Posts Tagged ‘Recortes sanidad’

Adolf Suárez pide que los comunistas entren al paraíso.

Imagen

Escena I.

Adof Suárez yace en un aséptico hospital. Su cuerpo es casi transparente. Sus ojos están apagados mientras parpadean las luces amarillas y rojas de la centralita que dirige su respiración. Los goteros lentamente resbalan por las gomas infiltradas en su cuerpo desprendiendo su medicación y alimento a sus venas.

Por los pasillos del hospital, el actual presidente de la marca España, acude a visitar a su antecesor en el cargo. A su alrededor médicos y periodistas en coro goyesco. Un electricista votante del PP que cambian unos flexos le saluda al grito de :

Presidente, presidente.

El presidente Rajoy al verlo se acerca internándose por su trabajo:

La factura de esto la declara usted ¿verdad?

Desde luego, yo en 30 años de trabajo siempre he hecho facturas con IVA – se defiende el electricista ante el presidente, pero nadie le cree.

Rajoy sigue hasta la habitación de Suárez.

Entra con un médico. El presidente, cómo es su deber y en cargo de su conciencia observa todo los aparatos y le pregunta la medico:

¿Esto costara mucho de mantener verdad?

Una vida humana es más importante presidente- le responde el médico quijotesco.

Imagen

EL presidente hace pedoterratas a lo Sancho Panza con sus carnosos labios y toma asiento junto a un amarillento Suárez que bacaladea entre la vida y la muerte.

¿Que tal Suárez?- le dice popular y campechano Rajoy- Me habían dicho que estabas mal, pero te veo fenomenal muchacho. !Qué exagerada es la gente! ¿ me dices algo Suárez?

Suárez permanece en silencio.

Rajoy lo mira molesto.

El medico le explica el parte al presidente:

Señor, no puede oírle, ni hablar; está sin conciencia, le quedan a los sumo uno o dos días. Si vive, es por estás maquinas- El medico señala la centralita que dirige la medicación, el oxigeno de la mascarilla… y añade para que comprenda el presidente:

Ellas son su cuerpo ahora.

Rajoy mira a su alrededor, piensa y actúa.

Avanza unos pasos hacia la centralita y pulsa el botón con una calavera de apagar.

El medico pega un grito desesperado al presidente:

Pero ¿que hace? ¿Está loco o qué coño?

El presidente de la marca España cínico y humanista le responde:

Hacer que no sufra más doctor, eso es lo que hago. Además tengo dentro de unas horas una manifestación de un par de cojones contra mis políticas. Si muere hoy la noticia de esa manifestación pasará desapercibida.

El medico le da la orden de salir inmediatamente de allí.

Rajoy sale preocupado por la manifestación, vuelve a tropezar por el pasillo con el electricista y lo llama.

Oye tu ¿quieres ganarte 100 euros? Le pregunta.

Claro presidente- responde guiñando un ojo al presidente el compadre.

-¿Puedes provocar un corto circuito en la habitación de Suárez? –

Claro- responde electricista metiendo con discreción los 100 euros en su bolsillo. Guiña otra vez el ojo y le da una tarjeta de su negocio que guarda con discreción Rajoy.

Escena II.

Imagen

Dos grande alas brotan de los costados de Suárez y le empujan hacia arriba. Siguiendo un rumbo marcado llega hasta unas grandes vallas rodeadas de nubes y una concertina con cuchillas para que nadie la salte sin permiso. Adolf llega hasta la frontera del paraíso custodiada por la guardia de San Pedro. Ante Suárez se abren, y éste es empujado por un fuerte viento que le arrastra miles y miles de kilómetros entre valles frondosos, lagos y mares, hasta llegar al rincón del paraíso reservado para los españoles de bien. Bajo el vuelo de Suárez brota un mundo perfecto. Allí hermanos orden no hay ningún tipo de conflictividad. La gente trabaja sin necesidad de convenio colectivo, y con una gran sonrisa. Su causa es divina, y entienden su relación con el trabajo de esa manera. Cuando el viento le permite a Suárez tomar tierra, habla con varios ángeles que ordeñan unas ovejas cantando cerca del piedronomo.

Oh hermanos- les dice acercándose a ellos – noto en vosotros una gran entrega y dedicación a vuestra tarea. Me ha extrañado mientras volaba por estas tierra nuevas para mi, que la gente vive en la más absoluta paz y armonía. De donde vengo es imposible.

Un ángel sonriendo le contesta:

Oh hermano, esto es a causa de que hemos llegado a un gran pacto, a un gran consenso social. Un caudillo gobierna, decide por nosotros, y nosotros obedecemos. Ningún gobierno es mejor que este.

¿ Y la gente que no piensa igual que vosotros? Por qué los habrá- pregunta intrigado Suárez.

Pues el caudillo ha creado para ello un lugar llamado el infierno- responde un ángel bonachón.

Suárez, al escuchar la palabra infierno, en seguida recuerda a Carrillo y pregunta por él.

¿Conocéis a Carrillo?-

Los ángeles hacen gesto de no conocerlo.

Era comunista- les dice Suárez para ayudarles a recordar.

Los ángeles se santiguan y tocan una campana.

Varios ángeles con tricornio y espadas aparecen volando y rodean a Suárez.

Documentación por favor- le ordenan.

No tengo- les responde palpándose su cuerpo por si tuviera la cartera encima.

Los agentes le miran las alas y confirman que no es un infiltrado comunista.

¿Por que ha mencionado usted la palabra Comunista?- le preguntan con interés.

Suárez empujando hacia atrás a los ángeles les responde furioso:

Cuando era hombre, fui persona de consenso, me interesaba por todos, también por los comunistas.

Al cuartelillo- le ordenan tirándole una soga al cuello a Suárez.

Escena III.

Imagen

En una humilde ermita en lo alto de una dorada colina que mira a la mar, rodeada de cipreses, olivos y algarrobos; cientos de almas cantan un bello canto dando gracias a la obediencia:

Canto a la obediencia de los ángeles:

Gracias a ti obediencia,

Que nos reportas tranquilidad a cambio de libertad.

Oh ley y látigo que haces brillar el día,

Y nos llenas de alegría.

Aquí entran los rayos del sol y de la luna,

Pero no el disturbio,

ni el conflicto civil.

El que quiera revueltas,

caminito, caminito,

al encuentro de Chávez.

Sean unidos nuestros pies por unas cadenas.

Cómo prueba de obediencia,

tire de ellas el Caudillo.

Que no nos deja caer en la desunión y el caos.

Amen, amen, y amen.

Paso, paso- gritan los ángeles guardianes a los ángeles cantores- Traemos al caudillo un ángel que ha mencionado la palabra comunismo. El resto de ángeles se santigua y rumorean:

Con la cara de buen chico que tiene.

Dicen que siendo hombre fue hasta de falange.

Que vergüenza.

Dentro de la ermita, vestido con uniforme verde con gafas de sol y una gorra de coronel, aparece la figura del Caudillo sentada en su trono mientras unos ángeles frotan sus botas con betún.

-¿Qué te parece el paraíso Suárez? – le pregunta con ironía el caudillo.

Algo represivo, y puede llegar a ser un lugar peligroso- le responde Suárez.

Tonterías, tonterías- responde caudillo y hace que se retiren los ángeles. Quedan solos y allí se sincera el Generalísimo :

Tienes razón Suárez, el infierno pretende rebelarse contra nosotros. Las últimas injusticias que les hemos hechos les ha cabreado mucho.

¿Qué les habéis hecho? Pregunta Suárez.

Imagen

Les hemos comprado a sus dirigentes, Cayo Lara, Llamazares, Cándido Mendez, y a sus bases y militantes les hemos dejado sin comer dos años, ahora están cabreados y hambrientos. Ven y mira- ordena el caudillo llevándolo junto a un enorme telescopio.

Suárez mira y ve avanzar una columna de tanques Rusos sobre Ucrania. La bandera de la comunidad Europa y la nazi ardiendo.

El caudillo con pena le dice a Suárez.

Parece que en el mundo va a volver a perder el fascismo otra vez, cómo mucho solo puede triunfa en España y Portugal. Dios está muy preocupado por lo que pasa en el infierno. Mira en esta dirección.

El caudillo cambia la dirección de telescopio. Ahora se ve el rostro de Putin en el Kremlin rodeado de generales.

Suárez se asusta:

¡Qué horror! Hay que hacer un gran pacto Caudillo. Hay que hacer que suban al paraíso los comunistas.

El Caudillo asiente con la cabeza.

Angelillo de Uixó.

Imagen


Adolf Suárez pide que los comunistas entren al paraíso. by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://angelillo201.wordpress.com/.