Posts Tagged ‘poemas’

Cumpleaños de un poeta en el tintero.

Escrito para el poema fusionado de poemas del alma: Felicidades amigo y poeta David Arthur, aunque ha llegado tarde a la fusión, para otro año David Arthur.

http://www.poemas-del-alma.com/blog/mostrar-poema-332707

 

 

En el tintero están mis labios,

y mis años puestos entre sus versos.

sobre un tintero  impotente que me ahoga,

atravesado por la punta de los objetos que no tienen nombre,

solo una dirección:

La aniquilación del hombre.

en este nuevo reino de las víctimas de Galileo,

grito horrorizado:

 

Newton asesino.

Homero,

víctima de los  bueyes que inventaron los aviones.

 

Einstein asesino,

que  vende   setas radiactivas a los pobres.

En el mercado que organiza la  ceniza de los cuerpos.

Ya no hay poeta feliz que cumpla los años,

frente a tanto labio cerrado,

y bajo soles tan negros,

ni ante tanta cabeza de pulpo vuelta al revés.

Con sus tentáculos descabezados,

azotando los lomos más fuertes e independientes,

repletos de amor.

El mundo es un lugar donde escupir,

contra este triste mar de aceite,

Con el hombre,

lo que alimenta nuestros instintos más poéticos,

 

puesto de lado junto una palanca de una máquina,

o salpicando las calles adornado como estatuas las puertas cerradas.

Angelillo de Uixó.
Cumpleaños de un poeta en el tintero. by angelillo uixo is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra enangelillo201.wordpress.com.

El Necrodemocratikon.

cruza errante sobre España: la estirpe de Caín.

cruza errante sobre España: la estirpe de Caín.

Dedicado a mi amiga María y a podemos vall d´Uixó.

Subtitulado: poema arrogante de angelillo de Uixó donde explica que el pueblo judío es el elegido de Dios y el español el de Caín.

Interpolación musical:

Barón Rojo. Hijos de Caín.

My beautiful picture

caminado sobre un roquedo de rojo rodeno,

sangrante paisaje entre negros alcornocales y pinares,

contemplando junto las aguas muertas del aljibe,

la línea sin salida del mar en el horizonte,

y la silueta del muro agrietado de la vieja ermita,

entre ofrendas misteriosas y sacrificios

de sapos, tritones y ranas cantando

bajo una luna inquietante,

rodeado mi ojo azafranado,

de nubes azules con forma de ola,

ahorcando la discrepancia.

DSCN0059

Recuerdo de la discusión con María que me ha invitado a cenar contemplando la luna bajo la ermita de san Antonio.

Yo- imputado, saco la hoja de los juzgados de Nules y los recortes de la prensa del mediterráneo hablando de mi.

No comprendes María ni a jueces, policías, al servil pueblo Sancho, ni la historia de nuestra raza inferior procedente de la estirpe de Caín, si piensas que en este país esa gente va a aceptar quitar las cadenas a más de la mitad de la población a través de unas elecciones democráticas.

No confió en esos lideres de los que me hablas, que piden el voto para quitarnos el castigo y el azote.

En la siguiente escena veo a Caín cruzando errante la Mancha bajo un cielo de amapolas donde escucha su conciencia.

Caín escucha

Caín escucha

Caín, escucha:

Te has bañado con la espuma,

de la sangre de tu hermano,

para que no traicione la revolución.

ÉL,

era un libertador,

que se ha convertido en víctima.

Carga ahora con esa culpa.

Por siempre estarás obligado,

a sacrificar la sangre de tu hermano.

(La tierra tiembla)

y de ella

surgió una cruz,

sobre una fosa común,

del tamaño de todo un valle.

que abrazo Caín gritando:
arriba España.

Angelillo de Uixó.


El Necrodemocratikon. by Ángel Blasco Giménez is licensed under a 
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en
https://angelillo201.wordpress.com/.
Puede hallar permisos más allá de los concedidos con esta licencia en 
www.scribd.com

La gente ayuda a la gente.

DSCN0010

Intro:

El poeta habla al coro de su pueblo:

He inventado una motocicleta que va a pedales para luchar contra el cambio climático y demostraros que el hombre es más eficiente que las maquinas, y que lo primitivo debiera imponerse la mecánica.

El coro se ríe de él:

No pienses que nos hemos hundido en el futuro.

Ni que va a cambiar el país.

Hemos preparado un camino que seguir.

Todo está ya trazado.

Poeta:

Iré muy lejos pedaleando y sin dinero, con ayuda de mis semejantes.

Más de lo que hayáis vosotros soñado.

El coro se ríe más de él si cabe.

Día uno de ilusión.

Salgo con mi motocicleta a pedales.

Llevo en mi mochila papel.

lápiz para contar mis experiencias.

un paquete de garbanzos cocidos.

otro de arroz preparado, latas de sardinas, atún, y varias manzanas, así cómo un paquete de harina y otro de azúcar.

Al principio se que todo ira bien.

( reflexión, dudas)

Pero al cabo de dos días tendré necesidad de mis semejantes.

la gente ayuda  a  la gente

! cuento con ellos para seguir adelante!

Coro de su pueblo:

El día uno va bien para nuestro vecino.

Pedalea con entusiasmo, y hace sus primeros kilómetros.

Asombra a la gente al llegar a dos pueblo de distancia.

Es un pueblo muy rico, donde la gente tiene trabajo y dinero.

Es para nosotros es lugar cómo las vegas.

Allí se almacena la comida y las finanzas de toda la comarca.

La gente es muy humana y se interesa por estas cosas.

Es una gran ciudad que vive de la vagancia.

Si fuera listo el poeta se quedaría allí.

Pero tememos que querrá seguir hasta descubrir lo que todos sabemos,

pero que ya descubrirá él.

Poeta en la ciudad:

les he pedido alojamiento, y me lo han dado.

Yo soy muy famoso, han oído hablar de mi por los periódicos.

En mi diario he escrito:

la gente ayuda a la gente.

Día Dos. Los elementos.

Poeta:

Al día siguiente los elementos luchan conmigo.

Empiezan a surgir grandes cuestas, el camino es cada vez más empinado.

Me cuesta.

y los pueblos son más pobres.

La ciudad queda atrás con su fiesta y sus ruidos.

los elementos conspiran contra mí, una gran tormenta se desata.

Yo pedaleo hasta la extenuación, aguanto, oh hermanos.

Lo hago por vosotros.

Llevo dentro de mi corazón la creencia que la gente ayuda a la gente.

Coro de su pueblo:

Pasa la noche al raso,

come su paquete de arroz.

Le queda el de garbanzos.

Pero aún así no desespera porque ve a lo lejos las luces de un pueblo.

Día Tres. La gente no ayuda a la gente.

Apenas tengo comida cuando llego a un pueblo, y me acerco a la gente que hay en la plaza. Les digo que tiene ante sí al famoso motorista de la moto a pedales.

Han oído hablar de mi, pues soy muy famoso.

Coro de la gente de ese pueblo:

No nos parece sensata tu idea de ir dando vueltas en tu moto sin motor, si fueras rico nos parecería bien, y te comprenderíamos chico, pero no lo eres.

Date la vuelta y vuelve a casa.

Poeta:

Os digo que tengo que seguir para demostrar mi teoría de que con ayuda de la gente se puede llegar muy lejos.

Coro de gente de ese pueblo:

Eso será en otro lugar majadero, esfuérzate en buscar trabajo en vez de estar por el mundo pedaleando. Es muy bonito dar vueltas en una moto con pedales, mientras la gente de este pueblo tiene que trabajar muy duro para obtener algo de comida.

Poeta:

Con mucho gusto me voy de aquí.

En mi diario he escrito:

La gente no ayuda a la gente, ahora me doy cuenta.

Día cuatro. EL arresto.

hablemos-politica-L-iDh87e

La policía me para en una cuesta abajo porque voy a mayor velocidad de la que debo.

Policía:

Va usted a más velocidad de la que debe.

Poeta:

No llevo cuenta kilómetros en la moto, por no creer en la tecnología, así que no se a que velocidad pudiera ir. Llevo un mensaje por el mundo de que la gente llega muy lejos con ayuda de la gente.

EL agente me responde:

Papeles de la moto, vehículo, inspección técnica.

Poeta:

No se de que me habla. Nada de eso tengo, la moto es un diseño mío. Yo soy muy famoso, viajo en mi moto dando un mensaje de paz y solidaridad.

Me pone una multa por no llevarla ese aparato.

cómo tampoco tengo patentada la moto, ni he pasado la ITV, ni puedo demostrar que es mía deciden detenerme y embargarme la moto.

Policía:

queda usted detenido.

Tiene derecho a no declarar, a si cómo a un abogado.

Si no tuviera el estado le asignara uno.

Escribo en el calabozo:

La gente es mala con la gente.

Día cinco y seis.

lo paso en prisión.

EL día siete. Domingo, salgo.

Poeta al coro de ese pueblo:

No tengo dinero,

ni mi moto para escapar.

y debo a la justicia de ese pueblo en concepto de varios delitos a la seguridad vial mucho dinero.

Coro del pueblo:

habla con el alcalde, él te ayudará.

Hablo con el alcalde.

Alcalde:

Me hago cargo de su situación,

pero somos un pueblo pobre,

puede hacer trabajos sociales a cambio de comida y alojamiento en el albergue.

Poeta:

Es un abuso, pero no tengo otro remedio y acepto señoría.

¿ Cuando empiezo?

Alcalde:

Mañana.

Otras personas en su situación le aguardan.

Escribo en mi diario del albergue:

ahora soy un esclavo.

Día ocho. Organización sindical en el trabajo.

Coro de pobres de ese pueblo:

Somos gente pobre.

Dependemos de los servicios sociales para sobrevivir y organizaciones benéficas cómo cruz roja y cáritas.

Poeta:

¿ qué ideología tenéis?

Coro pobre de ese pueblo:

que cada uno tiene lo que se merece.

Y que el que es pobre es porque no se esfuerza.

Poeta:

¿ creéis que la gente ayuda a la gente?

Coro pobre de ese pueblo:

No, la gente no ayuda a la gente si no es para beneficiarse.

De nuestra miseria cobran las ONG, los servicios sociales, y el ayuntamiento.

La ayuda y la violencia están unidas, son lo mismo.

Poeta:

¿ Y por qué si comprendéis eso, no organizáis en vez de ONG, una organización sindical?

Coro de ese pueblo:

Por ser delito promoverla.

Y habernos ya conformado con nuestra situación.

Día nueve.

La policía me interroga por intentar organizar un sindicato.

Alguien se ha chivado.

Creo que se quien es porque ha ido a almorzar al bar y los demás lo hemos hecho en el parque por no tener dinero y me miraba desde la ventana con pena.

Policía:

¿ es usted comunista, artista, o agitador social?

Poeta:

la segunda seguro, y quizás la tercera, aunque de la primera también tengo algo.

¿ Me salvo?

Policía:

a prisión.

Día diez, once, doce, trece, catorce, quince, dieciséis, diecisiete y dieciocho los paso en el calabozo.

Al diecinueve salgo.

Poeta:
que bonita es la luz del sol.

Coro del pueblo:

Delincuente.

Poeta:

que hermoso es ver a esa mujer paseando.

Coro del pueblo:

Delincuente.

Poeta:

Que hermoso es ver el cielo azul.

Coro del pueblo delincuente.

Poeta:

que hermoso es ver los pájaros volar.

Coro del pueblo:

delincuente.

Pasa una moto sin motor.

Poeta al conductor:

¿ De donde la has sacado?

Conductor:
La venden por miles.

DSCN0007

el que las ha patentado se ha forrado.

Coro del pueblo:

Nuestra ciudad se ha industrializado gracias a patente la moto con pedales que un extranjero nos trajo.

Día viente: Otra vez detenido.

Poeta:

Trato de matar al tipo que ha patentando mi motocicleta, pero fallo.

El me denuncia.

Poeta ante el juez:

Si señoría, trate de matarle al pedirle que me diera algo de la patenta de la moto sin pedales tras reconocer que él me la plagio, y se negó.

El jurado me cree culpable de tentativa de asesinato:

Cuatro años y un día me han caído.

Angelillo de Uixó.


La gente ayuda a la gente. by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en http://angelillo201.wordpress.co