Archive for April, 2016

Advertisements

Un secreto ha sido forjado por la comunidad proletaria, y que amenaza su verdadera esencia el desvelarlo. Y es que el trabajador es ante todo un Ser esclavo, y eso es bueno para él. Por eso Maximus Laborum, voz  de los trabajadores, en la cola de la manifestación del 1 de Mayo así les habla a sus compañeros del partido comunista y  del sindicato CGT.

“Trabajadores, no quiero oíros hablar en la manifestación que queréis la libertad.

Decidme obreros altivos que queréis romper el orden natural:

¿Quién nos  saco del barro, de las cavernas y nos hizo ser sus esclavos para formar parte de un todo llamado estado?

Fue nuestro señor el patrón con sus brillantes ideas el que fundió la campana para que sonara a las seis de la mañana.

¿ Por qué queréis contravenir el devenir  de la historia Hegelianos paganos?

Si nuestra conciencia es de servidumbre.

Y ahora decidme trabajadores altivos.

¿Es que acaso abogáis por una conciencia individual y la libertad personal?

Porque os prevengo, eso es un disparate que solo lleva la sufrimiento y a destruir los lazos con la comunidad.

Mi diagnostico es el siguiente,

Volver al trabajo aunque os reviente,  gozar de las cadenas.

Y al que os diga lo contrario, cortarle la cabeza.

El trabajo es un bien máximo,

Os lo dice vuestro amigo Maximus.

Angelillo de Uixó, como  Máximo representante del comité para la libertad de los trabajadores explotados, los derechos de los niños, los minusválidos  y las mujeres.
La vida de Maximus Laborum. by Angel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra enangelillo201.wordpress.com.

La Mancha demasiado humana.

CIMG8985

 


El siguiente fragmento está dedicado de una amiga de poemas del Alma , cuyas iniciales son M.B. Ibáñez. Pongo el acento en la mancha humana sobre mis propios poemas publicados y las respuestas de M. B, Ibáñez, en una serie que pertenece a un conjunto de poemas, textos, ensayos, noticias,datos autobiográficos, reflexiones, denuncias policiales, e informes médicos de lesiones…. que voy publicando sobre la represión silenciada que estamos sufriendo con la democracia.
“Gracias, caballero andante
de las aguerridas letras,
de la pluma que constante
nos hace ver las tristezas
del humano y sus miserias.
De La Vall, el Angelillo,
un poeta con blasón,
eres muy grande chiquillo,
mago de la reflexión”
M.B. Ibáñez al poema A un ser hambriento.
A veces uno tiene que hacer lo que no quiere,
y hasta a eso el hombre le ha puesto nombre:
disonancia cognitiva.
Y al hacer lo que uno no quiere hacer,
he visto que muchos gozando de libertad,
aunque debería morirse de vergüenza.
Esta retorica es con la que obran los cómplices que no están de acuerdo,
con todos esos moralistas y patriotas que han llevado a este lugar a ser un país lleno de manchas que se ocultan tras una indiferencia práctica, y una doble conciencia con la que nos venden una democracia consolidada todos.
Tanto, que la oposición dialoga con los fascistas.
Y al abrir la prensa libre, en cualquier periódico uno lee que no hay mancha ni en la tinta,
porque toda va bien.
Y que la Mancha, solo es un lugar cuyo nombre no se olvida, porque sirve al buen nombre de la patria y del turismo, así como para imaginar lo grande y rica que ha sido España culturalmente.
Por eso. M.B, aunque tu y yo no lo hagamos, se lee y se homenajea en todos los rincones , con un autentico delirio a Cervantes , por su cuatrocientos aniversario de la publicación del Quijote.
Hasta en los psiquiátricos hacen homenajes a Don Quijote.
No han comprendido nada.
No saben que Don Quijote actuaba como pensaba, y pensaba que había que poner la fuerza y la voluntad en defensa de los más desfavorecidos,
aunque le fuera la vida.
Por eso no te quiero ocultar que como caballero andante, me ha salpicado la mancha, y que estoy hoy enfermo por hambre en un lugar llamado Vall d´Uixó, que me han apaleado a base de bien todo el mundo, que me han tratado de loco, de peligro publico, y me han intentado encarcelar por señalar la mancha fuera de mí. La señalé en aquellos desesperados abandonados a su suerte que se tiraban al vacío por un puente, o en los que eran prendidos rápidamente por hacer un comentario por internet contra el gobierno y puestos a disposición de una audiencia nacional que funcionaba más como un tribunal de la inquisición que como un tribunal democrático; o en las colas del desempleo, de los servicios sociales, de las ONG como cáritas y la cruz roja, con esa doble cara que tiene la caridad.
Sin embargo, la Mancha no estaba en todo esto, que era solo imaginación de un desadaptado al sistema. Estaba en la foto simpática del concejal de cultura comiendo postres típicos de su pueblo con un grupo de la tercera edad ,o de alzheimer, junto los molinos de campo de Criptana o en el campanario de la Asunción de Vall d´Uixó, en un país donde todo el mundo era feliz, hasta los discapacitados. Por todo esto, a muchos nos dieron. Nos dieron hasta jodernos, hasta convertirnos no en un caballero andante, sino en una mancha humana, demasiado humana para soportarla.
Como dice M. B tu décima del Perrosurio:

“Décima del Porranosaurio.
(astrolopitecus inutilos)

Los cojónes ponen por bandera,
aprenden a llevarlos delante,
para ellos solo eres un mangante,
al salir, vaciaron la sesera,
su misión es ser tan solo fiera,
defender al burgués de tu enojo,
aunque tengan que sacarte un ojo,
les importa a ellos una mierda
que tu lucha se gane o se pierda,
¡solo eres un miserable rojo!.

Si te gusta úsalo donde quieras”

M.B Ibáñez.
Angelillo de Uixó, y M.B Ibáñez.
La Mancha demasiado humana. by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en angelillo201.wordpress.com.

A un ser hambriento.
Leyenda de Vall d´Uixó.


En Vall d´Uixó , aún se guarda en un viejo sótano de una alquería moruna unas pinturas que cuelgan   entre sus agrietados muros. Por ellos se adentra  una extraña corriente de aire que gime desesperada y cautiva entre los antiguos lienzos, haciendo temblar de terror al visitante con la presencia de los espectros del hambre. Y es que el hambre ha salido de ese sótano. Ha vuelto a Vall d´UIxó,  y  persigue a quien osa ver esas pinturas  como una arpía. Un viento cada vez con una voz más cruel  y  fuerte  cruza por las mentes, pues esos cuadros  están empezando a cobrar vida.
I.

Un ser de hambre viviente,
sombra de Caín que me persigue,
con la mejilla herida y el alma humillada,
arrojado a mil amenazas y mil desventuras
entre los contornos de este pueblo ,
que guarda silencio a mi desventura.
mientras camino seguido de mil peligros.

Me mira secretamente armado de un hueso,
carne y mente es lo que le falta,
sus derivaciones,
son fruto de sus pasiones contenidas por todos.
Una rotura interna ,
que escapa delirante por sus costillas,
lo ha sepultado dentro de él.
La cabeza coronada,
de un diadema de tinieblas
donde se ha hecho dueña,
la dictadura del horror.

El cuadro viéndome presa del espanto hace callar al viento repitiendo ésta oración que lo empuja contra las muros empezando a chillar como un animal herido mientras escucha al cuadro hablar:

EL HAMBRE
Miguel Hernández.
I

Tened presente el hambre: recordad su pasado
turbio de capataces que pagaban en plomo.
Aquel jornal al precio de la sangre cobrado,
con yugos en el alma, con golpes en el lomo.

El hambre paseaba sus vacas exprimidas,
sus mujeres resecas, sus devoradas ubres,
sus ávidas quijadas, sus miserables vidas
frente a los comedores y los cuerpos salubres.

Los años de abundancia, la saciedad, la hartura,
eran sólo de aquellos que se llamaban amos.
Para que venga el pan justo a la dentadura
del hambre de los pobres aquí estoy, aquí estamos.

Nosotros no podemos ser ellos, los de enfrente,
los que entienden la vida por un botín sangriento:
como los tiburones, voracidad y diente,
panteras deseosas de un mundo siempre hambriento.

Años del hambre han sido para el pobre sus años.
Sumaban para el otro su cantidad los panes.
Y el hambre alobadaba sus rapaces rebaños
de cuervos, de tenazas, de lobos, de alacranes.

Hambrientamente lucho yo, con todas mis brechas,
cicatrices y heridas, señales y recuerdos
del hambre, contra tantas barrigas satisfechas:
cerdos con un origen peor que el de los cerdos.

Por haber engordado tan baja y brutalmente,
más abajo de donde los cerdos se solazan,
seréis atravesados por esta gran corriente
de espigas que llamean, de puños que amenazan.

No habéis querido oír con orejas abiertas
el llanto de millones de niños jornaleros.
Ladrábais cuando el hambre llegaba a vuestras puertas
a pedir con la boca de los mismos luceros

En cada casa, un odio como una higuera fosca,
como un tremante toro con los cuernos tremantes,
rompe por los tejados, os cerca y os embosca,
y os destruye a cornadas, perros agonizantes.

II
El hambre es el primero de los conocimientos:
tener hambre es la cosa primera que se aprende.
Y la ferocidad de nuestros sentimientos,
allá donde el estómago se origina, se enciende.

Uno no es tan humano que no estrangule un día
pájaros sin sentir herida en la conciencia:
que no sea capaz de ahogar en nieve fría
palomas que no saben si no es de la inocencia.

El animal influye sobre mí con extremo,
la fiera late en todas mis fuerzas, mis pasiones.
A veces, he de hacer un esfuerzo supremo
para acallar en mí la voz de los leones.

Me enorgullece el título de animal en mi vida,
pero en el animal humano persevero.
Y busco por mi cuerpo lo más puro que anida,
bajo tanta maleza, con su valor primero.

Por hambre vuelve el hombre sobre los laberintos
donde la vida habita siniestramente sola.
Reaparece la fiera, recobra sus instintos,
sus patas erizadas, sus rencores, su cola.

Arroja sus estudios y la sabiduría,
y se quita la máscara, la piel de la cultura,
los ojos de la ciencia, la corteza tardía
de los conocimientos que descubre y procura.

Entonces solo sabe del mal, del exterminio.
Inventa gases, lanza motivos destructores,
regresa a la pezuña, retrocede al dominio
del colmillo, y avanza sobre los comedores.

Se ejercita en la bestia, y empuña la cuchara
dispuesto a que ninguno se le acerque a la mesa.
Entonces sólo veo sobre el mundo una piara
de tigres, y en mis ojos la visión duele y pesa.

Yo no tengo en el alma tanto tigre admitido,
tanto chacal prohijado, que el vino que me toca,
el pan, el día, el hambre no tenga compartido
con otras hambres puestas noblemente en la boca.

Ayudadme a ser hombre: no me dejéis ser fiera
hambrienta, encarnizada, sitiada eternamente.
Yo, animal familiar, con esta sangre obrera
os doy la humanidad que mi canción presiente”

EL HOMBRE ACECHA
(1937-1939)

A un ser hambriento. by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en angelillo201.wordpress.com.

motor hambre.

Posted: April 28, 2016 in capitalismo, Vall d'uixó

 

 

 

 

El horror no se busca a sí mismo,

ni se puede escapar de él.

Yo he conocido en Vall d´Uixó a gente con hambre, casi muerta de inanición, completamente hundidos…

y los he filmado.

También he seguido a los grupos humanos que rebuscan entre la basura, a los que les ha quitado el estado los hijos, a los que van a la parroquia a por comida, o los que van a la fuente con cacharros  a por agua para  lavarse y beber.

Los he visto rotos, completamente idos, despreciados por todos y por si mismos.

Y me dicho en mi casa:

Dios mío, qué horror.

Luego, repasando los vídeos, los comentarios que escribo en las puertas de los conventos,  he cambiado de opinión diciéndome:

 

 

Esto es bueno para ellos,

es  necesario entonces  que esto pase.

El hambre tiene ritmo,

Rostros que actúan,

y que muestran algo de orgullo cuando se matan entre sí.

 

! Qué color más bonito expresa la desesperación!

 

Se desata entonces en una explosión de lucha por la supervivencia  dentro del grupo.

Pero hay un problema en el hambriento.

EL autodominio.

El autodominio es el fantasma del horror.

Por eso la gente sensible,  escribe tan mal sobre el hambre y la miseria,

sobre todo los que piden paz y bien.

Angelillo de Uixó.
motor hambre by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra enangelillo201.wordpress.com.

 

Dedicado a todas las personas que han perdido un ojo  por participar en  una manifestación, con el deseo entusiasta de que mejoren y se animen. Nuestro más sentido agradecimiento por su contribución al País. Siempre los recordaremos como valerosos ciudadanos.

  1. El policía sin cabeza.

 

Hubo un tiempo,  antes de las últimas y las  nuevas elecciones generales de España, que suelen ir a la par , cuando se dio a conocer  ésta leyenda en Vall d´Uixó.

En aquella época, sería mediados del años 2015, las noches eran un infierno   donde se fundían el sonido de las campanas con el   de las sirenas de la policía; creando un atmósfera de sacro peligro entre luces de neón y el brillo pálido  la luna. Las vidas, eran empujadas cada una a su casa, donde se vivía como judíos.  Encerrados  entre cuatro paredes sin luz y sin agua, y con   miedo a salir. Porque al salir,  siempre se acababa pagando al gobierno.

El capitalismo les había  hecho a todos enemigos del sistema desde el parlamento ,con una ley llamada  “ mordaza”

El congreso también legislo para que no hubiera posible apelación ni salvación, y todo comportamiento tuviera su correspondiente  sanción.

Así no era extraño que con cualquier pretexto se presentara un policía en casa a ver que pasaba,  para comprobar que efectivamente todo  iba bien.

Nadie decía lo  contrario.

Aunque claro,  el pueblo, que tiene solo  a medias voz, se sentía asqueado y aburrido, aburrido y asqueado, esos eran  precisamente sus colores, según cuenta la leyenda, aunque las crónicas de ese tiempo, y los informes policiales  de control ciudadano digan lo contrario, pero sigamos, sigamos.

Estamos todavía en el año 2015,

Resignado y condenado vivía el pueblo por esa herencia de la transición llamada democracia.

Solo la izquierda afeminada  les daba entre elecciones  y elecciones buenos consejos al pueblo antes de votar:

 

“Seguir votando a la derecha”

 

En este clima de represión social, de manipulación mental, se empezó a desarrollar ésta leyenda. Curiosamente comenzó en el pueblo más pobre y fascista de España. Un lugar lejano, si mal no recuerdo, tal y como me lo contaron,  llamado Vall d´uixó.

 

Los jóvenes de Vall d´Uixó , totalmente arruinados, pero a la vez siendo los más osados, no se resignaban a no vivir como personas tal y  como les ordenaba el parlamento y la corona de España que les había declarado la guerra.

Así que salían por las noches en alegres grupos a buscarse la vida, recogiendo chatarra o pegando palizas. Lo que fuera necesario para poder sobrevivir ¿ qué otra cosa podían hacer?

Sin embargo muchos no volvían,  y si lo hacían, volvían como ancianos moribundos. Apáticos, aburridos, sin ganas de hacer nada. Se pasaban el día encerrados en el cuarto llorando. Los padres derramaban también abundantes lágrimas al ver a sus hijos comportarse como abuelos.

¿ Qué le estaba pasando a la juventud?

La clave estuvo en un joven gitano, que perseguido por la policía por robar un casete para escuchar a Camaron de la Isla , se tiró desde el puente. Antes de morir, les dijo a la gente que se asomaban a verle morir al pobre muchacho:

 

Islas de Camaron

pronto llegare en un velero

remando en el tiempo,

Pero antes de sumergirme

en el mar profundo,

os quiero decir

que por las noches

no es cuento lo que ocurre.

Maravillas que asuntarían al más osado.

 

Un policía sin cabeza,

la cual lleva en una mano

y en la otra,

una enorme mordaza,

que impide a quien lo ve,

volver a hablar de lo que ha visto

vaga como espectro  rodando por las cabañas de los gitanos.

Huele nuestra pobreza y nuestros delitos

dejando en el suelo la cabeza.

Luego avanza como una bestia.

Su fuerza abarca la de doce hombres.

Es insensible a nuestras puñaladas y tiros de escopeta.

 

La noticia al saberse causo un profundo espanto entre las clases bajas.

Las autoridades municipales, bajo orden del Rey de España y del parlamento, enemigos del pueblo, mandaron hacer una campaña de apoyo a la policía. Se esforzaron por explicar lo bueno que tenía la mordaza para la salud. Muchos charlatanes curaron a fuerza de apretarles bien la mordaza.

que bien se lo tenían ganado.  Pero aún así , no se pudo evitar  que antes de silenciar llegaran  a afirmar que también ellos habían visto a jueces sin cabeza hablar sobre la democracia. Y el mal ya estuvo hecho, que el pueblo siempre es crédulo y paranoico. Llegó  a creer la gente eran borregos que iban al matadero.

Pregúntate por qué de entre los que están hundidos casi muertos, sale un policía sin cabeza a por ellos . Mándame tu estrofa para construir ésta leyenda, porque yo ya escucho las sirenas llegar hacia a mí. Hoy de he llamarles, no es broma lo que digo, que ésta mañana me he topado con un fantasma que dice que tiene una deuda pendiente conmigo, pero eso es otra historia, quizás para mañana.

Angelillo de Uixó.

 

 
El policía sin cabeza, cuento Valenciano. by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra enangelillo201.wordpress.com.