Posts Tagged ‘traición’

El mito de la madriguera de Pedrofilo.

thcahzvntn

 

 

¿ quién no iba a creer en el hombre escrupuloso y formal?

Ni a gritar que no se fuera.

¿ quién de nosotros no deseaba escuchar su verdad, su pequeña verdad?

Tan cercana a nuestras creencias las mentiras que se fraguan tras las puertas de los despachos

Así hablaba consigo el buen hermano Angelillo después de haber escuchado al hombre formal y escrupuloso, con Fe en que volvería a nuestro lado con millones de seguidores.

Esta era su historia.

Huyó, huyó el hombre escrupuloso que había guardado las formas, huyó ladrando como un héroe por el campo.

Se retiró para volver, cuando le mordió una araña que le habían puesto sus propios compañeros bajo el asiento por ser escrupuloso.

Al sentir el veneno de la araña el hombre de las formas, pegó un salto del asiento gritando:

Desgraciados ¿ qué me habéis hecho?

Cuando el veneno circulo por su sangre roja, le  sirvió de remedio para contar la verdad, pues nada hace mejor soltar la lengua y ser sincero que los peores males, y los más duros golpes. Nada es tan precioso para discernir la verdad que unirse con tus enemigos y odiar a tus amigos.

!Alabados sean los que hayan pasado esto!

Así que el hombre escrupuloso y de las formas, les dio las gracias a sus compañeros por envenenarlo, y antes de huir malherido, les dio las manos en un gran abrazo en la despedida en el umbral de la puerta giratoria, donde dijo:

Os sigo queriendo, formo parte de vosotros.

Luego se subió a su coche, y empezó a correr por todos los pueblos gritando:

Busco compañeros, busco compañeros con principios socialistas para hacer la travesía por el desierto con Podemos.

Muchos distraídos se acercaban maravillados de sus  palabras, y el les explicaba su verdad que titulaba como:

El mito de la madriguera.

Así empezaba:

Imaginar que vivimos en una madriguera como conejos mirando las paredes donde hay unas sombras que ven nuestros ojos. Todos sabemos de sobra que lo que vemos es mentira, pero fuera están los poderes económicos y las grandes líneas editoriales, que nos dicen lo que vemos en esas sombras, y lo que pasará si desobedecemos. Todos los días nos muestran los castigos. Pero yo os digo que he salido  de la chistera y he visto lo que hay, una gran hoguera alimentada por papel , y si soplamos, la apagamos, y salimos todos a ver la luz. Somos personas y no conejos coño.

La gente mucho aplaudía, y se divertía, hasta que la escopeta nacional llegaba empezando a disparar. Pedro salia entonces corriendo, y cada cual a su madriguera.

Angelillo de Uixó.

<a rel=”license” href=”http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0/”><img alt=”Licencia de Creative Commons” style=”border-width:0″ src=”https://i.creativecommons.org/l/by-nc-sa/4.0/88×31.png&#8221; /></a><br />Este obra está bajo una <a rel=”license” href=”http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0/”>licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional</a>.

 

 

Abstención ad hominem, quema al hereje.

cimg9909

 

He resistido hasta última hora, como el que va a la hoguera. Nadie me podrá acusar de traidor si quemo mis principios. Es hora pues de cerrar los ojos y no ver, hasta que algún poderoso burgués de izquierdas nos diga:

abre los ojos y mira.

Es hora de caer y no levantarse,

hasta que algún bien pensante burgués humanitario nos diga:

levántate y anda.

Así razonaba consigo mismo el buen hermano el día de la investidura, mientras hacía una pequeña hoguera y quemaba en ella papeles comprometidos, como el carnet del partido comunista, el de la CGT, el de la liga feminista, panfletos a favor de aborto, sátiras de obispos, revistas de economía alternativa.

La traición se había consumado, y el buen hermano tenía necesidad de confesión , ahora que algunos iban a salir a rodear el congreso cuando ya estaba todo pactado y bien pactado.

Por eso abrió la puerta de su hogar ,para invitar a aquel que quisiera pasar a ver como hacia una hoguera que titulo:

la hoguera de los diputados, argumentos en contra del hombre.

Alrededor de esa hoguera cantaba, saltaba y se rasgaba las vestiduras el buen hermano.

Ay, espíritus libres que me rodeáis,

bienaventuradas criaturas que buscan la santidad.

Los herejes han sido quemados.

Y ahora solo se habla del bien, del bien del reino y del espíritu.

Respirar el nuevo aroma a pureza que se desprende tras la quema.

No es hora para la queja, ni de ponerse melancólicos por la quema.

Y Si de recoger las cenizas.

Habrá gente, pues en el reino del señor hay gente para todo, que se preguntará y exclamará como una mujer:

! cuánta maldad hay en el mundo!

Pero para eso está la hoguera.

Habrá encantadores que os tratarán de mentir.

Pero para eso está la hoguera.

Es hora de que nos amemos, y de que nos apretemos los unos a los otros los cuerpos, ésta es la nueva comunión que os traigo. Una comunión feliz, un nuevo sacramento.

Amaros los unos a los otros mientras arden los herejes en la hoguera.

La hoguera hermanos, la hoguera.

Oremos:

La hoguera, la hoguera, la hoguera.

La hoguera, la hoguera, la hoguera.

La hoguera, la hoguera, la hoguera.

La hoguera,

la hoguera,

la hoguera.

la….

Así el buen hermano cayó rendido, exhausto después de bailar y saltar alrededor de la hoguera.

Angelillo de uixó.

<a rel=”license” href=”http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0/”><img alt=”Licencia de Creative Commons” style=”border-width:0″ src=”https://i.creativecommons.org/l/by-nc-sa/4.0/88×31.png&#8221; /></a><br />Este obra está bajo una <a rel=”license” href=”http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0/”>licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional</a>.

 

EL hombre ibérico del cambio.
subtitulado: chafando ilusiones.
Frankenstein_monster_Boris_Karloff

de mirar rápido facebook. dedicado a lucia muñoz.

El lector debe imaginarse a usted votante de fuerzas progresistas por el cambio tipo Izquierda unida, podemos, compromis si es valenciano… celebrando el cambio y que yo estoy a su lado observándolo.
Soy un gilipollas que le mide la cabeza, le cuenta los dedos de la mano, y le examina las orejas.
Anoto en mi libreta:

El hombre ibérico del cambio es un enigma por desvelar a la altura metafísica de Dios que tiene fecha y hora.
Hace ya 48 horas que se ha producido la metamorfosis de este ejemplar en vall d”uixó.
Dentro de poco caminará libre dispuesto a ejercitar su nueva creación que nos asombrará a todos.

¿ Cómo es el hombre íbero del cambio?
es progresista, socialista, comprometido. Está dotado de una gran inteligencia y sensibilidad. Ya no mira a sus intereses personales, ha superado el egoísmo, los prejuicios, la idiotez, el orgullo. Es plena conciencia, por eso canta alegre a la naturaleza y al amor.
Da gusto ver al nuevo hombre,
que diferencia con el de anteayer.
¿ Que ha jurado el hombre íbero del cambio?
Aprender a sumar y restar para que no le engañen.
Caminar erguido para que no le dobleguen.
Saberse el callejero de su ciudad para acudir a tiempo a las manifestaciones.

No tener amigos que jueguen al pádel.
Vestir campechano.
No ser hiriente con las palabras.
Desconfiar de la publicidad.

¿ que mal puede destruir al hombre nuevo del cambio?
Sin duda su talón de aquiles es el ayer.
está así escrito :
El nuevo hombre íbero del cambio será destruido dos semanas después de haber nacido.

Angelillo de Uixó.

Licencia de Creative Commons
EL hombre ibérico del cambio. by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en angelillo201.wordpress.com.

Torturarlos para conocerlos. Acto segundo.

torturado

La puerta del sótano se abre lentamente gritando sus bisagras cánticos de muerte.

Los tres residentes miran resignados escuchando cómo avanza la pesada puerta de hierro dejando entrar aire fresco en el sofocante sótano, y a su vez esperanzados por si la nueva luz que entra fuera la del vigilante de argos que anuncia la caída de Ilion. Quieren saber que van a hacer con ellos sus captores, una vez sepan quienes son.

Cada unos de ellos divaga en su pensamiento, absortos, centrados en la salvación de la situación.

Ante la puerta aparece el hombre que lleva sobre su verdadero rostro la mascara del famoso y televisivo meteorólogo Maldonado. Está flanqueado por sus ayudante: el hombre disfrazado de sheriff ( policía ) y el bombero que sujeta una bandeja cubierta por una tela en los brazos.

Maldonado recorre con sus ojos embutidos en la goma de la mascara el sótano. Observa el ordenador tirado entre la ropa llena de pulgas.

Pablo, Tomas, Agustín se miran entre si apoyados los codos en la mesa. Se dan las manos. La luz del tragaluz deja pasar unos rayos que los iluminan. La respiración fuerte de Maldonado se escucha amenazante y fatídica en el silencio del sótano.

Pablo le dice a Tomas y a Agustín con lágrimas en los ojos:

Perdonarme por haberos metido en esto.

la ola

Tomas con aires dignos, resignado:

Nadie sabíamos las consecuencias de nuestro activismo.

Pablo se levanta, y va hacia la puerta lentamente, dubitativo.

Tomas y Agustín gritan:

No Pablo, no lo hagas.

El policía apoya su mano en la funda de la pistola.

Pablo se detiene, se arrodilla ante las piernas de Maldonado:

Colaborare, colaborare en todo lo que me digan.

( Con sollozos)

por favor, por favor no me hagan daño, no lo soportaría. Soy joven y hermoso, quiero vivir.

Tomas, pegando un golpe en la mesa con cara de asombro y de hielo. Un escalofrío le recorre el alma.

Pero Pablo…

Agustín desconcertado con la boca abierta, mira a Tomas y a Pablo que le llama:

Ven Agustín, no tengas reparo. Que de Caín todos llevamos algo.

Agustín mira a Tomas. Este le hace ademan negativo.

Agustín desconcertado se levanta, se sienta, se levanta. Da finalmente dos pasos tiritando pese al calor sofocante, e hinca las rodillas ante el hombre con la mascara de Maldonado.

Suplicante:

Os diré quienes estaban junto a nosotros repartiendo octavillas, lo confesaré todo, por favor, por favor, no nos hagáis daño. A mi me da igual la política. Miren mis rastas. Yo repartía octavillas para ligar. Solo me importan las mujeres y el rototom.

pablo se entrega

Tomas sentado les grita:

Bastardos. Si vuestra casa ardiera con vuestros familiares ¿ huiríais de las llamas para dejar a vuestra madre, padre, hermanos, hijos, abuelos, suegros, cuñados, primos, novias, amigos, suegro, suegra, tío abuelo, vecinos, arder?

Pablo y Agustín le responden:

Ni lo dudes Tomas. No seas inmaduro, ni extremista radical, y ven a hincar la rodilla. Así no conseguirás salvarte.

Maldonado, el policía y el bombero siguen impasibles. La cámara instalada en el nido de golondrinas grava al escena que se retransmite a todo España gracias a un novedoso programa de la sexta.

¿ Te has enterado de lo de Pablo, el candidato a presidente, intentando salvar el pellejo?- pregunta a su mecánico un hombre que está dejando su coche en el taller para pasar la ITV.

casta

¿ Que está pasando-? pregunta el mecánico sorprendido, intuyendo que debe de tratarse de algo importante, una cuestión nacional. Deja caer una llave inglesa y una tuerca para atender la conversación.

Está en un programa de esos de gran hermano, confesando cómo es. Lo estaba escuchando en la radio. Por todas partes lo están retransmitiendo. Suena el móvil del mecánico y del cliente.

¿ estáis viendo a Pablo?- preguntan las voces al otro lado.

El resto de mecánicos y clientes del concesionario acuden al despacho del jefe en tropel que esta mirando la tele donde sale Pablo en directo besando los pies del falso Maldonado que trata de tranquilizarlo.

No Pablo no. No queremos que reniegues de tu fe ni tu ideas, ni queremos que confieses nada. No venimos a torturarte, ni a ti , ni a tus amigos. Ni repartir octavillas revolucionarias ni la libertad de expresión son delito en España. Estás aquí porque ha de producirse una gran tormenta seguida de un huracán. Yo soy meteorólogo, no torturador.

EL bombero pasa el umbral junto sus compañeros y deja la bandeja en la mesa retirando la tela que la cubre. La puerta se cierra.

Amigos míos- les dice el bomberos a los inquilinos que levan muchas horas sin comer- antes del diluvio os traigo bazofia para comer.

Sobre la mesa queda una bandeja con papas, coca cola, donut, ensaladilla de cangrejo ahogada en mayonesa y salchichas con mucho kepsu.

El estomago de Pablo y Agustín chirrían con ímpetu abiertas sus válvulas estomacales al observar la rica bazofia. Se lanzan al festín cómo tiburones exclamando:

!que bien bazofia!

Comen como imperialistas-comenta con risa y asco al oído del bombero el falso Maldonado.

Tomas ¿ no comes?- le pregunta Pablo con una salchicha en la boca.

Este deniega.

Agustín le lleva una coca cola y le pregunta:

¿Estas cabreado Tomas con nosotros?

Tomas niega por segunda vez con la cabeza.

¿ Y por qué no comes?- le pregunta con una barita de cangrejo en la mano Pablo.

Tomas se dirige al falso Maldonado.

Quiero salir ¿ me oye?¿ quiero salir? No comprendo esta situación.

Maldonado con calma le responde:

Entiendo su queja ciudadano Tomas, pero ha de comprender que estamos en pre emergencia por huracán. Nadie puede irse. Tenga paciencia.

Del tragaluz asoma un cielo azul.

Tomas señala el cielo.

Maldonado le responde mirando su reloj.

espere un cuarto de hora.

Vamos Tomas , no seas tan conspiratorio- le dice Pablo desenfadado. Se dirige a él cómo a un niño una vez ha saciado su hambre.

Mira al policía y le pregunta:

¿ Estaría usted a favor de cambiar la constitución una vez Yo gobierne?

Este le responde con indiferencia:

Y por qué no.

Se lo señala a Tomas en forma de recriminación:

Ves, ves, ves. Todo el mundo está con nosotros. ¿ Y tu ?

Tomas resignado toma una coca cola y una patita de cangrejo y vuelve a su rincón suspicaz. Se tiende sobre la ropa sucia dudando.

vaca volando

El cielo se oscurece, todos se acercan al tragaluz menos Tomas. Unas luces rojas y amarillas en el firmamento vestido de patria dejan paso a la oscuridad. Un viento fuerte y helado golpea el tejado. Las nubes son arrastradas muy rápidamente, pasan a la velocidad del sonido. Tomas se acerca a todos y se coloca bajo el tragaluz, observa cómo en el cielo se forma una enorme águila negra que cubre todo el horizonte. El águila es traspasada por un rayo y empieza a caer una gran tormenta. Una parte de la casa cae. EL viento huracanado golpea las paredes que parecen encogerse. Los inquilinos del sótanos se tapan los oídos, chillan, pero no pueden dejar a apartar la vista del tragaluz.

Pasa flotando una enorme vaca, después unas chica del gimnasio en ropa interior, al instante llegan dos motos con dos guardia civiles que flotan en el aire dando vueltas con las luces encendidas y pitando atrapados en el vértice del huracán. Cae sobre el tragaluz ranas y un caimán verde que intenta pasar a través del tragaluz..

huracan de la vall

Era cierto, era cierto todo- exclama Pablo abrazando al falso Maldonado- Perdone por haber dudado, por favor perdone.

¿ ahora que dices Tomas?- le pregunta cínico Agustín a Tomas que está perplejo.

No deberías pedir perdón por tu actitud a estas personas que nos han salvado la vida- le recrimina Pablo.

Tomas enfadado vuelve al montón de ropa:

Yo no he dicho nada que les haya faltado al respeto.

Mirando Tomas a Maldonado:

¿ le he faltado yo a usted?

Maldonado le responde suave:

No, ha sido usted educado y cortés.

En el taller la gente se conmueve. El día es caluroso y sin una gota de aire.

Pobre Pablo, le están tomando el pelo a base de bien. El viejo truco del holograma- moviendo la cabeza un comercial de piezas de coche da su explicación a la manipulación en el despacho del concesionario.

Yo no lo votare, prefiero a Zapatero, más vale fantasma conocido que fantasma por conocer.- exclama un viejo mecánico.

Pues a mi me parece muy humano. Pablo es débil, es un hombre con todos sus defecto. No ha hecho nada que no hubiéramos hecho cualquiera de nosotros. Ha tenido miedo ¿ y qué? ¿ alguno de ustedes ha sido torturado, ha sido encerrado o sometido a lo que está siendo sometido él y sus compañeros?- Pamela pasea su dulce mirada de ojos azules a la gente congregada en el despacho del taller.

Silencian reflexivos ante sus palabras hasta que la voz de un aprendiz toma nota de un detalle.

Pero es que se entrego a la primera, oh hermanos, ni aún le habían dados dos hostias y ya estaba contando.

Es cierto, es cierto- responde todos al unisono.

Pamela descompuesta y agraviada chilla saliendo dando un portazo:

Pero Pablo es muy guapo.

Tras la tormenta se hace la calma. Al tragaluz vuelven los colores del cielo azul, la luz amarilla y diáfana del mediterráneo.

Tomas va a la puerta.

alegria y torturas

Bueno ya podemos salir ¿ No?- pregunta con cierta angustia.

Pablo mira a Maldonado:

¿ Es seguro salir?

Es probable que haya otro huracán- responde seco.

Tomas, ya lo has oído- con calma le responde Pablo haciendo una señal a Agustín de que le preocupa la actitud negativa de Tomas.

Tomas insiste:

Yo me voy, ya ha pasado la tormenta.

Intenta abrir la puerta Tomas. No puede. Gesto de auxilio al bombero.

Este deniega con la cabeza.

Tomas se cabrea y pega dos patadas.

Pablo chilla:

Tomas tu conducta es inaceptable. Eres un violento.

Agustín le reprende también:

Me das penas Tomas. No sabes separar la violencia de la reivindicación.

¿ Por qué dices eso?- pregunta Tomas asombrado.

Agustín mirando al suelo:

Te vi juntarte hace una semana con gente que planeaba un encierro en los servicios sociales para revindicar trabajo.

Tomas con descaro:

Es cierto ¿ y qué?

Pablo con rabia:

Esa gente no nos convine, dan mala prensa y quitan votos. Son violentos.

Tomas con rabia, pegando en la mesa:

Solo quieren trabajo. Su violencia está justificada.

podemos

Pues que nos voten- grita Pablo.

No pueden esperar dos años Pablo. Ya no pueden más. Están humillados y ofendidos, han sido degradados hasta límites que tu ni yo conocemos. Hay que hacer algo… si encerrarse en los servicios sociales, en las oficinas estatales de empleo es el camino, pues adelante y al encierro, viva San Fermín- responde con gesto furioso y mirando a los ojos con rabia a Pablo que hace gesto negativo y de que está loco.

Pero así nos detendrán-responde Pablo ahora con tono de risa. ¿ es lo que quieres Tomas?

¿ Y no lo estamos ya?- responde de forma retorica Tomas- Míranos ahora. ( irónico señalando el sótano)

Pero es diferente, este encierro es por causas meteorológicas- Pablo al decir esto echa una mirada a Maldonado que sacude la cabeza de forma afirmativa reforzando sus palabras.

Agustín triste observa a Tomas abatido y le dice:

Que equivocado estás Tomas, no comprendes el mundo.

Tomas se tumba entre la rompa sucia, hunde en ella su cara.

Pablo va a la estantería y coge la constitución.

El articulo 26 y 32 habrá que reformarlo, y el preámbulo.

Tomas nota Tomas, mira a Tomas que llora, decide borrarlo de las listas, y da instrucciones a Agustín, que va a la mesa, coge papel y boli y escribe:

el articulo 26…

EL falso Maldonado va hacia Tomas, apoya su mano en su espalda, y le dice:

La tormenta tardará en venir, va a costar todavía tiempo. La puerta se va abrir y se va a quedar abierta. Si quieres salir hazlo. Nosotros nos vamos.

La puerta se abre, se ve el campo. Esta todo seco. El pueblo de vall d”uixó asoma a lo lejos. Sus campanarios de teja azul brillan bajo un sol de justicia que hace todo cenizas.

Angelillo de Uixó.


Torturarlos para conocerlos. Acto segundo. by Angelillode Uixó. is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://angelillo201.wordpress.com/.