Posts Tagged ‘satira’

Al buen callar llaman, o al juzgado vas

DSCN0032

 

Hablar o cárcel, tú decides: gobierno de España, siempre dejando una opción.

DSCN0034

Carta a Larra.
Aquí estamos de nuevo amigo Andrés, aquel de las batuecas de Larra de 1833, en el 2015 sobre el talud de la patria hispana. Le diré que nada ha cambiado desde que usted de marcho de forma tan ruidosa, siendo tan joven y lleno de vida , rodeado de  tanta pólvora que como negras moscas volaron flotando sobre su sien bien pensante. Le informo con mi carta del país, resucitando algunas frases suyas. Lo primero: por el reino nada ha cambiado, tal y como lo dejo hace más de 100 años sigue igual, o peor, sobre todo ahora que están los liberales gobernado.

! usted que les tenía tanto cariño y puesta tanta Fe!

imagennarco

Nada, al final han resultado ser peor que los carlistas. Ni libertades, ni derechos del individuo. Todo lo han borrado de sus proclamas y de sus juntas. Gustóme leer mucho sus cartas amarillentas por los siglos, pero de una actualidad encomiable, tanto que parecen escritas por el ABC de hoy , a 15 de julio ya del 2015. Hoy precisamente, día 15, antes de fichar en el juzgado de vall uixó a los que me dirijo para ser interrogado por haber incumplido el mandamiento del buen callar al que nos ha convocado el gobierno  a los ciudadanos, y que el pueblo Sancho, he de confesarle,  ha abrazado de muy buen grado. Pues la ley mordaza se asienta sobre el refranero nacional, y el refrán es la única cultura que obedece el pueblo de muy buen gusto. Y de pueblo se han llenado nuestros literatos,  cineastas, poetas, que ni uno dice nada. Y si hablan, es peor,  que es para hacer apología liberal y meterse con el pobrete, que hoy en día se le tiene a mucho menos que en el ayer. Ahora está de moda decirle que todo es culpa suya al pobre desgraciado, dicen los nuevos curas, los psicólogos, que para motivarlo. Antes de este trance de tener que someterme al juez hoy día 15,  me he parado a mostrar sus escritos a una panadera que me ha fiado una barra de pan para comer, y un café. Pues es país sigue siendo tan improductivo como hace cien, doscientos, trecientos o mil años. Nuestros batuecos, numen mayoritario del país  andan como yo, empobrecidos. No hay nada que hacer más que olvidarse de este lugar o e irse la extranjero.
Le recuerdo hoy sus escritos, porque ha pasado mucho tiempo, y quizás los haya olvidado, o piense que no le damos importancia casi doscientos años después. Que el tiempo corre que da gusto, y hay quien piensa que las cosas cambian, pero la verdad es que el tiempo aquí no las cambia, las empeora. Fuera de España si han cambiado bastante, pero aquí no, sobre todo entre los funcionarios, caciques, enchufados, que aun siguen proliferando como setas por el reino, y esgrimiendo como arma arrojadiza contra el pueblo:

vuelva usted mañana.

pistola
Así,  volviendo una y otra vez  mañana para arreglar sus asuntos en un país adomingado por los siglos de los siglos, le he leído a la panadera de la avenida suroeste eso que escribió en su segunda carta escrita a Andrés en 1833:
«¿ Puede haber nada más hermoso ni más pacifico que un país en que no se habla?
Ciertamente que no, y por lo menos nada puede haber más silencioso. Aquí nada se habla, nada se dice, nada se oye»

larra

No se imagina cuanto comporta hablar hoy en día, y sobre todo para los que han aprendido  a utilizar el lenguaje de usted . Ahora es mucho peor que en sus tiempos,  se ha hecho delito, en eso le hemos sacado ventaja  a los batuecos y farandules de ayer.  Quizás sea triste. Pero esto es así, hoy estaría usted detenido en algún juzgado de nules como yo, por expresarse, no me cabe duda de que se expresaría, por haber sido usted señor Larra  hombre de convicciones que se elevó en la palabra por encima de sus semejantes, y fue valiente porque vida le daba igual, y no temía como la mayoría de batuecos y facciosos perderla.
Ahí está la debilidad de nuestra raza, su miedo supersticioso por la muerte y su gusto por el silencio que no solo se ha convertido en refrán, si no en virtud. Y los más virtuosos en esto del silencio son la iglesia y la clase media, que con una sonrisa guardan silencio  contemplando el mal vivir de la gente, intentando que no les toque bajar el peldaño. He aquí su vida, seguir en el escalón del medio.
La igualdad de derechos está sometido a la ley del silencio.

Dejo está carta a medio hacer porque tengo miedo de llegar al juzgado tarde siendo verano y me digan vuelva usted mañana, y por no haber fichado ser sancionado o detenido en los próximos días. Que prisa para detenerme tampoco tendrán, y acabaré duermiendo dentro de un par de meses por esto de hoy en el calabozo, que no tengo para pagar la multa más que con mi carne y con mis huesos.
angelillo de Uixó.

Licencia de Creative Commons
Al buen callar llaman, o al juzgado vas by ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en angelillo201.wordpress.com.

El retorno a la inocencia gay.

DSCN7100dia-orgullo-gay-vall-uxo

Ved que aquí os traigo el nuevo saber- les dijo Zaratustra señalando la bandera del arco iris que habían colocado en el balcón del ayuntamiento de vall d”uixó los progresistas, o el gobierno de los hombres débiles.
Y a aquellos que estaban allí concentrados a su alrededor observando la señal que precedía la llegada de los nuevos tiempos del nuevo hombre, les siguió Zaratustra golpeando sus oidos tan sordos cómo su conciencia diciéndoles estas cosas. Aunque nadie tomaba en serio su opinión, especialmente aquellos que lo conocían, que le llamaban cínico por autoproclamarse el nuevo Zaratustra.
A lo que este les solía responder que de Nietzsches estaba llena toda la sociedad del siglo XXI , y sus ideas  habían triunfado mucho más que las de Darwin, sin embargo, no querían ver sus señales los necios.
Y así les habló Zaratustra a los que contemplaban la bandera:
Una bandera para perderse en la abundancia, en la generosidad . Una bandera cuyos colores son los de la muerte de un Dios rácano que ha gestionando la existencia aplicando métodos de terror a los hombres, gritando desde los altares que escasos son recursos del mundo.

Yo vengo aquí a deciros que el siguiente paso es desclavar a ese Dios, pues después de XX siglos su cadáver huele a podrido, y vengo a enterrarlo con la bandera del arco iris para que no resucite.
Escuchad mi voz, oh hermanos.

Ha despertado la voz de hombre, su impulso dormido y oprimido por un Dios castrador ha sido liberado. ahora su instinto es libre, y más libres seremos cuando acabemos con la democracia y el capitalismo.
Pero he dicho yo libres,

¿ Cómo libres?
Yo os pregunto:
¿Es que acaso la libertad que es un gran bien  debe ser para todos?
No, y mil veces, yo os respondo.
La Libertad es solo para los elegidos, no para los borregos, y aquí solo veo borregos progresistas de moralidad burguesa conformista.
Entonces se escucharon las mismas voces de gente que le conocían de sobra y se estaban haciéndose fotos ante la bandera, y se sentían amargados por la voz de Zaratustra.
Cállate Zaratustra y vete a la sombra a meditar.

Más Zaratustra apesadumbrado con estas palabras se echó al suelo tras buscar una sombra y se colocó en la posición de loto.
Cerró los ojos y tras una fina capa de tinieblas se le representó la luz.

tentación
Estaba en su visión en lo alto de un monte pelado en medio de una estepa solitaria, y de una zarzaparrilla ardiendo  fue creado por las llamas y el viento ardiente un hermoso Apolo de cuerpo perfectamente torneado. Echo a andar con sus primeros pasos sin titubeos, ungido en aceite virgen. Su rostro era de tal hermosura y perfección que sobrepasaba a cualquier mujer que uno haya podido imaginar. Brillaba lubricado cómo un dios viril resucitado de cuerpo superdotado . Estaba ante zaratustra , completamente desnudo, sin que hubiera ningún tipo de prejuicio moral o vergüenza por este estado natural en el que andaba.  hincó las rodillas y  se postró el superhombre ante el hombre:
Soy el orgullo Zaratustra, poséeme.

Zaratustra  abrió los ojos y les contó su visión a los que allí seguían:
Ved cómo el orgullo se postró ante mi y fue poseido  de forma varonil por mí.
Y para enseñar a estos hombres incredulos su mensaje de que debían ser orgullosos, cogió a uno de aquellos que estaban riéndose de Zaratustra.
Más este, al saberse agarrado intentó alejarse diciendo:
Aparta tus manos de mi Zaratustra o llamo a la policía.
Zaratustra le respondió con dolor:
Jesús, tú no estás maduro para conocer al superhombre, caminas para atrás como los cangrejos, largo de aquí, me da asco verte, no eres un hombre generoso, eres un primate odioso. Clama al cielo tu moderación, tu contención, tu aislamiento y tú egoísmo.

Y al resto que reían cómo necios les dijo Zaratustra lleno de rabia:

WilliamBouguereau

Miradme, miradme, yo os enseño a vivir.
Pero vosotros me despreciáis.
Y eso me alegra.
No quiero para mí más que la soledad.
No podría estar con vosotros ni un segundo más.
Aunque abrazaráis la bandera de España o la bandera del arco iris.
Siempre seguiréis caminado hacia atrás intentado salvaros mirando el suelo.
Yo admiró al que camina hacia atrás mirando todos los colores del firmamento, pues tiende un puente hacia el devenir superando sus fantasmas.

Escucharme.

yo he venido aquí para anunciaros el final de la felicidad, y ha obligaros a caminar por un camino difícil.
Más no veo más que  gente  que solo desea caminar por un camino blando y sencillo.
No, no sois gente preparada para la liberación de nada.
Esta es mi enseñanza de hoy,

anunciaros en el día del orgullo gay,

que yo soy el superhombre.
Angelillo de Uixó.

Licencia de Creative Commons
El retorno a la inocencia gay. by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en angelillo201.wordpress.com.

Últimos twitter de Guillermo Zapata en un avión de germanwings.

Accidente_aereo-Germanwings-Lufthansa-Los_Alpes_MDSVID20150324_0203_7

El avión sobrevolaba plácidamente a 3.000 pies de altura sobre un mar de nubes que formaba un paisaje helado bajo un cielo radiante en mitad del océano atlántico. Los pasajeros estaban todos calmados. Cada uno de ellos ocupaba su asiento preocupado en sus asuntos personales, atendían sus negocios, o a sus amistades a través de sus correos electrónicos. Una bella azafata alsaciana servía café caliente con una amable sonrisa a un agente  de bolsa que compraba y vendía cómo si le fuera la vida en ello acciones de germanwings  por encima de las nubes. En el asiento de delante iban unos estudiantes valencianos de  ciencias de la información que viajaban a la Baja California para hacer un curso de ética en twitter. Bromeaban con sus amigos de la tierra sobre el hecho de volar en un avión  de germanwings y que no pasara nada.
Guillermo Zapata en la madurez de su vida miraba por la ventana el paisaje monótono y aburrido del lecho de nubes blancas amontonadas cómo si fueran lomos de borregos que no permitían ver el océano. A tres mil pies de altura- pensó- el espectáculo del mar debía ser impresionante. Quizás hasta podría sacar alguna foto y enviarla por correo electrónico con la sombra de alguna ballena sumergida a 30 pies de profundidad, o de algún barco pesquero formando un pequeño punto en medio de la nada; o incluso, los famosos bancos de plásticos sumergidos.

Estos pensamiento que pasaron eventualmente por su cerebro lo llevaron rápidamente a asociarlo con lo que le había pasado con la justicia española. Ese recuerdo enturbió su mente. Una mueca de asco le ensombreció el rostro, y se sintió atrapado en ese avión, que pasó a convertirse en una mazmorra. Una corriente de rabia y angustia le sacudió, deseo internamente que todo estallara.
El avión seguía su rumbo tranquilo, se deslizaba por el aire con un pequeño susurro aburrido.
De repente  las luces se apagaron. Todo el mundo se quedó perplejo por la sorpresa. Dos minutos después volvieron. La puerta de la cabina de los pilotos se abrió. Por el pasillo rodó  la figura del capitán del avión atado a una silla de ruedas y con la cabeza caída sobre su pecho. Parecía estar vivo pero sin sentido.
La gente sin comprender lo que pasaba empezó a chillar.
Las azafatas corrieron a la cabina, pero estaba cerrada. Empezaron a golpear la puerta desesperadas, y la vez rogaron a la gente que se estaba levantando pidiendo explicaciones, que se volvieran a sentar.
-Por favor, siéntense,siéntense, todo está en calma, no pasa nada. El capitán enseguida se hará cargo de la situación.- les explicaban las azafatas junto la puerta con amables gestos colocándose el salvavidas.
Varias personas se arremolinaron junto al capitán, lo trataban de reanimar.  Este balbuceaba medio inconsciente algo sobre el copiloto.

El avión en ese instante tembló. Dio una brusca sacudida  con las alas, parecía que se iba a desgarrar el chasis. La gente que estaba de pie cayó contra las paredes o sobre cuerpos de otros pasajeros que estaban sentados.
Los chillidos empezaran a ser incesantes. EL pánico de adueño del avión.
De los altavoces en ese momento surgió una voz que produjo que todo el mundo se callara:
Les habla el copiloto de este avión.
Les informo de la situación.

LeslieNielsenenAterrizacomopuedas_0001

Volamos a 3.000 pies de altura sobre el océano atlántico, la velocidad media es de 800 nudos por hora, nuestro destino se encuentra a 6 horas, la temperatura en Nueva york es de 28 grados, ahhhh…. se me olvidaba, voy a estrellar el aparato. Qué tengan un feliz vuelo.
El terror entonces se apoderó de las gargantas de los tripulantes, contrariamente a lo que se podía esperar… nadie dijo nada.

Los navegantes que volaban estaban acostumbrados a estas cosas gracias a internet y las películas.
Las  turbulencia de la noticia y el procesamiento de esta información, así como la circunstancia que la envolvía  hicieron que todo el mundo se resignara y  tomaran la situación a partir de ese momento con calma.

Diez minutos después, asumido el dolor por la noticia, mientras el avión volaba tranquilamente habiendo dejado atrás el banco de nubes y pudiéndose ver ahora  un océano azul intenso salpicado de destellos plateados  con la sombra de algunos barcos navegando, el agente de bolsa respiro aliviado. Le dijo sonriendo a la azafata que le servía café:

por fin he terminado de comprar.

Apagó su portátil y miró con alegría el mar. LLevaba años volando y nunca había mirado por la ventana.
Una carcajada sonó del asiento de  Guillermo Zapata, su rostro que antes del anuncio de la catástrofe estaba sombrío, ahora radiaba ternura y humanidad.
Sacó su móvil y dijo:
Ahora si voy a poner los twittrer que me de la gana.
Y empezó a escribir riéndose con chistes sobre jueces, policías, periodistas y otros fascistas de nuevo cuyo neoliberal.
La noticia del avión se hizo publica, ya que los estudiantes valencianos habían grabado con su móvil la conversación del copiloto.
Rápidamente el ABC, antena tres, la famosa guardia civil Española, el fiscal general de estado y desde la corona, pedían que cuando antes derribara ese avión el copiloto, pues los chistes de Zapata les estaban amargando la nuca en el almuerzo con unos judíos que estaban en España para comprar armas y gas para exterminar Palestinos.

Angelillo de Uixó.

Licencia de Creative Commons
Últimos twitter de Guillermo Zapata en un avión de germanwings. by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en angelillo201.wordpress.com.

En España tener razón mata.

My beautiful picture

My beautiful picture

No se puede confiar en la razón  en España cuando te la comunican los inspectores de trabajo con indiferencia, a regañadientes, y cuando te dicen que aquí no ha pasado nada, sonando su sentencia a consejillo   de: mire usted adelante cómo si nada que ya lo hemos entre nosotros arreglado.

inspección trabajo
No digo que la razón tenga que venir con el ángel del juicio final soplando con una gaita y anunciando la muerte por estocada; o lleve la cabeza a la guillotina de nuestros legisladores, aunque tampoco pasaría nada si este ángel bajara del cielo, que muchos creo yo aplaudirían, que el país de gente sin razón hay mucha.

Pero nada es lo que ha pasado, ni ángel, ni gaitas ni guillotina. Ni nada ejemplar para el anterior equipo de gobierno de vall d’Uixó que ha elevado sus alas a otros lares.
Una tímida advertencia al ayuntamiento de vall d ‘uixó  de inspección de trabajo con el título primero barra tercera del código de,

según lo expuesto:
” se procede a requerir a la entidad ( servicios sociales) para que regularice la situación de los beneficios de ayudas sociales en el plazo de dos meses”
Así me ha pasado a mi, que me  ha pillado la razón descansando en la miseria y esta sentencia me suena un poco lejana de tan tarde que llega.
Denuncie a los servicios sociales por descompensada la balanza entre  pago y beneficio. Es decir, lo que le dan al menesteroso, que por fuerza de necesidad, casi obligado por la desesperación a esa puerta llama. Pues para que el lector imagine lo que he visto en mis visitas, decir que parecía aquello la cueva de Dante de tantos truhanes que había,  estaban que apenas podían sujetarse los huesos, o los que se les contaban las costillas, los enajenados, enanos, trovadores, jorobados sordomudos, soñadores, mercheros, quinquis. Parecían todos ellos calaveras. Era muy triste de presenciar lo que ayuntamiento les obligaba a hacer, que parecía un castigo por su mala vida. Muchos de ellos para pasar el mes tenían que volverse picaros, buscones, o directamente delincuentes, que algunos, hay que decirlo para ser sinceros y ha pesado mucho en el criterio de inspección de trabajo, ya lo eran antes de estar tan mal tratados en los servicios sociales. Les venía de herencia en la sangre, por eso todos estos hechos han estado silenciados.
El dar una interpretación y sentido, lo que yo llamo razones, a los servicios sociales, me sirvió para que me señalaran y me llamarán canta mañanas.

Por si el lector no es español, ser señalado es que te tachen de las ayudas o que te expongan a la hoja de la espada.
Al final, de inspección me ha llegado una carta comunicándome que han detectado un fraude a las arcas de la tesorería.
Pero, vuelvo a preguntar al lector :
¿ Aquí ha pasado algo?
No se le exige nada al ayuntamiento más que se ponga al día, y se da la circunstancia de que ahora hay otro equipo de gobierno.
Y mucho me temo que aquí no habrá pasado nada, y que yo me quedare con mis razones ya por siempre señalado. Tener razón es España es un arma cargada apuntando  contra uno mismo.
Angelillo de Uixó.

Licencia de Creative Commons
En españa tener razón mata. by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en angelillo201.wordpress.com.

Sugestión Andaluza.

sugestión
Las promesas queman bajo la luna,
que escucha a los fríos amantes desconfiados,
a la fidelidad, al pacto y al cambio.

Hasta las rosas conservan el recuerdo,
de cualquier cosa menos un gobierno.
Ya salen los jinetes negros,

espoleando las cigarras de sus botas.

Correr anarquistas al monte,
con vuestro madero sobre vuestros hombros,
que vienen con renovados aires de grandeza.
Gatopardada de despeñaperros:
cambio para que todo siga igual.
Correr anarquistas al monte.
Angelillo de Uixó.

Licencia de Creative Commons
Sugestión Andaluza. by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en angelillo201.wordpress.com.

( Sobre la junta de Andalucía y no se que cosa que van a hacer un gobierno para andaluces)

sátira antropológica y estructuralista en formato diario de autofilmación sobre los sacrificios humanos.

Cortar la cabeza a algún voluntario que se preste en castellón hoy en día cómo ritual de unión cultural da risa, pero no da risa, debe hacer pensar.

ABC, las noticias entran con sangre.

Imagen

Intro de Angelillo de Uixó con sombrero de copa, casaca roja, un látigo de cuero en una mano, en la otra un megáfono, los mofletes con colorete rojo.

Anuncia:

Ciudadanos, anarquistas, nazis y feministas, seguimos en Gamonal en este capitulo.

Y ahora, lady y gentleman, silencio, la función va a empezar.

Imagen

  1. ABC, sangre.

Imagen

Edificio de ABC Madrid, llegan a la redacción varios periodistas cansados. Los coches reposan en la cochera que se encuentra en el sótano.

El conserje saluda a los señores periodistas:

¿ Qué tal señores? ¿ De donde vienen hoy ustedes?

De Burgos Ambrosio, del barrio de Gamonal-le contesta unos de ellos.

El conserje se santigua aterrorizado entre paredes del lúgubre sótano empapeladas de forma macabra a lo Edgar Alan Poe con noticias espeluznantes del ABC y la Razón.

JesúsMaríayJosé- dice el conserje escondiéndose en su garita y cerrando con doble llave mientras saca un revolver dorado.

Los periodistas con caras plomizas, sombríos, suben agotados, sin ganas. Escalan a tropezones los largos y ajedrezados peldaños de las escaleras. Pasan bajo el cartel de la puerta principal en forma de guillotina donde está escrito con letras rojas para motivar:

Las letras entran con sangre, ABC.

Imagen

Los periodistas se recuestan en sus sillas de despacho y encienden el ordenador cuyas aspas chirrían cómo un grillo en una colina plateada llena de corderos de balan felices junto a su pastor. Sacan una botella de whisky de un cajón de la mesa del despacho. Se achacan con disimulo para que nadie les vea y beben a morro bajo la silla y la mesa.

Joder, cuanto lo necesitaba- se dicen cuando se incorporan con los ojos brillantes y el alma caliente.

Miran la pantalla del ordenador todavía virgen, blanca, inocente, inmaculada, sin letras.

Dudan de cómo empezar. Miran de refilón la foto de su mujer y se agachan otra vez. Cogen del cajón una jeringuilla cargada de heroína, y se van al cuarto de baño donde se la inyectan.

Joder, cuanto lo necesitaba- se dicen cuando regresan algo más calmados a la mesa del despacho con la mente llena de musas que tocan el himno de España con arpas.

La pantalla empieza a cubrirse de letras.

Imagen

EL artículo de ABC sobre Gamonal.

¿ Es verdad que se ha hecho al paz en Gamonal?

Permitan ustedes que este humilde redactor dude.

Al barrio ha llegado la noticia de la paz, es cierto. Hoy no ha habido incidentes y asoman banderas blancas en todos los balcones. El alcalde de Burgós, al que queremos desde ABC mencionar cómo un hombre elegido democráticamente por la mayoría de la población, un hombre sensible a los problemas de los ciudadanos; ha decidido, pese que le ampara la constitución, la democracia, la moralidad ,y Dios que es el padre de Cristo, el suyo y el mío, escuchar no a los vecinos, que están en mayoría a favor de un bulevar en Gamonal que traerá trabajo y prosperidad a Burgos, si no con el grupúsculo de antisistemas que pretenden acabar con su vida, con la suya, con la mía, con la democracia, la convivencia pacifica. Sus métodos dictatoriales y terroristas es desatar el caos y una guerra civil de proporciones bíblicas, que ríanse ustedes de la guerra civil que desató el partido socialista e izquierda unida en 1936. La cual, gracias a la intervención del pacifista de Franco, puso fin a los desmanes criminales y terroristas de la sanguinaria izquierda española.

El alcalde, escuchará a los antisistemas en nombre de la paz.

Pero este humilde periodista se pregunta:

¿ Es la claudicación del estado español ante los antisistema?

Sin duda.

Si las máquinas no están trabajando mañana significa que un grupo de antisistema es capaz de parar no unas obras, si no una democracia.

EL horror.

El horror.

EL horror.

Imagen

Si no interviene la guardia civil de forma contundente casa por casa, escuela por escuela, patio por patio, parque por parque, y desarticula las plataformas vecinales. Si las perroflautas que mean sin vergüenza en las esquinas siguen cachondeándose de la democracia, de la constitución, de la policía, de las autoridades, será el fin de la democracia.

Mano dura, mano dura, mano dura, mano dura.

OHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH

OHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH

Gamonal:

EL horror, el horror, el horror, el horror, el horror, el horror, el horror, el horror.

EL horror, el horror, el horror, el horror, el horror, el horror, el horror, el horror.

EL horror, el horror, el horror, el horror, el horror, el horror, el horror, el horror.

EL horror, el horror, el horror, el horror, el horror, el horror, el horror, el horror.

EL horror, el horror, el horror, el horror, el horror, el horror, el horror, el horror.

EL horror, el horror, el horror, el horror, el horror, el horror, el horror, el horror.

EL horror, el horror, el horror, el horror, el horror, el horror, el horror, el horror.

EL horror, el horror, el horror, el horror, el horror, el horror, el horror, el horror.

Crónica redactada por el reportero Anastasio.

Imagen

Con el dedo índice colocado sobre el ratón que desplaza sobre un trozo de tela, una flecha blanca virtual se va escalando por la pantalla hasta llegar clavarse en archivo, donde se despliega una serie de ítems. El periodista clica guardar cómo. Pone un título al archivo:

¿es verdad que se ha hecho la paz en Gamonal?

Luego clica enviar y lo entrega al jefe de redacción.

  1. El jefe de redacción se queja.

Imagen

EL periodista se mantiene medio borracho y drogado en su silla esperando la corrección. Avanzan unos pasos por la redacción que salen del despacho del fondo llamado: el del principal.

Los periodistas miran al suelo con terror. El jefe de redacción va acompañado de dos periodistas de dos metros de alzada cada uno de ellos, visten uniforme negro y banderas de España con el aguilucho en las solapas. Llegan hasta el periodista que cubre la noticia de Burgos.

Anastasio- le grita al oído.

SI, le escucho jefe- responde el periodista con humildad.

¿Que ha escrito?- le pregunta con furia y sobre su oreja el jefe de redacción.

Lo que he visto- responde mirando la mesa Anastasio con un hilo de voz y las mejillas rojas.

El jefe gritando le responde mientras se escuchan risitas neuróticas de las otras mesas donde los compañeros tratan así de mitigar su ansiedad.

Una mierda ha visto usted. Aquí nadie le paga por escribir lo que ve, si no lo que siente.10 años trabajando aquí Anastasio. 10 años mantenido por ésta casa. 10 años pasando bajo la puerta guillotina donde hay un cartel muy claro:

Las letras entran con sangre, ABC.

Imagen

EL jefe de redacción ahora prosigue con tono paternalista y desarqueando su cuerpo del oído de Anastasio:

¿ Qué es lo que no entiende de ese cartel hijo mío?- le pregunta con la columna vertebral recta.

Lo entiendo- responde Anastasio que cada vez se encuentra peor. Tiene ganas de vomitar, aun así contesta aguantándose las arcadas- pero es que no ha habido guerra hoy en Gamonal, lo siento jefe, de verdad.

Hijo mío, ¿ de que parte esta? ¿ es usted comunista?- el pregunta con retintín.

No jefe, de verdad, es que tengo mucha presión. En Twister, en facebook, en la calle la gente me insulta por mentir. Me dicen Anastasio pinocho.

El jefe de redacción con furia le replica:

En ABC no queremos blandos. Su artículo es muy débil. Vuelva a redactarlo y ni mencionar la palabra paz. Redacte un parte de guerra cómo si hubieran allí cinco o seis grupos terroristas actuando a la vez. Quiero que en cada línea haya manifestantes terroristas masacrando policías, médicos, ancianas, a los de la cruz roja, a ciudadanos que están a favor del bulevar.

¿Cuantos empresarios muertos a manos de antisistemas pongo jefe?- pregunta Anastasio.

Con tres será suficientes por hoy- responde el jefe de redacción.

¿ Pongo a Botín?- pregunta irónico Anastasio.

Imagen

Risas en toda la redacción:

Jaaaaaaaaaaaaaaaa.

Gilipollas- grita el jefe de redacción alterado y mirando a todos lados ante el temor de una oleada de desobediencia- ¿ qué quieres, que la gente se alegre?

Usted me dijo un empresario- replica Anastasio temblando.

Vuelve el silencio a la redacción.

Me pones tres empresarios de la pequeña industria y un autónomo golpeados por los radicales terroristas- ordena el jefe que da media vuelta a su despacho seguido por su guardia.

Imagen

Angelillo de Uixó.


ABC, las noticias entran con sangre by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.