Archive for the ‘educación’ Category

CIMG9051

 

como hortelano hernandiano cuyo destino es de fatales cornadas en un pueblo taurino y de vientos contrarios de este lugar que enarbola la bandera del fascismo desde el campanario de la asunción, robando al que menos tiene. El 23 de abril, después de que me robaran todos los ajos, y seguir  abriendo la tierra, tras la máxima perdida de todo el trabajo de meses. Un nuevo dolor  me circunda, se reduce a la nada la charca que alimenta mi huerta con toda su fauna sobre la que pende una cornada de luna que derriba su casa. Pico astral que abre la tierra y siega como una guadaña. Miran sus criaturas su seco destino, desaparecer agonizando entre los agujeros de la tierra. Con ese dolor que quisiera trasmitir, llevar, compartir, pasear por la feria del libro de San Vicente. Deseo escuchar el recital a Miguel Hernández, grial de lucha, versos en sangre de hombre valiente y enamorado de la vida.

Pero la sangre ya no es un camino, solo he encontrado conformismo en la palabra, no en la de Miguel, perdido, perdido, tan perdido como mi charca menguante, que ni la luna le cabe en ese alfiler de vida.

Perdido he entrado al club del bonsai.

¿ Habrá cirujanos como los del  club del bonsai de vall d´uixó capaces de sanar tanta herida haciendo las cornadas pequeñas?

Los que han hecho posible, con infinito trabajo y paciencia, levantar un olivo con el puño.

¿ No serán capaces de reducir a todos lo que siembran el camino de injusticias, haciéndolos enanos?

Meterlos en maceteros y depositarlos en nidos en los alto del campanario donde crían los cuervos, para que alimenten con sus cuerpos de gusanos sus polluelos.

Os llamo a todos vosotros, los del club del bonsai de vall d´uixo, a poneros delante de los jornaleros y defender el trabajo del campo.

Angelillo Uixó.

Choose a License .update_bar { background-color: black; color: white; max-width: 800px; margin: auto; padding: 5px; text-align: center; border-radius: 1em; } #content[dir=”ltr”] .update_bar input { margin-left: 14em; background-color: white; color: black; } #content[dir=”rtl”] .update_bar input { margin-right: 14em; background-color: white; color: black; }

9788434419278

 

¿ Qué es la camisa del martillo Papa? preguntó a gritos un chiquillo desfilando entre la muchedumbre que se agitaba alrededor de la feria del libro  de san vicente de vall d´uixo , para ver  la cabalgata de la patrulla canina como descendía espectacularmente del campanario de la Asunción que celebraba su 225 aniversario, cayendo los perros lanzados desde el campanario en una red llena de libros de paja cargados en  un trineo tirado por el enano jorobado encargado de las campanas,  vestidito  para la ocasión de cristo baco. Lanzó el trineo a galopar por la feria repartiendo libros pagados de los fondos europeos  para incentivar el placer de la lectura entre  el colectivo de desempleados que no querían trabajar.

Una vez se perdió en el ocaso entre toques de campanas,  fanfarreas, aplausos y vítores  de peñas ebrias el enano jorobado y la patrulla canina, el padre respondió a su hijo con solemnidad mirando las construcciones paradas.

La camisa del martillo hijo mío, es la mueca en la que se acoplan los clavos acerados que utilizaba cuando era enconfrador para colocar los parapastas. Allí quedaba detenido el hormigón, bañando las boguedillas y las vigas en un intenso oleaje de cemento, grava y agua. mezclado todo esto de tal modo que cuando se secaba formaba una estructura tan solida que era capaz de soportar un bombardeo. Eran tiempos donde la aurora venia todas las mañanas a buscarme. yo salía a recibirla con la camisa del martillo preparada para levantar cuatro cruces de hormigón en una rotonda inflada dentro de una burbuja.

Debimos despertar a Merlín al golpear con nuestros cánticos en aquellas paredes que acariciaban la carne cuando soñaba.

Hoy, todo aquel fantástico mundo ha muerto hijo. Ahora vivimos en una burbuja encantada llena de turistas, y cultura barata que también reventará. Veras que nadie tiene principios sólidos en estos tiempos, que vivimos en el ocaso  de los ídolos junto  el nacimiento de otros diferentes a los griegos. Si lees lo suficiente cosas de hoy, olvidarás a Homero, comprenderás que la palabra está desprestigiada a fuerza de haber sido tan usada, y que el bien y el mal son vanalizados.

Hijo mío, hemos creado nuestro propio laberinto. EL campo se cierra sobre nosotros sin que podamos abrirlo, la industria es incapaz de regenerarse, la pobreza se ha vuelto indigna, y la cultura es un nido cuervos pedantes llenos de imbéciles que te alejan con sus graznidos.

El padre al ver a su hijo que lloraba mientras el resto de niños recitaba el abecedario junto el bufón del maestro disfrazado de Pato Donal, le animó:

SI la literatura no te salva del aburrimiento, siempre nos quedara la irracionalidad, o un clavo de acero en la sien directo metido en la  camisa de un martillo.

Angelillo de Uixó. dejo la noticia de la feria del libro.

La II Feria del Libro se celebrará del 22 al 24 de abril | La Vall d’uixo.http://www.lavallduixo.es/es/noticia/ii-feria-del-libro-celebrara-del-22-al-24-abril

Sábado, Marzo 12, 2016 – 13:00
La II Feria del Libro se celebrará del 22 al 24 de abril
El objetivo es promocionar la cultura y la lectura dentro de la programación de las fiestas del 225 aniversario del Campanar

La Vall d’Uixó acogerá los días 22, 23 y 24 de abril la II Feria del Libro, “uno de los actos más importantes a nivel cultural para la ciudad de este 2016”, tal y como ha señalado el concejal de Cultura, David Lluch, quien ha destacado que además de promocionar la lectura, este evento también “pretende potenciar la cultura en general”.

Por ello se han programado varias actividades paralelas, que empezarán ya el 17 de abril con el concierto de las tres bandas de la ciudad en el Auditori. Y es que esta muestra se enmarca dentro de la programación de las fiestas del 225 aniversario del Campanar, por lo que contará con “numerosos actos no solo relacionados con la literatura”.

La inauguración de la feria será el viernes 22 de abril a las 18.30 horas en el Casal Jaume I, coorganizador de la muestra. La misma tarde, a las 19.30 horas, de la mano de Amics de La Vall se presentará el último libro del escritor castellonense Eloy Moreno.

El sábado 23 de abril tendrá lugar la Jornada Intercomarcal de Reflexió Bibliotecaria que organiza el Col·legi de Bibliotecaris i Documentalistes de la Comunitat Valenciana, en el entorno de la plaza l’Assumpció, donde también se instalarán los estands de las distintas librerías que participarán.

Lluch ha destacado que a lo largo del fin de semana se sucederán las presentaciones de libros, firmas de autores, lecturas colectivas, actuaciones musicales, exposiciones y talleres infantiles. En definitiva, “actividades para todos los públicos con la cultura y la literatura como protagonistas”.

El concejal ha agradecido al Casal Jaume I que sea coorganizador de esta feria del libro, ya que “el año pasado impulsaron la primera edición, con poco apoyo institucional pero consiguiendo mucho éxito de participación y a nivel organizativo”.

Asimismo, también ha destacado el trabajo conjunto con la comisión de fiestas del 225 aniversario del Campanar, así como la colaboración de varias asociaciones locales y de las librerías, ya que el objetivo es “convertir esta muestra en un referente a nivel provincial en los próximos años”.

 

 

 

 

 

titulado en youtube y en cel nuestro blog de agricultura donde se pueden ver fotos de la feria donde participamos, la de la ecoxarxia, cuyo objetivo es dar a conocer y practicar otro modelo de sociales, frente una que nos exige que desgastemos nuestros pies :

Diógenes educa, me duelen los pies de llegar el primero.

diogenes-educa-me-duelen-los-pies-por_3.html

 

 

Lejos de cualquier meta,  entre cuatro paredes góticas de una caseta, aparece sentado el nuevo Diógenes en un silla , desnudo de cintura para abajo, excepto en los pies, y con un abrigo de cintura para arriba. Está rodeado de un barril, una carretilla llena de  gomas de goteo y cajones de naranja. Su voz ahogada. En la mano lleva una pico loro.  Intenta como si esperara a Godot, quitarse los zapatos. La escena, la del eterno abandono, en la que se inicia un monólogo clavando la pico loro en el zapato.

No sé si podré quitarme los zapatos para poder escribir un poema.

( Gracias a su perecía de albañil, Diógenes consigue desprenderse del zapato, mira sus pies con pena)

Mis pies son testigos de tantas cosas que pasan estando quietos. Tengo entre los dedos tierra, polvo en los calcetines, grietas en los talones por los que cabría un gusano, y en mis ojos hoy una colmena con cuya cera me tapo los oídos para que no me arrastren con su canto los corredores.

ah, los corredores del duatlón, por ellos se han cortado las calles de vall d´uixó.

Al salir a pasear con mi carretilla al mercados de los pobres, pensé que alguien se había suicidado, y al preguntar a Platón que vi aplaudiendo en una barandilla , le pregunté quién era  el muerto.

Con insolencia respondió:

la idea  Diógenes, es cortar las calles para que pasen los corredores.

Pues han interrumpido como manifestantes bolcheviques  todo el trafico, dejando al pueblo detenido-  repliqué cuando vi llegar la policía local , y con la rueda desinchada y chirriando abandoné el lugar.

Al asomarme al alegría de la huerta,  me di con mis amigos el moro Mussa y el rumano Vladimir Dimitri, fregando cacerolas. Estaban muy contentos de rodillas en el suelo haciendo temblar la vergüenza sujetando con las manos las bandejas cargadas con su cabeza. Cantaban transportando licores amarillos a los últimos corredores, un grupo de perdidos a los que les decían:

hoy vamos a forrarnos con propinas de estos desgraciados.

Junto a los últimos estaba el primero, con los pies escayolados y una medalla de su pecho, lloraba amargado:

tengo los pies reventados por llegar el primero, dos días he pasado caminando para ganar un trofeo.

Para que no me dieran trabajo el encargado, me fui con mi carretilla a pedir al mercado.

Más tuve que esconderme entre los arbustos, al ver a la alcaldesa predicando al pueblo con un bisturi en las manos para hacer una sangría entre los desempleados.

“Hoy damos comienzo a una nueva económica y de disciplina”

El concejal de empleo, empezó a lanzar al pueblo zapatillas, con la nueva consigna:

Si antaño fabricabamos zapatos,

ahora los gastamos.

Los últimos en llegar serán sacrificados.

Correr malditos

Muerte a los desgraciados.

Angelillo de uixó.

Homenaje al poema: el último rebuzno de M. Ibañez.

CIMG8943

http://www.poemas-del-alma.com/blog/mostrar-poema-434804

Al bajar a estudiar psicología del pensamiento y entrar en la biblioteca de vall d´uixo y mirar a los estudiantes, no he podido dejar de sentir que estaba rodeado de asnos en vez de personas. Me han dado ganas de gritar como en la facultad ante los catedráticos de psicología:

I-A, I-A, I-A,

y empezar a cocear los libros.

Sin embargo, la vergüenza me ha invadido y me ha hecho silenciar mi canto reprimido en la silla de la biblioteca.

Por dentro corría ese hormigueo y ardía en mi esa vocecilla que me invitaba a ponerme en pie entre las mesas y gritar entre los estudiantes como un asno:

I-A, I-A, I-A.

La cara la tenía roja como solo pueden tenerla los hombres reprimidos, y he pensado que si fuera un asno estaría liberado de mi tormento humano rebuznado a placer en la biblioteca.

Para dominar mi espíritu poseído por los asnos, me he conectado a una comunidad de poetas que frecuento, poetas del alma, a ver cuantas oraciones decentes escuchaba. Me he quedado gratamente sorprendido al verme comprendido, estaba M. B Ibáñez rebuznado.

El último rebuzno por M.B.Ibáñez

Muuuueeeeeerooooomeeeeeeee

No han tardado en contestarle a la mujer que ha escrito el mejor poema de todos los tiempos los patriarcas de la poesía:

Buenos días señora M.¿Se podría saber qué clase de estructura es esta?
Parece ser que le ha denominado ¿”rebuzno”?…
No conocemos esas estructuras en Gondor… Podría ser… ¿mini Haiku? O frase célebre….
Aguardo su respuesta…
Mi afecto, mi saludo, mis respetos.
Atte. Pajarrako Kaverníkola

  • Yanos Toy20 de Marzo de 2017 a las 12:22Es un tipo de verso muy recurrente que ciertos entes usan como defensa o ataque cuando carecen de algún tipo de argumento sólido para defenderse. Suele ser muy recurrente por jumentos y demás especímenes de la familia de las acémilas. Debido a la brevedad de su composición no es necesario ser poeta ni muy ducho en vocabulario para realizar su ejecución con éxito. Muchas gracias espero haber satisfecho su curiosidad.
  • Pajarrako Kaverníkola20 de Marzo de 2017 a las 12:50Sinceramente, señora M. me trae dolor que haya tales situaciones entre personas humanas que aman el mismo arte poético…
    Hace poco que entro y ya he sido espectador de tanta polémica que me he sentado a meditar si realmente valió la pena mudarme aquí…
    En cavernas de Gondor hay muchos diferentes estilos poéticos, aunque siempre tenemos presente lo clásico, hay muy buenos expositores en verso libre.
    Solemos tener visitas los días festivos de los habitantes de Minas Tirith y siempre nos caracteriza la tolerancia y respeto. Si alguien tiene alguna dificultad, se le ayuda con amor y comprensión para superarse cada día…
    En Gondor yo estoy entre los más ignorantes, señora, pero he tomado clases de literatura y gramática poética con los elfos del bosque, a quienes estoy profundamente agradecido. De allá traigo algunos de los estilos que comparto por aquí…
    He encontrado muy buenos talentos aquí.
    Quisiera de todo mi cavernícola corazón contagiar el espíritu afable de nuestros pueblos…

Hay 12 comentarios más

Isis M 20 de Marzo de 2017 a las 12:42

Yanos Toy, buenos días. Creo que la postal y su propuesta “poética” cabe en la categría humor, es solo una sugerencia, tómelo en el buen sentido. Bonita semana para usted y créame que me resulta muy dificil comprender el lenguaje de los burros a pesar de que creo que son valiosos animales, como toda especie de este mundo.

  • Yanos Toy20 de Marzo de 2017 a las 12:45Le transmito por aquí mi última respuesta a su anterior comentario en una página que no es la mía.
    Lleva usted razón al igual que todos, por lógica vulgar deben ser siempre los denominadores comunes los culpables de todo. El tiempo pone a cada uno en su lugar y la gente sensata ya sabe que lugar ocupa cada quien, no delate el suyo, no sea que cuando quiera volver a la sensatez sea tarde. Y si veo que es usted muy lista, ya en dos días o tres que lleva por aquí ya sabe las veces que yo cambio o no cambio de nombre, ¿le contaron también las veces que me expulsaron por no aguantar atropellos de nadie? Y no dude de que mi propuesta de hoy hay alguien muy versado o versada que la entenderá perfectamente.
  • Yanos Toy20 de Marzo de 2017 a las 12:50Y aunque ponga Yanos Toy, es que estoy haciendo las maletas y puedo atender gustosamente a quién lo necesite.

Hay 3 comentarios más

ALam 20 de Marzo de 2017 a las 14:33

Es despeciable èsto que has hecho. Què manera de deshacer la imagen que alguna vez, algunos pudieron tener de tì, la imagen de aquella mujer que solo se defendìa ante ataques injustos.
Desconoces absolutamente al ser humano, a la mujer admirable que has agredido con este …….no hallo palabras para nombrar èsto que has hecho.
Ya no cuenta tu poesìa…ya no cuenta si tuviste algunas veces, razòn.
No leerè tu contestaciòn – si es que la das- ….no podìa callar ante esta bajeza.

  • Yanos Toy20 de Marzo de 2017 a las 14:38¿Yo no fui agredida por ella y por muchos más? ¡extraño modo de ver las cosas!
  • Yanos Toy20 de Marzo de 2017 a las 14:39Se reía de mí en todos sus comentarios, ¿cómo llama usted a eso?

Y ahora después de escuchar vuestros rebuznos, volver desgraciadas almas a los rezos, y a la poesía.

Angelillo de Uixó.

Una fila de tordos salió volando  de la acequia del acueducto romano de vall d´uixo, dejando abandonados los huesos de las olivas del parque que habían caído dentro de  la regadora del acueducto sin uso. Yo, contemplaba  el cercano atardecer y el vuelo de las aves desde abajo del acueducto. Estaba en el bancal que labraba pegado a un arranque de la curva del arco. Los tordos subieron hasta las ramas de unos jóvenes olmos que crecían apretados unos contra otros, en el fondo del aljibe  desmoronado de las ruinas del molino de arroz. allí se quedaron colgando mientras unos perros de presa llegaban hasta donde comían los tordos.  Tras ellos, en el mismo lugar donde estaban las aves, junto los perros se pusieron en fila una  pandilla de chicos y chicas,o mejor dicho para catalogar debidamente los especimenes: una pandilla de canis y chonis.

La pandilla  estaba formada por unas nueve personas. Al asomarse y mirarme de forma amenazante, reconocí a tres de ellos, que eran los que formaban la pandilla Sumisión.  Era como yo conocía su organización. No era la primera vez que ésta pandilla se cruzaba en mi vida, y creo que no les caía bien. Cuatro años antes, una noche de abril conocí a esta pandilla. Por aquel entonces, constaba de tres canis recién salidos del reformatorio. Yo les llamaban Lucifer, Caín, y Caifás. LLegaron no sé de donde por medio de los primos de Caifás, que eran familia  de un famoso delincuente que salió en la tele cuando lo cogieron tras violar y matar a tres niñas, conocidas como las niñas de Bocairent. De este modo vinieron a texas vall d´uixó. Concretamente bajo de donde vivo. Su presentación fue así:

una enorme piedra  a la una de la mañana  hundió mi puerta entre risas salvajes salidas de un coche con música de los chichos que bajaba a toda velocidad la calle lanzando piedras a todas las casas.  De esta manera tan peculiar los conocí. Junto a ellos había dos rubias de la raza chonis. Robos, acoso, pedradas, por parte de ellos, y por parte de  nuestra, los vecinos, llamadas constantes a la guardia civil. Así fue el día a día durante varios años. Al final, todos nos acostumbramos a  que nos robaran  la pandilla sumisión ,  y eramos bastante indiferentes a sus amenazas, incluso se ganaron las simpatías de vecinos y policías. Desde su desalojo, bastante discreto, hacia un año , no sabia nada de la pandilla sumisión, y solo recibía insultos  los viernes en el mercado de la madre de uno de ellos, y de su hermanito pequeño. Hasta ayer que es donde empieza nuestra historia de hoy.

¿ qué hacían ahora por aquí? me pregunté. Noté que ahora eran muchos más en la pandilla y los conocidos eran algo más mayores, y ya no tenían aspecto de menores de edad.

Habían chicos y chicas con ellos de verdadera raza blanca , como yo, pero con pinta y modales de parias. Sin duda serían adolescentes venidos de la clase media caídos en la exclusión social por culpa de la crisis.

Marques, marques, hijo de perra, cava tu tumba- me gritó uno de ellos mientras cavaba intentando pasar desapercibido. El verme trabajar  los provocaba. Me habría convertido en motivo de  chistes para ellos si me veían  trabajar. Cosa bastante habitual en ellos, lo de hacer chistes de cosas sin gracia, pues por su falta de autoestima y trastornos de la conducta, actividades como la agricultura, escribir poesías, representar obras teatrales en la calle eran motivos que les alteraba violentamente. Recuerdo  una ocasión, estaba en el parque viendo a unas chicas realizar una obra de teatro feminista, cuando aparecieron en bicicletas robadas y empezaron a insultarlas. tuvo que venir la policía, que deseaba a todo esto que no se representara la obra de teatro titulada Electra. Yo denuncié sin éxito que sospechaba que la policía les dio un sobre con dinero a la pandilla sumisión, pero nadie me creyó. Para evitar males mayores, decidí irme en ese momento del huerto. Bajé a la charca que se encuentra bajo los arcos del puente de  San José.dejé a mi espalda mi huerta, y a ellos sobre el acueducto contemplándola a menos de 50 pasos de distancia. Los guisantes con sus flores moradas casi violetas quedaron a mi espalda entre las cañas atadas. Las patatas con su fuerte verdor empezaban a asomar de bajo tierra. Habas, ajos, cebollas, formaban largas filas preparadas para su recolección. La charca , el primer día de marzo estaba animada. Las ranas croaban sin cesar, las cañas verdes estaban adornadas con su plumero dorado. Dos enormes ratas de agua nadaban en sus claras aguas.  Al cabo de varios minutos escuché una voz gritando a la pandilla sumisión. Yo no quería salir de allí. Tenía miedo de enfrentarme a ellos, tenía miedo de lo que podía llegar a hacer. Imaginarme que me estaban rompiendo la huerta era diferente a verlo. Si lo veía, me vería obligado a hacer algo, y si hacia algo sería condenado  a la cárcel. Lo mejor era dejar que destrozaran todo mi trabajo y callar. Ellos solo eran como perros sin causa, y tan inofensivos como un perro. acabaría con todo mi huerto y se irían tirados de una cadena que no comprendían, quizás la policía, quizás el partido popular,  quizás un juez, quizás el tripartito progresista, todo junto, quizás. LLegó un silencio largo, de varios minutos a la charca, y salí. No había nadie sobre el acueducto. Junto a mi huerta solo estaba un hombre de mediana edad paseando su perro. me saludo al verme. Lo conocía de vista. Se dirigió a mí:

¿ Has cogido muchas habas? me preguntó.

Habas y guisantes lo que más estoy cogiendo. Ayer mismo vendí 10 euros.

El hombre con una sonrisa compasiva me confesó:

Hace un momento un chaval llevaba un puñado de habas en las manos y te estaba cogiendo las cebollas. Le he dicho,

si recoges la cosecha, quita por lo menos las malas hierbas. Ha salido volando como un tordo, de un vote.

Yo con un gesto de tristeza y cierta sensación de cobardía ,mirándome los pies le  agradecí con sinceridad  el haber protegido el huerto.

El hombre me miró con ternura compasiva, comprendiendo mi vergüenza y mi desgracia. Tras  pensar unos segundos, me  aconsejó:

¿ Por qué no te miras un  huerto en otra parte?  aquí, con el parque tan cerca no te van a dejar en paz esa pandilla.

Miré con dolor por encima de su hombro contemplando el huerto de parte a parte, las flores moradas de los guisantes atrayendo a las abejas bajo el atardecer rojizo, los murciélagos dando vueltas al huerto, el viejo molino, los acueductos. Todo desaparecería dentro de poco, volviéndose a cubrir de malas hierbas y matorrales.

Pensé que había de aceptarlo como si fuera voluntad de Dios.

Angelillo de Uixó.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

Sabias que la cruz roja no te abandonaría, aunque hubieras caído de las primeras líneas de la producción y la formación. Aún recordabas que fuiste a la escuela, al instituto, incluso a la facultad. Allí te dieron buenas herramientas para luchar. Ahora la casa se caía , todo estaba por el suelo. Años y años sin trabajo iban pesando, y ese peso pensaba, pensaba por ti esa carga.

Pero seguías creyendo que el sol llega cada mañana, y por  eso mañana sonó el teléfono, y lo cogiste, balbuceando  si a todo.

Buenos días Ángel. Te llamo de la cruz roja, soy Rosa. Veras, estamos creando una bolsa de trabajo para gente como tú, en exclusión social.¿ Por qué no te vienes por nuestras oficinas con un curriculum y la vida laboral ? Pasa antes de las once  para la entrevista, y trae una bolsa grande , te daremos alimentos gratis, chao.

El teléfono cayó sobre el zapato,  la puerta se desprendió de las bisagras abriéndose el pasillo al caer al suelo.

¿ Vistes la claridad que entraba a tu cuarto ?

El sol cargado de recuerdos golpeando tu ombligo tejido de algodones a la cama.

Por la ventana, se escuchaban gritos de la gente sin educación de la calle.

En el suelo , te rodeaban las cosas en las que creíste.

Las mirabas como se mira a un recuerdo.

Tu viejo diploma del instituto firmado por el rey de España, lleno de polvo, como las horas.

Y tu curriculum convertido en un muro lleno de nombres:

Makro, adecco, mistrolión, unión eléctrica de levante.

No era una ironía lo que decía el profesor en clase:

El que suspenda las pruebas o no las termine,

acabará de empleado en un supermercado.

Angelillo de Uixó.

<a rel=”license” href=”http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0/”><img alt=”Licencia de Creative Commons” style=”border-width:0″ src=”https://i.creativecommons.org/l/by-nc-sa/4.0/88×31.png&#8221; /></a><br />Este obra está bajo una <a rel=”license” href=”http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0/”>licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional</a>.