A 1 del 2015, odisea del espacio bajo libra.

Posted: July 1, 2015 in educación
Tags: , , , , , , , , , ,

A 1 del 2015 , odisea del espacio bajo  libra.

documento que debemos portar los imputados siempre con nosotros

copia de imputadoAngelillo de Uixó

My beautiful picture

My beautiful picture

¿ No sera mañana ya día 1 de julio?- me hice esta reflexión matemática con dudas de si era este el ultimo día de Junio observando en la soledad de mi cuarto el crepúsculo . Las primeras estrellas empezaban a parpadear, y la luna llena entraba por mi ventana. Yo empecé a buscar por los desastrados cajones de mi cuarto la carta de libertad provisional para entregarla en el juzgado a la madrugada. Era aborrecible la calma, la monotonía en espera del juicio, o de los juicios, ¿ qué importaba ya? ¿ cuántos juicios tenía pendientes? ni lo sabia a ciencia  cierta. las notificaciones, los requerimientos me llovían como del cielo. llegaban con una música celestial del cartero llamando a la puerta y ofreciéndome su boli con una amplia sonrisa para que firmará el recibido.
No me afectaba lo más mínimo.

buda-thumb
Cerré los ojos en ese instante para sumergirme en mi ,haciéndolo con la mirada cerrada en la oscuridad que causa la piel de los parpados, donde flotó la imagen luminosa de la navaja abierta que había dejado sobre la mesa llamándome.
Sentí al cerrar los ojos mi personalidad flotar como un fantasma, retrocediendo muchos siglos en la humanidad para hacerla más grande. atravesé la Puerta de los leones de Micenas, me reí del oráculo de Delfos. comparecía de nuevo en los juzgados de nules, hacia esto cada dos semanas desde hacia nada menos que dos años. Aquello era cómo cruzar a través de un puente a otra dimensión. Este ejercicio de fichar servía para fortalecer mi espíritu ante la adversidad, para recordar las calamidades de la existencia que atentan contras el autarquía del individuo, y sobre todo, era una ocasión para decir alto y claro señalando a jueces, fiscales, abogados, funcionarios: “que allí había juzgando más culpables que los que se sentaban en el banquillo”

justiciaDSCN0128

También era una ocasión para masturbarme de nuevo delante de la escultura que había en la entrada de los juzgados, donde se representaba a una hermosa mujer hecha de mármol que superaba a muchas mujeres de paja que andaban por la calle. La escultura era anatómicamente perfecta, e iba mucho mejor vestida que la mayoría de mujeres que yo conocía. llevaba puesta una toga blanca que le caía recogida hasta los pies. sujetaba grácilmente, mucho mejor que las gitanas del mercado, una balanza de libra en una mano. Sus ojos no se como serían, pues los llevaba vendados. Yo estaba asombrado recordando mi masturbación ante ella, y de que me acusaran de haber ultrajado a esta monumental dama.

¿ Pero cómo?- me preguntaba tratando de comprender la inteligencia de mis semejantes.

! si no puede ver!-  grite asombrado a mis captores en el instante de mi injusta detención mientras un policía me  metía cómo si yo fuera un discapacitado el pene en mi pantalón y me subía la cremallera.

yo pensaba:

¿ qué debía importarle a la estatua que yo me masturbará ante su divina presencia?
sin embargo  no fue así. realizando estos naturales ejercicios masturbatorios fui acusado de varios delitos, el más extraño de todos de desacato nauseabundo al tribunal.
A lo que le respondí escuchando estos cargos ante el tribunal:

reconozco lo nauseabundo de sus virtudes y de su conciencia, incluso les felicito de que comiencen  a pensar por si solos en ello.
Antes de llegar a este momento, llevado delante los sacerdotes de la justicia. En plena y agitada detención me encare con la gente del pueblo que estaban mi alrededor . Andaban  escupiéndome, y me llamaban marrano. aplaudían a la policía que me detenía.

A lo que yo les grite:
Sois idiotas hasta haciendo justicia.
Lo que provocó  mayores flemas contra mi cara. Estaban tan fuera de sí que no parecía  molestarles que la propia policía que me detenía les pegara.
yo empecé a reírme de todos ellos, y la gente aún se exaltaba más por estar yo sereno y feliz.  intentaban llegar a mi para golpearme, cosa que me entretenía horrores , pues entonces recibían  golpes de la policía, y parecía gustarles ya que les daban la razón:

gritaban entre patada y patada policial que yo era un tipo violento y que me tenían que meter en la cárcel de por vida.

A lo que yo les respondí:

Pongo mi vida en vuestras manos.

Abrí los ojos de nuevo saliendo de mis recuerdos.

Estaba de nuevo en mi cuarto tratado de comprender las últimas palabras que dije en esa detención:
Pongo mi vida en vuestras manos.
Acaba de darme cuenta de que era la única forma de hacerles comprender, e incluso comprenderme a mi mismo.
la luna estaba frente a mi ventana, veía su rostro repleto agujero.

Presenciaba una tumba blanca flotando en el cielo que me requería.
Yo presentía que pronto iría allí.
Angelillo de Uixó.

Licencia de Creative Commons
A 1 del 2015 , odisea del espacio bajo libra. by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en angelillo201.wordpress.com.
Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s