Posts Tagged ‘sátiras’

 

Yo estoy el 1 de mayo metido en casa,

Como todos los sindicalistas.

Confinado como en una dictadura,

Pero por buenas razones en casa confinado.

Sobre lo que hoy se habla de lo que nos han robado.

Como en el campo cuando se habla de que nos han robado.

Mejor no saberlo.

Por qué si te cuentan quien te ha robado,

Debes hacer algo.

Es una cuestión de honor en el campo.

Yo prefiero salvar el honor con estas palabras:

“Por favor, no me digas quien me ha robado.

No quiero saberlo”

Además, quien te roba,

Suele esconderse y acusar a los demás.

En el 2008 nos robaron el trabajo.

Y los que lo hicieron ,

acusaron a los inmigrantes, y de paso,

a los desempleados por vagos.

¿ Hicimos algo?

Pues mejor no saber la verdad.

Ahora en el 2020, el que nos ha robado el empleo:

Ya no es ni persona.

Algo enano, un virus creo que le dicen al culpable.

Mejor no saber la verdad.

Que cuenten los bulos que quieran,

de verdad.

Yo prefiero no saber quien me ha robado.

A los partidos políticos les viene también bien:

No se puede detener a quien nos ha robado por ser invisible.

Nos comprenden a los que les irá bien en la butaca,

incluso en estás circunstancias.

Se apiadan de que nos hayan robado a nosotros ,

que no tenemos nada,

más que como mucho, un trabajo.

Quizás nos den algo.

Siempre que no digamos quien nos ha robado.

Igual hasta ganamos algo,  si nos callamos.

II.

Una bolsa de trabajo.

Los ayuntamientos abren bolsas de trabajo.

Yo abro una cuando abro un paquete de garbanzos.

Sembrar un kilo de garbanzos, es una jornada de trabajo.

Mucho más que cocinarlos.

Necesito gente, como los ayuntamientos y las cooperativas,

Desbordadas en la recogida;

por la falta de mano de obra de los inmigrantes.

¡ que canallas, los culpables de la crisis, a los que expulsamos,

Ahora nos faltan!

Abría que tirar a los que quedan para que aprendan a no ser expulsados.

Los de aquí no quieren ir al campo.

Malos sueldos y precariedad.

Se comprende y se siente.

Yo también trabajo en el campo.

Ofrezco un negocio permanente, que dependa de nosotros.

Nadie me llama.

Todos prefieren dos semanas con el ayuntamiento y las falsas cooperativas-

Cuando cierran la bolsa,

es como cuando yo abro la bolsa del compostero.

Todos a la mierda.

III.

No pierdas la cabeza,

Si te roban el empleo.

Escucha lo que yo te digo hermano.

La resistencia de tu mente,

Tiene que ser más fuerte,

Que las humillaciones sociales y económicas

Que se esperan.

No pierdas la cabeza,

Si te roban el empleo.

Y te hacen pensionista por inútil

A los 30 por qué no hay trabajo.

No pierdas la cabeza

Si te roban el empleo.

No vivas de la sopa boba del estado,

Idiotiza.

No pierdas la cabeza,

Si  te roban el empleo.

Angelillo de Uixó.

 

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La lluvia es fea,

cuando uno espera

escuchando tronar

y no pasa nada más.

Ni se pone uno triste,

ni melancólico,

cuando el día es de lluvia Fea.

Solo invita a blasfemar

para ver si a los ángeles

les da por llorar

y sueltan alguna gota.

Pero parece que sean sordos

y sus risas truenos

que afean el cielo como si tuviera diarrea.

Angelillo de Uixó.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

images

En medio de una pista forestal de Vall d´Uixó , veredas repletas de pinos formando fila sobre escarpados barrancos. Todos aquellos hombres que la cruzan en bicicletas, haciendo footing, a caballo…. vienen a sentirse:
campeones.
Entre un paisaje luminoso con el frescor de los naranjos bajo las pinadas, y de fondo arrinconado al este un mar vencido con mil rutas que surcan tranquilamente los barcos. A la resaca del ojo que otea en ese lugar y vuelve la mirada del mar a la tierra, sobrevolando la montaña coronada por el castillejo del Almenara, y se clava de nuevo vibrando cerca de su cuerpo en esa solitaria pista donde se centra en un objeto que avanza . Un hombre con una cámara delante de ese objeto a unos doscientos metros, se detiene para esperar a un trineo que galopa . Gimen sus hierros al trote de las pezuñas de los perros cuando se abre el ojo frío de la cámara, su conductor da la orden de freno a voz, pulsando a la vez las manillas de la bici-trineo tirada por tres perros. La bicicleta barrunta antes de detenerse, y el último hierro con los arneses de los canes agoniza bajando hacia la rueda.
Roce de zapatas sobre las aristas de aluminios de las ruedas, los radios van viéndose sin que lleguen a parar hasta que los animales dejan de tirar al llegar a la altura del hombre que corría delante de ellos con una cámara. Este va filmando la llegada.
Sonriendo a cámara con seguridad y aplomo junto a su equipo de perros, apeado de la bici que sujeta aún con el apolineo casco ciclista en la cabeza, y la mano llena de cadenas con los perros, mochila deportiva a la espalda, sitiándose en medio de la pista como un campeón, habla a la cámara como si lo hiciera desde el balcón del Ayuntamiento a su pueblo.
Hola, mi nombre es Ángel, y estos son mis perros, unos campeones. Estoy haciendo un croosfading, y buscando patrocinadores para ir a Teruel, a la gran carrera de trineos y representar a Vall d´ Uixó.
Estoy seguro de que voy a ganar. Tengo unos perros ganadores. son unos perros abandonados que recogí de la calle cuando eran pequeños. Al principio no sabia que hacer con ellos, porque al recogerlos ya no podía abandonarlos. Así que vivían en un corral donde los metí, siempre encerrados porque ladraban y mis vecinos llamaban a la policía. La verdad es que les pusieron mala fama. Pensaba que no se podía hacer nada por ellos, y que estarían condenados a vivir en un corral hasta morir de aburrimiento y medio subnormales. EL tiempo pasó rápido y cuando me di cuenta eran muy grandes, y su fuerza se estaba malogrando. Un día pensé que ellos podrían servir para tirar de un trineo. Hice uno bien pesado con una carretilla de obra, y les encanto. Les dio el trineo una meta, un objetivo, un sentimiento de equipo. Después los enganché a la bicicleta. Poco a poco fui creyendo que ellos eran como yo:
unos campeones.
Hace unos días en el taller de empleo donde aprendo el oficio de botellero, por si alguien no lo conoce, es el que abre las botellas a los camareros en los grandes salones de fiestas, o se las abre en los estadios a los entrenadores de baloncesto, de football. Don Emilio, mi monitor, se enteró de que había una gran carrera en Teruel. Pero yo no tengo bici en condiciones, apenas frena porque es de zapatas, y aparte de que se desgastan muy pronto, apenas frenan, necesito unan bici con frenos de disco para parar a los perros. La bicicleta además tiene el sillín roto de un piñazo contra un pino que me di. Saltamos los perros y yo por el aire y rompimos varias ramas con nuestras cabezas. Me duele mucho el culo después de cada entrenamiento , y llego a casa pensando que me lo han roto en el bosque. Por eso me gustaría tener un bici nueva, con sillón, además necesito un entrenador, como lo tengo yo para buscar empleo. Que motive a los perros y a mi para subir las cuestas más duras. Como cuando ven los perros un gato, entonces se motivan y suben hasta por una pirámide. En las carreras me han dicho que no tiran gatos, ni liebres. Por eso siempre viene bien alguien que nos guié que nos represente la meta que queremos alcanzar. Si decide patrocinarnos el Ayuntamiento, o el servicio de empleo, llevaría publicidad de las Grutas de San José de Vall d´Uixó, y las cifras del paro, y cuando recoja las medallas se lo dedicaré a mi pueblo y a la gente que tiene empleo este mes.
Espero que apoyéis nuestro objetivo, porque nosotros somos:
Campeones.
La escena se cierra cuando el botón de la cámara pulsa stop.
¿Ha estado bien? Le pregunta Ángel a su compañero.
Bien, en Castellón el casal popular te preparará la hucha- le dice J.M. dándole la cámara a ángel.
Los perros huelen las hierbas, mastican algunas, agitan los rabos, escuchan la orden de adelante, y como soldado en formación obedecen. ambas bicis se alejan por la pista forestal como verdaderos campeones compitiendo la que va tirada con perros con la que va sin perros. Saltan , suben, bajan cuestas, todos con la lengua fuera porque son:
Campeones.
Angelillo de Uixó.

índice6

 

 

 

Así hablaba Paradón escuchando las noticias, intentando con su ingenio abrir con un corta uñas la lata de atún desmigado del programa de alimentos para los más desfavorecidos que ofrecía el gobierno de España. Se podía saber si el atún, los botes de judías, de melocotón , era de los programas de alimentos gratuitos si carecía de ranura abre fácil. Bien difícil se lo ponían a los que iban a por alimento el gobierno, que jamás estuvo tan bien cerrado los botes de habichuelas, de garbanzos, de lentejas como los de estos programas que parecían llevar candado, como la ley mordaza que varias veces le habían aplicado a Paradón los jueces del presidente de España.

¿ Acaso no vamos todos solos , abandonados y a la deriva cuando más abajo por la sandalia opresora del presidente del gobierno y sus huestes de banqueros, policías, jueces, y fiscales. Así pues ,se abren heridas de forma mucho más sencilla que esta lata de atún con los excesos vehementes del presidente del gobierno de España declamando en el aniversario del asesinato por un grupo guerrillero de Angelillo Blanco , que su muerte era como haber perdido su vida, como arrancarle un ojo. Entonces se monto un profundo guirigay, porque a muchos se tocaron el ojo, y recordaron que se lo saco la policía del presidente del gobierno en las manifestaciones pidiendo empleo y dignidad, otros recordaron a las palabras del presidente a sus familiares asesinados de forma inmisericorde en una cuneta por la guarida civil, otros se quejaban por vivir en un contenedor de basura y estaba muy jodidos porque antes vivían en una casa que se había quedado el banco rescatado pro el gobierno. Pero el único que parecía no enterarse del daño que hacían sus palabras era el presidente del gobierno que seguía hablado así por la radio que retransmitía el mitín en un banquete rodeado de ministro,curas y militares:

“ La patria se alimenta de mártires como Angelillo Blanco que se enfrentan a los enemigos del país que pretenden destruir la paz y la unidad. Pero nuestras fuerzas de seguridad donde descansa bravamente el brazo ejecutor de la autoridad mantiene a salvo de las organizaciones terroristas a cincuenta millones de españoles, que pueden salir seguros a la calle y respirar libertad gracias a que infatigables no hay terrorista que se les escape. Hasta en los lugares más inimaginables, en parques haciendo de titiriteros, en ateneos haciendo chistes de Carrero Blanco, son atrapados en pleno delito.

Se escuchaban los aplausos de fondo, Paradón colocando el oído al altavoz, prestando atención a otros sonidos casi ocultos, podía escuchar como el obispo se lanzaba a la bandeja con el lechón y le decía al mancebo que la llevaba que lo dejara allí y trajera champán. La voz del ministro de hacienda no reparaba en el gasto al caviar. Una vez se retiro el presidente ele preguntó una periodista a la ministra de empelo que se arrancaba un trozo de salmón ahumado de su boca tan grande como la cabeza de un hombre sobre la cifras de empelo.

Hoy no es día para recordar eso.

Paradón, ahuyentando su oído de la radio exclamó: recordando:

Pues yo Paradón de Vall d´uixó el día que asesinaron a Angelilo Blanco ya buscaba empleo, y tantos años después sigo igual. Señores políticos, dejen de recordar el pasado de difuntos preocúpense de verdad de los vivos. Haciendo palanca el  corta uñas roto salio volando hasta el ojo de Paradón que se quedo tuerto mientras condecoraban a varios policías por su labor en la lucha contra el terrorismo, tras detener a un hombre cubierto por globos de colores en un banco, que llamaba ladrón al gerente.

Angelillo de Uixó.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

Envíame flores cuando me mates en  el cielo.

indice

 

Sobre las flores de un pleno.

 

Un muerto.

 

En la plaza de Sol,

podemos.

Envíame un abrazo fraterno,

compañero,

cuando te mate.

 

Que después de la muerte,

hay vida,

en el cielo.

allí no hay nada.

Entonces,

está todo.

Levanta pues la risa,

como la alegría en el huerto.

Vuelve, vuelve con nosotros,

compañero de bajo tierra.

 

envíanos una señal,

alegre y feliz.

basta con un tuit.

Abajo el mal humor de los verdugos

que para eso están los de enfrente.

Tan terrenales,

que dan miedo de sanguinarios y fieros.

que matan sin poner una sonrisa.

Nosotros no podemos ser ellos.

Por eso les damos espanto.

Porque traemos un mundo nuevo,

Y lo bajamos del cielo,

bajo suelo.

angelillo uixo.

La pecera Griega.

pecera griega

Imaginemos a cualquiera de nosotros entrar a comprar pienso para sus perros en la pequeña tienda de mascotas que hay en de la esquina de la plaza del mercado de Vall d”Uixó, junto al bar de la Pataqueta, y la pecera con el templo Griego que está en el fondo es Grecia entera que se ha hundido con un crack o choque de países. Ahora imaginemos  que los pececitos que flotan medio idiotizados sobre las columnas del Partenon son los ciudadanos Griegos. E imaginemos que la mujer que acaba de entrar a la tienda  seguida de un niño rubio que parece ser su hijo  es Angel Merkel.

en Grecia en la puerta del tesoro de Atreo, Micenas

en Grecia en la puerta del tesoro de Atreo, Micenas

Tú estas entretenido observando el agora de la pecera donde un pez con cola de sirena parecido a Aristóteles  parece examinarte, hasta que se aleja del cristal con otro que le acaba de llamar y es semejante  a Platón , incluso  mueve de forma grácil la cola por el agua, desaparecen en una cueva del fondo del acuario.

Sonríes ante la belleza del espectáculo cuando escuchas sin querer a la chica que trabaja en la tienda de mascotas hablar con la mujer que se parece a Angela Merkel que ha preguntado cuánto cuesta la pecera.
La chica empieza a hacer la suma:
La perece 50 euros,
el decorado 30,
el motor para oxigenar el agua 15.
Los pececillos cada uno, 1 euro.

Mama, mama, quiero la pecera pero sin los peces -exige el niño rubio tirando de la falda de la mujer que parece Angela Merkel ante cuyo rostro me he vuelto atraído por la conversación, y tras examinarlo lo hago con desagrado, pues refleja un espíritu  mediocre y mezquino de naturaleza despiadada burguesa.

-Me llega para todo menos para los peces, me llevare la pecera pero tire los peces fuera por favor-

escuchas decir con vergüenza a esa mujer, observando ahora que lleva el monedero cerrado entre sus gruesas zarpas.
La chica de la tienda  no está acostumbrada a vender la pecera sin los peces, ni tiene sitio para dejarlos pues la tienda es muy pequeña  ya que solo hay esa pecera en todo el humilde local.

La empleada entonces responde amable intentado convencerla de que se quede con los peces. No lo hace por el dinero, si no por los peces.
-Pero si lo que menos vale son los peces, de verdad, y hay muy poquitos, son media docena.
Merkel gira la cabeza y da una explicación económica cómo respuesta a su conducta:
Nain, solo tengo para la pecera y los complementos, no quiero nada gratis. a cada uno lo que le toca.

la puerta de los leones, Micenas, Grecia.

El niño está muy contento con su nueva pecera , grita y se entusiasma correteando por toda la tienda triunfador, aunque yo que observo todo esto, lo hago muy perplejo, ya que no comprendo los motivos de su alegría. Si es por haber obtenido  la pecera, o por tirar los peces fuera de ella. Los animales de la tienda que descansan en sus jaulas se alborotan ante los gritos del niño presintiendo que a ellos les  puede pasar lo mismo.
Así, las ardillas rojas españolas que dan vueltas dentro de una rueda de una jaula les da un síncope, lo mismo les pasa a las cobayas italianas, a los hurones búlgaros que se suben por los alambres de las jaulas. Los únicos que aguantan tranquilos son los bulldog franceses.
La chica de la tienda parece asustada, mira los peces griegos con lastima y trata de mediar, aunque su posición no es neutral ya que trabaja allí, y por eso debe obedecer los caprichos de  la clienta, pese a no conocerla de nada, mucho menos que a los pececillos con los que  lleva dos años conviviendo y alimentando.
Si quiere le regalo los peces- llega a comunicarle a modo de oferta la trabajadora para salir del paso, ya que los peces son siempre lo más insignificante en un acuario, lo realmente valioso es, tal y cómo pasa en los estados, no es la vida de sus ciudadanos, si no la construcción del mismo.
Angela Merkel niega con la cabeza de forma misteriosa y obstinada hasta lo ilógico  sobre la oferta que le ha hecho la dependienta. La chica y yo intuimos algo siniestro en esta sinrazón. Lo que no nos imaginamos es que le cuesta decir en publico a Angela Merkel  que el motivo de comprar ese acuario es para que su hijo meta  a varias ardillas rojas españolas para ver si saben bucear.
La dependienta busca con la mirada a quien la pueda socorrer, pues por su trabajo no puede negarse a dejar de vender la pecera que lleva dos años en la tienda esperando comprador, pero de otra parte cómo una paradoja del capitalismo, moralmente no tiene valor para matarlos .

Me mira a mí como su último recurso:
¿ Y usted no quiere comprar la pecera Griega?- me pregunta suplicando.
Yo soy un indigente, así que  le contesto la verdad:
ojala pudiera comprarla, pero no tengo dinero, lo único que está en mi mano es denunciar lo que he visto y he escuchado.
angelillo de Uixó, dedicado a J. Lobo la única persona que he  conocido viajando por Grecia con la que aun  tengo contacto aunque sea por internent.

Licencia de Creative Commons
La pecera Griega by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en angelillo201.wordpress.com.

Darwin no la vio venir.

imagesno la vio venir
subtitulado: el ocaso del PP.

Chari con la mirada lúgubre que contrasta con el dibujo de un perro feliz imprimido en la camiseta de la protectora de animales de Kastellón de la que es presidenta. Es la única compañía que le queda dentro del despacho número UNO del ayuntamiento de vall d”uixó. Da consuelo a Darwin que va a tener que abandonarlo tras perder las elecciones. Chari apoya una mano en el hombro del alcalde en funciones cuyo rostro de ocaso está tapado por sus propias manos enjuagadas en lágrimas mientra escuchaba  portazos,  pasos rápidos,  declaraciones enloquecidas de concejales que se sucedían por la alcaldía que debían abandonar en breve.

Timbre de voz neurótica del alcalde Darwin , ha perdido los nervios ante la caricia de Chari:

Es todo repugnante, volveremos a un estadio animal en el momento en el que nos vayamos de aquí. cómo esos sucios perros de tu protectora que comen sus propios excrementos sin ningún tipo de pudor y aúllan a la luna lujuriosos. El pueblo de vall d”uixó está destinado a vivir empobrecido por su falta de sentido a la adaptación y la inmoralidad en la que les gusta existir. ahora alienados, elevan sus reclamaciones y quieren imponer su modelo de sociedad animal.
Darwin se quita la mano de Chari del hombro y furioso con el pueblo exclama:
– Es bochornosos escuchar a esos arruinados inútiles desgraciados muertos de hambre que viven en la suciedad más hiriente, animal y repugnante que uno pueda imaginar, reír, brindar con cava, exigir peticiones.

Chari se aleja unos pasos del alcalde moviendo la cabeza, haciendo cruces con las manos y asombrada de los acontecimientos:

182937_495816817151918_1790030682_n

No quiero ver lo que nos aguarda. Será cómo si los perros de mi protectora tomaran el mando y mandaran. Yo, que todos los días contemplo a los perros que recojo y doy gracias de mi humanidad, de haber dejado atrás el estadio animal.
Dios mío…. cómo hemos llegado a esto.
¿ No se explicó lo suficiente del peligro perroflauta?
Girándose hacia Chari el alcalde estupefacto:
Yo tampoco comprendo este retroceso.
Grita:
Son Bolcheviques.

Se hace un silencio en el despacho.
Junto a la puerta se escucha a Pedro de San Pedro concejal en funciones de cultura haciendo unas declaraciones a una cadena de radio. Sus labios se arquean y forman una mordaza que muerde las palabras :

hqdefault

Es tremendamente repugnante la nueva alcaldesa. Yo, mi persona, ha sido testigo de que fue rociada de champan completamente desnuda en el balcón de la sede de su partido. Se transformó ante mis ojos en una tremenda yegua lubrica capaz de devorar a cualquier hombre. Estaba allí con los brazos extendidos invocando  la plateada luna, ante la gente pobre del pueblo que se agolpaban sudorosos a idolatrarla, con los ojos muy abiertos, recreándose en la visión del jabonoso cava bajando por su piel y regando sus gargantas. Yo vi cómo  bebían de su cuerpo cómo si ella fuera una fuente palpitante y tórrida, un manantial  lujurioso donde sumergirse. Esa gente son cómo animales que salen de sus guaridas para beber, comer y aplacar sus instintos más bajos e inmundos. Solo les importa eso, odian el trabajo, la higiene, la moral. Y ella, lejos de parar toda aquella aberración , inmundicia, les invitaba a que se revolcaran y retozaran en la porquería y la suciedad. Son unos guarros, unos animales, unas bestias. Y la alcaldesa la primera. Pero pagarán en el infierno todos ellos, lo pagarán con su alma. Están condenados.

J Ramiro, periodista:
Ya lo escuchan ustedes querido publico lo que nos espera. Despilfarro, lujuria, sexo, homosexualidad, persecución de la gente honrada y trabajadora. Es el fin. Sin duda alguna estamos en disposición de poder afirmar que a medio y largo plazo de que no hay futuro, y que el apocalipsis acaba de empezar con gobiernos de izquierda. Ha sido el pueblo el que ha querido esto, y el que lo pagará. Solo podemos apelar a una alianza internacional angloamericana para que nos invada y rescate.

Voz a modo de eco de Pedro San Pedro.
Eso es, eso es.

Dentro del despacho.

Alcalde de Vall d”Uixó, agarra de la mano a Chari que siente el empujón.

¿ Donde me llevas?- pregunta asustada.

De rodillas- le ordena sacando la imagen de Recadero Centelles y hablando lleno de cólera:

A rezar. a rezar, esto es el fin.
Van a quemar las iglesias esos salvajes,
Empaparán a las monjas con sangre de menstruación y luego las violaran.
Chari llorando indignada imaginando las violaciones inminentes:

es cierto, es cierto.

Alcalde ante la imagen de recadero retrocede espantado por sus sentimientos de culpa:

No me mires así, no puedo hacer nada y lo sabes.
mesa sus cabellos pelirrojos,
Chari lo sigue aterrorizada, el alcalde habla en voz alta consigo mismo cómo un loco:
la cronología,
el tiempo ,
las circunstancias.
¿ qué hicimos mal?
Chari preocupada:
¿ Por qué dices eso?
Riendo desquiciado el alcalde.
Nada. nada, nada.
Les dimos lo que querían:
toros,
fiesta,
caprichos.
Chari con ojos de mujer mediterránea leal.
Hicieron campaña apelando al hambre. Eso es trampa.
Darwin herido en sus sentimientos con el pueblo:

¿ Qué había gente que pasaba hambre y vivían de forma miserable?
Para eso han nacido, y lo natural es que vivan en esas condiciones, es inevitable.
Que luchen por la vida y parezcan los que lo merecen.
Chari que le sigue repite las palabras que le seducen:
que luchen por la vida y parezcan los que lo merecen.

Andan nerviosos por el despacho hasta que ambas caras quedan frete a frente iluminados por la luz de la ventana que entra suave.

Alcalde, reflexivo.
No puedo comprender a los pobres, si viven en la porquería es porque son unos descuidados.

Chari:
Como los perros de mi protectora. SI te contará lo que hacen. Si te descuidas le dan un bocado a una mierda y se la zampan.
EL alcalde al que le vuelven momentáneamente los sentimientos de orgullo en la retirada. Mira los ojos de Chari con un brillo animal de satisfacción:

the aristocrast

Lo que más me alegra de todos los años que he estado en este ayuntamiento es haber quitado las ayudas sociales y todo el daño que he hecho a los inadaptados. Muchos no se volverán a levantar en vida. así cómo haber privatizado la mayoría de cosas publicas. Aún puedo privatizar lo que quede por privatizar  hasta el traspaso de poderes.
Llaman a la puerta que ha estado toda la mañana sin que nadie lo haya hecho.
Es el concejal de servicios sociales que lleva consigo el gesto de espanto:
EL acalde le hace entrar:
Alcalde, la que será nueva alcaldesa está dando vueltas por el ayuntamiento y haciendo preguntas a los funcionarios.
El alcalde cabreado habla tratando de ofender al concejal y le hace señal de que se vaya:
Y a mi que me importa, que haga lo que quiera. Vete, déjame tranquilo, ¿ no ves que estoy ocupado?

El concejal de servicios sociales lanza una mirada que el alcalde no comprende. Observa a un hombre de poder que ha perdido las formas y los nervios. Fiel a la causa le recuerda con cordura:

Dentro de un momento tiene que venir la empresa a la que tenemos que vender la asistencia de los ancianos que es todavía publica. Hay que sacarla de aquí.
El alcalde pegando un golpe a la silla contra el suelo.
Chari retrocede asustada:
Aún soy el alcalde y puedo vender lo que me de la gana de este municipio. Es más, yo mismo la voy a invitar a que presencie la futura alcaldesa  cómo tengo tiempo de vender el asilo a un consorcio chino, el centro de discapacitados a la empresa de seguridad levantina, y dos escuelas publicas a una iglesia evangelista.

Se hace silencio en el despacho, se escuchan portazos de concejales, y pasos nuevos que ascienden por las escaleras. Darwin se retira de la escena que se apaga lentamente.

darwinDSCN0016
Angelillo de Uixó.

Licencia de Creative Commons
Darwin no la vio venir. by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en angelillo201.wordpress.com.

La biblioteca de Uixó quita los ordenadores cómo metáfora.
de 12 ordenadores que había solo quedan dos

de 12 ordenadores que había solo quedan dos

El concejal de cultura Ave Fenix de la felicidad con una sonrisa del día de los enamorados enarbola la pala en el cementerio con una carretilla llena de ordenadores.

Doy sepultura a estás maquinas para que no nos las roben.

El alcalde de Vall D”Uixó le apremia preocupado por los caminantes que meditan con lágrimas en los ojos y resentimientos por las perdidas.

Date prisa San Fenix que vendrá Jason de texas y los encontrará.

San Fenix concejal de cultura tira tierra a los ordenadores y reza ante la sepultura.

No podrá llegar hasta aquí navegando, se ha quedado sin velas Jason y cualquier argonauta del pueblo.

Un usuario del cementerio con flores en la mano que pasa por su lado.
¿ Por qué entierran los ordenadores?
Alcalde declarando a la opinión:
Tenían un virus y se han muerto. Los enterramos para que no haya una epidemia.

Usuario del cementerio:
Ahhh.
Aclarado queda todo.

DSCN0021
San Fenix al usuario del cementerio mirando las flores.
¿ para quien son?
Usuario.
Para mi tío, murió hace una semana en el toro, de un tajo que le abrió con los cuernos perdió toda la horchata de sus venas, pese a que le hicimos una transfusión en la horchatería. toda la peña sufragó los gastos de los granizados.
El alcalde, preocupado:
Cuanto lo siento, ¿seguirá usted abonado a la fiesta de los toros?
Usuario de cementerio.
Claro, sin toros no se puede vivir.
La celestina emplumada entrando al jardín del cementerio buscando al usuario que se llama Magallanes.
( agitada la comadre, dando voces de verdulera)
DSCN0023
Navegante Magallanes, ¿ podrías buscarme al capitán Ala triste? tengo un encargo para él de una moza.
Magallanes.
Ahora iré a la biblioteca que no tengo saldo para llamar al capitán Ala triste.San Fenix y el Alcalde, tratando de que no sean testigos de su entierro les ofrecen su portátil
Alcalde:
Señor Magallanes, ahora que sabemos su nombre y su linaje, viendo que junta con buena compañías utilice nuestro navegador, olvide la biblioteca, allí solo hay seguidores de Mahoma.San Fenix pasando el brazo por el hombro de la celestina, susurrando pícaro bajo la tumba de Julieta.
Buena moza, ¿ no sabrá usted de alguna pija que quiera una aventura amorosa?Angelillo de Uixó. denunciamos que de 12 ordenadores que tenía la biblioteca de vall d´uixó, en la actualidad solo quedan dos.

La biblioteca de Uixó quita los ordenadores cómo metáfora. by Ángel Blasco Gimérnez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en angelillo201.wordpress.com.
Puede hallar permisos más allá de los concedidos con esta licencia en wwwalgarabia.blogspot.com, scribd.com

Sistema resistente al cambio,

de Angelillo de Uixó.

Imagen

Resumen: ésta historia está basada en hechos reales, trata de un extraño caso, el de un hombre bastante cuerdo y disconforme con la sociedad que le rodeaba y que la quiso cambiar imponiendo su punto de vista para mejorarla. La sociedad se defendió.

Intro:

Coro psicólogos y psiquiatras en lo alto de un ribazo toman notas, hacen observaciones, y alaban el alma pura de su paciente preferido que cultiva sus hortalizas:

Oh tu, espíritu regio que desafías las leyes de la lógica, y estás más allá de la insana cordura, haznos participe de tu verdad absoluta para curar las almas alienadas por el sistema capitalista.

¿Cómo podemos nosotros, que solo sabemos mirar el movimiento del cromosoma y contar los glóbulos blancos de un ser, hacer estadísticas de casos, comprender los sistemas en los viven atrapados en los hombres?

Imagen

  1. Se explica el caso clínico del paciente en un colegio.

En un colegio de educación publica de Valencia, un profesor progre de izquierda llamado Bachofen, les explica a sus alumnos de la asignatura de psicología el celebre un pasaje de los Miserables de Víctor Hugo donde se relata cómo el personaje principal Jean Vanjean, un hombre embrutecido por el cautiverio, los maltratos recibidos por otros hombres desde su infancia, roba varios candelabros de plata al obispo que le acoge en su casa al salir de prisión por robar un trozo de pan. Mientras está llevando a cabo la acción del hurto, es sorprendido por el obispo. Este, en vez de denunciarle, le dice que se ha olvidado de coger otros dos candelabros que también le había dado, y se los pone en sus manos. Esta experiencia emocional transforma por completo a Jean Valjean. En ese instante que ha sido tratado cómo un ser humano por el obispo, cambia, se transforma por completo.

¿Comprendéis niños?- pregunta el profesor Bachofen presumiendo de lo listo que es y cómo comprende a Jean Vanjean y a un Víctor Hugo psicoanalista medio siglo antes de haberse inventado el psicoanálisis – ¿ Sabéis de un caso parecido?- lanza la pregunta a la clase esperando una respuesta negativa.

Imagen

Uno de los estudiantes, un alumno que saca muy malas notas, y se pasa el día distraído imaginando historias, así cómo conspirando contra la autoridad del profesor Bachofen, el delegado de la clase, y un testigo de Jehová al que odia por practicar ésta religión, levanta la mano con ganas de hablar.

La clase espera impaciente la historia.

Habla Angelillo- con resignación toma asiento el profesor Bachofen mirando el suelo y diciendo para si- pequeño monstruo hitleriano.

Imagen

Angelillo se levanta, avanza con alegría chupando una pirueta y pone delante del profesor Bachofen tapando su imagen a la que tantas burlas y sátiras dedica. Se siente feliz de ser el centro de atención de sus compañeros.

Comienza su pequeña historia de la hazaña de un gran hombre:

En un pueblo que incuba arañas en las bocas de sus vecinos, de casas que son colmenas secas, que duerme bajo el manto de un cielo rojo y vengativo que se junta en el horizonte con el mar y la luna cuando está llena, fue a meter su blanco pie la persona de la que os quiero hablar. Quizás no sea muy parecido en lo psicológico con el personaje principal de la novela de Víctor Hugo de los Miserables, pero también conoció, Oh hermanitos, la miseria, la maldad del hombre, la maldad de la justicia; pero todas esas experiencia  no lo modificaron cómo ser humano. Empezare mi relato contándoos la llegada de ese hombre a esa comunidad.

  1. La llegada al pueblo de un hombre de ciudad.

Imagen

Cuando el forastero se presento a sus nuevos vecinos al llegar a ese pueblo caciquil, religioso y atrasado, donde había heredado una casa en ruinas, oh hermanitos, lo recibieron con desconfianza. Poco a poco, conforme pasaban los días y la inevitable convivencia mostraba las diferencias de nuestro personaje con el resto de su comunidad, llegaron los bocados y los golpes.

Pero todo eso sirvió para hacer un milagro en nuestro personaje que cura todo los males psicológicos:

Vaciarse por completo de los valores de esa sociedad.

Conmovidos sus vecinos por su falta de sensibilidad ante las amenazas que le prodigaban, las patadas y los insultos, espantados los miembros de ésta comunidad ante el ejemplo de encontrarse ante un sistema cerrado que le importaba muy poco las consecuencias que tenía para él ( solo) enfrentarse a ellos ( todos): una especie de muerte en vida, de infelicidad causada por la soledad, aderezada con la salsa de la pobreza y la exclusión social que acompañan cuando se rompe las redes sociales de apoyo de la sociedad burguesa. Entonces, oh hermanitos míos, cómo las cosas nunca están quietas, ocurrió otra cosa. Se puso en marcha la maquinaría de la justicia, que en la jerga de este pueblo sería cómo especie de toro que cornea a las persona hasta triturarlas. Le arrastraron a nuestro personaje hasta los oscuros calabozos donde toda esperanza de crecimiento personal muere. El fin era que se arrepintiera de sus pecados de objeción de conciencia y desobediencia civil. Delitos más perseguidos en la España de Rajoy que el narcotráfico que tanto fomenta el gobierno de España cómo forma de control social. Le denunciaron sin fundamento de todo tipo de delitos. No había en si hechos implícitos en la denuncia, pero si indicios, conjeturas, hipótesis, que hacían sospechoso a nuestro personaje de ser un hereje que no estaba de acuerdo con los otros sistemas humanos que le rodeaban. Por eso la autoridad procedió al arresto, para observar su grado de desacuerdo con los otros sistemas.

Intentaron a través de una terapia comunicativa llamada interrogatorio, averiguar las causas de su malestar.

Terapeuta:

¿Pero que coño le pasa a usted por la cabeza?

Paciente nervioso, asustado:

No se, me siento atrapado, me veo prisionero.

Terapeuta:

Es que está detenido.

Paciente con angustia:

Ah es cierto, lo había olvidado. ¿Y que puedo hacer?

Terapeuta.

Esperar, tener un buen abogado, y rezar.

Paciente, resignado:

No puedo rezar (con acento lastimero) lo he intentado.

Terapeuta con rabia:

Entonces es que usted no se arrepiente de sus delitos.

Paciente con dudas:

¿Arrepentirme?

Terapeuta:

Veo que no quiere cambiar.

Paciente, reconociendo su vacío existencial:

No, no quiero cambiar, ni rezar. No encuentro motivos para tener fe en nada.

El terapeuta va a hablar cuando entra un compañero con una orden. La lee y le dice:

Puede irse, y hágase un favor, cambie hombre, que la vida pese a lo trágica que es tiene cosas bonitas.

Nuestro personaje, Oh hermanitos, pensó en todo eso del cambio después de su terapia. Todo el mundo esperaba que al salir de su detención abrazaría al sacristán, al alcalde del pueblo, y a sus vecinos.

Y más o menos es lo que paso.

El domingo, no quiso quedarse en casa, quería celebrar su libertad, así que subió al púlpito para hablar a la comunidad.

Oh hermanos, cuánto lo siento haber cuestionado el desarrollo social, económico y cultural del lugar. Ahora lo veo claro, veo la luz, la hermandad de los hombres y la felicidad. ( la gente dijo amen y se felicito mucho de estás sabias palabras)

Sin duda para garantizar este bienestar en el que vivimos rodeados, y casi lo gozamos, o tenemos fe de gozarlos algún día, con el esfuerzo de una saludable formación y una actitud positiva con proyección y actitudes favorables la cambio, debe haber grandes hombres con bastón, mirra y túnica que protejan ese bienestar, alcanzable únicamente al que escala en su desarrollo personal, con un cuchillo de los individuos inadaptados que pretenden asaltarlo.

-Bien dicho-( exclamó el alguacil sacando el cuchillo de caza y mirando a los asistentes cómo un psicópata )

Imagen

Nuestro personaje prosiguió su amable discurso de integración social:

Debemos buscar en todo momento el amor y la compasión en los demás, y si no lo encontramos, no pasa nada, es humano no sentir amor a todas horas, entonces debemos sustituir ésta necesidad mirando hacia Dios. Él puede ser este sustituto, y llenarnos de las fantasías amorosas que nos falten. Amen por los siglos de los siglos amen y amen.

Así termino su oración, oh hermanitos.

La gente le abrazó y se conmovió por su cambio. El muchacho de ciudad, por fin comprendía las cosas en el pueblo, comprendía los sistemas de la comunidad.

Sin embargo, pese a que aparentemente había cambiado, Oh hermanitos, seguía sin empleo, debía comparecer periódicamente ante los tribunales, y seguía viendo las mismas necedades de antes de cuantos le rodeaban, más ahora tenía que aplaudir y participar en ese circo a cambio de nada.

Todo eso le volvía loco.

Afortunadamente su cambio duro poco.

Volvió a abrazar sus bellas ideas sin importarle las terapias comunicativas, las sentencias judiciales, la tortura, la mala convivencia vecinal que pretendían integrarlo en una sociedad feliz. Nuestro personaje abrazo el dolor del mártir, la honestidad del guerrillero, hizo bandera de la infelicidad sincera, y puso su ejemplo de amargura cómo actitud ante su comunidad; que por cierto no termino de estar de acuerdo con esto. Por eso lo mataron.

Angelillo sonriendo termina la historia mirando a Bachofen que llora cómo buen progre de izquierdas ante tanta miseria humana.

Angelillo de Uixó. De su obra Hail to Vall d´Uixó gira 2014 in life.

Imagen


Sistema resistente al cambio by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://angelillo201.wordpress.com/.

La infanta resbala en la rampa.

Imagen

Escena I.

Imagen

Oh hermanos:

En un palacio de Mallorca,

Una hora antes de que salga el sol.

Una infanta de España,

duerme sobre una cama de madera de ébano,

con colchón de plumas de ganso.

Una docena de almohadas de seda le sirven para que repose la cabeza.

Una pesadilla se adueña de su mente inocente.

Ella es un ser que no conoce otra cosa más que:

el amor a su padre,

A su esposo,

Y a su patria.

La pesadilla de la infanta.

Imagen

Su padre Don Juan Carlos y su marido Don Urdangarin,

la ha llevado a África.

Y le dicen que espere recostada bajo un árbol.

Ella dócil obedece.

Inocente,

inocente,

inocente.

Saca el abanico y lo mece cerca de sus pechos sudorosos.

Mira la infanta hacia arriba al escuchar un ruido,

ve monos saltando en sus ramas.

Que horror- exclama.

Cuando…

del bosque sale una manada de elefantes haciendo tronar trompas.

La infanta se retuerce entre las sábanas mientras el gallo canta.

Ella se pone en pie ante los elefantes,

y grita histérica:

Papa, papa, papa.

Urdangarin, Urdangarin.

Auxilio, auxilio.

Imagen

Los elefantes rodean a la infanta.

Levantan la patas para aplastarla.

La infanta aterrorizada coloca las manos en la cabeza mientras les grita:

Iros, iros, iros bestias inmundas.

Los elefantes no paran de chillar de forma amenazadora.

La infanta entre los dedos que cubren sus ojos,

Ve detrás de unos arbustos a Don Juan Carlos y a Urdangarin riendo.

La infanta llora, y llora, y llora.

Oh hermanos:

Yo os digo que jamás nadie en la tierra ha sufrido tanto cómo ésta inocente infanta.

OHHHHHHHHHHH
OHHHHHHHHHHH
OHHHHHHHHHHHH

Woman, woman, woman,

Escena II.

Imagen

Un guardia civil despierta a la infanta.

Buenos días infanta ¿ nos vamos?

¿ A donde?- pregunta sudando y temblando aún bajo el efecto de la pesadilla.

¿ Ha dormido usted mal?- le pregunta el agente al verla con signos de haber sufrido alguna conmoción.

He tenido una terrible pesadilla- le dice poniéndose a llorar la infanta entre las almohadas.

Venga, venga, señora, tiene que ser fuerte- le dice el agente conmovido.

Le pasa el guardia civil el brazo en el hombro, ella sonríe tímidamente-

y añade el agente:

Hoy le espera el examen

¿ El examen?- pregunta distraída la infanta.

SI claro, un juez le va a hacer unas preguntas sobre unos delitos, pero no se preocupe, es todo propaganda, por eso de que todos en España somos iguales ante la ley y esas mariconadas.

El agente le hace una mueca de complicidad:

Usted no debe preocuparse más que de contestar cómo le han enseñado.

La infanta retuerce las manos y susurra avergonzada:

Lo he olvidado todo, he olvidado las respuestas.

EL guardia civil abre la boca y sale corriendo.

Al instante llegan varios abogados e instructores.

Infanta, infanta- dicen a sus alrededor muy preocupados mientras ella se angustia cada vez más.

Un tiránico instructor sin compasión la tortura:

Es vital para España infanta, no puede fracasar, tiene que aprobar, debe de la prueba salir inocente, la vida del juez está en sus manos, si suspende lo tendremos que matar.

La infanta presionada por estas palabras se hunde más y llora más fuerte:

AHHHHHHHHHHHHHHH
AHHHHHHHHHHHHHHH

Dejadme en paz, no quiero ir.

Imagen

Los abogados, los guardias civiles se miran atónitos, sin saber que hacer.

Un abogado se acerca al lecho, se sienta y le habla sonriendo:

Venga vega, infanta, hay que ser fuerte, cómo los pobres. Se que es mucha presión que recae sobre usted, pero es muy fácil el examen, solo tiene que decir:

Inocente señoría.

Yo solo amo a mi marido, a mi padre y a mi país.

Si dice esto el juez le dejara libre.

Responde la infanta con síntomas de agotamiento mental, sus ojos brillan de desesperación y melancolía. Una lucha en su interior está desatada:

¿Y si me preguntan por el desfalco, la malversación, y esas cosas?

Por favor infanta- exclama un abogado. ¿Cómo le va a preguntar esas cosas? Está todo amañado.

No ve que esto solo es un espectáculo. Se trata de hacer creer que hay justicia en españa.

La infanta agobiada, sintiendo una gran presión se tira de nuevo a las almohadas y balbucea:

No voy, me oís, estoy harta de todos.

Se gira amenazante y heroica por primera vez en su vida, se rebela:

Soy la infanta de España, no me da la gana ir al juzgado.

Escena III.

Imagen

Los abogados, guardia civiles, consejeros se reúnen preocupados, hablan entre si catastróficos en corrillos infantiles:

La infanta está mal,

La infanta tiene pesadillas.

La infanta se rebela,

La infanta ha perdido el juicio.

Escena IV.

Imagen

Los asistentes aprueban por unanimidad obligar a la infanta a ir a los juzgados. Su tímida rebeldía se ha consumido. Dentro de si siente una angustia y una opresión que le embotan su pensamiento. Las bragas se las pone al revés al igual que los zapatos.

Inocente o culpable, ya soy prisionera- se dice mirándose en le espejo. Piensa en su padre pasándose el peine por el pelo:

Nunca me perdonará Papa si suspendo, y presiento que voy a suspender, todo el mundo cree que aprobare ¿pero cómo pueden estar tan seguros? Las preguntas pueden ser muy difíciles, y yo solo se decir que soy inocente, que amo a padre, a mi país y a mi marido.

Oh quiero morirme, me voy a suicidar para que todo el mundo diga:

a esa pobre princesa la mataron entre todos.

Escena V.

Imagen

La infanta va por la rampa con la mente en blanco.

El lugar está altamente custodiado.

Francotiradores en azoteas,

tanques en las esquinas,

maderos y perros en las alcantarillas.

Ella dentro de si está temblando cómo un flan.

Solo quiere morir con tal de no defraudar a la gente que le quiere.

De repente, resbala y cae por la rampa.

La policía cree que es ETA que ha atentado;

desde las terrazas empiezan a abrir fuego, varios republicanos que se manifiestan son abatidos.

Dos caza bombarderos lanzan un par de misiles en los barrios pobres.

Angelillo de Uixó.


La infanta resbala en la rampa. by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.