Archive for February, 2015

La explosión burguesa de las peñas en fiestas.

no hay nada de tradición en las peñas en fiestas, ni de subversivo, por lo tanto es un acto de aopoyo burgués

no hay nada de tradición en las peñas en fiestas, ni de subversivo, por lo tanto es un acto de apoyo  burgués

En contestación a un comentario de Dario a través facebook sobre mi anterior publicación sobre las peñas en fiestas siendo esta una continuación a folklorefilia.
I. Folclorefilia.

de espaldas a los oprimidos, a los hambrientos, a lo tradicional y lo transgresor

de espaldas a los oprimidos, a los hambrientos, a lo tradicional y lo transgresor

No hay nada que huela a verdadera a tradición dórica a la que unirnos , es decir hueso seco milenario espartano que nos haga fuertes, o a algo místico poético envuelto en mil velos femeninos claros y secretos de los que tirar bajo los espejos del cielo a lo que bendecir , ni a algo subversivo que nos haga unirnos saliendo de las cloacas a las barricadas para tomar junto a ellos el poder con bailes, flores, panderetas… en los actos de gallinero con cánticos de gallitos indisciplinados que se suceden en la plaza del mercado de vall d”uixó, un tal día cómo hoy, en Vall d´Uixó, por motivo de las peñas en fiestas.
Por lo tanto solo queda dar le una explicación lógico incendiaría a la fotografía que expongo:
personas jóvenes borrachas, drogadas, de clase baja con música muy fuerte y violenta bailando en la plaza del mercado de vall d”uixó, molestando desde la madrugada a los que buscando el clasicismo estudiaban en la biblioteca, y amenazando a atemorizados vecinos ancianos de que van a estar de fiesta hasta la 7 de la madrugada con la ayuda de la policía si alguien  molesta.
Deducción:

Es una explosión de apoyo a la clase burguesa.

¿ Cómo se ha llegado a esto?

Con el relajamiento de la verdadera tradición, del principio de la autoridad, conduciendo a la juventud a no ser rebelde, e invirtiendo los valores morales que antes eran malos, por otros que dan asco.

Por eso declaro abolidas las fiestas de vall d”uixó desde este instante en que lo pienso.
Actúo después de reflexionar.
Y acuso de desacato a mi autoridad antiburguesa a quien las celebre.
Señalo a las fiestas en peñas de apología de la plutocracia y los caciques.
Auxilio de un Ayuntamiento de vall d”uixó antitradicional en el sentido estricto del termino. Lo que yo llamo verdadera tradición enraíza al pueblo con la aristocracia, la obediencia, la fidelidad, el trabajo de la agricultura y la epopeya morisca.
Lo que acabo de decir puede ser sospecho.
Ahora diré otra cosa más sospechosa:

hay que empezar de nuevo.
hasta ahora lo hemos hecho todo muy mal.

una chicas estaban buscando en la basura mientras se celebran las peñas en fiesta en la otra esquina

una chicas estaban buscando en la basura mientras se celebran las peñas en fiesta en la otra esquina

Atentamente me despido después de pararme ante un contenedor de basura en la esquina de atrás de la plaza del mercado, y mandar hacerme una foto a una de las tres bellas flores rumanas que removían con una sonrisa de fortuna sus manos dentro de un contenedor de basura donde alguien había tirado con desprecio cientos de prenda de ropa en buen uso.
Vuestro:
Bello y líder,
poeta y dictador.
Amante de la fiesta y su fustigador.
A Dario.
Angelillo de Uixó.

La explosión burguesa de las peñas en fiestas. by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en angelillo201.wordpress.com.

Advertisements

A cabalgar el tigre del circo.

hay que volver a cabalgar el tigre.

hay que volver a cabalgar el tigre.

El tigre es el contrario del hombre que habita en el, y se abre paso en las tinieblas de los corazones a través de las heridas para salir al exterior y lanzarse cómo ideal sobre otros hombres.

El tigre es un espectáculo de circo que da risa y espanto.
Tiene el tigre las garras desgatadas de los años de civilización, y la mirada perdida en la selva diciendo cómo Joseph Conrad:

El horror, el horror, el horror, soy yo.
y mis leyes son inflexibles.
Rauggg, raugggg, rauggggg.

La publicidad del tigre en manos de la prensa causa terror supersticioso entre el pueblo.

un pueblo que pasa hambre y se rie de la miseria de sus vecinos: el tigre.

un pueblo que pasa hambre y se rie de la miseria de sus vecinos: el tigre.

Lo pasean de una cadena los trabajadores del circo para recaudar en las casa pobres el pan, amenazando con soltar al tigre si no lo hacen.
Luego el tigre se esconde entre risas en las ricas haciendas donde descansa cómo un gato mostrando sin vergüenza todo el poder de su naturaleza desnuda:

Crueldad, sadismo, estupidez, lujuria, ruidos ensordecedores de rugidos.

Su pelaje marchito de color amarillo y rojo está desgarrado y lleno lleno de piojos.
Hay que cabalgar al tigre sin miedo.
y hacer una alfombra con el.

dentro de ellos habita el tigre, y la selva: su zarpazo el mortal.

dentro de ellos habita el tigre, y la selva: su zarpazo el mortal.

Angelillo de Uixó.
A cabalgar el tigre del circo. by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en angelillo201.wordpress.com.

Foclorefilia y el monstruo de folkloreinstein.

Represente de la cultura valenciana

Represente de la cultura valenciana

diario del doctor folklorestien hallado en un registro policial de la sede del partido popular valenciano:

hace años pensé consagrarme a los estudios valencianos, y crear un nuevo ser, dar vida a una nueva criatura humana incapaz de mirarse para dentro, y al a vez… incapaz de mirar para fuera, hacia de sus propias condiciones de conservación. Para hacer esta criatura desolada sería necesario implantarle el cerebro de un cocainomano. Mi criatura sería el portador de una naturaleza frágil, débil, que solo fuera capaz de dar pasos junto a sus semejantes siguiendo cualquier himno nacional o reyezuelo del pasado.
caminaría la kriatura junto a sus semejantes, en las procesiones a la virgen de los desamparados, en las romerías de rocieros, en los tablados de cante jondo de la nueva cultura valenciana.
Su cuerpo estaría cubierto por fuera cómo su mente por dentro: de retales desgarrados de trajes de luces, anuncios de burdeles , y tendría inoculado el condicionamiento reflejo a la adición a la suerte, al juego, a la fiesta, a la paella.
Mi Kreación sería ante todo un caballero dedicado a la defensa de la sociedad burguesa representada en sus clases medias.
Un ser unilateral.
el monstruo de folkloreinstein,

interpolación del caloret de Rita barberá

( pausa en el diario, acotado extrañamente está palabra “propiedad”  en los margenes del papel, donde hay dibujos marginales de bolsas de dinero. El policía nacional saca una foto de los rincones sucios del diario, y prosigue leyendo aterrado)

posible tarado de  folclorefilia. Remedio: dejar el cargo publico.

posible tarado de folclorefilia. Remedio: dejar el cargo publico.

Un ser tan anormal y psicótico que no le temblará el pulso cuando se hallara ante una niña ciega musulmana recogiendo flores dentro de su propiedad y la arrojara a un pozo privatizado, repleto de calaveras de moriscos.
Solo así, solo la kriatura evitará una nueva Argelia en las tierras valencianas.
Y al grito de:

Horchata. horchata. horchata.
paella, paella, paella,
naranja, naranja, naranja,
La kriatura se le llenará la boca de la dulzura de patriotismo simplificados.
Nada de sentido común, ni diatribas dialécticas, hay que proclamar la folklorofilia cómo garante de la salvación nacional y personal, y eso solo se puede hacer a través de la kreación de nuevos seres que canten a la estupidez de la clase burguesa, y a la incompetencia para reclamar de los pedantes doctos de la izquierda convertidos en: Kobardes.
Para la creación de este ser necesitamos el arte de los periodistas, la crueldad y sangre fría de los jueces, la complicidad espía de la policía, y hacer un muelle elástico de la oposición sobre el que tirarnos.
Angelillo de Uixó

Foclorefilia y el monstruo de flokloreinstein. by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en angelillo201.wordpress.com.

Open semen Kastellón

los jesuitas del mediterráneo nos aconsejan no  masturbarnos

los jesuitas del mediterráneo nos aconsejan no masturbarnos

Beatos redactores del mediterráneo,
locos por publicar parábolas evangélicas del asco, de la marginación, del terrorismo, de los antisistemas, de los borrachos, de los pobres que no trabajan.
Para convertirse en santos arqueros flechadores de la conducta que atraviesa a aquellos que tuvieron visiones de la vida en marte y se arrojaron desesperados por las ventanas de sus casas.
No han visto en el parque a los mendigos sucumbir a la vergüenza.
Ni han escuchado los gritos de dolor de una persona torturada por la policía por ir contra corriente en un teatro.
No le han dado categoría de noticia a un joven desplomado de hambre en un parque.

Han llamado terroristas de Mahoma y de ETA a aquellos que lucharon por sus casas a los que sacaba el banco por la fuerza.
Han pedido que se ingrese en manicomios y que se les extirpe la amígdala a aquellos super-radicales que dijeron que Stalin era un hombre bueno.

tras soportar la noticia del asco que les da un chico que se masturba, esto nos ofrece el periódico.

tras soportar la noticia del asco que les da un chico que se masturba, esto nos ofrece el periódico.

Han creado un grupo de WhatsApp de hombres y mujeres perfectamente depilados, estéticamente correctos, que ante la burla de un pene erecto en una cabina de estética se sienten heridos, traspasados, ridiculizados y aterrorizados cómo si una bella mujer que trabaja en un salón de estética le saliera un bigote.
Su voz se ha escuchado.
Por eso hay que llamarles asquerosos y repugnantes, por qué al final del periódico nos ponemos muy cachondos con sus anuncios de putas:
A todo vicio.
Oferta, orgía a 20 euros.
Angelillo de Uixó.-

Open semen Kastellón by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en angelillo201.wordpress.com.

Antropología de Pamela Anderson o el rostro de la justicia.

epidérmica, creída, pija, sin poder aguantar el asco: así es la justicia

epidérmica, creída, pija, sin poder aguantar el asco: así es la justicia

Estas memorias están basada en los recuerdos reales de la subida de un preso del calabozo al tribunal.

solo vi pobres a mi alrededor en el banquillo, tarados de cojones, subnormales vendidos

solo vi pobres a mi alrededor en el banquillo, tarados de cojones, subnormales vendidos

Recuerdo la oscuridad del calabozo en la que vivía y en la que me había quedado ciego, la irrupción de la luz  fue cómo un diamante brillante, de repente aquel sucio lugar de castigo tenía el valor de un tesoro inmenso, donde yo desolado me recogía. Me lleno la luz de melancolía cuando abrieron la puerta unos policías entre risas y comentario cachondos mientras metían a un hombre detenido vestido en ropa interior de mujer, y me sacaban a mi para llevarme ante el tribunal de justicia en el piso de arriba.
Subiendo las escaleras de mármol sentía a través de los sonidos de mis pasos, cientos y cientos de sentencias.
Reflexionaba sobre cómo sería el rostro de la justicia a la que me enfrentaría.
Lo primero que percibí ante ella, es que no que le gustaba verme allí , no por quererme y no verme en tan mal trance, si no por considerarme algo feo, asqueroso a su juicio.

muertos huyendo
A mi alrededor había todo tipo de feos, gente que parecían calaveras. Todo un carnaval de mellados, calvos, gordos, tullidos, mal nutridos, tanto que se retorcían de hambre y sed, indiferentes a su suerte. Para ellos la suerte no existía   esperando terminar de morir en esos banquillos.
Recuerdo que mire atentamente los rostros morenos, aceitunados, negros de  ellos. Poseían un aire  indolente de idiotas atados cómo animales a los bancos, con policías a sus costados.
A la justicia no le gustaba el tufo que desprendían, y se tapaba la nariz para no olerlos. Se cubría los ojos para no verlos, al igual que los oídos para no escucharlos, y por tanto minusvalorar al final los sacrificaba cómo se hace con cucarachas en una celda de castigo hasta que los presos se vuelven locos.

pamela II
locos,
locos,
locos.
Locos eternos
locos de atar,
locos hasta el final.
locos revisables a perpetuidad.
Angelillo de Uixó.

pamlea

Antropología de Pamela Anderson o el rostro de la justicia. by Ángel Blasco Giménez is licensed under aCreative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en angelillo201.wordpress.com.
Puede hallar permisos más allá de los concedidos con esta licencia en wwwalgarabia.blogspot.com