Archive for February, 2014

El barrio de texas-vall d´uixó atrae el fuego.

Imagen

Escena I. Antes de ver el humo.

Imagen

Y la mano del poeta hace vibrar una cuerda de la guitarra eléctrica pensando en su angelical amiga con un dolor infinito de no poder estar enredado entre sus brazos y su cuerpo en esos instantes.

Desliza por el mástil el dedo haciendo un slide que quejumbro saca el sonido de su soledad interior. Semeja el sonido al de aquel perrofluata o ser de luz que se inventa para huir de los demás que las vibraciones del cuenco budista reequilibra sus energías.

Suenan duros ataques de púas en quintas y octavas retumbando desde el amplificador de la guitarra cómo metralletas que le excita el deseo, y le hacen sentir los golpes físicos por no estar con ella.

El poeta cantando:

Oh angustia, tu nombre es deseo, es mujer.

A toda sensación,

a todo sentimiento,

a todo contacto con mujeres,

deberíamos de renunciar para no conocerte.

Oh angustia, oh angustia.

Tu creas monstruos,

Tu creas Emmos.

Goodbye, goodbye my life.

Poco a poco se va acercando un helicóptero que hace de metrónomo.

Toco, toco, toco, toco toc.

Imagen

Cabalga por el cielo la máquina cuando pasa por delante de la ventana del poeta en dirección a las cercanas colinas que se deslizan sinuosas, amigables, inocentes, cálidas, fáciles de conquistar y de dañar en su fisonomía. Se extienden grisáceas y calcáreas hasta precipitarse en el serpentino río seco del Belcaire por el flanco sur-este del barrio de texas-Vall d´uixó, donde el fuego es bastante común en el lugar. Atraído según los poetas por un cúmulo de fatalidades y casualidades, y por una especie de determinismo según el horóscopo. Aunque según la guardia civil y los sociólogos son otros motivos que no tienen que ver con la casualidad lo que hace que cada poco arda algo por el lugar.

Escena II. EL poeta ve el humo.

Imagen

Joder, cuanto humo- exclama el poeta que arrastra el jack de la guitarra hasta la terraza donde surgen entre nubes medias blancas y algodoneras que soplan un viento seco y algo fresco, las nubes negras de humo que eclipsan a las nubes blancas que se alejan hacia el mar, mientras las negras ascienden cómo una hercúlea columna que se yergue desafiante sobre las colinas de texas- vall d’uixó.

Entre las llamas, se adentra el helicóptero coronando el fuego con su característico sonido de motor y aspas.

Las colinas tapan la escena del incendio que se produce en el otro lado.

EL helicóptero parece ser engullido por las colinas, pero el áspero sonido de la máquina y el humo alimentan en la imaginación del poeta mientras hace solos de guitarra la lucha de un dragón contra un incendio.

Gracias al ruido de sus motores puede adivinar lo que está pasando.

Sus dedos se deslizan muy rápidos por el diapasón cuando asciende majestuoso, solemne y victorioso entre el humo el helicóptero semejando una escena de Apocalyse Now.

Joder, esto es el paraíso- exclama el poeta emocionado tocando las Valquirias de Wagner, y la enorme maquina alada, cómo si fuera el sol , asciende poco a poco por la colina a menos de 800 metros de distancia de los ojos del poeta que saluda a la bestia.

El helicóptero gana altura dejando abajo los árboles y el humo negro.

Imagen

Empieza a dar vueltas en círculo para vez más amplios hasta alejarse cabalgando por el cielo cómo las valquirias.

El humo negro ha desaparecido, pero volverá, Texas lo atraera, porque desea desaparecer, necesita dejar de existir para volver a ser fundado de nuevo ese barrio.

Imagen

Angelillo de Uixó.


El barrio de texas-vall d´uixó atrae el fuego. by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivatives 4.0 International License.

Advertisements

Soldados Rusos salvan a Ucrania de curas y cosacos.

Imagen

Dedicado a Ana Frank, muerta a manos de nazis de mismo pensamiento que los Ucranianos proeuropeos.

Advertencia del autor: tomo partido en la guerra civil Ucraniana a favor de los prorusos, aunque soy latino, por ello mi interpretación de los acontecimientos es la visión latina grecorromana que tenemos a orillas del mediterráneo.

Imagen

Intro.

Imagen

El amado poeta de vall d´uixó aparece en escena helado de tristeza en un día vaporoso y húmedo teñido por el fino lienzo de una lluvia tenue y amarilla.

Pasan claros y nubes que derraman su bendición a la naturaleza sobre la cabeza del poeta cubierta por un techo, a diferencia de muchos compatriotas que no lo tienen.

Por ellos, el amado poeta en ocasiones se lamenta de su negra e injusta suerte, y en otras, siente envidia de ellos porque el cielo les sirva de manta y den mejor ejemplo que él de pobreza y estoicismo anticapitalista.

( el poeta, tapado entre edredones escuchando caer el lluvia y la alegría de los pájaros que revolotean por el campo con el chaparrón, abrasado por un dardo que se clava en su noble conciencia lanza un discurso panfletario estoico comunista)

Hurra, hurra, hurra y gloria a aquellos hombres desahuciados que no tienen un hogar, porque el cielo les cubrirá”

El amado poeta, reflexiona sobre las noticias que llegan de Ucrania entre las viejas mantas de pastor de su humilde hogar donde nada denota lujo. EN su hogar, oh hermanos, solo veréis lo autentico, lo sagrado, la dignidad del buen pobre y hombre de izquierdas que hace votos de ignorancia y renuncia de ser pedante intelectual de izquierdas.

  1. Ucrania.

Imagen

Flota Rusa del Mar Negro aposta en Sebastopol.

Las olas se rompen contra los cascos de las naves.

Llegan a las proas flotando cuerpos desnudos desmembrados.

Los soldados Rusos asienten horrorizados por la barbarie y la sin razón ejercida por curas y cosacos proeuropeos que sacan de sus hogares a los Ucranianos. Muchos de ellos hombres y mujeres hermosos, de rubios cabellos, cuerpos fuertes, que aún duermen en brazos el uno del otro plácidamente en sus casas.

Hasta que entran los cosacos de Ucrania.

Imagen

Corrompidos por la Comunidad Europea y la Iglesia de Roma que les ha prometido dinero fácil, prestamos a todos los cosacos y la posibilidad de endeudarse para comprar una nueva tienda de campaña con televisor de plasma, mantas de pieles de foca y Oso, así cómo el perdón de todos sus pecados. Entonces, oh hermanos, las escenas que se cuentan en Ucrania y vemos por televisión son de holocausto que clama venganza. Corrompidos los cosacos, entran en las casas, arrancan de la cama a los Ucranianos lanzándolos por el suelo, patean a estas criaturas inocentes que no comprenden lo que pasa, sorprendidos en medio de su descanso y la desnudez que les inhibe de defenderse.

EL bárbaro Cosaco en estas ocasiones saca la cruz.

Hacen entre todos los cosacos, curas y monjas, un círculo con el hombre y la mujer capturados totalmente desnudos.

Colocan al Ucraniano que está medio inconsciente y en estado de shock, en posiciones humillantes.

Luego, entre risas los inquisidores le ponen un crucifijo en la boca, y le gritan al Ucraniano capturado:

Imagen

Reconoce ésta señal,

Reconoce este mensaje de amor.

Cristo es la salvación.

¿ Lo entiendes Ucraniano estúpido?

Besa la cruz y mi bota hijo puta.

Adora a Dios o sufre castigo.

Tu alma está corrompida por el comunismo.

¿Crees que todos somos iguales y hermanos, maldito hereje?

Al cesar lo que es del cesar, y al cosaco lo que es del cosaco.

Tu cuerpos nos pertenece reptil ucraniano repugnante.

Violar a ella.

Las mujeres Ucranianas capturadas son violadas sistemáticamente por los cosacos, incluso las feas, pues el cosaco, oh hermanos, no es cómo nosotros el latino, un ser refinado que ha madurado con los siglos, que solo se une a la belleza porque la aprecia.

EL cosaco no tiene gusto, ni delicadeza, ni sentido el arte, ni cultura, ni historia.

Igual le da violar a una vaca que una mujer.

Entre ellos no hay, ni habrá nunca un Miguel Ángel, un Leonardo, un Dante, un Lope de Vega, un Goya, un Cervantes.

EL cosaco es un salvaje neoliberal, cómo el PP español, que solo pretende vivir de la rapiña, y pasarse el día montando a caballo o en limusina holgazaneando por al estepa esperando el momento de sacar beneficio de las necesidades ajenas, o de algún chanchullo privatizador.

Imagen

  1. EL hombre Ruso dice basta ya.

Flota Rusa del mar negro. Base naval de Sebastopol.

Imagen

¿Veis aquello fuegos camaradas?- pregunta el capitán Stalisnao desde la torreta del submarino atómico URBS con el catalejo.

SI- responde los oficiales con pesar, pues sus corazones están tristes de ver flotar por el mar negro cadáveres de Ucranianos inocentes.

-Los curas y los cosacos están quemando a los que no quieren ser neoliberales, los defensores de lo publico, los que están en contra de los recortes- les contesta plegando el catalejo el capitán Stalinao.

EN la torreta se hace un silencio.

Los marineros Rusos, aunque sean gente bruta y fuerte, en ellos hay nobleza, piedad y sensibilidad.

Capitán de orden de atacar, de salvar a esas inocentes personas.

Por favor capitán, no podemos seguir viendo esos fuegos, sabemos lo que son.

EL capitán, obligado a hablar trata de que comprendan los marineros.

¿ Creen ustedes que es para mi sencillo contemplar esas hogueras de la inquisición española en tierras de Ucrania?

Pero no tengo órdenes de Moscú para atacar. Lo siento mucho.

Los soldados se reúnen para perpetrar un motín y un desembarco.

Imagen

  1. El motín.

Imagen

Los soldados del URBS se quintan las insignias del ejército Ruso, engrasan las armas. Entre ellos reina la armonía y se abrazan.

EL capitán descansa en su cuarto sentado en un butacón leyendo 20.000 leguas de viaje submarino.

Capitán- le dice la tripulación con cariño- nuestra conciencia nos obliga a intervenir. Vamos a pisar suelo Ucraniano y rescatar a la población de las hogueras de esos malditos cristianos, aun no es San Juan.

EL capitán cierra el libro, mira a la tripulación formada por gente de 20 años, recuerda con  melancolía  cuando era joven, comprende ese espíritu de rebeldía.

Oh juventud, juventud- repite moviendo la cabeza- entiendo sus intenciones, son buenas, y créanme, estoy con ustedes. Pero ¿no han pensado que se puede desatar una guerra con los Estado Unidos?- mira los ojos de los jóvenes idealistas que brillan llenos de amor y ganas de hacer un mundo mejor, sin cuestionarse cosas mayores que las inmediatas y las justas.

Que vengan, tenemos bombas atómicas. Arrasaremos Berlín y Washington- le contestan entusiastas.

EL capitán sonríe, sigue en su sillón sin saber que decir.

Capitán ¿se une?- le pregunta un cabo de artillería sin tapujos.

De repente aparece un teniente.

Mi capitán, yo me uno a los amotinados, hay que intervenir. Acaba de llegar una paloma mensajera con este mensaje.

Imagen

EL mensaje de Ana Frank:

Me llamo Ana Frank, soy una niña de 9 años.

Estoy en una buhardilla encerrada desde hace días.

Unos cosacos homosexuales han violado a mi hermano, a mi papa, a mi tío y matado a mama.

Les han puesto una cadenas y les hacen bailar cómo osos.

Los gitanos tocan el violín y dan palmas.

Los cosacos hacen el saludo nazi.

Por favor ayúdenme.

Desde mi cuarto veo la luz de sus naves.

Vengan pronto, o será tarde.

EL capitán, recordando su lucha contra lo nazis se pone a llorar.

Que sea lo que sea.

Caballeros, el URBS, la mayor maquina de guerra de la humanidad se dispone a acabar con el capitalismo.

Señal de combate sargento Flin.

Angelillo de Uixó.

Imagen


Soldados Rusos salvan a Ucrania de curas y cosacos. by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.

Mis condolencias a los árboles asesinados por el PP de Vall d’uixó.

Imagen

Quiero dar mis condolencias a los hermanos árboles talados en la Avenida Jaime I de Vall d’uixó.

Su tala, su muerte, su crimen, ensucia esa calle.

Nuestra conciencia también la han talado ante semejante atropello.

¿ A quien les molestaba?

¿ Qué delito cometieron después de tantas décadas siendo testigos del discurrir de las vidas de los valleros?

Imagen

¿ Quién dicto esa orden criminal ante esas criaturas inocentes cuya monumental imagen era la única alegría en esa avenida repleta de grises y petulantes oficinas de funcionarios?

No, no tiene ningún sentido esa tala más que una demostración de que ellos, los que detentan el poder lo ejercen destruyendo lo noble, los hermoso, lo digno.

¿ Cual es vuestro mensaje?

que sabéis matar a árboles indefensos.

Qué los siguientes serán los discapacitados, los sordomudos, los negros.

Angelillo de Uixó. Estoy de luto, y pido que las banderas de vall d’uixó estén a media asta una semana.

Imagen

La corrupción en vall d´Uixó une y ayuda a los pobres.

Imagen

Ésta historia pretende demostrar las ventajas de la corrupción del PP cómo modelo social frente al legal.

Advertencia: lo único real en ésta historia es la trama con una empresa de aguas en unas casetas ilegales y el informe del Ayuntamiento de Vall d´Uixó.

No se pretende nada más que dar a conocer la corrupción cómo algo bueno para todos, también para los pobres.

Los personajes y diálogos son de ficción.

Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia.

El autor advierte que no cree que en Vall d´uixó exista la menor sombra de corrupción, ni tampoco en España.

Imagen

Intro.

Imagen

El sacristán de la iglesia del ángel dentro de la humilde parroquia sujeta la ostia sagrada entre sus dedos ante la lengua que asoma sonrosada y colgando del alcalde de Vall d´Uixó en espera de recibir el cuerpo del muerto. Espontáneo y melancólico entre una nube de incienso y de neftalina que arrastra un tufillo que le produce dolor en la nariz e incomodidad corporal, el sacristán, exclama atrapado en una nube de angustiosas sensaciones ambientales que le deprimen:

De acuerdo con la concepción corriente que tenemos en vall d´uixó con respecto a la corrupción, esta consiste en el medio natural donde llevar a cabo los intereses personales y colectivos para poder vivir.

Amen- dice el alcalde aceptando la confirmación o la información.

Mete el sacristán la ostia en la lengua del alcalde que cómo los camaleones una vez atrapan el alimento, la enrolla; besa la mano del sacristán satisfecho.

Libre de pecado y limpio, con todo perdonado sale a la calle.

Escena I. Todos los pobres son honrados.

Imagen

Chabolas de la montaña de San Antonio sobre el barrio de gente honrada y pobre de texas; ambiente de paz y aromas a tomillo y romeros reverdecidos en febrero rodean los lugares donde no ha caído el escombro de alguna nueva caseta ilegal para asentar a familia de desarraigados. La armonía con la naturaleza se quebranta con el sonido del martillazo, el ruido del taladro, un chillido cacofónico de alguna desavenencia familiar, también hay cabida en este numen para las risas y las palmas, compañera estrafalaria de alguna extraña alegría goyesca que suelen tener las personas pobres y honradas que viven en estos lugares.

El sol amarillea las fachadas ocres de los muros hechos de fino ladrillo barato, y ropa tendida en un alambre entre árboles de ramas amputadas para calentarse en el invierno.

Entre montones de chatarra, leña y escombros, Pedrín, el hijo de la Colorines, flaco y amarillento, falto de varios dientes, habla cerca de la valla del corral sujetando un cuenco de alimento para los pollos en las manos con su vecino Miguelín, el platanero. Este descarga de mal humor una rama de plátanos marroquí de contrabando de una vieja y destartalada C-15. Ante su pobreza se queja amargo de la marcha del negocio mezclando sus problemas con la situación del país.

-Ya no se venden plantaos cómo antes. Pedrín. Maldita crisis. Los impuestos acribillan a uno, la gasolina está por las nubes, y el precio del plátano de canarias ha subido para la reventa. La competencia aprieta, y tienes que vender más barato y traer parte del material de contrabando y del extranjero. (Aparte, suspirando depresivo) tras todos estos esfuerzos. (Ahora mira los ojos pardos de Pedrín y sube el tono dramático)

¿Que le queda al intermediario?

– Pedrín hace gesto de no saber que responder-

– Nada Pedrín, nada (contesta con los plátanos al hombro)

– No puedes ir de honrado, o te matan esos desgraciados funcionarios-con rabia e impotencia se queja Miguelín de la marcha del país, aunque en el fondo se queja de que gana menos con sus plátanos.

-La culpa de es la corrupción, son todos unos mangantes- con indignación se lamenta Pedrín de la suerte de su amigos siguiendo los argumento de la televisión.

-Yo a todos esos ladrones los fusilaría- se exaspera Miguelín ante el recuerdo amargo de una factura que no puede pagar.

Solo saben vivir a costa de la gente honrada- sigue la comparsa a Miguelín creyendo firmemente que los ladrones son los otros. En el gesto de Pedrín hay furia política, mece con la escudilla la comida de los pollos que pían inquietos en el corral, tira del balanceo algo de avena y salvado de trigo.

Hace falta una república- afirma docto Miguelín.

Que gobierne el pueblo- replica bolchevique Pedrín que avanza un paso quedando iluminadas en un claro de sol las manchas de hollín de su rostro.

Pedrín, Pedrín- se escucha una voz desgarrada de la madre llamar al mancebo. Ven a casa que hay que bañar al abuelo, y yo no puedo moverlo. Se ha hecho de vientre.

Voy madre- replica de mala gana el mancebo.

Oye- exclama Meguilín antes de que se vaya el muchacho- ¿sabéis algo del agua?

Mi padre y varios vecinos están hablando con Vilaba y el alcalde sobre el asunto.

Escena II. La reunión con el concejal de urbanismo.

Imagen

Farándules de San Antonio en traje de domingos, en imitación a las tramas de corrupción de la televisión, halagos a las autoridades, dádivas, buenas intenciones, palabras comedidas, aspecto de ser gente unida y de bien.

Llevan un rato saludándose, diciendo lo encantados que están, lo bien que va todo y sonriendo.

Vilaba, concejal de urbanismo, reclinado cómo un sapo sobre una charca cenagosa, saca de un dossier unos papeles. Sujeta el informe firmado por el alcalde con semblante de Poncio Pilatos.

El informe sobre el agua es desfavorable- sentencia.

Los honrados moradores de San Antonio en ese momento se erizan y se quejan agrios y caricaturesco de su suerte haciendo aspavientos con las manos, girando cómo peonzas inquietas sobre si mismas, dirigiéndose miradas de víctimas de un sistema opresor que agrede a los pobres.

HUMMM, Hummmm. Sin agua no podemos vivir- exclama el compadre Martín ronroneando cómo un gato.

Siempre pagamos los mismos, los pobres- hace mitin político de izquierdas recordando sus años de delegado sindical de UGT Fabián.

Vilaba, con amarga sonrisa de enano bufón, tras dejar que se desahoguen pide silencio.

Caballeros, el informe es desfavorable porque las casetas de San Antonio son ilegales, el Ayuntamiento no puede ir contra la ley.

-Si cuando os interesa- les acusa Fabian poseído por su furor de viejo delegado sindical que cobro 30.000 euros de una azulejera por hundir una negociación colectiva.

Vilaba, que escucha las coplas de la corrupción y sabe que está ante gente de bien, que acepta el mundo tal y cómo es, sin memeces idealistas les tranquiliza.

-Nadie excepto la ley dice que ustedes no tengan derecho a tener agua, ni a vivir cómodamente cómo reyes haciendo lo que les da la gana en sus casetas ilegales con piscina y jacuzzi. Solo les decimos que el informe es desfavorable, eso solo es un legalismo, pero eso no significa nada. Hemos hablado con facsa, les hemos pasado el informe y comentado el caso. Ellos están interesados en tenerles de clientes. SI ustedes hacen las zanjas, y zanja abierta, zanja tapada, aquí no pasa nada. Ustedes pagan lo que les pida facsa y san se acabo el asunto. ¿ Vale? ( con misterio y en tono confidencial, bajando la voz) Pero les recuerdo que tiene que ser rápidos.

( Gesto de los sordomudos con el dedo en la boca del enano concejal haciendo Chissss)

Los asistentes repiten el gesto y otros hacen el de la cremallera en la boca.

Añade el viejo zorro Vilaba:

Deben tener mucho cuidado en que nadie pregunte ni haga fotos.

Martín, pregunta astuto cómo un gato con el que tiene cierto parecido:

Miau, miau, ¿ Y si alguien hace una foto o manda a la policía local para que pida las licencias de obra?

Vilaba, girando 180 grados su sillón de despacho, de espalda a la luz y a los asistentes, grave responde:

Es cosa suya lo que tengan que hacer en ese caso. El Ayuntamiento negara cualquier negociación con ustedes, dirá que no permitió ninguna obra ilegal. Aquí entre mis manos tengo un informe negativo que nos exime de todo. Jajaaaa.

Los vecinos satisfechos piden permiso para salir y Vilaba de espaldas les despide sin mirarlos riéndose cómo un idiota enano.

Jaaaaaaaaaaaaaa.

Jaaaaaaaaaaaaaaa.

Imagen

Escena III. Las obras llegan por fin y la hermandad en la colonia de San Antonio.

Súbita claridad en la mente de los vecinos de San Antonio que resuena cómo cohetes. Explota una hermandad que nunca han tenido en un lugar de conflictos vecinales ante la promesa de que llegue el agua a esas casetuchas que durante más de 30 años han bebido de las aguas de las lluvias que se recogen en aljibes.

Las discrepancias habituales entre ellos se disipan cómo las tormentas en vall d´uixó debido a la capa de ozono, y se prometen ayuda mutua en el proyecto.

Felipe- llama Joaquín a la puerta de su cuñado sereno y varonil, abierto de piernas cómo el Coloso de rodas y sujetando palillo entre dientes amarillos. Su figura de monigote semeja al de una garza.

Se escuchan venir unos pasos y el chirriar de la puerta.

¿Qué estas ideando?- pregunta amenazante Felipe espantado ante la presencia de su cuñado con el que no se habla desde hace tres años porque cree que le hace brujería para que no les den fruto las tomateras.

Ofrecerte agua-le dice con mirada vidriosa y victoriosa Joaquín.

¿Lo habéis conseguido?- pregunta suspicaz y pensando de nuevo que es brujo.

¿Cuánto dinero es?- le pregunta cerrando un ojo.

400, no es mucho, si tienes problemas te los dejo- explica con seguridad de que no es problema para él pagar eso ni dejárselo en el caso de que no pudiera.

Está bien, está bien- asiente Felipe.

Mañana a las siete con el pico en la curva del muerto- le indica Joaquín

Cierra la puerta el cuñado, y se santigua sobrecogido mientras la hermana pregunta- ¿quién era?

Nadie- responde Felipe sacando una bolsa de alpiste que vuelca sobre el comedero de los periquitos, observa el ajetreo de los animales y cómo unos compiten con otros por el alimento. Al rato va al cuarto de las herramientas donde tiene envuelto con la bandera de España un viejo pico con dedicatoria en el mango de los constructores Hermanos Ventura. Lo saca con cuidado y lo acaricia con cariño.

¡Cuánto tiempo coño! vas a volver a picar cómo en los viejos tiempo de Aznar y Zapatero.

La mañana llega desganada. Al claror del alba se dan cita los farándules de San Antonio.

Sus espaldas se doblan unidas sobre la tierra dura, y todos a una tiran de picos y palas conmovidos por su hazaña.

Cantan con entusiasmo mientras pican una canción de una película Norteamericana que va de unos forajidos condenados a trabajos forzados por atracar trenes, peleas en burdeles, disparar a indios borrachos, cómo condena tienen que hacer unas zanjas para llevar el agua a la hija del alcalde del pueblo que está muy buena y se va a casar con un banquero.

Imagen

La canción de los farandules de San Antonio:

Voy a ver a mi Luisa,

Voy al Misisipi.

Voy a ver a mi Luisa,

Voy al Misisipi.

Y cuando la vea,

La voy a besar.

Y todo el dolor de su ausencia,

Entre sus piernas lo voy a vengar.

HUMMMMMMM

Cómo me gusta el coño de mi Luisa.

Se la voy a meter hasta el fondo,

Por eso, por eso, oh hermano,

Voy a ver a mi luisa,

Voy al Misisipi.

Voy a ver a mi luisa,

Voy al Misisipi.

Y si un sheriff me dice detente,

Le disparo.

Porqué, Oh hermano:

Voy a ver a mi luisa,

Voy al Misisipi.

Voy a ver a mi luisa,

Voy al Misisipi.

Imagen

Mientras pican hay un gran espíritu y energía positiva en todos ellos.

Los niños de San Antonio son estratégicamente apostados en los cruces de caminos. Vigilan los ojos inquietos de gente que no es vecina.

IV. Siempre pasa un tonto por donde no debe.

Imagen

EL joven Cacambo, rastafari, miembro del 15-M, y de la asamblea de parados de Vall d´uixó, se entretiene esa mañana haciendo fotos para un concurso de Antena Tres sobre fotos de pueblos con un premio al ganador de 500 euros.

Sube por el camino de San Antonio para hacer fotos a la ermita, y panorámicas desde allí a las cuevas de San José.

Al cruzarse con los farándules observa las obras en un lugar donde está prohibido la construcción, hace con disimulo una foto, y pregunta con la ingenuidad de un 15-M:

¿Qué estáis construyendo? ¿Necesitáis gente? Yo cobro la hora barata.

Vete a otro lugar a pedir faena perroflauta- le grita Miguelín desde la zanja al volver la cara y contemplar el aspecto desagradable de un rastafi , que además está fumando un porro.

-Pero bueno, yo no te he faltado al respeto gilipollas- balbucea el rastafari ofendido.

Aquí nadie sabe lo que hacemos, ni siquiera Dios- Pedrín que es de España 2.000 y testigo de Jehová, sale de la zanja chulito y sucio sujetando el azadón.

Cacambo molesto mira inquieto sin saber donde se ha metido.

Poco apoco las buenas y honradas personas de San Antonio lo van cercando con palos y piedras en las mano.

Se escucha a algunos vecinos decir al ver la cámara:

Por sus malas artes nos quitaran el agua.

Cacambo, que escucha esos comentarios suplica.

Pero si yo no he dicho nada. Estoy… estoy…

Ha hecho fotos- dice un niño moreno y anémico que vigilaba.

No es cierto- contesta Cacambo al niño con semblante de preocupación- he hecho una foto en la cuesta, pero es panorámica del pueblo, no a ustedes (llora) lo juro por…

¿Nos chuleas? Aquí las fotos no nos gustan- resuelve Joaquín de forma bárbara cogiendo la cámara.

Que te vamos a pegar una paliza- anima un anciano sin dientes, encorvado y reseco que contemplaba las obras a la sombra de un almendro. El anciano llegó a las 30 casetuchas de San Antonio el día de San Valentín cuando conoció en el cementerio a la Rosalia, recientemente viuda con la que se ha amancebado.

Una piedra de alguien libre de pecado cae sobre el rostro de Cacambo que intenta escapar cuando Martín, por la espalda le mete dos dedos de acero toledano que brota de la costilla del joven Cacambo que grita retorciéndose cómo una lombriz partida por el azadón de un campesino:

Ay, ay, ay. Muerto soy.

Los vecinos se quedan sobrecogidos y asombrados, incluso Martín, que sin ser conciente todavía de los que ha hecho con reflejos gatunos exclama:

Miau, aquí estamos todos juntos en esto.

Zanja abierta, zanja tapada- exclama el viejo que se ríe de la muerte de Cacambo.

Cacambo es tirado a la zanja entre todos y cubierto por hormigón.

Angelillo de Uixó.

Imagen


La corrupción en vall d´Uixó une y ayuda a los pobres. by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.

Pertenecer al rebaño o el suicidio.

Imagen

“Dedicado a mis vecinas L. y M, y al pueblo de Vall d´uixó que camina junto, pisando donde el otro ha pisado un momento antes, cómo un rebaño bien organizado, donde confían los unos en los otros”

Intro.

Imagen

Estaba en el jardín de mi casa a primeras horas del día plantando patatas, cómo en otros tiempos. La diferencia es que en ésta ocasión lo hacía con una profunda melancolía y aflicción de la impresión de haber redactado momentos antes mi testamento tras despertar de un sueño cuya claridad se me había desvelado tomando el café, y cambiaba el rumbo de mi vida. Ese sueño  me obligaba a unirme a la gente, al rebaño, o a suicidarme.

I.

El sueño de Angelillo de Uixó.

Imagen

En mi sueño salían las calles de vall d´uixó tal y cómo son en la actualidad, sin el tipo de distorsión onírica que suelen acontecer en los sueños. La única modificación de la realidad es que estaban repletas de barricadas y trincheras. Yo iba de copiloto en un camión que iba a requisar suministros. En mi sueño era muy feliz porque había estallado por fin la guerra civil entre Vall d´Uixó y Nules. A lo lejos, se escuchaban cómo ruido de fondo los bombardeos de nuestra aviación sobre los anarquistas y comunistas de Nules a los estábamos exterminando a muy ritmo. Había banderas fascistas, esvásticas a por todas partes de Vall d´uixó, y todos los valleros caminaban en orden y armonía por las aceras vestidos con un uniforme amarillo fluorescente.

El camión votaba sobre los duros adoquines del suelo de la calle de San Vicente. Recuerdo que en mi sueño tenía la sensación de caerme.

-Manolo por favor, ve más despacio, y respeta las señales del tráfico- ordenaba al conductor.

-Si mi capitán Angelillo- me respondía el soldado pasando de tercera a segunda para reducir velocidad y haciendo que al embragar el camión votara de forma ruda.

-Manolo, no sueltes el embregue de forma tan brusca, haz el favor- le reprendía de nuevo incomodo por la brusquedad y la falta de modales del soldado.

-Disculpe mi capitán Angelillo- me respondía Manolo disgustado con la reprimenda.

-Intermitente a la izquierda Manolo, frenas y luces de posición- le ordenaba a la altura del mercadona.

Baje de un salto del camión y me metí en el mercadona.

Entre cómo a mi me gusta, pegando varios tiros al aire.

Toda la gente del supermercado me miraba con admiración de mi audaz gesto y por mi uniforme fluorescentes amarillo con alas de ángel que denotaban que era oficial del ejercito católico fascista de Vall d´uixó.

Yo grite a la gente las órdenes que es lo que esperaban oír de mi.

-Vengo a requisar alimentos para el ejército fascista y de salvación de la patria.

Tu y tu, me ayudareis a cargar – ordene acudir a mi lado a una madre y su hijo que estaban en la cola de la caja mostrando sus cupones de la cartilla de racionamiento a una funcionaria del mercadona que verificaba que los productos que llevaban eran los asignados por el departamento de guerra.

Al acercarse el chico le pregunte:

Por cierto camarada ¿no deberías estar en el frente?-

El chico era un joven de 16 años con agne y gordito cuyo uniforme fluorescente amarillo le hacia semejante al muñeco de michelín.

Su madre, aterrorizada con la idea de que su hijo se fuera a la guerra me suplicó con lágrimas y la voz entre cortada:

Por favor señor oficial… no se lleva a mi hijo a la guerra. Es, es… lo único que tengo en este mundo. Su padre ha muerto defendiendo Vall d´uixó de los anarquistas. Además el chico esta gordo cómo una foca, cómo ve no vale para el frente, no aguantaría las largas caminatas, ni la escasez de comida, y al estar tan gordo sería un blanco fácil para los comunistas de Nules, tiene los pies planos y diabetes, tampoco es muy listo….

Imagen

Yo no le creía, y la miraba con lastima porque el hijo daba bastante pena y asco de ver, y también con  rabia porque aunque en sus excusas había algo de verdad, también era cierto que su hijo necesitaba instrucción militar por cuestiones de salud.

-Mama, mama yo quiero ir a la guerra y ser oficial, quiero matar cómo papa a gente de izquierdas- el gordito suplicaba a su madre con su voz aflautada y amariconada de gordo impotente, sin duda impresionado al observar mis alas de ángel que sobresalían desplegadas cada una un par de metros y me daba un aspecto majestuoso a la vez que fiero, el mismo efecto de belleza y bravura producía en la gente del mercadona mi corona de aluminio y hierro galvanizado que se cernía sobre mi cabeza con las palabras de capitán Angelillo gravadas en ellas.

La madre, desesperada ante la idea de perder a su hijo, le pegó un sonoro e histérico bofetón que le hizo llorar de rabia al chico, más que de dolor físico, era de dolor espiritual porque su madre le hacía sentirse un cobarde egoísta que no colabora en el esfuerzo del rebaño en la lucha, que más una guerra, era una forma de estar unidos los unos con los otros, una forma de combatir el individualismo y tener una meta colectiva.

Imagen

Entonces, yo conmovido por la actitud borreguil y guerrera del chico, me quite de mi oreja uno de mis gruesos pendientes de plata con forma de calavera, y lo deje en la mano del gordito dándole este consejo paternal:

Tranquilo hijo, está guerra va para tiempo, tendrás ocasión de demostrar que eres todo un hombre matando a algún rojo de Nules. Necesitamos muchachos que sobreviva a la guerra para que disfruten de todo el sacrificio que está haciendo la gente, cómo tu padre, por el futuro. Ahora debes obedecer a tu madre, y si quieres colaborar puedes hacerlo ayudándome a cargar alimentos para la tropa. ¿ De acuerdo?

El chiquillo ilusionado porque alguien de mi rango y mi estatus social le hablará, enseguida se puso a mi servicio cogiendo un carrito del mercadona.

Yo saque la lista de la compra de los soldados, e iba por las estanterías buscando los productos:

Champú, laca, limpia vajillas, ostras, mejillones, gambas, pulpo, toallitas húmedas, colonia, calcetines marca adidas…

Una vez todo cargado al camión, le dije al soldado Manolo donde teníamos que ir.

-Iremos a la iglesia de la Asunción y a cáritas a recoger más alimentos, también debemos cargar a varios voluntarios de las juventudes del PP para el frente.

No hicimos más que medio kilómetro cuando Manolo tuvo que frenar para no atropellar a una docena de cuerpos fluorescentes que iban balando por medio de la avenida Sagrado Corazón de Jesús.

Al parar el camión se dirigieron a nosotros y nos preguntaron:

-Señor, señor- ¿ si van ustedes hacia el barranco de la Cervera nos podría llevar?

No vamos hacia allí ¿ que ha pasado?- les pregunte inquieto ante cualquier eventualidad del frente.

Han atrapado a un desertor, y lo van a fusilar por egoísta- comentó un joven de pelo engominado, y muy bien afeitado.

Yo, en ese momento no supe que decir.

EL sueño que hasta ahora había sido hermoso, empezó a convertirse en tormentoso.

Imagen

El rostro perfecto de ese joven me empezó a inquietar. Su sonrisa de dientes perfectos y blanqueados comenzó a transformarse en la dentadura de un escualo.

Yo me agitaba en la cama.

Aquella sensación de pesadilla, de duda duro muy poco, lo que me costo preguntarme de forma retórica:

¿Existe de verdad gente capaz de despreciar todos los esfuerzos que estamos haciendo entre todos por un futuro mejor en esta guerra? No, no puede ser que haya gente así de egoísta, y si los hay, se les debe fusilar.

¿ Os ha dicho el motivo de su deserción?- les pregunte con furia.

Un hombre anciano indignado por el desertor me respondió lo que sabía.

-Dice ese desertor que el es un libre pensador, que va por su cuenta por el mundo y no quiere pertenecer a ningún rebaño. ¿No le parece estúpido? Nos acusa del rebaño.

Imagen

Entre risas un joven comentaba su opinión sobre el desertor:

– ¿se imagina que pasaría si todos fuéramos cómo él, unos desertores y no lucháramos contra esos malditos anarquistas de Nules? Nos invadirían y nos asesinarían. Al parecer prefiere morir a manos de los Nules sin pensar en los demás, ni en la familia, evidentemente le importa muy poco su madre, su padre, es un egoísta.

El suicidio es lo que ha conseguido con su actitud- les dije con cierta convicción no muy clara. Sentí cómo una punzada en mi corazón que debieron notar mis camaradas fascistas de vall d´uixó, ya que me preguntaron si me encontraba bien.

Si, si, no ha sido nada camaradas- me disculpe.

Bueno caballeros tenemos prisa, lo sentimos, nuestra dirección no la de ustedes, tendrán que caminar un poco para ver la ejecución. Nosotros debemos llevar estos alimentos a la tropa. La vida sigue.

Manolo prosigue- ordene.

¿ qué te parece lo de ese libre pensador?- le pregunte a mi chofer.

Yo solo soy un soldado camionero. Si me ordenan: lleva al capitán al mercadona entra con él y coge alimentos, Manolo obedece. Si me ordenan coge el camión y carga borregos para llevarlos al matadero. Manolo obedece y coge borregos y los lleva al matadero. Manolo no se cuestionada nada.

¿ Ni siquiera ésta guerra?- le pregunte irónico y malhumorado con su respuesta.

La guerra ha sido buena con Manolo, antes de la guerra no tenía trabajo, estaba solo, no tenía amigos, y vivía amargado, sin saber que hacer. Ahora tengo un sueldo, he conocido con el camión a una joven enfermera un día que llevaba heridos, y me voy a casar con ella, y tengo muchos amigos en el frente.

-A mi me pasa lo mismo Manolo- le conteste con sinceridad- Antes de la guerra estuve varios años en paro, estaba mal humorado. Aunque me veas estás hermosas alas de oficial, antes de la guerra yo era una oveja descarriadas, iba por mi cuenta, no obedecía a las normas, incluso a veces me juntaba con gente de Nules, pensaba que la vida no tenía sentido, cómo seguramente la de ese libre pensador. Ahora lo veo todo claro desde que pertenezco a un grupo militar. Tengo esperanzas en los demás desde que estalló la guerra. Creo que si no hubiera estallado la guerra habría acabado en una cuneta muerto de asco, o me habría suicidado en mi cuarto, en total soledad.

Angelillo de Uixó.

Imagen


Pertenecer al rebaño o el suicidio. by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Puede hallar permisos más allá de los concedidos con esta licencia en wwwscribd.com

ETA entrega armas y demuestra que son objetores de conciencia.

Imagen

Intro:

Angelillo de Uixó, con las primeras luces del alba mira a su compañera en la cama. La luz del mediterráneo entra suave por la ventana. Contempla a su amiga conmovido por su belleza extendida en toda su esplendorosa desnudez e inocencia. Lentamente se acerca a su boca indefensa, y dulce la besa.

Ella sonríe sumisa y agradecida mientras él la abraza.

Se levanta Angelillo de Uixó de la cama, respira hondo y lee con orgullo el ABC, el Mundo y escucha la Ser.

Todos cuentan que ETA, oh hermanos, entrega las armas.

Música de guitarras eléctricas que suenan al cambiar del dial de la radio y despiden el intro.

Imagen

Escena I.

Imagen

En un maset Guipuzcuano, entre romeros, tomillos, llentiscles y almendros en flor, un joven Etarra despierta en la tibia madrugada de febrero.

Camina por la casa buscando a su madre a la que abraza mientras está saca agua de un aljibe moruno.

Canción del joven Etarra abrazado a su madre.

“Oh madre, yo amo a mi patria,

Y no le niego cualquier esfuerzo,

Pero he dicho adiós a las armas.

Las he entregado al gobierno español.

No puedo seguir matando a la gente.

Oh madre, nunca me gusto hacer daño.

Usted lo sabe bien.

Ahora veo claro mi camino,

Es el de la paz y el amor.

La tormenta se acabo para mí.

La paz es una herramienta,

Que no sabe utilizar el gobierno español”

La madre sujeta a su hijo que se desploma en sus brazos consumidos y poseído por el amor verdadero, cuando llaman a la puerta de esta casa de corderos: los lobos.

Escena II.

Imagen

La guardia civil que ama la guerra, que dispara a la gente en el mar pelotas de goma, entra en la casa con una antorcha.

La madre y el hijo se aterrorizan ante su maligna presencia.

Buscamos las armas, decirnos donde están o quemamos la casa- les gritan.

El hijo observa a su madre de canos cabellos llorar de nuevo por rabia.

Él, objetor de conciencia, le da ánimos.

Madre, madre no llores, mantén su dignidad y no te entregues a su juego del odio ante estas marionetas del gobierno- le dice contemplando cómo la guardia civil rompe las fotos ya amarillentas de su padre asesinado y torturado en un cuartel.

La guardia civil, con expresión de lucha en sus rostros, se exasperan ante el joven objetor de conciencia que muestra la fuerza de su espíritu superior en la actitud y conducta totalmente pacifista pese a las brutales agresiones, burlas y provocaciones de la benemérita.

La porra de un guardia civil golpea la costilla del joven para que hable, mientras otros dos agentes cogen a la madre y le pasan una soga por el cuello para ahorcarla.

Dinos donde están las armas terroristas, o ahorcamos a la puta de tu madre- tratan de intimidar al joven vasco objetor de conciencia.

El joven repleto de hematomas, con el rostro hinchado por los golpes les responde con la cara en el suelo aplastado contra las baldosas por la bota de un agente que la retuerce en su columna vertebral cómo si apagara una colilla:

Se han equivocado de puerta, aquí solo hay objetores de conciencia, escupo en la violencia.

La guardia civil pese a que su carácter es el de una piedra y nada les conmueve, hay algo que les mueve.

Oh hermanos,

no es el hilo casi invisible de una marioneta,

ni unas descarga eléctrica cómo un robot a pilas,

si no una orden es lo que produce que un funcionario del gobierno camine.

Suena el chirrido una emisora dentro del maset.

Charly España, charly España, aquí Ratón Mike Madrid 2.020, nos comunican que ETA ha entregado las armas, lo confirman los verificadores internacional. Ahora ETA es una organización pacifista encargada de difundir el idioma vasco o lo que coño sea eso, y las costumbres del lugar. ¿No estaréis deteniendo a gente de los solitarios maset del bosque acusados de pertenecer a ETA organización terrorista, verdad?

Los agentes se miran dubitativos.

No Ratón Mike Madrid 2.020, ¿cómo podéis pensar eso? estamos patrullando por el bosque- comenta con tono de indignación Charly España.

Se escucha un lamento del joven.

Ay, ay, ay.

¿ Qué coño ha sido eso?- pregunta Ratón Mike Madrid 2.020.

Nada, nada, un compañero que está quitando un alambre tirado junto a un pino para que ningún ciervo se lastime, y se ha pinchado- se apremia a explicar Charly España.

OK Charly España ¿tenéis betadine? Cambio- pregunta Ratón Miky Madrid 2020.

Si, si Ratón Miky Madrid 2.020, pero hemos olvidado el algodón y la mercromina, volvemos al cuartel no se infecte, cambio y corto.

Muchachos, nos vamos- les dice el sargento, y los agentes salen corriendo.

Imagen

Escena III.

Imagen

El joven arrastrándose por el suelo llega hasta su madre que ha caído en una esquina del comedor sin conciencia en estado de shock. Del cuello aún le cuelga la soga, con cariño se la retira y le susurra cantando en el oído:

Canción a la esperanza de los pacifistas vascos

Los que se han educado en cuarteles,

Con el ABC,

O en las facultades de derecho,

Son incapaces de enfrentarse a los hechos.

Que es que nosotros amamos la paz,

A nuestros sagrados bosques,

Al alma de los ríos,

Y la risa de los niños.

Pero el gobierno quiere la guerra.

Y vendrán de nuevo a por nosotros,

Desgarrarán madre nuestros cuerpos.

De nuestra venas, de nuestros ojos,

Brotará la sangre,

Por el corte de bisturí,

De los funcionarios autómatas del gobierno,

Que nos tendrán atados en una camilla de la prisión.

Pero nuestra conciencia,

Oh madre resistirá limpia entre la sangre.

No lloréis madres vascas,

No lloréis, no, no, no lloréis,

No lloréis,

No, no, no, no, no.

No llores hermana,

No, no, no, no, no.

Mañana todo pasará.

Llegará la paz,

Y el derecho a independizarnos.

Somos vascos

Somos vascos.

Somos vascos.

UOHHHH, UOHHHH

Angelillo de Uixó.

Imagen


ETA entrega armas y demuestra que son objetores de conciencia. by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivatives 4.0 International License.
Permissions beyond the scope of this license may be available at www.scrib.com.

Proeuropeos ucranianianos creen que gobierna Hitler Europa.

Intro:

Foto y comentario introductorio que circula por Europa en las redes sociales sobre Ucrania a 21 de febrero de. 2014 . En mi caso sacado de Cristina al que le dedico el texto.

” Los opositores ucranianos “

Imagen

Esta foto es de uno de los ayuntamientos tomados a la fuerza por los “revolucionarios” y “proeuropeos” de Ucrania.

Estos son a los que apoyan las oligarquías, la UE y los EEUU. Los mismos que apoyan a los fascistas en Venezuela.

I. Tirita-Luchov.

Imagen

Cerca de Kiev, llega a un pequeño pueblo cosaco perdido en medio de una inmensa planicie llamado Tirita-Luchov, varias cornejas que sobrevuelan la estepa incendiada por la guerra civil. Aterrizan al tener las alas heladas en el parque del ayuntamiento buscando un poco de calor. Observan las cornejas el lugar repleto de cosacos que deambulan febriles, excitados entre la fresca hierba del parque. Silban y están felices por la victoria. Cantan la opereta del Volga cómo conmemoración de haber tomado el pueblo. Junto a los optimistas, también están los escépticos. Estos cómo es natural caminan inquietos, en circulo, van de un lado a otro preguntando si alguien sabe si el Führer ha regresado ya a Europa.

Los optimistas les dicen que si agarrándoles del hombro de forma amable y efusiva y dándoles una palmada de ánimo para que se quitan la incertidumbre, pero al escéptico no le ofrecen otra prueba más que la fe en el Führer.

Una vez las cornejas han calentado un poco sus alas, suben graznando hasta los tejados y antenas de las casas de paredes ennegrecidas de fachadas tristes y pobres, descansan contemplando el ajetreo del pueblo cuyos habitantes marchan con estilo la paso de la Oca.

Todo el mundo anda por la calle, nadie quiere estar en casa.

Un espíritu de alegría reina en Tirita-Luchov.

Hay gente haciendo barricadas, otros negocios gracias al acopio que han hecho y a que la escasez de alimentos hace subir los precios.

Varios operarios tienen orden de poner fotografías del führer en el Ayuntamiento y en la estación del ferrocarril para su recibimiento.

Una parte de Ucranianos proeuropeos cree firmemente que Hitler con 121 años ha regresado de la antártida a Berlín en un submarino nuclear con un plan mejorado al anterior para invadir Rusia y vencer.

Imagen

II. EL pleno.

Imagen

En el Ayuntamiento de Tirita- Luchov está a punto de iniciarse la sesión de un pleno de vital importancia para elaborar las nuevas ordenanzas y leyes excepcionales en relación con la guerra.

Casi todo el pueblo ha acudido. Una corneja se mete y cruza la sala hasta aterrizar en una viga carcomida del viejo y decrepito ayuntamiento.

El cosaco Antojov, burgués de mediana edad que estudio en Berlín música de cámara levanta la mano en el pleno para hablar:

Oh hermanos cosacos ¿no creéis que Berlín y los americanos que nos debe apoyar pensarán que estamos locos si ponemos fotos de führer? Daría menos miedo a los extranjeros poner fotos de Frankenstein.

Abucheos de los asistentes y gritos de:

ruso, ruso, ruso.

El burgués indignado pide silencio y habla:

Hermanos cosacos, hay muchas preguntas que se hará el mundo con lo que aquí está pasando: ¿Puede el mundo comprender que deseemos ser nazis después de que los nazis destruyeran Ucrania? Y los Británicos y los Franceses ¿ se puede confiar en ellos para que nos ayuden?

Imagen

El auto declarado nuevo alcalde de tirita-luchov viste un traje de carnaval de las SS. Se mira gallardo ante su reflejo sobre la mesa sintiéndose sexy y no da ninguna importancia a las palabras de Antojov.

Le responde cómico y sarcástico:

-Que tonterías dices Antojov, en Europa son todos nazis, la izquierda está desplomada y se espera en las elecciones europeas un auge sin precedentes de la extrema derecha. España, Grecia, Portugal nos apoyan sin condiciones. Incluso miembros de España 2.000 y de Amanecer Dorado van a venir a ayudarnos.

Aplausos al alcalde.

Imagen

Un joven estudiante de periodismo, con semblante de fatiga, sin poder contenerse por la emoción, desmedido se levanta de su asiento que está en el fondo y exaltado grita:

Ucrania arde, pero el incendio se acerca a Berlín. En Europa el fantasma del Führer sigue vivo. Vengo de Austria, hace dos días que no duermo conduciendo mi motocicleta. Estoy muy fatigado hermanos, pero os quiero comunicar que los austriacos al despedirse de mi, me felicitaban por la decisión de Ucrania, incluso me han dado esto. Saca del bolsillo de su grueso abrigo de piel de lobo un viejo revolver enorme y de color azul que dispara al aire. La corneja se asusta y grazna.

El joven periodista repara en su presencia, le apunta y le dispara cayendo en animal el suelo con las alas abiertas. La sangre se desliza negruzca entre las baldosas de la habitación dibujando entre las juntas una esvástica.

Ahhhhhhh- grita espantado ante le disparo un judío que asiste al pleno, sale corriendo con los ojos llenos lágrimas.

Una joven muy hermosa de cabellos rubios, agacha la mirada al suelo, y deja deslizar entre sus redondas mejillas blancas y puras cómo la luna, unas lágrimas. Se agarra las manos y cruzadas reza un padre nuestro. Nadie repara en ella al estar todos absortos en la guerra.

El resto de ciudadanos aplaude unidos cómo nunca lo han estado, hermanados, con un extraño fuego en unos ojos brillantes llenos de entusiasmo por el porvenir.

Abrazados cantan:

Hail, hail, hail.

Unas nubes negras se acercan por la estepa, en breves minutos rodean el ayuntamiento. Un rayo cae sobre la foto del Führer haciéndola trizas, al instante, una brutal tormenta descarga sobre el pueblo.

Las calles se llenan de un barro maloliente repleto de cadáveres de una fosa común de habitantes del pueblo asesinados por nazis en el cercano bosque, la tromba del agua los ha resucitado.

Cientos de cerdos de una granja cercana se escapan y entran en las casas devorando los alimentos, los muebles, incluso arrancan las chapas de los coches.

La gente observa a los animales sin atreverse a salir del ayuntamiento.

De una nube sale una bandada de cornejas que sobrevuelan en la tormenta graznando de una forma terrible y helada.

III. EL nazismo no puede triunfar.

Imagen

Varios aviones Mig a reacción chinos y rusos surcan el cielo de tirita-Luchov cómo un rayo volando muy bajos, a escasos metros de los tejados. Lanzan varias bombas en la cercanía del pueblo cuya explosión llega dos minutos después de que hayan pasado, produciendo que tiemble el suelo a varias docenas de kilómetros de una forma terrible, la onda de la explosión lanza a la gente contra las paredes cómo un soplo de aire lo hace con las hojas de los árboles , mientras el fuego se desata en las cercanas colinas.

La gente de tirita-Luchov en el suelo chilla histérica, tapándose los oídos, con sangre en la cabeza y en la cara, producida por la rotura de los cristales del ayuntamiento.

El joven periodista sobrecogido frente a la ventana rota, ve arder el bosque y comprende lo que llega.

Cómo un autómata, se forma inconsciente se apunta con el revolver y se dispara un tiro en la sien.

La gente está tan asustada que no hacen caso al suicidio del joven periodista.

La tormenta pasa de largo, y cuando la gente se levanta del suelo escuchan cómo se acercan poco a poco un ruido mil veces peor que el de una tormenta. Es el ruido metálico de las cadenas de una tropa mecanizada, cientos y cientos de tanques del ejercito ruso se acercan por la estepa. A más de 50 kilómetros de distancia en esas inmensidades se nota su presencia.

El alcalde de Tirita- Luchov se quita el uniforme de las SS que se compró para el carnaval, y sale corriendo enloquecido por las calles llenas de fango, cadáveres, cerdos ahogados o devorando cartones.

Imagen

Angelillo de Uixó.

Conclusión final:

El incendio de Ucrania y el fantasma de Hitler dentro de poco llegará a una Europa perdida,pero yo os aseguro que volverá a fracasar, cómo fracaso el nazismo en esas estepas. Es posible que algunas personas vean esperanza, alegría en pertenecer a un rebaño, en ser miembro honorífico de una manada nazi, pero su camino está condenado al fracaso. Nada en exceso duro, carente de amor, aguanta en mucho en pensamiento y los sentimientos del hombre.

Licencia de Creative Commons
Proeuropeos ucranianianos creen que gobierna Hitler Europa. by Ángel Blasco giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Puede hallar permisos más allá de los concedidos con esta licencia en www.scribd.com