Posts Tagged ‘turismo’

 

 

 

 

Por si alguno de los que han de ir a San Fermín,

Y no ha de volver…

cantemos todos una canción:

Pobre de ti que has de ir a San Fermín.

” San Fermín es un santo que mueve dinero.

Eso es lo que hace a la gente subir al cielo.

San Fermín ha hecho un gran milagro.

atraer muchas almas  que buscan salvarse,

vendiendo amuletos y collares.

Hay negros en sus calles que vagan perdidos.

Parecen salidos de un naufragio de una patera,

que hubiera varado en las costas navarras.

Andan  sus cuellos enredados en conchas ,

En las manos, bolsas salvavidas.

Con su mirada abrasada, y su castellano gaga,

parecen seres de primeras infancias,

siguiendo a una gran masa Europea,

que vomita, orina, defeca,

en las aceras de Pamplona.

Pensad que hay que salvarse, y no es gratis la salvación.

Alabad pues a esos que cantan en medio de San Fermín:

! Qué duro es esto!

Pues ellos brillan en medio de las tinieblas,

con su alma llena de penas.

Os ofrecerán lo poco que tienen para sobrevivir.

No regateéis  el precio.

Recordar hermanos,

que ellos se tienen que salvar

y están expuestos en las calles ,

a asesinatos desconocidos en la selva.

Por ellos,  ya que lo único que está en nuestra mano es orar.

Oremos por nuestros hermanos de Malí, Senegal, Camerún, Níger…

en San Fermín.

Alabados sean los que son despojados de su dignidad, de su oficio, de su país.

Alejados de sus familias y amigos, para acabar amontonados en los grandes festejos y festivales vendiendo collares , y en ocasiones, su carne.

Reparemos en ellos orando, que está en nuestra mano.

 

Alabados sean los que llegan a nuestro país y son detenidos por la policía. Golpeados, torturados, asesinados. O por aquellas mujeres que sirven, cuidan, y son en ocasiones violadas impunemente en su condición de refugiadas.

Reparemos en aquellos ,  cuyos crímenes nunca se llegan a saber, y son silenciados por la policía.

Oremos en silencio.

Y como no está en nuestra mano hacer nada por ellos, y queremos vivir en paz y bien, con arreglo a nuestra conciencia.

Cantemos para que todos nos escuchen y nadie se moleste:

Viva San Fermín.

Gora San Fermín.

Angelillo de Uixo

Presentamos, en versión de Samuel Espinosa (Puebla, Pue., 1985) a  un poeta senegaleses Bocar Diong

Bocar Diong

(Koalack, Senegal, 1946).

Sol negro

Este Sol no es como ninguno de esos otros Soles
No está en el Cielo
Ni en el Mar
No se levanta
Ni se esconde
Viene
Viene de lo más profundo
De Mí
De nosotros
Y no hay Eclipse que lo cubra
Ni Noche que derribe
Su marcha
Mi sol es una diosa, una mujer, una niña
Y no mira nada
Sino que marcha
Viene vestido de desorden
Para poner en orden el corazón de los hombres.

San Fermin azul para los negros de Dallas

I
 
Salen a las plazas sin luces,
Cubiertos de plásticos metálicos.
Los negros astados,
van montados en camillas,
a buscar su tierra.
Perseguidos por una sombra de color azul.
Asesinados
Cuando se bañan en las palanganas
Después de comer rodajas de media luna,
de sandias y melones.
En las orillas de sus cabañas
Entre los pucheros rotos,
con su nombre escrito en los agujeros.
Ven llegar los negros los Jinetes de azul.
Despierta toro, despierta.
Que vienen los jinetes cargados de hormigas
Para vaciarte los ojos blancos de huevo.
A cuajar tu cuerpo
Lanza sin flecha,
Tronco sin alma
En una plaza de toros de Wall street y otra de Madrid.
Despierta negro, despierta.
Que llegan los tricornios y las capas a New York.
 
 Angelillo Uixó
 
 II.
 
Sin palabras me dejaste,
muda ante el grito del silencio
que sale de todas las charcas
que se quedaron sin ranas,
 
muda ante los ojos resécos
que flotan porque sus cuencas
salieron huyendo en busca de nuevas calaveras,
 
muda ante las llagas que dejan los sacos rotos 
en las espaldas mojadas de los sueños ahogados
en latas de sardinas,
 
muda porque he visto llorando a la calma,
impotente
sobre los huesos rebanados
de aquellos
que nacieron divergentes.
 
Muda viendo la sonrisa de la muerte
tendida sobre una manta
disfrazada de verdugo con placa.
¡En el país de los sueños
no solo mueren las vacas!
 
Muda al escuchar los gritos de aquellos que callan,
muda ante los vientos
que azotan los sueños 
de quienes buscan sustento
en donde vomitan las cabras
con las mierdas que otros lanzan.
 
Muda ante el mar
que guarda secretos a voces
de los sueños que no nadan.
 
Ya nadie escucha los gritos……. del silencio que no calla.
 
 
M.B Ibáñez.
 
III.
 
VUELTA DE PASEO
 
Asesinado por el cielo.
Entre las formas que van hacia la sierpe
y las formas que buscan el cristal,
dejaré crecer mis cabellos.
 
Con el árbol de muñones que no canta
y el niño con el blanco rostro de huevo.
 
Con los animalitos de cabeza rota
y el agua harapienta de los pies secos.
 
Con todo lo que tiene cansancio sordomudo
y mariposa ahogada en el tintero.
Tropezando con mi rostro distinto cada día
¡Asesinado por el cielo!
 
Federico García Lorca, Poeta en Nueva York
 
Federico García Lorca. M.B Ibañez y Angelillo Uixó.
dedicado a una amiga de senegal que está haciendo ese viaje a San Fermín.

 

 

Advertisements

El conde de Uixó, empalador de turistas.

Las turistas que visitaban las cuevas de Vall d´Uixó, y a los que siempre dejaba el autocar en el mismo lugar. Las cuevas de San José, con su diminuta acrópolis íbera a medio desenterrar sobre su monte pardo lleno de chumberas fantasmales debido a que sufrían una plaga lanzada desde la generalitat valenciana por molestar estas plantas a la vista a los paseos de los turistas. Los mismos que al llegar a vall d´uixo siempre preguntaban cuando veían algún nativo, si había conocido al conde de Uixó.

Los empalamientos del conde se hicieron famosos en todo el mundo. Convirtiéndose en noticia viral a la vez que en leyenda, pues había elementos incomprensibles necesarios para forjar la leyenda. Tan incomprensibles como si de verdad había habido empalamientos de turistas. Programas sensacionalistas como espejo publico, donde incluso llegaron a invitar a unos chinos que afirmaban haber escapado de ser empalados en medio de la selva por ser terrible y autoritario daba voz y testimonio a la leyenda que iba creciendo y despertando interés por el empalador de turistas de vall d´uixo y los motivos que le llevaban a empalar.

Aunque nadie comprendía bien los hechos, y si eran verdaderamente ciertos, nadie en vall d´uixo quería hablar de si había ocurrido o no, sin embargo el pueblo si se posiciono a la hora de decidir que había hecho bien el conde. Había muchos vecinos que estaban a favor y otros en contra de los empalamientos de turistas.

Sobre la biografía del Conde se conocía perfectamente.

Era nieto de empresarios del zapato que progresaron de tal modo en el fascismo ,que llegaron a poseer la fabrica de zapatos más grande del mundo de fabricación de calzado. La familia del conde controlaba no solo la vida económica del municipio, sino la moral y la política. Cualquier falta de un trabajador era castigada por el abuelo del conde en sus famosos pelotones de castigo, donde el sentenciado hacia los trabajos más duros y humillantes durante el tiempo que durara la sanción, y sin salario.

La cuidad de este modo prospero, convirtiéndose en la ciudad más industrial de toda la provincia.

Sin embargo, la paz, el orden y el bien, no duran siempre. Los tiempos iban a cambiar de modo brusco y violento cuando nació el conde de Uixó en 1975. Murió el caudillo, que era incluso más poderoso que los abuelos del conde. Llegó la democracia, con ella libertad, la estupidez, y los derechos humanos, y el de los trabajadores que acabaron con la fabrica.

El pueblo empezó poco a poco pese a ese clima de libertad a hundirse.

Los partido políticos democráticos, pronto de cansaron de la libertad, se hicieron conservadores y dejaron que decidieran los empresarios.

El joven conde de uixó ya no iba a ser lo que su padre ni su abuelo.

Heredó una pequeña fabrica de zapatos, a varios kilómetros de la que antaño tuviera su familia. Una vez se licenció en económica y empresariales, se dedicó a dirigirla.

Todo parecía determinado para que el conde tuviera una vida mediocre y aburrida de hombre de negocios clase media alta, preocupado tan solo por las pequeñas mezquindades de los negocios.

Sin embargo, algo le ocurrió.

Durante la crisis económica , emprendió un viaje de negocios a Rumanía, en la región de Transilvania donde iba a deslocalizar la fabrica. Algo debió ocurrirle en su estancia en transilvania que nunca se ha sabido. No volvió en varios años a valld´uixó. Muchos pensaron que se habría quedado allí para montar la fabrica, pues en las cartas que llegaban a su novia, eso le aseguraba con grandes palabras que presagiaban una vida prospera para la feliz pareja.

“Querida Leo, estoy asombrado de la capacidad de resistencia del trabajador del este. Apenas reciben salario medianamente digno, y llega la asociación de zapateros locales de transilvania exigiéndome por ley que les pague menos. Hasta sus propios sindicatos me lo exigen. Conde págueles menos. Ójala en España hubiera ese espíritu de lealtad con el emprendedor. Estoy deseando volver a España y poner en funcionamiento modelos de trabajo similares a los de aquí”

Tiempo después se puso que ni siquiera llegó amontar la fabrica. El caso es que al regresar en el nuevo año del 2017 , el conde parecía otro. Su aspecto era el de siempre, pero su piel antaño morena se había vuelto blanca como la luna. Su forma de comportarse era altiva, pero noble. Había en su mirada un brillo duro de justicia. Una justicia que atormentaba. Vestía con capa y sombrero de copa alto y llevaba una fusta de mando igual que la de la alcaldesa, con la que había pedido una reunión.

El conde, al llegar se asombró de ver tanto turismo en el pueblo. Se llevó una impresión muy negativa al ir a almorzar al restaurante de las Grutas, y ver a uno de sus operarios de camarero. Sacando la basura del bar ante unos franceses que tiraban monedas al lago de los deseos y que luego un trabajador municipal recogían y metían en una hucha para ayudar a niños discapacitados.

No tardó en enterarse que el equipo municipal de gobierno apostaba por el turismo como motor del cambio.

Angelillo de Uixó, continuará.

<a rel=”license” href=”http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0/”><img alt=”Licencia de Creative Commons” style=”border-width:0″ src=”https://i.creativecommons.org/l/by-nc-sa/4.0/88×31.png&#8221; /></a><br />Este obra está bajo una <a rel=”license” href=”http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0/”>licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional</a>.

El bautismo de las palabras en el agua de la caverna.

castello-cuevas-de-san-jose

moises1

 

Empujado por una palabra sin mucha historia en la evolución del ser humano “gratuita”  fui arrastrado en el día del turismo por una multitud  a la entrada del río subterráneo de las Grutas de San José a ver un tesoro oculto del sol.

Abandonada la boveda celeste y sin más horizonte que la oscuridad , mis pasos llegaron hasta una barca.

al subir a la barca el barquero nos dijo que abandonáramos nuestra conciencia

Noté que mi cabeza estaba rodeada de rocas,  flotando todas ellas en el vacío, y agua bajo de mis pies.

De las paredes caían gotas, y cada gota que caía iba retrocediendo cien años en mis edades.

Entonces el remo se hundió. Sin apenas sonido y sin  casi movimiento  avanzábamos por un abismo de roca y agua con las bocas abiertas por un estrecho canal

En la lejanía de los tiempos se podía ver flechas pintadas en las paredes.

Uno de los sifones con la forma de las viejas manos de Moisés se abrió pertimiéndonos pasar al primer lago

Más grité aterrorizado:

El agua está quieta.

El barquero dijo señalando una  piedra llamada la estela de belén:

Este es el lago del instante y la eternidad, aquel que crea en él, comprenderá la evolución.

Y contemplé en la orilla una cabeza de turista de piedra que era la imagen del porvenir, modelada por las gotas de agua durante miles y miles de años.

Y antes de que terminara de comprender esta mentira me encontraba cambiado en otra gran sala, cuya cúpula de rocas de alzaba más de cien varas de alta, y flotábamos sobre más de once metros de profundidad . Una enorme cortina de agua caía de las estalactitas y el río sonaba con un zumbido eléctrico que nos desconcertaba mientras el agua era de múltiples colores para ocultar su verdadera naturaleza, fango.

¿ qué lugar es este? pregunté al barquero que nos señalaba una medusa de piedra que se movía por un cielo de piedra.

La sala matrix.

Mi risa explotó en esa galería y salpicó al barquero cuando grite al agua:

menuda sarta de mentiras arrastras en tu sucia corriente.

Es la sala matrix caballero- se limitó a decir el barquero  rojo de vergüenza.

Debimos hundirnos en el fondo de la barca para pasar por un túnel que daba a la siguiente galería. En ella estaba representada la voluntad de la muerte por el grupo.

En medio del agua silenciosa  estaba la figura de dos metros de altura en piedra de un perro.

Retornaban a mi el recuerdo de Caligula y Meidei, las imágenes de mis dos perros muertos recientemente. Unos detrás de otro,  como dos compañeros que se sacrifican para que el resto de la camada viva.

Mi voz se hundió en el sueño y llamaba a la muerte.

quise lanzarme al agua y hacerme piedra.

Pero vino a mí mi salvador,

el diablo.

Su  fiero rostro iluminado de luces de color rojo, susurró con sus labios de piedra palabras duras:

Despierta, levanta, anima tu alma.

Pronto verás la luz y el sol.

Y has de hablar a todos los que duermen y todos los que están despiertos.

Es hora de que anuncies de que has salido de la caverna para dominar la historia.

 

Angelillo de uixó.

 

<a rel=”license” href=”http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0/”><img alt=”Licencia de Creative Commons” style=”border-width:0″ src=”https://i.creativecommons.org/l/by-nc-sa/4.0/88×31.png&#8221; /></a><br />Este obra está bajo una <a rel=”license” href=”http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0/”>licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional</a>.

 

 

 

 

 

 

 

 

No comprendía muy bien a mi salida de las cuevas subterráneas de San José en el día del turismo, la reunión en la ciudad proactiva y educadora que estaba teniendo lugar.
Un enjambre de niños y niñas cerca de los bares y las tiendas se encontraban en un rincón donde había una cueva cerrada con una puerta.
Y delante de esa puerta, se encontraban unos hombres en estado de felicidad, con sus rostros llenos de una humanidad benevolente que me aterraba.
Mostraban la prehistoria a un ruidoso  enjambre de niños y niñas delante de una cueva con una puerta.
Me di cuenta de que había salido de la cueva, y que me hallaba  bajo el cielo en el centro de cultura rodeado de tiendas y de bisutería. Esos hombres que decían pertenecer a la cueva cerrada,  mostraban sus sílex, sus raspadores, y hacían sus rituales.
Entonces mi voz dijo entre el enjambre haciendo que volaran a mi alrededor todas las moscas :
sacrificar a un niño.
Y fui expulsado de los hombres de la cultura.
Más antes hablé en la plaza de la cultura, cerca de los bares y las tiendas, ante un enjambre de niños y los hombre del saber.
Estas fueron mis palabras antes de ser nuevamente excluido con huesos, raspadores y puntas de sílex:

” la cueva se ha cerrado para siempre, por mucho que algunos toquen el timbal y la flauta esperando que se abra.
La cueva se ha cerrado para siempre, por mucho que nos cause asombro ver como un hombre enciende fuego con dos palos para ambientar al turismo.
La cueva se ha cerrado para siempre con el descubrimiento de la humanidad.
Una humanidad moral y decente es la mayor afirmación al odio del hombre.
Es una humanidad vigilante la del hombre que nos rodea.
Una humanidad excentricamente económica la que ha salido de la cueva, y que reflexiona sobre si misma examinando al hombre, a la vez que le exhorta hasta los límites más absurdos y tiránicos que se cuide de si mismo.
Finalmente nos encontramos ante una humanidad más bien inhumana.
Y ahora me voy a la cueva, y se que ninguno de vosotros  me va a seguir.
Angelillo de Uixó.
rel
=”license” href=”http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0/”><img alt=”Licencia de Creative Commons” style=”border-width:0″ src=”https://i.creativecommons.org/l/by-nc-sa/4.0/88×31.png&#8221; /><br />Este obra está bajo una rel=”license” href=”http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0/”>licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

La  estupidez en el deporte.

 

 

Desprecio el bienestar y la alegría que dicen alcanzar el rebaño dominical que practican deporte muy cerca de donde vivo.

Llegan como un viento prisioneros de una nueva moda, ausentes de reto,  y tan vacíos como su sentido de la responsabilidad personal y colectiva.

Cada día que pasa soy más consciente del nihilismo social que nos envuelve.

Vienen los deportistas como Átilas  probadores de marcas.

Marcas de moda, marcas de motos, marcas de bicicletas…con las que  votan, saltan, rompen… a veces hasta se rompen  la cabeza, entonces  descubren con asombro  de que la tenían  mientras se la recogen.

¡Cuánto de rojo y amarillo hay en ellos!

Son todo espíritu nacional.

De payaso de slogan y moda, de sembradores de amapolas, de gallos y de cigarras.

No ha sido conquistado con el deporte todavía, al igual que ocurre con la ciencia y la técnica, más que la estupidez.

Hermanos, esto os lo que os digo si queréis vivir una vida sana.

Alejados del deporte y sobre todo de los deportistas.

Mantener la forma plantando árboles.

Reparar los ribazos que ellos  destruyen a su paso,

Cuidar la hierba que chafan.

Hacer boxeo por sorpresa cuando un senderista se haga un selfie en lo alto de una cumbre.

Entonces,

seréis mejoradores de la humanidad.

Ascenderéis al Olimpo de los hombres decentes y responsables que como yo:

Os darán la enhorabuena.

Si alguien no comprende lo que digo, como no es la primera vez que me pasa, es que no sabe contemplar las cosas con calma, ni ha probado a acercarse a cuantas cosas le rodea  con un espíritu verdaderamente grande, de agradecimiento  y de lucha por mejorarlo  y mejorarse.

Mohammed angelillo de Uixó contra el deporte que destruye el patrimonio y el medioambiente.

la estupidez en el deporte by angelillo uixo is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra enangelillo201.wordpress.com.
Puede hallar permisos más allá de los concedidos con esta licencia enwww.patromonienextincio.blogspot.com

Encantado de conocer su honor Concejal Adsuero.

Imagen

I.

Cerca de la estación de trenes de Nules se encuentra un grupo de varias casas de planta noble que dan con un umbroso jardín botánico. Allí habitualmente los novios se dan mano, caricias y besos, y los cocainómanos escondidos entre los arbustos esnifan coca y trapichean.

Pocas personas suelen apearse en la estación de Nules, cumpliéndose ese consabido consejo:

“ cuando llegues a Nules, Oh hermano, no te pares.”

Imagen

Nuestra historia comienza cuando un día, en la estación de Nules, se apararon tres hombres de Colombia y una delegación de Coreanos del Sur.

Era un día primaveral en Nules, pero no era un día cualquiera para sus habitantes. El municipio, para eliminar esa fama de delincuencia, solo supera por el municipio vecino de la Vall d’Uixo, y promocionar el turismo, había invitado a una delegación de Coreanos del Sur conocidos tres días antes del día de la fecha en la cual transcurre nuestra historia, por el concejal de turismo de Nules Adsuero, que había ido por cuestiones personales al parque del retiro de Madrid. La casualidad hizo que cuando salían los coreanos del museo del Prado y estaban perdidos , tropezaran con este concejal del PP de Nules. El concejal de turismo, un hombre muy jovial y campechano, hizo unas bromas a las muchachas al verlas. Les dio besos en las manos y les mostró unos pasos de toreo, así cómo emitió sonidos flamencos dando atrevidas palmas. Los coreanos del sur, gente sumisa, obediente, respetuosa, que no suelen hablar por la costumbre primitiva de su país con nadie sin ser previamente presentado, se quedaron admirados de las costumbres tan espontáneas y amigables de los españoles.

Abriendo los brazos , y abrazando de forma afectuosa a hombres, y especialmente a unas sonrojadas coreanas, les decía el concejal con grandes esfuerzos para seguir en pie,con los ojos en blanco y la mandíbula desencajada:

Tenéis herma…nos y her..ma..nas que visitar Nules, la terreta millor del mon, coño.

Aquí…- Miraba buscando algo el concejal en los bolsillos de su pantalón, ¿ donde tengo el móvil? Bueno, es igual. tú fumanchu, apunta este teléfono. Es el mío, soy del PP de Nules. Estáis invitaos a una festuqui todos, y sobre todo vosotras. ¿eh? Hola, hola. ¿ que hora es? Me voy, que pierdo el tren. Adiós, adiós. Llamadme amigos, sois cojonudos. Mis hermanos, mis mejores amigos del mundo, los mejores. Os quiero más que a mi madre coño. Os quiero.

Imagen

Así se despidieron. Los coreanos, cómo es normal en este pueblo, se tomaron muy enserio la prueba de amistad de adsuero y aceptaron la invitación. Un raterillo local de Madrid llamado Pablos, muy amable y afectuoso con los coreanos, se comprometió previo pago de 10 euros por barba de llevarlos a una zona segura de Madrid. En ese lugar encontraron varios taxi sin licencia que les cobraron por 4 kilómetros 30 euros, más propina, y tocadita en el culo a las coreanas.

II.

Imagen

Con carteles de arigato, arigato el alcalde de Nules, el grupo de cultura del municipio de Nules, también llamado taurino, una delegación de empresarios de la cámara de comercio, dieron la bienvenida a los exóticos visitantes, a los que el concejal de turismo les había dicho que eran importantes personalidades de varios países asiáticos, incluso dijo que había un príncipe entre ellos que ejercía su poder en una isla cerca de la india con mano de hierro, pero aun así toda la isla lo quería. La banda municipal toco el himno del municipio de Nules para recibirlos y tiraron tracas valencianas que les asustaron mucho. Los coreanos, trabajadores de una empresa multinacional norteamericana de pantalones, se sintieron muy honrados con la acogida. No paraban de decir lo agradecidos y honrados que estaban.

-Nada, nada- comentaba el alcalde a la italiana- para gente cómo ustedes todo es poco. Cuenten, cuenten en Japón lo que vean aquí y digan a sus familiares que visiten Nules, pero no vall d´uixó, ojito.

¿Mr adsuaro, mr adsuaro?- preguntaba por su ausencia una coreanita enamorada del torero concejal.

Imagen

Es extraño, no ha venido este adsuaro- comentó el alcalde al concejal de seguridad- lo voy a adsuarar en cuanto lo vea. Vienen invitados por él y no aparecer. Este hombre es lo más inconstante, impuntual y malqueda del mundo, si no fuera por lo salao que es y lo bien que lo pasamos en sus fiestas, lo mandaba de una patada a Mongolia.

¿ quiere que mande que lo busquen?- preguntó el concejal de seguridad.

¿ para qué? A saber que aventuras se estará corriendo y donde se ha metido ese Don Juan- respondió el alcalde de nules tratando de consolar a la pobre coreanita que parecía una gitanilla burlada de amor. Pues las mujeres , oh hermanos, se comportan de igual manera en cualquier parte del mundo cuando se enamoran de algún canalla.

Los colombianos que también bajaron del tren en Nules, a la misma hora, se adentraron en el jardín botánico.

Varios mendigos que vivían entre los arboles cómo al tropa de Robin Hood, les estaban esperando y les llevaron a una casa próxima a la estación. Sin osar poner los pies en la noble casa con aspecto de palacete, los vagabundos imitaron el canto del abejaruco y salio una preciosa rumanita vestida con uniforme muy sexy de servicio.

-¿EL señor Valdés?- preguntó la rumanita mirando a un colombiano de estatura media, largos cabellos cubiertos con un gorro de paja de ala ancha. La cara del colombiano amplia cómo una fogasa, ojos negros, barba de un par de días, y un traje de punta en blanco con botines también blancos y tatuajes en las muñecas del Camarón de Colombia, un famoso cantante de ballenato muy querido por su pueblo y muy buena persona, tanto que murió de sobredosis.

Valdés, quitándose el sombrero en la puerta cómo señal de respeto le contestó a la rubia Brunilda parco en palabras:

Soy valdés.

Imagen

A su lado estaban dos hombres de aspecto similar y mudos.

La muchacha les hizo pasar.

Valdés preguntó:

No está el señor Adsuero, tengo su consuelo.

  • Es extraño- explicó la inocente muchacha- hoy mientras yo estaba todavía en el lecho, si que me hiciera el amor cómo acostumbra el señor Adsuero antes del desayuno, ha debido de huir. Cierto es que me ha parecido oírle antes discutir, pero claro, aquí esto es habitual, es hombre de política y pasión y estamos en Nules, donde es mejor que no te arrimes, oh hermano.

    Valdes, miró a su alrededor, con sospechas de traición y le preguntó a sus hombres:

  • ¿ qué hacemos?

    Brunilda, golosa e impaciente, pasando las manos por su cuerpo de joven modelo:

    ¿ NO tiene nada para hacer feliz está pobre chica encerrada entre estas cuatro paredes?

    Un hermoso seno sacó y después la falda levantó hasta dejar a la vista unas finas y trasparentes bragas,

    Valdés, conmovido, palpo el cuerpo de Brunilda y aprobó la operación.

    Tomando asiento en el sofá, colocó Valdés sobre una mesita la cocaína.

    • Brunilda a cuatro patas cómo las bestias,completamente desnuda, ante la mirada de Valdés y sus hombres, esnifa cocaína y luego gateando se encarama a las braguetas de los colombianos muy atenta a complacerlos cómo agradecimiento.

III.

  • Los coreanos del sur pasearon por las cales de Nules viendo con asombros los carafales de los toros, los aborígenes mostrando una procesión de semana santa. EL cura les enseñó a Cristo, y mucho se asombraron los paganos amarillos al ver al verdadero Dios. Luego los bautizó por la espalda, sin que se enteraran los herejes de que ahora están salvados.

    Varios gitanillos fueron exhibidos dando palmas.

Al acto acudieron canis nazis del pueblo que hicieron una exhibición de karate ante los coreanos cómo muestra de intercambio cultural, la influencia de corea en el nativo español es el konfu.

Imagen

  • Mira jefe, con luchacos- exclamó el Joselito vacilando al coreano más viejo.

  • ¿ A qué te meto? ¿ que miras Konfu de mierda?- Encarándose Joselito iba a pegar con una palo a un joven coreano que le miraba, pero fue interrumpido por el jefe de policía.

    -Vega Joselito, venga, ya sabemos que tú eres el amo, ya está bien, lo ha comprendido el chino, no ves que te pide perdón con las manos.

    IV.

En el cuartel de la guardia civil, el concejal de turismo, con cara de torturado denunciaba ese día un extraño suceso. Alguien le había hecho una foto preparando unas rayas de cocaína quedando su buen nombre y su honor, de Adsuero, incuestionables hasta ahora en entre dicho.

Imagen

  • -! Qué asco de gente, agente! Pero, pero, cómo han podido atacar mi honor, mi vida privada.

    Hacerme fotos a mi tomando cocaína. ¿ qué pasa , que no es legal en este país hacerse unos tiritos?

    ¿ Esto que es, una dictadura? Vaya mierda de país, no hay privacidad. Se supone que lo publico no existe, que el mundo ahora solo lo componen personas privadas. Esto es una agravio, no a mi, si no a todo nuestra sociedad. Lo privado está en riesgo agente ¿ me comprende?

El agente de la guardia civil que redactaba el informe, con solemnidad y comprensión ante una situación que pudiera pasar muy cerca de él, dio máxima atención al caso y simpatías.

¿ Sabe quien le ha hecho la foto?

El Concejal de turismo, con dureza contestaba ese día, su habitual simpatía palidecía, más que el de fiesta y turismo, el concejal de hacienda parecía.

Si agente. Lo tengo encerrado en el sótano. A ver si ahora es valiente.

El agente apagando el windous, con el caso claro, listopara arresto, le contestaba en aras de la nueva vida en España:

Bien hecho, ahora actuaremos, al fotógrafo se le caerá el pelo, lo publico no existe, protegemos lo privado. Usted a no preocuparse que le seguirá una vida de fiesta, honor y alegría. , que ahora va todo mezclado.

V.

Imagen

Saliendo a la casa del concejal acuden, con sirenas encendidas, donde casualmente los coreanitos paseaban con el alcalde que al tren se los llevaba. Cuando al verlo el alcalde al adsuero, ya aburrido de los vietnamitas, coreanos o lo que fueran, adsuerado quería dar a adusero en el pelo el alcalde y así fue llamado.

Adsuero, adsuero, a mi vera hijo de perr…

Alcalde, alcalde, villanía- le contestó llevando del brazo el adsuerado adsuero a un rincón del botánico al alcalde, mientras la coreanita muy enamorada, su corazón arrebato por adsuero palpitaba al ver a su enamorado, daba pena verla, tan descompuesta la bella moza de mejillas de porcelana.

Alcalde, debe saberlo, vengo con la guardia civil a vengar mi honor, he salido en fotos tomando cacaína , fue todo una broma, pero se han querido vengar un enemigo de este noble adsuero.

La espada Adsuero mío, la espada o la navaja, que eres de Nules, defiende tu honor- le contestó el alcalde.

Acompáñeme a mi casa que en sótano tengo al traidor, le daremos confesión y detención.

Todo el mundo acude a casa de adsuero y al entrar encuentran siendo perforada por todos los agujeros a la bella rubia Brunilda, daba gusto y pena verla, vergüenza y dicha, siendo tan duramente cabalgada a la joven jaca. Cocaína la había por todas partes. Desde el sótano se escucha un lamento, el cautivo. Y Valdés que tira de la culata del revolver y mata a un guardia civil ,luego a otro,después un coreano metido en el medio. Se produce un tiroteo, Brunilda es alcanzada, luego los dos colombianos y Valdés. Del sótano salió el cautivo y miró cara a cara a Adsuero que agarró la katana de un coreano que había mostrado en el tiroteo, y le cortó el cuello al prisionero, luego temblando tras esnifar la última raya se hizo el harakiri

Angelillo de Uixó


Encantado de conocer su honor Concejal Adsuero. is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://angelillo201.wordpress.com/.

Domingo de paella con Tejero en las Grutas de Vall d´Uixó.

Imagen

I. Se prepara la invitación para Tejero.

Imagen

Se escuchó decir entre el silencio, de súbito, bajo la bóveda de roca, mecidos por la corriente, sin que nadie lo esperará, el comentario del remero de la derecha de Vall d´uixó que guiaba entre las oscuras y vinosas aguas del estigio río de San José la estrecha canoa:

-EL domingo paella con Tejero.

Tras la sorpresa que se sumergió al instante en las aguas junto al remo, fue recogida la propuesta con vítores y aplausos por toda la tripulación derechista que casi hacen volcar la patera.

Al cabo de una semana, le llego al viejo golpista fascista a su casa una carta mientras jugaba a los tanques.

La abrió con curiosidad rascándose el bigotillo.

Imagen

II. Carta a Tejero de la derecha de Vall d´uixó.

Imagen

Venid con nosotros señor Tejero a comer una paella a las cuevas del San José, siempre excelencia que no lo impide su trabajo y su dedicación a la patria. Supongo que su señoría no sabrá de qué lugar le hablo. Están en Vall d´uixó. Es un pueblo de Castellón muy querido por el señor Franco al que todos los años le rezamos. Puede comprobar lo que le digo en los telediarios. Siempre salimos cuando hacemos estos homenajes de ensalzamiento.

Aquí ya puede venir la democracia, la restauración, la anarquía, que nosotros fascistas seremos 1.000 años lo menos, que de otra cosa señor Tejero no entendemos.

Acuartelamiento también tenemos, seguro que le rendirán respeto.

Hay convento, aguiluchos pétreos, símbolos del viejo régimen en el FP, en correos, en una ermita, tenemos cruz de los caídos por Dios y por España, y un ambiente fascista, que aunque está mal que yo lo diga señor Tejero, perdone la emoción y la expresión: que te cagas.

Este pueblo para una fascista es un sueño.

Perroflautas y libre pensadores no tenemos.

El trabajador y el desempleado es facha de cervezas y fútbol en el bar.

Y hasta el gitano hace ya el saludo romano.

Nuestro lema y forma de vida es sencillo:

Aguanta tu vela, tu remo y empuja en silencio siguiendo la corriente hermano.

Aquí señor todo el mundo le acogerá bien.

Desde el alcalde hasta el zapatero…

(Borrón en la carta a lo de zapatero y sobrescrito carnicero)

Nadie considera que lo que hizo es pecado.

Libre está de ese pesado fardo.

Queremos de hecho entregarle un galardón.

Cómo el verde de su uniforme se ha desteñido,

Los discapacitados del pueblo le han hecho uno nuevo.

Atentamente, en nombre del pueblo de Vall d´Uixó se despide de usted…

III. Tejero acepta la invitación.

Imagen

El domingo siguiente, primaveral y festivo, entre bandas municipales que tocan himnos patrios, desfila el tricornio mágico y el bigote rancio de Tejero.

Todos aplauden y se pegan por hacerse una foto con el viejo golpista.

Mucha gente resucita. El pueblo se llena de banderitas de España y de esperanza.

La extrema derecha saca pecho y orgullo torero.

La izquierda de Vall d´uixó, cómo siempre no dice nada.

Ni que Tejero si,

Ni que Tejero no.

Angelillo de Uixó. De su libro el facha lo tengo enfrente.


Domingo de paella con Tejero en las Grutas de Vall d´Uixó. by Ángel Blasco Gimenez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://angelillo201.wordpress.com/.