país de europa llamado españa en que la educación es demencial, las tasas de desempleo elevadísimas ,  la pobreza bochornosa por el numero , hay abandonadas  trece millones de personas empobrecidas a su suerte , donde la corrupción campa a sus anchas y se le aplaude desde una justicia es una broma de un club de jueces del opus dei. la policía la forman un grupo de sádicos  descontrolados,  la censura cabalga sobre tigres fascistas que la publican en el boe y el ABC, los empresarios son caciques metidos en el estado, y la hucha de los pobres mantiene todo el país, los refugiados que llegan son torturados, encerrados , y el pueblo solo piensa en comer paella, ver la televisión, en seguir el espectáculo hasta el final… y el final se acerca espectacular.

the show must go on

the show must go on

the show must go on

 

solo el caudillo mágico es capaz de realizar trucos cada vez son más fuertes para hacer parecer que el país es democrático y una gran potencia, cuando no puede ni sostener su propio territorio sin represión y torturas ni dar de comer a su gente.

Freddie franco lanza un conjuro en el teatro:

y ahora empobrezco a un millón de personas más, cierro a cataluña en mi sombrero, me llevo el Ebro a Murcia, nombro a cristo consejero. Y mi mejor truco.

Ven la zanahoria

La convierto en un predicto español. Le pongo un sensor y s el a meto por el culo. si la zanahoria al sacarla se pone roja es usted desafecto y se va sin juicio a prisión. si se pone azul, sigue con su vida dentro de la mayoría silenciosa.

Mágico es ver y callar.

jaaaaaaaa,

jaaaaaaaa

jaaaaaaa

coros:

Es un caudillo mágico , es un caudillo mágico.

Es un caudillo mágico , es un caudillo mágico.

la bandera de españa  cierra el telón, y la gente sale a respirar represión a la calle. en la esquina.

un pobre  tirado en la acera entre cartones maldice a españa entre gente que pasa indiferente.

coros.

show must go on

show must go on

show must go on

mendigo

Maldito país,

te odio vida, te odio, media vida cotizando, y a partir de los cuarten me descartaron y me echaron aquí.

Freddie asomado a la esquina observando al pobre.

 

Dios santo. ¿ por qué odiará a españa?

who wants to live forever ?

¿quién quiere vivir así?  ve a la policía y la llama:

Policía, policía.

señor Freddie- ¿ qué le ocurré? pregunta el agente.

Freddie señala al mendigo preocupado

ahora lo arreglamos señor freddie.

La policía se acerca y le prenden fuego vivo en el nombre del rey y la constitución española, para dar ejemplo al resto de que no se puede insultar a españa en la calle. se puede vivir en ella, pero no manifestarse en contra, articulo primero.

El resto de mendigos gritan:

the show most go on.

the show most go on.

Freddie camina hacia a la opera, donde representan:

mama mía, rapsodia fascista española.

Angelillo de Uixó.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Me preguntaba junto la chimenea de mi casa, si había asistido a un milagro esa mañana en el Palau de Vivel. Un milagro es un hecho tan extraordinario, que sirve para unir en la gente en una creencia. ¿ Y no era eso lo que habían visto mis ojos? por muy estúpido que pudiera parecerme el milagro en cuestión. Sin embargo, la gente que estaba conmigo salió convencida del milagro y dispuestos a cambiar de vida. Muchos trabajadores habíamos caído por la cuneta, pero fuimos  llamados a ser salvados.  se nos dio una oportunidad si teníamos Fe. Aún estábamos a tiempo de hacer grandes cosas por nosotros mismos. Por eso, todo un grupo de parados de larga duración fue citado por el instituto nacional de empleo en el Palau de Vivel. Gente con sesenta años, mujeres portando a sus bebes, una de las cuales se disculpó entregando una nota al conserje porque se bebe estaba malo y debía ir al médico. El grupo paso a un salón de conferencias permaneciendo  en silencio en asientos lo más separado posible. Hasta que de repente entró por la ventana una mujer que bajaba del cielo con un paraguas abierto sujetando un maletín.

Podéis trabajar – es lo primero que dijo nada más aterrizar.

Nadie lo puso en duda, si ella era capaz de volar ¿ por qué nosotros no íbamos a ser capaces de trabajar?

Al plegar el paraguas empezó a cantar alegre y feliz abriendo el maletín con un portátil y desfilando entusiasta por las filas de asientos

Un buen curriculum puede ayudaros

por mucho que suene estrafalario.

no quiero veros cruzar los dedos

es cuestión de intentarlo.

un buen curriculum quiero veros.

no dejéis nunca de estar alerta,

que estar en guardia nunca estresa

hay que estar a la vanguardia formativa,

así tendréis oportunidad de chafar al de al lado.

Si tienes edad y te tratan de carca en recursos humanos,

te cortas la barba, te tiñes el pelo y pareces un mancebo.

Una empresa temporal te llama,

no te hagas el extraño.

te ofrecen trabajar un rato.

señala la orientadora a un hombre de cincuenta años sentándose en sus rodillas.

Este responde alegre cantando:

doy saltos de alegría y les doy las gracias por las migajas.

La orientadora le da un beso en la mejilla. enrojece el caballero. abrumado, le dice al compañero de al lado:

me ha besado un ángel.

Cantado la orientadora:

con un buen curriculum,

me presento al mundo entero.

si solo tengo dinero para comer,

no me preocupo ,

me lo gasto en libros para formarme

y mejorar mi curriculum.

gritando la orientadora:

¿ quién quiere apuntarse al taller de empleo,

ser pinche de cocina, trabajar en un matadero….?

todos en pie cantando:

te entrego mi curriculum completo.

abriendo el paraguas y empezando a volar la orientador cuando sonó el reloj con las medias.

La una y media, la hora de comer,

como pasa el tiempo de la vida.

me tengo que ir, enviar vuestro curriculum a las empresas sin parar.

recordar  escribir al final,

hago cualquier cosa por trabajar, incluso volar.

no ceséis que algún día alguien contestará.

La orientadora salió por la ventana con el paraguas abierto y el maletín,

empiezó a volar por el cielo mientras cada cual intentaba echar a volar saltando por la ventana.

algunos consiguieron aguantar unos segundos en el aire con los brazos abiertos.

Pero con el tiempo , todos cayeron de nuevo al suelo.

Os ha faltado la fe-grité yo desde la ventana.

angelillo de uixo.