Posts Tagged ‘sexo’

Saturno sobre la cuna del hambre.

satuirno deborando asus hijos
Naufragarismos.

Sobre la cuna y la tumba,
envueltos en el hambre,
el niño y el viejo
Saturno frente Homero.
Nietzsche frente a Cristo.
Europa entera frente a los Griegos.

Sobre la cuna,
pende un cuadro de Goya,
Saturno devorando a su hijo.
Justificando su derecho a existir,
a que venza el más fuerte.
A sentir una profunda nausea por vivir.
Saturno nos dice con el rostro de Conrad:

saturno I
El horror,
el horror,
el horror.
No lo he creado yo.
Hay que mirar el horror,
e intentar sacar provecho de él.
entonces, entonces,

llore, pero comprendí
que te  pueden ir las cosas bien.
El horror.
Si hermanos,
El horror.
Saturno mientras devora a su hijo,
Por dentro está deshecho.
Mira la cuna vacía,
y siente ganas de procrear.

RUS01191
Angelilo de Uixó.

Licencia de Creative Commons
Saturno sobre la cuna del hambre. by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en angelillo201.wordpress.com.

El salto de la reja: la biblia del robo del ABC.

barbarie

Subtitulado antropología de la fallida raza hispanica que salta la reja.

Frente a la reja de la ermita donde se guarda a la casta, hace tertulia bajo la luna el pueblo, varios caballos y asnos. Los perros entre los radios de las carretas atados. Hogueras cómo estrellas. todos a una hablando con sus hermosas voces.La guardia civil de cerca vigila que hagan el robo sin molestias.
Cantadores y rimeros lanzan coplas a la casta:
Venimos casta a robarte,
y a sacarte protegida,
nosotros somos el pueblo,
no una panda de ladrones cómo el gobierno.
Imponemos ahora nuestra ley,

porqué podemos.
venimos a por lo que es nuestro.
Viva la casta,
viva la casta.

angelillo reja
Los gitanos se quitan el pañuelo e inundando de lunares el cielo.
A la una,
a las dos,
a las tres.
La raza hispánica se lanza a la reja cómo si fuera el congreso.
La masa sin forma bajo el claro de luna chillando cómo animales estrella su cuerpo contra la valla. Unos sobre otros se aplastan, y sus cuerpos sirven de espantosa e infernal escalera.
Heredia con el cráneo chafado por el pie de Bartomero:
Chafa hermano, chafa y avanza, hay que sacar a la casta.
Sonia con el brazo clavado entre los hierros, derramando abundante sangre, la cara amoratada sonríe ante los golpes de la gente que sube por su cuerpo,
Somos el pueblo honrado, los que no hemos robado y venimos a por lo que es nuestro y no nos han quitado: la virginidad.
Los gitanos son los primeros en saltar la reja, a golpes de coces  fuerzan la puerta.
Agarran la virgen y la sacan cómo una hermana pura entre lágrimas.
Todos lloran emocionados echando de menos su virginidad perdida, y cantan plegarías a la castidad:

Ay compadre,

si mi madre fuera casta,
yo no habría nacido.
Ay compadre,
SI papa no la hubiera metido.
yo no habría nacido.
Mama me dijo un día,

compadre
que le gustaba lo que le hacia Papa,
Papa me dijo un día,

compadre:
que le gustaba lo que le hacía a mama.
Por eso vigilamos a la casta María,

para que no se nos pierda.

La guardia civil tiene orden de dejar que consumen el robo. Cómo fantoches rodeados de velas y cánticos llevan a la virgen custodiada. Entre las aguas de las marismas se refleja una raza más cercana al animal que mata, que al animal que lucha por la libertad.
En Huelva una camarilla de policías  hacen bajar por las escaleras a una familia desahuciada.

la dejan bajo las estrellas.
Un amable policía indica el camino a seguir:
Aquel lucero que ven, es la estrella polar e indica el norte.
LA familia sigue el sendero y comprueban cómo  ha indicado el madero, la vieja reja de una casa vacía bajo el lucero polar.
Todos  saltan la reja y la ocupan.
En vall d’UIxó el pueblo más pobre y español de España, los mozos saltan en pandillas las rejas, y la religión  llena de pan la nevera.

salto
Anexo de otros saltos de reja, antropología de la fallida raza hispánica.
Rodrigo Rato salto también la reja y se encontró tocando la campana de bankia.
Barcenas salto hasta con trineo la reja.
Acebes metió la cabeza entre la reja.
Cascos, dicen que primero el pie y luego el cuerpo.
El rey metió la cadera por la reja
La infanta la oreja la metió por la reja.
La pantoja hasta la almeja metió por la reja.
Yo mismo, Oh lector, he saltado aunque parezca mentira,
alguna que otra vez la reja.

Todos en España estamos condenados a saltar  la reja,

y el que no lo haga:

Escoces.
Angelillo de Uixó.

Licencia de Creative Commons
El salto de la reja: la biblia del robo del ABC. by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en angelillo201.wordpress.com.

La navaja de Darwin.

zs3ntita2vxvub3jxuxe

Rafa Nadal, premio darwin: los que lo pasán mal en españa quizás serían priviligiados en otros países.

Rafa Nadal, premio darwin: los que lo pasán mal en españa quizás serían priviligiados en otros países.

Continuación de sanatorio. Basado en hechos reales y consumados.

Interpolamos una frase melódica  antes de introducirnos en está historia real dawinista.

articulo rebloggeados  Sin ti no soy nada:Pero no existe herramienta equivocada sino estrategia mal dirigida.https://wordpress.com/read/post/id/83811738/636/

I.

Allí está el pobre infeliz del que te hable- comenta ángel a Jośe Luis que agacha la mirada hacia la mesa del ordenador haciendo una mueca  de miedo y de distracción mientras intenta responder a un email.
José luis pestañea sin cesar y trata su atención de analizar lo que le acaba de decir Ángel, y a su vez de responder a una oferta de empleo que lleva más de media hora dándole vueltas a que responder con ansiedad. Ha leído varias veces el contenido donde explica la oferta que para apuntarse para coger fresas: ” se abonaran  treinta euros por derecho de admisión”
Ángel se acerca al hombre que ha señalado a José luis en un rincón de la biblioteca de vall

d “UIxó.
José LUis le pide consejo sobre la oferta de empleo:
Tu haz lo que quieras, tienes 43 años, ya vas teniendo edad suficiente para tomar tus propias decisiones, pero yo no me apuntaría  para trabajar recogiendo fresas ni aunque me pagarán.
ángel deja que José luis piense este sabio consejo, y se acerca al hombre que un rincón teclea:
¿ qué tal estás?-

rompe la concentración del hombre frente al ordenador con estás palabras.

el hombre levanta la cabeza del ordenador y contempla a ángel que cruza los brazos disgustado:
Te estuve esperando el lunes para ir a valencia al banco de España.
EL hombre, blanco cómo un muerto, nervioso, sintiéndose culpable ante la mirada inquisitiva de ángel baja la tapa del ordenador portátil.
EL lunes, el lunes…. ( piensa)

no pude, estuve mal.
Ángel suspira, toma a mal la excusa, le dirige una mala mirada:
Y el martes tampoco pasaste por casa. ..te puse un mensaje. ¿ Fuisteis vosotros solos verdad?- le pregunta esperando que confiese, y así lo hace:

Mira Ángel, no fue cosa mía. Sonia me dijo que fuera sin ti, que la policía te vigila y que nos meterás en problemas.
ángel, sentándose con paciencia frente al hombre, sin sentirse aludido le pregunta:
¿ que os dieron por todas las pesetas que había por la  casa?
120 euros, bueno.. a ella… yo tuve que poner la gasolina para ir a Valencia, 30 euros me costó el viaje y los cafés. Y encima la bruja de Fortunata con la que vivimos Sonia y yo, en medio del banco de España donde había tres guardias civiles se puso a chillar como una loca.
Dadme el dinero, dadme el dinero.

La guardia civil y todo el banco nos estaba mirando , y tuvimos que darle el dinero.
¿ Todo? – pregunta ángel.
Todo.

!a ver que hacíamos angelillo!

la guardia civil nos miraba, y la loca de Fortunata no hacia más que chillar cómo un marrano degollado dentro del banco de España:
darme el dinero, darme el dinero.
la muy cochina le levantó la falda en publico y se metió el dinero en las bragas, entonces le cambio la cara, nos cogió del brazo y nos saco del banco dando los buenos días a la guardia civil que nos miraba sin saber que decir. Todo el viaje angelillo iba la mar de contenta.
Había dinero tuyo ¿ no?- intuye ángel.
Algo había, unos veinte euros, pero…
Joder- exclama ángel.
¿ Y las monedas francesas que me contestes que llevarias ?
Lo que tú dijiste angelillo, que en el banco de España no nos las cambiaría.
Ángel haciendo ademán de saber por experiencia.
Ya os lo dije…Yo intente cambiar florines húngaros de mi viaje a Hungría y no me dejaron, unos 15 euros tengo en billetes húngaros, una semana de comer bien.
El hombre del ordenador levanta el cráneo  triunfador:
Pero un hombre que había en la puerta nos compro todas las monedas por 5 euros.
!Por cinco!- exclama ángel indignado siendo reprendido por Enriqueta, la bibliotecaria.
Por favor silencio, esto aún no es una comisaria.
Ángel, juntando las manos en ademán de piedad pide perdón a los usuarios y vuelve frente al hombre que tiene delante. hablándole bajo y cabreado cómo si el dinero fuera suyo:
Macho, eres idiota, seguramente valdrían mucho más las monedas, por culpa de gente cómo vosotros hay millonarios en este puto mundo.
Ay, Angelillo que le vamos a hacer- contesta el hombre intentando ponerse en pie.
mi espalda- balbucea con dolor.
¿ está bien?- le pregunta Ángel sabiendo del cuadro clínico que padece.
Necesito morfina-
¿ Y por qué no la has comprado con la venta de la algarroba del otro día?- le pregunta ángel cómo si le doliera también a él la espalda a él.
Por qué la señora Sonia quería que le comprará unas revistas de moda-se pone en pie el amante descuajeringado, fiel al amor de su cortesana que ofrece su compañía a todo aquel que le diga guapa.
Él lo sabe, y muchas veces espera en la puerta de la casa donde está acogido, esperando ver salir a otro hombre que ha estado con su novia, la que protege con su trabajo miserable recogiendo algarrobas en las montañas. Al salir de la casa subiéndose la cremallera se ríen de él y le dan una colleja en la cabeza, o le lanzan algún insulto a los que él no responde.

Fortunata, la propietaria de la casa que ha acogido a esta pareja desahuciada por el banco, suele preparar a todos los amantes  de Sonia café después de follar con ella. Ninguna de las dos mujeres con las que vive lo soportan a él. lo ven cómo un inútil, pese a entregar todo el dinero que gana con esfuerzo sobrehumanos de discapacitado, aferrado al trabajo con dolores espantosos.
Ambas mujeres están asidas a él, tanto cómo él a ellas, y creen que es una buena persona, por eso lo desprecian, no lo quieren, y necesitan esa lealtad heroica, poética, animal para sobrevivir
Él destaca de inmediato entre toda la gente. Es diferente a los demás.
Sus hermanos lo detestan, unidos al pensamiento de la masa dicen que es gilipollas.
En términos generales:

lo es.
Angelillo de Uixó.

Licencia de Creative Commons
La navaja de Darwin. by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en angelillo201.wordpress.com.

Open semen Kastellón

los jesuitas del mediterráneo nos aconsejan no  masturbarnos

los jesuitas del mediterráneo nos aconsejan no masturbarnos

Beatos redactores del mediterráneo,
locos por publicar parábolas evangélicas del asco, de la marginación, del terrorismo, de los antisistemas, de los borrachos, de los pobres que no trabajan.
Para convertirse en santos arqueros flechadores de la conducta que atraviesa a aquellos que tuvieron visiones de la vida en marte y se arrojaron desesperados por las ventanas de sus casas.
No han visto en el parque a los mendigos sucumbir a la vergüenza.
Ni han escuchado los gritos de dolor de una persona torturada por la policía por ir contra corriente en un teatro.
No le han dado categoría de noticia a un joven desplomado de hambre en un parque.

Han llamado terroristas de Mahoma y de ETA a aquellos que lucharon por sus casas a los que sacaba el banco por la fuerza.
Han pedido que se ingrese en manicomios y que se les extirpe la amígdala a aquellos super-radicales que dijeron que Stalin era un hombre bueno.

tras soportar la noticia del asco que les da un chico que se masturba, esto nos ofrece el periódico.

tras soportar la noticia del asco que les da un chico que se masturba, esto nos ofrece el periódico.

Han creado un grupo de WhatsApp de hombres y mujeres perfectamente depilados, estéticamente correctos, que ante la burla de un pene erecto en una cabina de estética se sienten heridos, traspasados, ridiculizados y aterrorizados cómo si una bella mujer que trabaja en un salón de estética le saliera un bigote.
Su voz se ha escuchado.
Por eso hay que llamarles asquerosos y repugnantes, por qué al final del periódico nos ponemos muy cachondos con sus anuncios de putas:
A todo vicio.
Oferta, orgía a 20 euros.
Angelillo de Uixó.-

Open semen Kastellón by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en angelillo201.wordpress.com.

Ex Rey y la ejemplaridad hacia los perdedores.

Imagen

Interpolación musical: Motörhead – I Don`t Believe A Word

http://www.youtube.com/watch?v=VnJ7hmhjPQA&feature=kp

Mongoloid tema de Devo.

 

 

Imagen

Se enciende la luz y se ven dos cuerpos sanos en un cuarto limpio. Se apaga la luz, oscuridad. Se vuelve a encender la luz al instante, brillan ojos de mujer satisfecha mientras es follada en un incesante croar vaginal: chaf, chaf, chaf, chaf. Sonido de una fotografía retratando esos ojos que queda eternizados en un fotograma arrebatado. Se apaga la luz, oscuridad. Se enciende la luz, un hombre y una mujer desnudos y abrazados minutos después de hacer el amor se ponen dos albornoces blancos. Reflexionan sobre la satisfacción que sienten viviendo en un mundo de dolor al que quieren unirse después de ser galardonado, él, con el premio nacional a la coronidad y la ejemplaridad.

-Iremos a un colegio de discapacitados para ver cómo han vivido la coronación esos perdedores- exclama ejemplarmente cansado de pasar de la excitación sexual consumada al abatimiento social sin que el heroico esfuerzo le haga descabalgar de los brazos de su bella pareja que sujeta hacia si por la espalda.

Ella, perfumada y limpia, salida de una breve ducha besa sus labios y acepta la propuesta con brillo cínico en los ojos.

Entra un mensajero de la coronidad sin llamar a la puerta mientras se masajean de nuevo. ( se han quitado los albornoces)

Señorías, el Rolls Royce les aguarda para llevarlos al evento- les dice tumbándose en la cama y pasando las manos sobre el cuerpo fresco y lácteo de ella mientras él deja que ella goce con el otro.

La gente en manada de gansos, dispersos por la explanada, empujándose entre si cómo borregos afinados y en estampida se acercan desbocados balando con banderas nacionales hacia la mansión donde viven la pareja de mayor éxito del país.

Él , cínico, cómo el rey de Persia, se asoma con su mejor falsa sonrisa posando junto a ella en el balcón.

Imagen

Le susurra al oído:

Mira esa pandilla de perdedores.

Son realmente asquerosos- responde ella acariciando su nalga premiada con el premio a la concordia.

La gente se agolpa a las barandillas que hay frente a la mansión colocadas días antes cómo medida de seguridad ante el peligro de amor que corre la pareja. Ser amado es tan peligroso cómo ser odiado, o cómo no ser ni amado ni odiado. Todo lleva consigo malas consecuencias, aunque siempre hay salida.

En el fervor amoroso una niña discapacitada es tirada al suelo y chafada entre las vallas cómo un inmundo gusano por la plebe. Es atizada sin piedad entre gritos de euforia y alegría desatados al ver saludar a lo lejos a la famosa pareja que va a ser galardonada con el premio coronación.

Una joven se vuelve al sentir la bragueta de un gordo pervertido rozándose contra su trasero. Se vuelve y le empuja. El gordo cae sobre un nazi que no acepta educadamente el empujón, y se desata una pelea. Las fuerzas de seguridad satan las vallas y se hermanan enérgicamente con la gente. Desde el balcón se observa una enrome mancha con forma montón palpitante de carne viva moviéndose, retozando hígados, brazos, piernas, calvas que colisionan con melenas, labios partidos, pulmones, ojos morados. Risas cínicas cargadas de humanidad y compasión de él y ella que se suben al Rolls Royce para recoger su premio ganado merecidamente sobre ese inmundo lodazal llamado humanidad.

Imagen

Bajo el puente de Cristóbal Colón lee la prensa ABC un sordo de un oído a un ciego.

Visten con harapos, cocinan unas lentejas en una olla con ramas húmedas. Les rodea inmundicia de cartones, defecaciones humanas y animales, ropa sin lavar, chatarra, sartenes con restos de comida, charcos de agua sucia donde flota un cuchillo de carnicero para lavar. Un perro sufre ataques de epilepsia y de hambre, apenas le dan de comer, suspira medio muerto.

El sordo, cómo no se escucha chilla mucho al leer:

“Hoy se le dará el premio de la ejemplaridad y la coronidad”

El ciego ante el titular llora emocionado recordando sus años en la legión.

Tira una piedra para que el sordo calle.

Ja- dice el sordo comprendiendo, acerca el oído al ciego que nostálgico le cuenta:

– Aún queda decencia y personas ejemplares en este país. Sífilis y viruelas me pego una niña de 11 años cuando servía en África para el rey, las piernas de la puta eran más delgadas que mis brazos, anémica y raquítica cómo la madre que la parió que le mandaba a prostituirse por cuatro pesetas. Los muchachos y yo nos reímos mucho de lo fea que era la mora, y la muy zorra,  con menuda nos la devolvió: sífilis que deja ciego. Uno de los chicos la estrangulo en un vertedero de basura. Los perros y los cuervos se la comieron en varios días.

Ja- exclama el sordo.

¿Que cara tienen, cómo son los premiados con el galardón a la ejemplaridad?- pregunta el ciego con curiosidad.

El sordo mira la foto:

Él es alto, delgado, de mediana edad, viste un traje de uniforme.

Ella tiene la cara alargada, melena rubia, viste muy elegante. Ambos están muy limpios, sobre una tribuna de la opera, y la gente de espalda a los músicos que se sienten despreciados por el publico, les saluda a ellos que están en un palco.

El perro tiene convulsiones epilépticas, la lengua le resbala fuera de la boca, se orina encima y muere.

El sordo se lo dice al ciego:

El perro ha muerto.

Por tu culpa- acusa el ciego lleno de rabia de súbito.

Ja. Tu nunca le has dado de comer- responde el sordo acusando al ciego indignado.

Yo no debo hacerlo, eres tu hijo de perra sordo mongol el que tiene que hacerlo- replica pegando una patada al aire el ciego.

No me llames mongol- contesta poniéndose en pie el sordo que busca el cuchillo del charco y se lo clava al ciego que le mete cuatro dedos de acero de su navaja en el costado al sordo.

Imagen

El antiguo Rey de la ejemplaridad se ha retirado a una pirámide sobre la que hay un castillo.

Notas de prensa:

Le vieron desaparecer de forma ejemplar, en silencio, arrastro las botas, la chatarra, los méritos, y se los llevo a la tumba.

Otra nota de prensa:

Ante el clima de corrupción, la falta de ejemplaridad de la sociedad entera, el país recibe con entusiasmo nuevos aires de endereza, y mira atrás y pide decencia para afrontar el futuro.

Otra nota de prensa

Ola patriotismo pornográfico: Una estrella del porno que dice que es la reencarnación de Agustina de Aragón, ha ofrecido 19 horas de sexo si la selección gana un partido complicado. Esperemos que la nueva coronación a la ejemplaridad ponga las cosas en su sitio, no queremos pensar que prometerá para que gane la selección el colectivo de chulos, criminales, mafias y macarras.

La santa madre iglesia encarnada en la forma un obispo orondo le informa al ex rey en el oído brindando con la sangre del perdón de que la nación está llena de pecadores, y eso es bueno para la Fe y la salvación nacional. Brindis y risas en la cena.

Pregunta el ex rey de la ejemplaridad que les ha parecido la nueva coronación.

El obispo achispado con el orujo de la verdad, responde tras tirar unos huesos de pavo a un plato una vez la carne ha sido triturada entre sus dientes y ya está siendo procesada en el vientre:

El pueblo está muy arrepentido de lo que es. Intentan esos perdedores escapar de la cornada que les ha dado la vida. Buscan de la forma más fácil e inmediata el éxito, la regeneración, el perdón. La ambición que esos subnormales tienen jamás la llegarán a conseguir porqué no la comprenden. Por eso acuden a la figura de su sucesor, ex majestad de la ejemplaridad, buscan en su símbolo que representa el triunfo, un ejemplo de que existe algo mejor de lo que son todos ellos. Se desprecian y avergüenzan de sus taras a fuerza de haber perdido siempre, no confían en ellos mismos. Ante su sucesor se conmueven los ciegos, los sordos, las mujeres abandonadas, en definitiva: los perdedores.

Imagen

Angelillo de Uixó.


Ex Rey y la ejemplaridad hacia los perdedores. by Ángerl Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://angelillo201.wordpress.com/.

Amar después de incubar.

Imagen

I. Las madres creen saber que aman a sus hijos.

Imagen

Vestida de Marilyn con costuras rotas, sin zurcir. Deja entrever el traje la forma de sus sinuosos pechos tersos esmaltados de luna láctea. El vestido del color de las lubinas que destellan plateadas bajo el agua. Camilo juega en la alfombra con un geiperman de Rambo y de la india de Pocahontas. Los fuerza a aparearse en el fuerte apache. Los plásticos de los muñecos chocan, Camilo ríe y se excita sexualmente. Suena de fondo música de Camilo Sesto. Antonia disfrazada de Marilyn tararea la canción:

“Morir de amor, no es morir….”

Bebe un trago de whisky en la cocina que le ayuda a reflexionar sobre si es feliz o no. Un jilguero colgado arriba del tendedero canta enjaulado infeliz.

La casa está llena de espejos, apoyados o empotrados en los muebles. En ellos le gusta a Antonia contemplase al pasar recordando algo de su pasado frente a al reflejo de su imagen. Cómo Eva sobre la piel de la manzana. En la pared del comedor hay un póster del Papa Juan Pablo II, mantilla de punta sobre los sofás. Una figura de un toro de lidia muestra sus cuernos erizados a la luna sobre el techo de la vieja televisión fhilips que parpadea encendida un programa de contertulios de antena tres que hablan sobre el día de la madre.

Imagen

Mama, mama, pipi- chilla Camilo.

Antonia-Marilyn acude a la alfombra y sonríe entristecida al contemplar a su hijo.

Lo lleva al baño. Allí le baja la bragueta y le saca su zib que sujeta con sus manos sobre la taza del bater.

El niño frota sus hombros juguetones de joven fauno sobre los pechos de su madre que se sonroja mientras mea Camilo. Antonia observa maravillada y preocupada el tamaño del miembro de su hijo que puede provocar que su padre lo castre por envidia.

La madre de rodillas, junto la taza del bater que forma una cascada blanca y redonda cómo una corona ceñida sobre el pequeño lago del fondo del trono, donde se mezclan con las aguas doradas que son empujadas por el furioso torrente al desagüe.

Le implora Antonia entre el ruido del agua de la cañería que carga de nuevo la taza:

Camilo, Camilo, nunca le muestre esto que te cuelga a tu padre. ¿ Comprendes?

Camino hace ademán afirmativo, sin comprender, pero si presintiendo en su subconsciente el peligro de castración y el lógico temor que debe sentir hacia su rival:

Su padre.

Abraza a su madre y le besa el cuello de forma afectiva.

Antonia le devuelve los besos, lo agarra por el aire. Camilo ríe inocente al igual que ella que le besa en los labios, las mejillas, las manos, el vientre, sintiéndose feliz, aliviada, plena, juguetona.

Loba y lobezno se abren paso en la emoción de la vida, en lo exterior, alejado del misterio interno.

Imagen

Mama, mama, quiero dormir contigo- le pide Camilo impertinente.

Ambos son inocentes.

Pero ahora es pronto para hacer la siesta Camilo, y tu padre puede venir en cualquier momento hijo mío- responde preocupada mirándose en un espejo y subiéndose el traje de Marilyn.

Vamos al parque Camilo, a ver si está tu padre. Llévate a Pocahontas para jugar- exhorta al hijo.

Camina a la habitación de Camilo por un pequeño pasillo de baldosas negras de cuarenta por cuarenta con manchas blanca.

La habitación parece la cueva de un animal.

Peluches de perros, panteras, osos, juguetes por el suelo, una cuna superada en un rincón, por desmontar aguarda. Una cama en el centro con sabanas del ratón Miki. Ropa por toda partes. Un armario frente a la ventana con perchas. Busca un pantalón y un Jersey limpio que lleva a la alfombra del comedor donde lo cambia.

Marilyn y Camilo, cómo una reina y un príncipe “¿Quizás Hamlet y Gertrudis?”

caminan regios y repletos de dignidad entre naranjos cargados de azahar que plantados en pequeños alcorques de las aceras exhalan su perfume triste y aprisionado, cómo naranjos de maceteros, adornando las decadentes y sucias calles de vall d´uixó bajo las melancólicas farolas donde se paran los borrachos a llorar.

Cleopatra en el parque se exhibe con mayas de leopardo que marcan tanga, diadema sobre la negra melena lisa. Cargada de espeso maquillaje con todos los colores del Nilo sobre pestañas, uñas, parpados, mofletes, labios, aros de plata tan grande cómo la luna colgando de las orejas, por los que puede saltan un león. Cinturón de tigre en su voluptuosa cintura, tacones de dos pisos.

Su niña de seis años le llama desde el columpio. Cleopatra que habla con varios hombres, escucha a su hija que le grita con su vocecita infantil y dulce:

Mira mama vuelo.

Se vuelve y la saluda.

Más alto mi niña, más alto, que tocarás la luna.

Un farandul le pasa un porro de marihuana bañando en coca, pastillas, LSD y heroína a Cleopatra que lo agarra aspirando hondo, buscando la felicidad o quizás el alivio de vivir.

Marilyn llega con Camilo al parque. Besa en los labios a un treinta añeros vestido con chándal de Adidas, zapatillas nike, pelo rapado, barba de dos días, tatuaje visible de una cobra en el cuello, pendientes de oro en las orejas, crucifijo sobre la marca del chándal.

Churri- exclama el farandul pegándole una palmada en el culo a Marilyn que sonríe de forma idiota- así me gusta que vayas.

Cleopatra se acerca a Camilo a saludarle. Le da dos besos y con cariño exclama:

Pero que guapo estás Camilo, cada día te pareces más a Camilo Sesto.

Marilyn siente su pecho palpitar al escuchar esas palabras. Sus piernas le flaquean y sacando las enormes gafas de sol de su bolso se las pone rápidamente para cubrir sus ojos aguosos.

Voy a comprar agua al kiosko, cuida a Camilo- le dice a su esposo para disimular y poder salir de allí.

¡Qué rara es tu mujer!- exclama con disimulo Cleopatra al Josele que hace un gesto de indiferencia tocando la cadera a Cleopatra que ríe estúpidamente y con malicia de gata femenina ante la caricia y las intenciones cabroniles, varoniles y dañinas tan respetadas por las hembras.

II. Las madres no aman a sus hijos y sufren por ello.

Imagen

La tierra del parque está húmeda después de regar. Los tacones de Marilyn se hunden con ella cómo se hunde un ataúd en la tierra.

El cielo se cubre.

El agua cuando se seca forma las nubes, y las nubes forman el agua.

No hay remedio.

En el parque todos miran a Marilyn cómo atraviesa el kiosco y se aleja con la cabeza gacha.

Llega a casa y explota su mundo interior. Rompe las fotos de su hijo al que desea matar.

EL jilguero canta sin cesar. Le abre la puerta de la jaula y escapa. Marilyn se cambia Hace las maletas. Huye al saber que no ama a su hijo.

Su hijo solo representa una fantasía sexual que le ha aliviado de una neurosis a través de su alienación amorosa materno filial.

Al cerrar la maleta mete la foto que tiene de ella junto a Camilo Sesto vestido de Jesucristo al acabar la representación de Jesucristo superstar.

Él fue su primer y único amor.

Ella era una adolescente que paso una tarde con su ídolo- Sueño de por vida- Camilo le dio el teléfono, pero que nunca tuvo tiempo para volver a verla. Paso varios años esperando, llamando. Al final lo olvido todo, se caso, y tuvo un hijo que se parecía más a Camilo Sesto que a su padre. De allí nació una fantasía que de repente, en ese instante en el parque se rompió.

Imagen

Antonia besa la foto entre lágrimas, suena el grifo de la bañera que ha abierto sin darse cuenta. Salpica el agua furiosa subiendo su nivel y rebosando por el suelo. Un profundo dolor que emana en el alma de Antonia conmueve las paredes de la vivienda.

Ella grita desesperada, homicida, suicida.

Sacudida en su mundo interior, salen al exterior sus cimientos que se esparcen por la casa.

¡Dios se ríe de todos nosotros!

Imagen

Angelillo de Uixó.


Amar después de incubar. by Ángel Blasco Gimémez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://angelillo201.wordpress.com/.
Puede hallar permisos más allá de los concedidos con esta licencia en www.scribd.com