Posts Tagged ‘violencia de género’

 

Prólogo.

Fiestas de peñas de Vall d´Uixó. Año 2017. La raya se encuentra en cualquier mesa bajo las carpas. Los personajes casi fantasmas de gozo violento poseídos por las drogas. anarcaizados en ese ambiente chabacano de festejos taurinos y religiosos. Historia de amores pasionales en lenguaje musical  de ballenato les bombardean los oídos donde sucumben  como perros sus protagonistas. Cultura patriarcal hispánica. La víctima  una pareja que se pegan. Los testigos son los asistentes  a su alrededor que no estén ni ciegos ni sordos ni sean subnormales.  Estos actúan metódicos ajenos a cuanto les incumbe a la conciencia. Hay de todo en la indiferencia, de derechas , de izquierda, y de centro. Los gritos que valen son los de salvar la fiesta, carpe diem. ser feliz. sexo entre idiotas.

El contrapunto a esta escena, lo pone una vida mortificada por la perdida. Excluido de esta escala moral de valores de peñas en fiesta, y capitalismo turístico, su baile transcurre  entre objetos que le recuerdan constantemente todo lo perdido en la crisis. Su coche destrozado, su moto rota, la casa que parece un escenario de la guerra de bosnia. Todo destruido por el tiempo que lleva sin contrato y trabajando en negro y en un huerto sin agua. El colmo de los castigos. La vecindad que le rodea, se persona constatemente contra él. le recuerdan los coches que tienen, sus casas, sus proyectos de vida basados en sus pequeñas pagas del estado que les sirven para afianzarse en sus amores de si quiero. Se renuevan estos cada día en su pacto, mientras se sostengan sin dificultades económicas, y puedan incluso permitirse vengarse contra el que no tiene nada, más que una gran carga de insultos y vergüenzas. Por eso esta gente, ante cualquier canallada que sacará a la luz su silencio y les delatara  su complicidad , obligando a reconocer donde viven y quienes son de verdad ellos:

¿ que harían?

En la soledad de la exclusión  la comedia hispana se revela con explendor.

I.

Teléfono 016. ! Que noche aquella!

Dando gritos esta su voz a una ventana la muchacha con sombras de dudas.

La miran en la calle como una sirena a la deriva.

Se aleja con la boca abierta. Arrugada no se sabe si por los golpes, por las drogas, por los orgasmos fingidos de su insoportable compañía. Penetra por el pueblo de Vall d´Uixó. Se acerca a ella la charanga de fiestas y la rodean. Les pide que no la toquen. Dentro de un casal unos chicos beben  celebrando la noche.

Tras la muchacha con sombras de duda, en las ventanas ha dejado escrito su grito en silencio de plomo:

si nadie tiene la culpa de veros caer.

Y ahora que ha pasado el tiempo,

parece que esos amantes prohibidos nos hayan robado las palabras.

Como si la chica sirena y su compañía nos amenazaran con hundirnos en su fango,

después:

De aquella noche…

 

Angelillo de Uixó.

 

 

 

 

Personajes dramáticos:

Una madre,

una novia,

Francisco Julian ( hijo y novio)

Perla ( la perra)

El manuel ( vecino)

Don Torrao.

Un rumano.

Una loca.

El escenario de la acción cerca de las grutas de San José en la urbanización El Progreso. Vísperas del día de la madre, enredos de perros entre vecinos, enredos de perros enamorados, enredos de Perla, una perra, en una cadena. Cuesta de San José, en una caseta:

el hijo, la novia  y la madre.

teléfonos preocupados en la caseta de más arriba, donde mal vive el aludido en la discusión, un rumano y su socia, con cabeza certificada por psiquiatras de que esta perdida. Voces de reyerta  van hacia el rumano. Los vecinos de alrededores de picardeo distraídos. rascándose la sangre de los brazos el compadre El manuel , a su fontoche trágico de cuñado de dos palmos, el Torrado.

Si no baja el rumano no es hombre.

A lo que el  Torrao  asevera como un teniente judicial en una barrera de toros.

Si así no fuera como debiera, a Francisco Julian le tocara ir en su busca.

Dentro de la casa, platos rotos, escena demencial de golpes. Orquesta habitual de farandules de barriada subproletaria . cacerolada contra los muebles amparada por las autoridades. La madre llora repitiendo el nombre de su hijo:

Francisco Julian.

Se equivoca Francisco Julian al contemplar las lágrimas de su madre. Lágrimas que corren contrarias a derecho barrial.

¿ Cómo se lo puedo explicar a su madre? ( se pregunta el hijo repasando el lenguaje)

Francisco Julian se explica de forma sencilla para que lo comprenda su madre.

que para que llore mi madre, que llore la suya.

que en cuanto lo vea bajar con la bicicleta sin casco al rumano, lo chafo, primero alante y luego hacia atrás,

gritos con las manos en la boca

que paga el seguro.

Francisco Julian sale al porche de la casa y se coloca en la vertical a la caseta del rumano atrincherado tras su socia para que le escuche:

Que eres un invitado, que en tu casa no mandas,  ¿ como vas a mandar si eres un invitado? El día que te de la patada la loca te vas bajo un puente.

La novia a la madre,  ahora que el novio esta hablando con el rumano.  Gesto de prisas, pero tranquila en su voz y agradable con su suegra.

Creo que me voy, no sea que venga la policía.

La madre, afectuosa, intentando convencer a la futura nuera:

¿ No quieres quedarte a cenar?

La novia, dudando, cede.

Bueno, pero si veo que viene la policía me voy. No me fío de esa gente:

Francisco Julian se golpea  el pecho con el puño y va hacia la perra a la que suelta. La perra Perla liberada, causante de la disputa trotando feliz junto a su dueño con el rabo alzado insignia canina del nirvana. le acompaña mientras este canta dando pasos por la explanada vallada de la caseta ante las mujeres que les miran como en un desfile desde la ventana:

a mi la legión.

La novia y la madre los miran y suspiran.

Francisco Julian entra con la perra a la caseta hablando solo:

ahora va a ver ese rumano.

!que ate a la perra, que ate a la perra!

Vuelve a salir a la explanada y grita en a la misma dirección donde vive el rumano:

No me sale de los cojones atar a la perra hijo de puta.

Vuelve a entrar, toma una cerveza y bebe. Repasa los acontecimientos mentalmente, intenta comprender. Para ello se sirve de la estrategia del monologo

Yo el primer día no comprendía nada.

que la perra ladra, que la perra- me dijo le rumano.

SI ladra- le conteste.

que la ate me dijo y la ate

EL segundo día me dice que la perra ladra.

Y el tercero otra vez que la perra ladra.

Y el cuarto  me denuncia.

Al recordarlo, indignado sale a la explanada a gritar en a la misma dirección:

Invitado, que eres un invitado que no mandas ni en tu casa. Mete a tu madre a puta.

Que la perra no la ato porque a ti te de la gana, mantenido.

Mirando a la perra lleno de rabia.

Venga Perla que no vamos a por el rumano

Sale con la perra en dirección a casa del rumano.

La novia a la madre:

Ahora si me voy, va a llegar la policía.

La madre de rodillas,  recogiendo con el recogedor los platos rotos.

No te preocupes, que el rumano no saldrá. estoy haciendo pollo.

Voces lejanas, ladridos de perla, gritos de la loca que defiende a su rumano:

que llamo a la policía, desgraciado, sin vergüenza. Vete, vete de aquí que llamo a la guarida civil. ahhhhh.

Baja sonriendo Francisco Julian con el alma tranquila y la perra en comunión de felicidad:

No ha salido- les dice a las mujeres

Ves- le dice la madre a la novia.

Una furgoneta arranca con la loca y el rumano.

escándalo de voces desde la furgonta a la llegada de la caseta de autos El rumano con el móvil.

Salen todos a la explanada

Dime ahora, dime ahora lo que me has dicho.

Francisco Julian tras la valla metálica que circunda la casa en silencio. Sonrisa en los labios.

La furgoneta se va al cuartel de la guardia civil a envenenar la paz y la convivencia vecinal.

La madre sale de escena una vez ha preparado la cena y deja a la pareja.

La borrosa silueta de la luna lechosa blanquea cadavérica el mar.

Los efluvios de la cerveza bajan a los sensatos labios de Francisco Julian que se siente hombre autoritario. No debe calibrar bien la reacción de la novia. reacción desorbitada, cuando a un comentario hacia su madre. La novia empieza a golpear a francisco Julian que reposa en la cama desnudo como un pacha, asombrado de la tormenta que se le viene encima.

Vuelve a decir algo de mi madre hijo de puta, vuelve a decir algo de mi madre.

Se escuchan de nuevo golpes, patadas y gritos procedentes de la casa.

La novia sigue a Francisco Julian que como un autómata se ha puesto en pie y se ha calzado en un segundo como un legionario. Va desnudo y con botas a paso de oca bajo la luna desfilando por la explanada vallada de la caseta. Ella golpea la valla metálica que suena a grillos cantando bajo las estrellas de mayo.

Hoy vas tu a la cárcel hijo puta-

Él no dice nada, solo camina muy fuerte, sus pasos son un lamento triste de final  dentro de un cerco vallado.

La novia sale tras  insultarle.

Francisco julian cierra la puerta para que no se escape la perra y se encierra en la caseta, alcanzar de sus últimos días.

Ella arranca el coche,  grita el claxon. pita con su voz a los vecinos que permanecen  indiferente:

me ha pegado, me ha pegado.

Vuelve con el coche ante la puerta cerrada para terminar la escena:

Abre hijo de puta.

 

Angelillo de Uixó.

Choose a License .update_bar { background-color: black; color: white; max-width: 800px; margin: auto; padding: 5px; text-align: center; border-radius: 1em; } #content[dir=”ltr”] .update_bar input { margin-left: 14em; background-color: white; color: black; } #content[dir=”rtl”] .update_bar input { margin-right: 14em; background-color: white; color: black; }

 

 

 

 

 

CIMG9031

Las nuevas voces de una hispania moderna naufragan entre las cuatro paredes  de las casetas San Antonio. Al nacer fueron  cal, con la edad han sido pintadas con una paletada plástica de colores de comunión que enciende la madrugada de escopetas de levante entre chumberas,  madrigueras y olivos que cantan con las presas del parany.

Cruces surcan el cielo con los brazos abiertos en los asientos. Almas de veraneantes que viajan de aeropuerto en aeropuerto sobre los surcos de ajos que se hunden cubriendo de puro blanco el suelo.

Brisa marina traspasa las cuatro paredes cuadradas. Llega empapada de bebida y amargura. Velero de llanto que mueve oscuras galerías bajo tierra donde descansan los gallos y las rosas que resucitan mojados de sus propias heridas. Fenixs de desdichas que se crucifican crucificando.

Picos y espinas se enredan entre muslos lanzándose un vomito alcohólico al quitarse la manta.

Se escupen los pechos,  arrancan las manos, sacudiendo los cabellos siempre cargados de tirones despeinados.

Se rompen los espejos al mirarse.

tranquila es la sangre que se hace mala,

en la hora en que dan palmas los gitanos.

Tranquila es la sangre cortada,

que busca nueva sangre para cortarla y marcha.

Allí queda la casa,

cuatro paredes mal puestas.

Un lamento se escucha quieto,

un gemido de perra olvidada que aguarda,

la segura agonía de vuelta en el monte.

Con las manos clavadas a la madera de la barra

golpea los vasos de whisky su amo que olvida.

Con una corona de espinos clavada en la cabeza,

esfina su dueña siete metros de madero de barra

con polvo de vía láctea para hacer el camino de vuelta a casa.

Cuando recuerden que han de regresar,

te enterraran.

lanzas al aire donde vibra un lamento de dolor contra el cielo

capaz de cortar los dedos de los gitanos que dan palmas.

Una corona de ajos blanco para cubrirte,

cuando regresen tus dueños.

Yo escribiré en tu epitafio,

dando palmas con los gitanos:

Vivan tus dueños.

La siguiente crónica poética está basada en hechos reales, para no asustar a nadie, la sangre no ha llegado al río, la perra protagonista de nuestra historia, Perla, aunque ha sido descuidada de una forma brutal, atada sin agua y sin comida durante varios días, quedando para colmo la cadena enganchada en una grieta de hormigón sin poder llegar a la comida y agua que varios vecinos le llevamos, ayer fue liberada por la policía local .  la situación creada es achacable a un modelo  sociedad más atrasada de lo que parece. El atraso africano ha sido ocultado con un fino maquillaje europeo. Las autoridades, bastantes miopes, preocupadas por el turismo en las cuevas no lo reconocen. Eso ya lo pagarán en la historia local. La vall d´uixo del 2017, es un anacronismo a la españa de principios del siglo XX descrita por Valle Inclán, Machado, la del 27 de Lorca, la de los años cincuenta de los Santos Inocentes de Delibes. Las pruebas para esta afirmación son mis crónicas , mi biografía , la vida que arrastro en este espejo deformado.

la vall d´uixo del 2017 se ha adaptado con su nueva tecnología, con los desarrollos en la informática, con su inclusión incluso a europa, a ese tiempo eterno de la España inamovible de esperpento,  atraso social y barbarie de siglos.

Vivan nuestras cadenas.

Angelillo de Uixó.

 

Soy testigo de veros caer.

 

Detrás de la ventana empieza la función, la del testigo.

Hay que ser muy cínico para vivir en un sitio donde le pegan a una mujer, y te enfrentas a esa situación en contra de todos. Nadie te escucha, y menos cuando esa mujer vuelve al cabo de dos semanas a llamar a la misma puerta para que le vuelvan a pegar.

Puedes, reírte, puedes llorar, pasar pasar.

Hay que vivir en un sitio muy cínico. para que el testigo sea denunciado, acosado y detenido constantemente.

Lo mismo pasa si intentas ayudar a alguien que pasa hambre cerca de ti, muy cerca de donde vives. Hay que ser muy cínico, o estar muy ausente del mundo, para que esa persona acabe denunciándote.

Pero es así, no sé el porqué.

En definitiva, hay que ser muy cínico para vivir en San Antonio, vall d´uixo, y yo como no lo soy, necesito narrarlo, por eso hago: canción testigo, canción de lo que veo y de lo que escucho. Acompaño incendios, puñaladas, peleas, perros abandonados, acosos infantiles, con acordes de guitarra o notas de flauta.

No sé si servirá de algo, tampoco estoy seguro de si ese es el camino correcto, pero os dejo esta canción.

Empieza en si menor.

 

Una bella voz,

tan dura como una cadena,

une un amor,

tan inseguro

como niños cuando juegan.

Se encuentran en un salón oscuro.

Lejos, tan lejos.

Oh, Oh Oh; Oh

 

que no hay forma de encontrar nada

que parezca amor por mucho,

que levanten la voz.,las manos,

y lata fuerte el corazón,

en un baile frenético de mordisco y empujones.

 

Casi besos, casi abrazos,

cuando se culpan se caen.

Se levantan y se insultan.

En un baile de mordiscos y empujones,

donde las palabras luchan con dureza,

en una cadena que hace andar y caer,

a sus eslabones,

unidos quien sabe donde,

 

quien sabe donde

 

quien sabe donde

 

Angelillo de Uixó.

 

 

<a rel=”license” href=”http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0/”><img alt=”Licencia de Creative Commons” style=”border-width:0″ src=”https://i.creativecommons.org/l/by-nc-

El golpe

Posted: November 7, 2015 in feminismo
Tags: ,

 

El golpe.

Previamente titulado : el golpe que nos une no lo separa el amor
Canta, Oh musa, en este silencio vertiginoso  impuesto como dolor y voto de  como perdiste el paraíso y la paz en manos de las promesas de serrín de un hombre que te arrojo a su propio abismo, donde permaneces atrapada días y noches, encadenada, dentro de la concha que fosilizó tú corazón con el choque de las olas en un desierto de dunas poblado de soles y lunas a las que quisieras cantar. Alma tan dura  como una perla, capaz de conmover dentro de su concha a un perro que aguanta como una columna los azotes de su amo mirando con ternura como se le cae el mundo a los pies.
Dime ,Oh musa, en ese nuevo mundo donde moras, en el que se cruzan las palabras como el viento seco del desierto que barre las lágrimas hacia dentro, donde explotan con un gemido que se hunde en un agujero que se pierde por un costado del aliento ahogado en medio de la traquea.
Allí en la garganta, está el verdadero reino del dolor colgando como una soga que se balancea contigo, o con él.
Visión celestial que invaden unos ojos que te juzgan con la piedad de un verdugo angelical,  ruegan clemencia, silencio, aguante, deslizándose sudoroso,  avanzando sobre un vientre replegado en una caracola mientras gimes profundamente de agonía, asco, vergüenza y compasión.
OH musa, quizás aquellos que te ganaron, te recuerden acaso como una potencia del paraíso extraviada a laque ganar con lágrimas en los ojos y atronadores gritos salidos de un infierno contra el que rebelarse a través de la violencia.
Angelilllo de Uixó.