Posts Tagged ‘poesía amor’

 

Salimos del aula de jardinería.

Me ha tocado por sorteo formar pareja contigo,

a comprender lo que es la tierra.

El aire, el agua, el suelo, las hojas…

nos hablan.

Pero nuestros cuerpos callan,

casi rozándonos,

por  qué nos han enseñado a vivir como plantas.

Nos dicen que arranquemos unas hierbas,

Y las metamos en bolsas de plástico.

Mi mano arranca una planta,

Pero aparecen dos juntas.

Cuyas raíces se abrazan,

mostrando su amor.

Nuestros ojos se rozan,

unos instantes al mirarnos.

Hemos de volver al aula

A examinar su raíz, su tallo, sus hojas.

Aprendemos de forma cruel e imprecisa:

-Como es la vida en la tierra-

Y yo no sé…, si al descubrirlo gritar:

aleluya, aleluya;

O irme a un rincón a llorar espantado,

Intentado comprender, lo que es el amor:

“Dos plantas separadas y erguidas

Cuyas raíces se unen en la tierra,

Que mueren juntas al sacarlas para examinarlas.

Cuando nos  enseñan lo que es el amor,

aprendemos que tienen tallo, raíz , hojas y flor.

Aleluya, aleluya”

Ahora sé todo lo que necesito saber,

tras coger dos plantas contigo.

que toda vida en la tierra,

acaba exclamando un triste y enamorado:

Aleluya. Aleluya.

 

( Poesía leída en  en el taller-empleo de jardinería d ela horteta Vall d Uixó por motivo de una exposición didáctica  de clase).

Cuando terminé de leer mi poema  hubo un par de aplausos desacompasados que sonaron fríos y extraños. la profesora sin decir nada apagó la música algo extrañada con la exposición.  Aún sonaban los últimos acordes del preludio de Chopen. Le había pedido a la profesora si me hacía el favor de buscarlo por internet esta canción para acompañar mi exposición sobre la raíz, el tallo, la flor y las hojas. Escuché, o me pareció escuchar la voz de dos ángeles que estaban a punto de echar a volar. Eran mis dos compañeras que sujetan la cartulina que contenía la explicación de la textura de un tronco de algarrobo, la clasificación de sus hojas, así como contenía pegado con celo  un hermoso ejemplar de tallo con flores de diente de león, y otro  de un tipo de malva que habíamos mutilado para comprender su anatomía. Varios compañeros nos hacían fotos y la profesora tomaba notas sobre nuestro trabajo. No parecía muy convencida con la explicación, parecía algo decepcionada, quizás esperaba algo más de nosotros, por lo que tuve que hacer un inciso, ya que yo había sido el elegido para hablar en la exposición del trabajo y guardaba los resúmenes así como los datos elaborados por todos.

Comenté con calma:

Seguramente me haya adelantado en la exposición, es más de primavera y estamos en pleno invierno.

Saqué unas hojas de papel.

Tengo aquí un pequeño resumen.

Empecé así:

Salida a la senda de Quistel.

Junto la fuente y los letreros que indican  este interesante paraje, nos hemos adentrado en el interior de esta senda recogiendo muestras vegetales. Lo primero como investigadores de la raíz  nos hemos preguntado qué tipo de raíz necesitamos. En principio cualquiera, pero que reúna las siguientes características:

salir entera, hasta la cofia, ser fácil de transportar y estudiar. En un montículo de hojas descompuestas hemos seleccionado una adventicia. Su elección ha sido perfecta saliendo entera, incluso en  nuestra muestra al extraerla ha sido arrancada otra de su misma especie de raíz, cuyas raíces estaban fatalmente entrelazadas.

Mostrando el ejemplar al auditorio:

Camaradas, compañeros, profesora… si se acercan a la mesa podrán comprobar su raíz pivotante, los pelos adsorbentes a media pulgada de distancia de la cofia en dirección al tallo, las raíces secundarias….

La explicación se fue prologando, dos gorriones volaron sobre el tejado del taller de empleo persiguiéndose uno a otro como en un combate aéreo, cuando se cruzó mi mirada con la de ella exclamando entre las flores muertas de la exposición

un triste y enamorado:

Aleluya. Aleluya.

 

 

 

Angelillo de Uixó.-

 

 

 

 

 
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

 

descarga (8)images (5)

Casas de la basura blanca de Vall d´Uixó donde solo entra el odio y el dolor . Los recibe  un “bienvenidos a este hogar” escrito en la alfombrilla de la puerta. Al pasar este umbral,  el recibidor. Su decoración: un macetero con tristes helechos, verdean y amarillean las plantas junto un viejo mueble desbarnizado del aparador con espejo. En el espejo se refleja retorcida y desfigurada   la imagen del crucificado. La aurora asoma a las ventanas de las habitaciones donde aún duermen sus inquilinos. Los rayos del sol repelen  el rocío matutino que caen como cascabeles imperceptibles al suelo, y Lucifer, hace acto de presencia entre las casas de los pobres blancos. El abuelo y la abuela, son los únicos que protestan por los problemas sociales. El resto, arriesga la vida por las calle montados en bicicleta para llegar a la barra del bar y beber cerveza de la mañana a la noche dando gritos contra el sistema, la inmigración, las mujeres.

! Gloria a ti, Oh Satán!

cubre de odio el mundo hasta ahogarlo de lágrimas para hacernos a todos Santos caminado sobre el agua formada por nuestro llanto.

Entre las voces de la madrugada, la serenidad del ciego distópico que levanta su taza humeante de infusión de te menta brindando por el nuevo día moviendo la cabeza hacia todos lados, hablando con el aire:

¿ Estás conmigo Satán? No noto tu presencia. Extraño es. No veo, no veo, por ser ciego distópico, pero veo  cuando me acompañas. ahora me encuentro en paz, y a oscuras, por eso te necesito Lucifer.

-Acabo de escuchar por la radio el pacto territorial por el empleo en Vall d´Uixó. Mucho turismo, mucha fiesta, muchas profesiones religiosas, banderas nacionales, y toros.  Es cosa tuya… ¿ verdad mi señor? Emite una señal para que lo capte mi radar cerebral, hazlo como acostumbras a través de la alcaldesa o de los códigos de  censura.

se hace el silencio. EL ciego tropieza con una mesa. camina con los brazos extendidos de forma torpe dándose golpes contras las paredes. Gime lastimosamente:

–  ¿no quieres hablarme mi señor?

cayendo se rodillas con los brazos abierto, sintiendo un frío helador que le hace llorar:

¿ Por qué me has abandonado?

De repente entra un potente rayo de luz. Poniéndose en pie le ciego y gritando.

Milagro, milagro Satanás.

veo, veo. vuelve a ver como cada día.

sé que se avecinan cambios. Necesito que me transformes en un hombre de papel, porque las cosas deben ser diferentes para mi. Quiero experimentar ser como esos hombres de papel que trabajan a turnos de 21 un día en las azulejeras.  ayer me dijo un amigo mío que le llamaron de Roca, para trabajar a 21 día. Les contestó que llamaran a su padre que también está en paro.Los hombres de papel pueden soportarlo. Necesito ser como ellos. Ayúdame, y te convertiré a toda la plantilla de Roca. Pero antes, quiero contarte algo, ahora que te veo, amado ángel caído mío. Amigo del débil, amante de la mujer, escucha, escucha. Estaba buscando mi viejo curriculum, el que está lleno de polvo y vale para muy poco. Verás…encontré esto entre los papales.

Muestra al rayo de luz el ciego un folio escrito a máquina.

Lo escribí hace años. No lo recordaba, y al leerlo, no lo entiendo. He olvidado lo que significa. !Qué importa! solo recuerdo que lloré al escribirlo y sufrí al hacerlo. !sé que eso es lo importante!- lo único importante. Tan importante como la muerte de mil vidas, que es lo mismo de importante como la desaparición del agua de mi tetera. Ignoró si iba dirigido a esa chica casada de la que estaba y estoy enamorado. Ella no solo tiene las mayores gracias que puede dotar la naturaleza a  sus bello sexo, sino que es buena, pura, incorruptible. Cuando la veo…! desearía castigarla por sus virtudes! Su decencia es orgullo desmedido. Aunque también, podría estar dedicado a ti, ! mi señor! Es un poema carente de Fe, de luz, incluso hasta de rima. No sé lo que es. Solo que llore. Dame fuerzas para llorar. Lo necesito. Nada me hace más feliz ni me ayuda a recordar como las lágrimas en tu presencia.

La luz se mueve tubularmente rodeando al ciego que queda atrapado por un flujo de rayos lleno de voces.

Leo, leo mi señor. Empiezo: A ti, que eres mi lenguaje.

 

“Tienes el ser

lleno de Estrellas.

Tu lenguaje ha de ser,

el símbolo que crece

sobre el lago seco de Fe,

al que acudía mi sangre.

Universo de luz,

luciérnaga que baila

que mi oscuro estómago.

Viendo pasar fríos otoños,

y las tristes primaveras.

Cada vez más estériles y profundas.

! No quiero que salgas de mi!

!No quiero perderte!

Tras la derrota de toda nuestra época.

Por que empiezo a tener miedo,

de ver crecer los árboles,

y de ver florecer las flores.

Tu que me alimentas.

Serás luna, mar, huracán, frustración, deseo, y madre.

Tú que has dado vida.

Alumbrarás mi poesía”

los rayos tubulares forman la imagen de María completamente desnuda y riendo sobre una piedra junto una cascada.

La dulce y seductora voz de María anunciadora:

acércate, te dejaré ser mi siervo si me adoras.

el ciego,  de rodillas, emocionado, desnudándose acepta.

Aquí tienes un amigo, un siervo, un esclavo… María.

cuando va a poseerla desparece y el ciego cae desnudo sobre una silla.

Invocando al aire con el pene.

El poema se ha cumplido. Era una profecía. Pero que importa, absolutamente nada, al igual que mi desesperación. Doy gracias por ella. Me he salvado.

gritando:

soy un Santo.

Angelillo de Uixó.