Archive for the ‘pijos’ Category

 

DSC00595

Ésta es la parábola del día de hoy. La del perro abandonado que  aparece todos los días en mi habitación a primera hora de la mañana mientras duermo.  Lo recogió una chica ( a la que llamaremos para preservar su anonimato Señorita X) hace unos días. La señorita X  por edad, ingresos, vivienda… no puede adoptarlo, pero tampoco quería verlo abandonado. Así que lo llamó con gesto y el animal se acercó lamiendo sus manos. Entonces fue con él y lo entregó a las autoridades. Estas al verla con el perrillo inofensivo entre sus brazos, pues se trataba de una perrita de un tamaño menor que un conejo, le dijeron que se lo quedara ella. La señorita X un poco disgustada, les dijo a la policía que ella que no podía llevarlo donde vivía que no era su casa, sino la de su tía que por motivos de estudios le permitía vivir allí libre de cualquier pago. Entonces la policía haciéndose cargo le aconsejaron que lo pusiera en las redes sociales  al animal.

La señorita X fue con su perrita entre sus brazos sin que parara  de ladrar alegre y despertar la simpatía de la gente.

¿ Qué perrita más bonita tienes?

La quieres me la he encontrado.

La gente con pena le contestaba.

Ojalá pudiera tenerla chica, pero en casa no nos podemos permitir tener un perro, ni aunque sea pequeño.

La señorita X, ni la policía, ni siquiera esas personas amables que no tenían dinero para tener un pequeño perro sabían, ni podían adivinar que del mismo que nadie se hacia cargo de esa perrita perdida, abandonada, lo mismo pasa en  servicios sociales con las personas, sobre con todo las más abandonadas. Esta son las que llegan perdidas de otro lugar a este pueblo. Se me olvidaba, se trata de vall d´Uixó,. Se trata de gente sin hogar, y sin comida. Hace poco, pude ver una caravana de rumanos gitanos que dormían en un furgoneta. Estaban siempre en la fuente donde cojo agua para mi huerto. Había hasta bebes llenos de granos rojos llorando todo el día. A esta gente los servicios sociales les suelen decir que se vayan a cáritas o a otro pueblo a probar fortuna. Incluso les pagan el billete para irse a Moncofar.

( Moncofar el pueblo de al lado  que les paga el billete de vuelta a Vall d´Uixó)

Generalmente, en servicios sociales abandonan a la gente a su suerte siempre que no sea peligrosa. En situaciones normales, donde no hay peligro aunque se necesite que actúe la policía, o los servicios sociales:
nunca lo hacen.
dejan pasar las cosas, o directamente las empeoran. Reciben ordenes para que sea así.
¿cuándo actúa la policía en el caso de un perro abandonado?
cuando el animal se ha hecho peligroso, entonces le pegan cuatro tiros en el vientre.
¿ Cuándo actúan con un necesitado las autoridades ?, cuando se ha hecho peligrosa esta persona y ha robado en mercadona. Entonces primero le pegan una paliza, y luego se los llevan a prisión si tiene hueco en la cárcel. A veces los dejan sueltos después de robar tras pagarles un billete a Moncofar, con una lista de direcciones de supermecados.  .
II.

volvemos a repetir está parábola en el día de hoy

Suena el despertador .Una pequeña perrita que forma una bolita de lana surge  sobre el vientre de un hombre. Ladra junto sus labios nerviosa con ganas de salir a la calle. EL hombre abre los ojos y le pregunta al animal susurrando.

¿ sigues aquí? Como ayer. Parecen que todos los días son iguales desde hace una semana.

El animal lo mira con sus ojillos redondos y tristes , le lame la cara diciendo que si.

El hombre la aparta con delicadeza . Deja la perrita  en el suelo encaminándose hacia la cocina. La perrita,  cuyo pelo parece lana de estropajo que se arrastra con unas patas  le  sigue feliz y orgullosa de seguir al amo mostrando sus pequeños colmillos que sobresalen de la boca.

Suena el teléfono móvil del hombre. La llamada se produce a la misma hora como desde hace una semana.  El mismo número y la misma voz  la voz ronroneante de una chica repitiendo la misma historia .

¿ Buenos días Ángel, como está la perrita?

EL hombre a la perra como el día anterior. Ve ese estropajo que le clava sus ojos redondos con la lengua fuera moviendo el rabo como si adivinara que hablan de ella.

está igual que ayer , se podría decir que bien. ¿ vas a venir hoy a por ella?

Lo siento, ahora tengo salir al trabajo. Hablé con mi jefe , me dijo que no podía llevarla a la oficina. Y mi tía… ya sabes…no me deja. yo me llevaría a casa como acordamos cuando te la deje para que me la cuidaras un momento. Pensé que la podría convencer. No quiere ni oír hablar de la perra. He rogado, he suplicado, le he explicado a mi tía que la policía me dijo que no podían recogerla  y que la tuviera yo. También le he explicado , incluso hoy de nuevo  por enésima vez ,que he tenido que ir  dejando la perrita a diferentes personas por las noches en sus casas y durante las horas de trabajo,   y que por las tardes al salir del trabajo la recojo y vagabundeamos por las calles juntas  buscando  un hogar.  Y que me han salido verdaderos lobos con perversas intenciones. Cuando veo a la policía, voy hacia ellos con la perra , y se van corriendo de mi como si la perrita o yo les fuera a morder.Pero mi tía persiste: perra no. En contra de todo lo que me explica mi tía sobre moral de cristiana  y de no molestar al prójimo , ni vagabundear por las calles.

El hombre escuchando da la razón con la cabeza a la señorita X.

He vivido estoque dices  muchas veces. Más de 12 veces he ido a entregar un perro que me he encontrado a la policía. Y me han dicho  que no pueden hacer nada, que lo tenga yo en  mi casa. Otra cosa sería si mordiera. La policía solo se preocupa o tiene interés cuando algo es peligrosos. Su conocimiento del mundo no va más allá del peligro. Pero en situaciones normales, pasa como servicios sociales, con gente que no tiene recursos y pasa hambre, si no representan un peligro social, los mandan con sus familiares para que les den de comer, o a cáritas.  Yo una vez tenía hambre, mucha hambre, hacía dos días que no comía. Y me llevaron unos moros. Algunos son buenos ¿ sabes? pese a la fama que tienen. los moros al verme tan mal   me dijeron:

ven cristiano, te vamos a llevar a un sitio donde  te ayudaran.

Allí esos tíos me dejaron en la puerta.

hablé con una trabajadora social y me dijo:

ve a la parroquia, te darán sopa.

El peligro, la amenaza es como funciona la maquina del estado. Los tres perros que viven conmigo, esos  que viste hace una semana cuando me dejaste un momento la perrita  . Y aunque no lo creas, varias veces han venido a verlos la policía porque mis vecinos les llamaban, y les decían que eran peligrosos y tenían mucho miedo por la vida de sus hijos. ¿ comprendes lo que te quiero decir?

La señorita X empieza a ver por donde van las cosas y pregunta

Porfa,  ¿ puedes tenerla una noche más? solo será una.

El hombre suplicando:

Pero es que mis perros se pasan el día ladrando , saben que hay una perrita intrusa.

La chica susurrando

, porfa a Tenlo otra noche más.

El hombre cede, la perrita ladra:

guau, guau.

Bueno, pero de hoy no pasa. Mañana tendrás que llevarte a la perra.

Gracias.

Angelillo de Uixó. La historia está basada en hechos reales, aunque solo estuvo una noche en mi casa. finalmente la perrita se la llevo la policía a una protectora de Villa Vieja. SI alguien tiene interés en adoptarla para darle un hogar, allí la encontrará.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

Advertisements

 

Escena primera.

https://youtu.be/C9xpioHWZ7M
Salón de una casa de un agricultor. Aparatos de labranza artesanal en las esquinas. surtido de capazos, cajones con cebollas y patatas, azadas junto las estanterías. En el suelo, planteles  que aún alfombran el piso esperando ser transplantados. El sol , se cuela tibio por el ventanuco en mayo. Cantos de pájaros. Una carretilla con un saco en el centro del salón. La figura de un agricultor deambula por el salón haciendo revisión de lo que necesita para iniciar su labor en su nuevo terruño que llega casi hasta el salón. Junto la pared de la casa, un bancal seco  se extiende mirando al barrio de texas y otra casetucha. polvoriento y árido paisaje de algarrobos. En la radio están reunidas las voces de los concejales anunciando las obras municipales. Inauguración de un nuevo banco pintado, está vez con un botijo con el logo de facsa  para simbolizar que una empresa privada es la mejor gestora de los recursos naturales. En los otros bancos del paseo, en blanco, pero con un cartel según el concejal de cultura que pone:
pronto el sol y el aire.
Jornada de intensidad cultural , con actuaciones en la calle sobre el tema del agua. se pide participación ciudadana para asegurar el éxito del evento.
El agricultor ajeno a la noticia, levanta acto de defunción de su antigua y fértil huerta, asesinada al secar la charca. un hilo de agua corre del cadáver.
Bajo el saco, fauna de la charca agonizantes de San José,  intenta escapar atrapada entre cuatro paredes de hojalata de la carretilla. Del saco saltan ranas, peces, caracolas, culebras… atrapadas en los limos verdes que como un red cubre con su tela el retablo ibérico de su extinción.
La función empieza en el huerto de este agricultor, entre el maíz, crucificado entre las cañas el espantapájaros, un fantoche cuya cabeza es una calabaza llena de paja  cubierta por un sombrero, camisa que tapa una almohada, los brazos, formados ramas de la que salen de las muñecas con más paja, al igual que de sus pantalones de pana atados con una cuerda de los que también sale paja. Se descrucifica el fantoche espantapájaros tocando la flauta  y anunciando la actuación en la charca.
Entonación de su voz de ultratumba poética esperpéntica:
El  agua está quieta en la cultura dentro de una castañuela.
La están buscando en la calle los actores haciendo sonar sus remanso en las escaleras.
Voces de cañas y nubes silban dulces melodías que atraen a la gente que acude con árboles entre algodones.
Una mujer desnuda hace del agua agitando sus pechos.
Danza llena de amor y ternura
La flora y la fauna del agua tiembla martirizada en tierra.
Bajo las algas secas se enredan las culebras del agua entre las hierbas.
En las piedras luchan las colas de los peces su última batalla.
Bajo la corteza se disecan las caracolas.
Escena segunda.

https://youtu.be/yAKjx-OTeRs
El limo verde, para retener la humedad, es colocado por el agricultor entre los tallos de las tomateras que se enredan como una serpiente entra las cañas trepando en el bancal del secano.
Las avispas atraídas por el olor orgánico de los limos bajan a devorarlo.
En un bote de vuelta a la charca es llevada una culebra, parte de la fauna atrapada por el agricultor, para ser liberada. Las cabezas reclinadas desde el puente de San José meditan sobre el paisaje. Un breve destello de espejo formado por un dedo de agua como un ojo que llora rodeado de verdes limos de muerte refleja a dos jubilados.
Mira Mariano, la charca se está secando.
Habrán pinchado la tela Agustín, para que el agua se vaya y no nos piquen los mosquitos.
Pues muy bien que han hecho Mariano.
El agricultor pasa bajo las cráneos y se sitúa en el centro de los arcos.
allí se produce la despedida y liberación de estos animalitos de la exclusión.

aquí te dejo Eva, no se si te libero o te encarcelo. aquí te rapté sin darme cuenta. hemos pasado la noche juntos. No es la primera vez que duermo con una serpiente.  ya sabes donde vivo.
Inclinando el bote,  Eva se desliza sinuosa resbalando lentamente por las paredes, disfrutando con su contoneo, se va metiendo poco a poco entre la densa agua espesa por los limos. EL agricultor se va, pero antes nota como vuelve a salir la cabeza de Eva, que se queda mirándolo.
Entre los limos se sujeta la cabeza de Eva con el cuerpo sumergido, escuchando el eco de los pasos del agricultor, las voces de la gente que se asoma por el puente.
Ruido de coches, ladridos de perros, maullidos de gato, música de altavoces, voces de niños, petardos, cohetes….
La escena se va cerrando entre un zumbido de moscas que bajan al charco.
Angelillo de Uixó.
Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

cimg0007

 

 

Advertencia del autor.

 

Historia novedosa, aunque algún lector culto y progresista piense que sea robada la idea de un wasaps ibérico ya rodado. Se basa en hechos reales, estando a la escucha este humilde autor con cafetín de 40 céntimos de la máquina expendedora del fino ayuntamiento de la ciudad educadora de vall d´uixo en mano, rodeado de pájaros competidores, aderezados todos ellos con la misma hoja blanca en las garras. En espera de ver si se rompía el huevo de la lotería nacional de un mes de trabajo. Los había que habían endulzado el camino a  la entrevista a la camarilla progresista de la agencia de colocación con la cantinela plus ultra estoy muy necesitado, y otros ilusos que pecaban de inocencia. Como la Chelo Grande, protagonista de esta historia que nunca leerá por no saber.

I.

Que la Chelo Grande estuviera en el ayuntamiento de Vall d´Uixo tatareando una canción en el mostrador esperando una respuesta a una conversación que se traía con el primer funcionario del cuerpo del sellado, se debía a que era el funcionario un hombre progresista, humanitario y educado que intentaba interceder por la situación antediluviana de la Chelo Grande, a Doña Rogelia del ADL, que es como les gustaba en el pueblo abreviar Agencia de desarrollo local. Nido tradicional de listas negras de lo más macabras a favor de la casta regente socialista o pepera. De tufillo populista se debía que la Chelo Grande estuviera en el ayuntamiento de Vall d´Uixo tatareando una canción en el mostrador esperando una respuesta. Y era esto porque Doña Remedios, la alcaldesa, de mentalidad progresista, enemiga de la incultura y la barbarie que reinaba en el pueblo con más desafectos de los libros del continente europeo , y con el mayor indice de analfabetismo del reino de las escuálidas Españas , superando el municipio a la media de las tierras del califato socialista andaluz de la Mega Omeya Susana. Por ello había prometido dar en el cortijo de Uixó, un mes de trabajo de paja a los más asquerosos o menesterosos del pueblo, pues no se sabía muy bien como calificar la pobreza en España, si con arcadas, o con adjetivos calificativos.

La Chelo Grande era todo ver, oír, callar, nerviosa como una mocosa que es como a sus casi sesenta años, a lo que le habían reducido. Por eso tatareaba una canción porque había oído decir que el que canta su mal espanta. El funcionario colgó el teléfono descontento y miró a la Chelo Grande. La entendía , y entendía también a Doña Rogelia. Realmente era un funcionario capacitado y todo lo entendía, por eso era progresista y liberal. Hizo el buen hombre un último esfuerzo para espabilar a la Chelo Grande.

¿ Y no puede ir usted antes del viernes a Asturias a que le firmen un certificado escolar?

 

Solo con eso se puede trabajar. Estos no son tiempos de los santo inocentes, la gente necesita un certificado escolar. Este ayuntamiento tiene el noble propósito de ilustrar a los desilustrados.

 

La Chelo Grande sonreía mostrando sus duros ajos azules con ironía de santa, pues era de los más espabilada. Más de lo que pudiera parecer hoy en día, época de cuerpos que han crecido para el disfrute de la revolución sexual, y se han formado para la vagancia vigilada, llamado ocio por el fascista progresista que busca el control del pensamiento, y el control de los cuerpos diseminados en jardines, centros de cultura, programas educadores, gimnasios, salones de baile…

La Chelo Grande, vetusto anacronismo de figura humilde, pequeña, sencilla, austera, eco de lejanas generaciones , casi medievales en esa Asturias aldeana en la que nació en los últimos cincuenta , estaba allí plantada, resistiendo sola, sin trabajo, ni prestaciones, y sin complejos. Pedía que le explicarán que necesitaba para entrar a un puesto de trabajo de paja, de ver, oír y callar al populacho.

La Chelo Grande habló un segundo antes de irse, pero nadie la escuchaba más que el que estaba a su lado atento con un cafetin en las manos gritando para sí por estar un policía local en la puerta:

Válgeme hoy los santos inocentes para relatar este breve encuentro con la cal nacional de cada día. Las bodegas de este ayuntamiento están llenas de sacos de cal viva.

 

La chelo grande habló un segundo apartándose, como quien habla con Dios.

 

¿ Qué estudios quiere que tenga si a los 12 años ayudaba a mi padre con las vacas hasta que se huyó de su señor a la fábrica de segarra en vall d´uixó?

 

El funcionario hizo una mueca de trágico horror y calló-

La Chelo grande pasaba como un viejo andrajo por la puerta del ayuntamiento, junto al policía local que miraba la fuente.

 

Una ventisca de voces y el golpe de los papeles caían sobre el funcionario.

Allí estaban los nuevos santos inocentes, gachupines y farandules, mestizaje ibérico analfabeto funcional con divertidos politonos en el móvil y policromos disfraces de ropas de rico estampados coloristas hechos por niños de la india.

Valgame el señor mientras me salve yo- decía un trastornado gitano de la escuela disfuncional del yoyismo.

Se rompía la alegría de los bajos personajes que atiborraban el ayuntamiento al faltar algún documento, pero había tiempo, tiempo de buscar la copia del graduado. Pues la obligatoriedad educativa había obrado el milagro estadístico progresista. Oficialmente, solo un margen muy pequeño, casi cercano a la jubilación y a la resignación vital, era el que carecía de un certificado escolar. Y para esos inocentes a los que nadie miraba de cerca siempre quedaba el remedio de la puerta del vecino, el cuidado de algún señorito, la caridad hasta que yacieran bajo tierra.

El discurso oficial que seguía el nuevo pacto ibérico del progreso nacional suscrito también en vall d´uixo a fecha de 22 de noviembre del años 2016, era que sin violencia educativa no habría futuro.

 

 

 

Angelillo de Uixó.

<a rel=”license” href=”http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0/”><img alt=”Licencia de Creative Commons” style=”border-width:0″ src=”https://i.creativecommons.org/l/by-nc-sa/4.0/88×31.png&#8221; /></a><br />Este obra está bajo una <a rel=”license” href=”http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0/”>licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional</a>.

Colmillo lácteo, husky del mediterráneo.

DSCN0016

Hoy necesito cantar la desventura de tu vida,
la que no entiendes ni comprendes,
ni ha llegado todavía.
compañero de esta misma tierra,
que te acoge,
besas
y amas.
la misma que me vio nacer,
crecer amar.

DSCN0020

A escasos metros de donde te paras,
entre esos viejos panales de miel abandonados,
se poso mi primero amor,
que hoy no tiene de encanto,
más que un recuerdo amargado y seco.
cómo la tierra dura por la que caminamos.
senderos pedregosos que cruzamos
bajo un cielo azul sin alma,
que se vuelve mar en el horizonte.
cuyo espacio de vacío,
da cabida a todo tipo de fatales pesares,
cómo esa grama amarilla que hueles.
Alimento una vida errante,
que aquí encontró su castigo.

DSCN0018

Fue aquí mi primera visión de la muerte,
un perro colgado de un blanco almendro,
devorado por las avispas.

Nunca me ha gustado está gente del mediterráneo.
Gente desatenta a los sentimientos,
descontenta con la vida
que disfruta con la muerte.

DSCN0015

No se que haremos juntos,
en medio de estos golpes que nos están dando,
mientras caminamos.
Yo te busco ayuda,
y solo encuentro desconsuelo,
insultos, promesas y mentiras.
Siento una profunda nausea,
hacia está gente desatenta,
que habla del corazón,
de un cambio en su conciencia,
y están en sus asuntos.

DSCN0005

yo sin poder ser ayudado en tu compañía
No se hasta cuando aguantaremos,
sin que la muerte nos encuentre olvidados.

Angelillo de Uixó. Quiero yo portavoz de mis perros con este poema denunciar el desastre que hay montado con la gente de las protectoras de anímales de castellón, psicológicamente enfermos, y por la parte institucional con perreras de castellón que son una campo de exterminio canino.

DSCN0013

Licencia de Creative Commons
Colmillo lácteo, husky del mediterráneo. by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en angelillo201.worpress.com.

La inclinación de San Antonio.

DSCN0034

I.

El rostro de San Antonio parecía el de uno de esos mansos terneros que apacibles pace en las terrazas de montaña o praderas heladas, y cuando medita lo hace de forma humilde arrodillado sobre sus patas entre la pacifica manada, formando todos ellos con sus enormes cuerpos rojos, blancos, negros, un parapeto circular que para el viento, la lluvia, exhalando vapor por las fosas nasales que asciende cómo el humo de las chimeneas en las frías montañas de los valles. Sus dedos ermitaños tocaban las notas más sencilla de la flauta: do, re, mi, sin poder pasar a algo más complicado, mientras luchaba para no cerrar los parpados y recordar a Agraciada, que se le aparecía ataviada con una fina túnica blanca transparente con cintas de oro alrededor de sus hermosas caderas de joven lubrica de grandes pechos tersos de beldad, cubiertos únicamente por su larga y sedosa cabellera morena. Sujetando un canario en la palma de su mano que piaba hermosas canciones de amor avanzaba en su tentación la joven ramera susurrando:

San Antonio, San Antonio, abandona tu inocente castidad y únete a las perras en fiesta, cientos de mujeres cómo yo, amantes de la fiesta, la cultura y los toros, te esperamos aullando lujuriosas, deseosas de ser lamidas, apretadas, abiertas de piernas por tus manos:

aullgggg, aulllgggggg, aulllggggg.

images

DO, re, mi suena frenética la flauta de San Antonio en lo alto de una pura loma, intentando alejar los ecos obsesivos en su mente de la voz que le invoca de Agraciada, ofreciendo a San Antonio su cuerpo liberado de la castidad y entregado al placer, a las orgías, a la modernidad de la energía cósmica que alcanzada sin esfuerzo, a través de la meditación en las arenas blancas y aguas cristalinas de Ibiza junto a un chaman negro de Jamaica. Así tres veces al año, sancándole el cabronazo del negro más de mil euros al día para que Agraciada cobrará conciencia de la realidad miserable de las mascotas oprimidas en cientos de hogares españoles, y poder proclamar el amor a los animales, unida junto otras fulanas medio piradas de una protectora de mascotas a la causa. conjugando esta noble actividad que absorbía el tierno corazón de Agraciada, con inclinaciones sociales a la extrema derecha neonazi y antiislámica, apuntalada en su porosa personalidad cómo en otros cochinos aburridos de la vida, perdidos y medio tarados de puro vicio pijo formando la nueva ola de ecologistas respetuosos con el medio ambiente, las autoridades, la religión, el capitalismo y las tradiciones occidentales.

San Antonio gritaba ladera abajo, llorando, sin saber si estaba despierto o dormido, con la mente de las jóvenes perras en fiesta danzando cómo amazonas salvajes dispuestas a agotar a los hombre a través de su sexo:

No, no, largo Agraciada. No me uniré a la fiesta ni a ninguna organización de pijos ecologistas fornicadores, largo de aquí puta de babilonia.

agraciada

II.

Sonaron las campanas un día de enero , y fueron arrastradas con cadenas, con bozal, metidas en jaulas o montados sobre  las bestias, entre gritos de exaltación de la fiesta nacional y hecatombes, la tradicional procesión del día católico de los animales.

la publicidad de los actos se quedaron en el monte, colgada de ramas, al igual que la basura de la fiesta, esparcida entre las eras.

San Antonio,un santo casi analfabeto, era capaz de leer algunas palabras, y con la dificultad de un espíritu puro que vivía cómo un ermitaño entre los montes, sin que el estar apartado del mundo le sirviera para que el mundo y sus ojos se olvidarán de él, al final pudo entender el mensaje de los dibujos con toros humillados por mujeres desnudas montada arriba de sus negros lomos, con jarras de cerveza hablando de cultura mientras pedían ser poseídas a la vista de todo el mundo, incluidos los animales, por una panda de farandules que reclamaban una cruzada nacional en defensa de la fiesta nacional.

IMG-20150107-WA0019

Confundido con aquellas visiones imprimidas en la publicidad que azotaban el deseo funesto sembrado en su mansa alma en las noches de ventisca, donde agazapado en su cuerva, situada en lo profundo de un agujero cubierto de encinares, el viento huracanado penetraba en aquel agujero despoblado de más utensilios que una escudilla, varios chuscos de pan y un cántaro de agua. La verdadera tempestad se desataba en su interior, que luchaba con la exterior, y arrasaban ambas el cuerpo de san Antonio que caía presa de agitaciones nerviosas, febriles,repleta de dolores internos tan grandes cómo cualquier herida mortal producida en el cuerpo por un arma. Los deseos incontrolados, las fantasías brutales, se plasmaban en visiones, voces de San Antonio dentro de la cueva en la que desfilaban princesas rubias desnudas, esclavas musulmanas de ojos almendrados y misteriosos cómo las estrellas quitándose los velos, diosas Griegas que arrojaban su dignidad y orgullo a sus pies, faraonas de Egipto. las noches, una tras otras,  sentía vencida la fuerza de su castidad, transformada en una profunda desesperación vertiginosa que le llevo a una depresión histérica que le hacía no poder acercarse a ninguna persona, al sentir un profundo asco hacia las perversas pulsiones de la humanidad, pese a sentir las naturales inclinaciones hacia la belleza de las jóvenes putas de cuerpo hermoso, y un corazón de mierda que latía en su interior lleno de la suficiente falsedad para no tener problemas en la sociedad, y que nadie más que un santo cómo él pudiera señalarlas con el dedo a las muy cabronas. Aunque ellas se vengaban por la noche buscándole desnudas.

AGGGGGGG

EL horror,

el horror,

el horror,

gritaba cómo loco san antonio en la más absoluta soledad al pensar en las mujeres.

pijas con burca

Para san Antonio, ellos eran igual de  cabronazos que ellas, pero no tener contactos con ellos no le representaba un trauma, ni le provocaba levantarse presa del deseo febril por las noches, dolorido cómo un animal herido y erecto. San Antonio fue vencido por su propia castidad . por ello no fue comprendido por nadie cuando lo hallaron los forestales con una gallina entre sus piernas que abatía las alas y cloqueaba mientras san Antonio la besaba.

EN el juicio el juez se portó cómo un autentico asno al no tener en cuenta la sensibilidad de san Antonio y su profundo amor a la vida. Él juez  veía  un monstruo en alguien incapaz de comer una tortilla, o de romper un huevo.

III.

El tren de la indignidad se detuvo en la parada zoofilia. En el anden había  ponnys de grandes penes, perros con la lengua fuera, gatas ronroneando, gallinas subidas de tono, y san antonio con miembros de seprona que le desearon suerte. Al subir a nuestro vagón note que su aspecto sobresalía en majestuosidad al resto de viajeros. Lo rodeaba una aura de santidad, era cómo mirar al niño Jesús, pero regordete, calvo y con una gran barba blanca y algo nervioso en los gestos, y la mirada dirigida a todas partes, esquivando al resto de personas.

Caminaba buscando asiento, nuestro compañero, el judío heroinómano había ido a buscar algo de heroína en el anden. Yo le dije que se sentará con nosotros.

Nos contó que acaba de salir de prisión, y no tuvo reparo en contarnos porqué, al fin y al cabo allí todos eramos hermanos de viaje sin importar la tara.

Has cumplido condena por otros san Antonio, por todos los grupos pro taurinos- le comente sabiendo que en este mundo donde la gente solo se dedica a hacer el hijo puta al prójimo, al final acaban pagando unos por otros.

Teresina se conmovió al saber de la vida de San Antonio, y me confesó que si no fuera porqué estaba muy enamorada del joven testigo de jehová, le pediría ser su mujer y padre putativo de su hijo ciego.

Mejor padre no tendría el chiquillo- le asegure yo.

Angelillo de Uixó.


La inclinación de San Antonio. by Ángel Blasco Giménezis licensed under a 
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en 
angelillo201.wordpress.com.

El hombre es el mejor amigo del perro.

Moncofa_Castellon1

Tomábamos café servido por una punky lesbiana de pelo morado que iba con las tetas al aire por la casa okupa, cuando el perro arañaba la puerta, que era una especie de barricada hecha con palets y alambres de las construcciones circundantes.

Gemía y gemía el animal para entrar y estar con nosotros.

Joder que no entre ,que es muy pesado- exclamó Tomas, el intelectual del grupo con tendencias marxistas y que traficaba con cocaína.

Jessy, una estudiante de sociología erasmus de Jaen de vacaciones en Moncofar, fue indignada a la barricada y haciendo unos extraños movimientos de desalojo, más unido al ímpetu del animal llamado Zeus, cayó la puerta al suelo con gran estruendo que nos sobresalto a todos cuando nos vimos sobre nosotros- los que habitábamos el asiento trasero de un furgón policial desmontado que nos servia de sofá- a Zeus brincando nervioso, gimiendo para que le hicieramos carantoñas. Movía el robo mientras nos ladraba cómo un poseso para que le prestáramos atención.

pai moncofar

Yo le rasque la cabeza y los pezones cuando se puso cómo un pollo asado sobre mis rodillas con la lengua fuera.

EL animal, afectado por alguna sustancia espiritual o por propia naturaleza corrompida por la domesticación, se lanzo hacia la bolsa da basura que hizo añicos cómo si se tratara de una presa cazada en la naturaleza.

Su cabeza giro a un lado y otro con la bolsa ente sus fieras mandíbulas provocando que volara hasta nosotros restos de pizza, vasos de plástico, condones usados, y unas compresas con alas.

Se desato una intensa conversación, gritos y la persecución del animal.

Los había defensores y detractores de Zeus.

Unos gritaban a por él y al jardín.

Y otros que se quede, es uno de nosotros, y no debemos ser jueces de su conducta o seremos impíos cómo ellos.

Señalaban a la gente que paseaba fuera de la casa, auténticos moles burguesas o proletarios con aspiraciones a ser de clase media.

Yo me asome a la ventana.

Aparte el plástico del invernadero que servia de cristal. Pude ver con tristeza la pequeña chabola entre las enormes torres de ladrillo de panal que se hicieron con fines especulativos en Moncofar, sobre terrenos pantanosos de incalculable belleza que fue mancillada, cómo a esas chiquillas que violan en Camboya los turistas europeos y les hacen fotos con la sangre en su vaginas. Aquí la tierra fue violada por todo tipo de escombros pesados de cemento, hierros, que la perforaban hasta hacer aflorar un líquido negro y sucio de las antiguas aguas verdes repletas de vida inocente.

Mis amigos seguían persiguiendo el perro cada vez más excitado, al igual que ellos.

El animal se paraba, se giraba y los observa agazapados dispuestos a saltar sobre él, entonces ladraba para provocarlos y que lo persiguieran, y se alejaba por las habitaciones mientras iban tras él.

Era más interesante que hablar la persecución de Zeus.

casas marjal

La verdad es que las conversaciones nunca eran interesante en la casa okupa, al igual que no lo eran en las asambleas de parados, ni en los sindicatos, ni en los servicios sociales donde la gente espera su turno para hablar de sus problemas sociales con una sanitaria o trabajadora social. No era culpa de nadie. Las personas somos pura piel, y las conversaciones están a la altura de la piel, para mejorarlas habría que desollarse, y nadie está dispuesto.

Observe ajeno a todo el mundo paseando a un viejo con aspecto de haber sido campesino. Parecía meditabundo mirando entre las aceras- sin duda recordaba sus campos de melones, de esos por lo que le dieron un par de millones.

Moncofar está llena de gente que vendió sus tierra cuando las cosas iban cómo Dios manda , a precio de oro y pagaron la Gran boda de la hija brindando por la compra de terrenos. Hoy muchas de esas personas ven a la hija dando vueltas con el yerno con el BMW por el pueblo, de un lado a otro sin saber que hacer y despilfarrando los millones, así como alienados por la pobreza en la que viven sus amigos que no tenían terrenos.

El mismo anciano masculla entre dientes que matar a los políticos.

Ha pasado la época de esplendor de España. La misma que forjo un segundo imperio gracias a la burbuja inmobiliaria. Un imperio mucho más racional, justo, confortable, moderno, equitativo y humanitario, que aquel que forjo Carlos V a base de sangre y expolio del Potosi, del Amazonas.

moncofar

Aquí se expolio de forma voluntaria al aborigen de casa.

Muchos entendidos, de esos que leen libro, la prensa, ven la tele. Dicen que la burbuja pincho por causa exogenas, de los yanquis y los judíos, incluso de los arios Alemanes.

Yo creo que alguien le pego un tiro a la burbuja inmobiliaria porque estaba harto de ver hechos unos cerdos gordos a los empresarios de la construcción, los políticos y al pueblo Sancho.

Igual el artífice del tiro fue un vegetariano antitaurino harto de ver a esos marranos de la mano a hacer negocios en los burdeles y las plazas de toros.

Comisiones, licencias de urbanismo, concesiones de construcción, recalificaciones. Todo pagado con putas de lujos rociadas de champan, viajes, coches, aventuras.

Hasta que alguien sacó el revolver y disparó a la burbuja.

!Y muy bien que hizo!

Mato psicológicamente a ese codicioso agricultor de Moncofar, a su hija cocainómana que se pasea en el BMW, al empresario constructor.

Atardecer_Estany

!Ha sido un gran tiro,

que más da la burbuja de pobreza,

Tarde o temprano estallará!

Angelillo de UIxó.


El hombre es el mejor amigo del perro. by Angelillo de Uixó is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://angelillo201.wordpress.com/

Una mala inversión. Episodios nacionales de Angelillo de Uixó.

boda

Sancho acudía todos los domingos cómo buen empleado liberal de una fabrica de azulejos y votante del PP a las afueras de Nules. Lugar donde se amontonan las negras prostitutas que habían echado raíces junto a los naranjos que homenajeaban con su africana presencia de estatuas esperantes entre las acequias de sucias aguas donde subían las anguilas hasta los estanques.

La gente de Vall d” Uixó que conocía a Sancho y sus aficiones, nunca le dijeron nada de su afición, pues nada malo veían en que un muchacho gordo y trabajador que los domingos fuera a desahogarse con una puta inmigrante.

Sin embargo, algo debió pesarle a Sancho por su cabeza, ya que en su trabajo de clasificación de azulejos en el que llevaba seis años cumpliendo con su deber de forma impecable, empezó a cometer fallos. Con el rotulador con el que se marcaban las baldosas de primera calidad, de segunda, o los desperdicios, salidos de las cintas de los hornos, y que esperaban ser marcados para su clasificación robótica, comenzó a dibujar corazones, a una chica negra junto a un naranjo lleno de palomas en sus ramas, y demás cosas se que les ocurren a los enamorados para dar testimonio de su amor, aunque fuera ante las maquinas, que no entendían su mensaje y lanzaban las baldosas a la basura.

A veces suspiraba delante de la boca del horno pensando que era el sexo de su amada que le llamaba. Incluso le tuvieron que frenar en una ocasión sus compañeros para que no metiera la cabeza en el horno.

caminás II

Cosas así ya habían ocurrido en la fabrica, así que le llevaron la psicólogo.

Sancho, Sancho, ¿ te llamas así no? Sancho es tu nombre ¿ verdad? – le pregunto el psicólogo.

Sancho estaba ensimismado pensando en su negra junto al naranjo llamándole:

Sancho, Sancho, ven a correrte.

Sancho, Sancho- le llamó el psicólogo hasta que reacciono:

¿ Eh?

Bien- le dijo el psicólogo- me puedes contar en que piensas.

En el conejito de Cocot- comento Sancho.

Ah muy bien, ¿ es tu novia? preguntó el psicólogo.

Más o menos- respondió con tristeza

El psicólogo apunto- relación no formal, amor platónico, el sujeto es un ser hipersensible que sufre un complejo de Edipo. Sin duda está enamorado de su madre. Hay que derivarlo a salud mental junto a su madre para que resuelvan la situación.

El psicólogo extendió un volante a Sancho que lo recogió leyendo el diagnostico sin entender nada, mientras pasaba al psicólogo otro trabajador de la fabrica que decía que escuchaba voces de los robot pidiendo su ayuda para que les liberan del trabajo esclavo que hacían.

Los encuentros de Sancho con la puta se intensificaron con la baja del trabajo.

caminás

Ahora iba lunes, miércoles, jueves, sábados y domingos.

Cada día estaba más absorto en su amor.

Intentaba decírselo a su madre que acudía con él al psicólogo.

Su madre se pasaba el día llorando y rezando a la virgen María de la Iglesia de la asunción y confesándose ante el cura.

Pilar, no puede seguir torturándose así- le decía el párroco conmovido por el infortunio de está mujer desgraciada, que hasta acudir al psicólogo había llevado una vida plena y feliz en vall d´uixó cómo ama de casa y madre.

Pero padre, es que mi hijo me ama, es incesto. Un monstruo he engendrado que arderá junto a Nerón en los infiernos.

El chapelan se santiguaba y mucho lo sentía, porque entre otras cosas había bautizado y dado la comunión a Sancho, así cómo catequesis, y francamente hermanos, lo tenía en estima al muchacho. Siempre había sido Sancho campechano, trabajador, amigo de la fiesta de los toros. Si es cierto que no muy de misa, pero en fin, nada anormal en estos tiempos modernos.

Los rumores de otros puteros del pueblo, buenos muchachos cómo sancho, trabajadores, amigos de la fiesta de los toros, que iba a desahogar sus instintos después de la fiesta con estas mujeres, difundieron el rumor de lo que le pasaba a Sancho, pues siempre lo veían con la misma puta.

Sancho- le dijo su tío un domingo subiéndose la cremallera y dándole cinco euros a una puta de rodillas ante su bragueta. Irte de putas está bien, pero enamorarte de una negra no está bien.

Sancho no dijo nada. Y eso le marco notablemente , pues le confundía tanto cómo un romance de Gongora. Miraba a su Cocot con ojos tiernos. Ella callaba mientras se subía las bragas. El tío le lanzo una mirada de desprecio a la muchacha, y la negra cruzo el campo de naranjos saludando al regador que abría las portillas para que inundara el agua de esa fenecada de naranjos.

Con el tiempo Sancho volvió a la fabrica. Durante unos días estuvo mejor. Parecía normal, pero al lunes siguiente de su primera semana de trabajo empezó a hacer dibujos estúpidos y a marcar las baldosa con el nombre de Cocot. Su declaración de amor provoco que la empresa perdiera 20.000 euros.

El jefe llamo a su madre. Fue amable con ella al contarle el problema. Le expuso las perdidas, comprendiendo en todo momento que el chico estaba enamorado locamente.

Le volvieron a dar la baja.

Sancho no se decidía a a decirle a Cocot sus planes, un día después de hacer el amor con Cocot se decidió a declararse.

Cocot- susurro.

caminás III

Dime Sancho- le dijo ella quitándose tierra de su entrepierna húmeda, así cómo las hojas secas y amarillas pegadas a su cuerpo, y el polvo de su larga cabellera.

¿ que te parece si nos casáramos?- le pregunto mirando al suelo.

Ella silencio un instante e hizo sus cálculos.

Costaría 40.000 euros mi liberación, tendrías que hablar con mi chulo. ¿ Crees que podrás reunir esa cantidad?- le dijo ella con escepticismo.

Cocot era muy bella, y en otras ocasiones sin que llegara a buen puerto, algún que otro Sancho le había propuesto lo mismo. Ella al exponer su precio era abandonada de forma más definitiva que si les dijera que no los quería.

Sancho al día siguiente se fue al banco. El jefe de la sucursal era amigo suyo, un buen hombre. Un hombre de mundo que hizo la mili en un submarino. Escucho sus planes y al terminar le dijo.

Sancho, es una gran historia, y no te digo que no sea una buena inversión.

¿ A la puta la pondrás en circulación?

No, claro que no, estará en casa cuidando de los niños- le contestó Sancho con cierto idealismo infantil.

EL banquero pensó en voz alta- eso no me gusta Sancho, una cosa es una inversión, y otra el amor que tiene mucho de despilfarro. Pero por otra parte…. comprendo lo que sientes. Mira haremos lo siguiente si te parece bien. Te concedo un crédito personal por la mitad del dinero. Se que eres trabajador, conozco la fabrica, y al amo para el que trabajas. Podrás pagar esa cantidad. Lo otro lo deberás conseguirlo por tu cuenta. Haz una propuesta por internet de mecenazgo de crow flying para comprar a la negra, una tómbola, un concierto de rototom… No se.

Sancho ilusionado acepto y se decidió a contarlo en casa su amor. Aunque no dijo toda la verdad: que la chica era puta y negra.

La madre se puso muy contenta al saber que no estaba enamorado de ella.

Sancho, tienes que traer a tu amor a comer al paella el domingo- le suplico la madre.

alcu_vall

Sancho dijo que si cruzando los dedos.

El domingo siguiente Sancho llevo a Cocot a la paella.

En casa nadie dijo nada. Los padres estaban serios y sorprendidos.

El padre reacciono mejor.

¿ De donde eres Cocot?

De Níger- contesto.

Hay toros en Níger.

SI, pastan por la rivera del río, junto a los cocodrilo y los hipopótamos-

Vaya, hay toros en Níger, será un gran país- el padre con eso se conformo para soportar la situación, difícil de por si.

Es negra- comento en el oído a su marido la madre.

Ya se que es negra Pilar- barrunto el padre.

Madre por favor- exclamo Sancho.

Da igual, no pasa nada- le disculpo Cocot que le dijo a la madre.

Lleva usted un vestido precioso.

Esta sonrió cortes.

La paella transcurrió más sin incidentes que reseñar, aunque en silencio. Cocot volvió a su trabajo y Sancho a casa.

Le contó a su padre que necesitaba dinero para liberarla.

Este accedió a darle algo de dinero a cambio de que se independizara.

Sancho comprobó que la gente entendía su causa. Así que fue pidiendo dinero a amigos, organizó un bingo solidario y un concursos para liberar a Cocot.

Cocot se hizo famosa en el pueblo de Vall d Uixó.

cocot

Todo el mundo aceptaba su compromiso y su drama social, pues los tiempos, oh hermanos, en pleno siglo XXI eran diferentes.

Sancho reunió el dinero. Le pago en mano a un hombre blanco, vestido de fino lino y sombrero de paja lo acordado. Este le aseguró tras darle la garantías de Cocot de que se llevaba una buena inversión.

Al cabo de un mes se casaron Sancho y Cocot.

Casi todo el pueblo se volcó en las bodas que se celebraron en las cuevas de San José.

La novia estaba guapísima de blanco, apenas parecía negra.

Durante tres meses todo fue bien.

Hasta que un día Cocot se fue. Nadie sabe donde, era libre.

Con todo lo que has hecho por ella Sancho- así consolaba un compañero de la fabrica cunado lo veía llorar.

A las mujeres habría que meterlas a todas en un convento- así le consolaba el poeta del pueblo dándole una palmada de afecto en la espalda cuando veía a Sancho dando de comer alpiste a las palomas pensando en Cocot.

La madre volvió al psicólogo ahora diagnosticada con un cuadro obsesivo compulsivo.

Con los bien que nos portamos con ella. Una puta es lo que era, una puta- le decía la psicólogo que decía que si con la cabeza.

Menuda zorra la negra de Cocot- comentaban en el bar alegría de la huerta cuando veían a Sancho en un rincón observando el fondo de una taza con negro café.

Algún que otro tertuliano acercaba para invitarle a tomar una cerveza y que le contara su historia de amor.

Angelillo de Uixó.


Una mala inversión. Episodios nacionales de Angelillo de Uixó. by Ángel blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://angelillo201.wordpress.com/.