Posts Tagged ‘muerte de vicent mártinez’

Advertencia al lector.

 

Las siguientes hojas encargadas  para el museo de la Paz de Vall d´ Uixó, y la oficina obrera de Castellón, han sido   escritas por Ángel Blasco Giménez, es decir, por uno de los vecinos  de Vall d´Uixó más represaliados en el período post democrático  del 2008 al 2018, habiendo sufrido detenciones policiales,  privaciones severas de alimentos, pobreza, exclusión social, amenazas con la cárcel, tanto por la derecha del PP,  como por la izquierda progresista de Izquierda unida, ( a los que voté) el Psoe y compromis.  para que no se moleste el lector local , ya  que ésta  obra está basada en el fallecimiento de otro hijo predilecto del municipio: Vicent Martínez,  máster por la paz, por cuyas campanas oigo que doblan a esta hora, 18:23 del sábado del 25 de agosto del año 2018.  Decir que en está ciudad de la Paz, escribo con hambre, no sabiendo si mi fin está cerca estos días, sin dinero, y dispuesto a trabajar esta misma tarde mis tierras en cuanto terminé de argumentar sobre dos dilemas que me atormentan y sobre los que giran estas hojas. Las cosas no pueden seguir así, eso lo sabemos todo, pero:

¿ qué camino defender para que cambien?

la toma de la calle,  el asalto al poder,  o el pacifista de facebook y museo.

En cuanto a Vicent  Mártinez hijo predilecto ,como lo fue Franco, de la ciudad de Vall d´ Uixó, se ha ido dejando atrás para siempre una ciudad pobre, vil y represiva. Es peor la vall d´Uixo de hoy , que cuando llegué en el 2001. Las enseñanzas de  Vicente, por loables que parezcan que  sean , no  sirven más que para doblegarnos y hundirnos en la miseria. En el museo de las Paz se esconden demasiadas víboras progresistas  y conservadora llamados humanistas. Tanto humanos que matan de hambre. Les pido que sean menos humanos.

A diferencia de Vicent,  el ayuntamiento de Vall d´Uixo, progresista o conservador  no aguantan las críticas, son reactivos, se comportan como  hombres de castas  inferiores. No han aprendido nada  de Vicent, que como hombre justo comprenderá mis  críticas a la paz. Yo no creo en este tipo de paz que él propone, silenciando el hambre ante las autoridades locales, que excluyen, y desprecian la dignidad de alguien que les critica.  Incluso tratan de destruirlo, y a  veces lo consiguen. Tienen el poder de su parte.

Vicent se ha ido diciendo:

os dejo en Paz.

su obra en vida ha fracasado.

La paz llegará con la igualdad o no habrá paz de verdad más que un museo.

O nos salvamos  todos  o ninguno.

Mis respeto para él y mis condolencias a sus familiares.

Paz y bien,

Fin de la advertencia al lector.

I.

La historia es  la de siempre, como desde hace 40 años de paz, silencio y democracia en  España.

El principio  es la muerte. El final- el habitual: los lamentos y las muestras de dolor de hambre,  sufrimiento, el padecimiento de   enfermedades curables, la pobreza crónica y sin salida,  sufrir persecución ideológica, soportar  una vida que termina con un hombre sano convertido en un ser repudiado y  marginal, en definitiva; la desesperación humana de los vivos de las tierras del levante español.

Había un tipo en Vall d´ UIxó, que sabia de esto más que nadie, e iba por ahí diciendo como un profeta:

¿ quieres la paz?

Pero la paz, esa cobarde caída al mundo interior  nos está anulando físicamente. Nos roba  el instinto, la valentía, la esperanza, y permite que sea cada vez más fuerte el estado, los sacerdotes, los judíos , las feministas y los socialistas. La culpa de todo esto la tienen los pacifistas. No lloréis a los muertos por la paz , están en los museos  tranquilos, quietos, solemnes… dispuestos a guiarnos como un perro en medio del camino hasta la tumba de su amo.  Hoy, las autoridades de Vall d´Uixó, las que  tienen un perfil de pacifistas  entre Billy el niño y Antonio Angles, lloran la muerte de su gran pacifista,  Pepo Pazo, el guru del museo de la Paz.

¿ Quién fue Pepo Pazo el pacifista?

Fue alguien que llegó a ser un gran guru  gracias a su sin igual conocimiento sobre la Paz, y también comer codo con codo  con lo más granado de la sociedad de vall d´uixó. Desde sacerdotes que adoran a cristo en las más alta cocina y bajo las faldas de las doncellas pobres, a  los habituales  banquetes con empresarios, aristócratas militares y políticos de todas las castas.

Yo siempre sospeché que el éxito en la pacifica y gran vida que se dio Pepo Pazo, no se debía a él, sino  al ateísmo y la entrada masiva de musulmanes. La paz que antes gestionaba la iglesia, ahora sin creyentes y amenazada por infieles sarracenos, amen de  estar  más interesada  en las finanzas y en política que en los evangelios. Por eso, un tipo de hombre de hoy ingenuo e infantil,  pero cruel y egoísta como nunca. Este tipo de hombre dejo el hueco que no cubría la iglesia ni el estado, para llenarlo de  horteras  instalaciones como el valle de la Paz, el museo de la Vall de la Paz, publicaciones a favor de la paz, guías para pacifistas, bares como el rincón de la Paz, festivales en contra de la guerra, colectivos pacifistas gestionados en manos privadas capaces de atraer turistas a un pueblo pacifista donde se cerraban  acuerdos con ayuntamientos que decían ser pacifistas. Nuestro sabio Pepo, se hizo con el importante mercado de la Paz. Igual que yo he intentado abrir paso sin éxito en el comercio de las verduras ecológicas, las noticias locales a través de blog, y la protección del medio ambiente, pero los tiempos son demasiado conflictivos para estos sectores que yo toco, el   nicho de mercado está en la paz.  ¿ como no lo adiviné escuchando a la manada de pacifistas del Ayuntamiento cuando hablan de que Vall d´Uixó es ciudad de paz, de igualdad , de tolerancia, mientras se pegan la gran vida estos oradores y los demás se mueren de hambre o se pudren en la cárcel ? Incluso muchos se pegan un tiro mientras la industria de la Paz es la industria de la seguridad nacional, ya que evita la revolución de los  pobres con el estómago  vacío. No hay banquete que se den los políticos, los empresarios, el rey, donde no se hable de la paz  fumando grandes puros y bebiendo coñac.

Madrid  24 de agosto del 2018 . Reunión de ministros con periodistas y la oposición. Se hace el último  chiste  el ministro de hacienda leyendo el ABC que abre felicitando a una mossa de escuadra embarazada de un guardia civil por detener a una madre soltera en paro  que no ha pagado el carrito de la compra del mercadona e irá cuatro años a la cárcel, y sus hijos al reformatorio por cómplices.

Me parece poco- exclama el ministro de justicia y con los pies en la mesa.

sacando su gran puro de la boca el presidente socialista Pedro Sánchez que escucha en su butacón medio dormido después de sentenciar a muerte en el desierto a unos inmigrantes que entraron en territorio nacional.:

Endureceremos la ley para que se equipare el robo de alimento en supermercados al genocidio.

Bravo- aplauden  senadores, ministros, periodistas, y la oposición.

Albert rivera con las manos en la espalada a la prensa.

No lo hará, es un blando, a los emigrantes que saltaron la valla y ha mandado al desierto, les ha dado una calabaza cantimplora con dos litros de agua. Es posible que sobrevivan y vuelvan.

Dan ganas de vomitar oír a los de arriba hablar de la paz, y de llorar a los de abajo bendecir  la paz en los contendores de basura..  A los del medio, a los que hay que combatir a fuego y plomo, lo puedo comprender que defiendan la paz. Tienen mucho que perder si algún día los oprimidos les buscamos y los acorralamos  con estas palabras:

Eh tu, hombre de clase media, yo también quiero participar en la vida que me has robado.

Alégrame el día tendero, y di que somos unos vagos los que no tenemos trabajo, que nuestra inteligencia es inferior, que merecemos el sufrimiento en la vida por nuestra forma de vida marginal , y que vivimos a costa tuya,  hombre que paga impuestos revendiendo 30 veces más caro lo que le has comprado Este es tu castigo. Yo, el oprimido,  soy tu juez y vengo a matarte.

Pam, pam.

Los clientes  pobres , los niños del barrio alegres con los disparos esperan  la libertad que les dice:

Comprar lo que queráis, abrir la caja y sacar el dinero, invita el buen tendero que está dormido en el sueño de los justos. Quiere redimir su alma con buenas acciones. ¿ No habéis de ayudarle a que entre en el cielo este usurero revendedor ?

( Nota al lector, llevo un resolver en mis pensamiento y en uno de mis mejores sueños tiroteo a un tendero, a su mujer, y a sus hijos. Luego salgo  a la calle y ando tranquilamente tiroteando a la gente que me saluda mientras paseo y pienso en un mundo mejor y más justo para todos y todas.)

 

Pepo no estaría de acuerdo con los yo os que digo, incluso negaría que yo soy  verdaderamente más pacifista que él. Al que acuso de hipócrita, tan hipócrita como un cura, un gitano, una feminista, un juez, un socialista y un tendero.

En una larga conversación una vez me comentó  Pepo con sus ojos saltones: ¿ qué sacas mezclando la paz con la justicia social, nada? No te van a dar dinero pesando así, la bala que salva a la humanidad  se llama museos, publicaciones, retiros , festivales de música sobre la paz como  el rotopau en las cuevas de San José con   Monica Oltra anunciando la renta básica , aunque esta sea mentira sin fondos… La Paz, es un comercio como la prostitución, el trafico de armas, las drogas, la religión, la guerra. Los compradores de paz son hippies, progresistas, mujeres a las que dejado el marido, hipersensibles, Ayuntamientos con conflictos sociales graves, incluso hasta anarquista y muchos musulmanes , de hecho la mayoría son pacifistas, por mucho que te moleste.

A lo que contesté:

Oh espirtu santus, la Paz, vida, tranquilidad para la clase media, sufrimiento para los pobres- Ya la siento junto el hambre, junto las humillaciones que sufro siendo asaltado por vecinos, despreciado por mis ideas y mi pobreza. Tratado de leproso social por el ayuntamiento.

Te llaman radical  no leproso- replicó- y te están vigilando. Y eso  no es malo. La paz necesita control, aduanas, filtros y en ciertos casos matar a ciertas personas no pacifistas para protegerse.- me confesó con sinceridad, defendiendo las actuaciones extra parajudiciales del ayuntamiento progresista.

Por esto, en el día de su funeral, Pepo no solo se han ganado el corazón de las autoridades, sino el de los pobres.

El  día de la Paz Pepo se puso en el mercado y gritó a la gente:

La paz es ese  opio que vendo, este opio sana. Bajo la piel de la gente hay una guerra que no se ve: amor y odio. La paz no daña, es algo superficial, como una colonia, refresca y ayuda a que esta cloaca huela algo mejor. Perfumaros con la paz.

.

Hoy  suenan las campanas en las iglesias, una cometa negra gira de la mano de la alcaldesa desde  el balcón  del Ayuntamiento. Los saltimbanquis y payasos que iba a dar una función en el museo de la paz van de luto. los botes  de las barcas de las grutas tienen sus quillas amarradas. La policía local dispara salvas al aire con sus pistolas. Los niños lloran en el parque, las flores se han cerrado. Una vía verde de tren lleva un féretro que se aleja en la niebla. Una guitarra triste suena en el barrio de texas entre ollas vacías que al girarlas cuentan el tiempo del hambre como un reloj de arena. La brigada municipal pinta de negro un banco con el nombre de Pepo frente la caja rural, y en la fachada del cuartel de la guardia civil  una paloma cortejando  el aguilucho fascista.

Un hombre mayor de cara ancha, con barba, vestido de pana negra habla ante un círculo de gente junto una foca abierta del cementerio municipal.

Recuerdo un día que el hambre y la desesperación hicieron mella en mi. agudizada por mis condiciones laborales absurdas en el huerto que poseía. No solo no tenía agua, sino que  un vecino que me odiaba  me habían robado toda mi cosecha, aparte de que me  habían cortado el agua facsa por no pagar unos días antes. Durante meses busqué trabajo en el Ayuntamiento, ya que  no tenía coche ni podía irme a otro sitio porque cuidaba a mi mujer enferma de cáncer.  las autoridades no me daban trabajo porque no era de los suyos. No llevaba recomendación ni sabían que quien votaba. De este modo acabé en los servicios sociales, por omisión, por enemistades  que no comprendo hacia mí , o hacia algún concejal, y utilizaban mi situación personal los funcionarios  para boicotearle,  las asistentitas sociales planearon una venganza contra mi, y tras prometerme 150 euros al mes hasta que me fuera mejor la vida , no recibí nada. Pasaba hambre, pensé en mendigar, pensé en robar, pensé en coger la escopeta y matar a alguien, pero no sabía a quien, ni por donde empezar. ¿ Por el ayuntamiento, por el INEM, por los servicios sociales? Eran todos culpables, es lo que pensaba. Hasta que alguien me dijo, Andrés habla con Pepo  y él te quitara esos pensamientos. Por eso fui a hablar con este guru. Le conté el caso, me clavó su penetrante  mirada La veo como ese día, pálida y aburrida ,mientras yo contenía los intestinos con las manos pues sentía un profundo dolor en el estomago del hambre y la desesperación.

Pensó antes de hablar unos segundo tumbado en unos almohadones junto una bandeja de dátiles y un vaso de te. Luego esbozó una sonrisa.

Busca un  trabajo y comerás. La culpa de tus desgracias es tuya, solo tuya. Da gracias por vivir y no tengas pensamientos insolentes. Si ese es todo tu problema; Pepo te lo soluciona – luego me invitó a salir y me dio la dirección de un rumano que buscaba gente para la naranja en condiciones de simi esclavitud. Me dijo que debería pagarle  a él tres cajones diarios por la gestión cada día que trabajara. De este modo conseguí trabajo toda la temporada.  Trabajaba para el rumano y para él. Siempre les debía algo sin que ellos hicieran nada. Pero aún así he de confesar que me ayudo a salir de la rueda de los deseos. Mi mujer está muerta, enterrada hace tres meses, cerca de aquí. no deseo en este mundo ya nada. Me da igual la injusticia, la opresión, la alegría. La muerte y la vida la misma cosa es. Sobre la Paz, aprendí de Pepo que se llama Nirvana.

Has hablado como un mensajero de la Paz hermano, avanzó rodeando el féretro   Don Saturnino, el párroco, abrazando al testimonio. Tomó la palabra

Hoy estamos aquí para enterrar a un santo pacifista, si algo nos enseñó es que no debemos hundirnos en pasiones ni mucho menos en revoluciones. ÉL erigió un templo de la Paz. Su gran obra le continuará, y nuestro deber es luchar con toda nuestra fuerza para que todo siga igual en Vall d´Uixó como hasta ahora: sin más violencia que la que detentan las leyes y el poder. La Paz es la que impone el César. Hay vecinos nuestros que se impacientan porque no encuentran trabajo desde hace año, o padecen hambre. Hay padres que ven a sus hijos en Vall d´Uixó mal alimentados:

para ellos el sufrimiento, para el resto la Paz.

Los hay que denuncian su penosa situación, que alzan la voz, que osan perturba la paz.

A ellos les enviaremos una escuadra de la guardia civil , y si es necesario les bombardearemos.

La paz es nuestra mejor arma, es lo que tenemos que decirles.

Y que se lo tomen como quieran.

Saquemos la Paz a las calles y serán nuestras.

La paz tiene un bando. El de los ricos.

¿ qué van a hacer los oprimidos y los explotados ahora?

Nada ,

jaaaaaa.

Viva la Paz.

 

Angelillo de Uixó.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.