Archive for May, 2014

El desencanto de Judas a la muerte de Homero.

Imagen

Homérica del desencanto y la desafección, estilo narrativo: sinceridad campechana y populista y misantropía lógica y mundana. Hermenéutica fácil de entender. Referencias la Biblia,a Podemos. Referencia velada de Ulises en manos de Circe.

Interpolación musical: Rem Losing My Religion

I

Imagen

Estaban reunidos en un garito okupa compartiendo todos la misma puta y bebiendo de la misma botella de ron mientras tocaba en el escenario un doble de Jhon Lennon la canción Imagine , cuando entro Judas con dos putas que empujaban un carrito del mercadona lleno de tequila, whisky y vodka y dijo:

Hoy invito yo.

Imagen

Fue recibido Judas mejor que nunca lo fuera el Mesías, y Pablo pidió que subiera a decir unas palabras al escenario.

Y con seriedad sombría dijo Judas:

Hoy le he dado al cesar lo que era del cesar, y a Dios lo que era de Dios; uno y otro me lo han agradecido, y quiero compartirlo con vosotros (reflejándose un instante desconcertado en el remanso dorado de 30 monedas, y acariciando los pechos de las prostitutas)

Muera la mentira de la virginidad y la pobreza.

De lo que está bien y lo que está mal.

¿Quien lo sabe ya en estos tiempos, oh hermanos?

Entreguémonos al ideal matemático de universo.

No necesitamos imaginar a Dios para ser felices.

Solo en el espacio ha de cumplirse su voluntad.

Yo no quiero que un poeta me de a entender la naturaleza terráquea, podemos observar el cielo estrellado para saber que Dios está allí cómo masa por energía libre pecado.

Apliquemos la formula universal de que todo trabajo o servicio debe ser compartido, y la vida será animada y feliz de verdad.

Y reunidos los okupas gozaron a lo largo y ancho de esa extraña noche sin luna, iluminada por un cometa. Se produjo que en una maceta del garito okupa donde había plantada una higuera floreció de alegría dando higos verdes. Y sintieron entre la lubricidad de la noche aceitunada de los cuerpos exprimidos, el dolor por la impotencia, que es lo contrario de poder, pues la borrachera les impido cumplir cómo verdaderos apóstoles de amor. Lo solucionaron pegándoles a las putas unas cuantas hostias. Éstas se rieron de la situación acostumbras a vencer sobre la fuerza estéril del golpe que siempre tiene algo de impotente.

II.

Imagen

Al día siguiente mientras juzgaban en la audiencia nacional al mesías se abrieron las puertas del templo para Judas y sus amigos. Los romanos les ofrecieron un escaño en el senado, y más dinero por entregar a otros profetas. Varias rameras se acercaron buscando protección y diversión, pues en estos tiempos que corrían, quizás explicable por la formula matemática de la relatividad, miedo y diversión convivían a la par en el reino de Homero. Había en la sociedad mucho temor, pero también es verdad que una escalofriante oferta de diversión.

EL poeta que iba a ser ahorcado, apelo al sentido común para salvar su cuerpo:

Señoría, ¡que han sido solo comentarios!

El juez no pudo aceptar la tesis.

Si aceptamos la tesis del sentido común señor Homero, el mundo se nos cae al suelo.

¿ Eh?- contesto el Mesías desmembrado.

Para sacarlo de las dudas, el juez le respondió, pues era capital que el reo comprendiera y aceptará su condena:

SI cada persona construye hoy en día su mundo personal y privado ¿ cómo va a existir el sentido común cómo usted dice? Eso es cosa de otros tiempos señor Homero, Si lo dejo suelto, pensando lo que piensa, me monta una guerra de Troya contra el estado.

EL Mesías con el rostro del limón, mirando un hoyo en el suelo, preguntó sintiéndose ya colgado.

¿ puedo pedir el perdón?

EL juez suspiró mientras rompía de forma mecánica una nuez con el martillo:

Puede hacerlo, pero ¿cree señor poeta que con el perdón se puede deshacer lo hecho? Veo en ello un embrollo dialéctico. Yo condeno.

El Mesías con voz de gallo en la garganta, temblando y descuarenjijado, acordándose de su padre y de Judas, aceptó su cuello al verdugo diciendo:

Ay pueblo mío,

¿ Que os he hecho yo?

La madre que os parió cabrones.

Imagen

Y el juez entendió que había pecado contra todos, y que Judas era muy valiente por haber hecho lo que había hecho.

Las autoridades le entregaron una cuerda nueva made in china y con garantías al masías.

Al día siguiente Cristo, desengañado con el mundo y de forma voluntaria, se colgó en su celda cumpliendo su condena.

Al enterarse Judas lloro porque sintió envidia de su gesto.

La gente pobre, los testigos de Jehová, los cojos y los tontos, felicitaban a Judas por las calles, se hacían fotos con él, le pedían autógrafos:

Mira, mira, ese es Judas, el que nos libro de Cristo, Dios lo bendiga.

Imagen

III.

Imagen

Judas se sentía no obstante culpable y humillado. Así que reconstruyo el templo del mesías, e hizo conferencias para recordarlo. Incluso en un alarde literario, tomando notas marginales del viejo testamento reconstruyo los manifiestos, ahora llamados nuevos manifiestos o guías de autoayuda. Había jornadas donde se recitaba la nueva poesía del Mesías, que estaba en sintonía con la ciudadanía. Acudían okupas, progres, leprosos, hambrientos, deseosos de saber para sanarse. Se hacía teatro, se tocaba la guitarra, se cantaba, se repartía una galleta con el cuerpo de Homero, se lloraba recordando lo noble que fue sufriendo por todos.

A Judas en ocasiones se le podía escuchar decir en los sermones:

Me doy asco, soy escoria, un traidor. A veces me gustaría haber acabado cómo él, tirar la toalla, pero no tengo el valor.

La gente le aplaudía comprensiva. Los sufrimientos de Judas eran populares, conectaban con los suyos, su arrepentimiento sincero y cínico conmocionaba por su realismo y autenticidad. Con expresividad emocional y campechana le animaban a continuar predicando y escribiendo a Judas, pues se veían reflejados en él y todos perdonados de sus pecados.

Imagen

Angelillo de Uixó.


El desencanto de Judas a la muerte de Homero. by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://angelillo201.wordpress.com/.

Sátrapas de Benétusser trasvierten a Adolf Suárez.

Imagen

 

 

La viaja guardia de sátrapas de Benetússer , nostálgicos de aquel parto sin dolor: fascismodemocracia, aún seducidos de aquella transversión tan bien operada que parecía ordenada por algún cirujanomariscal tanquistaesteticista que enamoraba: RomelYagüeFelipeCarrillo, por ello, viejos y queridos sátrapas nostálgicos de aquello, han querido reconocer el mérito de Adolfo,que  al igual que tenía mucho de Adolf a sus espaldas, también tenía mucho de Adolfa por los consensos alcanzados.

La vieja guardia verde de sátrapas de Benetússer, han planchado en una pared  con una hoja de latón  el nombre del enamorado: Plaza Adolfo Suárez.

Angelillo de Uixó callejero de Benetússer.

https://angelillo201.wordpress.com/2014/03/25/adolf-suarez-pide-que-los-comunistas-entren-al-paraiso/

Imagen

Ante la nueva plaza en #Benetússer con el nombre de Adolfo Suàrez tenemos que decir que hemos sido los únicos que hemos votado en contra. No sólo porque se ha incumplido el acuerdo de poner un nombre de mujer sino porque dicha figura representa el franquismo. La democracia en España no la trajo el rey, ni tampoco Adolfo Suárez. La democracia y las libertades costaron la sangre, el sudor, las lágrimas, y años de cárcel de muchxs españolxs que lucharon por la causa. Todavía hoy seguimos luchando. Como dijo Neruda: “Podrán cortas todas las flores, pero no pararán el avance de la primavera”.

El grito de Arquímedes- Agamenón : Podemos.

Imagen

Homérica satánica-comunista anti ABC, reflexión lírica sobre el verbo podemos y sobre el éxito del partido podemos en las elecciones. Referencias al 15-M y la Biblia. Referencia Homérica: La guerra de Troya.

El personaje Pablo Iglesias de podemos en el papel: de Arquímedes, Agamenón y Lucifer.

Interpretación musical:The Call Of Ktulu-Metallica

I.

Imagen

Punto en el espacio brillante en caída libre alineado durante unos segundos con Venus a las primeras horas de la madrugada. El punto de luz supersónico rodando sobre si mismo a la velocidad de rayo atravesando la atmósfera terráquea. Oxigeno. Unas manos con el puño cerrado flotando sobre las nubes dando rápidas volteretas. Bosques, mares, desiertos, lagos, unidos en una sola visión, con un solo destino. El objeto volante hace piruetas en el vacío cayendo desde cielo hacia la tierra lleno de Fe, y con mensaje de regeneración. El cuerpo humano que llega del espacio exterior movido por una palanca abre las brazos cómo alas para el aterrizaje. Se escucha el silbido del aire que produce su cuerpo descendiendo en caída libre. Ojos blancos de muchos muchachos que están en una plaza patinando, haciendo malabares, tocando la guitarra, discutiendo de política en una acampada pacifica alzan la vista al cielo para verlo aterrizar. Se apartan para dejar sitio. EL cuerpo astral toma tierra estrellándose contra el suelo.

Imagen

Hostia- exclaman a la vez muchas voces cómo un eco:

– vaya hostia, hostia, hostia, vaya, vaya, hostia, hostia… – todos los caminos y la atención conducen al cuerpo caído del espacio. Cerca del cuerpo se agolpan muchas personas observando atónitos. Una chica tímida pregunta al objeto llegado del espacio:

¿ Se encuentra usted bien señor?

El cuerpo de espaldas a la gente, con la cabeza sobre el suelo y los brazos abiertos en mariposa, se levanta.

Estoy perfecto- comenta quitándose el polvo de la ropa de pana.

La gente de la plaza nerviosa y casi incrédula con lo que han visto, exclama respirando aliviados:

Joder, menudo susto nos has dado tío.

Inmediatamente todos miran al espacio intentando comprender.

El hombre astral les dice teosófico:

No es nada eso que habéis visto. Podemos.

Una chica rubia menor de edad en minifalda, con patines, cara de caramelo y olor a jardín tropical lubricado, exclama melosa con un chupa chus en sus labios mojados patinando alrededor del hombre del espacio:

¿Quiere usted decir que también nosotros podemos volar sin alas?

EL hombre del espacio responde majestuoso cómo un príncipe valiente que lleva la luz a su pueblo:

Podemos.

¿ Cómo se llama usted?- pregunta un muchacho con rastas y guitarra en ristre cuyos dedos serpenteantes desafían las notas de David Bowie de su life in mars.

Arquímedes es ni nombre, así me llaman mis padres, así me llaman mis amigos y así lo ponen en las cartas con las multas de la policía de movilidad urbana por aterrizar en lugares indebidos.

EL muchacho toca unas notas y canta a lo Bowie:

Imagen

Arquímedes llego del cielo,

Para enseñarnos que podemos mover el mundo,

Con una palanca.

Solo necesitamos salir del mundo para hacerlo.

Palestina sobre rizados y negros cabellos que le cuelgan hasta sus pechos. Deja las naranjas con las que hace malabares junto a su perro y a su novio que toca la flauta. De rodillas entra en el coro principal de protagonistas del Agora que discuten con Arquímedes de política. La muchacha llamada Magdalena se acerca a las rodillas de Arquímedes que se recoge su largo y sedoso caballo en una coleta. Le expresa su opinión magdalena enamorada:

¿Eres tu Cristo?

Imagen

Esa pregunta alguien la pone en el guasap y se debate rápidamente en la plaza a través de una asamblea.

¿Es Arquímedes Cristo?

Rápidamente se hace una representación musical teatral improvisada y espontánea sobre Cristo con el 15-M.

Imagen

OH tu Cristo salvador de la corrupción que eliges a los corazones limpios a los templos. Oh tu Cristo del 15-M qué reniegas de todo lo que no sea espiritual y pacifico, y bonito, y gracioso, y tierno, y contenga música y felicidad. Oh tu Cristo del 15-M que salvarás la herida del cordero conduciendo de nuevo a Adán y Eva de Nueva York al paraíso convertido en un vertedero por el imperio romano, para que trabajen de nuevo cómo agricultores ecológicos. Vuelta de las alcantarillas de la ciudad a las raíces. Desflorando entre ruiseñores los capullos de las calabazas, apartando la oruga de la hoja de lechuga con cuidado de no romper los anillos de su cuerpo tornillero que la ensamblan, separando las malas hierbas con sus dedos, practicando el nudismo y el sexo seguro. Educando a sus hijitos Abel y Caín, en libertad, respeto, y amor hacia todas las criaturas del paraíso: ya tengan cuernos, pezuñas, alas o escamas. Pues no es culpa suya si tienen joroba o trompa, y no es motivo de risa si tienen la desgracia de hacer nacido con 100 pies, tentáculos en vez de manos, o les sale un cuerno de la frente. A todos Noe los quería por igual. Y en esto educará Adán a sus hijos, porqué él es un buen hombre y un padre comprensivo, y lo mismo Eva, porqué sin duda pese a lo que nos han hecho creer el sistema, ella es una buena muchacha, y una buena madre tolerante. Y sus hijitos son muy lindos. Abel rubio cómo un alemán y Caín moreno cómo un moro. Y todo debe ser así. Sin odio, sin resentimiento, sin maldad. Para lograrlo solo debemos rezar y se nos lo dará. ¿No ha de triunfar , oh hermanos, el bien sobre el mal?

Bailemos, bailemos. Abrazos.

La plaza se llena de abrazos y cantos:

Podemos, podemos, podemos, podemos, podemos.

II.

 Imagen

¿ Que te parece Arquímedes nuestra canción?- le preguntan a Arquímedes los hermosos nardos, muchachos y muchachas que se quitan para hablar palomas cerámicas rellenas de agua de los labios. Escrutan con ojos electorales a Arquímedes. Magdalena con su tierna cabeza de calabaza sobre la espalda del Mesías cómo una yegua enamorada ajena a toda palabra. Suspira algodones perfumados que sobrevuelan la plaza.

Ruedas de gitanos sobre la plaza, abundancia de galanía, perros con pañuelos y un discurso de Podemos en nos labios que se precipitan al abismo de lucifer donde los rebeldes han sido castigados y arrojado a esa plaza y no lo ven, no lo ven, no lo ven.

Resuena la majestuosa voz del príncipe de las tinieblas, también conocido cómo Arquímedes o Lucifer. ABC lo llama Pablo Iglesias.

Imagen

Mi discurso no es el de Cristo, si no es el del anticristo. No vengo a traeros la salvación con el perdón, si no todo lo contrario. Os traigo la guerra y el castigo. No habrá perdón para aquellos que han agarrado el cetro de las alcaldías, o han prostituido a la justicia para descansar en moradas donde los grifos de los lavabos son de oro a costa de que otros tengan que dormir en jaulas, al raso o en pocilgas. Podemos parar esto rebelándonos contra la justicia de los poderosos. Debemos volver a sentir orgullo en nuestros corazones, y odio contra la humillación que nos han causado los dioses. Lucifer Arquímedes extiende sus alados brazos y les grita estás valientes palabras mirando lo cielos:

Veis el sol, dicen que nosotros giramos alrededor de el, y el , alrededor de la galaxia arrastrándonos a nosotros en ese viaje. Podemos hacer sea el sol el que gira de nuevo a nuestro alrededor. Podemos. Cerrar lo ojos y comprobarlo. Ahora somos el centro del universo. Somos más grandes que el sol, que las galaxias, que Dios. Dios nos tiene miedo porqué sabe que: Podemos. Podemos, podemos, podemos asesinarlo.

Podemos cambiar el rumbo de las galaxias cómo se cambia el rumbo de un avión.

Podemos volver a recuperar el trono que nos han usurpado. Y una vez tengamos el trono podemos hacerlo picadillo, porqué seremos libres de hacer lo que nos de la gana.

Se que tenéis miedo a los rayos que salen de los subfusiles de los dioses. Matan. Pero nosotros podemos construir catapultas que destruyan las altas cúpulas de San Pedro, arietes que derriben las puertas de Roma, andamios que lleguen hasta la última planta de las torres donde se esconden los tiranos, parar toda la actividad comercial del universo negándonos a trabajar. Podemos, si estamos dispuestos a desobedecer y rebelarnos ante la humillación y vergüenza en la que vivimos.

Podemos si la cólera nos empuja a luchar contra el poderoso y formar legiones en orden de batalla. Vuestra carne angelical, jóvenes Apolos, se cubrirá de llagas y se deformará bajo las cinchas de cuero de los petos del uniforme de nuestra legión de famélicos luchadores por el mendrugo de pan. Durante años marcharemos por valles y montes, recuperando palmo a palmo la libertad, comiendo en ocasiones solamente ajos crudos, sudando, sangrando, muriendo por la utopía. Contra nuestra caballería ligera: desiertos, tempestades, cárceles, tanques, ríos que vadear, truenos, enfermedades, sufrimientos miles; pero no nos mostraremos débiles, seremos orgullosos rebeldes hasta la extenuación, hasta la victoria, cueste lo que cueste. El final será la victoria o la muerte. Es la humanidad lo que está en juego en ésta partida. Podemos, podemos, podemos.

EL gran Arquímedes lanza están aladas palabras de bronce:

¿ Quién me sigue a tomar Troya jóvenes Aquiles, Agamenones, Diomedes, Ayax, Ulises?

Imagen

Angelillo de Uixó.


El grito de Arquímedes- Agamenón : Podemos. by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://angelillo201.wordpress.com/.

Naufragio de Ulises en la cuidad de Hagonía.

Imagen

Homérica satírica realista quevedesca de la gente que practica el yoga y los hambrientos. El Realismo de la homérica lo trae el personaje de Ulises. Se basa en un ciudadano de vall d´uixó que el 26 de mayo sufrió un desmayo, vómitos, y diarrea debido a su mala nutrición. Su aspecto daba pena, sus costillas flotaban cómo las bolitas del caldo de avecrem al respirar sobre una piel seca y estirada cómo un pellejo a punto de romperse para mostrar una anatomía de vísceras chupadas. Sus ojos hundidos se clavaban en quienes le asistíamos tratando de dar aliento a esa pobre criatura desdichada cargada de vergüenza y dignidad ante un público con algún Sancho Panza que hablaba de él con indiferencia y hasta con odio por la impotencia de la situación. Algunos le culpaban y le tildaban que le estaba bien empleado morirse de hambre por orgulloso y no pedir ayuda a cáritas. Tenían ante mí un nuevo hamlet con aspecto de quijote de quijadas molidas y secas, falto de algunas muelas, pero integro con su heroico dilema en ristre de orgullo o ayuno. Le dieron del bar una coca cola, un acuarius o algo así que acepto con gran dignidad el desventurado, y una fiambrera con guisado de patatas. Al cabo de media hora se pudo mover, y cómo un caracol que lleva las penas y la casa a cuestas, se fue poquito a poco por las calles.

Interpolación musical:

Aretha Franklin – Respect

 

Intro.

Imagen

Ni adelante ni atrás pude ir Ulises. La balsa se ha roto frente a las costas de la ciudad de Hagonía. Los camaradas de viaje se han ahogado. En Hagonía Ulises encuentra otros hombres. Les pide ayuda para construir una balsa, pero en Hagonía nadie sabe, ni tiene interés en reparar la balsa. Sus habitantes se dedican a hacer elecciones a todas horas para que todo siga igual. Hay un movimiento ciudadano organizado para aprender a ser felices dentro de la red en la que viven atrapados. Otros ciudadanos de Hagonía corren de forma voluntaria delante de un toro, y beben sen el whisky- bar donde cantan canciones de putas mientras Adán y Eva hacen una performance porno.

I.

Imagen

Asociación antipolítica en el taller de yoga de la ciudad de Hagonía donde todo el mundo tiene cabida sin ningún tipo de prejuicios cósmico: lesbianas, madres solteras, ecologistas, chifladas, peperas, burguesas, y algún marica. Eros, el parto y las lechugas libres de sulfatos y purinas están muy presente entre los militantes del colectivo.

Sinfonía tibetana sonando de hilo musical con Budas colgados de las paredes. La imagen de los Budas: gordos y sonrientes de sabiduría que se derrama por los pomposos pliegues de su túnica roja. Tufo a incienso y amapolas. Marcha triunfal de cascabeles de la gatuna sexy profesora sobre el suelo sagrado del taller. Unas palabras suyas y las vidas errantes encuentran el camino correcto.

 

-Y ahora chicas: venga, venga, venga, respirar hondo, caña a la respiración; y uno respiro y dos aspiro, y respiro y aspiro, venga, venga, venga, con fuerza chicas y chicos, que parecéis tuberculosos. Buda nos espera en la transformación. Aspiración y subidón, subidón. Concentrar toda vuestra energía y encontraréis en el séptimo bulbo del escroto el amor donde yace el secreto que nos une y que nos va a transformar. En mí ya se ha producido la transformación. Ahora soy diosa. Cuando lo encontréis os sacara del capullo en el que estáis inmersos. Pasaréis a ser mariposa, y la mariposa se transformará en luciérnaga que iluminara el camino, y la luciérnaga que ilumina el camino en paloma que llevará la paz a los violentos, y la paloma que llevará la paz a los violentos en una polaca que se prostituye, y la polaca prostituta se convertirá en un camello que llora, y el camello llorón en león que mata, y el león asesino en un negro esclavo, y el negro esclavo en un boquerón que representa la inocencia y la humildad, y el boquerón con su humildad e inocencia en nuestro señor Buda. ¿ No es maravilloso pasar por todo esto? Venga, venga, venga, y uno respiro y dos aspiro. Y ahora me transformo. Transformación.

Imagen

II.

 

Imagen

La diosas Penia vaga cómo un perro con sarna y pulgas por aquí y por allá, siempre en movimiento, buscando. Encuentra a Ulises parpadeando en la orilla con la mente en blanco, aspirando y expirando a punto de desfallecer. Sus piernas tiemblan de agotamiento. Vomita salitre y bilis.

 

Nausica camina por la orilla acaramelada tras la salida del taller de yoga después de consumir felicidad con sabor a caramelo de azúcar tibetano americano, refrescante coca cola de la salvación del alma que enternece la sociedad y deshace la red de acero de los trenes hitlerianostalinsitas donde la luna se reflejaba en esa dureza nevada del acero todavía brillando pura sobre los raíles que volvían de Stalingrado hacía Berlín, y el yunque del nuevo yugo que fabricaba tanques, cañones, y aviones, que destruían con estruendo de tormenta la tierra, las montañas, las ciudades, a la admirable velocidad del rayo, consumiendo en un solo segundo explosivo y resplandeciente de fuego, pólvora y azufre, 2.000 años de civilización convertida en cenizas, barros y escombros, que fue reconstruida por los superviviente de la gran matanza mundial con los mismos nombres que tenían antes de la destrucción. Y rehicieron todo lo deshecho en pocos meses, produciendo la primera gran paradoja del capitalismo moderno que casi nadie vio. Casi nadie vio, casi nadie vio, casi nadie vio.

La destrucción del mundo daba más dinero que la conservación del mundo. El mundo se preparaba para ser consumido vorazmente y destruido, y vuelto a construir para que lo construido fuera devorado, y destruido rápidamente en un ciclo de muerte y nacimiento cada vez peor y más degradado, hasta el punto que Buda hoy en día temblaría de miedo al contemplar el fuego que ilumina nuestro mundo.

Ja.

Ja,ja

Ja, ja, ja.

jaaaaaaaaaaa.

¿Estás llorando?

¿Estás conectado al mundo?

¿Estamos conectados tú y yo?

¿ Me comprendes, oh hermano?

III.

Imagen

Nausica consoladora de afligidos ve caer a Ulises desmayado. Apiadada se acerca apartando a varios ciudadanos de Hagonía que le hacen fotos y se ríen porqué piensan que Ulises está cómo un curda.

 

Pobre criatura embriagada de lujuria y de instintos sexuales descontrolados, seguidor de Eros y Baco, pero aún así ciudadano y criatura de Dios – exclama melosa y piadosa en tono y actitud de sacerdotisa. Se recoge ante un amarillento Ulises que hace días que aferrado a un salvavidas se alimenta de una bolsa de arroz y garbanzos que le dio cáritas en la última visita.

¿ te arrepientes del mal que has causado a las inocentes criaturas pacificas de la madre Gaia, pobre pecador? – pregunta Nausica la piadosa a Ulises metiéndole la cruz en los labios.

Ulises, medio inconsciente muerde la cruz pensando que es comida, y la escupe al notar el amargo latón.

Nausica interpreta ésta conducta cómo rechazo del arrepentimiento. Disgusto en su rostro tierno, la paciencia a flor de piel desafiada por la maldad.

-Seguro que has andado durante horas de mujeres cabrón machista antes de acabar en este estado. Pobre, pobre criatura pecadora. De esto precisamente hablaba Mónica, la profesora de yoga, del perdón, la única cosa que puede deshacer una acción emprendida y finalizada. Es humano perdonar. Si te lo hago comprender a ti, antiser de luz, hijo de las tinieblas, me habré ganado mis alas de mariposa.

Ulises que ha recuperado algo de aliento balbucea con palabras de Baco, el dios de las grandes parrandas que más adeptos y templo tiene en Hagonía.

No estoy borracho, de verdad….ha sido una bajada de tensión, hace dos días que no pruebo alimento…

Nausica gira la cabeza harta de escuchar esas mismas confesiones:

No, no. En Hagonía nadie pasa hambre, eso se lo cuentas a otra miserable. Tú eres un pecador. Se te ve en la cara, noto tu energía maligna. Estás sucio, has vomitado. No me engañes o te dejo aquí tirado.

Imagen

Ulises astuto, viéndose en tal mal trance, llora:

Es cierto, es cierto, soy un cabrón hijo puta. Perdón. Dame algo de agua con azúcar y te contaré oh mujer, lo que he hecho está últimas 48 horas.

Nausica se acerca a un chiriguito bar y le lleva una coca cola. Ulises al beber, recobra algo más la conciencia observando a su alrededor.

Te acrezco la ayuda. Dime donde estoy, no recuerdo….

Nausica la salvadora de náufragos y almas le cuenta donde se encuentra:

Estás en Hagonía. La tierra de la alegría, donde se brinda por la vida dos y tres veces al día.

Ulises mira a la gente de alrededor que se ríe. Le entra mala hostia por ello. Mira al suelo sin saber que decir más. Intenta levantarse pero siente convulsiones estomacales y vergüenza de que cualquier movimiento desate una diarrea. Se tapona en el suelo. Cada vez acude más gente a presenciar la función.

Ulises está rojo de vergüenza y desesperación ¡ oh hermanos a que situación de indignidad lleva al hombre el hambre!

EL tiempo se detiene para Ulises deseando que todo pase, pero cómo si estuviera en un agujero negro parece ser eterno el tiempo. Las tripas con ganas de descargar están disparadas y agitadas cómo serpientes que devoran al ciudadano Ulises por fuera y Laoconte por dentro. Es observado por dos docenas de ojos bien alimentados que parecen masticarlo con sus comentarios hirientes.

Llega la tormenta negra, y todos se espantan del chaparrón entre risas y bromas, excepto la beata de Nausica a la que le crecen las alas.

Angelillo de Uixó: dedicado a los pobres de vall d´uixó dándoles ánimo y un abrazo fraternal. Estoy con vosotros.

 

Licencia de Creative Commons
Naufragio de Ulises en la cuidad de Hagonía. by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://angelillo201.wordpress.com/.

 

 

 

 

 

 

 

Ulises en la sima de las sirenas de la Nueva Jerusalén.

Imagen,

Homérica submarina antipsiquiátrica. Domingo 25 de mayo. Hechos de mi mundo interior: Viaje a pedales a Xilxes y primer baño del año. Caricia de una caracola, mirada con nostalgia al mar, despedida de el, unas lagrimas, y deseos sexuales ante una mujer en topless. En la cabeza el articulo de Yo robot extraído del blog de noticias ERB al que estoy suscrito.

http://actualidad.rt.com/sociedad/view/126862-psiquiatras-falta-conformidad-trastorno-mental

Asociación inevitable a la noticia con el recuerdo de mi visita al forense. Del mundo exterior: las elecciones europeas, referencias al final de la liga de futbol, la represión policial, el auge de la ciencia psiquiatrita al servicio de la represión, el desastre de la agricultura. Monologo final a tres metros de profundidad y unos 500 metros de la orilla sobre la presión del mundo exterior en mi interior. Me he preguntado ¿ Puedo aguantar más sin respirar? No he respondido. He salido moviendo los brazos mariposeando cómo un cohete hasta llegar a la superficie. He aguantado la presión dos minutos y creo que poco más, pretendía aguantar toda una vida. He respirado muy fuerte aliviado, he dicho joder, y he nadado a la orilla. Me he sentado Hamletiano al sol sobre una piedra.

Interpretación musical Amerika de Rammstein.

http://www.youtube.com/watch?v=ZtEOARLnLEg&feature=kp

I, II y III.

Imagen

Neptuno, el de la cabellera oscura y la piel tostada, sentado sobre un trono repleto de alimento del que tiran mil caballitos de mar, congrios y pulpos. El estrado de Neptuno decorado con incrustaciones de lapas, caracolas, erizos de mar, cangrejos con el horóscopo del signo de cáncer que hacen pompas espumosas por la boca galopando arriba y abajo siguiendo la corriente del jabón de las olas que se rompen contra el trono.

Neptuno ajeno cómo los dioses a la locura, a la muerte, a la pobreza, a las elecciones europeas de la que saldrá una nueva Jerusalén de la paz y la prosperidad que pondrá fin a la cuaresma de seis años de ayuno que ha sanado en una sangría colectiva a los enfermos judeocristianos de la zona grecolatina, nietos de los de la contrarreforma luterana que hay que reinventar poniendo a la cabeza de la armada Italo Greco Española a un Torquemada Robespierre Lenin Putin que hundan BruselasBerlín en el Volga.

Perfume de salitre, olor a mujer en topless jugando con su hijo en la orilla del mediterráneo. Sátiros, faunos, adoradores de Baco sobre toallas del Real Madrid hablando con resaca de la final y del prestigio que han ganado en Europa la corte de Felipe II por el equipo del gobierno. Un San Quintín nacionalista del siglo XXI expresado en bañador bajo castillos en el aire formados por nubes algodoneras secas por el cambio climático que andan cómo gigantes sobre las olas y empujan una vela pitagórica que dirige a un Ulises Parmenides Machado “desde los sagrados ríos hasta los anchos mares” huyendo desde el Tajo a Nueva York. Palmeras arábigas sobre las dunas del mediterráneo haciendo volar sus alas atadas al silbido de las cañas, y el susurro colmenero de las acequias morunas somnolientas, melancólicas, cargadas de leyendas y poesía. Quijotescas aguas turbias guiadas por la mano de una triste figura que abre y cierra trampillas. Mecano del alba y del ocaso que arroja el agua y a las ninfas a un destino de ocres y negras jorobas de camello donde cabalgan por tierra y agua entre las atadas por raíces: calabazas verdiambarinas, blanquirosáceas cebollas, tomateras rojiverdes, clorofílicas acelgas, aceitunadas lácteas meloneras … Afición hoy en día de quijotes nostálgicos de la tierra y del arado que pierden lo que invierten. Centauros de labranza, esfinges de gallarda figura y nobleza que les da la bancarrota. Se igualan en altruismo a los poetas que fabrican arte por amor, filantropía de sopa de letras nacional que acaba en tuberculosis y nanas de cebollas. El único espacio honesto que le queda a la fraternidad, la libertad y el humanismo europeo es la labranza improductiva y no comercial de cuatro palmos de tierra, y la poesía.

Neptuno sobre su trono hunde el pie sobre la cristalina agua siguiendo una caracola. Rompe el pie el cristal donde se refleja. El yo se expande cómo una onda hasta desaparecer devorado por el mar. La caracola desciende por la cuesta del mar adentro, y Neptuno la sigue sumergiéndose, rompiendo con la realidad cómo si la cortará con el bisturí con el que diseccionan los encéfalos la policía psiquiatrica. Bárbaros barberos que afeitan cómo las barbas de las cebollas los cerebros traídos en docenas por la policía después de patear los hígados del personal manifestante por estar en desacuerdo con la lógica y el pensamiento formal del sistema económico cartesiano liberal. Viva Atila el anarquista analfabeto frente al doctor Mengele premio Nobel compartido junto al biólogo naturista estadista HitlerDarwin, descubridor de la incompetencia humana y cómo remediarla a través de la selección artificial con test algebraicos computacionales, y si no funciona a dedo: Este, este, este, y este también coño. El populacho aclama a los premiados por su sabiduría de pelo y tentetieso. Los votantes de las elecciones europeas piden a los políticos que se les den fondos a los científicos para que investiguen más sobre la imbecilidad humana. Los políticos y voceros del régimen, científicos muy sabios, aseguran al populacho aterrorizado con ser idiota de que la única forma de seguir el camino de la evolución humana desde el mono de las cavernas hasta el parado de Londres es investigando sobre una vacuna contra la estupidez y el mal para conseguir el logro de una sociedad homogénea, donde no existirá la violencia ni en parto, ni el arte, ni en las conversaciones, ni en la política, ni en a la naturaleza, ni en los negocios. Donde los perros abrazaran a los gatos, los tiburones a los boquerones, los nazis a los hippies, los ricos a los pobres. Aleluya, aleluya, pero por favor ciudadanos cósmicos, contribuyentes de la era acuarios, den fondos a la ciencia y la investigación.

Imagen

Y la gente les aplaude, y encierran en manicomios lo que dice que es una locura ir a la luna a jugar en un casino donde indios de Dakota y gitanos de Francia disfrazados de marcianos reparten boletos de la suerte a burgueses de vacaciones astrales, y donde pollos confirman las apuestas picando sobre un botón que suena, y los gansos cantan en un karaoke disfrazados de la diosa Venus acompañados de un coro de ovejas disfrazadas de alienígenas de saturno.

Basta, basta, basta, basta.

Imagen

¡ Dejar la luna virgen y al poeta fuera del manicomio hijos de puta matarifes! Picacarnes con diploma de Oxfor, rompedores de nueces y cerebros, fagocitadotes de sinapsis, atrapa almas, quita conciencias. Cuatreros de ganado legalizado, carentes valor de blandir la navaja en una esquina para pinchar carne con algo de peligro.

Hay que volver a juzgar a Miguel Servet, y volverlo a quemar. Con Einstein hay que hacer lo mismo. Viva la inquisición.

Imagen

La caracola se escapaba jugando con Neptuno descendiendo a sus simas. Fuera de la superficie, enseguida se pueden ver peces plateados desfilando cómo el cometa Halley entre estrellas marinas que se mueven alrededor de gigantescos arrecifes corales de mil colores construidos por cíclopes marinos con aletas de tiburón. Morenas y anguilas eléctricas custodiando minas de oro, de hierro, de cobre, de bronce, que no han conocido ningún imperio romano que las explotara en nombre de un Cesar todopoderoso de un imperio de los fangos marinos. Peces libres aleteando sin memoria, libres y sin memoria porqué son inocentes y no han conocido el trabajo los telares de lana donde mueren agotados, atadas a una cadena mujeres y los niños en nombre del progreso y de la conciencia colectiva. En el lecho marino Neptuno observa los campos de algodón marino por segar devorado por atunes. Imagen que mataría de una ataque al corazón a algún imaginario emprendedor ante tal despilfarro de la naturaleza libre.

El aire se acaba de los pulmones y Neptuno tiene que subir dejando la sombra del comandante Cousteau flotar entre delfines. Las olas golpean la corona de Neptuno y lo devuelven a la orilla, a su mundo. ¿Donde escapar Damocles si solo se puede escapar siendo tragado? ¿Cuanto podré aguantar siendo Hamlet sobre este pozo en medio del desierto?

Angelillo de Uixó.

Imagen


Ulises en la sima de las sirenas de la Nueva Jerusalén. by Ángel Blasco Gimémez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://angelillo201.wordpress.com/.

La tarara y el patio de las maravillas.

Imagen

Campaña de facebook para recoger firmas.

http://patiomaravillas.net/apoya

Entre al urbanismo de cárceles de recogimiento y aislamiento del yo, se abre en Madrid un patio colmenero entre bloques de cemento. Flota en el patio un susurro de voces cargadas de miel hecha de mil flores distintas, del bien y del mal, construyendo con sus bellas ideas alas de cera. Alas con las que nos elevamos, con las que caemos, sin que importe volar o caer si estamos juntos en el empeño de imaginar cielos y abismos. Juntos jóvenes Platones, Aristoteles, Ícaros del ágora del patio de las maravillas. Demócratas radicales de lo común, egos de locos Diogenes que se abandonan en la celda de los demás conservando la libertad  y  se deleitan comiendo lentejas entregando el caviar a los perros. Solo así se protege la conciencia y el espíritu de los complejos patológicos del capital. Se funden nuestros Apolos cómo la miel y el bronce creando un solo ser que camina unido con mis almas aleteando, chocando entre si, y laborando mil verdades y mil mentiras. Mil ideas caminando en acción sin complejos cantando la tarara de Lorca.

angelillo Uixó: apoya a nuestro jóvenes Apolos y Cristos.

Imagen

La Tarara, sí;
la tarara, no;
la Tarara, niña,
que la he visto yo.

Lleva la Tarara
un vestido verde
lleno de volantes
y de cascabeles.

La Tarara, sí;
la tarara, no;
la Tarara, niña,
que la he visto yo.

Luce mi Tarara
su cola de seda
sobre las retamas
y la hierbabuena.

Ay, Tarara loca.
Mueve, la cintura
para los muchachos
de las aceitunas.

 

Ulises-Putin y la sopa de cordero de los lestrigones.

Imagen

Homérica bíblica y hermenéutica sobre la corrupción y los mítines comida de los partidos en las elecciones europeas. Los hechos reales en que está basada la crónica: 22 de mayo. Putin será mencionado de dos maneras para resaltar sus atributos, cómo Ulises, un hombre corriente pero astuto, y cómo Sansón, un hombre extraordinariamente fuerte.

Advertencia del autor:

Por la forma de mencionar a Putin puedo herir la sensibilidad del lector al pensar que soy gay, no, no es eso, no va de eso mi amor por Putin.

Imagen

I.

Imagen

Gente joven comprando en los supermercados, jardineros jóvenes de cuerpos apolinios con los pies en el jardín rompiendo las flores pochas, con alguna enfermedad, viejas o simplemente feas. Repuesta la jardinera con flores que deben ser siempre jóvenes y hermosas. Policías jóvenes y simpáticos en actitud de yoga democrático haciendo ronda por el lugar. Desempleados jóvenes sin ninguna arruga en la cara. Muñecos efebos geiperman del triunfo, OP brillantes cómo la luna y el sol, esperando su oportunidad con un curriculum intachable en la mano para triunfar.

Una voz marcial advierte a la calle:

Que vienen, que vienen, que vienen los lestrigones.

Aplausos ante la marcha de los lestrigones que arropan al cordero de sus filas marcado con la sangre de la corrupción.

Llamada por teléfono mesiánica del pastor jefe de los lestrigones a un tribunal romano. Se descuelga el teléfono rojo en el ala blanca de la justicia donde todos están representados en un lienzo judeo- cristiano repletos de buenas intenciones para la realización de hombre-paz del mañana:

-Por Dios, no sean cómo Judas y vendan a uno de los nuestros corderos.

– EL veterinario dice que hay indicios de corrupción en el organismo- respuesta amarga de Pilatos practicando los ritos de la cábala.

– ¡Cómo va a estar contaminado un animal que lleva viviendo tantos años con nosotros!

Solo son informes de veterinarios. Lobos programados por los soviets que quieren luchar contra Dios y la constitución- evangeliza Moisés el ala blanca del tribunal. Pilatos recorta la imputación del folio. EL verbo tiene poder. EL verbo abre todas las puertas. El verbo es acción, piedad, amor, perdón.

Los lestrigones observan caníbales la calle y confirman que la recuperación cotidiana es una realidad, la económica es más difícil de creer.

Vítores, aplausos, gente que confía en ellos y les entrega los curriculum.

¿Quien dijo que había pobreza, apatía, desesperanza en esta quijotesca península envidia de la vida en Marte?

II.

Imagen

Alcázar – comedor, serenidad arquitectónica griega rota por el barroquismo de ladrillos y cemento que inquieta al ojo, cómo observar los ojos dilatados de los camareros de sueldos recortados que caminan excitados ante la llegada de los comensales. Patinadores sobre hielo por una pista de baldosas ajedrezada con la presión de la espada de Damocles del despido sobre la cabeza hipotecada. Guillotina bancaria a la que se acude de forma voluntaria. En la mano de los mulos, en vez de la hoz y el martillo; la bandeja planteada del servicio domestico donde se reflejan entre los bizcochos sus caras de vidrio cobrizo que se rompe de un simple empujón. Dan una gran lección de adiestramiento.

En la puerta del palacio- comedor, un hercúleo Ulises-Putin causa admiración erótica y curiosidad a los latinos lestrigones por su fenomenal belleza y fuerza de tigre oriental. Vende alfombras rusas en la Europa comunitaria. También vende mecheros de gas, y huevos de pascua de avestruz de los que nacen antifascistas una vez se rompen las mentiras democráticas de Europa.

Moisés, líder regional del partido de la calavera, se acerca a observar las alfombras. El joven cordero ensangrentado, que ahora bala despacito junto a su pastor, da unos tiernos pasitos para admirar al asiático dejando caer la soberbia de su pecho por los suelos entre un reguero de sangre que el cura bendice.

Oh alma inocente, mártir de la oposición. Tu no acabarás en prisión.

EL astuto vendedor asiático los engatusa de forma troyana:

-Alfombras, alfombras, señores. Compren alfombras del lejano oriente. Oriente es una gancha para Europa, un bazar barato.

Moisés mira con interés las preciosas estelas. Le pide que desenrolle varias. Ulises- Putin con su gran habilidad coge telas enrollas y las lanza al aire desenrollándose y cayendo al suelo donde causan asombro a los accidentales latinos por la delicadeza de colores, las geometrías de los dibujos. Moisés cobra interés por una de la que no comprende su significado, pero subconscientemente le gusta por el aire populista que tiene el dibujo:

La estela de Putin.

Imagen

Sobre una tela roja de unos cinco metros se representa en el centro un tanque soviético flotando por el aire tirado por ángeles con forma de proletarios: carpinteros, fontaneros, agricultores, parados, anarquistas, escritores gorkianos y camusianos. EL tanque flota por los campos Eliseos, al fondo de la estela la torre Eiffel, en el otro lado el arco del triunfo. Bajo del tanque se ven paseando a unos burgueses con forma de corderos que miran al tanque que está sobre sus cabeza sin comprender muy bien cómo puede pasar eso. Algunos se frotan los ojos, otros se abren la cabeza con un martillo. Varios ángeles metamorfoseados en forma de pobres, vagabundos, goliardos que también ayudan a hacer flotar el tanque mean sobre los burgueses desde el cielo.

¿Cuanto vale ésta alfombra comerciante? Me gusta. No se lo que tiene, pero me agrada porqué sale la torre Eiffel y los corderos.- explica su gusto artístico y su sensibilidad de humanista Europeo nuestro inocente moisés a sus compañeros.

A mi me recuerda algo de herencia recibida- bala uno de los corderos que siempre dice lo mismo en todos los mítines. A veces, hasta acierta.

Ulises- Putin observa la estela señalada:

Oh hermano, esa no la puedo vender- le dice a Moisés sintiéndolo mucho al ver sus pucheros. Le señala otras que tiene de oferta.

¿Por qué?- pregunta con decepción Moisés.

Esa la he hecho yo. La tengo de muestra para que la gente comprenda mi arte- le dice el astuto comerciante.

¿ Es usted artista?- pregunta el cordero señalado pero no imputado.

Y de los buenos- responde Sansón-Putin apartando un poco sus estelas para que la sangre no le salpique.

Que entre con nosotros el artista a comer- balan el coro de corderos mirándose con sus ojos desorbitados unos a otros.

Ulises- Putin acepta humilde en actitud de asceta asiático.

III.

Imagen

Dentro del Alcazar- comedor que parece un palacio, la dueña agradecida por toda la herencia recibida del partido pone flores hawaianas agradecida sobre la cabeza a los caníbales lestrigones.

Sus camareros y cocineros adiestrados en cursillos impartidos y no impartido, siempre no obstante cobrados, dan ejemplo de superioridad en el adiestramiento y lealtad al amo, dejando en ridículo al perro de las películas Rex, un pastor alemán muy educado que nunca se mea fuera del tiesto y es además detectivepoliociajusticiero. Rex al enterarse deja el oficio de perro y se mete a hombre.

Toman asiento los lestrigones. Los caninos camareros cuando suena el silbato salen con las bandejas para servir a los comensales.

Sesos rebozados de internauta de primero, sopa de letras vacías flotando sobre el caldo hecho de ojo magro y testículos arrancados de manifestantes de segundo. Los comensales construyen grandes ideas con las palabras de la sopa a las que dotan hasta de la más elevada significación: ideología. Solo un gilipollas puede dar el voto de algo que flota en un plato que da de comer a delfines amaestrados: PPPSOEEUCIU….

De postre hígados de pobre con flan de pulmón de tuberculoso y medula ósea de discapacitados.

Señor Putin: ¿ No come usted?- le pregunta Moisés que saborea un trozo de jamón pata negra de moro.

Soy vegetariano- responde modesto Ulises Putin limitándose a beber un poco de vino tinto y sintiéndose amenazado por los caníbales lestrigones que empiezan a estar incómodos con él.

Los inocentes corderos que practican la ayuda mutua para protegerse de los malvados lobos piden al pastor que hable sobre las elecciones europeas:

Imagen

Mitin de moisés sobre Europa.

Populista y dicharachero en pie junto a la mesa, con una copa de vino a lo Julio Iglesias, Moisés con aires de Bisbal-Torrente-Cañete.

“Allá fuera, en las calles hay que andar derecho.

Hay muchos que quieren jugar a barberos con nuestros cuellos.

Se pasan el día escribiéndolo, y lo que es peor y más primitivo, cantándolo.

Cantar tiene algo de mágico herejico perverso.

Por eso, éste presidente, ha hablado claro a los jueces y les ha pedido que le metan más años en el talego a los que dan el cante, porque al cantar se es hiriente. ”

Aplausos de los lestrigones con tibias y calaveras de Sirenas cantantes entre los dientes.

Gunatalamera.

http://www.youtube.com/watch?v=5Pju5J9wxGs

Moisés en rapto de sofista, divulga sus complejos al hablar. EL yo es una enfermad, una anomalía, una deformidad, quizás con capacidad de sanar al individuo, pero aun así es un complejo que corregir. Cuida tu yo, oh hermano. Verborrea descontrolada de Moisés al auditorio. Solo un gilipollas convencido puede darle importancia a las palabras de moisés.

“Pero nosotros, demócratas convencidos, mataremos a palos y en silencio a los violentos. Por qué no somos cómo ellos, somos unos caballeros educados con Mater en Harvard y Oxford.

Y vendrá la paz y la armonía, cuando todos piensen del derecho, en los derechos de los otros, en NOSOTROS, y no piensen del revés cómo hasta ahora. El problema de los que se manifiestan es que piensan solo en ellos, no en NOSOTROS. Son unos egoístas que no conocen las palabras: Altruismo. Solidaridad. Respeto.

Ya estamos cerca de conseguirlo. Esa es nuestra misión, pacifica desde luego, aunque se haya cobrado muchas vidas. La vida es tragedia. Un cambo de batalla. Pero estamos hablando que vendrán tras las elecciones europeas un reinado de prosperidad de mil años de paz, donde nadie dirá ni muuu. Esa es nuestra democracia de plomo, aunque algunos protesten por qué no flote. Pero yo os digo que la democracia no tiene por qué flotar. La democracia no es un corcho, ni un barco.

EL otro día le agarraron el hígado a ese Llamazares.

Un lengua floja.

Se había casi, casi, casi excedido, ahora que lo teníamos domesticado.

Cómo maldecía el cabrito, pero al final doblo,

Y nos llama demócratas convencidos.

Nada de fascista, y al proletario ciudadano.

Es el poder de las palabras que sana a los descreídos con este gobierno.

Hombre sin fe que se refugian en la ironía y el desprecio.

Los maldigo a diario, de lunes a sábado.

Y el domingo en el templo los maldigo en el nombre del señor.

Haced lo mismo. Yo creo en las palabras.

Pero no solo yo, si no sería un tirano y no un demócrata convencido.

ABC también cree en las palabras.

Los jueces que detiene a la gente por lanzar palabras al aire.

Creen también en la palabra.

Nosotros dominamos las palabras.

A los ciudadanos los queremos sordo mudos.

Una grande y libre nación sordomuda.

¿Y nos llaman nazis por eso?

A por ellos por decir eso.”

Aplausos homicidas entre los corderos inocentes de la paz el progreso y la democracia.

Ulises Putin riendo exclama con esa sinceridad rusa:

Están cómo una cabra amigos los europeos. EN Rusia, en Cuba no van a dar crédito alo que aquí pasa.

Los lestrigones se levantan muy ofendidos por esas palabras.

Criminal, violento, nos ha ofendido el honor. Matarlo.

AL instante el servicio domestico lo ata a unas columnas.

Sansón- Putin, que ha recorrido inmensos territorios y sufrido muchos trabajos, desde barrendero en Ucrania, pastor en Siberia, maestro en los Urales. Todos esos fatigosos trabajos le han dado una fuerza fantástica, capaz de destruir el mundo con un solo dedo si toca un botón, pero esos malvados y engreídos lestrigones que creen tener a un pobre vendedor de mantas, no lo saben.

Putin tensa las cuerdas alrededor de sus hercúleos brazos y las columnas se retuercen cómo las serpientes sobre su presa. El palacio tiembla, el yeso cae, luego las lámparas, los cuadros, la pintura de la pared salta dejando ver el ladrillo desnudo y el polvo empieza a subir del suelo mientras poco a poco lo que está arriba baja y los que está abajo sube arriba.

EL Yin y el Yan.

Angelillo de Uixó.

Imagen

Ulises-Putin y la sopa de cordero de los lestrigones. por ángel Blasco Giménez se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.
Basada en una obra en https://angelillo201.wordpress.com/.

Marx y Hermes en el basurero de las cariátides.

Imagen

La jornada de ésta historia homérica transcurre el 21 de mayo, por la mañana, escuchando la radio. Las noticias locales relevantes: fiscalía estudia los supuestos desvíos de 700.000 euros del actual alcalde de Vall d´uixó a una empresa de limpieza. Nacional: detenciones de gente que escribe en Internet contra el gobierno. La medalla a un destacamento militar causante en la guerra civil de torturas y violación a las empleadas de una residencia psiquiátrica en Asturias.

I.

Imagen

Un soplo de poniente de Eolo eleva por los aires una verde bolsa de basura del vertedero haciéndola girar sobre si misma. Viaja la bolsa peregrina por los tostados campos de centeno en flor, los amarillentos trigales cuyo fruto se clavan cómo flechas, las huertas de regadío, los mataderos de carne, los hospitales, los cementerios, las escuelas, las plazas de toros, las verbenas. Sombras de centauros al amanecer regresan con caras de plomo batido y labios de roca a la base. Lavan con una manguera antes de terminar el turno la prensa del remolque del Pegaso que ha devorado toneladas de basura. Cae el agua de la ducha cómo una esperanza blanca y suave sobre los peludos y poco cuidados centauros. Dejan el mono de trabajo en las amarillentas taquillas. Le dicen hasta mañana al compañero. Montan en silencio el de scoda y se alejan con las primeras luces a sus colmenas a descansar.

Las naranjas de explosivo color saltan por los aires cuando se queman con la poda del naranjo en la primavera valenciana. Un café con leche en un rincón de un bar para el centauro solitario antes de dormir. Despiertos salen bostezando los trabajadores del campo a sus huertas.

El homo mecánico, el homo policía, el homo maestro, el homo forense, siguen su programación cotidiana. Su programación está protegida, nada puede desprogramarlos. Algún Don Quijote desprogramador lo intenta y es arrojado a la cueva de Montesinos. Caída a la velocidad de la luz. Alguien ha contado que es: 360.0000 kilómetros por segundo. Se incentiva nuevos programas cada vez más ambiciosos de programación computacional humana. Se excavan cada día más cuevas de montesinos para un viaje al centro de los infiernos. Nuestro compañero de viaje ya no es el poeta Virgilio, es el psiquiatra Mengele, Darwin, Adam Smith. Habitaciones acolchadas, pacientes maniatados tarareandoWish you were here de Pink Floyd:

Quisiera que estuvieras aquí

Así, así que pensaste podías distinguir
el paraíso del infierno,
el azul del cielo del de las penas.
¿Puedes distinguir un campo verde de un helado riel de acero?
¿Una sonrisa de un velo?
¿Crees que lo puedes distinguir?

¿Y te hicieron que cambies a tus héroes por fantasmas?
¿Cenizas calientes por árboles?
¿Aire caliente por brisa fresca?
¿Comodidad fría por dinero?
¿Y te canjeaste una caminata como extra en la guerra
por un papel principal en una jaula?

Cuánto deseo,
cuánto deseo que estuvieras aquí.
Somos simplemente dos almas perdidas,
nadando en una pecera,
año tras año.
Corriendo sobre el mismo terreno viejo.
¿Qué hemos encontrado?
Los mismos temores viejos.
Deseo que estuvieras aquí.

Imagen

Destino inducido para Don Quijote a los que se les inyectan sedantes por la venas. Ya no salen de la cueva nunca más.

Serie de palabras no abstractas taquigrafiada por ángeles que pueden dar la libertad exterior a los hombres:

Tiraníademocraciafascismomonarquíarepublicacienciafeminismodesarrolloprogresofraternidadecologíaconsumismoartefilosofíareligióncineliteratura.

Un pequeño vendaval produce el milagro multirracial de hacer migrar una legión de bolsas de basura de todos los colores: Blancas, negras, amarillas, rojas, verdes. Se dispersan cómo la caja de Pandora por los cuatro puntos cardinales llenando el cielo de blanconegrosamarillosverdes colores. Sobrevuelan mares, ríos, montañas, vallas fronterizas antitrepas donde se dejan las vísceras las personas. Una bolsa de basura se estrella en el rostro de una de las cariátides cuya cabeza de alabastro sujeta parte del techo de un edificio hecho a escala humana. Mecida por el viento la bolsa de basura que no puede continuar su viaje cruje cómo un lamento sobre el pilar. El homo basurero sin prestarle atención la recoge y la hace prisionera en el cubo de basura para que vuelva al vertedero por segunda vez.

La cariátide agradecida sonríe al basurero.

Imagen

El templo de armoniosas dimensiones, serenidad al contemplarlo, orgullo por la creación humana. Calatrava nuevo Fideas presidente de la eurocámara. Descansa el templo ascético sobre una bélica planicie humeante repleta de cadáveres. Se conmemora en Asturias la toma de las cariátides. Las esclavas que sujetan el templo cómo columnas del viejo Alcazar son representadas llenas de sensualidad. Muñecas hinchables para aguerridos Aquiles con síntomas maníacos de euforia y estrés postraumático del guerrero batallador. Desahogan sus complejos y brutalidad de machos entre sus piernas. Jadean las cariátides mientras marchan valientemente sobre su carne blanca los Aquiles. 1,2,- 12, -1,2,- 1,2. ¿ te ha gustado muñeca la violación?

Interpolación músical a tenor de las medallas. Violame. En ingles se dice rape me, Nirvana.

Las finanzas se relajan cuando flujo fluye espermático. . Crece la confianza en España. La deuda se afloja. El gobierno está pletórico. Da muchas medallas a los Aquiles, a los Billy el niño, Billy el viejo, Billy el madero. Cuando mas hígados rotos, cabezas asadas, mejor. Aun se ven las machas de sangre colgando de las sabanas del tribunal. Esa sangre limpia las conciencias de todos. La semana ha sido buena en detenciones para los Billy. Esta movido el avispero español. Palabras elevadas la máximo exponente. Nadie acusará de iletrados a gobernantes y policías. Se pasan el día leyendo twiter negros. El alfabeto es una metralletabombaatómicaaaaaaaapopopopopopologica. Cuidado, cuidado, meidei, medidei, socorro policía, mi vecino es dadaísta. Tiranía del dadaísmo gubernamental entendido a la inversa. Declaración de amor a Tristán Tzara: te quiero.

Imagen

Ahora seamos prácticos, alegres, pongamos optimismo a nuestras existencias grecolatinas. Hablemos de la bolsa, demos sentido a nuestra vida. Silenciemos un poco a los dioses y la naturaleza. Creamos un poco en nosotros mismos. Humanidad. La semana va bien en general para el país. Es posible que entre 44 o 46 o 48 millones de personas alguien lo este pasando mal. ¿Tiene eso relevancia? No. ¿Contradice que la semana sea buena para la marcha del país? No. Hablemos de la economía. El intercambio de la balanza comercial con griegos, fenicios e italianos es buena. La mejor desde hace 2.500 años pese a la herencia recibida.

II.

Interrogado en el templo con su nombre terrenal, pide que le llamen por su titulo electoral.Ya viene la ola, ya viene la ola. Un barco se levanta en una tormenta pero no vuelca. EL toro de Farnesio agarrado por los cuernos pega un bufido y retuerce la cabeza. Hay pronunciamiento, diarrea de palabras de los sacerdotes del templo: conspiración de la oposición antidemocrática extramarradical de marxistas paranoicos. Hay promesa de venganza: les llevaremos a los tribunales por difamación amenazas graves maltrato animal ofensa a los dioses injurias. Advertencia a los jueces: los rojos quieren quemar el templo.

El juez observa con detenimiento la calculadora del templo. No se encuentran rastro de huellas dactilares en las teclas. No hay caso. EL sacerdote llevaba guantes siempre que entraba al templo. Se producen detenciones. Sindicalistas, activistas sociales, antitaurinos. El toro de Farsenio otra vez libre dentro del templo. Las cariátides esclavas sujetan con su cabeza el techo. Los centauros con el pensamiento de plomo fundido barren el basurero. Algunas flores crecen sobre el cemento. A unos metros de las calles el templo dominando la bélica planicie donde se desarrolla la lucha por la existencia en cada esquina. Ondea sobre la cúpula la bandera nacional. Dentro todos sus héroes y mártires iluminando la vida de los desesperados: San Vicente Ferrer, Cristóbal Colón, Rita Barbera, Antonio Banderas.

Unos pocos metros, y los centauros y las cariátides, con esfuerzo e ingenio también se pueden meter a disfrutar del parnaso del templo: Música de salón, vestirse con el vellocino de oro. Cofres repletos de mirra e incienso, otros de oro y rubíes. EL templo es la mina del rey salomón. Viajar al espacio con Jason y su argonautas, aventuras en al sabana y entre las sabanas. Cadenas de oro y de plata luciendo en la garganta. Cordero rellenos de trufa, caviar, champaña. ¡Abajo la lucha social!

Imagen

Angelillo de Uixó.


Marx y Hermes en el basurero de las cariátides. by ängel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://angelillo201.wordpress.com/.

Homero en el puntal de los lobos.

Imagen

Ésta Epopeya ibérica está construida sobre la explicación de una arqueóloga en una visita guiada al poblado ibérico del Puntal del Llops de Olocau. Está basada en hechos reales que han sido dramatizados para el relato. Comprende desde el siglo V antes de cristo hasta su abandono precipitado en la segunda guerra púnica.

I.

Imagen

Cruces de los bronces sobre alabastrinas lapidas con nombres castellanos bajo un poblado ibérico custodiado por la base militar de Marines. Hélices de helicópteros galopando cómo las valquirias por los cielos. Los cuatro jinetes del Apocalipsis desplegados en maniobras militares a punto de estallar agitados en el fondo de la boca de los morteros, cañones y fusiles de la infantería. Junto a la puerta del cementerio de Olocau, la arqueóloga nos espera para iluminarnos el camino. Un saludo con beso en la mejilla. Gracias de antemano, interés por si lleva mucho tiempo esperando. Disculpas a la inglesa por el retraso de 5 minutos. Varios halcones aleteando sobre nuestras cabezas se deslizan hacia el profundo bosque que se encuentra a nuestras espaldas. Nos giramos y vemos el homérico sendero. Escuchamos el ancestral el sonido cascabelero y silbante de las rapaces sobre la milenaria piedra llamándonos cómo a las legiones romanas.

Romano legado a nuestro alrededor de algarrobo verdiamarillento por sequía a las veredas del sendero retorcido y ascendente. En cotas más altas y más antiguo, sobre la pendiente: la vid y el olivo, legado frutal de los fenicios. Árboles que nos anuncian la cota temporal en la que estamos, siglo V antes de Cristo, asoman colosales las ciclópeas murallas que nos asombran micenicamente.

II.

Podéis ver está meseta arrasada. Fue utilizada cómo cantera- Nos explica la arqueóloga haciéndonos observar el estrato de piso horadado frente a la sobrehumana construcción.

Imagen

Al desvanecerse la noche, sobre una humanidad joven, la roca escarchada es astillada por hachas de bronce y de hierro, arrancada por dedos, arrastrada por brazos. Furia de cíclopes sobre la tierra nueva que todavía no conoce el nombre de España. Ningún Homero ibero canta al esfuerzo de los heroicos cíclopes acometiendo su hazaña. ¿ Qué lugar ocupa el poeta en la sociedad ibera?

Su mundo es el del homo labor: mujeres en los telares confeccionando túnicas de lino y lana, herreros haciendo arados, hachas, espadas; molineros moliendo el mijo, el trigo, agricultores, pastores, guerreros. Hay gran división del trabajo y el aumento de la jornada laboral con la llegada del conocimiento del hierro. Toda una revolución y un drama sin precedentes desde el fatídico descubrimiento de la agricultura. La humanidad era todavía joven y llena de esperanza en la emancipación del trabajo gracias a la ciencia. Hoy sabemos que no es así, pero es tarde para advertirles que paren. Avanzamos unos metros sobrecogidos.

Vemos tras la muralla ciclópea que aseguraba todas aquellas vidas, una enorme torre maciza cuya función era de vigilancia. Pasamos por el hueco de lo que fue la puerta. Rodeamos la torre. Paralelos al abismo, pasamos por el hueco de lo que fue la segunda puerta. Tras ella, una vista espectacular sobre los que se arrastran nuestros curiosos ojos reptando indiscretos en la intimidad de las casas de 2500 años de antigüedad. Un minotaurico laberinto de estancias que recorre semirrecto un pasillo de tierra amarilla varias veces milenario hasta precipitarnos a un inesperado final amurallado en dos hileras de mampostería donde se precipita nuestra vista sobre un azul espacio, alejándonos hacia un paisaje marino donde flotan barcos y nubes. Tengo que hacer fuerza para no desvanecerme, me siento sobrecogido.

La arqueóloga nos señala la primera estancia, se trata de una sala capilla multiusos. Allí se cocinaba, y se adoraba a los dioses.

Imagen

Suena un arpa. Sale un momento del telar del que está encargada la hija del herrero, la joven Aditi, de 24 años y la que más hijos ha tenido en el poblado, 8 pese a tener 24 años. Eso no le ha estropeado la belleza oriental que le dan sus ojos almendrados semejantes a las fenicias. Algunos dicen que su padre fue un fenicio que les trajo ambar y el olivo para que lo cultivaran. Va vestida con una hermosa y lujosa túnica color turquesa que no oculta bajo la forma de su hermoso vientre redondeado por el nuevo embarazo. Ha dejado sobre el telar media túnica por hacer destinada a su padre. Ya la terminara al día siguiente. Se lo dice a su padre que está en la estancia contigua separando la plata del plomo en el horno. Cojeando Vulcano golpea la fragua viva dando forma a un nuevo dios que le ha enseñado todo lo que Vulcano y el resto del pueblo saben. Apiadado de las miserias de los hombres, este dios ha sido el encargado de bajarles de los cielos la ciencia de los dioses. En el poblado han hecho un esfuerzo entre todos para comprar los materiales necesarios para que Vulcano haga su imagen y adorarlo en las fiestas del solsticio de Mayo. Aditi va hacia el templo antes de que las encargadas de hacer la comida esa semana lo utilicen cómo cocina y no se pueda orar. Uno de sus numerosos hijos que juega con una cabra en la única calle del puntal del llops al verla se acerca:

mama, mama ¿ donde vas?

Ella sonriente le dice con cariño.

Hoy a hacer los votos a los dioses lares hijo mío.

¿ te acompaño mama con la cabra?- pregunta el niño que sufre dos empujones cariñosos de la cabra.

No tontorrón, ya sabes que no me gusta que metas la cabra en el templo- responde tierna en coniforme plomizo la dulce Aditi derramando leche a través de la suave gasa de la túnica que se ensucia.

Papa dice que no pasa nada. Además también dormimos con ella ¿ que más da mama?- le responde el niño que siente ganas de morder los pezones de la madre y lactar.

Beeee- bala la cabra con envidia de rival.

Imagen

Tu padre es un irresponsable por enseñarte esas cosas- le riñe Aditi aún en el subconsciete lo que late es un poco de rencor hacia le padre. El rencor siempre está en el subsconciente de las personas que se aman profundamente y le pregunta:

¿ Has ordeñado la cabra y recogido la miel de la terraza?

Su hijo se hace el loco, agacha la mirada y responde con un tímido: No.

Aditi le recrimina con la sensación de que acabara siendo un ibero del montón. Decide castigarlo:

– hasta que no haga esos deberes no le dejare ir a tender lazos para cazar concejos ni cazar jabalíes ni ciervos con tus amigos.

Jo mama- se aleja el niño correteando con la cabra a recoger la miel. Las abejas vuelan sobre el poblado ibero. Las cabras, los perros, los halcones, conviven en igualdad entre las murallas de los pobladores de aquellas tierras vírgenes. Un humo blanco sale de las chimeneas de las casas, de estancias destinadas a la metalurgia resuena el martillo a destinadas a moler. A tres departamentos de distancia del herrero que martillea incesante las piernas del dios, dos Sísifo giran durante horas y horas en el molino para trituras el grano de trigo y de mijo. Una suave harina se amontona sobre los costados de la roca que muele.

20 personas viven juntas, laboran juntas, depositan todas sus esperanzas unos en otros. Todos son importantes para todos. EN cada hogar vive un Dios. Cada casa ésta lleno de espiritualidad, solidaridad y de amor. Las luciérnagas salen cada noche y hacen sonreír a los niños que las persiguen.

La tejedora íbera entra en la sala capilla. Se recoge la túnica y de rodillas, emocionada por hablar con los dioses que la observan con ternura ora:

Proteger nuestra morada, oh almas de nuestros antepasados que nos vigilas, que nuestra morada sea fuente de bienes y de prosperidad, de felicidad y de dicha.

III.

Imagen

Los íberos incineraban- nos relata la arqueóloga señalando una de las dos estancias destinadas al descanso donde todo el poblado dormía junto, repartido entra esas dos estancias. Unos 20 individuos. Aquí se encontró una vasija con un niño, seguramente no alcanzo la edad en la que se incineraba- nos señala la arqueóloga un rincón de una estancia donde se encontró el hallazgo.

¿ Algo así cómo los niños que van al purgatorio por no haber sido bautizados?- le pregunto.

La arqueóloga acepta el símil si me sirve para comprender.

Siglo IV antes de cristo, la nieta del hijo de Aditi.

Neftis: cuida a los muertos, los protege y les permite pasar al más allá.

Sobre el centro de la torre ibera una mujer cuyos largos cabellos dorados mece el viento y obliga al lino de su túnica a apretarse sobre su cuerpo de una belleza sin igual, capaz de superar a la argiva Helena o empatar con la diosa Venus. Conmueve el alma, tanto por su singular belleza cómo por la bárbara desgracia de haber perdido a su hijo. Todo el pueblo está con ella sintiendo su dolor. EL dolor es todavía nuevo y soportable para la humanidad. Se sabe aceptarlo y convivir con el. Su hijo de gran hermosura descansa sobre una pira funeraria. Sobre el mar se ve una vela alejarse. Los cascos de un caballo resuenan galopando por el barranco del carraixet. El difunto que espera ser metido en una urna está engalanado con una corona de laureles sobre su bella cabeza de rizados cabellos íberos. Lleva bajo el brazo una hogaza de pan para su vida en el más allá. Dos enromes águilas cuyas alas de parte a parte sobrepasan los 8 metros de parte a parte sobre vuelan el puntal del Llops mirando entre las nubes el muchacho muerto. Hacen ademán de llevárselo, cuando un pequeño cordero salido del taller de tejer les hace cambiar de decisión. Las águilas se apoderan del cordero y lo despeñan sobre el barranco del carraixet.

Es una buena señal- le dice el sacerdote a Neftis entregando la representación de un caballo que han sacado de la cueva de Olocau que siglos después se llamaría en honor a este momento del caballo- El alma de tu hijo ha llegado a su lugar- explica el sacerdote ante los divinos ojos serenos verdes de la hermosa Neftis que sujeta el caballo y ora a Epona.

A ti, diosa Epona montada sobre un caballo con un niño muerto sobre tus brazos, cabalga con el alma de mi hijo al más allá y vuelve permite la abundancia a mi vientre. Cabalga Epona, cabalga.

El caballo con ímpetu atraviesa las puertas y sin detenerse el guerrero salta gritando: Mi hijo, mi hijo.

Sube a la torre empujando a todo el mundo hasta caer de rodillas fulminado por el dolor sobre el cadáver de su hijo al que abraza vertiendo abundante lágrimas blancas de sus ojos azules.

El caballo rampante relincha y golpea con los cascos una estancia. Su huella hoy en día a un se puede ver esculpida sobre la piedra. Saltan chispas de las herraduras que provocan un pequeño incendio.

El padre se serena. Las nubes pasan soplando un fuerte viento mientras todos se unen en un abrazo sobre la torre. La naturaleza desata una terrible tormenta. El padre coge a Niftis de la cintura y se la lleva a la estancia capilla. Rayos, truenos consuman el acto y Niftis queda en cinta.

IV.

Imagen

Hemos llegado a las estancias finales. Se ve el rocoso cortado y toda la planicie de verdes frutales de fruto explosivoanaranajado que llegan hasta unirse con el mar. Sobre salen las enromes torre Eiffel cargando las mercancías del estresante puerto de valencia envuelto en un hogo blanco de contaminación gris. Locura de barcos entrando y saliendo con sus mercachifles de fábricas chinascoreanasvietnamitasindiasalemanas.

-En la segunda guerra púnica que abarca desde el 218 al 201 antes de cristo el poblado es súbitamente deshabitado. Si os acercáis a este lugar- señala la arqueóloga educadora. Nosotros atentos obedecemos y observamos unas marcas en la roca de color negro.

Se produce un incendio- nos relata la arqueóloga. La palabra nos sobrecoge y presentimos el final de un mundo que jamás volverá a ver la luz más que a través de la poesía y el arte. Allí siempre vivirán nuestros antepasados. Estarán unidos a nosotros por la acción que realizaron sobre el mundo y un relato.

-La gente huye despavorida dejando todo. La panopla del guerrero se ha encontrado intacta en este lugar, al igual que otros objetos cómo metales. Huyeron muy rápido, hubo un incendio- nos explica.

¿ romanos, cartagineses?- le pregunto.

La arqueóloga no lo puede confirmar, pero responde:

Es probable, estamos en un periodo cronológico que coincide con las segundas guerras púnicas.

Helena ha conseguido huir de la vencida Sagunto por Aníbal. Huye con dos siervos romanos por la Edetania íbera esperando encontrase con las legiones de los Escipiones.

Aníbal al entrar a Sagunto es asaetado por cupido al contempla una representación en ébano y marfil de la figura de Helena de Sagunto.

¿ quien es esa mujer?- le pregunta a una prisionera hecha esclava.

Esa es Helena de Sagunto- le dice la esclava.

Aníbal se conmueve y se espanta arrepentido de haber tomado Sagunto por si Helena ha muerto. Temblando pregunta a la esclava.

Repódeme y te concederé la libertad vieja.

¿ ha muerto Helena?

La esclava niega con la cabeza y le responde estas aladas palabras que llenan de alegría al victorioso Africano Aníbal.

Huyo ella y los dos romanos castrados que le sirven fieles, aquellos concedidos a Helena cómo obsequio por el tribuno Marco Flavio por haber ganado un concurso de belleza en el circo romano. Fueron castrados por el propio tribuno delante de Helena desnuda. Gloria a roma.

¿ Cómo pudieron huir?- pregunta intrigado el africano Aníbal.

La anciana esclava le responde:

Bajaron por el pasadizo reservado a la aristocracia de Sagunto para salvarse de la muerte, dejando a los pobres que nos llevemos la gloria y le honor de la hazaña de haber muerto defendiendo roma. Gloria a roma.

Aníbal suspira aliviado.

Manda que los persigan. Hace esculpir a los artesanos figuras con la cara de Helena y que se repartan entre los pueblos íberos con la siguiente inscripción en cuniforme:

Se busca viva para casarse Aníbal con ella en Roma. Se dará recompensa a quien diga donde está, y muerte a todo el clan al que la proteja. Firmado: Aníbal.

Despliega sus tropas por la zona de Sagunto y da orden de parar la campaña militar hasta que aparezca Helena.

Helena llega al bosque de Olocau cuando encuentra a Paris, un alegre pastor que se siente traspasado de inmediato por la belleza de Helena. Ella le susurra coqueta entre unos manantiales del barranco entre el espeso follaje y el canto silvestre de las aves que le persigue un hombre. Deja caer sutilmente un poco su túnica mostrando medio pecho. Canturrea femenina y tierna unas palabras que marean a Paris enloquecido de amor.

Por favor, por favor señor, me persigue un hombre que quiere obligarme a casarme con él por la fuerza. Yo no le amo y por eso he huido de mi casa. Le pido ayuda.

Paris la agarra y la sube al poblado. Les explica el caso. EL pueblo, gente de bien, enseguida se pone de parte de Helena y consideran un gran honor que alguien de tanta belleza cuidada, pues su cuerpo no tiene callos, ni cicatrices, ni marcas de latigazos, lo que demuestra que es una gran dama, viva entre esas humildes e ignorantes personas de pueblo.

La extranjera es acogida cómo una más. Aunque Helena se queja amargamente del trato recibido, pues tiene que ir a por leña, a por setas, ordeñar las cabras., lavar ropa… Paris en varias ocasiones la intenta seducir. El muchacho le dice cosas bonitas lo mejor que puede:

¡Qué bonita eres Helena! Te haría varios hijos está noche. Ven Helena ven.

Helena mira a Paris con depresión y asquito.

En las noches iberas de primavera, cuando después del trabajo los lugareños se reúnen para cantar canciones que Helena considera pasadas de moda, bailar danzas folk que Helena considera incultas y bárbaras, cosa de paletos a diferencia de los bailes que acostumbra a practicar llegados de roma, fenicia, Cartago o Egipto. Helena escucha ausente las conversaciones sobre las lluvias que no llegan y cómo consecuencia se perderá la cosecha de lentejas, o que las cabras no paren. La situación produce que Helena cada día se sienta peor, prisionera de los paletos, de un mundo en decadencia que se acaba en aras de un nuevo orden de ciudades, servicios, termas, grandes juegos y consumo. Ha perdido peso y belleza. Un eunuco romano se le ha suicidado después de pedirle permiso para hacerlo.

Helena huye de esas gentes dos semanas después y se entrega al enemigo Aníbal. Cómo represaría por los trabajos sufridos le pide cómo condición a Aníbal para su boda que incendie el poblado y mate a todos sus habitantes.

Aníbal se lo concede con mucho gusto.

Así acaba está trágica epopeya ibérica.

Angelillo de Uixó. Ajunto monografia museo de valencia. http://www.museuprehistoriavalencia.es/resources/files/Folletos/Puntal_Llops_Cast.pdf

Imagen


Homero en el puntal de los lobos. by ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://angelillo201.wordpress.com/.

 

Ícaro cayendo al abismo de la felicidad.

Imagen

Toda escena transcurre mientras dura el paseo de Ícaro sobre un acueducto de Alfondeguilla que lleva agua a un pozo. EL momento es determinante, llegar la pozo y saltar , o salir de él dando la vuelta. El agua le empuja, pero en cualquier momento se pueden detener. ( ÉL o el agua, o los dos ,o ninguno. Todo está en movimiento)

Imagen

I

Imagen

Reunión de meditación para dar pan a los pobres mientras se busca la felicidad por mediación de cursos subvencionados por el Ayuntamiento y la organización estomacal Cáritas especializada en dietas blandas.

Pan, arroz, garbanzos, espaguetis, leche y azúcar: tu dieta.

Los desgraciados que no alcanzan para comer por respeto a su situación en la puerta , cómo los perros, escuchando alguna palabra de la charla del gran gurú hapines para élites capitalistas en forma de marujas.

La Gorgonas en posiciones ridículas y cómodas, dilatándose y contrayéndose cómo chicles, se les moldean sus conexiones interiores para encender la luz de esa mancha sin cabeza llamada la humanidad. El doctor Hapines enciende la luz del flexo tras acabar de aterrizar de su levitación. Se despide hasta el próximo vuelo.

II.

Imagen

Pilar la Gorgona pide a Bárbara el ojo, Bárbara se lo pasa, Matilde pide a Bárbara el colmillo para hincarlo en un trozo de pastel de carne.

Por la puerta entran los pobres a por la vianda.

¿ Quienes son?- pregunta Maltide en la posición yogi del pulpo.

Por su aura deberías conocerlos- le recrimina Pilar observando con su único negro ojo a la miserable comitiva. Matilde por vergüenza calla. Bárbara toma té y piadosa se compadece de los pobres. Execra algo de líquido vaginal en la posición yogi de la yegua. Se le ponen rojos los mofletes de la vergüenza, aunque nadie se ha dado cuenta. Perseo no las mira con sus oscuros ojos cansados de insomnio para que no le conviertan en piedra o caracola. Perseo con la mirada triste y humillada sobre el suelo. En un monologo breve mientras camina a por su paquete de arroz.

  • Aparata monstruo Medusa tu mirada de mí. Meditar: Vivir en la oscuridad exterior y creer estar iluminado en el interior. No gracias. Hay que fundar el movimiento Stoop meditation, stoop felicidad. Hagamos sonar las trompetas de Jericó que rompan las murallas. Para entrar dentro primero destruir con mucho ruido, nada de hacer trampas con caballos de Troya. Los filántropos infiltrados gritan: solo desde dentro, solo desde dentro. Me recuerdan a los que meditan y hacen yoga. Cambiar el Leviatán desde dentro. Hacer y sufrir son dos caras de la misma moneda: una que se llama actuar. Quieren quitar la acción. Esto es el ejemplo: cursos de meditación. Nos amargan con la búsqueda de la felicidad.

Bárbara en la posición de la cebra poniéndose su ojo negro sobre la frente.

¿Sabéis algo del pobre Ícaro?

Matilde.

Ha caído en un pozo. Se ha creado su propio problema intentando volar demasiado alto.

La Gorgona Pilar cambiando de la posición de la tortuga que le deja oler el sobaco, con hipócrita lastima avanzando hacia la posición del mono.

¿ de verdad?

Matilde:

Da pena ver la cara de Ícaro. Qué se joda ese hijo de puta.

Risas de las gorgonas.

III.

Imagen

Ícaro varios metros sobre el suelo notando el agua láctea vuela rauda entre sus pies temblorosos. Su sombra flota sobre el suelo enganchada sobre los arcos que lo sujetan. Con sus manos mantiene el equilibrio. Al final de camino un pozo. El agua se precipita al vacío, cumple así su destino. Todo cambia de repente. Deja de llegar el agua. El caudal de la acequia baja de inmediato dejando ver la piedra húmeda. Se hace un profundo silencio. Lanza una piedra que ha arrastrado el agua sobre el pozo. EL flexible foco de luz redondo que flota lácteo se vuelve negro atravesado por la caída vertical de ese duro objeto. Lo duro siempre está muerto y se hunde hasta lo más profundo. EL agua que es blanda siempre está viva. Generadora de todas las cosas: lo blando, lo tierno, lo sensible. El agua que es suave es fuerte. Cambia el color del agua, se vuelve negro el espacio tras la caída. Poco a poco, tras el hundimiento, vuelve la luz y la calma que había.

Ícaro pliega los brazos. Camina por los charcos el acueducto de regreso del pozo sin Fe, sin haber solucionado su problema, pero con la esperanza de saber que no necesita solucionarlo, ni creer para seguir vivo y amar.

Angelillo de Uixó. Dedicado a la mujer que le espera para unirse desde una flexible antítesis espiritual.

 


Ícaro cayendo al abismo de la felicidad. by ÁNgel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://angelillo201.wordpress.com/.