Posts Tagged ‘Servicios sociales’


 

El primer signo del día  es el recuerdo del sueño.
La nada vigila esperando con un dolor de agujas quemadas sobre la carne en el potro.
Pero el potro solo es la nada , esperando al santo para  recibir el inminente castigo.
No acudirán las promesas a salvar a

los hombres,
están en una selva tranquila, cubiertas de olvido.
El olvido.
El olvido es la gran tentación de la economía.
Con el silencian las bocas.
Otra vez se llenan los ojos de hormigas después de salir del banco aferrado a los pies.
En la segunda planta de los servicios sociales descansan los que aun viven bien aunque mudos.
a nada contestan.
La nada es el castigo, el peor de los potros.
El otro es el olvido.
Mañana vuelva.

Se palpa que se acaba todo
Ya no es un juego,
ni un pasatiempos hundir las cañas en el tierra para dar vida al fango.
se ve el fin.
Hay que estarse quieto y estar en el sitio,
contemplando como todo huye y muere.
Los trabajos han terminado.
Las finas colas de los peces golpean contra las piedras.
El huerto sediento se hunde bajo el polvo.

Ni Dios ni hombre ni razón acompañan a la palabra.
El alma se rebela en una prisión viva por la vida.
El martirio es el otro que escucha y observa como en una función.
A ti,
A ti,
A ti
te llamo
con quejas y lamentos
contra ese lamentable bienestar que te consume.
Para que ames todo lo que agoniza
en los infiernos sin gloria cubiertos de nieve.
Angelillo de Uixó.
basado en hechos reales, para facilitar la lectura al lector se trata de una instancia al ayuntamiento para que quede constancia de que las ayudas sociales comprometidas no están llegando, en cuanto a otras fuentes de economía que tengo, mi huerto, debido a que han secado la charca, me la han hundido, a su vez pequeños trabajos que realizaba ayudando a oficilaes de diferentes sectores, también en estos momentos hasta que me llamen estoy sin esa pequeña ayuda a la muchos nos vemos obligados y que es un verdadero salvavidas.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

 

En la raya del río Belcaire, donde hace una joroba el puente de madera, se separa la madrugada. Aires de futuro entre los farandules de corazones dormidos en la eterna primavera. Aún queda vida para estar enamorado soportando el hambre colgada del armario. Un rosario de supermecados rodea el barrio de San Antonio, Vall d ´Uixó. cinturón para los necesitados que anilla el sistema orgánico vegetal, estrangulando un municipio antiorgánico con una promesa solemne surgida del bostezo del Ayuntamiento del cambio:

Lo Nuevo.

Lo nuevo no hace galas al ayer.

Lo nuevo pide, exige, manda, ordena como un dueño, al farandul, ser futuro.

La sombra de la madrugada, posada en el puente de madera se va haciendo cada vez más corta. Eclipse solar que se desliza hasta meterse como un rayo casi de lupa por una ventana. Se enciende la escena de vuelva usted mañana, que ahora, en época progresista, es vuelva usted en el futuro.

Ese futuro solo puede ser prometedor, justo, igualitario, en la ciudad educadora de vall d´Uixó.

El humo de una locomotora baja por la chimenea de la ceseta de San Antonio de nuestro protagonista, Don Motivación. vestido como cristiano escribe a Doña FFantasía, bohemia de los servicios sociales con la que tiene cita dentro de dos horas. En la mesa, austero tablado frente una ventana, hay un capullo de garanio. Momentos antes de escribir ésta escena que ha de representar ante Doña Fantasía, ha olido el geranio rojo reventón, que  crece sin agua, y de tallo tan alto como el  algarrobo al que hace compañía en el bancal que ocupa junto a su caseta.   agarrando la flor que lleva a su corazón, Don Motivación , desecha la idea mezquina de tratar en su cita con Doña Fantasia la problemática sobre las ayudas sociales que recibe. desde enero las retiene el banco debido a un embargo por un coche por no pagar los impuestos de circulación.

Hablando en voz alta, ¿ soy yo un mezquino pragmático liberal para estropear el día a  hablando del dinero?

se lleva las manos al pecho con el capullo rojo,  hojas de la flor se quedan en el pringue de la camisa cuando la estrangula con pasión. monologo de caballero de la chusma.

Ay Doña Fantasía,

yo soy tu ángel de amor,

fantoche que ronda tu puerta viviendo de aquellas maneras,

agitando cadenas,

dando ejemplo de motivación,

de que se puede vivir sin dinero.

Cuanta utopía, casi anarquista.

¿ No es verdad que hay en nuestras citas?

El dinero, allí está bien, encarcelado en el banco.

Meses y meses,

lo poco que entra de servicios sociales, es nuestro testigo de nuestras visitas.

Pero cuidado, si alguien se entera,

calumniados si tu firmas, y yo saco el dinero.

Entonces nos acusan de tener un trato.

Y mi honor se ve comprometido.

Don Motivación,

un vil mantenido por Doña Fantasia.

Solo tú,

Doña Fantasía eres pura.

Y yo, tu fiel  a la cita,

como un perro para siempre me entrego a tus cadenas.

Viva mi dueña.

viva mi dueña.

viva mi dueña.

Don Motivación agarra la guitarra y toca lleno de alegría. España es una fiesta continua, un inmenso carnaval.

Angelillo de Uixó.

 

Choose a License .update_bar { background-color: black; color: white; max-width: 800px; margin: auto; padding: 5px; text-align: center; border-radius: 1em; } #content[dir=”ltr”] .update_bar input { margin-left: 14em; background-color: white; color: black; } #content[dir=”rtl”] .update_bar input { margin-right: 14em; background-color: white; color: black; }

 

Romance del barranco naciente.

Poema dedicado a todos los que sufren soledad y exclusión social.
Aquí quedó,
cuando le vi llegar,
arrastrando un barranco de cansancio y pesar.
Extraña semilla
para tanto progreso que hay.
Traía consigo,
Soledad Excluido
penas y agotamiento.
Controladas por el tratamiento de su médico,
y los servicios sociales del ayuntamiento.
Movió con sus manos aquí,
arenas y gravas
para hacer del barranco,
una huerta con aroma a penitencia.
Picaba la tierra con cañas,
dejando un paisaje de ocaso.
Juntaba las cruces
con juncos y espartos.
Que si hubiera atado así a Cristo,
hubiera saltado de la Cruz al barranco.
Lavaba soledad excluido,
la falta de empleo,
con el sudor de sus manos.
Y el barranco se mostraba ante él,
seco y sombrío,
formando una ceja arqueada,
en el atormentado semblante
de Soledad excluido.
La vida era un tornillo,
golpeado en la fragua de la ley mordaza,
para quien le cantara,
lo que le pasaba,
a Soledad Excluido.
Pero un día tuvo su día de suerte.
Cuando el agua entro por el barranco a su huerto.
Y tuvo su día de pena,
cuando el agua entro por el techo.
Pero que importa Soledad excluido.
Todos somos caminos
que han de dar al mar.
Así termino Soledad Excluido,
arrastrando un barranco
de soledad y pesar.
Angelillo de Uixó.

Las penas con apologías son menos penas.

Acabo de  tener noticia al bajar a compartir mis alegrías y mis penas a una casa de unos amigos con los que suelo tomar café los domingos. Me une a ellos una gran amistad, cariño  y afecto desde hace más de 20 años. Marta suele ser muy amable y me recoge el correo ya que el cartero se niega a entregar las cartas donde vivo sin escolta de la policía. El calor que desprende  esa casa y la limpieza son muy acogedoras entre conversaciones triviales sobre acontecimientos cotidianos que  suelen alegrar mi corazón. Al entrar  y sentarme en mi silla habitual Marta se ha dirigido a mí recodando algo que por su7 expresión he creído notar que debía ser importante.

El viernes me llego una carta Angelillo, pero se me olvido decírtelo:

Mientras su madre me servía el café y unas pastas  le he respondido con la confianza que tengo en ella:

¿ Y qué decía Marta?

Que mañana te cortan la luz.

Me pasas el azúcar por favor- le he solicitado notando que el resto de invitados  me miraban  tomando mi  taza de café como si yo fuera culpable de no haber pagado el recibo de la luz. He sentido la necesidad de explicarme, aunque nadie me lo ha pedido, sin embargo he creído que era mi deber.

Os juro por Dios amigos que soy inocente de esta nueva calamidad. Veréis el tripartito de izquierda anuncio un plan de pobreza energética anunciado hasta por la cadena Ser. Yo me acogí a él llevando el recibo de la luz hace casi  dos semanas, es decir el día uno de febrero. Me mostré agradecido con toda mi alma al funcionario  hasta tal punto que recuerdo que se despidió de mí con estas palabras que ahora flotan en mi mente:

No se preocupe usted de nada. ¿Necesita algo más?

A lo que yo ya levantándome de la silla alterado  por la hora le respondí:

De momento de aquí no gracias. Me voy  que tengo que ir a comprar a cáritas antes de que me cierren el super las monjas.

Así fue como salí confiado.

Tenéis que creer en mi inocencia que descansa en un espíritu dulce, cándido y confiado.

Marta, su esposo, sus padres, sus hermanos han sido muy amables al creerme.

Y todo hemos recordado lo bien que se vivía con el PP, sobre todo la gente más pobre.

Angelillo de Uixó.

Licencia de Creative Commons
Las penas con apologías son menos penas. byÁngel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra enangelillo201.wordpress.com.

Escrito de cara con los pantalones bajados de Angelillo de Uixó.

DSCN0101

 

 

¿ En que punto me encuentro? Sigo con toda la angustia apunto de ser soltada en la falta de sensibilidad de los servicios sociales de la ciudad educadora de vall d´uixó. Me sonroja más esto que la imagen de un concejal cagando sobre mi boca. Hay que bajarse los pantalones para incriminar al espíritu vengativo del ayuntamiento. No puedo soportar ver los ojos abatidos de gente acostumbrada al sistema de exclusión volviendo a sus casas con la vergüenza y la resignación sobre sus espaldas al haber sido aplazadas hasta el martes, al igual que yo a volver por su misero cheque de la beneficencia por no estar todavía preparado en esa cocina que quema de los asuntos sociales donde se cuecen muchas cosas que no se ven , pero que queman.
Yo tengo información relevante. Se que el dinero está desde el día 10, solo falta el trabajo burocrático de poner a la cuantía el nombre con una soga del desgraciado benefactor y la asignación. 5 o 6 horas de trabajo que nadie quiere hacer. Se que la explicación es la más difícil de creer, pero hermanos, yo angelillo de uixó nunca miento, y para el que no me crea daré otra explicación.
Nostalgia del PP de Óscar Clavell.
El mantenimiento del dolor, el sufrimiento y el escarmiento vivo, así como exaltar el prejuicio contra un tipo de hombre convertido en miserable, lastre y obstáculo para los planes de modernización cultural de vall d´uixó.
Gitanos, mercheros, chandalas, judíos chocan frontalmente con el proyecto de ciudad educadora.
El corazón socialista se alegra con la virtud heredada de zapatero del toreo de los pobres.
Se pretende que al final solo quede esa mamarrechería de cuidad educadora. Idea típicamente sacada de universitarios seudo adolescentes que proceden de universidades estériles como la UJI donde solo estudian memos y se gradúan imbéciles rematados.
Suprimir el comercio, suprimir a los tenderos, echar a los empresarios y a las feministas, plantar árboles, crear una selva donde la gente pueda vivir sin tener que esconderse en un puesto de trabajo y tendréis una vida educadora y no una ciudad educadora.
Atentamente vuestro amigo que se sube los pantalones:
Angelillo de Uixó.

Licencia de Creative Commons
Escrito de cara con los pantalones bajados de Angelillo de Uixó. by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en angelillo201.wordpress.com.

Como matar a mi hermano, abstenerse locos.

DSCN0099

 

11 de febrero, estoy desayunando junto la máquina de café del Ayuntamiento de vall d´Uixó gracias que he conseguido vender dos bolsas de verdura con cebollas, lechugas, acelgas y espinacas por cuatro euros. Este es en estos momento todo mi capital.
¿ A qué ha venido realmente?- me pregunta el funcionario que tengo delante.
A escribir con lágrimas por la muerte de mi hermano- respondo sin que mi respuesta le altere lo más mínimo mientras el funcionario que me conoce sabe lo que quiero:
escribir una instancia.
Se que cuando escribo la gente de ríe de mi, no por lo que cuento, sino porque adivinan que no me encuentro bien. Sin embargo no ven la falta de política, de espiritualidad que hay al atravesar la puerta de los servicios sociales.
Allí se dan cita los dos extremos más miserables de la moral burguesa, de forma canalla, hiriente, en un ambiente de intimo dolor silenciado, de profunda vergüenza escondida entre paredes limpias, con grandes carteles infantiles donde está escrito los derechos del menor y los derechos humanos del hombre adornados con fotografías de ancianos sonriendo. Dan arcadas ver el decorado de los servicios sociales y la función que se representa mientras unos viven de otros de la forma más antinatural y siniestra que alguien pudo imaginar. Sin duda un liberal burgués socialista español. Un canalla.
Al entrar en los servicios sociales, como fue mi caso ayer, suelo colocarme en un rincón, donde observo de forma separada, primero a los trabajadores cualificados: psicólogos, asistentes sociales, opositores administrativos. Su imagen es el rostro de la moral burguesa: limpios, educados, formales, sumisos, grises, carentes de alma, ocultando hasta sus prejuicios.
Y por otra parte los desheredados, de los que yo formo parte, pero siento que no formo parte de ellos cuando los observo inquietos, somnolientos y la vez agitados , nerviosamente moviendo las piernas y las manos en sus asientos con su mirada hundida y ofendida como la de los perros, y susurrando un triste coro de réquiem de quejas por soportar un destino nefasto.
Son criaturas lacrimosas, náufragos de su pupila delirante y angustiosa.

Nunca ponen en juego que pertenecen a un grupo cuyo valor positivo es la desmoralización social.
Desmoralización total.
Nada de profesión, familia, ni patria- esto es lo que debería recetarles el asistente social y el psicólogo, en vez de asquerosas dosis de paciencia y sufrimiento ante el concepto de ayuda que esperan que no es otra cosa que la estupidización social, convertirlos en animales de rebaño, ni siquiera racionales, eso sería dotarles de dignidad a los parias. Los burgueses los han convertido en rebaño humano humillado.
Esa falta de dignidad se desprende no solo en la cuantía de cheques sociales que cubren los gastos mensuales en pienso de un perro.
Cheques de 80 euros, de 100, de 120, la comida de un mastín.
Sino en el suceso que presencié y sufrí. Un suceso fortuito, invisible, que añade un plus de sufrimiento a esta situación y demuestra por los principios por los que se rige la moral burguesa liberal.
Tras lo duro que es ya de por si pasar el mes con 100 euros, el día que llegan las famosas limosnas, quedan por realizar otros tramites que deben formalizar los funcionarios sobrecargados de otras faenas más prioritarias.
Los desdichados que se acercan a recibir su miserable talón son despedidos con el grito de guerra y solemne del funcionariado ibérico :
Vuelva usted mañana a ver si lo hemos hecho.
El horizonte entonces se hace oscuro, uno hace cábalas sobre el tiempo que ha de pasar hasta regresar, y no inventa nada bueno mientras grita en la calle al destino:
Me han jodido la fiesta hermano.
Angelillo de Uixó,

Licencia de Creative Commons
Como matar a mi hermano, abstenerse locos. by ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en angelillo201.wordpress.com.

Psicosis, voces de servicios sociales.

DSCN0009índice
La puerta de servicios sociales de vall d”Uixó permanece cerrada, con media docena de personas abatidas dentro esperando su turno. Norman es uno de ellos. Su la cabeza perdida queda entre las manos. La boca callada hasta que súbito sale de su abstracción y se gira hacia la puerta. Siente un escalofrío  similar a como si entrara una corriente helada de la calle ese un día lluvioso de noviembre. Sabe quien llega. Intenta evitar su presencia permaneciendo en silencio y como si no existiera. Solo ciertos gesto y expresiones de angustia y culpa le delatan que está manteniendo con alguien una conversación que el resto de gente no ve.

Que día más desagradable Norman. Hace frío y no tienes calefacción porque te han cortado la luz. Te apetece comer sopa, y no tienes alimentos. ¿Estás sorprendido de que este aquí , verdad? Haces una cara muy extraña  sentado  en esa silla esperando que te llame la asistenta social. Parece cómoda. Deja que observe a mi alrededor. Es un lugar  acogedor, como nuestra casa. ¿ no imaginabas que aparecería tú viejo Padre? eh, Norman.  Deja que me acerque.
– Ahhh,

Me haces un gesto como si no quisieras que lo hiciera.
¿ Piensas que he venido a reñirte?

( la presencia  toma asiento delante de Norman. SU tono es ahora es muy severo. Norman  se muerde los labios)

Eres malo Norman. Has perdido mi respeto. Ya no tienes dignidad.Reflexiona a donde has llegado por tú conducta. estás en la cola de los servicios sociales. todo el mundo te esta mirando. No pasas desapercibido como deseas.
¿ Has visto como te observa el funcionario?

sabe que has venido preguntar si esta el cheque del ayuntamiento.

índiceimages
un talonario de miseria, 130 euros. Él gana eso en tres días, se está riendo de ti. Ayer te dijo que volvieras hoy, y anteayer lo mismo. Piensa que eres un vago, un inútil, un ser violento, con la cabeza llena de serrín.
Sabe que has tenido problemas con la ley y has estado ingresado en el psiquiátrico. Ellos lo saben todo hijo mío, incluso que llevas unas tijeras por si no está el cheque.

Pareces sorprendido.

No me mires así.

¿ Crees que se lo he dicho yo, verdad?

 

Disimula hijo, disimula ahora. Mira con cuidado a la izquierda. La golfa que tienes al lado. ha abierto las piernas  para que la mire el funcionario. Le funciona, y el morenito de enfrente está babeando al verla a la golfa. seguro que a esos dos tipos les dan cheque antes que a ti, al igual que a esa mujer que acaba de entrar con el pelo cubierto por un pañuelo junto a sus cinco hijos tísicos .El pequeño se saca con los dedos los mocos.
¿ Y qué me dices de esos con pinta de marica que se han levantado? ¿ Dónde se han metido? ahora les están llamando y se armara un jaleo por la vez. El anciano de la esquina se ha levantado con su bastón. dice que estaba primero, antes que el gitano, y nadie le cree. Como blande el muy cabrón el gallato. jaaaaaa .
Norman con disimulo no aguanta más y se va al cuarto de baño.

La chonis que está a su lado abierta de piernas exhibiendo  todo el matojo le pregunta a un moreno quinqui con una sonrisa maliciosa.

¿ Qué le pasa a ese tipo?

Es un perturbado mental, un puto pirado- con un gesto de asco  y desprecio en la cara le contesta el quinqui  en referencia  a Norman soltando un pedo y gritando:

A tu salud pirado.

La chonis ríe.

 

 

Delante del espejo contempla Norman furioso el rostro de su padre con el que discute.

Estoy harto de que me sigas.
Norman le  amenaza con el dedo. el padre coloca las manos en la cara como si le fuera a pegar y escucha a su hijo con la cabeza agachada.

Basta padre, deje  a estás personas en paz. son víctimas del sistema capitalista. Han llegado aquí desviados, por carreteras secundarias. en algún sitio hay que meterlos. tampoco hacen daño a nadie. No son como usted se imagina, sienta respeto por ésta gente. Sino quiere respetarme a mí, me da igual , pero a ellos no les meta.  Es posible que vivan en el mundo de la farsa, de la mentira, del vomito, de la borrachera, del delirio. En un profundo egoísmo de  tinieblas animal. Pero allí hay más luz que en el senado, hay una profunda humanidad, esperanza y lealtad por despertar. Prefiero estar con ellos que en un hogar burgués.

Norman respira satisfecho. Su padre se transforma en su rostro en el espejo del lavabo. Abre  la pila y el agua resbala de las manos limpias de Norman por el desagua formando un ligero torbellino. Mea, tira de la cadena y se dispone a salir  cuando escucha una voz a su espalda:

Norman.

se gira y en el espejo ve otra vez  a su padre. acude a la llamada.

Es triste lo que  voy a decir hijo a ese funcionario que te espera. no me puedo permitir que piensen que no te ayudo, ni  me intereso por ti, porqué te lo van a preguntar, y luego  a ponerse en contacto conmigo, y me pueden denunciar. Le diré a la trabajadora social que nunca respetaste a tus padres, que pretendías vivir bajo las sábanas calentito, ajeno al mundo, y  a la hora de comer les contaré que levantaba el mantel y te veía con el perro tumbado, entonces te preguntaba

¿ pretendes vivir como una persona o como un animal hijo mío ?

 

2250-pajarosimages
Y tú contestabas:
como un animal y de mayor como un criminal.

¿ que hicimos mal contigo Norman?

te hice caminar descalzo, te di ayunos, te bañé con agua fría, te paseé con una correa, te azoté. Sin embargo tú no cambiabas ni con ayuda del psiquiatra. Nos decías que no eras capaz de hacer otra cosa que de estarte quieto mirando las moscas.
Intenté hacer de tí una persona fuerte, independiente, y fracasé.

Norman sale.

Mira a la gente que lo observan con desprecio, agacha la mirada, duda de si tomar asiento. Al final  sale.

Se escucha una voz de un anciano.

Otro  que se va. ¿Ahora detrás de que pájaro  voy?

índice
Angelillo de Uixó.

Licencia de Creative Commons
Psicosis, voces de servicios sociales. by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en angelillo201.wordpress.com.