Posts Tagged ‘simbolismo’

La derrota.

DSCN00832012/06/el-molino-episodios-nacionales-de.html

 

A mi llegada a Vall d´uixó, el molino abandonado  de arroz del siglo XIX rápidamente  se convirtió en el mayor símbolo del municipio. Rodeado de  bancales de naranjos perdidos y por varios acueductos,  uno ellos  con base  romana  que casi roza sus muros de los que escapa  un tranquilo laberinto  acequias moras de callado  rodeno  hundido .Rotas por las  aristas  de los edificios de un nuevo orden. Presentí que con  la caída del molino caería el pueblo. El molino no tardó en quemarse. Ocurrió sin mucho escándalo, casi fue un incendio tranquilo, perfecto, tranquilizador para  muchas conciencias.  Hoy estaban plantando árboles a su alrededor, cuando crezcan… todo se abra olvidado, pero solo su reconstrucción y la utilización de las huertas que lo rodean  iniciaría la restauración de lo perdido.

I.

Se quemó  el molino,

con la misma indiferencia de la gente que bosteza juntos los arcos.

Se quedó  el molino,

como la muerte abandonada en los pájaros sobre sus piedras.

Y el agua que daba trabajo a mil bocas aplastadas,

Silencio su canto.

Y las bocas no dijeron nada,

mientras la noria sin molino todo lo molía desde el aire.

Bajo los puentes estaba la calle con frío.

Resistiendo con todas sus vidas a toda la ruina,

que bajaba desde arriba.

Y se quedaron como la muerte abandonada,

helados entre los naranjos disecados,

con pájaros vigilantes entre sus ramas.

Todas las sirenas estaban sonando,

pero no importaba más que la derrota misma.

Era una lucha para ver quien más perdía.

Y el fracaso de la batalla de los niños en las pizarras

la de los  enfermos en los algodones de los hospitales.

La bienvenida entre las alambradas de los que huían del holocausto,

era el rostro de la Gran Victoria.

Pero ningún general quiso ponerse la medalla.

Por eso las ranas y otros anfibios,

metidos en sus charcas,

cantaban felices a Júpiter para que lanzara más rayos,

ahora contra los enfermos de Parkinson.

Así el círculo se iba cerrando,

poco a poco en el ojo de un parado.

Angelillo de Uixó.

Advertisements

Ruina y perro.

De los eslabones silenciosos de hojas de seda,

del terruño moruno de mi tierra,

para los hombres que pacen las hierbas,

con dientes de caimanes secos,

moribundos en la charca fría,

de bandejas blancas,

cargadas de carne envasada,

que viaja florecida en cintas del supermercado,

que atropellan la sonrisa y la esperanza en una caja.

Cuento la calderilla de mi ruina.

Chafan las patas de los perros,

con su pezuña escarbadora,

ladrando a los ciempiés en celo de las raíces,

Haciendo con su cola enrojecer el aire,

en un ocaso de panales,

donde los hombres fabrican en cada celda :

lógica.

Contra las que lanzo una flecha para sepultarme.

Alimentando con el aliento de mi vomito,

casi de un borracho o de un profeta:

Mi ruina.

Paradoja del ojo de lechuga,

en cuya hoja de bronce

se escribe mi deseo del mal contrahecho,

roto en una gota de cristal que cae a un pozo.

Me mantengo,

en torno a mi sangre de pájaro derribado.

Angelillo de Uixó.


Ruina y perro by angelillo de uixó is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en angelillo201.wordpress.com.
Puede hallar permisos más allá de los concedidos con esta licencia en http://cel-agricultura.blogspot.com.es

La Desconexión de Junts i Per el si.

desconexióndesconxión II

starchild-2001-una-odisea-del-espacioimages
Junts i per el si se despertaron desconectados sobre unos bancos del parque de la mercè que alguien había pintado con la bandera catalana. Todo estaba muy tranquilo a su alrededor, sin embargo, esa mañana de martes de 10 de noviembre notaban que algo había cambiado dentro de ellos y a su alrededor. La gente que paseaba por el parque estaba muy contenta. El sol, pese a estar en noviembre era radiante. Aunque se veía en la gente muestras de alegría y felicidad en los rostros, había en ellos una pequeña sombra de asombro al mirarse unos a otros extrañados de estar desconectados. Junts I per el si se despedazaron. Recogieron como hacían de forma habitual los cartones que cogían de la calle y colocaban en los bancos de los parques para dormir ya que no tenínan casa. Empezaron a caminar tropezando, como si fuera la primera vez que lo hacían.
¿ Como explicar que era la desconexión?
Era como escuchar una nueva música, un nuevo lenguaje, un conocerse a uno mismo de súbito sin complejos, y reconocer a los demás de modo semejante a uno mismo, sin saber muy bien como era todo eso, ya que ocurría dentro de sus cuerpos de forma individual. Pero sobre todo la desconxión en ese primer despertar era tener la sensación de  haber aterrizado en otro sitio estando en el mismo sitio.
Exteriormente lo que había cambiado es que la gente se quería más, y sentían que serían capaces de vivir en paz y en armonía sin  los códigos escritos por reyes y caudillos que venían de tierras fronterizas y  les amenazaban con que su incumplimiento conllevaba la pena capital.
ahora que esa terrible corriente alterna opresiva había dejado de electrocutar a los catalanes gracias al desarrollo de un conciencia colectiva expresada en las urnas tras siglos y siglos de viles crímenes causados por esa conexión. Junts i Per el Si estaban seguros de que en su existencia se desarrollaría una nueva mente dentro de sus mismos cuerpos a través de  la idea de que había llegado a un nuevo espacio, una nueva tierra de oportunidades. Siendo conscientes de que ocuparía el mismo espacio pero que estaría delimitado por todos los catalanes y sería voluntad de ellos el que hacer con su vida y  su destino. El de los nativos. El  de la gente que durante miles y miles de años habían estado en ese trozo de planeta y habían construido una forma de comunicación, un lenguaje propio, una cultura que fue diezmada, ridiculizada, abolida, proscrita por las fuerza invasora vecinas.
Junts i Per el Si miraban el nuevo mundo por reconstruir.
¿ Como sería toda aquella conexión primigenia oculta dentro del alma y los sentimientos durante siglos?

ahora podría brotar a la razón y a los ojos del mundo.
Junts i Per el Si como si fueran astronautas que estuvieran en otro planeta miraban todo aquello con vértigo. ambos silenciaban todavía, pues acaban de nacer y era demasiado pronto para hablar, además de estar demasiado emocionados.

Angelillo de Uixó

Licencia de Creative Commons
La Desconexión de Junts i Per el si. by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en angelillo201.wordpress.com.

hundido en el carbón.

DSCN0006DSCN0007
Basado en hechos reales.

El tornillo ha dado una vuelta hacia atrás dentro del cerrojo y ha caído al suelo llevándose por delante la cerradura que con un sonoro clink trágico se desprende dentro del comedor  quedando la armadura de la cerradura a mis pies rendida. El vientecillo del otoño empuja la puerta quedando perpleja mi cara frente a la de mi vecino que me saluda.
Una hora después, medio monto este armatoste , no de una forma muy exacta, trato de averiguar porqué no va bien, pero no lo consigo. El caso es que está de tal modo puesto  que de un manotazo cualquiera podría abrir la dichosa puerta. No es la primera vez que me pasan estás cosas. Una vez tuve que tirar una moto después de intentar repararla. Así que me dirijo a buscar a un viejo cerrajero que me debe un par de favores.


Atravieso la puerta del bar medio día al que suele acudir, y mis ojos se hunden en valles desiertos, en voces tristes que miran vagamente la nada con una sonrisa maliciosa.
Aquello es una mina repleta de carbón, y yo busco a uno muy quemado, cuyo nombre es sinónimo de mil oficios, mil aventuras y sobre todo: mis fracasos personales.
Pregunto por Vicente al camarero, un tipo grande y calvo como una bola de billar con pinta de mongol y de tipo peligroso. Noto que lleva una tirita en la nariz de algún golpe.
Me responde que no tardara en llegar. Coloca un trapo grasiento sobre el hombro y me dice de forma brusca examinándome de arriba abajo como si supiera que soy un inútil y busco a Vicente porque no he conseguido arreglar el paño :
¿ quiere algo el caballero?

Un café con leche- respondo.
Unos tipos con la cara quemada del sol que están a mi lado atentos a lo que digo, se ríen de mi.

MTE4MDAzNDEwNDY0MzEwNzk4
Quería decir un whisky- corrijo , y el camarero me felicita.
Eso está mucho mejor amigo.
Deja el whisky en la barra y cruza los brazos como míster Proper.
Sin duda quiere ver como me lo bebo.
Así que me lo trago de un golpe y que quedo quieto, dentro de mi , mis entrañas arden y una bola de fuego sube por la garganta. Se que voy a toser pero debo controlarme por esos tipos, no se si es una cuestión de dignidad personal o que tengo miedo de los hombres. Los ojos me brillan y el tipo calvo sonríe. Una tosecilla empieza a brotar y al final acabo rendido y toso.
Todo ha terminado para mí. El camarero se va.


Entra al bar mi amigo Vicente con un hombre de media edad que brilla tanto como el resto de los que estamos allí: nada. El compañero de Vicente avanza vestido con chándal, blasfema derrotado con un papel en las manos muy nervioso.
Al verme Vicente me saluda, y me presenta a su amigo Torrente.
La oscuridad ciega tanto como la luz, escucho las palabras confusas y agitadas de Torrente y Vicente que hablan a la vez y olvido el asunto de mi paño.
Deja Torrente el misterioso papel en la barra que parece naufragar entre los whiskys que pedimos. Leo de reojo una sanción que parece más una reprimenda a su conducta: barrer la calle, regar las plantar del balcón, sacudidas de ropa desde el balcón.
Las acusaciones son bastante estúpidas, casi hilarantes y más en un pueblo donde el deporte local es reparar los coches en las aceras y dejarlas llenas de aceite, o tirar escombros o baterías de coches, camiones por laderas de montañas, pilas a las acequias y similares.

De repente experimento como si un pico en mi cabeza quisiera abrirse paso entre el carbón que me rodea y sacarlo a la luz para que brille.
¿ no cree que alguien, algún vecino, tenga algo contra usted?- le pregunto.
Claro que si, llevo años soportando a una vecina que me hace la vida imposible. Esta denuncia es cosa suya. Desde que compré la casa he sufrido en ese barrio el acoso vecinal de esa mujer. Dejando caer los brazos se explica.
Todo empezó porque le dije un día que tenía el coche mal aparcado y no podía salir. Vivimos en un callejón muy estrecho y yo tenía miedo de arañar su coche y meterme en problemas con el seguro. Ella en vez de quitar el coche empezó a insultarme y amenazarme. Yo llame a la policía local y le obligaron a quitar le coche. Cada vez que me veía desde entonces me insulta al igual que su marido. La denuncia seguro que es cosa suya.

justicia
Entonces comprendí que el carbón no puede brillar, solo puede permanecer amontonado dispuesto a perecer en las llamas para dar energía.

Puedes volver a casa para hundirte con ella en la blandura del carbón, abraza la denuncia del ayuntamiento, ya que nos has querido aplastar su coche. He aquí tu verdadero crimen y el principio de tus problemas.

Tras decir estas palabras el camarero con aspecto de mongol me felicita y coloca un vaso de whisky delante de mi:
Invita la casa muchacho.
El hombre pliega vencido su denuncia y mira al resto de parroquianos humillado.

Yo me siento feliz porque he inscrito mi lenguaje en el corazón de otros hombres mientras mi casa está abierta.

LazoNegroPicahqdefault
Angelillo de Uixó.

Licencia de Creative Commons
hundido en el carbón. by ángel Blasco giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en angelillo201.wordpress.com.

Colmillo lácteo sueña con fantasmas.

DSCN0138DSCN0136
En un rincón de un pobre hogar, tras bajar del monte de ver morir los viejos algarrobos habiendo atravesado en una  larga jornada estival de marcha por los largos secanos de la sierra de Espadan, como si colmillo lácteo fuera un Ícaro que ha aterrizado tras ver un mundo lleno de símbolos y metáforas que tiene que aprender a interpretar, el joven cachorro de husky al que el mundo le da todavía miedo, y cualquier forma desconocida le hace retroceder por la senda en que camina ladrando despavorido “sueña”  y al soñar colmillo lácteo gime, mueve las patas, tiembla. Más su amo,  un ángel custodio junto a él, así le habla:

DSCN0119DSCN0118

Si colmillo, en tu sueño te surge la calima traicionera  que hoy espantados hemos presenciado  formando  un mar de nubes misterioso que envolvía  el pueblo que despertaba cubierto con una fantasmal sabana sobre su lecho, entre cuyos desgarrones, asomaban madrugadores en diferentes calles un alcor parpadeante  placas solares sobre los tejados golpeados por  el tremendo martillo solar que hacía cantar cual sirenas a las  naúfragas chicharras, en este nuestro fantasmal  paisaje incorporado a los sueños,  que podríamos llamar mar flotante donde imaginar oscuras naves  surcando esta infernal y cálida niebla transportando difuntos. Ajusta en tu sueño el paso, galopa colmillo lácteo a los altos pinares, que unen el cielo con el mar. Salta las primeras trincheras de la guerra civil y alcanza senderos amarillentos del secano moribundo.

DSCN0137

Latas abiertas con nidos de avispas que zumban y calientan el día con su castigo, y ruedas entre los espinos en medio del campo verde te guiaran hasta las azules montañas entre cráneos de animales, despojos de pieles y plumas, cartuchos de caza de la vall d”uixo nacional.
Mi voz en tu oído, haciéndola sonar como una campana está contigo hermano colmillo. Pisa el sendero como el dedo una cuerda de guitarra haciendo un blend entre los cohetes que estallan en el aire anunciando la construcción de una nueva iglesia en el cielo, mientras el edifico se cae en la tierra. Los sueños anuncian la esperanza, aunque no la hay, todo colmillo lácteo se lo tragara la tierra, como las ramas polvorientas que no dan frutos en vall d’uixó, y si lo dan, parece un milagro del verano entre el abandono del ribazo.

DSCN0131DSCN0130
Triste soñar, atracados en lo alto del alto peñasco, contemplando un águila  cruzar errante un trozo de cielo, rodeados por una luz que abrasa, en la orilla del ribazo, todos juntos en la sombra de la última carrasca, al borde del camino junto el  barranco.
Angelilo de Uixó.

Duerme colmillo lácteo, despierta en el sueño, atrapa la metáfora tan necesaria para vivir.

Licencia de Creative Commons
Colmillo lácteo sueña con fantasmas. by ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en angelillo201.wordpress.com.

Somos la vall somos merinos

don quijotesom la vall II

decir esto: somos la vall, es lo mismo que decir somos merinos, entonces: ¿ cómo es posible que antes que yo lo haga, no lo haya dicho antes nadie del pueblo tan fuerte y claro como yo lo hago?
¿ Es que hay temor a balar de semejante manera?
O es que el merino,¿ ha cobrado tal conciencia de Don Quijote que se cree un ejército que puede ser salvado siempre por el pastor?

Aquellos pastores del pueblo ibérico, dotados de un gran sentido común para la codicia, el recelo , la rapiña, y el comercio. Pastor que sobre el talud ibérico nunca descansa. Siempre inquieto, intrigante y receloso a cuanto pasa. El mismo pastor que predica en misa, en el casino, en el burdel, ante los merinos sin creer en nada, más que en el arco y la flecha vertical con los que los dirige, y que  siempre recela que algo cambie, sobre todo cuando el soñador enviste con alabarda y ristre hasta caer vencido. mientras el merino, horda, masa, pueblo de rumiantes, pasa rudo junto al soñador vencido que intento mejorar la raza.

memoriaimages
Puesto Dios al merino sobre la suerte de la paz, a merced de la del sacrificio del pastor y del labrador. El mismo que hace de la tierra guerra, y que cuando quiere la olvida y cuando le interesa la resucita, apelando siempre al egoísmo del merino, que se deja conducir hasta los pastos incendiados, o a lo  alto del barranco, donde uno tras otro van cayendo al precipicio. Es la fisiología del merino, un comediante de la ley de vida, por los siglos de los siglos  en el andamiaje humano haciendo malabares carniceros ante los lobos, e hipotecando su conciencia. Como  tal modo la hipotecaron los pastores y los agricultores. Por codicia vendieron los prados, desde los altos pinares hasta los fértiles naranjos, a la orilla de los anchos mares.

1179784806_850215_0000000000_sumario_normal08
Una década alumbró esta hoguera de cemento,sobre aquel tahúr de la selva feliz, del que ahora perdida la partida se escucha el resurgir del balar.
El balar del cordero tarzan, el balar de podemos, el cantar del mio cambio, sin que el merino de estos campos deje de cambiar sobre el camino conducido.
La solución solo puede ser una: dejar de ser merinos y ordenar bien las cosas.

Y como solución no puede ser nunca una, como la mentira nunca es una si no que vienen en bandadas, una tras otras hasta hacer una montaña donde se encuentra arriba del todo nuestro merino, apuntamos otra: volverse el merino lobo.

1236802678_850215_0000000000_sumario_normal06
Angelilo de Uixó.

Licencia de Creative Commons
Somos la vall somos merinos by ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en angelillo201.wordpress.com.

Vall d”Uixó flota sobre el río Kwai.

Nuestra policía local vigila el puente Kuai.

Nuestra policía local vigila el puente Kuai.

Interpolación musicial:
Puente sobre el río Kuai.

El agua del Belcaire,
enriquecida por las laderas incendiadas,
se arrastra tormentosa por la ribera,
repletas de las primeras yemas de higueras,
semejantes a patas de gallinas,
caminado sobre las ramas.
que florecen bajo los pontones.

florecen las higueras junto la rivera

florecen las higueras junto la rivera

Se lamenta la voz de las aguas del Belcaire
entre las piedras y las cañas,
de la exigüidad de su existencia.
Promenade de ojos secos televisivos.
Que desde los balcones miran intranquilos.
La corriente está sembrada de amapolas,
lanzadas desde las nubes,
que se retiran a la otra orilla.

DSCN0048
Angelillo de Uixó.
Póngase este poema en relación con la peculiaridad psicológica del protagonista de la película del coronel Nicholson (Alec Guinness) y la actual situación social y política de españa.

belcaire
Vall d”Uixó flota sobre el río Kwai. by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en angelillo201.wordpress.com.