Posts Tagged ‘ley mordaza’

 

Escucharme hermanos, y os diré como fue el día que recuperé la alegría perdida.

Iba con mi bicicleta de colores y los perros enganchados a ella para que tiraran por la sierra. Era el único que ese día daba vueltas por los caminos, tan frecuentados de hombres perdidos que hacen deporte. Esto era así porque el hombre del tiempo había anunciado una gran tormenta, por lo que los hombres de estado habían guardado su rebaño en sus casas para que no se le perdieran o malograran.

Al estado le gusta guardar al hombre de corral en sus casas, en sus fábricas, en sus iglesias, en sus estadios deportivos, en sus psiquiátricos, en sus escuelas, en sus cárceles…

De este modo iba yo,   como un imprudente  por debajo de la tormenta , cuando encontré en el cielo,  no el temor a las calamidades anunciadas por ese fariseo del hombre del tiempo, sino la más bella  señal de libertad que jamás imaginará contemplar; pues hermanos, pasaron  dos águilas calzadas volando  hacia un arco iris que ellas me mostraron . Este cruzaba como un puente de parte a parte Vall d´Uixó. Dejar atrás este pueblo era mi alegría perdida.

Reí como un niño, lloré como un viejo de feliz , y saludé a aquellos hombres que en su camino tortuoso encuentran una señal de libertad,  alegría ,y esta señal les vuelve la voluntad de vivir, incluso entre el rebaño de desgraciados que se la quita. Pensé en mis hermanos presos, mis verdaderos y únicos hermanos, los únicos hombres que quiero y por los que rezo. Y de estos, los que más admiro son  aquellos que consiguen la libertad. Mirando un horizonte infinito de pinadas, barrancos, que se alejaban tortuosos  hacia las tierras inhóspitas  de Teruel, felicité  a mi camaradas del centro de internamiento para extranjeros de Aluche, fugados ese día de la prisión racista, bajando con una sábana desde la azotea hasta la calle.

De este modo, apeado de mi bicicleta,  oré por ellos bajo un cielo negro , con los pies en el barro, y un arco iris sobre Vall d´ Uixó,  acompañado de mis  perros con la cabeza chacha escuchando con respeto en el desfiladero de Garrut .

Oremos hermanos.

Ved y escuchad  hermanos, que hoy el arco iris se nos muestra a  los hombres alegres , para que unamos nuestro camino a los fugados del centro de Aluche, porque ellos han bajado los peldaños de arco iris con una sábana para lograr la libertad.

Santa es esa sábana como feliz es el arco iris.

Bienaventurados sean los evadidos de la prisión racista de Aluche, porque ellos nos muestran lo que vale la libertad , y como ella lucha contra el racismo del Estado.

Donde hay estado, Oh hermanos, no hay arco iris ni gente feliz.

Más hermanos escuchad el final.

No tardó mucho en desaparecer mi alegría, como no tarda mucho en desparecer el arco iris.

Regresaba por el pueblo  de la sierra por una avenida llena de bares de borrachos y maleantes nacionales,   cuando escuché las voces de mis compatriotas llamarse unos a otros en la taberna. Lugar, santuario  donde el estado y el mamarracho  se hacen fuertes de la mano de la miseria, la cerveza y la propaganda  racista:

– dijo un hermano que entraba a los parroquianos:

Tilinguis

Y varios respondían a coro a su ruego:

Hiji, Hiji,

 

Tilinguis-

les contestaba camino hacia la barra

Hiji, Hiji-

le coreaban.

De este modo transcurría su conversación durante largo rato.

Y los  del fondo rebuznaban:

IA, IA, IA,

Y el arco iris despareció por vergüenza,  y con el la alegría de esta nación racista  y de gris uniforme.

Angelillo de Uixó.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

 

 

 

Advertisements

All-focus

 

Diario del arte  no es delito, al abrirlo  Don Cece del Valle de Uixó , detiene entre sus dedos la pluma de escribir del papel, contemplando una vieja fotografía que encuentra entre sus páginas. En ella, se contempla como en un espejo evolutivo  de hombre  nostálgico cuarentón, aunque recio y lleno de vigor ,  pero con la melancolía del que tiene un pasado reciente perdido, y un futuro consecuentemente arruinado  en pleitos, en esa fatalidad del destino absurdo que es  la justicia Española, encarada  contra su arte, calificado de odioso, tras un pronunciamiento del 2015 donde amordazaron, secuestraron los jueces, los políticos y empresarios: la libertad.

Unas palabras nacen de sus labios censurados en un monologo distraído lleno de ternura, contemplando cuando  aún poseía una graciosa  melenita castaña que brotaba pura en su hoy cabeza  cuarentona rasurada:

Este era yo cuando tenía 25 años.

Era joven, guapo, inteligente, poseía un gran talento. Tenía todo lo necesario para triunfar. Hoy me pregunto:

¿ qué me paso?

Como es posible que me acabara convirtiendo en un enemigo publico de la nación.

 

30 de Agosto del 2019.

Hoy he viajado en el tiempo, a uno de los yacimientos del paleolítico superior más importantes del País Valenciano, cuando entonces era una nación del silex, una gran potencia en la fabricación de raspadores, puntas flechas, arcos,  hachas, cuchillos, y otros utensilios para la caza. ¡ Qué poco ha cambiado socialmente este país ¡ He llegado a la balsa pluvial de Soneja, se encuentra en lo alto de una montaña, y es uno de los paisajes  más bellos que haya visto nunca. Su lago forma un gran ojo cristalino donde se reflejan las nubes. Sus rocas de rojo rodeno están cubiertas de matorrales, y a la otra punta del lago, unos árboles grandes hunden sus raíces en el agua. La sombra de unos patos cruzan por el agua y el canto de las ranas llaman a las lluvias. A este lago venían rebaños de hombres hace 18.000 años a cazar manadas de animales. Entonces matar costaba mucho, era difícil, todo un logro colectivo, por eso la vida perduraba.  hoy matar no cuesta nada. Lo hacen las maquinas, y la vida perece fuera de esta corta orilla conservada como una reliquia prehistórica.

 

 

 

1 de septiembre del 2019.

A mis compañeros del grupo del arte no es delito. La tregua de agosto de la justicia ha terminado. Mañana el curso judicial se reinicia como las cacerías del paleolítico tras las lluvias.

Estoy  frente las murallas de Sagunto, es domingo y no puedo dormir más,  mañana despierta el elefante con toda su maquinaria dispuesta aplastarme. Sobre los murallas y el  teatro de la ciudad milenaria  veo  que se ha elevado  de nuevo el sol , y ondea sobre mi cabeza que reposa en la hierba del circo romano.

Me va  a dar de lleno en la cara cuando caiga, seré aplastado cuando acabe el ocaso.

Por las noche viene y va  como un fantasma  el elefante cuando cierro los ojos.

Sabéis que fui  fue a luchar yo solo  contra toda la nación paleolítica rechinando los dientes.

Pensé  que ganaría, y ahora viene toda la nación para vencerme.

No son bastante altas estas murallas, ni las trescientas firmas para salvarme.

Mañana despierta el elefante.

He afilado como un silex cada palabra, pero la nación paleolítica  sabe que soy un tierno mamut, y huelen  la justicia española mi  débil sangre de poeta.

He respirado tranquilo en mis campos durante el mes de agosto, he sentido la paz cinco minutos bajo una Jacaranda con una gato negro en sus ramas  pidiendo al señor:

Lava, lava las manchas de mis ropas y mis  heridas, porque me llevan sucio y herido a un juicio sabiendo que no tengo culpas, hasta Cristo  me gira la cara para no verme como tantas veces él,  sacrificados por los siglos de los siglos los corderos que sacaron la lengua  en las naciones paleolíticas. Los perros  conocen mi historia, son testigos de que no estoy lleno de odio ni rabia, pero aún así me han condenado al  infierno los sabios y justos demonios.

Les  daré mi última palabra  camino del cielo:

“Bienaventurados los que lloran porque serán consolados,

Bienaventurados los benignos porque poseerán la tierra,

Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia porque serán saciados.

Bienaventurados los misericordiosos porque alcanzaran misericordia.

Bienaventurados los que sufren persecución por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos.

Bienaventurados seréis cuando los hombres os maldigan y os persigan y cuando profieran toda clase de calumnias contra vosotros. Alegraos entonces y regocijaos por que tendréis en los cielos una recompensa grande” ( San Mateo)

 

2 de septiembre.

Bajando  el poblado Ibero de Orley, por el sendero que desciende  hacia Xilxes , la luz del sol se pierde entre las columnas del edificio del  deposito Segarra y un bosque mediterráneo que florece por los roquedos de la montaña . Un amarillo huevo sumergido entre los picos  se va volviendo más negro, y a las espaldas del fondo, surge la vinosa oscuridad marina que va subiendo alcanzando mis últimas palabras:

Oh Ocaso,

No sé cuantas veces podré de ti.

No me olvides Sol.

No olvides a los más pobres de tus hijos.

Ni a los árboles, ni a los arbustos, ni a las flores,

En la nación paleolítica del silex.

Oh Ocaso.

 

Angelillo de Uixó.

 

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

 

 

Hace años que analizo, escribo, reflexiono sobre las pintadas racistas y fascistas  en los barrios más pobres del municipio de Vall d´ Uixó. Las utilizo como un indicador de la represión social, ya que me he dado cuenta de que  estás pintadas aparecen bajo ciertas condiciones sociales, económicas y políticas . En mis blogs hay una gran colección y análisis de estas pintadas. Al principio, hacia el 2008 nadie les daba importancia, parecían descontextualizadas, sin sentido, ancladas  en los contenedores de basura, en las paredes de atrás de  los centros sociales, en las equinas de los polígonos industriales, bajo los puentes… La  izquierda más progresista, el instituto por la paz y la tolerancia, la concejalía de bienestar social, pronto   minimizaron el asunto y ocultaron las fotos en unas carpetas achacándolo únicamente  la incultura de los lumpenproletarios  de los guetos y a  la moda de ser fascista y pobre.

Les recordé que Hitler también empezó como  pintor  de brocha gorda. Era un indigente  e iba por los barrios pintando esvásticas en paredes junto un grupo de SS.

Evidentemente yo sabia que la izquierda mentía. Reconocía la izquierda política con aspiraciones de poder,   la gran base popular que tiene el racismo, y que no  iban a ser impopulares ante los racistas por una cuestión de principios, de justicia y de humanismo.

En esos años de pintadas racistas, de paro, de ajustes, de primaveras árabes, de guerra en Ucrania, en el Congo,  iban llegando pateras, barcazas con refugiados de guerra que iba siendo encerrados en campo de concentración en Europa, luego repatriados, en España  fueron metidos en centros de internamientos y repatriados a países en guerra o para ser vendidos como esclavos .

En Vall d´Uixó, de aquellos chavales que pintaban esvásticas en barrios pobres, fueron a más , y  llegaron a poner  una bomba en la mezquita, quemaron una panadería de un musulmán, intimidaron a un buen grupo de hombres y mujeres, robaron, extorsionaron, y cuando la cosa se puso fea porque ya era un escándalo , alguien de arriba  les dijo:

-parar chicos,  o de lo contrario, os tendremos con gran pesar que detener.

Por aquella época, junto con un buen número de leyes racistas y nacionalistas, se impulsaron las leyes de seguridad ciudadana, “ la ley mordaza “ se reformó el delito de odio para que cualquier comentario, incluso gesto, crítico o desafiante con el poder  fuera delito penal.

Entre tanto los años pasaban, y  Vall d´Uixó ya contaba con toda su ciudad perimetrada  de norte a sur, de este a oeste ,con pintadas racistas en sus muros, y con sus vecinos orgullosos de ser ciudad una educadora.

Lo inevitable pasó, porque así debía ocurrir, en los centro de internamiento para inmigrantes, verdaderas cárceles de concentración, eran consumadas las violaciones a mujeres migrantres, las palizas a los prisioneros, que eran en realidad rehenes del estado, los malos tratos, las torturas pasaron a ser habituales con la impunidad… incluso las muertes, como la reciente en el 2019 de Marouane Aboubaida, un joven de 24 años.

Esto ocurría ante una ciudadanía que miraba esos centros que ocupaban parte de  sus calles indiferentes, rodeados de banderas nacionalistas, que algunos llamaban la española o la sangrienta, la de todos,  y  entre llamamientos en las pintadas de los muros  a exterminar  a los inmigrantes.

Como siempre, había excepciones,  pequeños grupos que defendían la humanidad y la dignidad de las personas y se manifestaban ante las puertas de los CIEs pidiendo que se cerraran, ya no solo por ser inhumanos estos centros, sino porque estaban en peligros las propias vidas de los rehenes de albergaba, como en el caso de Marouane Aboubaida.

El día en que moría Marouane Aboubaida de una descomunal paliza, en Vall d´ Uixó se terminaban de inaugurar las últimas pintadas nazis de un grupo ultra en la nueva zona residencial para blancos.

Y el gobierno puso en funcionamiento las leyes anti terroristas un martes sangriento contra mujeres, niños, ancianos que se manifestaban pidiendo que no se volviera a repetir otra muerte en el Cies de Zapadores como la de Marouane.

  1. Cuando se cumplen los eslóganes racistas en las calles.

Cuando el gobierno, en vez de acabar con el fascismo y el racismo en las calles, aplica leyes anti terroristas para que se vuelvan de espaldas contra los muros de los CIEs  pacíficos manifestantes que protestan por la muerte de un joven marroquí fallecido de una brutal paliza en un centro de internamiento para inmigrantes, eufemismo de campo de concentración, y lejos de asumir cualquier responsabilidad, el gobierno responde con eslóganes racistas de grupos fascistas que cubren las paredes de los barrios más pobres pidiendo que acaben con los inmigrantes. Entonces,  cuando te vuelvas de espaldas empujado por la policía, por un pueblo alienado que se ha vuelto racista y deshumano, entonces, Oh hermano, sabrás que por defender primero a inmigrantes, luego a anarquistas, comunistas, gitanos… vas a  ser el próximo  perseguido y acusado de terrorismo, incitación al odio, amenazas, atentado a la autoridad.

¿ quién quedará para protestar por ti?

Angelillo de Uixó.

Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

All-focus

 

Hace 12 horas llovía intensamente sobre Vall d´Uixó.

Y hace 16 terminaba de reparar las goteras de mi tejado.

Durante 10 años sin empleo remunerado, viviendo de trabajos en negro, sufriendo explotación y marginalidad, las goteras se hicieron más grandes.

En el taller donde trabajo de jardinero, hay cerca de las aulas un rosal . Hoy   el agua le cubre varios centímetros del tallo hasta sus primeras hojas y sobre las cristalinas aguas flotan hojas y residuos vegetales.

Este rosal me ha recordado  a mi casa, y toda Vall d´Uixó, y toda España, a Venecia: se hunde.

Angelillo de Uixó.

 

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

All-focus

 

El soldador alerta con su incesante zumbido industrial  del lamentable estado del palacio del ángel  junto la puerta de hierro de la galería, carcomida de ventiscas y agua.  Las manos del ángel con electrodo en vez de espada luminosa,  hacen un cordel de fuego para que el viento aullador del invierno voraz se detenga en la puerta.

Voces del ángel junto unos cristales pegados con celo de la ventana de la cocina.

Repasando hoy mi casa me doy cuenta del lamentable abandono en que ha estado sumido, es …como si no hubiera vivido aquí en estos años, o hubiera estado otra persona que no le importaba esta vivienda.

Conforme era yo antes no hubiera permitido esto.

Sin duda todos estos años de desempleo y de enjuiciamiento social y judicial, me debieron sumir en el caos de los desamparados.

De no ser por el activismo social de izquierdas de Castellón , que me rescató de la indigencia absoluta en un huerto abandonado al que había caído cuando fui  expulsado de la sociedad, en el que no podía arrastrar ni mi alma, ni mi cuerpo, de tanta  pena y miseria. Entonces, encontre  la solidaridad obrera que  me devolvió la oportunidad de trabajar,  convenciendo a las autoridades del Ayuntamiento  de que no era un chiflado rematado,  pudiendo incluso  integrarme en un puesto de trabajo… – no sé que hubiera sido de mi ante el brutal proceso    judicial que tengo encima estando solo y en la ruina, estoy seguro de que me hubiera ahorcado para ir al cielo.

Aún estoy bajo el peso de la fuerza instructora,  pendiente de juicio, con un montón de funcionarios dando vueltas y más vueltas a mis escritos y vídeos, dispuestos a meterme en la cárcel. No sé si por compasión, para alimentarme a cuenta del estado y para que no se me caiga el techo encima, o porque piensan que soy un parasito, un vago piojoso muy siniestro que desmotiva el resto de la sociedad.

Mi obra, desde luego, reconozco que es un intento honesto de hacer algo nuevo, aunque haya acabado siendo un desastre como mi casa y como mi vida.

El juez y el fiscal no la entiende, para ellos debo ser algo así como pordiosero inadaptado lleno de odio hacia las buenas gentes como  políticos del PP, banqueros y liberales.

En los interrogatorios de la guardia civil, aunque me trataron con una mezcla de desconcierto y pena, si había uno  de ellos que de vez en cuando arremetía contra mí, mientras me interrogan con preguntas de este tipo:

¿ que significa este escrito de : “ el frente moro y suicida de liberación de Vall d´uixó”?

Entonces este guardia civil saltaba:

Estas loco tío ¿ para qué escribes esas cosas? ¿ pero qué  te pasa por la cabeza majareta?

Sus compañeros le pedían que se calmara, parecía muy disgustado con mis escritos y mi forma de pensar.

Yo no decía nada, trataba de concentrarme intentado recordar lo que decía ese escrito. Este concretamente lo recordaba bastantes bien, se trataba de un vídeo de temática homosexual entre un legionario y dos musulmanes, en la actualidad creo que puede verse por Internet.

¡ qué puedo decir en mi defensa después de tanto tiempo!

Por lo menos yo intenté hacer algo autentico, tener un verdadero compromiso, y el más difícil de todos,  me cruce de brazos y no hice nada real, me abandoné de la lucha  del mundo para crear un personaje ficticio por Internet. Quería estar fuera de esta maquinaría opresiva que nos domina y plantarle cara por Internet.

Hoy de momento estoy rehabilitando la casa. Angelillo d Uixó, el personaje, está acabado. El trabajo que tengo en la actualidad de jardinería me conecta con cierto orden, pero me sigo enfrentando   a penas de prisión por todo lo que he escrito estos años bajo un techo agrietado.

De momento como todos los días , tanto yo como mis perros, y hay cierta dirección en mi vida.

Hasta hace poco,  tenía que desfilar humillado, mugriento y hambriento, empujando un carrito con leña, agua,  delante de amigos y gente a la que quiero.

Si me preguntan como me hicieron en los interrogatorios:

Usted ¿ por qué escribe?

No recuerdo muy bien que dije, pero hoy diría:

Porqué el arte rompe el silencio.

Angelillo de Uixó.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

 

 

 

 

https://www.elperiodicomediterraneo.com/noticias/sucesos/recogen-firmas-librar-angelillo-condena_1239753.html

 

Sentado en un banco del paseo Ribalta encajonado en un pasillo de chopos que me obliga a mirar   al Corte Inglés. Frente a este , espero resignado a que llegue el autobús para volver a Vall d´Uixó. Observo   el cartel verde del supermercado a falta de otra cosa que mirar. Anuncian que es verano.  Un pequeño punto viaja por el aire desde el cartel del Corte Inglés atravesando bolsas de plástico que giran a través de un pequeño remolino.  viene hacia mí,  y se detiene a mis pies.

¡ Es una paloma!

se tumba con las alas hacia atrás, y me mira fijamente.

Pasa un minuto, otro, y varios más.

Pienso que eso significa algo:

Espero que no sea que estoy embarazado.

 

Se lo comunico a mis compañeros del arte no es delito cuando los veo.

Ellos me enseñan la prensa.

 

Hoy la prensa da cuenta de mí, anuncian en una página de sucesos del diario mediterráneo que se están recogiendo firmas para liberarme de los cargos que me imputa la fiscalía por mis escritos y vídeos.

Pero la información estaría mejor explicada,  si en primera página hubieran escrito:

El arte no es delito.

Angelillo de Uixó.

 

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

 

Delitos de Sombra.

Posted: August 6, 2019 in represión
Tags: ,

 

Cuentan los aullidos de los lobos y los graznidos de los cuervos en el gran libro de la selva:

Que en la sombra de estos campos donde se trabaja, sufre y yerra,

cuando una forma humana pasa  portando una candela,

podréis ver como la sombra es guardada,  conservada, y transformada

en el estudio de un fiscal para convertirla en delitos de:

sombra, sombra, sombra.

!Auuuhhh, Auuuhhh, Auuuuhhh…!

***

Por el portón abierto del taller de empleo entra una moto  cruzando el patio de graba.

Los gatos que pacíficamente están tumbados corren dispersos. El motorista se quita el casco mirando atento el jardín.

Los chopos que rodean el patio bailan flexibles en sus ramas más altas con el aire abrasador. El polígono industrial donde se encuentra el taller de empleo parece un cementerio. Alguna alma obrera cansada y solitaria arrastra alguna carga en carretilla bajo la atenta mirada de los cernícalos. El motorista A., alumno del taller de empleo, en su segundo día de vacaciones regresa al taller. Abre la llave del agua que humedece  palmeras y rosales. Camina por una rampa seguido de una gato viejo y gordo hasta un pequeño huerto junto un invernadero. Entre sol y  sombra tiene este alumno 50 metros cuadrados de huerta. Se cubre con la mano los ojos del sol que le ciegan. Media huerta a la que le da todo el día el sol está quemada por este, y media que cuenta con la sombra de unos cipreses  está repleta de frutos.

La sombra influye en las plantas tanto como en los nuevos delitos de sombra. Estos son los delitos que nacen de la ficción. Una nueva forma de conocimiento y represión basado en la ficción de las redes sociales, que se está aplicando en el siglo XXI  a personas físicas con fines de  vigilancia y al castigo. El delito de sombra tiene un formato  idealistas de neo platonismo a lo mito de la caverna del   libro séptimo de la república con algo de idealismo  nazi, pero pasado por las cortes democráticas españolas y refrendado por el Rey , y bendecido por los partidos tanto conservadores como progresistas.

Mientras todo esto piensa el motorista A recogiendo los pepinos, tomates, melones de su huerta. Entre la sombra de las bachoquetas escucha los maullidos de un gato llamado fiscal. va hacia él pensando que está herido, y tropieza con una caña que está oculta entre la sombra y el sol dándole en la espinilla. El motorista  herido sale de trampa de  fiscal cojeando hasta el sol, escucha las risas del gato fiscal que se ha ocultado,  tendido  el motorista en el sol sabiendo la verdad le grita herido:

En la sombra no se ve nada.

El gato responde maullando :

miau, miau, miau.

Angelillo de Uixó.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.