Archive for June, 2016

Advertisements

CIMG9285

 

 

 

La semilla,
estaba oculta en mi jardín.
Y en el no había agua.
Pero el sueño proseguía.
Yo debía buscar la fuente.
Y la fuente estaba cubierta por algas.
Y una voz femenina desde el agua me decía:
Despierta.
Y al despertarme
veía mi jardín.
E iba a por agua.
El corazón me palpitaba
mientras caminaba.
cuando me asomé a la fuente.
Escuché una voz que me llamaba.
Despierta.
Y al girarme vi una sombra ,
que había soñado
y caí al agua .
Angelillo de Uixó.
El siguiente poema de suspense, miedo y psicoanálisis nace de mi subconsciente reprimido en mi huerta que ha sido destapado mediante una invitación de Mauro Enrique Lopez Z. A formar parte de un poema fusionado llamado Ilusión de Amar.
http://www.poemas-del-alma.com/blog/mostrar-poema-399412

Vídeos de poesía simbólica , terror y psicoanálitica a través de la descripción de un sueño cuy realidad desemboca en la muerte.

 

 
Nos habíamos vuelto tontos de tanto andar metidos dentro del estado y de la política, que nos nutria de todo tipo de sandeces a los que otorgábamos nuestros mejores pensamientos alejándonos de la naturaleza.
Así pensaba yo dentro mi huerta ecológica, como un verdadero griego presocrático a los que quería imitar en medio de un paisaje moruno de Vall d´Uixó. Intentaba alcanzar la sabiduría a través de la palabra entre las habichuelas que yo mismo me sembraba. Serían según la caña del bancal , cuya sombra me indicaba las horas, no más de las diez de la mañana, cuando pasaron por mi lado varios agricultores ecológicos que iban vestidos de gala a un banquete del día del orgullo por un estrecho barranco que discurría cerca de la ruina del viejo molino de arroz de vall d´uixó donde tenía mi huerta.
Al verme me gritaron:
Eh, Jojambo,
¿ vienes a la fiesta del día del orgullo con nosotros?

Yo, que deseaba cualquier ocasión que se me brindará para lanzar un discurso, no dude ni un instante en aceptar la invitación.
Y así fuimos cantando por el barranco, algo entristecidos, porque estos días habíamos sufrido un revés electoral que iba a prohibir no solo lo físico entre las personas, sino el no retorno a la naturaleza y la obligación de adoptar el dogma cristiano en lo moral, y en lo psicológico, el coach, una especie de pugilismo dialéctico fascista que se imponía por doquier como estilo de vida. Política, coach y religión, iban de la mano contra la naturaleza y la razón, incluso había llegado a tal punto el dominio de la política del mundo, que no se podía vivir ya sin ella.
Mamo- le dije al amigo que me había invitado. Él era el más bello de todos los agricultores ecológicos de la vega de vall´d uixó.
– ¿ sabes que me han retirado las ayudas sociales por no asistir a un curso de coach para buscar subvenciones?
Mamo, guardo silencio, dejando caer sus bellos rizos por los ojos cuando agacho la cabeza con un gesto de resignación, cosa bastante inusual en él que siempre andaba cantando y se mostraba ante la desgracia ajeno bastante tierno, siendo muy habitual el abrazo y el beso en los momentos de confesiones de gran dureza de algún amigo ante la vida.
Marcos Pajo , que iba a mi derecha, con un gesto algo arrebatado y tirando de cuajo de una hermosa flor que crecía en el camino, sacándola hasta de raíz, respondió algo cabreado:
Se ha hecho socialista.
!Mamo, NO!- exclame agrío y decepcionado.
Y Mamo apretando el paso y sin decir nada adelanto nuestros cuerpos atónitos sin dar una explicación decente para unirse con tres chicos.

¿ Dónde será el banquete? Le pregunté con curiosidad a Marcos Pajo.
En la nueva casa de Nerón. ¿ sabes quién es, no?-
Yo afirme con la cabeza mientras proseguía dándome información.
La llama cortijo Blanco. Hay que andar un poco. Está donde estaba antes la ganadería de toros de Aquilino. Tiene hasta plaza de toros particular.
!Qué horror! No quisiera ver semejante espectáculo – comenté con temor ante la idea de tener que presenciar semejante espectáculo.

No te preocupes Jojambo, que no habrá toros. Según me han anunciado para celebrar el día del orgullo y no ofender a nadie, habrá un concurso de gladiadores, y una cabalgata Indios y vaqueros dentro de la plaza de toros. Y para terminar, un par de bodas conseguidas gracias a pagar una fortuna a un cura progresista y otra a Nerón por el banquete. Dos mil euros por boda cuesta la broma del cura y mucho más el banquete. Se casa gente de dinero. Estos son realmente los que pagan el banquete, de los contrario, ese viejo de Nerón no daría la fiesta.
¿ y por qué os invitan?- pregunté curioso.
Nos han invitado por qué les llevamos verduras ecológicas. Te los presentaré.
¿ No dirán nada por ir así vestido? Le pregunté tras señalar mi pequeño bañador amarillo estampado con el que solo iba cubierto hasta las ingle.
Marcos negó con la cabeza, y por un instante me sentí mal de ir, pero ya que me había dejado arrastrar, hice de tripas corazón, ocultando mi malestar por la falta de intelectualidad. Yo salía estar excluido en vall d´uixó por este motivo. En un pueblo donde hasta el día del orgullo se terminaba en la iglesia y la plaza de toros, ser un intelectual sin estudios , sin trabajo, sin familia y sin recursos ni sociales ni económicos , me relegaba a un papel muy delicado. Tanto que la represión social que pudiera sufrir cualquier colectivo como el gay, étnico como la etnia gitana , o cualquiera que pudiera pensarse al caso, y que en estos años de mordaza, palos y hambre eran muchos, era cosa de broma comparado con lo mío: El intelectualismo barato de tres años de carrera a distancia.
El camino al cortijo se me hizo breve, pese a ser 28 de Junio y sufrir más de treinta grados de temperatura en un secarral marchito de almendros, oliveras y algarrobos.
Un paisaje triste, pedregoso, repleto de roquedos llenos de calvas lomas. Una tierra sin gracia, casi vacía, que servía de ascua al fuego y poblaba de silencios el alma.
Todos nuestros cuerpos se metieron por los arcos del cortijo que daba a un patio donde nuestro anfitrión ,Nerón, un viejo contratista nos esperaba con una gato entre los brazos sentado en una litera rodeado de varios músicos con trompetas que empezaron a tocar una serenata de boda mientras nos daba la bienvenida al cortijo Blanco.
Los novios todavía no habían llegado
Pronto el glamour desapareció, y Nerón nos indicó que le siguiéramos.
Deambulamos por la casa. Rica pero decorada sin gusto, y dimos a otro patio en la parte trasera rodeado de pinos que hacían sombra. Allí había unos mesas con el sello del Ayuntamiento de Vall
d´uixó que vaya uno a saber como habían acabado en la casa de Nerón.
Miré a mi alrededor con detenimiento entre la gente que no conocía que eran la mayoría y tenían todos aspectos de pícaros, gente que estaba allí, como yo por la comida, otros por la fiesta.
Empezamos a comer unos aperitivos y cada uno iba a lo suyo, a reír y disfrutar.
Al haber bebido algo de vino me puse en pie y pedí silencio para hablar, cosa que me fue fácil conseguir pues el resto todavía no estaba del todo ebrio.
Hermanos, ( empecé de este modo) es bueno en medio de la fiesta tener algo de erudición, pues eso nos hará más humanos.
Quiero empezar hablando como Demócrito.
Nerón empezó a reír y como era su casa no pude decir nada. Paré y proseguí cuando terminó de reír.

El azar y la necesidad te pueden volver homosexual.
Hubo aplausos, risas y abucheos, todo a la vez mientras me liaba con lo que quería expresar.
Quiero decir… que el azar y la necesidad , hacen que las cosas que parecen imposibles se junten, igual que las cosas que parecen semejantes, que también se junten entre sí… tanto lo que es distinto como lo que es igual se junte.
Empecé a gesticular uniendo mis manos como si se unieran mientras proseguía.
Así la necesidad, hace que se multipliquen los gustos, y a veces, supongo que los disgustos.
Mamo empezó a abuchearme y otros siguieron su triste ejemplo, pero yo proseguí con mi discurso.
-Lo que no es necesidad, es azar.
¿Azar o Aznar? Se escuchó una voz y unas carcajadas.
Yo seguí.

Aunque algunos no crean en el y miren las estrellas buscando una explicación.
Sin embargo, las cosas no están tan quietas como las estrellas que está fijas en el cielo, pegadas al mismo sitio siempre con alfileres. Las cosas están en movimiento, pero no en el exterior, sino en uno mismo. ( me llevé las manos al pecho señalando un lugar que pronuncié efusivo) en el corazón. Dentro está el movimiento. Allí se abren surcos de azares y necesidades concebidos para la guerra y el amor, por mucho que la conciencia quiera hacernos libres y aspirar a controlar el azar y la necesidad. No se puede.
Entonces Nerón, nuestro insigne anfitrión, conocido cacique de Vall d´Uixó, poniéndose en pie habló:
Bebe y calla, que esto es una boda, y no un mitín de política.
Silencié cuando llegó las parejas de novios.
Cuatros chicos vestidos de frac como burgueses y un cura con pelo largo ante los que todo el mundo, incluso yo, nos levantamos aplaudiendo y gritando:
Vivan los novios y el cura.
Y así pasó el día del orgullo en Vall d´Uixó.
No tardé en volverme a casa con la idea del principio, que todo se había vuelto política y demasiado normal según la moral burguesa.
Angelillo de Uixó.

 

 


Pregonero.

Señores y señoras de la izquierda de los comerciantes,
que les han pagado los favores olvidándoos en las elecciones.
Antes de que se vayan de vacaciones a un chillout a reflexionar sobre los pactos.
Quiero presentarles el terrible lío en el que andamos los excluidos.
Es imparable nuestro hundimiento.
Hace ya dos días que amanezco sin mi perro,
muerto,
como si fuera de hambre,
de enfermo.
Y a mi me han anunciado,
que durante treinta días no tendré dinero.
Se retira el pregonero, aparece la mañana que anuncia la escena en una charca que parece solitaria, pero está poblada de gente excluida en esta España de post crisis-

Madrugada de tenderos,
Y de lujuria de las fuerzas vivas.
Madrugada heroica de la burguesía,
tras la fiesta para seguir al mando de la carabela hispánica.
Mientras flote ,
lanza sus cañonazos a la orilla,
gritando a los que matan y a los que hieren,
que son salvas por la patria.
En los juncos de una charca,
lápices verdes que esconden la muerte.
Un excluido como un apestado,
ser de los pantanos,
se esconde al escuchar pasar por el camino…
A unos hombres de la izquierda que bosteza y va a misa,
Pasan tranquilos por su lado,
y se paran al encontrarse bajo un puente,
con un grupo de hombres que no ocultan su miseria,
cocinando unas ranas y a un gato.
Los de izquierda les preguntan,
ante la ofrenda de si quieren gato.
¿ Por qué no nos habéis votado hermanos?
Desde los juncos,
se escucha una risotada.
Y ya nadie dice nada.

Miau.
Entra en escena una gata, llamada I.B. Ibáñez a la que todos persiguen para cocinar mientas recita:
Mis manos, ¡mis pobres manos!
esto es lo único que veis,
esto es lo único que tengo,
¡nada mas os puedo dar!

Mis viejos pies, ¡pobres pies!
de raíz me los segaron,
y se llevaron con ellos,
mi preciada libertad.

Mi lengua, ¡habladora lengua!
de cuajo me la cortaron,
¡no sirve de nada hablar!
si callo pues, ¡perdonar!

Nadie quiere ya escuchar,
y los ya pocos que escuchan,
van reculando hacia atrás,
¡para qué pues sirve hablar!

Vacíos están los sueños,
Quijotes no quedan ya,
tan solo los falsos ecos,
de mentida libertad.

La utopía quedó en cueros,
ante perros sin bozal,
que ladran a los muñecos,
su continuo amenazar.

Y a pesar de los pesares,
se sigue yendo a votar,
¡a seguir….siendo borregos!,
y allá gloria…¡y aquí paz….!
Angelillo de Uixó y M.B.Ibáñez.

 

 

 

Han vuelto a la escuela como brutos,

a echar la papeleta con el gesto de fastidio

por un destino que les obvia  contra el que blasfeman

Y  con miedo a un castigo.

Desde los escaños que salgan hoy.

Nadie lamentará tanta barbarie hispanizada.

Consagrada  en las semanas, los años  y los siglos:

Al bruto lo llevarán donde quieran

Tragándose las lágrimas, las semanas,  los años y los siglos.

Yo las soltaré como pólvora en mi sepultura,

sobre la que giro  sin camino

Mientras el bruto pasará por mi tumba un día,

y se parará durante un segundo ante mi sepultura

Para hablar versado en  las ciencias del alma hispana:

 

Camina o revienta Angeillo

Que nadie te va a dar nada

En esta tierra para el lobo

 

Mira hermano mi lomo,

Va brincando alegre hacia el fértil ocaso,

 

Tus ojos me preguntan por qué,

Fatalidad de fatalidades,

El mundo es así.

Que le vamos a hacer.

¿Qué me dices?

Le respondo:

Santidad bolivariana.

 

Angelillo de Uixó

La Piedad Canina.


Antes de dejar éstas líneas de despedida, me queda anunciar a los perros que me quedan vivos después de enterrar a su padre tras sufrir un ataque de epilepsia ayer, que quizás en breve, no esperen cenar. Se nos acercan días de hambre, como en otras ocasiones, dependemos de lo que quieran hacernos. A veces , pienso que es la muerte la que nos ha señalado para desvelar al mundo la Piedad, en otras ocasiones reflexiono sobre el poema de César Vallejo, los Heraldos negros, y sean quizás ellos los que vengan a buscarnos.

La Pietà Canina.
Me llama,
tu corazón sagrado

que se deshoja por el suelo.
Anunciando la muerte ya imparable;
Entre golpes que parecen nacer del alma.
Como todos los que nos han llegado,
del odio y del sufrimiento de los hombres.
Sujeto, con resignación tu cabeza ida,
Pende en la cruz de mis brazos,
maldecidos por un destino demasiado humano.
Hundo mi mirada
en tus inmensos ojos azulados,
que naufragan en la otra orilla;
de la que me alejo. Para irte como loco,
en tu último paseo,
rodando por el suelo,
que te traga entre nuestros miseros cacharros.

Hasta que termina de pasar;
la Muerte.

Dejando alfileres en mis brazos y mis sienes.

Que se calvan cada vez más hondos.
Y yo,
yo, yo.
Yo, ya me detengo para siempre en este agujero.

Angelillo de Uixó.

Se nos cayó el pelo. Tragaluz de España 2000

 


En una peluquería concurrida de un pueblo costero de castellón llamado vall d´uixó, lugar donde se hace patria hispánica junto con los bares. A la peluquería acuden como moscas, jóvenes para cerillarse el pelo antes de ir a votar en las elecciones. Esperan turno muchachos en camisa de tirantes que miran revistas de mujeres desnudas, deportes, toros, coches, y hablan de fútbol , en un ambiente de miseria moral y mordaza entre lacas, gominas, risotadas histéricas y olor a difunto que sale de las axilas e impregna el país. De la calle, llega el sonido falsete de los altavoces pidiendo el voto para una candidatura de unidad popular, y se intercala con el llamamiento al sepelio en el tanatorio municipal de Rosarito, madre de Luis, Marisa, y Julito, viuda de Paco, conocida como la tonadillera.
Tapado con un burka, entra una sombra casi de difunto que pide la vez.
El último.
Nadie contesta.
El peluquero, algo asombrado por el atuendo que pronostica mal fario , le pregunta a la sombra casi fantasmal como si estuviera amenazado o señalado por algo:
Qué desea.. en que puedo auxiliarle ¿Señor o señora?
Una voz varonil responde:
Raparme a cero la cabeza caballero.
El peluquero, tras pensar con las tijeras en la mano que contestar, escuchando los susurros de los clientes algo extrañados e incómodos, le invita finalmente a sentarse. Indica una silla rinconera entre dos farandules veinteañeros tostados de sol escrito en crónicas de piscina. Estos deletrean peleones ante el hombre con burka cuya presencia sin saber el motivo les incomoda:

Vi-Va, Es-pa-ña.

El burka, misterioso y amable, rubrica con la cabeza oculta estas palabras que le incitan a hablar. Sin mirar a los jóvenes, expresa emotivo a la opinión publica como si estuviera casado con alguna bandera que el resto no puede ni imaginar, y que oculto bajo ese atuendo misterioso con los que carga de forma simbólica en medio de una batalla lejana al resto, pero cercana a él , donde se hunde. El peluquero, apaga los cuarenta principales, para escuchar que tiene que decir alguien que lleva puesto un burka como si fuera una autoridad Papal pero del otro bando.
Con voz cansada, trémula, casi cercana a la muerte, quizás confundida la vida con ella, anuncia como el gallo el ocaso:

Apenas quedan dos días para que nos entierren en esta cloaca llamada España.
Y nosotros mismos somos los culpables colocando el voto en las urnas, a Dios sabe quién, y para qué. Ya no hay principios ni sabemos donde vamos, muchos dicen que hablar así significa tener depresión.
Quitándose el burka ante el asombro de todos, que observan que está medio calvo y se le cae el pelo nada más tocárselo .
Durante este invierno, a mucha gente como a mí se le ha caído el cabello, como a vosotros hermanos cuando el peluquero os pase la navaja de afeitar por vuestra cabeza redonda.
Es lo único que a muchos nos quedaba por perder. Primero fueron nuestros puestos de trabajo, estudios, luego el coche, después la casa. Llegaron más tarde la perdida de las cosas que no se ven y que duelen mucho más, la dignidad, la autoestima, el respeto, la disciplina, y al final del todo: el pelo.
El pelo que cae, ya no vuelve a crecer, por mucho que nos prometan que vendrá la primavera, y todo volverá a florecer sobre la sienes.
Son promesas vanas , y la vanidad no es prima hermana no de la regeneración, sino de la corrupción.

Mi último equipaje está aquí.
Señala su cabeza como si fuera mueble a punto de caer.
cuando me quite todos mis cabellos, me abriré la cabeza para que vuelva a crecer.

Vuelve a colocarse el burka sobre la cabeza y silencia.
El peluquero enciende de nuevo la radio, vuelven las voces de los veinteañeros que han perdido el interés por el hombre del burka a hablar de cuerpos de mujeres desnudas, de coches fabulosos.
Sonido de la navaja sobre las cabezas, van cayendo los pelos al suelo como si fueran difuntos que la guadaña del peluquero arranca.

Angelillo de Uixó.