Archive for November, 2013

Excursionistas en monte Pipa.

Image

Sobre un valle de gente soberbia, hipócrita, y viciosa, se yergue el monte de Pipa.

Un monte que se ha convertido en el patio de recreo de la gente de vall d´uixó.

Gente que no tiene recuerdos ni conciencia pisa los caminos que conducen a su cumbre.

Pero lo hacen sin olfato, cómo perros extraviados.

Siguen los polvorientos caminos cómo borrachos.

Image

Buscando cómo los niños, paz y descanso, en un país al borde la guerra.

En su cumbre se hacen fotos.

Tristes fotos junto al cartel de la cima.

Y contemplan sin ver, los lejanos montes perdidos.

Observan a sus pies, sin comprender, Vall d´uixó.

Cuyo eco de miseria y pobreza llega incluso hasta las nubes.

Atravesadas por las desgarbadas garzas que buscan su alimento en los vertederos.

Image

Suben está nueva estirpe de gente muda,

del pueblo a Pipa con su hastío, su amargura, su pena.

imbuidos en su mundo de fantasía capitalista.

Casi todos sus problemas son miedo a no triunfar, a no tener cosas, al desempleo.

Evidentemente: tonterías de hipocondríacos.

Image

Muchos días festivos me encuentro con ellos.

Yo busco el calor en Pipa de las negras ramas olvidadas con el hacha.

Ellos, suben al monte por los caminos cargados de arrogancia en su corazón, y con el gesto amable y tolerante en el semblante.

Es lo que predica este hombre nuevo que sube a la montaña, más y peor hipocresía.

Si antaño fue la de los curas, hoy es la de los progresistas.

Pero en sus ojos se muestra la llama de la lujuria, del hedonismo, del capitalismo, y el letal progresismo de izquierdas, tan terrible cómo el fascismo.

Nos encontramos ésta gente entre los yertos árboles.

Entre caminos polvorientos,

Solos con nuestros pensamientos,

En circunstancias parecidas, pero en universos alejados.

Angelillo de Uixó.

Image


Excursionista en monte Pipa by angelillo201.wordpress.com is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivatives 4.0 International License.

Advertisements

La caza del Fauno

Posted: November 27, 2013 in opera punk
Tags: , , , , , , ,

La caza del fauno, de Angelillo de Uixó.

Imagen

Coro.

En las agrestes tierras de Castellón existen Faunos, curas, Sátiros, gitanos, ninfas, guardia civiles, y jueces.

Todos piensan en el amor y en las fiestas.

Sus vidas son alegres y están seguras,

Nada malo les puede pasar.

Beeeeeeeeeee,

Beeeeeeeeeeee,

Beeeeeeeeeeee,

Beeeeeeeeeeee.

Escena I. El Fauno visita Andreita.

Imagen

Un casco herido pisa el césped del jardín,

La luna ilumina una ventana,

Y una doncellita goza abierta de piernas con el blanco rayo.

El fauno la mira y la llama:

Andreita, Andreita,

sal de la casa.

Ven a oler conmigo nuevos aromas.

Beeeeeeeeee.

Beeeeeeeeeee.

Beeeeeeeeeee.

Andreita acude a la llamada.,

Se asoma a la ventana.

Su rostro redondo y hermoso,

Su piel tersa brilla cómo la luna,

Una gran y libre sonrisa asoma,

entre las rejas.

El fauno le entrega una rosa.

Ella triste la rechaza.

No, Fauno de mis amores,

Que esto es cosa de socialistas cabrones.

El fauno cabreado y violento la tira y la mea,

Agarra una algarroba,

Que pone entre sus divinos labios.

Beeeeeeeeeee,

Beeeeeeeeeeee,

Beeeeeeeeeeeee.

Ven Andreita a gozar de los zumos dorados de la vida.

Le susurra balando el fauno.

Arrastra la tierra del jardín,

con los cascos de su pezuña verde.

Suena entre la reja,

el eco de un pájaro escondido entre las ramas.

El fauno va hacia allí y lo agarra.

De un bocado le arranca la cabeza,

Y con la boca llena de sangre y plumas,

Besa la boca de Andreita.

Imagen

Ella lasciva y desnuda,

Le dice:

Espera Fauno que ahora salgo.

Se pone liguero,

Tacones altos,

Falda corta,

Ante la ventana con las cortinas abiertas,

El fauno se saca la pirula,

y se masturba delante de ella.

Ambos corren por las calles de Castellón.

Andreita va montada en su grupa.

La visión de una hoguera los detiene.

A su alrededor hay gente cobriza danzando y haciendo conjuros.

Dan palmas y cantan aleluyas a Cristo,

Mientras se inyectan blanca heroína,

suenan hermosas bulerias.

II. El fauno en el poblado gitano.

Imagen

Un viejo con sombrero y traje de pana antiguo,

Con largo bigote,

bajito,

mirada de fanático,

Actitudes de cómico dictador,

Y un crucifijo de oro colgando de un cuello,

parecido al tronco de una polvorienta olivera,

canta:

Aleluya, aleluya,

En el amor al señor pensamos los gitanos,

1,2,3, Ay ayy

1,2,3, Ay ayy

En el amor al patriarca pensamos los gitanos,

Aleluya, aleluya,

En el amor al fascismo pensamos los gitanos,

Viva España, viva España, viva España,

Decimos los gitanos.

La tierra prometida,

De esta no nos vamos,

Porque al PP al que votamos nos quiere.

El voto cautivo nos salva de acabar en Albania.

Y por eso del PP no nos quejamos.

1,2,3, Ay ayy

1,2,3, Ay ayy

por todo que cuento,

señor Jehová

Las gracias te damos.

Nos has salvado la vida en España.

Bravo, bravo, aplauden los gitanos conmovidos.

Imagen

EL fauno se mete en el coro junto Andreita,

Y todos, serviles, ante las potestades de castellón se arrodillan.

El patriarca saluda al viejo fauno con una rama de romero.

Jachipe, jachipe,

Jarrrrrr hermano.

Que la paz del estado sea contigo.

Y con tu espíritu- le contesta el fauno.

¿ Cuantos cales habéis conseguido para mi?- le pregunta el fauno.

120.000 euros ésta semana – le contesta el señor Heredia mirando el suelo.

Solo eso- grita el fauno exasperado-

200.000 señor Fauno, 200.000, ya sabe que no soy un barcena en cosa de finanzas- replica el patriarca sitiándose cazado.

EL fauno sonríe comprensivo con que intenten engañarle.

Ya lo se buen Heredia, ya lo se. Ve a buscarlos y no engañes- le ordena con tono suave.

Tu y tu, ir a por los cales para el señor Fauno y su amante- ordena dando bastonazos el patriarca a dos chiquillos de confianza.

Heredia, te quería pedir un favor, beeeeeee- dice el fauno en tono bajo.

Diga el señor fauno.

Quiero que tus gitanas bailen para mí y para Andreita.

OH que diver, cómo en las pelis de Disney- Andreita que escucha, besa los cuernos del fauno.

Siéntense, siéntense- les invita a que tomen asiento en el suelo cerca del fuego.

Da dos palmas el señor Heredia.

III. La danza del fuego.

Imagen

Suena Falla tocado por varios chupalos con guitarras vestidos de negro con pañuelos de lunares luceros.

Unas hermosas gitanas,

Envueltas en seda transparente,

Con cascabeles de plata colgando de su sonoro y serpentino cuerpo,

Danzan eróticas, lascivas, violetas, salvajes, y frenéticas alrededor de las llamas,

La suave palma de los pies de las princesas gitanas despiertan a dos demonios que salen de las llamas.

Imagen

Una gitana de más de 300 años.

tuerta,

arrugada,

encorvada,

bajita,

con un vientre enorme que le llega de la cintura hasta el suelo,

Retiene a los demonios entre las llamas con un conjuro.

Estos chillan con deseo de salir del fuego,

La vieja gitana le pregunta al Fauno:

¿ que forma gran señor quieren que adopten los espíritus?

Andreita, responde a la señora- le dice el Fauno.

Andreita piensa.

Que adopten la forma de Lenin y de Hugo Chávez.

Los demonios transformados en estás espantosas formas,

Deambulan entre las gitanas que danzas esplendorosas.

Hablan los demonios:

Hay que acabar con la desigualdad,

con la injusticia,

y con la opresión burguesa.

El proletario debe tomar el poder.

La lucha de clases acabará con la dictadura del proletariado.

Las naciones del Alba se han despertado,

y no volverán a ser ultrajadas por las naciones capitalistas.

Jaaaaaa, jaaaaaa- ríe Andreita mirando al Fauno- por favor, que tonterías la de los comunistas.

Les falta follar.

Que se vayan- ordena el fauno.

Pero me quieres dejar hablar- grita un demonio cuando ve sacar a la gitana una bolsa con sal.

La gitana los hace desaparecer soplando sal de Israel.

¿ Te ha gustado el espectáculo Andreita?- pregunta el fauno.

Si, pero una cosa más deseo- le dice.

Dime.

A esa doncella- señala una hermosa niña de ojos negros misteriosos,

y senos del tamaño de una fragua.

Sus piernas son juncos temblorosos,

Mecidos por el viento de una fecunda ribera

Y toda ella exhala,

Un aroma a lirios y a jazmines que incita a satisfacer sobre ella el deseo.

El fauno la señala, y la coima se acerca obediente.

Más le vale, claro.

Andreita le pasa sus manos blancas sobre sus muslos y sobre su sexo,

Y a una caravana se va con ella,

Mientras los gitanos dan palmas,

Beben vino para divertirse.

y matan varios marranos,

que tiran a las llamas ensangrentados y medio vivos para asarlos.

Imagen

Dando gracias la vida.

Dando gracias porque todo los días es un puta fiesta.

Beeeeeee,

Beeeeeeee,

Beeeeeeeeee,

Canta el fauno que danza entre los hijos de las sombras.

Mala gente de piel cobriza,

Cargadas de instintos asesinos.

Donde pisan, nada florece.

Más que cadáveres y risas.

La guardia civil y varios curas que hacen ronda,

Al ver los cuernos de fauno se retiran.

Beeeeee,

Beeeeeee,

Beeeeeeee.

Una blanca cigüeña pasa somnolienta por el cielo.

Y luego una lechuza.

El fauno se espanta al ver estás señales.

Andreita, termina que nos vamos- le chilla.

Andreita saca pronto la lengua muy bañada del clítoris.

¿ El señor fauno vendrá la semana que viene?- pregunta el patriarca.

Claro- responde el Fauno.

IV. La cacería del fauno.

Imagen

Margen Albión, la Atenea de Castellón,

cerca de una fuente de Castellón,

surge entre borboteante agua.

Va vestida con una blanca gasa transparente,

ceñida a su anatomía, y portando un potente arco.

Reparte esperanza en un barrio de proletarios repletos de desgraciados del 14-M, punkis, raperos y squeiter.

Así les habla a está alienadas masas inservibles para la revolución:

Tenemos políticos corruptos, que están robando al pueblo, que están robando lo que es de todos.

A esta situación hay que ponerle fin.

No se puede aguantar.

Si quieren guerra la tendrán.

Guerra, guerra, guerra, corea el 14-m y el resto de pobres inconformistas.

Mirad, el fauno de Castellón- grita un vigía que tiene que alertar de jueces, prensa, y policías.

Y ya todos miran hacia allí,

y ven pasar la sombra del fauno que temblorosa huye saltando.

Hoy morirás maldito Fauno- dice Margen Albión que le pega un empujón a un squeiter y le coge el patín para perseguir al fauno.

El fauno, que no sabe de física, comete el error de ir cuesta abajo,

y Margen por eso lo alcanza con comodidad.

Saca una flecha del carjal,

Y alcanza la nuca de Andreita que la traspasa de parte de parte,

La flecha le atraviesa la boca y escupe sobre el cráneo del fauno varios dientes.

Este se detiene.

Y baja de su espalda los despojos de Andreita.

Beeeeeeeeee.

Beeeeeeeeeee.

Beeeeeeeeeeee

Alza sus cuernos a la luna,

Rasca con su pezuña verde la acera y embiste.

Imagen

Una flecha de Margen Albiol le alcanza en el pulmón.

Sale el aire cómo un pitido zumbón.

Pip,pip, pip.

Pero la bestia herida prosigue su embestida con los cuernos apuntado hacia la vestal.

Le hace un quiebro,

y le clava en la espalda dos banderillas.

La bestia sangra, está malherida.

Ponte a bien con Dios, pide perdón de tus crímenes, salva tu alma- le dice cristiana y piadosa Margen.

Osana a ti Margen,

Gran cazadora de Faunos.

Mil veces seas loada por tu nobleza.

La bestia que sabe muchas tretas se pone a llorar.

OHHHHH, si piedad, pido perdón Margen.

V. Muerte.

Imagen

La luna ilumina está escena que transcurre en la calle Alloza.

El fauno está de rodillas,

se acerca a Andreita y besa con dulzura el cadáver.

Lágrimas de Fauno caen sobre la frente de la difunta.

Margen se acerca para acariciarlo,

dándole el último consuelo al fauno.

Cuando la bestia, a traición,

le clava los cuernos en el costado.

Roja sangre tiñe el divino costado de Margen Albión.

El fauno mal herido y moribundo ríe cobardemente.

Y se prepara para embestir de nuevo.

Aunque su cuerpo se tambalea.

Pero aun así, coge carrerilla haciendo un supremo esfuerzo.

Margen dispara otra flecha que se clava en su corazón que se desgarra.

La sangre sale de la boca del fauno, se tambalea entre las paredes de las casas.

Llama al timbre de los portales cómo último acto de venganza,

y poco a poco va cayendo hasta caer a los pies de Margen Albión.

Los hermosos ojos de Margen se vuelven vidriosos,

Su pura y santa mano se posa en su costado.

Está perdiendo la conciencia,

La misma que le ha permitido ser santa,

Ser pura,

Tener bellas ideas,

Y ser por todos nosotros amada.

Mil palomas bajan de cielo.

Y con el pico le cosen la herida.

Angelillo de Uixó.

Imagen


La caza del fauno by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://angelillo201.wordpress.com/.
Puede hallar permisos más allá de los concedidos con esta licencia en www.scribd.com

Image

Ha causado entre los presos políticos un gran asombro que alguien culpable cómo Fabra vaya a prisión, por eso los presos políticos son los primeros en pedir la liberación de Fabra.

Libertad para Fabra.

Image

Grupo de fascistas, jueces, guardias civiles, abogados, empresarios, miembros de la mafia rusa , judíos, políticos y curas, comentando con desconcierto el caso de Fabra.

¿Quien será el siguiente?- pregunta un empresario preocupado.

Un abogado que le escucha le entrega su tarjeta.

Un juez un sobre con una cuenta bancaria.

Nadie se atreve a contestar a la pregunta:

¿ quien será el siguiente?

El grupo manifiesta incomodidad.

Image

Tras las cortinas de la diputación, aparece en escena por sorpresa Angelillo de Uixó.

OHHHHHHHHHHHH.

Va vestido de bufón con una esvástica colgando del cuello, un crucifijo en la mano, y un cartel reivindicativo que pasa por delante de los ojos de los asistentes.

Se lee:

Libertad para Fabra.

El bufón se explica ante los rostros extrañados que piensan que tiene frente así un terrorista loco.

El bufón les tranquiliza, sobre todo a un guardia civil que lo encañona.

Image

Hoy hermanos, estamos aquí reunidos para pedir la libertad de un hombre.

No se asombren de lo que pido.

Yo no soy nadie,

Nadie me pueden llamar si quieren.

Soy un preso común, cómo tantos en España.

Fui a prisión por bufón,

Por quejarme un día en un parque de mi desgraciada vida.

Alguien llamo a la policía porque chillaba:

Me han quitado mi trabajo,

Me han quitado mi dignidad.

Me han quitado mis sueños,

Image

Me desperté en prisión lleno de golpes,

Y cuando conté mi caso a los presos,

Después de reírse,

Me dieron otra paliza,

y cuando me pregunto el psicólogo de la prisión que cómo me sentía:

Le respondí que encantado con mi nueva situación.

Y por eso, porque conozco la prisión y la historia de ese hombre sentenciado,

Pido la libertad ante ustedes, sus amigos,porque Fabra es una persona de fama, de merito, así cómo de ciencia y de arte.

Image

Me contaron en prisión,

Donde comenzó mi admiración.

Que ese hombre al que hoy condenan,

De la nada, cosa de magia,

En un lugar donde solo se podían ver las estrellas por la noche, y grisáceas montañas sin vegetación por el día,

Hizo nacer un aeropuerto para personas.

Escuche en el calabozo atónito,

Cuando entró un notario acusado de robo a mano armada a una joyería,

y tres asesinatos de los seguratas,

que contaba los prodigios de Fabra y de su ciencia en la lotería,

muchos al notario le pedían

que les recomendará cuando salieran para ser aprendices de Fabra,

Y hacer esos conjuros que siempre llevan premio.

Por lo que entendí de está persona,

y la idea que de Fabra tengo,

es la siguiente:

Fabra luchó por ser un hombre libre,

Y lo consiguió.

Para hacerlo se salto las leyes.

Yo aplaudo su osadía y su valor.

La realización de sus deseos,

al parecer, llevaba humillación y denigración para otros.

Pues que se jodan.

Eran los putos sueños de Fabra.

Los sueños de muchos hombres son eso,

nada más que eso,

Degradación y humillación de otro.

En mi vida lo he podido comprobar.

Yo, ya ven, en prisión por nada.

Por hacer que otros tenga felices sueños.

Mi abogado me dijo que era inocente.

Eso casi me vuelve loco.

Encima eso.

Inocente.

Me revelo.

Image

El bufón, melancólico, pasea la mirada ante los curas, los guardias civiles, los jueces, los judíos…

Y les pregunta bostezando:

¿ En que puede soñar un hombre sin imaginación?

Todos silencian.

En sueños de poder, y de riqueza- aclara el bufón saltando.

Que son tan legítimos y justos cómo cualquier otro sueño.

En….

Un juez toma la palabra para que calle el bufón que se queda con la boca abierta.

El juez hace el gesto al guardia civil de que baje el arma.

El bufón ahora, sin el arma apuntando su cabeza se pone de rodillas con las manos en alto, el grupo se ríe del bufón.

Juez:

Retírese de la sala bufón. Ya has dicho bastantes tonterías.

Angelillo de Uixó se va tras echar una lasciva mirada a una camarera en topless menor de edad que sujeta una bandeja de plata con champán.

Llama al orden el juez. Los asistentes discuten entre ellos del caso Fabra.

Atención, atención caballeros, –

El compañero Fabra con el que tenemos una alianza,

Que les recuerdo ha sido y es nuestro amigo,

Ha sido condenado porque debía ser así.

Pero no sientan miedo.

No nos olvidaremos de él.

Fuerzas hostiles a nosotros han conspirado,

Potencias capaces de sublevarse contra nuestra autoridad.

Escuchen, la tormenta pasará.

Sosiego.

Calma.

Image

La presencia de Fabra estará entre nosotros muy pronto, yo lo garantizo.

El juez saca el código penal, y les comenta a los asistentes:

Aquí siempre hay subterfugios.

Angelillo de Uixó.


Libertad para Fabra by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International License.
Based on a work at https://angelillo201.wordpress.com/.

Fabra está con los pobres.

Image

Un Matón duerme en una ratonera,

Ayer en las puertas de Izquierda Unida se meaba,

y hoy se acuesta en la misma litera donde están los oprimidos,

! qué tropezón le han dado sus amigos!

Yo por eso desconfío,

aunque muchos pobres celebran la noticia.

Jueces,

guardia civiles,

derechistas

empresarios:

¿ van a dejar por los suelos a un matón que los abrigaba?

Correr,

correr,

correr,

insensatos.

me cago en dios,

lo acabo de ver claro,

que hoy la guardia civil,

los jueces,

los militares:

vienen a por nosotros,

a vengar nuestros aplausos.

Image

Angelillo de Uixó.

Almenara al borde de la ruina.

Image

I. Estudio sociológico de sus gentes.

Almenara es un pueblo construido al borde de una montaña,

y que está al borde de la ruina.

Unos fanáticos demócratas,

Inflexibles, e intolerantes,

Mil veces peor que Hitler,

Mil veces peor que Franco,

Un millón de veces peor que nuestro amado Stalin,

Han hundido en la miseria a su tolerante y flexible población.

Image

¡Que le vamos a hacer!- suelen reflexionar de este modo sobre su situación sus pacíficos habitantes.

Almenara se extiende hacia un fértil valle abierto que llega hasta al mar.

Sus caminos son serpenteantes.

Animados por el borboteo de las acequias, cuyas aguas somnolientas se arrastran entre los camellones, y la sombra de alguna anguila surge onírica y evocadora, entre las turbias aguas y la cenicienta tierra rebosante de fértiles barbechos que nadie trabaja.

Cuelgan de las ramas de sus árboles abandonados brillantes naranjas, y es fácil ver trepar alguna rata que hace su nido junto la urraca.

En Almenara hay mucha tierra desnuda,

Cuya vergüenza pagaron a precio de oro.

Image

Una vez que viajaba en mi bicicleta por esa zona de España, le pregunte a un viejo encorvado sobre una parcela que parecía pasar el tiempo en su palmo de tierra.

¿Pasando el rato viejo?

ÉL se río.

Si.

Tiene bonitas las cebollas viejo- le dije muy amable- Seguro que las fumiga con ortiga.

El viejo me contesto:

No les tiro nada, absolutamente nada, me da igual que crezcan cómo si no.

Vaya- dije- admirado de la autarquía de esta vieja momia.

Me sudan los cojones- me aclaro el viejo que noto mi admiración por él ante su noble gesto de desprecio ante la producción y la economía- me dieron tres millones de euros una promotora por este campo de melones para hacer casas, pero quebró con la crisis la puta promotora, y al dueño de la jodida promotora, una banda de rumanos le pego un tiro en el cráneo. Allí lo mataron- me señaló el lugar y se puso a reír.

Jaaaaa, así que vuelvo a plantar en mis tierras. Lo que saco luego lo vendo, pero no me hace falta, porque tengo tres millones de euros. Que se vayan todos a la mierda. Jaaaaaa- se volvió a reír este viejo sabio enseñándome sus encías descubiertas, yo también me reí con la divertida anécdota.

Le di un beso en la calva al viejo de Almenara, le robe tres cebollas y me fui a mear donde ejecutaron al empresario.

Jaaaaa- escuchaba seguir descojonándose al viejo cuya risa se mezclaba con la mía que orinaba con ganas mientras lo llamaba para que meara junto a mí.

Image

II. Paseo por las trincheras de Almenara.

Image

Un caro amigo a mi corazón, una mañana de domingo mientras escucha por la radio la misa de radio nacional de España, llamo a mi casa por si quería acompañarle a una excursión guiada por las trincheras de Almenara.

No, no se. Juan M…, no se, es que tengo muchas cosas por hacer- le dije.

Te vendrá bien salir Angelillo de casa y conocer gente- me comento para animarme.

No se, no se..- le conteste yo- ya sabes que me pongo muy nervioso ante seres humanos que no conozco- además tengo que limpiar la casa, zurcir un pantalón, y tengo jaqueca.

Lo que quieras- me contestó, y ya se iba cuando lo detuve con estas sensatas palabras:

Espera Juan M, caro amigo, aguarda, aguarda, a que me cambie, y te acompaño.

Image

III. Poesía.

Bajo el castillo de Almenara la tierra está cubierta de espinos.

Hay una pinada silenciosa que inquieta mi alma mientras paseamos,

Y una dulce voz despierta lo que ahora duerme en nuestros recuerdos.

Un secreto sepultado bajo la arena.

Revuelta ayer por un clamor de infantería,

Golpeada por una atronadora descarga de artillería que sonó cómo un millón de trompetas que hizo resbalar las piedras de la ladera.

Y tiño el cielo de rojo y la tierra de sangre.

Honor y gloria a ellos hermanos.

La tormenta llego del cielo sembrando la tierra de bombas.

Los cuerpos estallaban desmembrados,

El olor a pólvora y la rabia ante la barbarie del enemigo fascista,

Hacia valientes los corazones de nuestro amado ejercito.

En sus posiciones a pecho descubierto,

Estos Hércules y Apolos guerreros,

Con coraje los detenían,

Cómo el mar se detiene en la orilla.

La espuma rabiosa salía de la boca del fascista,

Que derrotado retrocedía.

En el cielo una bandada de aviones se enfrentó.

Y en el aire murieron varios fascistas,

Que cayeron en picado hacia el suelo.

En su caída desde el firmamento arrasaron varia casas de Almenara.

Piedras, cuerpos humanos, alas, animales, comida de la huerta, mezclado todo

era empujado por las calles vacías a la muerte entre llamas, humo con un pavoroso estruendo que hacia gritar de miedo a las madres y los niños.

El horror,

El horror,

El horror.

Image

Mientras en la ladera del castillo, las balas silbaban hermosas canciones.

Varias minas desmembraron de cuajo las piernas de unos legionarios.

Sus chillidos de dolor y sufrimiento llegaron las trincheras enemigas y fueron muy bien recibidos por nuestro ejercito.

Aun así, cumpliendo su deber con una sola pierna, era digno de ver y admirar, cómo se arrastraban entre los espinos hasta que agotados y desangrados sus cuerpos se convertía en nada.

La bendición de la guerra duro durante toda la mañana y parte de la tarde,

Hasta que de repente se hizo el silencio,

Y la gloriosa tormenta se alejo,

Dejando la tierra llena de cadáveres.

Angelillo de Uixó.

Image


Almenara al borde de la ruina by Angelillo de Uixó is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 Unported License.
Based on a work at https://angelillo201.wordpress.com/.
Permissions beyond the scope of this license may be available at www.scrib.com.

La sociedad contra Angelillo de Uixó.

Image

Ayer tuve un sueño.

Estaba en mi huerta, y tiraba semilla de lirios.

Unos unicornios galopaban hacia mi, montados en ellos había mujeres desnudas con un tricornio en la cabeza. De la cola de los unicornios estaban atadas unas cuerdas de seda que arrastraban nubes blancas y azules precedidas de un gran arco iris.

Las nubes traían lluvia que regaba toda la huerta, pero yo no me mojaba.

Al instante crecían los lirios, y lo hacían de tal forma que habían formado las palabras: Angelillo de Uixó.

Yo me puse muy contento al ver mi nombre escrito con lirios.

Luego note cómo de la espalda me salían unas enormes alas blancas.

Las moví y empecé a volar.

Al principio sentía vértigo.

Luego me acostumbre, y empecé a hacer picados desde el cielo al valle de Uixó.

Asusté a un rebaño de ovejas que pacía en una agradable colina.

Di varias vueltas sobre la iglesia, sobre el ayuntamiento, hasta dirigirme al cielo.

Allí Dios me dio una dorada trompeta y empecé a tocar hasta que me echaron por pesado unos ángeles.

Volaba cerca de los aviones, sobre todo los de la compañía Rayan Air.

-Mirar, mirar, un ángel, que monada- decía la gente que me hacia fotos tocando la trompeta.

El capitán me hacía señales de que me fuera a otra parte con la trompeta o me atropellaría con el avión.

Los azafatos le decían al capitán, que era mi padre, que se tranquilizará, que Yo era un ángel bueno.

Pero mi padre, el capitán, decía que no, que no.

Volví a mi campo muy alegre para ver de nuevo los lirios que formaban mi nombre.

Pero al aterrizar me puse a llorar y se me cayeron las alas.

Alguien había pisado mi nombre.

Los lirios estaban chafados.

Entonces estaba muy triste.

Me desperté de mi sueño angustiado, y me pregunte:

¿Es el Hombre malo?

Image

Sentí mucho miedo hacia la gente al pensar que así es.

A veces creo que hay personas que me quieren hacer daño.

No se el motivo.

Una vez despierto, baje a la huerta.

Todo parecía normal.

Pero tuve la impresión de que alguien había estado allí.

No se explicarlo de forma lógica, pero…

Había objetos que acostumbro de dejar en un sitio algo desplazados de su lugar habitual.

No le di importancia, pensé al principio que eran manías mías.

¿Sería absurdo pensar que alguien entra en mi casa para desplazar objetos?

¿ Qué fin puede tener eso?

Empecé a echar agua a un bidón al que está conectado las gomas del goteo.

Luego me fui a pasear.

Durante los días siguientes a estas sospechas, en general en la casa, en la huerta, todo parecía estar tranquilo y bien.

Vi que varias hortalizas estaban amarillas y me acerque.

Me extraño este hecho, pues sus hermanas tenían buen color y estaban sanas.

Varios días después, regando de nuevo, me asombró el hecho de que el agua del bidón desapareciera muy deprisa. Suele tardar unas cinco horas en vaciarse el bidón, pero en este caso lo hizo en unas tres.

Baje y note que me habían quitado varios goteros, cuatro o cinco, muy pocos, y por allí se perdía el agua, con una navaja habían pinchado la goma, pero muy poco.

Apenas se notaba el sabotaje.

Lo que más me molestaba era la sensación de que alguien había estado allí.

Ahora ya estoy seguro de que alguien está entrando en la casa, en la parte del corral y me saboteaba la huerta, me mueve objetos con el fin de darme a entender de su presencia.

Me siento aliviado al compartir mis paranoias con vosotros.

Image

Angelillo de Uixó.

Image


La sociedad contra Angelillo de Uixó by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.
Based on a work at wwwalgarabia.blogspot.com.
Permissions beyond the scope of this licen

Las fotos del ministro de defensa.

Image

Escena I.

Image

Patio del ministerio de defensa de España.

El ministro camina hacia su despacho y levanta la cabeza observando el cielo.

-El sol brilla en el firmamento,

el cielo es azul,

la luna redonda ,

y no hay aviones volando,

solo una paloma.

El día se va,

es un hastío la vida.

¿ Eh?- exclama su ayudante.

¿Se encuentra bien señor ministro?- le pregunta preocupado al escuchar al ministro que parece hablar solo.

¿ Crees que lloverá Juan?- le pregunta melancólico el ministro de la guerra.

Algún día tendrá que hacerlo- responde indeciso el ayudante.

Manda bombardear las nubes-le ordena el ministro.

El ayudante escribe la orden sin parar de caminar, y le da el folio para que firme el ministro.

Escena II.

Image

El ministro está en su despacho.

Se aburre.

Abre el balcón y respira.

Ahhhhh, ahhhhhh- aspira.

habla solo.

Image

-Abro el balcón,

Pero no solo eso,

Abro la puerta a la esperanza y al amor.

Mira al cielo el ministro, sigue hablando solo:

EL cielo está vacío,

No hay nada,

Nada hay.

Solo aire.

Aire solo.

Solo.

Yo lo llenare de promesas.

Lo llenaré de aviones.

Que llenarán la tierra de…

De…, de ¿de qué?- piensa el ministro.

De lágrimas, coño, de lágrimas.

Y de cadáveres.

Jaaaaaa, jaaaaaaa, jaaaaaaa- se ríe el señor ministro.

Image

Tam, tam- llaman a la puerta.

Pasen- contesta cerrando el balcón y adoptando un aire serio.

Las fotos que pidió señor ministro-le comenta un ujier con un sobre que pone confidencial.

Gracias- despide el ministro de la guerra al subalterno.

Abre el sobre nervioso, muy excitado.

Sobre la mesa del despecho se desparraman fotos.

Image

Escena III.

Las fotos son viejas, están amarillas del tiempo.

Entre las primeras fotografías se muestra un pequeño pueblo.

Image

Se ve una iglesia y el ayuntamiento,

Hay un olmo centenario en la plaza,

y una fuente que borbotea cristalina agua.

Unos niños juegan a su alrededor.

Van vestidos de forma muy pobre.

En las calles hay mulos y carros.

Parece una escena de los años 30 del pasado siglo.

OHHHHHHH- exclama emocionado el ministro que se imbuye en la vida de esas gentes.

Sonríe y le habla a las fotos que le hipnotizan.

Os parece hermosa la vida ,¿ eh rojillos?

Ese día os levantasteis con ilusiones,

Se os ve en la sonrisa.

¿ acaso esperáis un nuevo mundo?

Pasa el ministro de foto.

En ella sale un aeródromo fascista. En la foto se ve:

Al un capitán de aviación haciendo el saludo fascista y dando la mano a Franco.

Image

En las siguientes fotos se ven aviones militares volando sobre campos de castilla.

Suena el grillo del teléfono del ministro.

Este se oculta sobresaltado bajo la mesa.

Cuando para de llamar sale,

sigue viendo las fotos mientras las comenta absorto:

-Oh tarde dorada cargada de muerte,

Aun sonaba la campana de la iglesia,

Cuando el motor de los aviones se acercaba,

Mientras los niños jugaban cerca del agua.

En las siguientes fotos se ven esos mismos niños que antes jugaban,

ahora están hechos papilla.

Hay gatos y perros oliendo los cadáveres y madres llorando.

El ministro se exalta.

Jaaaaaa, jaaaaaa.

Image

Tomar putos rojos,

Pum, pam, pum,

Todos muertos.

Niños, mujeres, ancianos.

OHHHH; OHHHHH

El horror,

el horror,

el horror.

Image

Las manos del ministro, temblando de la emoción pasan las siguientes fotos:

Ahora en la siguiente escena se ven soldados fascistas que han entrado al pueblo. Sujetan cabezas de mujeres con una mano, y con la otra les abofetean gritándoles.

Se ve que les gritan por los gestos.

En una foto 8 legionarios violan a una niña menor.

Y a la cabra con la gorra de la legión se la montan a una mujer embarazada a la que luego le abren el vientre y sacan su bebe que lanza con rabia contra la fuente.

El ministro se masturba viendo las fotos mientras grita:

El horror,

el horror,

el horror.

Tam, tam- llaman a la puerta.

¿Se encuentra bien señor ministro?- le preguntan desde fuera.

Si, si- grita con voz aflautada el ministro de defensa.

Angelillo de Uixó.

Image


Las fotos del ministro de defensa by Ángel blasco giménez is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.
Based on a work at https://angelillo201.wordpress.com/.
Permissions beyond the scope of this license may be available at www.scrib.com.