Archive for the ‘represión, relatos, distopias’ Category

 

Contra la pared,

El futuro se ha cerrado

En una frase divertida contra el poder.

Ya no saldrá nunca la frase de tu cabeza.

Te preguntarás desde ahora

Para siempre callado,

Por qué escribiste contra el poder.

Acarralado en cada palabra

Les buscarás un significado que te defienda.

El significado del nombre de la ley

Será una condena.

Se perderá en la memoria

Cada una de las palabras que escribiste,

Y cada oración  te condenara de por vida.

Ya sabes lo cruel que es el mundo,

Podrás sufrirlo encerrado, y en silencio.

El resto reirá,

el odio es la risa.

La risa es el odio

Cada noche estará presente la memoria

para recordar tus sátiras

Por cada una de tus bromas un suplicio

Hasta el fin de tus días

Tu vida arderá en el infierno estando vivo

No hubo nada peor que pudieras hacer

Que escribir esas sátiras.

Mejor hubiera sido matarte con tu pluma,

que reírte.

Angelillo de Uixó.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

 

 

 

 

 

 

Advertisements

 

Cuando me había sido notificado por mi abogado que tal día de noviembre íbamos a juicio por mis publicaciones satíricas  por Internet, decidí dar un paseo para despedirme de la vida . En mi triste y angustioso camino de Vall d´Uixó a Alfondeguilla , sintiendo una espada clavada en la sien que iba avanzando por mi cabeza a cada paso antes de dejar de existir, no podía apartar de mi pensamiento, de igual modo como cuando se está enamorado de una bella muchacha , a  la comunidad nacional de jueces y fiscales que quieren un pueblo de paz y bien. Todo escritor y autor dramático será un enviado de Dios, y este  tendrá un mandato de escribir  sobre lo bien que va todo en la tierra , especialmente en España, y terminará la última estrofa  dando gracias al rey , diciendo amen y recibiendo la paga por su trabajo. El resto que no haga esto,  será acusado de incitar al odio y apresado, siendo las cárceles el mayor lugar de libertad de expresión  y creatividad del reino de España.

Era la tarde noche del 19 del septiembre, el día anterior celebraba el inicio de mis clases del grado superior de paisajismo y medio rural, y 24 horas después planeaba mi muerte.

Lo que  menos se puede esperar de la justicia en España es justicia, y menos cuando se tiene la razón. Estaba todo perdido. Solo esperaba el momento adecuado, acumular suficiente fuerzas, y dar por fin el salto a otro mundo mejor.

De vuelta del paseo, subiendo por las escalinatas de  las piscina y caminando por la rivera del barranco Belcaire junto la grutas de San José, vi a un muchacho junto los aseos públicos  sin camisa, estaba  gritando a  alguien a quien no podía ver, pidiendo que le dejaran ponerse la camisa.

Déjame ponerme la camisa ¿ es qué me vas a disparar?

Me extrañó brevemente  lo que acaba de oír, tras la sorpresa recordé que desgraciadamente seguía vivo y en Vall d´Uixó. Continúe subiendo los peldaños de la escalinata,   y dirigí mi mirada a ese lugar, pero al llegar arriba perdí la visión del muchacho. Se había movido y la escena transcurría detrás de los aseos, pero se podía oír perfectamente otra voz. Una voz desagradable, ronca, carajillera, anciana y violenta, que entonaba la melodía de la policía:

¡Ahí quietecito! no te muevas a ahí hasta que venga la policía;- ahí quitecito.

El muchacho que había visto fugazmente bajo las farolas con las manos levantadas y sin camisa, era un muchacho de tez olivácea, más alto que yo, bastante  gordo, me dio la impresión que aquella mole dotaba de una gran barriga , debería pesar cerca de cien kilos, sin embargo estaba detenido por una voz anciana y débil. Supuse que debería estar siendo apuntado con una escopeta.

Reconstruí rápidamente la escena. Cerca de los paelleros de las grutas de San José hay un par de casetas frente la pista de baile, patinaje y los aseos. Era fácil deducir lo habitual y cotidiano en Vall d´Uixó. EL pan nuestro de cada día de los pandilleros. El muchacho sin camisa había intentado robar  en una villa,  y el propietario le había pillado. Salió de la casa probablemente con la escopeta de caza, y en estos momento lo tenía secuestrado hasta que llegará la policía.

Sabiendo   que las fuerzas de seguridad  solo le preocupan los presos políticos, y lo que manifiesta la gente por Internet, hasta que no terminarán de ver y anotar  los diferentes perfiles de facebook, twitter, youtube, no saldrían a intervenir  en delitos reales como en un atraco, violación, asesinato, amenazas, trafico de drogas, tiroteo,  secuestro, robo, retención, incendio…

Generalmente en Vall d´Uixó cuando llega la policía ya se ha se hecho viral el vídeo del tiroteo, la violación  o el incendio.

Por mi parte, entretenido con una escena  tan cotidiana, y familiar de Vall d´Uixó, dejé de pensar en mi suicidio. Me tumbé  contemplando  las estrellas sobre un banquito instalado junto una fuente. Se escuchaban los grillos , y a intervalos  la voz del hombre que retenía al muchacho cuando  el otro se movía un poco:

¡Ahí quietecito hasta que llegue la policía! Ahí quietecito te he dicho.

Sobre mi cabeza aparecieron flotando unas grandes luces, como las de un avión, pero habían  muchas  más y no parpadeaban. Se trataba de la estación espacial que pasaba sobre mi cabeza.

Menudo circo se llevan esos astronautas- me dije- mientras aquí nos matamos y nos morimos de hambre, el gobierno presume de que da miles y miles de euros para subir a esos gilipollas de astronautas al espacio para dar vueltas sobre nuestras cabezas. Se podía ir al infierno la estación espacial y contarnos como es con sus potentes cámaras de vigilancia.

Al cabo de un cuarto de hora llegó la policía local. Nunca los había visto acudir tan rápido ante una situación de emergencia , sin duda no habían parado en el bar a tomarse algo antes de llegar.

La historia la de siempre, vidas violenta, la mierda no solo flota en la aceras, aquí esta en todo el tejido social, en el corazón de la vida, con su desempleo crónico, el odio puerta con puerta en cada casa, la violencia de unas instituciones psicopáticas , con unos políticos de una izquierda aburguesada, embrutecida ideológicamente, egoísta, y una derecha reaccionaria con tic fascistas, unas fuerzas de seguridad y una justicia  indescriptibles en lo que pueden llegar a hacer con un ser humano, con  unos medios de comunicación y sindicatos  que amparan el terror mediático y el control social, y unos narradores, escritores, poetas, autores dramáticos , que nos cuenta que vivimos en un mundo feliz donde nos ayudamos controlando nuestras emociones.

Vivir en este lugar  es un infierno. Todos los meses alguien se suicida para no soportar el terror de vivir aquí , en este valle de lágrimas de mierda ¿  para qué?

Continúe mi camino siguiendo al coche de policía como si fuera un coche fúnebre,  pronto desapareció de mi vista y se perdió en la oscuridad y las tinieblas.

Esta historia terminó oficialmente como siempre:

-Aquí no ha pasado nada señores, un romano se ha puesto nervioso y ha secuestrado  a un cartaginés que merodeaba su villa  dando palmas.

Váyanse a su casa, que aquí no hay nada que más que ver.

Angelillo de Uixó.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

 

 

 

 

All-focus

 

Diario del arte  no es delito, al abrirlo  Don Cece del Valle de Uixó , detiene entre sus dedos la pluma de escribir del papel, contemplando una vieja fotografía que encuentra entre sus páginas. En ella, se contempla como en un espejo evolutivo  de hombre  nostálgico cuarentón, aunque recio y lleno de vigor ,  pero con la melancolía del que tiene un pasado reciente perdido, y un futuro consecuentemente arruinado  en pleitos, en esa fatalidad del destino absurdo que es  la justicia Española, encarada  contra su arte, calificado de odioso, tras un pronunciamiento del 2015 donde amordazaron, secuestraron los jueces, los políticos y empresarios: la libertad.

Unas palabras nacen de sus labios censurados en un monologo distraído lleno de ternura, contemplando cuando  aún poseía una graciosa  melenita castaña que brotaba pura en su hoy cabeza  cuarentona rasurada:

Este era yo cuando tenía 25 años.

Era joven, guapo, inteligente, poseía un gran talento. Tenía todo lo necesario para triunfar. Hoy me pregunto:

¿ qué me paso?

Como es posible que me acabara convirtiendo en un enemigo publico de la nación.

 

30 de Agosto del 2019.

Hoy he viajado en el tiempo, a uno de los yacimientos del paleolítico superior más importantes del País Valenciano, cuando entonces era una nación del silex, una gran potencia en la fabricación de raspadores, puntas flechas, arcos,  hachas, cuchillos, y otros utensilios para la caza. ¡ Qué poco ha cambiado socialmente este país ¡ He llegado a la balsa pluvial de Soneja, se encuentra en lo alto de una montaña, y es uno de los paisajes  más bellos que haya visto nunca. Su lago forma un gran ojo cristalino donde se reflejan las nubes. Sus rocas de rojo rodeno están cubiertas de matorrales, y a la otra punta del lago, unos árboles grandes hunden sus raíces en el agua. La sombra de unos patos cruzan por el agua y el canto de las ranas llaman a las lluvias. A este lago venían rebaños de hombres hace 18.000 años a cazar manadas de animales. Entonces matar costaba mucho, era difícil, todo un logro colectivo, por eso la vida perduraba.  hoy matar no cuesta nada. Lo hacen las maquinas, y la vida perece fuera de esta corta orilla conservada como una reliquia prehistórica.

 

 

 

1 de septiembre del 2019.

A mis compañeros del grupo del arte no es delito. La tregua de agosto de la justicia ha terminado. Mañana el curso judicial se reinicia como las cacerías del paleolítico tras las lluvias.

Estoy  frente las murallas de Sagunto, es domingo y no puedo dormir más,  mañana despierta el elefante con toda su maquinaria dispuesta aplastarme. Sobre los murallas y el  teatro de la ciudad milenaria  veo  que se ha elevado  de nuevo el sol , y ondea sobre mi cabeza que reposa en la hierba del circo romano.

Me va  a dar de lleno en la cara cuando caiga, seré aplastado cuando acabe el ocaso.

Por las noche viene y va  como un fantasma  el elefante cuando cierro los ojos.

Sabéis que fui  fue a luchar yo solo  contra toda la nación paleolítica rechinando los dientes.

Pensé  que ganaría, y ahora viene toda la nación para vencerme.

No son bastante altas estas murallas, ni las trescientas firmas para salvarme.

Mañana despierta el elefante.

He afilado como un silex cada palabra, pero la nación paleolítica  sabe que soy un tierno mamut, y huelen  la justicia española mi  débil sangre de poeta.

He respirado tranquilo en mis campos durante el mes de agosto, he sentido la paz cinco minutos bajo una Jacaranda con una gato negro en sus ramas  pidiendo al señor:

Lava, lava las manchas de mis ropas y mis  heridas, porque me llevan sucio y herido a un juicio sabiendo que no tengo culpas, hasta Cristo  me gira la cara para no verme como tantas veces él,  sacrificados por los siglos de los siglos los corderos que sacaron la lengua  en las naciones paleolíticas. Los perros  conocen mi historia, son testigos de que no estoy lleno de odio ni rabia, pero aún así me han condenado al  infierno los sabios y justos demonios.

Les  daré mi última palabra  camino del cielo:

“Bienaventurados los que lloran porque serán consolados,

Bienaventurados los benignos porque poseerán la tierra,

Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia porque serán saciados.

Bienaventurados los misericordiosos porque alcanzaran misericordia.

Bienaventurados los que sufren persecución por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos.

Bienaventurados seréis cuando los hombres os maldigan y os persigan y cuando profieran toda clase de calumnias contra vosotros. Alegraos entonces y regocijaos por que tendréis en los cielos una recompensa grande” ( San Mateo)

 

2 de septiembre.

Bajando  el poblado Ibero de Orley, por el sendero que desciende  hacia Xilxes , la luz del sol se pierde entre las columnas del edificio del  deposito Segarra y un bosque mediterráneo que florece por los roquedos de la montaña . Un amarillo huevo sumergido entre los picos  se va volviendo más negro, y a las espaldas del fondo, surge la vinosa oscuridad marina que va subiendo alcanzando mis últimas palabras:

Oh Ocaso,

No sé cuantas veces podré de ti.

No me olvides Sol.

No olvides a los más pobres de tus hijos.

Ni a los árboles, ni a los arbustos, ni a las flores,

En la nación paleolítica del silex.

Oh Ocaso.

 

Angelillo de Uixó.

 

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

 

 

 

El corazón suena en el anden en un ocaso  como un tren de cercanías que se acerca.

En la otra parte del anden ,unos compañeros llegan para sacarme de esa estación.

Mis ojos desesperados y nerviosos se hunden en los suyos. De repente,  unos cuantos compañeros  se despiden de mí desde la valla del anden, cierran sus ojos, tiran los bolígrafos a la estación y se alejan en dirección contraría a la mía. Queda detenido un pequeño grupo que va con ellos,  aún quieren venir a rescatarme, pero solos no pueden hacerlo. Les llaman de forma suave para que vuelvan , evitando  llamar la atención entre la gente que deambula por la estación . Están perplejos por no comprender que les pasa. Estaba aprobado por todos que firmarían por mi liberación.

Se escuchan los aullidos de los pastores alemanes . Suena mi nombre por megafonía anunciando que no tengo escapatoria. Al momento me rodea un grupo de guardia civiles con chalecos anti balas, , ametralladoras  y pastores alemanes.

Registran mis ropas, mis maletas, en una de ella encuentran las firmas para liberar  de sus cargos al organizador de las jornadas satíricas  anti capitalistas del 11- S del 2011

( yo)

MI corazón late con fuerza como el tren que llega y se detiene junto a mí.

Con las manos levantadas veo como la guardia civil se ríe al pasar lista y comprobar los nombres.

Muy pocos pertenecen al mundo del activismo social. La mayoría  que firma la petición  es gente solidaria, desconectada del activismo social . No milita en ninguna organización, ni presume de su anti capitalismo, es solo el magma soterrado del malestar popular, pero haciendo brecha en el sistema  , aunque todavía desorganizado, pero consciente de que vive hundido  en la miseria, cansados  de trabajar cada vez por menos salarios, con más y más recortes a sus derechos humanos, y  con más y más policías tras ellos, mientras cada día  padecen más  desalojos, mayor  obligación  de entregar tributos  a un estado endeudado, viviendo siempre controlados y vigilados por un sistema autoritario, manipulativo, y anti democrático , que les obliga a subsistir  con miedo a ser descubiertos si se quejan de que están hartos de  estar resignados  trabajando  para ellos.

El tren arranca. Alrededor de la estación se ven las grises fábricas cerradas con pintadas en las paredes contra los políticos y banqueros, cristales rotos, techos hundidos , policías deteniendo a jóvenes harapientos que esnifan pegamento después de hacer pintadas protestas contra la subida del pegamento . A un paisaje gris de lluvia acida, le siguen campos incendiados y abandonados. No hay esperanza posible para la humanidad. Los que resistían han abandonado sus principios, y su lucha es por sus propia supervivencia.

A ambos lados  del andén los edificios de  las organizaciones sociales van cayendo.

Amnistía internacional con su vela prende fuego a la cruz roja, los sindicatos se derrumban, por las ventanas del tren se ve como aún hay unos pocos militantes  intentando apuntalar los edificios de las organizaciones,  pero sus propios compañeros les quitan los puntales para que caigan sobre ellos, incluso se ve como unos  tiran a otros por la ventana para meterse en la silla que ocupaban, y a los que se resisten y les critican les  ponen de rodillas para pegarle un tiro en la nuca sus propios camaradas.

El tren me lleva a la cárcel.  por primera vez desde que me detuvieron rompo a llorar como un niño cuando se cierra la puerta del tren. no lloré cuando me detuvo la guardia civil y me tuvieron 48 encerrado incomunicado , con luces y sonidos  para que no pudiera dormir antes de ir a declarar ante la jueza de Nules.  Más que la condena que llevo  pasada y la que me espera ,  el miedo,  la ansiedad, o las torturas psicológicas , que genera un proceso  como el mío, es el dolor  moral  lo que más duele . El dolor moral  rompe con unos mismo y con sus compañeros, porque ese dolor moral, aísla, encierra, y será  el que nos va a hundir a una humanidad herida moralmente, porque el dolor moral no lo soporta ninguna organización social, ni la especie humana.

Una nueva revelación, un nuevo empezar en un amanecer dorado, cuando el tren pasa la medianoche. El día clarea con los presos, que vamos quizás a una nueva Siberia. Desconocemos nuestro destino. Un hombre viejo, con anteojos, gafas, y boina que me recuerda a Pío Baroja, se sube y se sienta a mi lado. Observa mi rostro y adivina por las facciones de mi cara que me pasa. Con voz serena me habla.

Todavía no saben donde te llevan. Quieren hacer algo, pero no tiene claro el que. Es posible que te lleven a algún sitio y te pidan que hagas algún vídeo. Te darán un guión donde tengas que decir algún disparate que haga que la opinión publica más vulgar  de este país como los que  ven  espejo público  te odie. Por ejemplo,  te dirán que enciendas la mecha  a un cañón con un enano dentro apuntando su madre, una mujer   que fue puta,  y que te rías cuando salga despedido el hijo puta enano impactando  contra el vientre de  su madre.

¿ por qué? Le pregunto con lágrimas en los  ojos, y aterrorizado de que mente humana pueda idear semejantes tramas inhumanas y degradantes, y que me obliguen a llevarlas a cabo contra mi voluntad y mis principios.

Es fácil amigo,  para que piensen que eres un monstruo   que merece estar encerrado. Tergiversaran cada palabra que digas para humillante públicamente, y para acusarte oficialmente en un juicio, cuando son ellos los mayores fabricantes de violencia del planeta, los que perpetúan las desigualdades, la lucha como gladiadores de lospobres contra los pobres  en un macabro circo. Unos  contra otros, y ellos contra todos, porque ellos son los que controlan las armas, la información, los alimentos, el aire si quieren lo envenenan. Si la gente tuviera dos dedos de frente, haría la revolución contra el poder, pero soy pesimista, la gente juega a su juego. Y tu les sirves en ese juego de imbéciles. Por eso eres un imbécil, un mártir idiota.

Por el pasillo del vagón llega un funcionario con el rostro de Manu Chao.

Próxima estación esperanza- va cantando a los presos.

Al llegar a mi se detiene.

Buenos días, le estábamos esperando. Quiero comunicarle que ha habido un problema en la convalidación de firmas, y mucha gente que le conoce y que usted piensa que le han abandonado le esta apoyando. Sus apoyos suben, despacito, pero en aumento. El mundo no es tan cruel, también hay lugar para la esperanza, pequeño últimamente, pero hay que albergarla de que se pueda cambiar este mundo. Hoy es cierto que no hay personalidades con verdadero ideales, pero ni en uno ni en el otro lado. La verdad es que hay de todo en todas partes. Aunque no lo crea hay funcionarios de prisiones que están a favor de los presos y que piden por su liberación. También hay jueces, pocos la verdad, que hacen justicia. En la policía pasa lo mismo. El tren da la señal de arrancar, Manu  Chao el funcionario  optimistas se despide , al igual que Pío Baroja, el escritor pesimista.

Ambos antes de bajar se giran hacia mí y me dicen casi desapareciendo en la niebla:

Hemos firmado por ti.

El tren arranca, chuchu, chuchu, mi corazón late, pampam, pampam.

Y pienso por primera vez por mi mismo, tengo la mente clara, cuando el tren vaya a parar me tiro a las vías, o salgo corriendo para que me disparen por la espalda la policía.

Angelillo de Uixó.

 

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

 

 

 

 

La historia de hoy la tendrán que aprender la gente del futuro en los museos

o por los testimonios de los exiliados en  Bélgica, porque en España todo el mundo calla. Nadie se atreve a decir nada. Es un país convertido en un relato de la paz donde se escribe lo bien que se ha llevado al crisis económica que no ha dejado  víctimas humanas. Se ha escrito otro prodigio como la transición. En los museos del futuro en sus salas dedicadas a este tiempo, se podrán leer las páginas amarillas en una vitrina de algún change. org dedicadas a pedir firmas para liberar algún ciudadano tragado por la historia de su tiempo, siendo otro de tantos miserables que en aquel lejano tiempo del siglo XXI fue  preso encarcelado por escribir. Habrá vitrinas protegiendo los huesos, trozos de piel, o semi momificado los restos de algún inmigrante anónimo muerto en el mar, o en una celda de un CIE de una brutal paliza. El traje coraza anti disturbios impoluto de algún policía dando cuenta del orden feudal y autoritario que tenía el siglo XXI. En la sala dedicada a la numismática habrá euros, y los test de estrés que se le aplicaban al dinero para que no se enfadara. También habrá tarjetas plásticas, visas, en las vitrinas y se explicará:

con esto compraban y se endeudaban  los primitivos del siglo XXI.

saldrá el hombre del futuro pensando que en aquel tiempo paso poca cosa, que se vivía mejor comparado con lo que están pasando ellos, donde las manifestaciones artísticas están prohibidas como cualquier tipo de crítica al poder,  el consumo como el servicio militar  es obligatorio, así como adorar  a los lideres políticos, a las armas, y la  nación. las relaciones personales se limitan al acto sexual tres veces al día tras un intercambio de alimento entre las partes. Este es realizado   siempre lugares públicos delante de cámaras y difundido por las redes sociales, durante el coito   no  se puede dar muestras de afecto ni hablar, solo jadear . Tras este acto, las partes se visten y se alejan para pasar a  comer  en soledad unas raciones a base de polvos y pastillas vitaminadas, ya que apenas existen alimentos frescos porque  la mayoría del planeta,  menos la antartida que es el granero del mundo, es un desierto igual que los mares y los ríos que  no albergan vida, solo plásticos y armas de la última de las guerras distópicas  entre una colación de China, Rusia, Venezuela, Corea del Norte, Alemania, Inglaterra e Irán, contra  España, Marruecos, Méjico, Argelia, el Congo  y Armenia.   La nueva religión que encarna la espiritualidad de la nueva humanidad se basa en un Dios  etéreo y nebuloso en forma de energía, cuyo profeta es un replicante maestro de yoga  que no para de trabajar , e invitar  a trabajar en nombre de su padre Dios ciencia en cadenas de supermercados y  en las cadenas de fabricación de armas para mejorar la humanidad.

Cualquier tiempo futuro será peor si nadie cuenta la historia hoy.

Hoy la gente tiene un gran placer por ir a los museos, por conocer el pasado, ignorando  el presente, y temiendo el futuro. Los domingos se llenan los museos de gente que no quiere saber nada de las noticias. Frivolizan  entre los hallazgos, hacen planes de comidas, debates acalorados entre las momias   de a que bar ir , si comer paella o calamares. En el museo de Segorbe, en la sala de antropología hay una gran sección de restos humanos. Visitando este museo el domingo me han llamado la atención unos restos en una urna. Sobre estos restos  se veía una ventana protegida por una  valiosa   verja de acero labrada al estilo toledano, y tras ella asomaba la monumental torre del verdugo. Un rayo de luz caía de la torre a los restos humanos, mientras una paloma descendía . he sentido como una llamada e inclinando mi cabeza sobre la urna que contenía  los huesos. He sentido su energía, he visto llamas, hogueras, inquisidores, el vulgo aplaudiendo conforme caía la cabeza de un aterrorizado preso.  y he sentido como me hablaba la calavera.

En esa torre perdí yo la cabeza.

La gente me hacia fotos hablando con la calavera mientras la luz de la torre parpadeaba.

¿ Cómo no hacían ninguna similitud con las pruebas, las señales que tenía delante de ellos? Verdaderos faros en la oscuridad para comprender el futuro que nos esta robando el Poder, debemos  corregir la historia. Aún estamos a tiempo de salvar la humanidad   si somos de nuevo uno.

La gente que estaba a mi alrededor, con mi cara aún con carne sobre la calavera del que fue ejecutado hacía siglos,  ¿ por qué no hacía  similitudes en la evolución del poder y el castigo a través de la historia? ¿ No lo veían cuando sus objetivos caían sobre mi? No, eran de nuevo la plebe, la gente que acude a ver una ejecución a la plaza,  y yo les estaba dando pruebas, iba  contra mí al criticar al poder. ¿ qué estaba haciendo, me delataba ante el fiscal de Castellón?  Acabaría en  la torre del verdugo, pero a su vez , ellos estaban siendo vigilados y controlados, sus pensamientos, sus opiniones, sus ideas….
Acabéis como yo, estúpidos- les dije- Y se rieron.

¿ por que no lo veían? Estaban en ese museo. Tenían el resultado de la ejecución de un hombre metido en una urna, la torre de los verdugos, las cámaras de seguridad filmando la escena, a un condenado por delitos de odio. No hacia falta el juicio, ya había sido condenado por el pueblo, en el juicio se limitarían a firmar mi ejecución.

¿ Dónde queremos ir?

A lo que estamos viendo atónitos. A un mundo donde se asesine  en la travesía marina, sin poder defenderse  a una persona fuerte y sana por huir de la guerra ¿ Es que debe adorar la guerra más que a su vida? O si llega,  cuando lo haga a un continente que vive   bajo supuestamente derechos humanos,  se le meta en un campo de concentración en Gracia, Bulgaria, o en  España en un CIe .

¿Queremos a gente encerrada por cantar rap, por expresar sus ideas, por manifestarse en las calles?

¿ queremos soportar en silencio todos esos banqueros, a todos esos periodistas,  contertulios , políticos, autoridades, empresarios, que  insultan, degradan, hacen apología del odio, del genocidio, trafican con personas, armas , fomentan las guerras, el hambre, la bajada de sueldos, piden que vuelva la cadena perpetua, y que señalan , acusan cobardemente a la gente  sin exponerse?

Cualquier futuro será peor si nadie  cuenta la historia hoy.

Angelillo de Uixó.

 

Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

All-focus

https://www.change.org/p/fiscalía-provincial-de-caselló-y-aspac-save-angelillo/signatures/confirm?token=6f88fafa-575e-48d4-9391-a6c8ea339588

 

Intro donde se explica la historia de este change.org.

Seis años lleva pasados  Ángel Blasco entre sus vecinos con el estigma de la difamación a su honor  por  prensa,  y  televisión.  Realizados estos ataques de una forma inusualmente  inhumana, bárbara  e incomprensible, como no  haya conocido  ningún  vecino de la Vall d´ Uixó  desde el año 2013 hasta el año 2019. El objetivo  sin precedentes, y sin causa justificada,  era conducir  a esta persona a la más absoluta miseria, ostracismo, silencio y degradación social que pueda hacerse.  Convertido  este vecino de la Vall d´Uixó , emigrado desde Valencia capital a estas tierras  en las que sobrevuela   el cernícalo sobre la sombra peregrina  de la cruz    de barrio en barrio en las procesiones;  en poco más que un indigente idealista y cada vez más ateo  escritor de  sátiras con las que engañar el estómago, y ocupar la mente bordeando la inhalación,  entre sonidos de campanas que doblaban por las misas a Franco y Primo de Rivera, que Dios tenga en su gloria.  El resultado de este macabro juego sucio ha sido un lamentable resultado de  hambre, frío, imposibilidad  de llevar Ángel una vida normal a la que tendría derecho como cualquier otro vecino de la Vall d´Uixó. Lo más injusto de esta situación,  no es ya el sufrimiento personal y familiar, o cargar con un pasado que lo marca  sin futuro, sino la carencia de posibilidades de defensa frente a toda una maquinaría mediática y judicial  con detenciones frecuentes, acoso, montajes rocambolescos para acusarle hasta de fomentar la caza, hostigamiento de todo tipo,  humillaciones y vejaciones a su persona degradada hasta el punto de ser comparado  frecuentemente  con ratas, alimañas, cuando no lo hacen   con un demente … Su situación presente ha mejorado desde hace unos meses con un empleo, y va a empezar a cursar unos estudios en el grado superior de paisajismo y desarrollo rural, aunque su  futuro  amenaza con cárceles , torturas, incluso una muerte anunciada como la de novela de Darío Fo, muerte accidental de un anarquista.

Esta historia de represión,  aunque tiene muchos ingrediente para hacerse universal , desgraciadamente no transciende más que a un pequeño número de personas.

****

 

Comunicado de trabajo con el grupo que recoge firmas para que retiren los cargos la protectora de animales Aspac. Se reflexiona en ocasiones en algún encuentro en grupo, y otras  por las redes sociales  sobre el caso intentando recomponer  este trágico  puzzle que ha herido y amenaza con  acabar con la vida de un ser humano roto,  aniquilado, arruinado  por los poderes un sistema cada vez más astuto, invisible, etéreo, incomprensible  en sus fines represivos, de control y vigilancia. Ángel es uno de tantos, otros más vendrán.

Nadie puede sentirse a salvo.

Ángel en su casa por vídeo conferencia con un bote de pintura en las manos. En su rostro frente la pared amarilla , aún se reflejan  tibias esperanzas que puede sostener el rostros  de los afligidos.  Sus hemisferios cerebrales  conviven  divididos en su proceso judicial , con los destinados a las tareas de una mente normal.  Unas neuronas se encargan de analizar la lógica y alcance  de las amenazas en la sombra desde el poder, otras controlar  unas emociones de amargos recuerdos por todo lo sufrido, y parte de las neuronas libres que le quedan  se ocupan de sus estudios de jardinería, de las tareas de su trabajo, del presupuesto para pasar el mes, incluso un día se ocuparon en entretenidos pensamientos utópicos sobre  que sentiría siendo feliz una sola hora en este mundo. Su voz vibra elevándose sobre la decepción de un mundo retorcido y corrupto de una sociedad llevada a la indecencia y la más absoluta indiferencia de las cuestiones sociales, o por volver a encontrar los  anhelos perdidos del hombre de alcanzar  la igualdad, la libertad, y la fraternidad.

Hola camaradas del grupo, aquí estoy pesando en pintar mi casa para dar unas pinceladas de esperanza a mí vida, porque  aún hay vida dentro,  hay esperanza en estas paredes. Y para pintar hay que empapelar el suelo, y nada mejor que utilizar para pintar estas paredes que la prensa mancillando mi nombre, los autos judicial donde se me deshumaniza completamente para justificar su odio contra mí. Según el diario mediterráneo, levante,  y sobretodo el programa de televisión espejo publico, para ellos “ no pertenezco al reino de la humanidad” Así se lo dicen a sus lectores. La conclusión es sencilla,  de este modo, con esta técnica de la manipulación llamada deshumanización,   ante la opinión pública del reino de España, se me puede humillar, torturar y encerrar cuanto más años mejor, porque al fin y al cabo, se elimina de la sociedad a una alimaña,  no a un verdadero, autentico,  ser humano dotado de sentimientos, imaginación, y pensamientos. Ni los nazis mancillaron tanto a los judíos para hacer apología de su genocidio, como a mí la prensa y espejo público. Sobrecoge el color que han tomado unos escritos satíricos. El  precio que estoy pagado desde hace años y años , y cuyo coste no para de subir, como el precio de la vida o los recortes del estado, cada año más grandes. Al precio de vivir en una casa que se me cae encima, a los años y años de hambre,  de exclusión social, de  difamaciones sobre mi persona. Abrir la puerta,  salir a la calle, y  tener que volver  como los travestis en la España de Franco, porque me esperaban en la esquina para pegarme.  Suma y sigue cuando empezaba a olvidarse esto,  4 años de prisión y 14. 400 euros de multa,

¡para que no me siga quejando contra el sistema!

Ángel señala a la cámara los dedos de las manos con la cifra 4. La cámara ni parpadea, permanece indiferente. Ángel lo nota y baja el tono de la voz mirando a su alrededor tiene como última esperanza en su tiempo libre, el reto,  la tarea de levantar de nuevo esa casa. Pero ya no depende de él . El destino de su vida lo controlan desde que escribió con el estómago vacío algo que empacho a los que tenían el estómago lleno. Ángel ha descubierto que la crítica  social la hacen catedráticos , politicones como los podemitas, y la cultura tiene el canon del bachiller de los Unamunos, hombres serios y sin faltas de ortografía con grandes títulos universitarios que conocen la miseria del pueblo, y sus escritos de santos y buenos ennoblecen el espíritu crítico de las autoridades sobre la gente de la calle y las esquinas. El obrero, el lumpen no hace cultura. Las redes social, el engaño del siglo XXI. Las que anunciaban:

hágase usted un artista, hable por las redes sociales. Todo el mundo tiene derecho a expresarse. Quéjese del gobierno. Cuéntenos que piensa usted. Hágalo sin miedo.

 

Ángel da unos pasos junto la pared. Hay una estantería llena de libros. Están desordenados. Pasa la mano por uno. Poesía completas de Miguel Hernández. Vuelve a hablar ante la cámara.

 

Y que mejor forma que  para darle sentido  a mi historia, que viajar a través del tiempo para acercarnos a Miguel Hernández y a Serrat  deconstruyendo: “ canción última” ,  un grito desesperado de quien ya lo ha perdido todo . Quisiera hacerlo con mi banda, al ukelele y a la batería, pero cambiando el foco de la escena. Perdonar que divague, pero creo que tiene que ver también esto con la petición de firmas. Ya que al pedir las firmas se debe explicar para el firmante, que me ha pasado para que firme. Debe conocer al personaje, debe meterse en mi casa. Cenar conmigo en la última cena, y llorar cuando me crucifiquen porque no resucitaré a los tres días, ni dentro de tres meses, sino dentro de 4 años y un día.

Ahora Ángel se centra en canción última. Su mente  se ha vuelto al arte no es delito.

Empieza a imaginar la deconstrucción.

En nuestra canción última tenemos a un hombre de la calle, Ángel Blasco,  ha perdido las esperanzas en la sociedad que debe negarse a aceptar sus cadenas, y grita a amnistía internacional, a Sos racismo, al tribunal de derechos humanos de Estrasburgo, a Podemos Som la Vall, a Izquierda Unida, CC.OO, UGT…

Activismo, progresismo: ¿ por qué me has abandonado?

Está acusado injustamente  de casi todo lo que se pueda acusar a alguien, tan solo por escribir sátiras. Algo muy de moda en el estado Español, en este estado distópico, real,  líquido y cambiante a toda hora en el que vivimos. EL personaje de nuestra canción última , Ángel, es un hombre que malvive desde hace años, y no se resigna. Pasa  largos periodos  de necesidades. Entre dos períodos  dividiremos en nuestra canción última, así como en dos planos, uno real y otro distopico.  En el primer período de la canción, es el obrero que no consigue encontrar trabajo, ni terminar sus estudios universitarios , primero por la crisis, hay millones de personas en paro. Manifestaciones en las calles, palos de la policía. Del 2008 al 2013 Ángel solo recuerda pitidos de manifestantes, la gente en las plazas, insultos a los políticos, cargas policiales, el golpear de las cacerolas delante del cordón de policías a caballo en el congreso.

“El pan nuestro de cada día,  dánoslo hoy”

Participa en las asambleas de parados, el obrero se va haciendo poeta y escribe sobre ellas “el romancero del tiempo perdido”.

Entre tanto el tiempo pasa, la vida es pasar, “pasar haciendo caminos hacia el mar”

y no consigue terminar sus estudios universitarios, tanto por falta de dinero, como por el tiempo que dedica a escribir de como pierden el tiempo los anarquistas y el 15-M. Sus audiencias en su blog  no  paran de subir con cada crítica, cada vez más acida, sus notas caen en picado como su dinero. Sus episodios nacionales se hacen famosos dentro del ambiente alternativo de los facebook de Castellón, así como en youtube su personaje principal, el esperpéntico  Angelillo de Uixó, un personaje narrador , verdadero anti héroe, con el que ensaya sus escritos  por vídeo. Ángel escribe como eremita anarquista que causa risas alternativas, y chirriar de dientes entre la gente seria, hasta que es detenido en el 2013. Su edificio cultural es derribado. Su circunstancia y él pasan a vivir  entre sus propios  huesos y ropa sucia llena de piojos. La ruina económica es total, la mancha de su alma lo ahoga en un dolor al que se aferra como tabla de salvación. Sustituye las ganas de vivir, por las ganas de sufrir para adaptarse a sus nuevas circunstancias. . EL mundo es dolor- llega a está máxima. y conforme el resto de desempleados vuelven a rehacer su vida, él queda arrinconado como un escarabacho kafkiano.   Su carne en muchas ocasiones carece   de bienes materiales para sustentarla. Llegando a pasar de pesar 74 kilos en el 2013, año de la detención , a 65 kilos en el año 2015. Uno de los años más duros para Ángel donde hasta se le niegan  las ayudas sociales más básicas. Las que no niegan a nadie, siendo pionero en no recibirlas, violando las instituciones sus propias leyes. Llega  a tener un aspecto de viejo y demacrado que asombra al repasar la fotos, en ellas se puede ver como lo van matando de hambre, y como sujeta entre sus huesosos dedos cartelitos para sus blog de activismo social, con las palabras  de la indignación y contra el poder

“ soy español y comunista no me dan de comer en Vall d´Uixó el PP, y a los moros si”. Su grito desesperado al dolor, un canto a la movilización obrera “ las nanas de las acelgas”  recibe la indiferencia  del sistema y cae en el olvido como sus blog y sus vídeos. Hasta por un perro hambriento hace más la sociedad que por una persona. Brutus el perro abandonado de facebook recauda miles de euros en un día  para un protectora, mientras hay gente pasando hambre en su pueblo.

En el 2016, 2017, 2018, ya ha aprendido a vivir con el hambre, con su nombre mancillado, y sin derechos humanos. Por su lado pasan los coches y le escupen o le tiran piedras como un animal desde texas  para que se aleje de esa calle.  Unas veces come raíces, otras hojas de acelgas de su huerto que son su alimento, pero paradójicamente , aún así mantiene la mente clara y consciente a base de sopas de agua para ridiculizar a una sociedad corrupta. un verdadero milagro de resistencia a la desesperación a la que canta hasta llegar a este momento, año 2019, con un peso de nuevo de 75 kilos, la masa muscular reconstituida, no así como su dignidad ni sus derechos humanos, y en plena  recta final , cuando lo quieren rematar ante de que llegue a saborear el postre de la vida, porque ya ha perdido los entrantes de la juventud , y la comida de la madurez tranquila. Ahora se lo llevan a  prisión por escribir, acusado por cosas tan ridículas como escribir a Bin Laden una carta en el 2011 después de muerto. Carta que no llego al cielo, ni tuvo respuesta del fallecido. Y otras lindezas que es vergonzoso de contar para alguien que es referencia en la defensa animal, la agricultura ecológica,  y el medio ambiente. El terror de las motos de trial, los cazadores, los taurinos, es acusado para que estos se rían de él,  mágicamente  de maltrato animal, daños a la fauna y al medio ambiente por Aspac.

Ángel hace un silencio. Relaja la voz y vuelve al poema.

En nuestra canción última, cuyo protagonista es ese hombre de la calle que transciende a poeta a través de un camino de persecución  y dolor. En este punto cambia el tono de la canción. En la primera parte que acabamos de contar es todo  real, biográfico y con pruebas empíricas. Hay dos tiempos, dos cronologías, el primero el joven obrero universitario  con proyectos de vida, comprometido con la sociedad, y el segundo tempo,  tras la detención, ángel pasa a vivir en resistencia mientras van pasando los años y pierde su última juventud. Ahora vamos a dar un giro diatópico y dramático.

***

Pasamos a un futuro cercano y probable. Típico de las distopias. Se ha celebrado  el juicio en el 2021,  y  han condenado  Ángel en un tribunal popular sin garantías  a 4 años de prisión. Gobierna una coalición de partidos  populistas VOXPODEMOS junto el PSOE- POPULARIS,  y Ciudadanos Verdes. Europa manda nuevos recortes, entre ellos el gasto en prisiones. España tiene a media población twitera detenida o en espera de juicio. Para solucionar esto deciden imponer la pena de muerte, pero  por motivos humanitarios únicamente se aplicará  a los presos políticos, y activistas sociales, ya que desde  la lógica económica es lo más rentable para el estado, y desde el punto de vista de la conciencia del poder, se garantiza  supervivencia del sistema eliminado la crítica. Los narcotraficantes, banqueros, corruptores de políticos  se les indulta para que generen economía.

Un agosto del año 2023, el día de los 10 años de la detención de Ángel Blasco las puertas de su celda se abren. Un funcionario junto con un sacerdote entran.

Hijo mío ¿ estás listo? Pregunta el sacerdote.

¿ para qué? Pregunta Ángel.

Para morir- responde el funcionario.

¿ es que han puesto de nuevo la pena de muerte? Asombrado y atónito tumbado en la celda de su cama les pregunta Ángel que no se lo cree.

Con un gesto el funcionario le indica que se levante y le siga. Acostumbrado a la disciplina de la cárcel sin rechistar ángel les sigue.-

El cura va rezando  por los pasillos.

Padre nuestro que estás en los cielos….

Los presos miran sin comprender y le preguntan a ángel a donde le llevan.

Este, sin creer lo que le van  a hacer les responde silbando:

Dicen que me van a matar. Tranquilos, añade a sus compañeros, que miran tras los barrotes de sus celdas:

Tantas veces me lo han dicho ya, que no me lo creo.

Ángel vuelve a su pueblo en una furgoneta desde Albocasser.

Todo el mundo sale a recibirlo.

La noticia ha causado conmoción. No se habla de otra cosa desde que se supo la noticia, el rumor pasa de boca en boca.

Van a volver a matar a una persona en la plaza.

Nadie lo cree, sobretodo porque salía la noticia  de la ejecución en directo en los informativos de la primera, en espejo público y en el ABC.

Ángel pasea esposado por el pueblo hacia la plaza de las horcas. Las campanas repican y los cernícalos sobrevuelan entre las cruces de los curas que van delante de ángel cantando felices.

. Los perros de ángel que desde que lo metieron en la cárcel los ha cuidado una protectora  también están. Salen a recibirlo locos de alegría. Ángel llora de contento al verlos. Acaricia a sus perros con ternura.

El funcionario le invita a seguir.

Entre el pasillo de gente le para un viejo compañero del trabajo.

¿ te van a matar de verdad ángel? Le pregunta Aurelio tocándole el brazo.

Que va- le dice Ángel.

Sigue caminado hasta llegar a un patíbulo. En un carafal están las autoridades vestidas de negro. Las ventanas de la plaza de las horcas están  rodeadas de banderas de España y Cristos que ondean junto las banderas de España.-

Ángel, sube, mira a su pueblo riendo. El sol le da en los ojos. Hace mucho calor. Un verdugo con una hacha está a su lado. EL filo resplandece.  Este le indica amable que ponga la cabeza en la mesa que tiene frente a él. Levanta el hacha cuando Ángel deja la cabeza sobre la mesa

Se escucha la voz de la gente:

Que diga algo antes de morir.

Las autoridades le piden al verdugo que le deje hablar.

Ángel  mirando a su pueblo, piensa que decir, vuelve a ser el poeta comprometido. El hombre que comprende el alma del pueblo. Y les canta en su canción última:

¿Pero estáis tontos o qué?

Se hace silencio y el hacha cae, la cabeza rueda al cesto, sus perros aúllan, y la gente se cabrea.

¡Nos ha llamado tontos antes de morir!

Se producen disturbios, las autoridades alarmadas porque pueda haber una sublevación tras la ejecución manda a la policía entrar dando latigazos a la gente. El pueblo prefiere los latigazos que le llamen tonto.

El hombre muere como poeta.

Llegan corriendo su grupo de apoyo.

Entran gritando a la plaza, avanzan hasta el patíbulo dando empujones como en los conciertos punkys de la Cosa Nostra:

tenemos las firmas necesarias para el indulto, paren en el nombre del Rey Felipe VI esta ejecución.

Save angelillo, Change. Org.

Angelillo de Uixó.

 

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Tengo ante mí la carta  que escribió malherido en su celda de aislamiento  el difunto Morouane Abouobaida, fallecido recientemente  en el Cies  de Zapadores, Valencia. Recordar al lector que murió como muchos  otros inmigrantes: inhumanamente . Su muerte ha sido comparable al suplicio de los animales, y  se encuadra dentro de un plan genocida aprobado con leyes estatales para proteger las ganancias del capitalismo con chivos expiatorios.

Esta carta publicada recientemente corre peligro  de ser destruida por la ley mordaza, o de ser sometida a un montaje grotesco , indigno  e infrahumano   por parte de la prensa, los jueces , la policía,  o incluso todos ellos juntos actuando como una célula maligna  de control, desinformación y terror dentro del seno de una sociedad que atormentan con mentiras, injusticias, torturas… y mil cosas más que dan nauseas al saberlas hasta de vivir . Horroriza e inquieta  pensar que haya gente así, y a la que encima se les paga el sueldo todos los meses para que nos informen, nos protejan y hagan justicia.

En esta carta  lo primero que debe llamar la atención es que son las ultimas palabras de un ser humano dotado de sentimientos y de  inteligencia, ya que aprendió a escribir   castellano en poco tiempo. Tengamos en cuenta de que era marroquí. También demuestra al escribir la carta su alto grado de comprensión a las  normas del Cies, y su educación, ya que pide por favor que le atiendan estando  en una celda de castigo que es una verdadera tortura.

¿ Por qué no tuvo valor informativo para el director  del Cies?

Es posible de que el director  estuviera cegado como mucha gente de nuestra sociedad por un  odio racista, su  ego intelectual,  y  las dictaduras que ejercen las personalidades de  ciertos sujetos sobre su pensamiento que los hace irreflexivos.

La  inhumana muerte de Morouane Abouobaida  va a ser metida  en un cajón  al igual que  su carta para olvidar el fallo en el sistema Si nos apartamos de este espejo que nos muestra un sistema humano que vela por las personas, una  justicia que es igual para todos,  libre ( por supuesto ) de persecución por motivos de raza, religión o ideología, y con una prensa libre  que informa para una sociedad  crítica, extrañara a los que viven mirando el espejo que no    tenga palabras para condenar tanta violencia e impunidad por parte de los que la ejercen.  Me asombra de que gocen de tanta impunidad y de ese grado de violencia que se ejerce ante una mayoría social que repudia la violencia y la impunidad de los poderes que la ejercen.

Por eso no debe quedar sin condena la impunidad del odio del poder y señalar su maldito espejo distópico donde vive el poder. Esperemos que la carta de Morouane Abouobaida, las fotos con su cara llena de golpes, su muerte brutal, sirva para romper este espejo negro y salga toda la porquería que hay dentro de su apariencia que no es sincera.

Angelillo de Uixó

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.