Posts Tagged ‘ley mordaza’

CIMG9214

images

 

amanece rezando la radio de la exclusión desde un cuarto de vall d´uixo. Una bocanada de nubes blancas como la cal queman los ojos. Los campanarios del pueblo, forman una silueta balística en una línea parabólica para sintonizar la exclusión. Dolor en los órganos de la información. Tristeza imperial con arte de comedia de ramas en la voz del ministro de economía que se sube por las palmeras para condenar un manchestariano bombazo, y ocultar que no es él un verdadero un animal.

Dos euros sobre una mesita de ese cuarto.

No te preocupes- exclama al verlos curro excluido metiéndolos en el pantalón.

Es el dinero para pasar el día.

Se feliz- se dice curro excluido calzándose los zapatos.

En la mesa del cuarto, notas de guitarra, carta de iberdrola con amenaza  de corte de la luz y  otra de correos para que pase a recoger un envío del juzgado.

¿ qué habré hecho ahora? se pregunta curro excluido,  antirevolucionario excluido social al que le llueven las denuncias, las deudas por no hacer nada, por estar siempre quieto como un búfalo en un pantano donde cazan los grandes señores.

Al mirar desde la ventana, ve dispersarse  las vaporosas nubes blancas llegadas del mar, señal de calor tropical.

Junto al muro de su casa, barracas de cañas, y tomateras que no paran de crecer abriendo sus hojas llenas de sensual frondosidad. se respira  clorofílica desde la ventana, sube de la huerta que ha creado que recrea la historia de los moriscos de vall d´uixó.

la mano se le va a la guitarra sintiendo un gran buen rollo. Radio fascista cadena ser vall d´uixó, trasmite odio.

 

Yo a lo mío- dice curro exclusión tocando un rif senegales y cantado:

El dolor globalizado

tiene anchos caminos

Y una sola dirección.

llega de arriba a abajo

de los altos despachos

a los infiernos más bajos.

Nos cortaremos la lengua

entre las hierbas

cuando suba de abajo a arriba

para que jure bajo tierra

contra el dolor que baja del cielo.

Tras dejar la guitarra, una despedida a su casa por su policía lo detiene por la nuca, y una oración para que el juez que le haya tocado, por sea que hubiera hecho, o supuestamente denunciado de imaginado de haber hecho, sea piadoso con su actos, visiones y comentarios.

 

Que buen rollo para el PP, guardia civil y policía local, sale la presa una jornada de atentados.

Buena caza, aquí esta vuestro búfalo.

Angelillo de Uixó.

Choose a License<style type=”text/css“> .update_bar { background-color: black; color: white; max-width: 800px; margin: auto; padding: 5px; text-align: center; border-radius: 1em; } #content[dir=”ltr“] .update_bar input { margin-left: 14em; background-color: white; color: black; } #content[dir=”rtl“] .update_bar input { margin-right: 14em; background-color: white; color: black; }

bandera

Salieron del congreso a la calle con una cruz  y una bandera para levantar a los muertos,

Convencieron,

!Sin decir una sola palabra!

En las gradas y en los palcos miraron para otro lado.

! Sin escuchar una sola palabra!

cuando pudrieron a los vivos

cosiendo su boca a los muertos.

Fue un beso eterno y helado.

Un beso de desquite contra la corrupción,

un beso bendecido en las iglesias y en los telediarios por casto,

Corrupción  vigorosa como un martillo,

por  emocionar y cortar la carne hasta de un perro.

Se ahogaron las gargantas en el tintero de la corrupción.

Aljibe lunar de amargado llanto,

del que salen las manos, las voces, los fiambres ibéricos resucitados,

a defenderse de la acusación de descomposición.

! Sin decir una sola palabra!

Dispuestos a beberse la sangre del que no les crea.

Angelillo de Uixó

Choose a License .update_bar { background-color: black; color: white; max-width: 800px; margin: auto; padding: 5px; text-align: center; border-radius: 1em; } #content[dir=”ltr”] .update_bar input { margin-left: 14em; background-color: white; color: black; } #content[dir=”rtl”] .update_bar input { margin-right: 14em; background-color: white; color: black; }

 

 

 

 

 

 

Tirado en el suelo, arrinconado como la espontaneidad de un tuiter, cuyo contenido sin cuerpo se puede convertir en grave delito, como lanzar una flecha a un guardia y asesinarlo con palabras, se escucha en la radio la condena a Cassandra por escribir unos tuiter sobre Carrero Blanco.

El cielo se ha quedado algo más vacío bajando a la tierra los santos, y ahora les cantamos,

recomponiendo la noticia de la radio.

De base,

el rif del día de la bestia de Def Con Dos.

La letra llena de estupidez que refleja nuestro tiempo :

“Una estudiante de historia,

mira un punto lejano en el tiempo.

Textos, chistes, fotos,

que cuentan que Carrero Blanco fue el primero que llego a la luna.

Jueces,

que contradicen estos hechos,

y afirman con sus autos que el santo nunca fue tan lejos.

( Coros)

EL día de los santos

El día de los santos,

se juzga en el supremo.

La historia,

muestra como todo se repite,

y hace un chiste de nosotros.

Cuando las luces se apagan en los calabozos.

Y el condenado ya está solo,

entran policías riendo

a preguntar al torturado,

por haber hecho un chiste de un fascista asesinado

¿ quién subió al cielo el primero?

El día de los santos,

EL día de los Santos.

Punto y seguido desde Carrero Blanco”

Angelillo Uixó.

<a rel=”license” href=”http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0/”><img alt=”Licencia de Creative Commons” style=”border-width:0″ src=”https://i.creativecommons.org/l/by-nc-sa/4.0/88×31.png&#8221; /></a><br />Este obra está bajo una <a rel=”license” href=”http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0/”>licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional</a>.

 

 

 

Dedicado al diputado y ex alcalde de la vall d´uixó, el muy honorable Óscar Clavell por su labor de fervor en el folclore local. El tripartito en su reconocimiento.

Había sido el pueblo renovado por la izquierda. Por eso en la tarde anterior a la víspera de la romería de San Antonio, en la localidad de Vall d´Uixó, había un ambiente liberal rodeando todo el garroferal perdido donde se ubicaba la ermita de San Antonio, dedicada a este  patrón de los animales. Entre almendros podridos, que se mantenían como momias sobre sus troncos albergando  viejos frutos disecados y ennegrecidos entre sus huesudas ramas, sonaba música de guitarras eléctricas. Pudiera parecer un acto de provocación a la ley mordaza, y hubiera sido delito de odio y apología del terrorismo, si entre aquellas gentes que tocaban y escuchaban coreando el famoso tema: ” autopista al infierno” de la banda angloaustraliana AC/ DC, hubiera habido anarquistas. Sin embargo, se encontraba con ellos el sacristán, practicando sus bendiciones bajo el anillo de ramas de los viejos pinos. Por eso, estos acontecimientos  quedaron  en un simple ocaso entristecido, con aires de esperpento, brujería en un ambiente alternativo liberal , al que nadie daría cuentas, ni tendría que rendir explicaciones en el cuartelillo de la guardia civil o fiscalía  por tan insólito concierto. Las casetas colindantes, de gente humilde y esquizofrénica, estaban a esas horas extrañamente alteradas. En ese ambiente de pobreza y austeridad, donde estaba impuesto a estas desgraciadas gentes  el castigo como norma, así  como el temor a las autoridades municipales, fueran del signo político que fueran, reinaba esa tarde noche una gran excitación por el ambiente festivo. Por ello hicieron a lo largo de la semana un gran esfuerzo por dar un aspecto de normalidad al lugar pintando las fachadas, quitando hierbas del suelo, arreglando cercas… En definitiva, adecentando el sitio para los visitantes. Conforme llego la noche, las luces se encendieron. No dejaron de hacerlo hasta bien entrada esta, cuando habitualmente estas gentes tranquilas y humildes, se retiraban poco después de las diez de la noche a descansar.

Sin embargo, esa noche las luces, las voces, incluso la música proseguía en las casetas. Incluso los perros de los corrales parecían contagiarse de esa súbita excitación social, y los machos se aupaban sobre los lomos de otros machos, los gatos por los tejados aullaban en celo, y la luna lo observaba todo con disimulo.

Terminado el mini concierto, minutos antes de que sonaran las campanas anunciando las doce de la noche, ese ambiente miserable y oscuro del lugar volvió, con el silencio más absoluto. Los perros se tumbaron sobre la tierra húmeda de los corrales, los gatos desaparecieron de los tejados, y los vecinos de San antonio orinaron en alguna esquina antes de meterse en la cama.

Fueron los perros  ladrando frenéticamente los que despertaron a los vecinos tras tanta agitación de la noche anterior. Los perros ladraban nerviosos, asustados, mostrando como acto, más que de valentía de cobardía, los dientes a los forastero. Docenas de personas  caminaban indiferentes con un pañuelo verde al cuello y un bastón. Sus rostros llenos de severidad y estupidez, que no tenían nada que envidiar al de sus abuelos, aunque iban afeitados y los cuerpos eran más estilizados, llegaban de todas partes del pueblo acompañados de hijos y perros, que fielmente seguían al cabeza de familia.

Los niños debían aprender lo que significaba todo aquello, en cuanto al gato o el perro que les acompañaba, mirando a todas partes sin comprender nada, estaban exento de esa comprensión. Las costumbres, heredadas como la inteligencia entre las buenas gentes de vall d´uixó, pasaban de unos a otros, generación tras generación, aunque ahora tanto las costumbres como la inteligencia, se había convertido en un mero folclore, casi con aires de mito. Los romeros formaban una larga fila, que recordaban las migraciones de los búfalos en las praderas americanas, aunque vistos  de cerca,los romeros disminuía el tamaño, y más bien parecía una larga fila de asnos siguiendo como los salmones sus instintos que los empujaba cuesta arriba a escuchar unas palabras que no comprendían. Las divinas palabras del sacristán dando misa en latines:

Paz y bien.

Angelillo de UIxó.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

La indomable Ley mordaza de Angelillo de Uixó.

 

 

EL guión, una hoja del médico escrito entre las flores del huerto, principalmente ortigas. EL decorado, una televisión tirada en el prado y una silla encontrada. En el quicio del paellero, un bardo mal pegado sirve de trípode improvisado donde se apoya la cámara.

Y un, dos, tres …

unos saltitos hasta la silla, y empieza la acción.

Rodando Angelillo de Uixó.

¿ me estoy grabando? ( dudas de si está encendido el botón rojo, carraspeo humm…)

Cobrando compostura, pasa la duda. Mira fijo a la cámara. Primer plano, saca de su boca un tapón de butano que le provoca arcadas. Escupe babas y saca de los labios un hilillo de saliva de forma lunar que recoge con los dedos de la mano dejándolos plateados para hablar.

“ No pretendo con este vídeo cuestionar la ley mordaza, ni la tortura en España.

Tan solo pretendo recuperar el tiempo perdido.

Yo…

ya no soy un hombre desde que me puso una mordaza en la boca la ley.

Desde entonces me pregunto una y otra vez:

¿ para qué sirve saber leer?

Os lo dire, para nada, si no es para perder a un hombre bueno, trabajador y honrado.

En las letras está contenida toda la rabia y el odio del mundo.

Nada hay tan condenable como los libros.

Eso es lo que pierde a cualquier hombre bueno, honrado y trabajador.

Cuando alguien desfavorecido por el sistema. Un hombre que ha perdido su empleo, su casa y sus hijos, lee la constitución, se siente furioso. Se queja, se indigna. Y lo manifiesta por escrito, como en mi caso. Entonces la indomable ley mordaza, lo caza como a un perro y lo amansa.

Muchos enloquecen tras haber escrito un twitter, otros se lanzan de cabeza por el puente o se tiran a las vías del tren tras hacer un vídeo en youtube.

Así es, así es.

Yo he conocido a docenas de personas que les ha pasado esto. Debido que tengo la desgracia de que sé leer, y a que me permiten conectarme a internet en la biblioteca de vall d´uixó. Allí he tenido noticias leyendo a cientos y cientos de desgraciados contando sus miserias, sus penas por internet, en vídeos de youtube, en facebook, en blogs, en foros de poesías.

¿ Qué ganan con eso? Muchas veces es el mensaje que cuelgo.

Nada, absolutamente nada.

Todo lo contrario.

Siempre acaban perdiendo, me recuerdan a esas tortugas de tierra. Algunas de ellas aún se pueden ver en vall d´uixó. Siempre van hacia el mismo lugar. Tienen algo raro en la cabeza que no les hace cambiar de dirección a esos bichos.

Esta gente es igual.

No se puede hacer nada por ellos, siempre acaban diciendo algún chiste que les acaba delatando y haciendo saltar las alarmas de la ley mordaza. Entonces llega la cárcel, la locura, la exclusión social, el ser señalados como pirados terroristas, y al final… el suicidio.

Ninguno escapa.

Acaban una noche estrellada, mirando el cielo desde lo alto de un puente mientras cantan los grillos y les llaman las ranas.

Los coches pasan por su lado indiferentes.

Un salto, y se acabo.

Si señor.

Pobres diablos,

a los dos días nadie se acuerda de ellos.

A la gente normal ni se les ocurre pensar que fue una ley la que les empujo.

Y si alguien lo piensa, ni se le ocurre decirlo, porque sabe que es el siguiente en saltar por los aires.

Si señor.

Así son las cosas.

Será mejor que me calle.

Angelillo de Uixó.

SI señoría, era todo una broma, una broma.

Claro que pienso que hay libertad y democracia en España señoría.

Advertencia al lector.

clasificado como cuento es un guión muy breve de un vídeo calificado de amenazas graves y por el que puedo ir 12 años a prisión.

<a rel=”license” href=”http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0/”><img alt=”Licencia de Creative Commons” style=”border-width:0″ src=”https://i.creativecommons.org/l/by-nc-sa/4.0/88×31.png&#8221; /></a><br />Este obra está bajo una <a rel=”license” href=”http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0/”>licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional</a>.

Oír al aljibe cantar.

 

Dedicado a la memoria de mi pobreza circular, y a las amenazas de las fuerzas vivas que me mantienen bloqueado y vigilado, en un cerco blanco donde espero la muerte.

I.

El aljibe.

He barrido el techo emocionado,

para que entrara el agua bailando.

Ha dormido seco el aljibe,

Desde el otoño pasado.

Y hoy está de fiesta cantando.

II.

Antes de oír cantar al aljibe.

Dentro del aljibe,

dormía seca mi miseria y soledad.

En la cuesta de San Antonio,

me defendía solo

cargado de agua de la fuente.

Cada mirada que me cruzaba,

era una mirada de muerte.

Angelillo de Uixó.

<a rel=”license” href=”http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0/”&gt;Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

 

dscn4516

Otra vez solo. Solo en tu huerto. Envuelto en la pobreza de tu trabajo, y señalado por la sospecha de la gente como si fueran estos un padre que riñe de este modo a su hijo:

Eres un vago.

Pero mira, mira todo lo que has trabajado y todo lo que has creado: un verdadero huerto en un secano.

Tu has vuelto a escribir en la ciudad de los lobos el evangelio.

¿ No lo sabes todavía?

Acaso buen hermano no gritan tus sienes:

te ganaras el pan con el sudor de tu frente.

Y tu corazón no predica lleno de temor por tu siembra ante los más necesitados y miserables habitantes de la ciudad de los lobos como un buen pastor:

No robarás.

Oh ecce homo singular. ¿ No ves que los que llaman a tu puerta y te siguen, por ti solo tienen una palabra para definirte como aquel que murió en la cruz?

¿ Y qué palabra es?

Compasión.

Ante esa palabra tan desgastada, tan llena de martirio, huyen despavoridos.

Huyen hacia los campos los simples para formar un rebaño de inocentes.

Un rebaño trastornado por la mentira de la paz, la seguridad, el progreso. Un rebaño envenenado por la tabla de los mandamientos que dicen:

No robarás.

Y el rebaño ha firmado un contrato en la tabla de los pastores que les han roto en la cabeza gritándoles otro mandamiento, que quizás fuera su salvación si no lo cumplieran:

No mataras.

Así firman su sufrimiento en el silencio, en el silencio de los pastores que te acompañan. El silencio de una mordida del 50% por cada cajón de naranja de cada trabajador.

Y ahora ríe, ríe, ríe ante los que te señalan y grita al cielo:

¿ qué me importa a  mí mi pobreza  y el sufrimiento de mis hermanos?

¿ qué me importa a mí que el gobierno del reino se quede un tres, o un treinta por ciento de cada obra que adjudique?

¿ qué me importa a mi que las ett se queden el 50 por ciento del sueldo diario de los trabajadores y las cooperativas el 10 por ciento?

Ya llegaran al reino donde yo estoy si se quieren salvar.

Angelillo de Uixó

<a rel=”license” href=”http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0/”><img alt=”Licencia de Creative Commons” style=”border-width:0″ src=”https://i.creativecommons.org/l/by-nc-sa/4.0/88×31.png&#8221; /></a><br />Este obra está bajo una <a rel=”license” href=”http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0/”>licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional</a>.