Posts Tagged ‘maltrato animal’

 

 

En vall d´uixo, esta mañana.

Lo siento, lo siento mucho- dos o tres veces he dicho esto,  mientras María apenas podía hablar ahogada por las lágrimas.  Haciendo un esfuerzo ha proseguido hablando

Estaba con la cadena ahogado, ademas…ayer hizo mucho calor,

( ha vuelto a romperse llorando)

si me hubiera asomado- al decir esto se ha debido sentir culpable, y se ha descompuesto totalmente en  lágrimas, bajo las gafas no paraba de pasarse pañuelos de papel que estrangulaba mojados entre sus dedos y tiraba al cenicero del coche. Yo, con los dedos  apoyado en la ventanilla , he esperado que se restableciera  guardando silencio. Más que por el relato de María, han sido sus gestos, sus movimientos espasmódicos, lo que me han hundido con ella en  la tragedia. con espanto,  podía ver el escenario tan solo levantando la cabeza.  Una docena de pinos plantados delante de una caseta eran testigos de este nuevo  drama que aquí es viejo. Atar a un perro desde cachorro a una cadena. algunos animales, llenos de deseos por vivir les pasa como a algunas personas de esta tierra, que no aprenden a convivir con sus cadenas y acaban  atados por la policía. La contemplación de la muerte de este cachorro de seis meses de color canela,  ha atado ha María, acostumbrada a ver a este cachorro junto a su casa brincando siempre feliz jugando con su perrita por su patio.

Imaginar el sufrimiento  de la muerte del   cachorro.

Bajo el cielo atado junto a su puerta y muy cerca de la mía para al amancer encontrarlo  muerto enrollado en su cadena, verdugo de metal frío  contra el que luchó él solo con garras y dientes ayer, eslabón por eslabón. Con sus  diminutos intentos de escapar de la muerte dejando como una huella en la cadena las marcas de sus dientecitos  yéndose de este mundo un animal   inocente, de sus diente blancos, de pura leche que ahora custodia la muerte

María incoherente, saliendo como entrando yo del trance de dolor por el drama, se ha despedido de una forma extraña-

me voy que se van a despertar-

-de este modo se ha alejado llorando. No sé muy bien a quien se refería,  pues vivimos en una zona llena de casetas que están casi todas deshabitadas, y aquí los pocos  que vivimos madrugamos mucho, y ya estaban todos los que podían oírnos asomados a las ventanas escuchando esta catástrofe anunciada. Hace semanas, al subir a su casa a cenar con ella y su pareja,  vi la muerte de ese animal  que me presentó. Al preguntar de donde salía, me relató  que era el perro de su vecino, que siempre dejaba estaba atado.  Solo los días que subía a darle de comer lo soltaba un rato, que aprovechaba para saltar a su casa  a jugar con su perrita, como en la ocasión que yo estaba presente. La prueba de que iba a morir ese perro pronto la tuve al confesarme María la conversación que había tenido   con su dueño para disuadirle de que no lo atara. Le explicó María que el cachorro suelto era más feliz que atado, y no suponía un peligro ya que se iba   a su patio y de allí no se movía jugando con su perrita, formando una alegre pareja. El dueño le contestó que haría lo que le diera la gana que para eso era suyo el perro. Entonces comprendí  su destino, porque cuando se tiene dueño se tiene destino, por eso me duele tanto y siento igual la muerte de ese perro que si fuera mío.

( En San Antonio Vall d´Uixó, se ha muerto un perro de un vecino  atado por una cadena con la que se ha ahogado, su muerte no la podemos aceptar)

Tu cola Colmillo lácteo, forma una ligera sombra de un día de primavera abanicando las hierbas que crecen junto a nuestra puerta, tras la cual tus hermanos se agitan para besarte la boca y olerte a romeros en flor del monte, mientras yo me preparo para alimentar la tierra de nuestro huerto en una mañana clara de luz, casi transparente.

Un silencio cercano, alargado, se ha liberado y nos ha sorprendido.  Durante un minuto ha pasado una tormenta y ha dejado todo por el suelo. María, aparecida como un rayo en nuestra puerta, cubierta únicamente por lágrimas resbalando por la tierra,recogiendo sus pedacitos con una voz traspasada por la guadaña.

No comprendía, ni se hacia a la idea de la imperdonable muerte anunciada de un perro atado   a una cadena , que ahora hay que desatar y enterrar.

Junto a la reja de la puerta, mis manos que abren la tierra, se han quedado atrapadas, sintiendo la vida mordida y arañada.

Hemos comprendido como hace en estas tierras prácticas el destino.

angelillo de Uixó.

Choose a License .update_bar { background-color: black; color: white; max-width: 800px; margin: auto; padding: 5px; text-align: center; border-radius: 1em; } #content[dir=”ltr”] .update_bar input { margin-left: 14em; background-color: white; color: black; } #content[dir=”rtl”] .update_bar input { margin-right: 14em; background-color: white; color: black; }

CIMG9031

Las nuevas voces de una hispania moderna naufragan entre las cuatro paredes  de las casetas San Antonio. Al nacer fueron  cal, con la edad han sido pintadas con una paletada plástica de colores de comunión que enciende la madrugada de escopetas de levante entre chumberas,  madrigueras y olivos que cantan con las presas del parany.

Cruces surcan el cielo con los brazos abiertos en los asientos. Almas de veraneantes que viajan de aeropuerto en aeropuerto sobre los surcos de ajos que se hunden cubriendo de puro blanco el suelo.

Brisa marina traspasa las cuatro paredes cuadradas. Llega empapada de bebida y amargura. Velero de llanto que mueve oscuras galerías bajo tierra donde descansan los gallos y las rosas que resucitan mojados de sus propias heridas. Fenixs de desdichas que se crucifican crucificando.

Picos y espinas se enredan entre muslos lanzándose un vomito alcohólico al quitarse la manta.

Se escupen los pechos,  arrancan las manos, sacudiendo los cabellos siempre cargados de tirones despeinados.

Se rompen los espejos al mirarse.

tranquila es la sangre que se hace mala,

en la hora en que dan palmas los gitanos.

Tranquila es la sangre cortada,

que busca nueva sangre para cortarla y marcha.

Allí queda la casa,

cuatro paredes mal puestas.

Un lamento se escucha quieto,

un gemido de perra olvidada que aguarda,

la segura agonía de vuelta en el monte.

Con las manos clavadas a la madera de la barra

golpea los vasos de whisky su amo que olvida.

Con una corona de espinos clavada en la cabeza,

esfina su dueña siete metros de madero de barra

con polvo de vía láctea para hacer el camino de vuelta a casa.

Cuando recuerden que han de regresar,

te enterraran.

lanzas al aire donde vibra un lamento de dolor contra el cielo

capaz de cortar los dedos de los gitanos que dan palmas.

Una corona de ajos blanco para cubrirte,

cuando regresen tus dueños.

Yo escribiré en tu epitafio,

dando palmas con los gitanos:

Vivan tus dueños.

La siguiente crónica poética está basada en hechos reales, para no asustar a nadie, la sangre no ha llegado al río, la perra protagonista de nuestra historia, Perla, aunque ha sido descuidada de una forma brutal, atada sin agua y sin comida durante varios días, quedando para colmo la cadena enganchada en una grieta de hormigón sin poder llegar a la comida y agua que varios vecinos le llevamos, ayer fue liberada por la policía local .  la situación creada es achacable a un modelo  sociedad más atrasada de lo que parece. El atraso africano ha sido ocultado con un fino maquillaje europeo. Las autoridades, bastantes miopes, preocupadas por el turismo en las cuevas no lo reconocen. Eso ya lo pagarán en la historia local. La vall d´uixo del 2017, es un anacronismo a la españa de principios del siglo XX descrita por Valle Inclán, Machado, la del 27 de Lorca, la de los años cincuenta de los Santos Inocentes de Delibes. Las pruebas para esta afirmación son mis crónicas , mi biografía , la vida que arrastro en este espejo deformado.

la vall d´uixo del 2017 se ha adaptado con su nueva tecnología, con los desarrollos en la informática, con su inclusión incluso a europa, a ese tiempo eterno de la España inamovible de esperpento,  atraso social y barbarie de siglos.

Vivan nuestras cadenas.

Angelillo de Uixó.

 

No contesto el por qué mato a las palomas.

http://www.elmundo.es/comunidad-valenciana/2015/04/15/552e332bca474186698b4581.html

14290911078388

Dedicado a Jordi Julia, por su información y sufrimiento personal en esta noticia. Espero que te sirva de alivio  este articulo.
Noche paz en el ayuntamiento de Pilar de la Horadada.
Iván Tomillo edil al ayuntamiento se congestiona y estornuda.
¿ Donde vas hijo con la escopeta? – le pregunta mama.
Quía, quía madre. eso es cosa mía,
¿ Va a hacer prácticas de alcalde Hijo?- pregunta papa.
Iván estornuda y la escopeta se dispara dando a los cuernos del ciervo.
Quía padre, que eso es cosa mía.
Camina hacia el alba Iván Tomillo con la escopeta  al hombro y se encuentra con otros compañeros carabineros.
Los palomos echan al verlos al vuelo.
Bum, ban, bum,
van cayendo del cielo teñido el amanecer de plumas y sangre.
Las apilan en fila, 401 palomas para hacer una foto.
esta no la pongas en la foto- dice Iván Tomillo.
¿ Por qué ?- le pregunta el compañero.
Por qué es lesbiana y no la quiero.
El ayuntamiento abre las puertas a los niños.
Esta es la casa del amor y la paz- explica un profesor.
Iván Tomillo sale a recibir a los niños con la escopeta.
Y le da a una mocita un palomo.
Cuando yo te diga lo sueltas
¿vale nena?
Ahora,
la niña abre las manos e Ivan Tomillo con gran tiento le da al palomo que cae dando círculos dramáticos.
Los niños aplauden:
Bravo, bravo. bravo.

Angelillo de Uixó.

Licencia de Creative Commons
No contesto el por qué mato a las palomas. by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en angelillo201.wordpress.com.

Aullido fiel: mi dueño tiene problemas con la ley.

DSCN0040

Me he despertado en medio de mi poético sueño de la Edad del Bronce donde desfilaban hombres heroicos, musculosos y bronceados portando arcos y flechas, luchando junto los dioses cerca de sus cóncavas naves por conseguir a una puta retenida tras las altas murallas bañadas por las olas y el sol.
Estaba yo en lo mejor de la batalla junto a mi caudillo atravesando con mi enorme lanza la boca de un enemigo, admirando a mi Caudillo que cortaba por la mitad a un no menos bello que nosotros enemigo, y los dioses por este glorioso hecho le protegía de un flecha traidora lanzada a su talón. Cuando de repente, he sentido un aullido que ha golpeado la ventana bañada por la luz de plata de los astros. mi corazón ha palpitado mecido fuera de mi mente.
Un terror se ha apoderado de mi, atravesado por el ruido de la cadena y ese lastimero aullido que ha roto la serenidad de mi sueño.
Entre la luz de la luna, asoma cautiva su maternal figura de presa entre sus heces. Tierna y serena en la terraza atada a una cadena, retenida tras la barricada de ladrillos derruidos atacados por sus propios moradores:
unos okupas que han huido de esa casa devastada para conservar la libertad dejando atada a la perra.

DSCN0045
La perra de presa: fuerte, inmóvil, temblando, de pie, inofensiva, fuerte. Se estaba sacrificando por ellos bajo mi ventana que deba a esa terraza.
La red de complicidad de Texas, vall d´Uixó, en esto hechos era cortada por Ariadna para mí.
Una nube coloca un suave velo que oculta a mi vista la luna y la figura de la sacrificada quedando en la noche oscura solo el aullido cada vez más terrorífico que anuncia nuevos sacrificios: ahora humanos.
La luna vuelve a surgir llena, desgarrada su cara, de color rojo, mientras los satélites de júpiter desaparecen a mi vista bajo la constelación del carro que parpadea envuelto en llamas celestes.
Oh señor, le digo a la perra:
Estarán aquellos por los que gimes, ahora cómo tú , aullando en algún calabozo, o tirados en alguna acequia borrachos cómo una cuba, o en un hospital curándose las heridas de alguna navajada, cómo la que pretendió darme un tipo parecido a tus dueños dos días.
Alegría inmunda.
Es posible que se estén riendo de la perra que aúlla ante su fiel muerte, y de mi , que no puedo dormir por sus gemidos.
La verdad es que no sabemos nada, absolutamente nada.

¿ es delito, maltrato animal, abandono o mal suerte?

dos días atada y sus dueños sin aparecer, aúlla día y noche. ¿ es cosa de mala suerte?

Anexo:
La siguiente historia está basada en hechos reales, y tiene consecuencias.
Continuamos en la madeja de San Antonio, en la segunda parte de la metamorfosis de cocogua tirando del hilo interconectado con esa historia que se teje sobre este lienzo de miseria y humanidad que tejemos: LA de la perra abandonada y la imposibilidad de ayuda. El animal da muestras de angustia y locura que salta de su terraza a la mía.
Sus dueños son igual de esclavos de la enajenación social y los aullidos que nosotros.
Angelillo de Uixó.

Aullido fiel: mi dueño tiene problemas con la ley. byÁngel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en angelillo201.wordpress.com.

Grabación en sesenta segundos.

0-10 segundos.

Contemplo en silencio y con asco las imágenes hediondas se que suceden sobre la ruina de la casa que hay bajo la mía donde viven mis vecinos okupas. Contemplo a su perro atado a la terraza en lo que debería ser un estoico silencio, roto en mi interior, por sus lastimeros ladridos. El perro encadenado lleva más de diez segundos desde que grabo esta escena ladrando de forma frenética y lastimera, tirando con su cuerpo de forma estúpida y miserable intentado escapar inútilmente de su condena.

Él perro que estoy filmando lleva más de media hora consecutiva de ladridos, desde el momento en los que yo los he percibido, y he encendido cámara para grabar en silencio y quietud estas imágenes, que se mezclan en mis recuerdos con el apedreamiento que tuvo lugar en esa misma terraza de otro perro hace menos de 48 horas.

20 segundos a 30 segundos.

Varios ladridos quejumbrosos brotan desde dentro los tabiques de la casa , es el de los otros canes de castigo, que acompañan por solidaridad a la suerte de su compañero.

Llevo ya treinta segundos de grabación.

El plano es monótono, un pequeño punto marrón que es la cabeza del perro a la izquierda del objetivo, apenas se mueve, y se limita con paciencia infinita, con un estoicismo embriagador propio de Lucano, a tirar de la cadena infatigable, y a ladrar de forma irracional. El humo blanco de la chimenea apenas sube a la atmósfera, invade la terraza monotonamente cómo si fuera el aliento del animal. Hace una curva que el viento empuja hacia abajo.

30 segundos a 45 segundos

Instintivamente se que el plano es aburrido, sin reflexionar muevo la cámara y enfoco a lo lejos el barrio de texas. Amarillento duerme ahogado en felicidad tras la fiesta de reyes. Han debido aprender a soñar y a separar la realidad de la ficción.

Los insultos, las amenazas, las peleas, la pobreza: es la realidad presente con los ojos abiertos de esta gente, que vive en un caldo de cultivo de miseria, nadando en abundancia de problemas. Tienen la ventaja frente al perro de que cierran los ojos y se tiran a la cama, o se ponen la tele,o los video juegos , y sueñan.

así de fácil es.

50 a 60 segundos.

Yo vuelvo a la realidad filmando el plano del perro en el segundo 50, el perro que sigue allí cómo idiota estirando el cuello y ladrando, cómo si fuera el dueño de la propiedad okupada, el banco Santander es el propietario legal tras el embargo.

Llego al segundo sesenta y cierro la cámara pensando que no puedo captar la imagen y el sonido de unos jóvenes de veinte años que vive sobre la miseria y la locura, despojados de toda dignidad, con un plano casi inmóvil de una cabeza de perro casi imperceptible, sobre terraza en ruinas ladrando frenéticamente sin saber la causa quien lo vea. La verdadera causa está bajo la terraza.

120 segundos después.

Sigo en la ventana.

los ladridos han levantado de la sabana donde soñaba, a uno de los okupa. Me encuentro sugestionado por los ladridos y atado cómo ese perro, pero es una idiotez estar abrazado a esa escena. Me lo recrimino y decido alejarme mientras el perro sigue allí ladrando. Me voy a ir cuando observo desde la ventana a un okupa que sale a la terraza.

LLeva una palangana azul repleta de agua que le echa al perro de forma violenta.

La bestia, herida en su dignidad y bañada a menos de 7 grados de temperatura, pierde su heroico estoicismo, y cómo una rata se acurruca contra la pared y gime desconsolada.

Sus gemidos duran menos que su bravura, y se extinguen en al cabo de medio minuto. El agua resbala entre restos de inmundicia, desperdicios de comida que caen escaleras abajo por las que desciende el okupa, quien sabe si para soñar.

La escena queda en silencio cuando doy dos pasos hacia atrás.

El humo sale a lentos soplidos de la chimenea, y se cuelga de la pared hasta desaparecer en el suelo.

Angelillo de Uixó.


Grabación en sesenta segundos. by Ángel Blasco Giménez is licensed under a 
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en 
angelillo201.wordpress.com.

Playbous al carrer.

Imagen

I.

Toreros de calle, de Romeo, y chonis de festeras de peña, de Julietas.

Les piden los Romeos a las Julietas que les enseñen las tetas antes de que salgan a rodar el toro.

Las niñas, que creen que pueden morir astados, les muestran su sexo con piedad de monjas.

Los chicos aprenden todo lo que pueden de la calle, cómo las putas y los delincuentes.

Imagen

Para evitar aprender, en cada esquina de Vall d´uixó hay una vieja ermita, siglos antes mezquita. Mañana un Mac Donals o un dispensario de cocaína. En Vall d´uixó la regalan. Si en la calle no hay ermita, algún santo insertado de una fachada adornado con flores y protegido por un cristal recordará los cuatrocientos años de cristianismo en el pueblo, desde el siglo XVII. Solo hubo en Vall d´uixó doscientos años de inquisición.

Pañuelos blancos de los presidentes de las fiestas de San Vicente piden tregua a los periódicos. Hay riña política entre PP, PSOE e Izquierda Unida.

Realmente no aclaran nada, es un problema racial: Españoles por España, una gran desgracia.

II.

http://www.levante-emv.com/comunitat-valenciana/2014/05/03/penas-vall-contratan-mujer-topless/1107109.html

Recortes de periódicos del suceso, notas de facebook por aquí y por allá, y la contemplación de una foto que sonroja: una mujer escultural humillada en su belleza.

Imagen

En mi opinión:

-Un fenómeno antinatural-

Comprada, convertida en una triste caricatura que camina sola por las calles de vall

d´uixó, la vemos mostrando los pechos desnudos y sus muslos al descubierto. Todo crudo encendido,cómo un útero.

Los toros también van desnudos y son llamados cómo ella, cuando los sueltan de paseo. Son el centro de atención de la fiesta. Las manos de la doncella van en alto, cómo los que se rinden. Sujeta un letrero que anuncia el siguiente acto cárnico:

La suelta de un toro para la diversión de la fiesta.

En un casal la paella se quema. Los jóvenes con dos rayas de cocaína de más, algo de alcohol, han salido corriendo a ver a la chica. Alguien les ha avisado que ya pasa por ahí ese bello trozo de carne desnudo y mudo, con las manos en alto. Tras su paso un cohete, cómo un cometa, estela gris, al final explota, y asoma el siguiente trozo de muslo y chuletas:

el toro.

Imagen

Aún estamos con ella, sola, pobre Julieta sin Romeo.

Palmas, silbidos, gritos, hacen que los pies se muevan, que la sillas queden vacías y que las caras hinchadas por la bebida se asomen a verla.

Un muchacho del casal le ofrece una larga longaniza rosa a la muchacha que en silencio sigue andando por las estrechas y bulliciosas calles con aspecto de calvario.

Estrépitos de risa, alguien sensible llora.

Susurritos y risitas en la planta baja del casal se descorren las cortinas de la violencia sexual. El sexo es una tiranía. Horror. Maldición.

La tarde acabará en pelea de perros.

Las chicas del casal miran de reojo a la modelo.

¿ Sienten vergüenza, indiferencia, asco, envidia?

Son chonis las festeras, clase obrera desclasada que se ha pasado al fascismo y al yoga. Cuando mueran serán incineradas porque está de moda, y sus restos esparcidos en alguna discoteca o establo de toros. Se evitará así que acaben en un cementerio con nuestros antepasados. Mejor.

III.

Imagen

La mujer ha hecho el recorrido. Ha terminado. Se siente mejor, pero ¿ qué nos importa? Se presenta a la parte de atrás de la sede de la comisión de fiestas. Deja el cartel tras la puerta de atrás por la que ha entrado. Hay hombres y mujeres vestidos, entre bandejas de comida dispuestas en una larga mesa al aire libre, cerca se encuentra el toro. La reciben de forma frívola, con las bocas llenas de comida. Ella se acerca curiosa al toro que patalea a su lado, contemplándola encerrado cómo un gladiador que va a subir al circo romano a ser sacrificado por diversión. El presidente se acerca a ella. Los ojos verdes de la mujer sonríen al ver el dinero que cae en sus manos.

Espera, un billete más si me dejas tocar tus pechos- le dice un hombre. Su cara roja cómo una gamba. Ojos viciosos.

Ella levanta las manos indiferente. siente cómo sus pezones se ponen duros ante el tacto de los dedos que los aprietan. Es fisiológico.

Que pose junto a la bestia que ha de morir- exclama un viejo con la bragueta medio abierta.

¿ Te importaría?- pregunta una voz hipócritamente tímida y humana. Lleva anillo en el dedo de casado y una cruz del cuello.

Imagen

Ella dice que no le importaría. Pide otro billete.

Se acerca al animal que la mira nervioso entre las tablas del cajón con sus ojos del color de la miel. Un asta siente el tacto de la madera clavada por gruesas tachas capaz de sujetar a un hombre en la cruz.

Sale vapor blanco del aliento de la bestia entre las juntas de la jaula.

Ella siente compasión.

La cámara recoge la escena.

Ambos trozos de carne posan juntos.

Uno destinado al sexo, y otro a la muerte.

Ambas cosas se parecen.

Imagen

IV.

La canción del torero demuestra que es cultura el toro.

Imagen

Carmen subida a la barrera torera mostrando los pechos,

Con pompones de animadora de baloncesto,

Anuncia el encierro.

Juan el novio torero,

bendecido por el Santo sale a su encuentro.

Sonrían los cielos,

A la muerte me enfrento.

Venga a mi padre nuestro:

El toro y su cultura.

Ea, ea,

aquí llega funesto.

Cargado de cuernos.

Mirad que quiebro.

Ole, ole, ole.

( Paso trotando el toro siguiendo a otro tipo una vez lo esquiva Juan)

Silbidos, insultos. Juan mira a su izquierda, se muestra barrera infectada de gente. Detiene la vista en una persona. Un bulto entre la masa gris y maloliente.

Pero a quien veo subido a la barrera. SI es mi enemigo Pedro- Juan.

Mal quiebro has dado, ojala te hubiera pillado cabrón- Pedro.

Maldito tu villano, baja y arreglemos cuentas farandul- Juan.

Ambos se pelean.

Baja Carmen de la barrera chafando cráneos y manos que suspendidos entre las maderas, cómo pájaros en una rama, esperan que vuelva el toro que ha pasado a ese lugar. Sus grandes tetas al aire al compás de los pompones. Cruza la calle y tropieza con la Vane.

¿ Donde vas guapa?- con los brazo cruzados se interpone en su camino a Juan, también lleva con los pechos al aire. Muestra a Carmen su nuevo tatuaje en el culo.

Mira- le dice.

Carmen con dificultades para leer, apenas sabe, los ojos en el culo de la Vane:

Pro-pie-dad de J-u-a-n.

Aggggggg, puta- le grita pegándole con un pompom Carmen.

El toro llega y los mata. No tiene importancia.

Son incinerados al día siguiente, sus cenizas esparcidas en una finca taurina de Andalucía.

Angelillo de Uixó.


Playbous al carrer is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://angelillo201.wordpress.com/.