Archive for the ‘educación’ Category

 

 

 

la siguiente canción forma parte de la trilogía semanal sobre el cambio climático y la educación de mi pueblo. Describimos a través de la canción y la poesía una pincelada costumbrista ocurrida estos días de la ola de frío entre cactus, escombros, sequía, nubes, almendros moribundos, rastrojos podridos, espinos, vertidos de aceite del coche de vecinos, perros atados a palets, el humo tóxico justificado por la práctica mercantil de quemar cobre, la nieve en las cumbres de las cercanas montañas de Alfondeguilla, y el humo en las de Vall d´Uixó, la primavera de febrero donde los maltrechos almendros,  están en flor con sus frutos sin recoger aún colgando…

Los títulos previos de la trilogía son:

la nieve y la flor.

El hada material.

 

( contemplación de una gran columna de humo en las montañas que hace poco se quemaron mientras las montañas de Alfondeguilla estaban nevadas)

III.

Canción de la nieve en Vall d´Uixó.

Oh Vall d´Uixó, no pares tu frenesí, ni a contemplar

la casi milagrosa presencia de la nieve en está tierra.

Arrea como Cristo sobre la mar,

que si lo hizo fue para acudir a bailar.

Sigue tirando el escombro sobre las bellas flores nevadas.

Arrea ahora que puedes aprovechar ,para quemar los rastrojos de la parcela,

y ahora que está nevado,

quizás, no arda como la última vez.

Angelillo de Uixó.

 

 

 

 

 

Advertisements

Dos poemas sobre el cambio climático y le cambio social, en tiempo real. Publicados previamente por mi en otros blog:

http://patrimonienextincio.blogspot.com.es/2018/02/hada-material-de-angelillo-de-uixo.html

 


I. Hada material

Hada que estás sobre una colina,
hecha de escombros y cascotes,
malhumorada te abandonas en un rincón,
junto al pino quemado.
Hada echada a la contaminación,
materia gris de mi pueblo.
Gente sin educación.
Ogros de la construcción.
Hada material,
! que transformación espiritual!
Mi guitarra suena
y el hada se asoma.
Te invoco:
No tenga miedo, vengo sin la hormigonera.
Solo busco en el bosque,
mi alegría y mi persona.
Aunque en mi pueblo.
las hadas sean materiales,
y vivan con ogros de la construcción.
!qué depravación!
La culpa es de la educación.
Angelillo de Uixó.
cualquier viajero que suba por el camino principal a San Antonio Vall d Uixó, quizás buscando el amor entre los encinares, no lo encontrará bajo sus ramas, pues cada vez son más escasas y retiradas. Pero pegados a las casetas, el escombro forma montañas, y entre el escombro, unos cactus de un verde fuerte, casi verde fuego, un verde duro, un verde que atraviesa la vida con púas. Y entre esas plantas, su gente. Los dueños del escombro, los que hicieron trizas el paisaje, aunque hay algunas excepciones. Pero lo que es imposible, es ponerse de acuerdo para encontrarse. No hay un árbol cuya sombra nos pueda reunir .

/mostrar-poema-480966

 

II. La nieve y la flor.

Febrero.

como si hubiera muerto en primavera,

y resucitado en invierno.

Salgo del desierto como profeta sobre la tierra.

Piedra, pitera y almendro.

Las flores se enfrían en mi piel quemada por el hielo.

Parece que hubiera andado por el cielo

y estuviera fuera del tiempo y de lugar.

Reconozco las montañas y los valles,

A las flores y a la nieve  sobre la tierra seca y cálida.

Está en mi el gemido de las abejas,

la herida de la escarcha sobre las lagartijas.

Mis pequeños alacranes tienen nieve en sus dulces aguijones

La araña y la palmera se esconden entre sus redes y sus hojas,

acribilladas por el frío.

Y el hombre palidece misterioso  tras los cristales.

Amigos míos,

mañana el sol será abrasador.

Volverá el viento del desierto.

El tiempo es un legado berebere en Vall d´Uixó.

creerme.

EL que tenga Fe en mi, no tendrá frío.

Angelillo de Uixó.

 

 

 

 

Levanta, es domingo.

Hoy el pueblo es una sorpresa.

Tienes muchos sitios divertidos donde ir sino has imaginado nada que hacer.

¿ quién ha hecho ese prodigio?

Ha sacado de una chistera el Ayuntamiento una orquesta, tracas, procesiones, eventos deportivos, y acabara todo en una gran paella de hermandad patrocinada por una gran multinacional.

Ponte el sombrero, y sal a disfrutar.

Anímate en la ciudad educadora

En el polideportivo saltan perros con sus dueños  unas vallas como si fueran conejos .

Suena Nirvana de los altavoces. Hay chicas con pompones bailando y una majorette

Los asistentes saltan y dan volteretas con muchas energía como los hamster de la tienda de mascotas, y no han tomado todavía calimocho.

cantan rodeándote en círculo cuando te acercas:

yo amo a todos, tú amas a todos, él ama a todos,

nosotros  no amamos a nadie, vosotros amáis a todos,

nadie ama a nadie.

 

Levanta, es domingo, Uhhhhh.

Levanta, es domingo, Uhhhhh.

Van a empezar las carreras de sacos, el desfile de muertos vivientes.

Todo el mundo se divierte, serás un raro en el paraíso sino lo haces.

quita tu cabeza de mi hombro y deja de llorar.

¿ Aún te preocupa ese rumor que se escucha en cada esquina, en cada río, en cada árbol, en el suelo que pisamos de que las cosas van mal?

Habría que ser un ángel para sufrir por estar gente.

Vamos al infierno con ellos.

Angelillo de Uixó.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Mientras esperaba a un amigo que tenia que venir  a recogerme desde Castellón para visitar el monasterio de San Miguel de los Reyes, trataba de pensar en lo que escribiría de un lugar tan familiar- !tan cerca de mi casa paterna!- junto al barrio donde pasé mi adolescencia. Cerca de Torrefiel. Y a la vez, un sitio: !tan desconocido!, pese haber pasado por su puerta muchas veces. Nada nos contaron en el colegio del fascismo los profesores en los años 80. En casa, tampoco se hacia memoria de este tema. Mi amigo, el que tenia que venir a recogerme. J.M.  como miembro de la memoria histórica, le interesaba la etapa donde fue prisión franquista el monasterio de San Miguel de los Reyes. El delito causante de la condena, era tan grave como haber perdido la guerra. Apenas se mencionó en nuestra visita , el hecho de que no solo fue prisión franquista, sino verdadero corredor de la muerte. Si ordenamos la visita, casi todo el tiempo de la misma, lo abarcaron las muestras de sus diferentes ordenes arquitectónicos , sobre todo  la importancia renacentista. Luego la barroca en San Miguel de los Reyes. Patios, capiteles, escaleras, torres… eran mostrados como se hace en un museo,  para que nos asombráramos de lo que es capaz de hacer la clase trabajadora. Así como sus bellas cúpulas, como la de los ángeles cantores, siendo la primera pintura renacentista en el país. La guía, que amablemente nos mostraba la cúpula de los ángeles cantores, y la exposición de instrumentos musicales basados en esas pinturas, habiéndolos fabricado ex profeso unos lutier. Cada instrumento representado en las pinturas, tenía su plasmación real siendo tocados en ocasiones especiales, como misas solemnes, o la visita del Papa. La que causó un quebranto a las arcas publicas, y fue tan desgraciada que murieron muchas personas en el accidente de metro más grave de Europa- seguramente la guía, no asociaba los dibujos de la cúpula, con los de una fotografía que había visto yo en el patio, en uno de los pocos paneles informativos que hablaba de San Miguel de los Reyes en su función como prisión. Allí, habían bajado a la tierra verdaderamente los ángeles cantores cinco siglos después que los de la cúpula. En una época futurista- comparada con el siglo XV-  mucho más autoritaria,  con más pobres, más encarcelados,  y más complejos corporales. Así había adelantado los tiempos en España, en esa época que los historiadores han llamado época fascista. Y estos ángeles nuevos,  lejos de los ricos ropajes, iban vestidos en San Miguel de los Reyes con harapos sucios, estando todos ellos apiñados, mientras una banda desfilaba por el patio del penal, donde algunos,  ya no saldrían más en ninguna fotografía, porque se los llevarían de allí a fusilar. Y la imagen, obraba por sí el milagro como la de la cúpula.  Yo escuchaba el eco de sus cánticos  sintiendo la verdadera compasión. Mucho más que por las capillas misteriosas  como la de los “resucitados”, donde la ciencia ficción engrandecía a la leyenda de los virreyes de Valencia. Frente aquellos que eran echados en fosas comunes en cunetas, a metros de sus casas, sin que su familia jamás supiera de los restos sus seres queridos. Los científicos, por el monasterio, con maquinas skaner que detectan cadáveres, encontraron en una rica capilla las criptas vacías sin abrirlas, donde debían estar los cuerpos de Fernando de Aragón y sus hermanas, ” los resucitados” que alguien saco y dejo con cuidado a unos a pocos metros de sus  nichos, en un lugar donde entra un rayo de luz cinco minutos, una sola vez al año. EL día de San Miguel.
En esta salida de mi encierro en Vall d´ Uixó, a mi tierra. Volver a ver  las huertas de Valencia, herido por ausencias, las mismas que Miguel Hernández, la de la vida, la del amor, la de la muerte. En estos tiempos de persecuciones políticas, de encerrar a inocentes como inmigrantes en CIEs, de la pobreza que  acecha , de decepciones políticas.He visto  expuesta en San Miguel de los Reyes, una carta escrita por el propio Miguel Hernández, me ha reconciliado. Aunque no resta el olvido que hay a los presos, a los que les robaron la vida, el amor y la muerte en ese lugar.
Al terminar la visita, ya fuera del recinto, aferrado a la vaya de  San Miguel, contemplando entre barrotes su fachada barroca. Le he pedido a mi amigo, dos segundos ante de irnos.
Quiero decir algo.
J.M me ha preguntado
¿ Vas a grabar un vídeo angelillo?
si- he respondido.
Si no te importa, J.M. le das al botón rojo y yo hablo. Vas moviendo la cámara.
II.
Cenizas a las cenizas.
Pasar a ver el monumento visitantes.
Es igual que en las fotografías donde sale.
Dejad que os cuenten los libros de viajes y el guía ,
como fue un día la historia en este lugar.
Han pasado dentro de el muchas cosas.
Por eso hay que visitarlo.
Las cenizas son cenizas,
y no tienen memoria histórica.
Un día fueron un hombre.
Un universo luchador,
que acabó encajonado entre cuatro paredes,
como la tierra que le acoge echado a un hoyo del campo.
Veía el mundo detrás de una cerradura,
mientras su casa se perdía y quedaba vacía.
convertida en una ruina, mientras el ocupaba este lugar.
Haciéndose polvo un poco más cada día recordando su hogar y su vida perdida.
Las cenizas son cenizas,
y no tienen memoria histórica.
Sus casas no son un museo, ni tiene visitas,
tampoco la mía, que se va hundiendo lentamente.
como Yo.
¿ escucháis el viento como se lleva el polvo,
o quizás a los hombres?
¿ escucháis la gran carcajada de los monumentos?
Angelillo de Uixó.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

Pesebre de la cueva del ciego distópico. Se abre paso entre la mugre y tres perros que  nerviosos   lo vigilan esperando la cena. Noche de fin de año . Campanada a los lejos del pueblo de Vall d´Uixó. Angustia de las mujeres  en las cocinas  esperando poder  servir,  y ser agradables a los invitados en la última cena del año. Los mensajes de buenos deseos se cuelan en el pesebre de la cueva del ciego distópico. Y se dirige sin ver, a sus invitados ausentes pero presentes a sus ojos.

” ! Os veo a todos! ! -Habéis venido al completo; ! y me traéis un regalo!

Bienvenida sea también las buenas intenciones a este lugar de culto.

-!Oh nosotros solitarios!-  más solitarios que nunca en esta noche- que puede ser oscura para nosotros, !luminosos seres! . Hoy sentimos más que nunca, en nuestro diamantino corazón , la tristeza y  el peso de la soledad ; como si fuera la muerte- ! Como  es eso posible! celebremos con alegría y regocijo la última cena. Estáis invitados todos los solitarios a un banquete conmigo”

Los perros  del ciego distópico levantan sus colas, siente su viento, y el aroma a sangre que exhalan  sus bocas. Con sus manos dotadas de una larga y sucias uñas, el ciego desgarra en paquete de mortadela. cuyas lonchas tira al suelo y cada cual coge su tajada mordiendo al otro. estruendo de bocados, gruñidos, y saliva, adoban la carne cruda.

! Excelente comienzo! -grita el ciego.

Rebuscando entre unas bolsas, aparecen  varia cabezas de gallinas.

Compañeros, son desperdicios de la carnicería, verdadero manjar de noche de fin año.

suenan las cabezas partidas entre los dientes, hasta los pico de oro de los pollos son degustados. Sacando una lengua de cordero a una cabeza el ciego. Pasea con ella mientras va a por su guitarra en esta noche de paz.

– Esta lengua me es familiar, siempre le canto al amanecer.

“Despierta.

Hoy es la última cena.

Saca el perro a pasear.

Sabes que maña lo habrás dejado todo atrás.

Se sortea por todas partes,

unidad y fraternidad.

La que tú nuca has conocido.

Por eso te da todo igual.

Eres un ángel jodido.

! qué felicidad!

Pasas indiferente entre los demás.

Hoy creen tus hermanos,

que todo el mundo ríe y se abraza.

Hoy creen en el cuento tus hermanos,

de que algo viejo muere y algo nuevo nace.

Despierta.

Hoy es la última cena.

Saca el perro a pasear.

Te miraran extrañado por tu soledad.

! Son tan buenos que bromean contigo porque estás solo!

Oh solitario.

Les respondes como un ángel satisfecho de si mismo.

Será que soy un desgraciado.

! Qué felicidad!”

con alegría en el corazón, el ciego distópico, escucha las campanadas de nuevo año lleno de ternura y compasión para los que celebran el nuevo año en compañía.

Su risa baja del pesebre  a la plaza del pueblo, y los plebeyos que se divierten como hombres viejos, hasta los jovenes, juran venganza, por tal desprecio a la moral  que les hace el ciego distópico de preferir la orgullosa soledad,  a rebajarse y ser como ellos.

Angelillo de Uixó.

 

 

 

 

 

 

cb47426

quisiera agradecer el poema y el vídeo que me ha  dedicado M.B Ibáñez. mis ojos nunca han sido muy hermosos,hasta que tu los has descrito, son los ojos de una cámara, en un plano que se aleja al final de una extraña película.

I.

Hundida
en la comisura de tus labios
entre la miel y el silencio,
al que me llevan tus ojos,
esos ojos que desatan
todas las furias del mar,
esos ojos que iluminan
las hogueras milenarias
que le dan la luz al sol.

Esos ojos Ángel.
esos ojos tuyos que ya vieron
océanos trepando por los balcones
persiguiendo la maldad,
esos ojos que se callan
ante las olas que llevan
sus lágrimas hacia el mar.

Ojos acostumbrados
al rojo de la amapola
moribunda en el trigal,
derramando sangre a gritos,
por un pedazo de paz.

Ojos que corren vientos
persiguiendo a la Utopía
a la que cantó el Serrat.
Ojos que ya supieron,
que se conocen los hombres
tan solo con el mirar.

Esos ojos que no tienen
sangre ya para llorar.
Esos ojos, tus ojos
que con callados silencios
tienen mucho de que hablar.

3ce295e4e5ec4f0466bd6f86adc6630b

Quizás…
algún día,
puedan vernos como algo  diferente,
a cabezas de serrín dentro de un laberinto,
con el tiempo…
quizás…
******************
somos nosotros,
lo que queda con el tiempo.
aquí metidos.
cuerpos consumidos y agotados,
que un día brillaron brevemente,
como un fósforo cuando se enciende tiernamente.
su luz, dura muy poco.
como una chispa,
fue suficiente,
para contemplar el oscuro encantamiento de callejones,
donde nos juntamos.
Luego…vino  oscuridad,
que rompió un quejido húmedo
como un árbol que rompe un hacha.
*********************
Nuestros parpados pesados,
caen constantemente.
cuando nos preguntan.
No respondemos a nada con sentido.
Nuestras bocas disecadas.
se alimentan del santo Grial de las ayudas publicas.
Nuestras vidas,
el tiempo nos lo demuestra,
es un bucle de miserias y torpezas.
**************************
Al otro lado, el otro reino.
Tan cerca,
que camina paralelo a nosotros.
Tan cerca,
como estrellas que se pudieran tocar.
Ellas brillan sobre nosotros.
*******************************
Nuestro no es el destino,
en este reino sin sentido.
Si alguien lo quisiera conquistar.
solo tendría que entrar al laberinto.
Por qué nuestra voluntad,
descansa ya clavada en la piqueta de otros corazones.
Por qué nuestra abstinencia vital,
fue proclamada ya en otras voces,
que se alza críticas contra nosotros,
olvidados en el laberinto,
jugando con nuestra imagen a los dados.
*************************************
Ahora, vednos, calaveras encajonadas.
seres de serrín;
caminando fijos y errantes  en el mismo espacio.
Sabiendo de antemano…nuestro fracaso.
angelillo de Uixó.