Posts Tagged ‘superhombre’

Chiripolis de chiriland.

DSCN0007starchild-2001-una-odisea-del-espacio
Cuando me rodeó la guardia civil en la terraza de mi casa veía sus rostros sin expresión, uniformados, excepto el de uno de ellos que me pareció sonreír involuntariamente pensando que había atrapado a un gran delincuente. El resto, eran seres sin voluntad engendrados por una maquina burocrática que permitía que siguieran proliferando en paz y protegidos por los jueces unas crías humanas cuyo resultado al nacer ya era un delito: el merchero, el quinquillero, una mutación racial nacida para entorpecer a espíritus grandes por parte del sistema capitalista, que a través de la tolerancia, el respeto a  seres diferentes aniquila la virtud y la libertad de los mejores. Hablar de quinquilleros de mercheros , no es hablar hoy en día de gente que se vista con despojos de cadáveres como debieran, ni que se alimente de carroña aunque coman en Mac Donals y compren en mercadona.

DSCN0014

La herencia de su sufrimiento en el pasado donde eran por su gran número exterminados, se ha traducido en que gozan hoy de pisos gratis, de pensiones no contributivas, de ayudas sociales a la integración. El resultado: que piensan y viven como canis, chonis, parias: llenos de odio hacia la humanidad virtuosa que nunca alcazarán,  y conducen un BMW mientras van a mendigar como han hecho sus padres, sus abuelos, sus bisabuelos. La evolución ha retrocedido millones de años hasta volver a ser animales hermanitos míos. Lloremos por lo que hemos perdido. ¿ Y cómo hemos llegado a una situación donde una persona como yo, un raro ejemplar de la virtud y la decencia humana es rodeada por 9 guardia civiles a las 12 de la noche después de estar paseando por los alrededores de su humilde casa?
Para llegar a eso, oh hermanos míos, los quinquilleros, mercheros, que me rodean donde vivo y cuyo número no para de crecer, han empleado las amenazas, la extorsión, el apedreamiento de mi casa, las torturas de animales durante tres años.
Así llevó yo y otros vecinos de mi misma raza soportando los gritos, las peleas , las extorsiones de los chirigüilis. El resultado de toda está situación es el asco hacia esta raza, y el amor a las aspiraciones que con tanta hermosura planteó Nietzsche del superhombre.
Ayer un chirigüili encapuchado dominado por las drogas o los espíritus del mal rondaba por la puerta de mi casa bajo la luna lunera a la que se encontraba sometido. Según la ley debo ser bueno con él , pese a que más de una vez me han puesto sus propios excrementos en la puerta de mi casa, nueva prueba de que ésta gente no son humanos si no animales que les gusta jugar con sus excrementos y señalar el territorio con ellos. Yo había salido a pasear con mis perros, por la hora llevaba varios desatados y dos atados. Al ver rondar a esta persona por mi casa empezaron a ladrar y él empezó a dar voces suplicantes en el idioma cristiano que han aprendido con tan buen resultado: el de la compasión que dicen que debemos tenerles. Pedía esta persona que lleva tres años amenzándome junto a sus hermanos y su padre que le quitar de encima cuatro cachorros que estaban más espantados de ver este espectro encapuchado que iba a robar a mi casa que se los quitara de encima. Vuelvo a las leyes de España que protegen lo absurdo. Hay una ley que parece bíblica: no mataras. Por culpa de esta ley metí dos en casa y salí con una herramienta agrícola para espantar a los perros que tanto le molestaban. Pero he aquí que el miedo ancestral, los fantasmas de los gitanos: la persecución. El recuerdo de siglos siendo ahorcados, marcados con una soga a fuego vivo en sus cuerpos como si fueran animales, la justicia que se toman en noches de cuchillos grupos armados por el estado…Si hermanitos, ahora veía en este canis de chiriland que proliferan en vall´d uixó por culpa de los derechos humanos, al mismo antihombre de debe morir, la misma contradicción humana que junto a sus hermanos y otros canis de texas me insultan, me han pinchado el coche, me han matado un perro, me han agredido, me han apedreado, sin que todo esto haya hecho mella en mi espíritu que ansía vivir y conocer la belleza de un mundo mejor.
Todas estas cosas las he pasado en silencio.
¿ A quién puedo explicar que quiero exterminar a toda una raza sin que me tachen de nazi?
A nadie, a nadie, a nadie, es para desesperarse.

images
Cuanto he llorado, cuanto he sufrido, cuantas vueltas he tenido que dar en mis escritos para no decir todo esto, para no herir la sensibilidad de nadie.
Cuanto me he censurado.
Pero hoy por fin me he liberado. La prueba que necesitaba la aporta la guardia civil, pues el chirigüili que rondaba mi casa, que está probado con testigos de que lleva amenazándome años llamó a la guardia civil y me acusó de querer matarlo.
Por favor, les dije yo, que tontería están diciendo, cómo voy yo a querer matarlo, si es él que lleva años amenazándome. ¿Ven la puerta caballeros? les pregunte a los agentes que me rodeaban. Ha sido él y sus primos. ¿ cuantas veces les he llamado y han tardado en venir?
La guardia civil cogió mis datos y se fue con la misma frialdad, las misma pocas ganas de acabar con el problema de raíz, de forma rápida, dejando crecer la amenaza.
Nada más irse escuché un grito inhumano, una amenaza brotando de la oscuridad de esa voz que me es conocida de sobra, que brota del animalismo y el desprecio a los seres superiores.

DSCN0010DSCN0009
Ojala también se libere el tripartito de vall d´uixó al que he escrito una instancia reflejando el incidente de ayer, pero me temo que son seres demasiado decadentes que disfrutan viviendo en una ciudad penosa que quieren convertir de personas. Cuando pienso en los canis me pregunto ¿ en que piensa el tripartito de izquierdas cuando habla de personas? ¿ y en que pensaran para proponer la participación ciudadana? ¿A quienes? a gente de vall d´uixó que lo único en que piensan es que la participación es la fornicación, cuyo resultado es la cría de más canis, chonis y otras aberraciones de antihombre.

Angelillo de Uixó.

Licencia de Creative Commons
Chiripolis de chiriland. by ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en angelillo201.wordpress.com.

hundido en el carbón.

DSCN0006DSCN0007
Basado en hechos reales.

El tornillo ha dado una vuelta hacia atrás dentro del cerrojo y ha caído al suelo llevándose por delante la cerradura que con un sonoro clink trágico se desprende dentro del comedor  quedando la armadura de la cerradura a mis pies rendida. El vientecillo del otoño empuja la puerta quedando perpleja mi cara frente a la de mi vecino que me saluda.
Una hora después, medio monto este armatoste , no de una forma muy exacta, trato de averiguar porqué no va bien, pero no lo consigo. El caso es que está de tal modo puesto  que de un manotazo cualquiera podría abrir la dichosa puerta. No es la primera vez que me pasan estás cosas. Una vez tuve que tirar una moto después de intentar repararla. Así que me dirijo a buscar a un viejo cerrajero que me debe un par de favores.


Atravieso la puerta del bar medio día al que suele acudir, y mis ojos se hunden en valles desiertos, en voces tristes que miran vagamente la nada con una sonrisa maliciosa.
Aquello es una mina repleta de carbón, y yo busco a uno muy quemado, cuyo nombre es sinónimo de mil oficios, mil aventuras y sobre todo: mis fracasos personales.
Pregunto por Vicente al camarero, un tipo grande y calvo como una bola de billar con pinta de mongol y de tipo peligroso. Noto que lleva una tirita en la nariz de algún golpe.
Me responde que no tardara en llegar. Coloca un trapo grasiento sobre el hombro y me dice de forma brusca examinándome de arriba abajo como si supiera que soy un inútil y busco a Vicente porque no he conseguido arreglar el paño :
¿ quiere algo el caballero?

Un café con leche- respondo.
Unos tipos con la cara quemada del sol que están a mi lado atentos a lo que digo, se ríen de mi.

MTE4MDAzNDEwNDY0MzEwNzk4
Quería decir un whisky- corrijo , y el camarero me felicita.
Eso está mucho mejor amigo.
Deja el whisky en la barra y cruza los brazos como míster Proper.
Sin duda quiere ver como me lo bebo.
Así que me lo trago de un golpe y que quedo quieto, dentro de mi , mis entrañas arden y una bola de fuego sube por la garganta. Se que voy a toser pero debo controlarme por esos tipos, no se si es una cuestión de dignidad personal o que tengo miedo de los hombres. Los ojos me brillan y el tipo calvo sonríe. Una tosecilla empieza a brotar y al final acabo rendido y toso.
Todo ha terminado para mí. El camarero se va.


Entra al bar mi amigo Vicente con un hombre de media edad que brilla tanto como el resto de los que estamos allí: nada. El compañero de Vicente avanza vestido con chándal, blasfema derrotado con un papel en las manos muy nervioso.
Al verme Vicente me saluda, y me presenta a su amigo Torrente.
La oscuridad ciega tanto como la luz, escucho las palabras confusas y agitadas de Torrente y Vicente que hablan a la vez y olvido el asunto de mi paño.
Deja Torrente el misterioso papel en la barra que parece naufragar entre los whiskys que pedimos. Leo de reojo una sanción que parece más una reprimenda a su conducta: barrer la calle, regar las plantar del balcón, sacudidas de ropa desde el balcón.
Las acusaciones son bastante estúpidas, casi hilarantes y más en un pueblo donde el deporte local es reparar los coches en las aceras y dejarlas llenas de aceite, o tirar escombros o baterías de coches, camiones por laderas de montañas, pilas a las acequias y similares.

De repente experimento como si un pico en mi cabeza quisiera abrirse paso entre el carbón que me rodea y sacarlo a la luz para que brille.
¿ no cree que alguien, algún vecino, tenga algo contra usted?- le pregunto.
Claro que si, llevo años soportando a una vecina que me hace la vida imposible. Esta denuncia es cosa suya. Desde que compré la casa he sufrido en ese barrio el acoso vecinal de esa mujer. Dejando caer los brazos se explica.
Todo empezó porque le dije un día que tenía el coche mal aparcado y no podía salir. Vivimos en un callejón muy estrecho y yo tenía miedo de arañar su coche y meterme en problemas con el seguro. Ella en vez de quitar el coche empezó a insultarme y amenazarme. Yo llame a la policía local y le obligaron a quitar le coche. Cada vez que me veía desde entonces me insulta al igual que su marido. La denuncia seguro que es cosa suya.

justicia
Entonces comprendí que el carbón no puede brillar, solo puede permanecer amontonado dispuesto a perecer en las llamas para dar energía.

Puedes volver a casa para hundirte con ella en la blandura del carbón, abraza la denuncia del ayuntamiento, ya que nos has querido aplastar su coche. He aquí tu verdadero crimen y el principio de tus problemas.

Tras decir estas palabras el camarero con aspecto de mongol me felicita y coloca un vaso de whisky delante de mi:
Invita la casa muchacho.
El hombre pliega vencido su denuncia y mira al resto de parroquianos humillado.

Yo me siento feliz porque he inscrito mi lenguaje en el corazón de otros hombres mientras mi casa está abierta.

LazoNegroPicahqdefault
Angelillo de Uixó.

Licencia de Creative Commons
hundido en el carbón. by ángel Blasco giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en angelillo201.wordpress.com.

Si no puedo llegar a Dios o superhombre, seré un animal.

DSCN0065maxresdefault

Detente ahí- ordene a mis ojos mientras paseaba con mis perros que cayeron paralizados y mudos sobre unas hierbas secas que se movían.

DSCN0036DSCN0040

Unos ojos enigmáticos asomaban de la espesura de las hierbas de la que surgían, mirándome inocentes como si fueran un diamante brillando en mi mente donde podía entender el lenguaje de esos ojos que antes no conocía. Se me revelaron de tal modo. Sintiéndome rodeado en medio de ese ambiente mortuorio del secano del algarrobo y el almendro de Vall d´Uixó. Requerido para dar luz a la sombra de un pueblo de faquires, en cuanto a la vitalidad a la hora de trabajar alma, y de caínes , en cuanto a la hora de trabajar mente  cuerpo y vicio. Me repetía destrozado en medio de esa nada de arbustos secos, azotado por el viento del desierto, caminando por charcos secos entre los ribazos mientras oraba desconsolado con los labios secos:
me he fallado a mi mismo.
He fracasado ante la vida.
La culpa, el asco la impotencia me persiguen.
Pero, entonces pensé:
¿dónde se encuentran para que los venzas ?

alegoria_del_superhombre_by_bubachop06
Acaso, Oh magno Angelillo, ¿se encuentra en el insignificante juez de Nules moralista que instruye la causa de tu ruina según su virtud? o ¿ en esos enanos gruñones de la guardia civil que te han detenido? quizás: ¿ en esos vecinos tuyos? espíritus viles que cuando te ven pasar junto a sus pobres hogares nacionales católicos paseando con tus animales… todos ellos produciendo a tu paso carraspeo, o sacando las lleves desde las terrazas haciéndolas sonar cómo si fueras un pobre loco al pasar , al que anuncian con el sonido de sus cascabeles para provocar.
Más estas preguntas fueron desechadas viendo salir a colmillo lácteo de entre la hierba. Entonces comprendí ante el husky,  que el animal estaba lleno de vida.
!tan intensa !

Sobre todo si fuera comparada con la mía, o la de cualquier vecino de vall d´uixó.
tan concentrada como si fuera en el grano de una semilla que florece.
Al verlo salir de la retama, me postre ante aquel como si fueran un verdadero Dios al que rezar.

DSCN0037DSCN0042
Rompió el recuerdo de mi mismo esa mirada que me lanzaba un salvavidas.
La mirada de colmillo lácteo, sus magníficos hermanos y su madre mayday, se me antojo más fuerte y verdadera que la mía. Me miraban sin juzgarme, sin compasión, ni deseo violento, pero emocionados y cercanos. No había en ellos gestos de desesperación, ni de alegría. No estaban movidos por grandes pasiones estúpidas, ni tormentos. Compartían conmigo casa y comida, sin embargo:
! Qué abismo de incomprensión hasta ese instante nos había separado!
Sentí en ese momento una ola de emoción desatada. Había descubierto algo nuevo en mi camada. De tal modo como si fuera un final de un destino caminado, o un comienzo. Una nueva aurora que despertaba en ese recodo del sendero. Un ascenso al firmamento, o una caída de un hombre a un abismo. reclinados sobre la hierba, tumbados boca arriba, amontonados unos sobre otros, había media docenas de cachorros jugando de forma inocente.
Ya no quería llegar a ser superhombre, ni siquiera Dios, ni muchos menos hombre, solo  perro.

DSCN0038DSCN0035
Sus gestos, su perfecta convivencia, su ascética postura reclinados en la hierba, me dieron ganas de llorar o de reír, no lo sabia. Escuche los susurros de sus gemidos, eran algo ancestral. Su lenguaje primitivo e instintivo me hacía reconocer que vivían en un mundo sin apenas diferencia entre lo soñado y lo representado, sin que fuera esto un inconveniente para ser guiados como nuestros antecesores prehistóricos por un impulso fuerte, y repleto de amor a la vida. Unidos por un subconsciente colectivo no domado. Sin deseos de mentir ordenando como los hombres una existencia que se desconoce y se deprecia de forma torticera. Sus ladridos me invitaron a unirme a ellos. Pero para ello, debía previamente matar mi voz interior. Esa cantamañanas que parecía nacer no de mi, si no de un rabino. ¿ Y ese rabino que llevaba dentro quién era? Mi padre. Fuera padre de mi templo, y tu también cultura, decadencia, pesimismo. Mi personalidad, crucificada ¿ qué sentido podía tenía allí? me recliné entre los perros. Pronto comprendí que no desentonaba. Por fin hacia algo sensato y coherente en mi vida: vivir como un perro. Acaba de hacerme el más grande de los psicólogos.

Angelillo de Uixó.

Licencia de Creative Commons
Si no puedo llegar a Dios o superhombre, seré un animal. by Ángel Blasco Giménez is licensed under aCreative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra enangelillo201.wordpress.com.

Nubes con humo llegan a Vall d´uixó.

Imagen

I.

EL caro poeta con tristeza se lamenta regando los geranios de su huerta,

Ante unos amigos del 15-M a los que ha invitado a almorzar

De que no haya en España una guerra civil.

Hail, hail, hail, hail.

Oh hermanos- les dice.

Las cosas no llegan,

No llegan, no,

No, no, no.

Oh baby, baby, baby.

OHHHHHHHHHH
OHHHHHHHHHH
OHHHHHHHHHH.

Las cosas no llegan,

No llegan, no.

España vive en paz,

Eso solo propicia la decadencia,

y que el viejo mundo siga igual.

Hail, hail, hail, hail.

Oh hermanos, hermanos, hermanos,

Escuchad mi amada voz;

Llena de emoción y de amor por vosotros:

La gente no puede tener porvenir,

Sin una guerra civil.

Hail, hail, hail, hail.

Sus amigos le contestan:

imbécil,

pero de verdad…

lo tuyo es grave.

y un: me gusta.

II.

Imagen

EL poeta coge un huevo y una vara.

Y canta:

Abra calabra.

Da con la vara sobre la cáscara,

Y rompe el huevo:

un pollo surge,

y extiende feroz las alas.

Ala Angelillo- le dicen sus amigos asombrados.

Cómo te lo curras.

Eres el más grande.

Bravo, bravo.

Silbidos, aplausos, ovaciones.

El poeta pide silencio, y explica su metáfora:

Cómo este pollo que ha roto el huevo,

Tras la guerra vendrá otro hombre.

Un hombre que tiene que romper su cascarón para nacer.

Oh hermanos,

Un nuevo ser por el que todos rezamos, nos pide ayuda.

Un ser que deje atrás las chonis,  el canis, el lumpen,

Los políticos banqueros y flamencos.

Un hombre que no tenga ambiciones económicas.

Qué no le guste el fútbol, ni el alcohol, ni las mujeres.

Ni deseo de otra cosa más que de trabajar la tierra,

Y vivir en armonía con sus perros y gallinas.

Este hombre será incorruptible;

Así cómo rubio y de ojos azules, o negro.

¿Que os parece amigos mi superhombre?

Gestos negativos en las caras,

Y voces de:

No, no, no,

Y cánticos protestas de:

Ole, ole, ole,

Lo llama hombre nuevo Angelillo,

pero fascismo es lo que es,

Ole, ole, ole.

Ole, ole, ole.

y una voz que dice:

pues a mi me gusta su superhombre.

Imagen

De repente, una nube que les hace toser envuelve a los asistentes:

Un 15-M grita:

Nubes con humo llegan a Vall d´uixó.

EL horror, el horror, el horror.

EL hermano bosque arde,

sus duendes y unicornios arden.

Imagen

Y el caro poeta, sin desanimarse , pidiendo ayuda para que le suban a la mesa y le entreguen los restos del huevo de donde saldrá el hombre nuevo, explica bajo el cielo azul el significado de esas nubes:

Caballeros.

¿Creéis que esas nubes han llegado hasta nosotros aquí por casualidad?

Esas nubes anuncian la guerra, me muestra un mensaje la borrasca pirómana:

Veo ardiendo en las nubes a España de parte a parte.

En estos altos cielos a los que yo me elevo, observo reflejadas ciudades reconocibles bajo la artillería.

Las casas arden, la gente muere, las torres caen;

Todo se disuelve en segundos.

Un soplo de aire y todo cambia.

Acabamos de perder Sevilla,

Pero tranquilos, le hemos quitado a la guardia civil Barcelona y Teruel.

Ahora veo emerger un submarino del puerto de Alicante que lanza un misil atómico al congreso donde está refugiado todo el gobierno.

Boom, boom, boom.

Imagen

Caballeros, les dice a sus amigos pidiendo que unan sus brazos para ayudarle a bajar de la mesa

Nos dirigimos a luchar por un mundo mejor.

La guerra civil pronto estallará, así lo presiento.

No hay que tenerle miedo, solo así se puede avanzar.

La paz es lo peor del mundo, es desperdiciar la vida.

Un Nuevo hombre está intentando romper el huevo.

Necesita acabar con este viejo orden para desarrollarse libre.

Mañana llegará el fuego del incendio a Vall d´uixó.

y nosotros no lo apagaremos.

Lo alimentaremos.

Hail, hail, hail, hail.

¿Quien esta conmigo?

Imagen

Angelillo de Uixó.


Nubes con humo llegan a Vall d´uixó. by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.