Posts Tagged ‘religión’

El Gran San Vicente Ferrer, de Angelillo de Uixó.

Nuestra historia ocurre en el siglo XIV en el reino de Valencia. Las hogueras contra los herejes están encendidas por todo el reino. Hay paz , orden, y una sociedad cohesionada a golpe de látigo, crucifijo y  espada. No hay desempleo, y toda la gleba  paga sus impuestos puntualmente  al señor de la comarca. Desde el punto de vista anímico y  espiritual,  que es lo más se estima cada cual , mucho más que el cuerpo o el sexo, hace que este tipo de sociedad este lista y preparada, gracias a la labor que  inquisidores y sacerdotes realizan  engrasado la maquinaria para recibir de nuevo al hijo de Dios, al que esperan con verdadera Fe y anhelos desde hace siglos los Valencianos. En cada hogar medieval levantino se respira paz y bien dentro un reino que es el más prospero del mediterráneo. Los milagros  son creídos por un pueblo tradicional, alegre y festivo. Es fácil por tanto adivinar que Valencia es la envidia de sus vecinos Castellanos y los reinos Andalusis de taifas. Muchos de los habitantes de estos reinos mendigan por el Gran Reino de Valencia, atraídos a estas tierras porque es más fácil  buscarse  la vida . Solo la sospecha que el  diablo puede aparecer cuando menos se espera y desea en la vida de uno y arruinarla, los brotes de peste negra, los cismas papales que sacan a la gente a protestar a la calle, y alguna escaramuza puntual con alguna corte vecina por cuestiones de linaje, es decir, por repartos de cargos para la familia , ensombrece la existencia del puñado de miles de personas que por entonces viven en este ejemplar  reino que es un lugar tranquilo y de prosperidad general, comparado con el subdesarrollismo tercer mundista y belicoso  en que el se halla en continente Europeo. En estas circunstancias  económicas y sociales de Valencia , no es de extrañar que acabara Europa encumbrado en lo más alto de la gloria y fama de la sociedad del viejo continente, a  un ciudadano de este reino al que convirtieron en Santo- el  equivalente en prestigio de hoy al nobel de la Paz-
Nuestra historia nos la narra un joven de Vall d´Uixó llamado Angelus de Uixó, es un plebeyo que escribió esta crónica.
Un medio día  de abril  del año 1. 398 , acude angelus perezosamente  a la plaza de las horcas donde a esas horas retira el barrendero municipal las cenizas en que se ha convertido último ajusticiado   al dudar de los milagros de  San Blas.
Se trata de  las cenizas de Mossen Recadero Centelles, un sacerdote ambicioso local que da sermones con tanta Fe como San Blas, y San Vicente. Recadero hace milagros con el dedo del pie, pero que no consigue pese a sus grandes esfuerzos por curar apestosos con agua y jabón, reformar prostituta y gays, encontrar trabajo a huérfanos, más que fama de milagrero local que no pasa más allá de Burriana. La desesperación de Recadero, que tiene ya cuarenta años, cosa que no es broma en aquella época, le hace emprender una campaña publicitaria muy agresiva desprestigiando a gente poderosa como San Blas, un franquiscano que hace milagros  a favor del papado de Roma. La estrategia de Recadero pasa por  posicionarse a favor de  dominicos como San Vicente, que apoya el papado de Aviñon . San Blas,   alertado de que su poder se tambalea y puede acabar en la hoguera  si deja que les difamen hasta en Vall d´Uixó, mueve la maquinaria del estado que tiene a su alcance. En una sencilla prueba para saber si el don milagrero de Recadero es obra de Dios y el demonio, lo mete en una hoguera bajo la siguiente formula lógica:
si Dios lo salva de la llamas es inocente, si que quema, culpable.
El juicio debió celebrarse esa mañana al alba. Angelus nos lo presenta ya consumada la ordalía con Recadero Centelles asado.
Desgraciadamente San Vicente, que tenía que estar presente en el acto, y es enemigo de San Blas así como parte de  la defensa de Recadero se ha retrasado. Una fuerte tormenta no anunciada en sus visiones en Valencia le ha apeado de su burro en el que siempre viaja. La no comparecencia de San Vicente que quiera parar el juicio y buscar más pruebas que condenen o salven a Recadero, es tomada como una señal de Dios por San Blas para quemarlo al instante, ya que San Blas,  es el otro juez imparcial de este proceso. Angelus nos  relata a San Blas presente en la plaza, como un hombre moderado, de buen animo y  humor.  Hace chistes, reparte bendiciones….Esta situado entre las autoridades; la mayoría forman parte de la bancada que están a favor de roma, los más conservadores, mientras los progresistas, más afrancesados y de parte de Pedro de Luna del papado de Aviñon, no han aparecido por estar en contra de que quemen a Recadero. Aunque publicamente respetan las señales de Dios si tienen que quemarlo. Los que si están presente como testigos de la legalidad, se dan por muy satisfechos del resultado. San Blas que hace milagros con las cejas, come con las autoridades pro- roma, chuletas de cordero asadas a la sombra de una higuera junto las grutas. El ambiente es primaveral y festivo. los bufones y trovadores amenizan el acto con sus piruetas gracias. Una pelea de lobos que han capturado en alfondeguilla , atrae la atención de  los campesinos que no entienden las latinadas de los trovadores.
De repente, en la otra parte del pueblo, lo que será la plaza de San Vicente, varias trompeta anuncian la llegada de San Vicente. Mucha gente progresista sale a verlo atraídas por su ideal caritativo.
San Vicente, cuyo asno entra resonando a la plaza de las horcas es descrito por angelus de este modo:
es un hombre maravilloso, pero tiene un extraño comportamiento.
San Vicente comprende de inmediato a través de una visión de la hoguera casi apagada, que ha llegado tarde para salvar a Recadero. medita grave y con pesar ante la gente. llora caminando en círculo con cuidado para no chafar  las cenizas. exclama a la multitud levantando el dedo.
el horror, el horror, veo el apocalipsis, hoy antes de que se ponga el sol familias de Vall d´ Uixó estarán separadas. Habrá dos pueblos, el de arriba, y el abajo. Uno y otro pueblo estando juntos nunca más se encontrarán. Hágase la división del señor.
La gente que necesitaba escuchar esas palabras aplaude y se tranquiliza.
San Vicente es bastante libre en sus juicios. Parece muy feliz hablando del final de los tiempos. No le importa ser diferente al resto. habla para que le quieran, y habla para que le teman. No sabe que le gusta más, si que le amen o le teman. En su cabeza hay un extraño ruido que le atormenta, como un pajarillo que ha surgido de un huevo y le pide que haga una prueba. Mira el suelo negro de la hoguera. Se olvida de la gente que le sigue en respetuoso silencio. San Vicente se inclina ante los restos de leña convertidos en carbón. Pone la mano sobre un ascua y se quema. Mira a su alrededor, se sonroja al sentir debilidad en su carne. Imagina el horror de Recadero y siente envidia. Recadero ahora descansa en paz, pero él, él no sabe si es capaz de soportar las llamas, o flotar sobre el agua. Muchas veces ha estado verdaderamente tentado a meterse dentro una hoguera cuando ha visto una ordalía que le ha parecido injusta, y salvar a un hereje que se retuerce de sufrimiento. Pero, y si es incapaz de soportar esa prueba. Su Fe se debilita en ese instante. Su rostro contraído  demuestra su tensión interna.  pero solo angelus lo percibe. San Vicente se levanta envuelto en lágrimas con el semblante que recuerda Recadero Centelles. la gente que lo rodea aplaude conmovida:
es él, es él.
en breves segundos la conmoción desparece, y vuelve a ser el rostro de San Vicente que levanta el dedo en señal de triunfo entre gritos de la multitud de:
milagro, milagro.
Él niega con la cabeza, pero la gente cree que ha hecho un milagro. Sus ojos grises se ensombrecen, mete el dedo en el habito. San Vicente es aclamado en la plaza. Está como soñando,  ahora cree que levita, tiene esa extraña sensación, causada seguramente  por la fiebre. Esta a punto de desmayarse, en su cabeza se pregunta ¿ ha sido esto que ha pasado fruto de la superstición, una ilusión colectiva, un verdadero milagro, pero de él o de Recerdero? No sabe como, si empujado  por propia voluntad o por alguien externo se monta en el asno, y empieza a sermonear a la multitud sobre el anti cristo y el apocalipsis. Son sus propias dudas sobre si mismo pero convertidas en algo exterior en forma del demonio, las tentaciones, el miedo a haber entregado el alma por la fama y el poder que conlleva. El asno y él rebuznan, y todo el mundo les entiende. Otro milagro, el don de lenguas. San Vicente se siente embriagado y abatido. Es él, sin duda el anti cristo, el que ha de llegar esta entre ellos, pero nadie le cree.
Grita desesperado:
soy el mayor culpable de todos vosotros.
le aplauden, le aclaman. San Vicente jadea de rodillas:
el antiii- crissss toooo.
Quiero decir que es él, solo tiene que gritar no a su corazón sino al resto de la comunidad:
soy yo.
Es lo que piensa, pero no se atreve a decirlo  para no ir a las llamas. El otro bando, que está en las grutas es informado de lo que está pasando en la otra punta del pueblo. Pero no se atreven a ir y enfrentarse a un verdadero santo. San Blas mueve las cejas con pesar, dentro de él se siente un impostor, exclama para su alma:
San Vicente es el más  grande de todos nosotros, no hay duda.
Angelillo de Uixó.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

Advertisements

Un Dios para todos y todos para un Dios.

CIMG8949

Así fue como el psicólogo municipal de Vall d´Uixó escuchando campanas bajo del monte a la plaza a ver que pasaba. Allí encontró a mucha gente que se había juntado para rezar al   Dios que adoraban.

Y esto fue lo que el psicólogo les dijo:

De Anticristo a cristianos,

no vengo a vosotros a haceros la guerra hermanos.

No tengo tiempo de luchar contra Dios y contra los socialistas a la vez,

además….

debo regar la huerta ocupada, preparar una instancia al ayuntamiento pidiendo dinero, puentear el contador del agua, y robar  a mi vecino unos pimientos.  Por eso escuchando las campanas he bajado corriendo y estresado  solo para deciros que vuestro Dios no es para todos. Por eso habrá  que hacer otro que no sea tan minoritario.

Un Dios para todos y todos para un Dios.

Vivir sin Dios, tal  y como van las cosas sería una locura, y asesinarlo, un espantoso  crimen.

La única solución que veo, es que votemos a ver que Dios queremos.

Yo abogo por un Dios autoritario.

Que tome parte activa en el bien, dictando lo que está mal.

Que sea peligroso y declare la guerra a la gente inteligente.

Y al enfermo que lo  mate.

Que haga trampas con las mujeres, y les cubra de motivos a los fanáticos.

Os hablo como psicólogo, necesitamos un Dios misericordioso y compasivo, que se divierta y  que juegue, tanto como sufra cuando alguien quiera condenarlo.

Un Dios con instinto de supervivencia, como los hebreos, con una gran conciencia dispuesto a no dejarse matar.

Ese es el Dios al que yo me elevo, con el que dialogo y al que pido que votéis.

Venga hermanos,

dejar de ser paganos y  vamos a rezar,

ocupemos la iglesia que hay mucho trabajo que hacer,

yo solo no puedo con todo.

Así fue como maravillo a todos los paganos rezadores de su pueblo,

Y bien contentos estuvieran de saber

En el pueblo de vall d´uixó

que un nuevo Dios  estaba por nacer.

Angelillo de Uixó.
Un Dios para todos y todos para un Dios. by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.

La Virgen de Hierro.

 

(Dedicado a mí amiga que nunca falla, María)

OH tu Virgen certera

De pecho descubierto

Que se lleva la mano

Directa  al corazón

Con una flecha.

Golpe atinado que vibra

En el fluir de la vida

Palabra que mana de tu lengua

Hacia el resto de mujeres

Que lamen sus sucias heridas.

Violencia honda

Que brota

cual fecundo manantial

cuando se hunde el bastón

y la cruz.

 

Expuesta en el altar

Bienaventurada tú

Virgen

Que no alumbras y brillas

Ríes con pudor

Cuando lloran los hombres

Contemplando contentos

Tú comedia

Y su  obra.

¡ La mujer perfecta ¡

Virgen

Pura

Y distante.

Virgen del terror

de las hierbas

y de las flores

Enemiga declarada

de los ríos

de las naciones

Y  los mares.

Oh, Nosotros

 

Lunáticos

 

Amamos y amaremos

A la mujer

Cuando es de hielo.

Virgen de hierro

Que has sido tallada

En un altar de convento.

Bendice a quién te maldice

Tan cerca y tan lejos de ti

Preñados y preñadas

de libros

 

Amen.

Angelillo de Uixó.

Licencia de Creative Commons
La Virgen de Hierro. by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra enangelillo201.wordpress.com.

Los anuncios de difuntos en Vall D´Uixó.

Interpolación para el anuncio de mi muerte si es en vall D´Uixó.

Dragon ball Z -La muerte de Gohan -AMV

cuerpo2_inocentes_nosologeeks
Las sociedad de Vall d´Uixó vive enclaustrada en si misma. Claro, llegan nuevas modas de las grandes capitales, los adelantos tecnológicos como televisiones, lavadoras, ordenadores, internet, teléfonos… y cosas similares que se guardan dentro de las casas. Pero… por lo demás todo sigue como hace siglos tras las puertas de vall d´uixó.
Vino a visitarme mi amigo Pedro, un eminente antropólogo de Valencia, mi ciudad natal. Quería comprobar si los correos electrónicos y los artículos que le mandaban sobre esta localidad en la que había recaído y estaba atrapado por su hiedra judicial eran ciertos.
Bajé a recibirlo a la estación de autobuses.

En la estación esperábamos desde hacía más de un cuarto de hora un grupo de personas de lo más diverso la llegada siempre impuntual de los autobuses. A mi alrededor había unos canis tatuados de arriba abajo con su cara de palurdos fumando algo. Miraban a varias muchachas, a una de ellas asmática, otra albina, y dos gordas que parecían princesas buscando su príncipe azul que se resistía a aparecer, pero que cuando lo hiciera, se entregarían a él hasta la muerte.
Al llegar el autobús y bajar mi amigo lo encontré muy animado. Siempre había sido una persona muy vital. EL viaje había sido corto, y más para él acostumbrado a viajar en canoas por todo tipo de selvas. El trayecto duro poco, algo más de una hora sobre un paisaje de huertos de naranjos con el mar del fondo, y una carretera lisa, sin sensación de cuesta . Solo era interrumpido este monótono paisaje por la visión monumental de Sagunto donde hacía parada el autobús.
La verdad es que mi amigo se lo había pasado bien escuchando a las chicas del asiento de delante, ya que le sirvió para tomar una primera muestra con dos mujeres jóvenes de vall d´uixó que hablaban de una tercera durante el trayecto. Sus rostros no los había visto. Asomaban solo dos peinetas de falleras mayores que sobresalían del respaldo. Al parecer acusaban a una tercera , una tal Rosita, que no estaba presente, pero con la que la muchacha de la derecha del asiento había tenido una conversación a través del teléfono móvil. Conversación que calificaría mi amigo más tarde de amable, y repleta de repugnante hipocresía. Al terminar la conversación con un beso telefónico, le contó a su vecina de asiento que la vomitona de Rosita con malas artes se había arrimado al Paco Penas. Y llamó a Pilar, la mujer del penas para decirle que Rosita iría de lagarterana a la corrida de toros de las cinco, la otra le contesto que iba a estrenar la sartén en la cara de la puta de Rosita.

vall-duixo-2

Te encuentro algo desmejorado Dionisios- me comentó mi amigo Pedro al bajar del autobús y verme.
Mi rostro no contradecía como me iban las cosas por aquí.
Ay Pedro, no sabes lo que es vivir con estos palurdos.
Venga, venga, Dionisios, hay que reponerse y adaptarse. No será para tanto como cuentas en tus correos y vídeos con esas hipérboles amenazando de que te vas a arrancar los ojos para no seguir viendo las cosas como son.
¿ crees que soy inmisericordioso?- le pregunté sin confianza en mi. Notaba en sus ojos que le daba pena verme y eso me hizo estremecerme.
Vamos, vamos- me trató de tranquilizarme mirándome con sus ojos azules repletos de inocencia después de haber estado 2 años con los jíbaros en el amazonas, alejado del ordenamiento de una sociedad como la de vall´d uixó.
Empezamos a caminar por las calles adornadas de fiesta, con banderas de España colgadas de los balcones. Se sucedían estallidos de petardos, voces histéricas todas aullando a la vez, y correteaban en tropel en un número excesivo chiquillos harapientos. Nos adentramos por varios callejones, hasta que vi un grave peligro colgando de un balcón:

Cuidado Pedro- grité.

DSCN0003
Él se sobrecogió mirando a todos lados para ver de donde venía la amenaza.
¿ Qué? Preguntó desconcertado tras varios segundos intentando detectar el peligro.
Un megáfono- señalé el objeto mientras le asomó una sonrisa.
De repente el micrófono del megáfono se abrió chirriando de forma zumbona, era como estar apunto de escuchar a las sirenas de Homero anunciando la perdición de quien quisiera escucharlas. Yo me tapé los oídos, y luego me los destapé, pues sabía lo que iban a decir, y aunque no  oyera sus chillidos en mi mente ya estaban las consecuencias de haberlos escuchado. No tardo en emitir su anuncio que ya había escuchado de camino a la estación de autobuses.
Entierro mañana a las 11 de Cornelius, vivía en el número 5 de la calle del Buen Moralista Abad Colonia San Antonio, vall d´Uixó. Fue el padre de Amparito y Ricardo.

DSCN0002

Pedro escuchó atento el mensaje. Era el resumen publico de la vida de esa persona cuyo sentido y destino en la vida  estaba reservado a ser el padre de Amparito y Ricardo, y vivir en la miserables calle del buen Abad. La gente corría indiferente de aquí para allá, por la calle de abad Recadero Centelles lanzando petardos sin importarles mucho el anuncio del difunto. Las muchachas lanzaban ruiditos nerviosos con la boca cuando los muchachos en mangas de camisas les tiraban petardos que explotaban cerca de sus pies.
¿ qué significado tiene aquí morir? Le pregunté a Pedro.
Mi amigo arrugó su frente y me respondió tras meditar la cuestión:
El no haber vivido.
Agaché la cabeza mirando los adoquines del suelo intentando rebelarme.
¿Comprendes mi angustia entonces Pedro?

Una voz de un policía local al verme gritó desde la barrera del toro:
No matarás Dionisios.
Continuamos caminando, adentrándonos por los callejones viejos y débiles del pueblo repletos de fachadas con santos y flores donde la existencia plena todavía no había llegado.

frase-los-debiles-y-malogrados-deben-perecer-articulo-primero-de-nuestro-amor-a-los-hombres-y-ademas-nietzsche-123824DSCN0019

Angelillo de Uixó.

Licencia de Creative Commons
Los anuncios de difuntos en Vall D´Uixó. by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en angelillo201.wordpress.com.

Odisea espacial por el reino de Dios.

DSCN0025images

2015 años después de que un objeto celeste iluminara el cielo por la noche en oriente medio la acción prosigue en  occidente narrada  por las pantallas de plasma de la televisión, las ondas de radio, la prensa, internet…

El sol ilumina una gran cruz  de 12 metros de altura plantada en medio de la Avenida Corazón de Jesús, vall d´uixó. Frente a ella pasa un grupo de humanos  peleándose entre sí por ver quién es el último de todos ellos para ser el primero en recibir ayuda de cáritas o la cruz roja.

DSCN0023DSCN0029

Ese instante  evangélico e involutivo es recogido tanto por las cámaras de seguridad que  observan la conducta de este grupo  sometido a la autoridad de un grupo dominante, como por  la prensa afín a ese grupo dominante que aplaude la madurez y el gran espíritu de concordia, tolerancia y paz de  este grupo humano al margen de una vida satisfactoria. Así  mismo elogian también en sus artículos  los grandes ejercicios de  espiritualidad, tolerancia y conciencia del  voluntariado de cáritas y la cruz roja, encargados de ayudar  y mantener la paz en este grupo hundido en la miseria. En sus despachos psicólogos, psiquiatras, sociólogos, educadores, policías, políticos… de forma fría, con estadísticos computacionales  analizan los datos de la miseria, los cruzan elaborando  análisis factoriales que dan como resultado que es justo que estén en ese estado involucionado y miserable.

DSCN0024DSCN0030

2015 años antes de este momento en vall d´uixó. Oriente Medio, en medio del desierto. La acción es narrada por el nuevo testamento.

11951139_483610065151088_8903594064649611565_n

Apareció sobre los grandes palacios  y las grandes murallas una gran nube  de fuego en medio de la noche, y los grandes monarcas miraron al cielo asustados dejando caer sus cetros, corrieron a esconderse porque creyeron que del astro de fuego que se aproximaba a la tierra  iba a destruirlos. En su pánico escuchan voces  que salían del astro de fuego. Los esclavos que levantaban las pirámides enmudecieron sus cánticos llenos de esperanza, pues entendieron  que un nuevo Mesías se acerba y que les salvaría de su situación dotándoles de alma, y una esperanza en el más allá.  Los viejos dioses  que adornaban los palacios estaban perplejos viendo como la tierra se cerraba, temblaba.  Las montañas humeaban, el viento huracanado devastaba las cosechas cuyos frutos caían en la tierra y  los esclavos se liberaban de sus cadenas y no querían obedecer  al látigo mientras los antiguos hechiceros derramaban sangre  inútilmente para aplacar la cólera  de los dioses que se tambaleaban en medio de grande riquezas.

Tres reyes pensaron de forma diferente al resto, por eso les llamaron sabios. Intuyeron que ese astro  no quería destruirlos, si no que era una señal mandada de alguna parte del cosmos con algún propósito.

En su odisea contemplaron los tres reyes Magos   el sufrimiento, la miseria, el llanto de los hombres. Se dieron cuenta de que cuando más desgraciados eran los hombres más sonreían ante el astro  de fuego que se acercaba a la tierra, y con mayor atención  escuchaban y daban Fe de las profecías, que anunciaban que llegaba un mesías que les llenaría el corazón de alegría, y que resucitaría a los muertos.

Durante 20 noches viajaron tras el astro en dirección este, hasta que se detuvo sobre la cloaca de belén.

En un charco repleto de barro e inmundicias  de esta ciudad polvorienta, cientos de personas pobres y enfermas bebían y cantaban mirando aquel objeto  de fuego. lejos de darles temor, les daba Fe y esperanza, pues así se les había dicho y se habían convencido hasta el fanatismo.

Los reyes sabios llenos de curiosidad entraron a donde estaba el nuevo Dios llegado, esperando encontrar un gran monolito, una fuerza que hiciera saltar al hombre de su estado intermedio entre las bestias y lo que tendría que ser.

EL astro de fuego se apagó  cuando penetraron los tres reyes en  el pesebre. Sobre la ventana asomó de nuevo los cuernos de la luna  que quedaron encajados entre los del  buey que miraba rumiando al nuevo Dios.

Avanzaron hasta el final del misterio, en el centro del pesebre estaba la causa de su viaje. Un bebe, lo más frágil  y débil que había en ese lugar era la nueva deidad. Chillaba, lloraba y   estiraba sus brazos flexibles hacia ellos tres buscando compasión, calor y perdón, mientras los tres poderosos reyes   miraban el futuro de la humanidad desconcertados, y con depresión.

Sospecharon que no iban a salir las cosas bien cuando su madre les dijo que era virgen.

Dejaron el oro, la mirra y el incienso y salieron de allí preocupados por si un pueblo que creía esas cosas podría dominar alguna vez el mundo.

Si así fuera…

sería terrible.

El horror,

El horror,

El horror.

DSCN00272001art

Angelillo de uixó.

Licencia de Creative Commons
Odisea espacial por el reino de Dios. by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra enangelillo201.wordpress.com.

Fluido rojo del sacrificio.

sacrificios
Siempre pasional cómo un beso el sacrificio,
brillando cómo el sol para olvidar nuestros pecados.
Luz sobre la sombra,
muerte que brillas cómo las estrellas,
y haces un regalo para todos del sacrificado.

Oh tu hombre paria convertido en Dios un breve instante,
antes de que caiga rodando por la noche tu cabeza,
que hermosa es la sangre caliente que revienta.
Tu desaparición es cómo una broma misteriosa.
Sobrepasa nuestra angustia nuestros actos,
que mal nos encontramos al verte sacrificado.
Amen, amen y amen.

647bandera

Angelillo de Uixó.

Licencia de Creative Commons
Fluido rojo del sacrificio. by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en angelillo201.wordpress.com.