Archive for the ‘capitalismo’ Category

 

Si compañeros míos,

Florece entre nuestras ruinas,

El tejido verde del capital.

Levantando sus furias contra nosotros.

Nos empujan en las colas de los servicios sociales,

La gente filantrópica con estudios.

Para que nos señalemos con el dedo delante de todos,

Y digamos que fuimos los propios responsables de nuestra ruina.

Duele la garganta por acusarnos,

pero peor es el dolor de estomago.

Hay que resignarse y vomitar en la soledad.

Si les acusamos serán los huesos lo que nos duela.

Aceptar las mentiras como verdades,

aguantar el bofetón poniendo la otra mejilla.

Y callar hasta con la mirada al ver lo que nos ofende.

…..

Jueves 4 de noviembre del año 2019.

Una tenue franja de luz roja flotaba en las tinieblas de la primera hora de la madrugada mientras llovía monótonamente. EL espectáculo era extraño en una tierra árida y seca que no había conocido la lluvia ni en la estación del verano, ni en la del otoño. Poco a poco la claridad de un día gris avanzaba como el agua por las aceras. Estas las chafaban  los  zapatos mojados de los alumnos del taller de empleo que se apretujaban en el aula al entrar , dejando tras de si un rastro de huellas húmedas que se detenían súbitamente,  esperando para  fichar en silencio. Luego, las huellas irían a las sillas aguardando que les dijeran que tenían que hacer. La copa del  ciprés tras los cristales del aula de jardinería apuntaba a un cielo gris y plomizo, entre sus ramas había  una paloma acurrucada que salió volando  cuando su tronco  fue iluminada por un hyundai. A través del chorro de las luces del coche se veían bailar las gotas que atravesaban el aire  para caer inmediatamente contra los charcos, produciendo el ruidoso sonido de los pasos, con los que avanzaba una mujer con una carpeta sobre su cabeza.

Buenos días- dijo al entrar sin mirar a nadie quitándose la carpeta de la cabeza y dejándola en la mesa. Vio a la señorita Maribel introduciendo datos la ordenador cuando dejó las carpeta. Ambas mujeres que compartían edad similar, cuarentonas, y se conocían , prueba de ello fue el efusivo saludo con  un beso en la mejilla. Compartían edad, además de posición social similar, licenciadas ,y trabajaban desde hacia años en la reinserción laboral  desde diferentes aspectos, una era funcionaria de carrera, y la otra, Maribel,  licencia medioambiental, haciendo a falta de otro puesto de docente en un taller de empleo. Ambas también compartían su visión de los problemas de la gente del taller de empleo: ” no se esforzaban lo suficiente”. mientras ellas habían luchado mucho para llegar a donde estaban, otros lo querían todo regalado. Era muy injusto.

Las dos clases del taller de empleo estaban unidas. Hoy era el día que anunciaba el inminente final donde todos irían de nuevo al desempleo. En la parte laboral , los trabajos encomendados a estos trabajadores habían sido terminados. En la parte que tenían como alumnos, lo que se llamaría  la graduación, también  habían terminado los exámenes. Ya se sabía quienes habían obtenido los certificados de calificación profesional, y los que no.

La parte académica de un taller de empleo es muy desconocida, aunque estos programas casi todo el mundo los conoce. La diferencia principal  con otras formaciones en la obtención de un título de un taller de empleo que acredita las competencias en un oficio, y que equivale a efectos laborales con un grado de FP medio, es que no se celebra. Poca gente les da valor a estos certificados, y la tienen.  Es decir, la ambición por tener un título de un taller de empleo:
! es inexistente!
Ni siquiera aparece la titulación obtenida   en los  actos de cierre del taller de empleo, que son momentos para el recuerdo, para contar la historia  humana del proyecto,  acompañadas con las  fotos con profesores, autoridades, funcionarios. Aprobados, suspendidos, incluso los que están de baja todo el año se animan y se hermanan en la última comida. No  hay ningún acto estrambótico de entrega de diplomas y fotos conmemorativas  de los aprobados  con algún sombrero raro como pasa ya en colegios, FP, y universidades. Tampoco hay   nadie que este de mal humor, o se sienta mal por no haber conseguido el certificado, del mismo modo tampoco   hay tampoco conductas de felicitación  a quien se lo ha sacado. Es decir, que no existe valoración social ninguna, ni personal de cualquier tipo o en cualquier dirección.

Curioso y divertido  es el caso de desmotivación del compadre Jorge  del módulo de jardinería, al que le gustaba suspender para tener que hacer exámenes de recuperación  por no salir a trabajar.

Conversación con la señorita L. 20 Julio del año 2019. Grupo de jardinería. La clase ha sido dividida en dos grupos por la profesora Maribel, los que han aprobado el examen se les ha mandado trabajar en el jardín, y los que han suspendido tiene que hacer la recuperación en el aula. Maribel está en clase vigilando para que no copien los que han suspendido.

L . carga con la azada, cosa que no le gusta mucho, y arranca hierbas como le han mandado. Yo estoy a su lado en ese momento preciso.  levanta  la frente  y me mira cabreada.

-Me parece muy mal lo que hace Maribel, encima que aprobamos nos manda trabajar.

No puedo menos que darle la razón mientras cavo.

-Realmente es injusto, esto acaba con la paciencia de   cualquiera,  voy a quejarme al Ayuntamiento, se lo diré a Tania (la alcaldesa)

Pues sabes lo que te digo- me responde L- que yo no voy a hacer nada más, no me parece bien lo que hace Maribel- deja el azadón apoyado junto al boj , y se sienta en el banco junto al almendro repleto de frutos que llevan temporadas sin recoger. Saca los cascos y el móvil balanceando los pies en el aire como si fueran un columpio. Canta  escuchando música. Las  otras  dos personas que han aprobado junto a nosotros, se contagian del espíritu de L, indignadas por el trabajo mandado  y van hacia el banco. El otro grupo, los albañiles, al ver a los jardineros descansar hacen lo mismo. Se hermanan mientras comentan la jugada de la profesora Maribel. La conclusión es unánime por parte de este grupo de trabajadores:

Maribel es injusta y déspota.

14 personas alrededor del almendro, 10 albañiles y 4 jardineros resisten al sistema.

EL aula se abre y salen los 6 jardineros que están haciendo la recuperación.

Hay interés por la suerte de estos.

¿ Qué tal el examen? Pregunta L. a Juanma.

Un diez L, responde riendo y sentándose en el banco de enfrente con sincero semblante que le importa absolutamente nada el examen. Todos saben que habrá vuelto a suspender, apenas sabe leer y no le importa este hecho.
Lo importante es ser feliz. rollo al bater- son las frases de Juanma que repite una y otra vez.

El resto va saliendo comentando  lo que les ha parecido. Ponen excusas estúpidas, en vez de reconocer la verdad-

Yo es que sin gafas no veo y me he mareado- responde a la pregunta sobre el examen Dolores. Tampoco sabe apenas leer y no aprueba un examen.

Las excusas se aceptan como validas, aunque es  parte del teatro entre compañeros para no alterar la convivencia.

En los informes de los técnicos oficialmente han suspendido porque no tienen interés, ni se esfuerzan en aprender.

Pero una persona que apenas sabe leer, ni tiene hábitos de estudio, y vive en una zona donde no hay trabajo,  carece de coche para salir a trabajar fuera, y no tiene esperanza en encontrar trabajo, amen de una autoestima por los suelos, mil facturas pendientes, follones vecinales que pueden acabar en juicios penales, y se ha adaptado para sobrevivir en solo pensar en el presente, porque mañana les pueden rajar  con la navaja en el barrio, y su  verdadero trabajo es  vivir de subvenciones miserables :

¿ puede entonces  aprender o tener  motivación para llegar a conocer   el orden de clasificación de los artrópodos, virus, hongos…que atacan a las plantas, o hacer reglas de tres en diferentes escalas para las aplicaciones de las dosificaciones de los plaguicidas, los cuales  deben también saber diferenciar al igual que la maquinaria  y partes de la maquinaria empleada para esto?

La respuesta oficial:

Es gente a la que se les dota de medios suficientes, su fracaso es personal, no del sistema educativo ni empresarial, sino que no se esfuerzan lo suficiente.

Extraoficialmente hay que añadir   algunos fueron apartado en su infancia del sistema educativo y no saben leer, otros pasaron su infancia sufriendo palizas de sus padres, y en clase relatan de forma traumàtica como un día uno de ellos, su  pequeño cuerpo cuando era chiquillos  se amorató cuando su padre le pegó con una goma de butano hasta dejarlo medio inconsciente,   o crecieron por las calles con  sus padres en prisión, o pertenecen a una cultura donde no se les escolariza ni se valora el esfuerzo ni laboral ni académico, o han tenido problemas con las drogas, y mil historias más…pero esto al parecer no influye a la hora de adquirir conocimientos.

Las estadísticas nos cuentan la vida laboral de estas personas. Tuvieron un año de privilegio dentro del sistema capitalista. Privilegio; ciertamente privilegio es la palabra adecuada,  porque las condiciones de trabajo que encuentran en un taller de empleo estas personas, solo las pueden encontrar en estos sitios. Fuera encontraron y encontraran ;- los que decidan seguir trabajando, sin tirar la toalla frente al capitalismo-  la vulneración fragante de las leyes laborales y humanitarias.  En las estadísticas no salen las horas y horas  de trabajo en negro que padecieron estos alumnos trabajadores de taller de empleo. Estamos hablando de miles y miles. Solo yo puedo aportar a la estadística más de 40.000 horas laborales  en negro, es decir, sin cotización, básicamente como trabajador no cualificado  en el sector de la construcción  y  el campo. A parte  de no cotizar, estaban para acompañar a la situación a la que me tenía que adaptar en aras de un futuro mejor donde subiría los peldaños del trabajo en la empresa : las humillaciones sufridas por patronos, encargados, gritos, vejaciones, horarios interminables, despidos gratuitos,  robo de parte del salario, estafas a la hora del cobro… y un sin fin de irregularidades que me han conducido donde me han conducido. Aunque oficialmente lo dicho no pasa, no está reflejado en mi vida laboral, ni en la estadística oficiales del estado, por lo tanto, estadísticamente mi vida laboral es toda producto de mi  responsabilidad personal.
¿ únicamente?
Lo que no fue en negro en mi vida laboral, fue cotizado con empresas de trabajo temporal.  En cuanto al restos de alumnos de taller de empleo, mis datos son extrapolables, lo único que varia es que algunos han pasado lo que yo solo un par de años , otros  tres, es decir han trabajado dos o tres años en su vida, y lo han dejado viendo que es una barbaridad. Otros como yo, llevamos más de veinticinco  años  en estas condiciones de miseria. Eso no significa que no nos rebelemos, por eso  tratamos de dar a conocer estos datos. La gente que está en un taller de empleo, en cierto modo se rebelan al sistema, es lo primero que hay que saber. Tienen conciencia de clase y dejan de trabajar. Son mediadores entre el capitalismo y el ser nada.

Para el capitalismo son una verdadera ruina como inversión. Un taller de empleo para diez personas puede costar 200.000 euros, con una tasa de inserción del 2%.

Sin embargo,  esto se amortiza con un potente discurso a las masas obreras donde se apoya por parte del capital a las personas más desfavorecidas, es como invertir en ruinas. Cuanto menos se reinserten es mejor  para formular este discurso de perdidas en aras de la justicia social.

Por eso, cuando veamos a la gente de los talleres de empleo apoyadas en un árbol, lo que están haciendo es apuntalar este discurso capitalista  con su cuerpo extendido junto la cálida corteza de un pino bajo su suave y olorífica  brisa. Los docentes tienen ordenes de no apretar a estos alumnos trabajadores privilegiados temporalmente . Es una forma de acabar con la simpatías que despierta su forma de resistencia anti capitalista. El empresario que los ve no los quiere contratar, y el obrero que soporta gritos de:” meón” de su encargada en un almacén de naranjas  si levanta las manos dos veces en una hora para ir al servicio, al ver a estos haciendo el gandul , en vez de unirse a ellos, se subleva contra ellos.

Finalmente, vence el  discurso de la integración entre el trabajador  excluido, marginado por el sistema capitalista, que se convierte en benefactor al sistema capitalista  cuando es verdugo,  y somete a este excluido resistente, a mendigo al   tenerlo pidiendo  y en un perpetúo discurso a la compasión  ante las autoridades, preguntando a todas horas:

¿ cuando me va a coger a otro taller de empleo alcaldesa, concejal?

¿ por qué le dais a los moros 1000 euros al mes y a mí no?
Ay que desgraciadito soy, pena penita pena de Juanito bandolero que a todos los tienen en el taller de empleo menos a mí por es andaluz- español en Vall d´uixó.  Ay, ay, ay que desgraciadito soy por no llamarme Alí o Mohamed o ser el negro  Melchor.

El sistema capitalista de este modo se refuerza y prepara su ejercito con los más desfavorecidos. Las perdidas de la ruina de los talleres de empleo son amortizadas, y de este modo prepara su paz  el sistema con violencia inhumana.

El círculo se cierra de tal modo que no hay salida ni esperanza posible, por eso cuando la señorita del hyundai venía a preparar el finiquito del taller de empleo pasándonos unas encuestas  EFO, donde se calificaba por parte de los alumnos del taller de empleo que nos habían parecido los docentes, los cuales debían pasar el año siendo suaves y amigables porque su continuidad dependía en parte de la nota de sus propios alumnos.

Recordar- nos comentó al comenzar- que depende de lo que digáis en la encuesta, habrá más o menos talleres de empleo en vall d´ Uixó.

De este modo la gente que hacía las encuestas pensando en su futuro- ¡apuntarse a otro taller de empleo!- por lo tanto,  no iban a responde de acuerdo con su conciencia, así que estás encuestas tenían un 99% de mentiras y amaño, es decir , que están en la media de las que confecciona ayuntamiento, departamento de recursos humanos, el estado…

Así actúa metodológicamente  el capitalismo.

Al terminar de realizar las encuestas, entró Maribel, la profesora del taller de jardinería, y Ramón Juan, el profesor de albañilería, en la puerta se despidió la funcionaria del departamento de Labora con sus carpetas en la mano:

-Recordar que  las encuestas son anónimas y están selladas. Me despido de vosotros, os deseo a todos suerte en vuestro futuro profesional.

Queridos alumnos y alumnas- exclamo Maribel, ¿ lleváis todos los zapatos de seguridad?

Si- dijimos.

Muy bien- respondió- ahora vamos a preceder a descargar un camión con thujas, es un tipo de coníferas, también hay que descargar   unos  maceteros para meterlas, son para regalar en los comercios de la vall. Tenéis que ponerles un lacito y una pegatina. Albañiles y jardineros salimos de las aulas caminando despacio. Formábamos   un grupo de trabajadores desarrapados  envueltos en chaquetas de trabajo polvorientas para protegernos del inusual frío y lluvia de ese día.

Al entrar a la nave donde estaban las thujas, estaba el viverista metiéndolas junto  una gran cantidad perfiles metálicos. En los rincones estaban las  maquinas industriales para hacer zapatos arrinconadas y cubiertas de polvo, equipos de soldar enormes estaban en palet  echándose a perder , materiales en definitiva para poner una industria en pie. En esta nave municipal  era material para cursos, pero esos cursos estaban en desuso, solo se hacían de jardinería y albañilería desde hacia varios años, aunque no había demanda apenas ni de jardineros ni albañiles en el municipio de Vall d´Uixó, más bien sobraban del mercado.

Limpiar esas mesas-ordenó Ramón Juan.

Al segundo manos de jardineros y albañiles cayeron sobre lo que había en ellas, despejándolas de cables, destornilladores, para la operación de los “ abetos navideños”

Vamos a hacer una cadena- explicó Maribel- Unos irán metiendo las thujas  con maceta  incluida  en esta maceta que es más bonita, las  de barro, para que no se vea la maceta que lleva dentro, le pondremos corteza de pino. Otros pondrán silicona a las macetas, la pasa, y el siguiente le pone el lazo que se pega en la silicona . Un grupo para hacer lazos, otro para poner etiquetas.

Mientras se preparaba la cadena le pregunté a Maribel:

Estos árboles, una vez pase la navidad ¿se pueden plantar en Vall d´ Uixó?

Maribel sabiendo mi interés por la jardinería y el medio ambiente  me respondió.

Le he  preguntado al viverista que tal se adaptan a este suelo, y me ha respondido  que mal. La mayoría que no vayan a la basura, morirán igualmente lentamente cuando los planten en este clima.

Lentamente- susurré contemplando tanta vida desperdiciada. Todo ese esfuerzo por vivir de las plantas para nada. El espectáculo era precioso pero siniestro si se conocía la verdad. Es normal para soportar la vida que  nadie quisiera conocer la realidad. ¿ qué conciencia lo puede aguantar ?

Miré el precioso bosque de coníferas que teníamos en el taller, varias chicas se hacían divertidas fotos metidas entre las macetas, solo se les veía la cabecita . Podía ser divertido aparentemente, pero esos árboles no pasarían del día de reyes. Eran pequeños en términos de edad, y morirían siendo árboles infantes,  no llegarían a centenerios. El sistema capitalista había gastado litros y litros de agua, kilos fertilizantes, plaguicidas dentro del vivero, miles de semillas, horas y horas  de trabajo de operarios,  kilos de plástico para las macetas, gasolina para el transporte, tan solo para que estuvieran en los comercios en la semana de la navidad. Luego irían a la basura, y si un alma samaritana las  plantaba en esta zona, morirían lentamente.

Estos árboles desconocían su destino, como nosotros, pero había sido perfectamente planificado: su vida iba a ser un adorno en un comercio, y luego al basurero como un bello desperdicio.  ¿ Y la nuestra? Hablamos de hombres y mujeres. Es lo mismo para el capitalismo, aniquilar a un bosque que a un pueblo entero .  Estaban los árboles  en nuestras manos , y en nuestras manos estaba el móvil con mis compañeros jugando con los árboles para hacerse fotos. En ese momento, en  las manos de un funcionario con su móvil estábamos nosotros, nuestros datos, nuestros currículo, nuestros destino barajado en un móvil donde se cruzaban datos.¿ qué podíamos hacer nosotros que desconocíamos lo que planeaban hacernos?

Nos pusimos manos a la obra. Nunca vi a la gente del taller   con tantas ganas de trabajar. Mientras estuvimos plantando un verdadero bosque en la moleta, donde los árboles iba a vivir y a tener todo lo mejor para poder hacerlo, ya que tendrían una plantilla de jardineros municipales preocupados para que así fuera, mis compañeros no hicieron mucho caso a sus obligaciones. Entonces  el objetivo era bueno, según mi conciencia.- Ahora el objetivo en mi opinión era un delito ecológico. Lo sorprendente es que mis compañeros trabajaban como nunca, los monitores también estaban preocupados por la faena. Maribel parecía más preocupada por este encargo  que por los problemas de todo el bosque de chopos, fresnos, celtis australis que plantamos en la moleta. Lo atribuí  a que querían quedar bien con la agencia de desarrollo local,  y los de la agencia desarrollo local querían quedar bien con los comerciantes. Es decir, que era una cadena interesada en uno mismo. Uno mismo y su permanencia con el trabajo, porque en el sistema capitalista está basado únicamente  en el egoísmo, la hipocresía y en terminar poseyendo cada individuo  una mala conciencia. Todos los que por desgracia vivimos en este sistema criminal , sabemos que  lo único que cuenta es uno mismo, y uno mismo aquí es igual a “su puesto de trabajo” El puesto de trabajo es la identidad, el lugar que ocupa el individuo en la sociedad , le dará las condiciones materiales para seguir adelante. Si falla ante el jefe  se queda sin empleo, entonces es víctima de todos y acaba en un taller de empleo en el mejor de los casos, en otros casos acaba  en la cárcel, la indigencia, salud mental, servicios sociales, o pasa por todos estos sitios en menos de 10 años. Los árboles a todos nos daban pena, pero ahora lo importante era quedar bien no se sabía muy bien con quien, pero era gente importante, ¿ quienes? Ni idea. ¿ Los de ADL? No son nada, pero aquí significan que te pueden hacer la vida imposible poniendo tu currículo en un cajón. No son nada, pero son como Dios clasificando personal.  ponen una cruz en el currículum y estás muerto.

Mis esquemas de todo lo que había aprendido en el taller de empleo cayeron. Lo que estábamos haciendo  contradecía las buenas prácticas  de fitosanidad vegetal.  Mi ética personal y la de Maribel que se parecían en este aspecto , circulaba vía conciencia  por el  problema de quedar bien , por encima de hacer algo malo como ser cómplice del asesinato de estos árboles  , porque también ella se iba a  la calle cuando terminara el taller, aunque como licenciada tenía más posibilidades que como certificada en un taller de empleo. En mi caso, tendría que volver a pedir otro taller de empleo de no encontrar nada en la empresa privada. Al primero que le pedí faena fue al viverista que traía las thujas.

Su seco NO, casi cabreado y ofendido por la petición me trajó amargos recuerdos.

Ocupé mi puesto de trabajo en el engranaje como otro más, a mí me tocó manejar la pistola de silicona. Daba puntos al macetero dejando unas gotas de silicona, mi compañera R colocaba una cinta  roja, P metía el árbol, S la pegatina, D el lazo de tipo alas mariposa sobre el lazo rojo. J las cargaba y las llevaba a un rincón, R las contaba. B las supervisaba.

Por la radio escuchábamos propaganda del ayuntamiento asegurando que estaban a favor del medio ambiente, de la clase trabajadora, del desarrollo sostenible, y que iban a poner un lazo solidario en el balcón como señal de apoyo por la cumbre del cambio climático, e invitar a Greta y sus niños  cruzados  del cambio climático a que visitaran las cuevas de san José. Por supuesto hablaría  Greta de cómo la contaminación de su país le había robado la juventud a sus 16 años convirtiéndola en maniática medioambiental.

Vamos a descansar muchachos- la voz de Maribel interrumpió el interesante discurso del concejal de medio ambiente hablando de Greta.

Volviendo al aula descubrí que:

No había traído el bocadillo.

Déjame un par de euros- pedí a mi compañera Cris…he olvidado el bocadillo, mañana te los traigo.

No hace falta que me los devuelvas- respondió dejando una moneda de dos euros en mis manos con una sonrisa de amabilidad.

Cogí el paraguas y empecé a caminar por un polígono industrial de la vernicha. Estaban  las puertas de las naves industriales  cerradas, muchas no resistieron a la crisis. El asfalto estaba ya  agrietado, las canaletas embozadas, las fachadas de las naves descorchadas. Ningún coche pasaba. Caminé cinco minutos en silencio, con ansiedad y nauseas de vivir, maldecía bajo la lluvia con todas mis fuerzas el capitalismo. Tenía ganas de romper un cristal de una nave industrial. Aparecieron las casas de la colonia Segarra, surgían  como colgadas de la colina que ocupaban. Frente a ellas aparecía  un gran cinturón de supermercados, y servicios  llenos de carteles en grande sobre las naves industriales reconvertidas en  el King  Wong,  gimnasio GL, Erosky , juguetería toy boy….de todos los kilómetros que la fábrica Segarra ocupaba, quedaba una parte inmensa del solar derruido, ahora estaban bajo la lluvia trabajando maquinaria pesada en más de8000 metros cuadrados. Paré con mi paraguas contemplando allí sola la chimenea  con aires de orgullo industrial, la monumental  chimenea que quedaba de la pequeña central para producir energía que tenía esta fábrica de zapatos , la que en su día fue una de las mayores del mundo. Ahora gran parte del terreno estaba ocupado por bares, y centro comerciales. Hacía tiempo que había escuchado que iba a hacer otro supermecado, la gente hablaba de un mercadona destinado solo ha comida precocinada, y  a su lado escuché que iba un burguer King o un Mac donals. En definitiva, se trataba de un modelo basado en el superconsumo . Lo que era demoledor sabiendo que mucha gente no tenía trabajo, porque estos supermercados dejan muy poco beneficio social  donde se implantan, son como cuscuta, una planta parasitaria que enraíza sobre las plantas de las que se alimentan. Los supermercados arruinan los campos, la ganadería, la artesanía  local, hace hostiles contra su pueblo  a los políticos. Este tercer cinturón de supermercados,  traería escasos y  peores puestos de trabajo, incluso peor que los que había en los tiempos de la fábrica. Si ya  de por si era triste y miserable el destino  de los obreros de Segarra, ahora, tras la reconversión y la época del ecocapitalismo, la clase obrera, y los que yo no eran ni eso, que dependían de servicios sociales, del sistema para sobrevivir   ya no  podía contener la mínima esperanza  ver algún día la luz.

Se ha  sembrando la ruina total a escala local y planetaria.

Ninguna planta puede germinar plenamente con tanta oscuridad, y cuando no queden  árboles, ni plantas, ni agua, en todo el planeta ,es cuando el capitalismo dirá:

¿ Y ahora que inventamos para ganar más dinero?

Esta pregunta la hará mirando a millones y millones de personas empobrecidas.

Y prefiero no imaginar  lo que harán con ellos para ganar más dinero, porque el capitalismo seguirá existiendo, y acumulando beneficios  con todo el planeta contaminado, con tres cuartas partes de las naciones en guerra, con  solo dos ríos potables para toda la humanidad, con uno solo de los siete mares que contenga peces,

Seguirá abriendo supermercados, abaratando los costes de producción, y asegurando que apuesta por la ecología y las personas.

Angelillo de Uixó.

Señoras y señoras, en la siguiente función se va a representar un drama contemporáneo:

– el Pacto por el empleo- que es lo mismo que reconocer la realidad:
¡que no hay empleo!

Esta función ocurrió  hace algún tiempo, concretamente un  Martes 26 de noviembre del año 2019. El lugar escogido, un auditorio de un pueblo de Castellón de la Plana. EL pacto por el empleo consistía en un foro  para plantear sus demandas a la sociedad de varias empresas de la región enfocadas en dos sectores: tecnológico y hostelero. Acompañando a las empresas  estaban las autoridades. Los sindicatos mayoritarios, UGT y C.C.O.O, estaban a las puertas en silencio repartiendo bolígrafos, globos y suerte.

Entre el público a la función había demandantes de empleo sentados en las butacas azules del auditorio mirando el escenario. En el fondo del mismo surgía el  telón rojo. Este  se abrió dejando ver una descomunal pantalla con el logo del labora, antiguo, Sepe, Servef. Sobre el escenario vacío estaban dispuestos unas cómodas sillas blancas. En la esquina una atril surgió de bastidores una hermosa azafata rubia.

-No  podían haber elegido una gorda- comentó mi compañera de trabajo algo molesta con la presencia estereotipada de las azafatas.

Un grupo de veinteañeros que había terminado la FP se mostraban ávidos por empezar a vivir de su trabajo. Se les veía moverse atentos en las butacas.  También  destacaban las cabezas de   antiguos alumnos trabajadores de taller de empleo que conocía de vista. Estos eran veteranos en el desempleo, carentes de esperanzas, acudían para ser vistos por las autoridades y que les tuvieran en cuenta por compasión y voto cautivo, auqnie esto último empezaba ya a estar en desuso. También estaban la gente como yo,    los que terminaban los talleres de empleo del 2019 en el pueblo de la Vall d´Uixó, que es donde se representó esta triste función que nos representa un aspecto no menor del mundo social  en esta región: hambre, ambiciones, avaricia, espíritu de superación, servidumbre, caciquismo en el ámbito laboral y del desempleo, cuyas cifras están igualadas.

Dramatis personae

En reparto:

Alcaldesa de la Vall Tania Baños como anfitriona y obediente dirigente.

Concejal de empleo de la Vall Don Jorge, obediente dirigente.

Secretario autonómico de empleo y director general del labora: Enric Mondedéu, obediente dirigente.

Yolanda Gonzáles, directora comercial de Ashotur ( asociación provincial de empresarios de hostelería y turismo) directora sin compasión.

Miguel Querol López, adjunto a presidencia de Marina D´Or, presidente  sin compasión.

Protagonistas principales.

Yo, narrador y viajero del futuro.

Mis compañeros de taller de empleo de jardinería y construcción en el papel de  12 chalanes, juntos a ellos sus monitores sentados en sillas más atrás de sus alumnos mirando más allá de la obediencia y la servidumbre , y aprobando a todo con la cabeza.

De bulto antiguos chalanes de talleres de empleo. Su papel es de 15 minutos de apertura y recogida de pulseras, llaveros, gorras, globos, y caramelos.

Entran y salen evitando la policía que los mira de soslayo.

De los personajes que allí acudieron a entregar currículo, muchos viven hoy de las ayudas sociales, otros sobreviven a duras penas de camareros trabajando de lunes a domingo 10 horas al día en grandes cadenas hoteleras.

La mayoría espera nuevos talleres de empleo.

Sus historias, sus recuerdos se ha perdido definitivamente, sus fotografías de esa jornada han sido olvidadas.

Ya nadie sabe, ni a nadie le importa que pasó aquel día con el pacto por el empleo.

Las cosas desde entonces han seguido empeorando, la lucha de clases se ha hecho intra lucha de clases.

Hay una clase de trabajadores que se han convertido en casi estrellas del rock, tienen empleos privilegiados en el sector tecnológico gracias a su alta calificación. Se desplazan por el mundo innovando ( según fuentes consultadas oficiales) a mi juicio  en la mayoría de ocasiones son estupideces que parpadean gracias a las pilas. Estos trabajadores   apenas tienen relación ni interés en los de abajo, a los que consideran que no se han esforzado lo suficiente en la lucha por la vida. Las empresas velan para que su talento no se vaya. Trata de tenerlos distraídos, e inventan estas empresas para las que trabajan retos tecnológicos para retenerlos. Realmente viven alienados en un sistema de valores programadamente carcelario , son esclavos sin conciencia de su servidumbre.

En el pacto por el empleo, estas empresa pretenden penetrar en el mundo universitario. Este es el que les ofrece sus trabajadores , su objetivo es que la universidad , la cultura, sea instrumento de estas empresas.

Los políticos sin comprender el objetivo final de las corporaciones , abrazan el proyecto  de buen grado, pensando que les ofrecen desarrollismo gratis las PIMES. En nuestra función observan  un auditorio que mayoritariamente no tiene ni los estudios básicos, y que ante la verborrea de  tecno jerga dormita escuchando como el tren del futuro se va sin ellos. El futuro de estos trabajadores sin apenas formación,  ni experiencia laboral, nosotros que hemos viajado en el tiempo y nos hemos encontrado nuevamente  con ellos dos años después de este día, lo sabemos. Se escribe con las palabras: servidumbre y servicios sociales.

Pero no queremos destrozarles la navidad, que va a ser muy triste ya de por si cuando les den el finiquito.

Venimos a anunciarlo en pacto  por el empleo a la alcaldesa de Vall d´Uixó y al concejal de empleo para que hagan más escuelas taller y prologas a las mismas, porque ellos dirán que fue un éxito el día de navidad cuando terminen, y que el 80 por ciento se colocó.  Pero la verdad es que  ninguno de esta panda de chalanes consiguió salir adelante por si mismos, porque la solución era unirse. Pero prefirieron empujarse unos a otros en servicios sociales, pedir el encarcelamiento y la muerte para los inmigrantes porque les quitaban las migajas de los servicios sociales. Hay que decir que varios  aguantaron estoicamente  trabajos donde eran humillados , y  prefirieron heroicamente  delatar al que hablaba a favor de sus intereses para quedar bien con sus empleadores. Estos  como precio a su traición los tiraron a la calle cuando bajo la faena.

Pero volvamos al presente tras el intermedio. Una vez se retiraron las extrañas y aterradoras empresas tecnológica con sus planes de conquista de universidades mercantilizadas y prostituidas para nutrirse de trabajadores con los que fabricar cacharros para el control social como el Internet de la cosas, que vendían a los ayuntamientos, entraron las empresas de hostelería.

Esta empresas tenían también problemas para encontrar personal, aquí no era el problema de que el talento se fuera a otra empresa, sino las malas condiciones laborales, los horarios sin fin que acaban con la vida personal de trabajadores, los sueldos hambre, obligaba  a la patronal a llamar públicamente vagos a los camareros. Un eufemismo con el que evitaban llamarse los empresarios tiranos.

Reproducimos una ponencia  que se dio aquel día en la mesa redonda titulada: “ futuro y sostenibilidad del turismo en la Vall d´Uixó” atribuida según el programa a Yolanda Gonzáles, directora comercial de Ashotur.

“Trabajar sábados, domingos, festivos, viernes por la noche, festivos, vacaciones, varano, semana santa, hay que mirar el sector turístico, porque el trabajo es lo que es , uno pudede dar trabajo cuando tiene trabajo, , a veces te vienen, yo lo veo, lo comento cuando empezamos, gente que viene a buscar trabajo y te dice:

– yo el sábado no, y el domingo tampoco;- pero si el sábado y el domingo es cuando yo hago caja, yo entre semana tengo poco trabajo.

hay que mentalizarse que el trabajo el lo que te paga las facturas  y entonces el trabajo es lo que es, tienes que trabajar cuando hay trabajo, y el turismo es la parte bonita de la vida , el turismo todo el mundo está de buen rollo…”

Una nueva burbuja patrocinada por la clase política como anteriormente el ladrillo no para de hincharse en el 2019 . No tardaría en explotar, y los camareros harían las maletas para  irse a servir cafés a Venezuela o la Habanna. Allí no tendrían que pagar 100 euros de luz al mes, 400 de alquiler, más comida,  transporte, gastos personales, y  ganar 800 euros al mes, a parte de tener que escuchar a sus  patrones  desde la ventanilla del mercedes último modelo que eran unos vagos.

Una rueda de preguntas entre el publico, que tímidamente levantó la mano para  aprobar en general el modelo turístico y tecnológico dio por finalizado el acto del foro.

En el hall varias empresas, entre otras ETT recogían currículo.

Los ponentes y los políticos se esfumaron, en la calle de formó una larga fila de trabajadores  con jarseys verdes y azules con el logo del labora y los programas de empleo para la reinserción. Mujeres, hombres mayores,  todos poco cualificados,  con vidas laborales y personales  truncadas por mil calamidades  que se reflejaban en sus rostros marchitos de los que han  perdido el tren de la vida. regresaban al taller de empleo formando una patética procesión, sin saber si aquello había sido una tomadura de pelo o un pacto por el empleo. Tampoco les duro mucho la reflexión, porque en  sus actitudes y planes de acción estaba presente la inacción y la resistencia pasiva al empleo.

Hemos venido del futuro a contaros estás vidas. No importan sus nombres, ni quienes son,  pero se trata de verdaderos perdedores, una legión de parias  que en los pactos por el empleo cuentan como perdidas.

Debemos promover un mundo más justo, donde en el mundo de los hombres haya algo más que una lucha encarnizada por la vida, una sociedad que vaya más allá de  tiranos y siervos, donde todo el mundo pueda subirse  a un tren e ir a alguna parte.

Angelillo de Uixó viajero del futuro.-

 

Para Brutus era una verdadera maravilla el bosque de rivera  junto el barrio de la Muela que estaba realizando un taller de empleo. Entre los fresnos, chopos, llidoners estiraba sus fuertes  patas cada vez que bajaba  de la montaña. Frente las aliagas, romeros, y piedras , allí  encontraba una  maleza  floreciente que empezaba a ser cada vez más grande entre los alcorques. Lo único un poco enojoso para brutus en esos paseos ,era encontrarse a la patrulla canina. Esta consistía en una pequeña e inofensiva jauría de perros tan pequeños como unos chiguaguas muy nerviosos, que le hostigaban con caricias y posturas de sometimiento cuando se los encontraba . Eran unos cinco perritos del mismo aspecto que un doverman,  pero en miniatura. Tan pequeños eran que prácticamente  cabían en la mano de un hombre adulto. Estos   seguían a su dueño jubilado que rondaba por el bosque a medio realizar enderezando árboles recién plantados  caídos por el viento. Entre las adventicias a brutus le gustaba mirar a un conejo que había hecho su madriguera entre unas adelfas .  Todas las mañanas salía  provocar a los perros. Esto lo miraban extrañados sin saber que clase de mascota era ese animal de grandes orejas y pelaje gris. Sus dueños, entre tanto, tan extrañados de la presencia  conejos como sus perros, le  hacían fotos . Junto las adelfas se encontraba un viejo cañar y  un muro. Al cañar acudía gente joven, con aspecto de cansados y desnutridos a buscar cosas entre las cañas que parecían haber guardado. Como los perros cuando hacen un agujero con las patas y el hocico y entierran alguna carroña, estos jóvenes sacaban  pequeñas bolsas de plástico que metían en los calzoncillos, después de haberlas en ese lugar  para gastarlas en el momento adecuado . A brutus le gustaba el olor de esos jóvenes porque era parecido al suyo, y había algo en su comportamiento que le recordaba algo ancestral de su especie. Estos jóvenes eran diferentes al resto de usuarios del parque,  nunca le decían nada, ni le hacían carantoñas algunas. Pasaban de lado serios, batidos, nerviosos, violento y a la vez asustados entre los paseantes. Si se detenían  a hablar con alguien eran con la gente del taller de empleo con los que tenían alguna relación de amistad, vecindad o parentesco, y a veces las tres cualidades  a la vez. Brutus solía esperar la llegada de su amo en el parque. Había aprendido a saltar la puerta y escaparse. Y cuando lo hacía iba donde estaba su amo trabajando, aunque para brutus no era su amo, sino un semejante. Hoy se retrasaba. El compañero de brutus  no se encontraba  muy lejos. Estaba en el taller de empleo esperando recibir las ordenes para salir. Lo hacia sentado en su pupitre mirando la pared con un vaso de plástico de la cafetera de venndig en silencio, como el resto de trabajadores alumnos. Pensaban todo que el invierno sería duro,  sobre todo si alguien no los cogía para trabajar en cualquier cosa. De lo contrario, si nadie tenían interés en contratarles serían como perros abandonados vagando por el municipio, ya que el ayuntamiento terminaba con su contrato en dos meses para coger a otro grupo de gente desfavorecida,  y volver a empezar una historia inacabable de desdichados, miserables, de los desafortunados . Hombres caídos como lucifer en el infiero de las vidas violentas y sometidas entre esos bloques  de pisos enormes de un barrio de vivienda subvencionadas y de protección de servicios sociales a donde metían a la gente sin recursos para que agonizaran sin poder hacer nada como perros maltratados.

Era gente maltratada y maltratadora. A fuerza de violencia se habían convertido unos en canallas , otros en santos indiferentes. Los santos eran famosos  como buenas personas porque todo les daba igual,  pero inadaptados  de ideas cortas y egoístas santos y canallas. Una vez encontraban trabajo, o una oportunidad de mejorar a su vida, era habitual que canallas o santos la desaprovecharan, y acabaran volviendo a la misma ficha de salida. Vidas de perros sin destino en una encrucijada histórica sin salida. Brutus veía a muchos perros perezosos junto sus compañeros humanos  paseando por lo que parecía el lado civilizado de la vida. Pero lo único sagrado que habían en ellos era la indiferencia, y como armas no eran los dientes , las manos o las garras, sino el engaño y la hipocresía.

Brutus esperaba a su compañero, y su compañero esperaba a Brutus para disfrutar en sus vidas castigadas por la crueldad de los hombres civilizados el momento en el que salían con el trineo por la sierra de Espadan. El trabajo había salvado a  la camada de perros a la que pertenecía Brutus y su amigo humano de que se volvieran agresivos en un ambiente de aislamiento, persecución, vejaciones y pobreza en el que estaban inmersos.

Cuando subieron todos a la furgoneta con sus azadones para trabajar en el bosque de la Muela, pensaban en sus asientos con el azadón  en las rodillas : “que el invierno será duro para nosotros”. Brutus por el rostro de preocupación de su amo adivinaba que tendría que trabajar muy duro, al cien por cien llevando las cargas de leña del monte para calentar la casa y la comida, así como llevar cargas de agua potable de la fuente pública. EL invierno sería  muy duro en la orilla del mediterráneo, tanto o más que  en Alaska o Siberia ,en una zona que mucha gente creía con una alto grado de bienestar y civilización.

Al escuchar los primeros golpes de azada en la tierra, Brutus empezó a correr ladrando hacia los trabajadores, pasando de largo de dos que estaban apoyados sobre los azadones con la mirada perdida en la nada.

Brutus te has escapado de nuevo- Le Maria Laura acariciando el pelaje de medio husky de Brutus, que fue corriendo hacia su amo cuando le vio. Este  le rogó  con la mirada    que no se escapara de nuevo. Ya tuvieron bastante susto cuando se encontraron el día anterior una jauría de cuatro perros sueltos. Tropezaron con ellos en una pendiente de la que imposible salir. Afortunadamente ninguno de aquellos perros se abalanzó hacia el trineo donde iban dos perros enganchados. Hubiera acabado en una carnicería sin sentido. Una lucha por la vida despiadada  donde se elimina el exceso de población de una misma especie.

Angelillo de Uixó.

Yo, Ángel Blasco, soy afortunado;

De haber nacido en un país rico como España.

Y si he pasado hambre y necesidades,

Ha sido culpa mía.

No tenemos derecho a ayudar a quien no se ayuda.

Ante la pobreza, hay que ser humanos y amables.

Pero no acabar cometiendo un error letal,  erradicando la pobreza.

¡ Tan necesaria para nuestras empresas!

¿ Qué sería de cáritas, cruz roja, servicios sociales y los Ayuntamientos…?

¡Si no hubiera pobres!

No existiría gente caritativa ni buenos políticos.

La pobreza es una ideología de los necesitados que debemos proteger.

Y erradicarla sería un delito de odio contra los más débiles.

Eliminar la pobreza nos haría a todos más pobres,

Porque la pagaríamos de nuestro bolsillo.

Así que seamos responsables a la hora de ayudar a los pobres,

Y demos gracias de corazón por lo que a nadie le falta:

Decir viva España.

Angelillo de Uixó.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

 

 

Hablar del cambio climático y movilizarse junto los estudiantes por las calles es algo elevado.

Contar  que personalmente se consume todo lo que se puede consumir, y sincerarse explicando que si le dejarán a uno  consumir todo lo que pudiera, lo haría, denota una gran bajeza.

También queda bastante mal ir a las movilizaciones por el cambio climático, y luego irse de tapas.

Pero este es el pan nuestro de cada día:

el consumo.

Por eso quiero ser optimista.

Todavía quedan bosques con árboles , con  arbustos, con flores, con  ardillas saltando por las ramas, y nidos de aves  en las copas.

En el mar siguen habiendo peces, yendo de un lado  a otro  bajo los plásticos que flotan en una única dirección para juntarse  como una masa, y formar una bonita isla llamada toxicidad. El resto del mar sigue siendo azul como hace millones de años.

Así que hermanos de especie.

Seamos felices y optimistas, no dejemos que el negativismo colectivo nos afecte en lo personal.

La vida son dos días, una dulce sinfonía que una conciencia medio ambiental corona como una guirnalda.

Escrito estaba en muchas pancartas  en la primera huelga por el clima  en la que participé , señalando  el consumo como causa principal  de los problemas medio ambientales de nuestro planeta.

Había muchos estudiantes famélicos   que se alimentan de macarrones y pizzas, siendo apoyados  por un colectivo de padres de familia de clase media, gente con conciencia social que ya hacia años que se habían colocado en un buen puesto en la administración, o abierto su propio negocio que les iba bien.  Ahora iban con sus hijos satisfechos de su vida a manifestaciones y ferias ecologistas con pancartas contra el consumo. Esta gente con experiencia,  habían reservado mesa en el bar para cuando se terminara la concentración a las puertas de subdelegación del gobierno de Castellón, y tener asegurado  donde comer un buen solomillo.

Gente como yo, que se había juntado con unos amigos en la concentración , nos costó caminar  un poco por Castellón para encontrar sitio para cenar. Esto no era un efecto del cambio climático, sino  lo lleno que estaba todo el día de la huelga de consumo y por el clima.

Hubo momentos de desaliento, y algunos quisieron irse, pero al final permanecimos juntos y cenamos bien y barato  en un bar Cubano.

Yo probé el sanwinch cubanito, y el mayor acto anti consumo que hicimos fue no tomar mojitos a modo de protesta, porque alguien que conocía bien ese local al que era asiduo aseguro que habían disparado el precio de los mojitos  desde hace poco.

¡Ya ni en un bar cubano puedes tenerlo todo a precio del pueblo!

El capitalismo es el responsable del cambio climático, los políticos solo nos facilitan lo que queremos:

Consumir todo lo que nos dejen.

La manifestación de ayer, si tuviera que reflexionar sobre ella, empezaría escribiendo:

Agua de borrajas es lo que quiere la gente para frenar el cambio climático.

Angelillo de Uixó.

 

 

La Maravillosa extinción de gente.

Y así los astros anunciaban un día de dolor sobre mi vida.

La luna en forma de amarillos cuernos   pendían sobre  ella.

Un rojo capote subía a buscarla del lecho marino,

Oscuro era todavía el sombrío pueblo de la Vall  d´Uixó.

Triste  hora de un nuevo amanecer,

clonado del de ayer, clonado del de mañana.

Incesante era el susurro de los obreros moviendo a sus labores como yo.

El sol nacía para iluminar la desgracia más alta de todo ser viviente:

La  de ser hombre.

¡ Maldita sea la hora en que nací, y malditos sean los hombres que  conmigo viven,

Hágase su extinción!

Tras estás divinas  palabras pedaleé al trabajo esperando morir,

Deseando llegar puntual para no ser despedido.

Tuve suerte ese día y me tocó fumigar.

Cuando se fue el encargado, tiré al suelo las mascarillas y el equipo de protección,

con gran devoción empecé a trabajar.

Nada más alegre que aquello que mataba respirar,

¡ojala pudiera fumigar a toda la humanidad!

Sé que algún día alguien lo conseguirá,

Parar el ADN, mutarlo, colapsarlo, crear un virus letal…

Aniquilación instantánea y global.

Rezó por ese Mesías de la ecología que ha de llegar a ayudarnos.

¡ Hágase su voluntad, y el resto a respirar!

Siento en mi oración dañar a los que amen a los hombres,

y aún tengan esperanzas en la humanidad.

Ojala ellos consigan aliviar a los débiles de espíritu  que sufren,

echándolos del planeta, ejecutándolos, o metiéndolos en prisión.

Hágase  real  su señorío letal,

y sea la humanidad dominada ,

por los más crueles y poderosos hombres.

Solo la crueldad y la honestidad  nos puede salvar de nuestra mala conciencia.

Amen.

 

  1. Maravillosa extinción de abejas.

Y en el silencio del desempleo y la ley mordaza,

Se escuchaba entre las colmenas ,

un susurro de unas abejas que oraban y trabajaban.

¡Oh abejas!

Vosotras sois amigas que voláis alrededor de nuestras cabezas

Laboriosas abejas,

tan necesarias para  labriegos, cocineros  y nuestras vidas.

¡ Todos nos preocupamos por vosotras!

Estáis en el centro de muchas conversaciones,

Incluso entre los políticos que ni miran por la gente que ejecutan.

Y hacen todo  lo posible para que se mueran sin verles a los ojos

Como cuando hicieron desparecer del planeta a las tribus Abipones, Chiquillanes, Jujuyes, Timbres, Yacambis, entre otros miles y miles de aborígenes.

¡Hasta ellos preguntan por vosotras, pequeñas e importantes  revoltosas abejas!

Vale más vuestra humilde vida , que la de muchos hombres, imperios y naciones.

¡Nadie quiere ni pensar que pasaría, si vosotras fuerais extinguidas!

Hay científicos pro sistema que asesoran a gobiernos que aseguran,

que sería peor que vosotras desaparecierais que banqueros y accionistas de la bolsa.

¡Ved con que valor os aprecian  esos mal nacidos!

y vosotras tan humilde, tan tranquilas entre nosotros,

sobrevolando con ese susurro tan alegre y goloso.

¡Oh abejas!

III. La evolución.

Del campo al invernadero. Han cambiado tanto  las formas de producción agrícola,  como han cambiado los delitos.

Hasta hace poco no era delito atacar la medio ambiente, ni dañar a los animales. Ahora está equiparado el daño al medio ambiente o a un animal como dañar a una persona. Por no contar en lo emocional,  para millones y millones de humanos es más importante la vida de su perro o de su loro que la de su vecino.

Incluso se aplauden iniciativas en España por la legalización en Kenia de matar a un furtivo  que caza rinocerontes.

Y esto es el principio, la evolución de los delitos conforme evolucione la conciencia del hombre nos llevará a que será delito penal realizar prácticas que contribuyan a aumentar la temperatura, o ir a prisión por malgastar agua, cosas que hoy no son delito pero van a ser, como era inimaginable hace 20 años que alguien fuera a la cárcel en España por  escribir sátiras o hacer chistes de Carrero Blanco.

Y es esta mala conciencia del hombre moderno, un auto engaño  de que va a hacer un mundo sin dolor , sin sufrimiento, sin violencia, la que lo va llevar a desaparecer.

Ya hay muchas voces que desean la extinción humana. Su conciencia hermanos no puede más. Eras, milenios, siglos, y siglos de crueldades, injusticias, guerras, y nada cambia. Uno contempla el mundo ¿ y qué ve?  La imagen del hombre, su huella destructora,! hasta el clima lo hemos modificado! – Lo impensable- Somos el cáncer del planeta. Solo puede haber un tipo de justicia autentica, y para que sea autentica debe ser radical. Nada de manifestaciones como las que se producen estos días de unos conservadores que se asustan de la contaminación y quieren paren el cambio climático.

Estos son más envenenadores de la tierra con sus buenas intenciones revisionistas, que los que tiran uranio al mar o una bomba nuclear.

La verdad es que lo único que puede salvar el planeta es la extinción humana. Y esta se producirá por su conciencia. Una humanidad asqueada de vivir, decidirá desaparecer dentro de nueve siglos. Trabajarán gobiernos, ONG, científicos, en preparar una aniquilación feliz del ser humano.

Será algo espectacular y hermoso, mejor que un sumani, un huracán , o un terremoto, que de forma cada vez más frecuente, anuncia a extinción, cuando  se lleva por el aire, el mar,  o al centro de la tierra a toda una población.

La conciencia del hombre moderno, humanitario y racional,  no va a cejar en este intento de destruirse, y lo conseguirá, como ha conseguido tantas cosas.

Apostemos por el humanismo nuestra vidas.

Nosotros , no veremos esa alegre evolución, solo podemos aportar lo mejor de nuestros genes, los más sensibles y cualificados,  para que vayan planeando la destrucción de la humanidad.

  1. Los intereses en el camino.

Caminante,  no hay camino,

Solo el interés te hace andar,

Y al echar la vista atrás,

Verás tus huellas y un gran vacío,

que has dejado en este mundo.

***

Una tarde de hastío y melancolía,

Llevado por los  sentimientos de desaparecer,

Quise volver a donde tenía mis huertas.

Hoy son pastos del abandono como mi alma.

De nada sirvió mi esfuerzo, ni mi ejemplo.

Nadie ha seguido.

En el camino encontré una vieja higuera.

Sus ramas estaban heridas.

Este hombre moderno de conciencia intelectual ,

Sensible, ecologista, casi mujer.

Había puesto en el camino a las ramas lacitos de colores.

Era bonito en una higuera la tela amarilla, verde y roja.

Pero hería sus ramas y le hacia sufrir.

Al final todos somos demasiado sensibles,

Y tuve que quitar esos lazos pidiendo desaparecer de este planeta,

Antes que contemplar a cada paso tanto dolor para que haga bonito.

V suicidio del hombre moderno.

Triste es la vida del hombre moderno y el destino que tiene por delante.

Hoy cuentan mis compañeros que un vecino de unos cuarenta años se ha colgado.

Otro más a la larga lista mensual, una  o dos personas caen al mes  en Vall d´Uixó  por su propia mano.

Yo mismo he pedido cita al psicólogo municipal por este motivo, y me han dicho que es estoy bien, que es normal y sano pensar en suicidarse.

La noticia de los suicidios no suele interrumpir la monotonía de mal vivir aquí.

Hay una gran comprensión en general por los que  se quitan del medio por su propia voluntad.

Angelillo de Uixó.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Coro de rocas y algarrobos llenos de sofás y mecedoras rotas, colchones esparcidos entre los espinos y la hojarasca de los pinos. Plásticos por todos lados ahogando los tomillos, algodones sintéticos de almohadones , telas desgarradas y podridas llenas de pulgas y piojos, formando un mantillo sobre el humus del suelo. La ermita de San Antonio coronando este flanco del barranco del rincón de Montesinos. Entre las rocas, suenan los tacos de las botas de un hombre que llega a este lugar escondido  entre las rocas. Esta es la  sede de un grupo ecologista de Vall d´ Uixó. Se quita las botas con las que chafa a un grupo de hormigas, y se tumba en el sofá ahuyentando a unas ratas. Escupe en un agujero del suelo dando en el ojo a un conejo que sale de  su madriguera.  mata varios mosquitos tigres que posan en su brazo, mira su móvil. Le  acaba de llegar una convocatoria  del forn de la Barraca, en el corazón de la huerta de Alborada, amenazada por el derribo para ampliar una carretera, un grupo de manifestantes paran las maquinas y piden ayuda por las redes sociales para que les apoyen acudiendo con su presencia.

Este hombre contesta a quién la ha enviado el wassap.

Desde el grupo ecologista del rincón de Montesinos, nos preocupa el asfalto que acaba con la riqueza de nuestros suelos,

nos preocupa el aumento de temperatura global al que esa carretera innecesaria va a contribuir.

Nos llegan noticias de que hay presión policial, de que están identificando a los manifestantes ,y advirtiendo o amenazando, como se prefiera decir, con las consecuencias penales de parar los trabajos.

Nos preocupa también acabar con la cabeza partida, detenidos, o multados de por vida, o las tres cosas juntas.

También nos preocupa el aumento de temperaturas y el incierto futuro de planeta.

Nos preocupa-

Por eso sacamos la bandera blanca y hacemos como que no sabemos nada.

Somos gente preocupada, os mandamos en nombre de nuestro grupo un manifiesto de apoyo y esperanza.

He aquí que al final para ganar la batalla por la justicia social lo mejor es sacar la bandera blanca.

Después de hacer un llamamiento de la desobediencia civil, y la resistencia  para conservar el medio ambiente y el patrimonio histórico cultural  por parte de nuestros camaradas de Alboraya , tras llevar la empresa a las fuerzas de seguridad y plantear un escenario de detenciones y patadas a los manifestantes, se ha optado sabiamente por no resistir para ganar la batalla a largo plazo.

¡ Os anunciamos que la tenemos ganada!

Somos optimistas.

La temperatura del planeta no parará de subir y el capitalismo se derretirá como un iceberg.

Paciencia camaradas.

Angelillo de Uixó.

 

 

 

 
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.