Posts Tagged ‘misoginia’

El Anticristo femenino.

 

Dicho de otra manera:

Ser mujer es para salir corriendo.

Sobre todo si alguien nota que ha cometido un pecado.

Pobre Rita Maestre y sus penas.

Le ocurrió  a la ya condenada Rita Maestre,  que un día se le despertaron los instintos de vida dormidos por los santos custodios que la vigilaban y decidió enfrentarse a ellos de forma artística o femenina.

Su pecado fue televisado.

Tuvimos conocimiento al ser retransmitida su falta. consistía en su opinión que estaba dentro de sus ovarios que la poseían  y le hicieron saltar sin paracaídas  dentro de una capilla cristiana metida en la facultad de derecho a pecho descubierto desafiando los ojos de Dios Padre Todopoderosos al que le levanto la falda exclamando:

eres mi enemigo y se que tu ojo se inquieta, como mi lengua al decirte por mi reino  pasara antes un camello que tú, viejo cascarrabias.

Pero en el reino de Dios todo lo ve Felipe VI, todo lo sabe el ministro del interior, todo lo que les sale de sus santos cojones lo juzgan los jueces  de la audiencia nacional o cualquier otra.

Así pues la rebelión de los instintos antimorales de Rita Maestre terminaran  a golpe de escopeta .

OH hermanos, me preguntáis que fue de ella.

se volvió un  muñeca de trapo retorcida a la que le daba cuerda y cachetes un obispo.

La mujer hermanos es amor, es espíritu, incapaz de competir con sus enemigos.

Nosotros.

No tardó en abrazar en cuanto notó  que la iban a quemar en el patio del convento a sus captores, pidiendo disculpas   a todos los hombres por haberles herido los sentimientos con sus ovarios.

Cantar conmigo hermanos:

La mujer es de voluntad frágil.

La mujer es la guardián de las cosas decentes que nosotros despreciamos:

El parto, el cuidado de los hijos, el auxilio de los débiles, el trabajo manual, el placer de mezclarse con degenerados burgueses y lamentables ricos.

En definitiva , la mujer es una  vida con un camino sometido.

entonces:

¿ Es Rita Maestre un mal entendido, un chiste?

No hermanos, es la evolución que está poniendo sobre la tierra una mujer mejorada, aunque parezca una contradicción  o un insulto mis palabras.

¿ Puede mejorar la mujer, rehabilitarse de su esclavitud, del vicio del que es objeto?

Quizás una mujer solitaria y antisocial que no recurra a desnudar su cuerpo ni a su inteligencia , tenga posibilidades de derribar las imágenes y los ídolos, y pueda abrirse paso por el mundo espantando a sus enemigos:

Los hombres.

Desmoralizarlos.

Ante un ser así,

¿quién podría vivir?

 

he aquí el termino y la acción que debe emplear la mujer mejorada.

Mohamed angelillo de Uixó.

Licencia de Creative Commons
El Anticristo femenino. by Ángel blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra enangelillo201.wordpress.com.

El contacto con el corazón de las tinieblas.

le han cortado la cabeza y dado forma de corazón

le han cortado la cabeza y dado forma de corazón

Hail to San Antonio

Hail to San Antonio

Al asomarme al girar la curva en aquel lugar, observé en lo que parecía marcar el final  que separaba la parte urbanizada de vall d”uixó, de   lo que era un lugar inverosímil de explicar colonizado por casetuchas. Daba inició a este confuso territorio una señal de prohibido circular a más de 20 por hora, al que habían colgado un cartel a modo de bienvenida o advertencia   clavado en el poste que sujetaba esa señal, donde unas letras negras sobre el cartel  blanco como el marfil, o cómo las alas de ún ángel perdidas en el infierno,  anunciaba que el viajero se adentraba en territorio de la asociación de vecinos de  San Antonio. Tras la señal, se extendía un angosto  camino serpenteante. No de color  negro, cómo el del asfalto que llegaba justo hasta mis pies, si no blanco, debido a la ligera capa de hormigón del que estaba hecho. a los lados de este zigzagueante camino surgían casetas cochambrosas, con aspecto de abandonadas , separadas por bancales con algarrobos moribundos repletos de hierbas que crecían sobre bolsas de basura desgarradas por los mismos hierbajos.
Comencé a caminar inquieto entre aullidos de perros, cuando divise a un enjambre de moscas que revoloteaba en torno a un despojo brillante. Me acerqué despacio dispuesto a ver que era aquello. Una hermosa serpiente de colores aún muy vivos, morena y plateada en su mayoría, que me recordaron al agua, al mar. No sería mayor de medio metro. Estaba decapitada.  Su cabeza estaba separada un palmo de su cuerpo, al que las manos  de alguno o algunos de los moradores de aquel lugar,  que imaginé habrían sido sus verdugos, le habían dado la forma de corazón de forma macabra con sus despojos. Como en una especie de ritual pagano, muy acorde con ese ambiente agotador y violento, donde reinaba un asfixiante calor húmedo después de una breve tormenta de junio. Yo contemplaba la escena, me atrapaba, y trataba de darle sentido. Observe cómo el deseo carnal, la tentación (la serpiente) era aplastada por los instintos profanos de aquellos salvajes.  Debía ser para estos paganos idolatras  algo deseable por el que se adentraban a lo prohibido de forma religiosa.

culebra muerta

Empece a hacer algunas fotos para enviar a  la revista de antropología Española  Mongolia,  e intenté tomar   algunas notas para aclara mis pensamientos.

Hoy las reviso, las estudio tratando de descubrir que significaba aquello que escribí:

Terrible mundo del corazón humano, con la razón deformada, venerando la muerte y el crimen,como algo sagrado. Prohibición  tentadora el amor, cómo un vinculo de asco y nausea a la naturaleza,
¿ decapitada la vida sagrada? Si, decapitada por lo profano.
Hay algo asociado con la actividad sexual con está imagen de horror.

¿ Es el horror algo sexy?

quizás buscaran advetir del peligro del deseo mis vecinos.

quizás buscaran advetir del peligro del deseo mis vecinos.

Si, creo que la actividad sexual se desata entre estos salvajes con la visión horrorosa y erótica  de la muerte. Es posible que requieran la presencia de animales muertos en sus actos sexuales la gente de vall d´uixó.  Realmente es una visión espantosa el nuevo rostro del horror. Imagino que todo este territorio estará sacudido por este tipo de personas amorales, sin ningún tipo de principios, que se deslizan  cómo lo hizo esta serpiente por el filo de una navaja intentado que no les corten la cabeza.
Cuando estaba en ese lugar tenebroso recuerdo que me dieron  ganas de gritar:
El horror, el horror, el horror,

pero pensé, si grito esto estoy seguro de que saldrán a masturbarse gentes de este lugar.
Mientra tomaba notas, note cómo unos ojos brillantes, cómo los de una hiena me miraban a través de la ventana de una chabola. No estaba solo en ese lugar, de eso estaba seguro,me pareció incluso oír unas voces agitanadas, así que seguí trepando por esa cuesta serpenteante, cuya cabeza terminaba en una ermita blanca dedicada al patrón de los animales; san Antonio, quizás allí, en lo alto de la cabeza de ese lugar podría  comprender el vinculo entre los cadáveres y el amor.

Hoy sigo repasando las notas, sigo sin comprender bien que significaba aquello.

misoginiadiosjesusateismo1culebra muerta
Angelillo de Uixó.

Licencia de Creative Commons
El contacto con el corazón de las tinieblas. by ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en angelillo201.wordpress.com.

 

Playbous al carrer.

Imagen

I.

Toreros de calle, de Romeo, y chonis de festeras de peña, de Julietas.

Les piden los Romeos a las Julietas que les enseñen las tetas antes de que salgan a rodar el toro.

Las niñas, que creen que pueden morir astados, les muestran su sexo con piedad de monjas.

Los chicos aprenden todo lo que pueden de la calle, cómo las putas y los delincuentes.

Imagen

Para evitar aprender, en cada esquina de Vall d´uixó hay una vieja ermita, siglos antes mezquita. Mañana un Mac Donals o un dispensario de cocaína. En Vall d´uixó la regalan. Si en la calle no hay ermita, algún santo insertado de una fachada adornado con flores y protegido por un cristal recordará los cuatrocientos años de cristianismo en el pueblo, desde el siglo XVII. Solo hubo en Vall d´uixó doscientos años de inquisición.

Pañuelos blancos de los presidentes de las fiestas de San Vicente piden tregua a los periódicos. Hay riña política entre PP, PSOE e Izquierda Unida.

Realmente no aclaran nada, es un problema racial: Españoles por España, una gran desgracia.

II.

http://www.levante-emv.com/comunitat-valenciana/2014/05/03/penas-vall-contratan-mujer-topless/1107109.html

Recortes de periódicos del suceso, notas de facebook por aquí y por allá, y la contemplación de una foto que sonroja: una mujer escultural humillada en su belleza.

Imagen

En mi opinión:

-Un fenómeno antinatural-

Comprada, convertida en una triste caricatura que camina sola por las calles de vall

d´uixó, la vemos mostrando los pechos desnudos y sus muslos al descubierto. Todo crudo encendido,cómo un útero.

Los toros también van desnudos y son llamados cómo ella, cuando los sueltan de paseo. Son el centro de atención de la fiesta. Las manos de la doncella van en alto, cómo los que se rinden. Sujeta un letrero que anuncia el siguiente acto cárnico:

La suelta de un toro para la diversión de la fiesta.

En un casal la paella se quema. Los jóvenes con dos rayas de cocaína de más, algo de alcohol, han salido corriendo a ver a la chica. Alguien les ha avisado que ya pasa por ahí ese bello trozo de carne desnudo y mudo, con las manos en alto. Tras su paso un cohete, cómo un cometa, estela gris, al final explota, y asoma el siguiente trozo de muslo y chuletas:

el toro.

Imagen

Aún estamos con ella, sola, pobre Julieta sin Romeo.

Palmas, silbidos, gritos, hacen que los pies se muevan, que la sillas queden vacías y que las caras hinchadas por la bebida se asomen a verla.

Un muchacho del casal le ofrece una larga longaniza rosa a la muchacha que en silencio sigue andando por las estrechas y bulliciosas calles con aspecto de calvario.

Estrépitos de risa, alguien sensible llora.

Susurritos y risitas en la planta baja del casal se descorren las cortinas de la violencia sexual. El sexo es una tiranía. Horror. Maldición.

La tarde acabará en pelea de perros.

Las chicas del casal miran de reojo a la modelo.

¿ Sienten vergüenza, indiferencia, asco, envidia?

Son chonis las festeras, clase obrera desclasada que se ha pasado al fascismo y al yoga. Cuando mueran serán incineradas porque está de moda, y sus restos esparcidos en alguna discoteca o establo de toros. Se evitará así que acaben en un cementerio con nuestros antepasados. Mejor.

III.

Imagen

La mujer ha hecho el recorrido. Ha terminado. Se siente mejor, pero ¿ qué nos importa? Se presenta a la parte de atrás de la sede de la comisión de fiestas. Deja el cartel tras la puerta de atrás por la que ha entrado. Hay hombres y mujeres vestidos, entre bandejas de comida dispuestas en una larga mesa al aire libre, cerca se encuentra el toro. La reciben de forma frívola, con las bocas llenas de comida. Ella se acerca curiosa al toro que patalea a su lado, contemplándola encerrado cómo un gladiador que va a subir al circo romano a ser sacrificado por diversión. El presidente se acerca a ella. Los ojos verdes de la mujer sonríen al ver el dinero que cae en sus manos.

Espera, un billete más si me dejas tocar tus pechos- le dice un hombre. Su cara roja cómo una gamba. Ojos viciosos.

Ella levanta las manos indiferente. siente cómo sus pezones se ponen duros ante el tacto de los dedos que los aprietan. Es fisiológico.

Que pose junto a la bestia que ha de morir- exclama un viejo con la bragueta medio abierta.

¿ Te importaría?- pregunta una voz hipócritamente tímida y humana. Lleva anillo en el dedo de casado y una cruz del cuello.

Imagen

Ella dice que no le importaría. Pide otro billete.

Se acerca al animal que la mira nervioso entre las tablas del cajón con sus ojos del color de la miel. Un asta siente el tacto de la madera clavada por gruesas tachas capaz de sujetar a un hombre en la cruz.

Sale vapor blanco del aliento de la bestia entre las juntas de la jaula.

Ella siente compasión.

La cámara recoge la escena.

Ambos trozos de carne posan juntos.

Uno destinado al sexo, y otro a la muerte.

Ambas cosas se parecen.

Imagen

IV.

La canción del torero demuestra que es cultura el toro.

Imagen

Carmen subida a la barrera torera mostrando los pechos,

Con pompones de animadora de baloncesto,

Anuncia el encierro.

Juan el novio torero,

bendecido por el Santo sale a su encuentro.

Sonrían los cielos,

A la muerte me enfrento.

Venga a mi padre nuestro:

El toro y su cultura.

Ea, ea,

aquí llega funesto.

Cargado de cuernos.

Mirad que quiebro.

Ole, ole, ole.

( Paso trotando el toro siguiendo a otro tipo una vez lo esquiva Juan)

Silbidos, insultos. Juan mira a su izquierda, se muestra barrera infectada de gente. Detiene la vista en una persona. Un bulto entre la masa gris y maloliente.

Pero a quien veo subido a la barrera. SI es mi enemigo Pedro- Juan.

Mal quiebro has dado, ojala te hubiera pillado cabrón- Pedro.

Maldito tu villano, baja y arreglemos cuentas farandul- Juan.

Ambos se pelean.

Baja Carmen de la barrera chafando cráneos y manos que suspendidos entre las maderas, cómo pájaros en una rama, esperan que vuelva el toro que ha pasado a ese lugar. Sus grandes tetas al aire al compás de los pompones. Cruza la calle y tropieza con la Vane.

¿ Donde vas guapa?- con los brazo cruzados se interpone en su camino a Juan, también lleva con los pechos al aire. Muestra a Carmen su nuevo tatuaje en el culo.

Mira- le dice.

Carmen con dificultades para leer, apenas sabe, los ojos en el culo de la Vane:

Pro-pie-dad de J-u-a-n.

Aggggggg, puta- le grita pegándole con un pompom Carmen.

El toro llega y los mata. No tiene importancia.

Son incinerados al día siguiente, sus cenizas esparcidas en una finca taurina de Andalucía.

Angelillo de Uixó.


Playbous al carrer is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://angelillo201.wordpress.com/.

Esperanza Aguirre demuestra que las mujeres no saben aparcar.

Imagen

Gira 180 grados el volante de un mercedes con los intermitentes parpadeando en tonos amarillos dispuesto a realizar las complicadas maniobras de aparcar

Introduce una mano nervuda, peluda, rechoncha, repleta de venas que sobresalen entre el tejido de la dermis cómo serpientes; se muestra adornada con anillos de oro con cabezas de cristo en los dedos. Mete marcha atrás del vehículo de 360 caballos. El embrague es soltado de forma suave mientras el pie pisa el pedal del acelerador. Suena en la radio música del fary, el vehículo avanza hacia atrás ladeando. La mano, ahora en un movimiento rápido gira de forma brusca el volante 60 grados en dirección opuesta a la anterior maniobra. Acelera algo más mientras el coche avanza hacia atrás derrapando, vuelve a girar el volante y las ruedas cambian de ángulo, y entre varios taxis, casi cómo guiado por la mano de Dios, aparca sin tocar ningún vehículo. Queda encajonado a un dedo del taxi de delante y a un dedo del taxi de detrás.

Imagen

Sobresaliente.

Sale por la puerta del taxi el conductor cómo un torero. Su cara morena, de pómulos enjutos, de raza pobre e hispánica. Asoma un diente de oro en una media sonrisa adornada con un palillo entre los dientes. Todo su aspecto le asemeja a un perro que hubiera recorrido muchas calles. Saluda a sus compañeros que holgazanes, en camisa de tirantes con mugre están apoyados en sus coches , aplauden la maniobra mientras uno de ellos se rasca los cojones y otro eructa con aroma a ojo aceite del bocadillo de tortilla de patatas que se acaba de comer.

Varios autobuses entran en los andenes.

Los taxistas aguardan bajo la sombra de las palmeras, aparcados en la acera de enfrente algún cliente.

Imagen

Siguen con la mirada a varias muchachitas adolescentes que marcan el tanga con sus mallitas prietas. Llevan las jovencitas pequeñas mochilitas de hallo kity a sus espaldas, botines de colores y carpetas de estudiantes universitarias.

Unos a otros las señalan con lujuria.

Menudas zorras deben ser, mira cómo visten tan jovencitas- comenta escupiendo al suelo el más gordo de ellos.

Si fuera mi hija le pegaba una hostia- exclama un compadre de rostro romano y calva que oculta bajo una boina.

Ayer lleve a una niñata parecida a esas a su casa ¿ Sabéis de donde la recogí?- les pregunta con desprecio el taxista del mercedes.

No- responden los compadres.

Da la casa de Emanuel.

¿ El puticlub?

Si- les saca de duda con una sonrisa.

¿ Y hubo tema?- le preguntan.

El taxista ríe y les relata sacando pecho de forma varonil:

La chica parecía distraída, cómo absorta en sus penas o algo así. Le pregunte si se encontraba bien. Estaba claro que se la acaban de follar, eso se huele amigos- se señala la nariz y prosigue su relato- me respondió que si se encontraba bien. Luego mientras cambiaba de marcha deslice la mano sobre su pierna. Era suave, muy suave, prieta, morena, caliente. Ella no apartaba mi mano, la muy zorra, así que la seguí sobando. Cambie de dirección y me la lleve a un descampado.

Los compañeros ríen y le felicitan.

Cambiando de tema- comenta el compadre de la boina sacando el periódico- ¿ Os habéis enterado de lo de Esperanza Aguirre?

No paran de comentarlo los compañeros en la radio. Se ríen mucho aunque sean votantes de ella- contesta el taxista más gordo observando cómo sale un autobús.

Imagen

No saben aparcar las mujeres. Por eso Esperanza Aguirre aparco en lo del bus. Diría la buena mujer: aquí aparco que tengo espacio de sobra y no tengo que hacer maniobras- da la explicación el taxista del mercedes.

Su compadre romano se aventura teosófico a ampliar la explicación racionalista.

¿ Las habéis visto aparcar a las mujeres? Yo no puedo, me entra una mala leche que me pone nervioso y violento. Primero paran el coche, luego miran con sus cabecita el hueco, calculan, calculan, detienen el trafico, empiezan a meter el culo del coche, luego frenan, se asustan, se meten en el hueco, piensan que no pueden seguir porque creen que van darle al otro, y se van hacia delante, y paran el trafico de nuevo. Les pitas y se bloquean, a veces cuando salgo y les grito y hasta se ponen a llorar. Y luego pasa lo que pasa, le atropellan a alguien o le dan a otro coche.

O lo pagan con el marido las muy canallas- explica el gordo sapientísimo.

Imagen

Bien dicho compañero. Habría que quitarles el carnet de conducir- responde con su rostro paternal y romano quitándose la boina y acariciando su calva.

¿ Y lo de la fuga que os parece compañeros?- les pregunta cínico el taxista del mercedes.

EL gordo, misógino y divorciado toma la palabra:

La señora tenía dinero y prisa, una mala combinación.

La peor de todas- responde los compañeros gatunos.

Según creo yo en mi humilde opinión, Esperanza poseída por el espíritu de las compras no pensaba en otra cosa que en ir al corte inglés a gastar el dinero. A una mujer con prisas y dinero nada les detiene, ni 7 y 20 agentes pueden hacer nada. Les da igual aplastar a un niño, que a un hombre. Ellas solo piensan en comprar, en gastar el dinero y joder al marido. Canallas. Le sacan a uno cuanto tiene, exprimen todos los esfuerzos de ahorro del hombre, ellas, ellas- el corazón del taxista gordo se agitan tanto que tiene que parar.

Los compañeros le dan agua para que descanse y toda la razón del mundo.

Una señora de unos 40 años, muy bien vestida, con tacones altos, una bonita pamela sobre la cabeza se acerca.

Los hombres al verla callan y se ponen firmes.

¿Por favor podrían llevarme a esta dirección?- les pregunta educada, con una voz dulce. Saca un papel de un bolso con una dirección que leen los taxistas.

Los taxistas con un tono amable y de caballeros le responden:

No hay problema, señora. No está muy lejos esa dirección.

Cómo están asociados los taxista en una cooperativa no tienen problemas ni conflicto en quien la lleva. Al haber llegado el mercedes de hacer un viaje ahora aguarda su turno de salida. Cómo el último en salir fue el taxista de aspecto romano y ahora le toca a él.

Abre la puerta de atrás del coche y espera a que pase la mujer y se ponga cómoda.

¿ Quiere señora que le guarde el bolso en el maletero?- pregunta muy cortes con voz bajita. Sus compañeros permanecen en silencio.

No gracias.

EL taxista sube delante y arranca. EL coche sale. Los compadres, en espera aburrida de clientes, ahora comentan un artículo del ABC sobre ETA sobre Molinaga.

Angelillo de Uixó.

Imagen


Esperanza Aguirre demuestra que las mujeres no saben aparcar. por https://angelillo201.wordpress.com/ se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Las Meninas del facebook de vall d’uixó desafían a Gallardón.

Imagen

Festivaleras de marzo fallero, en días de vientos de poniente y de levante, que elevan por el aire cómo las alas a los ángeles y los pájaros a las épicas banderas Valencianas y españolas, que retumban con sus graznidos en las tracas ondeando atadas de cables en los balcones de las calles.

Vedlas posar a las Meninas de Vall d’uixó, cómo estrellas parpadeantes, cómo lunas amantes, que se meten en un cuadro de Velázquez para desafiar con sus rostros de Quevedo a Gallardón.

Forman todas ellas un lienzo policromo que mueve a la sátira, a la sensualidad y a la risa.

Corea su arte lucha ingenua, enfrentamiento dadaísta, fraternidad y feminidad, que agrede combativo con la sonrisa de sus besos y sus manos en sus cuellos, a los chulos Roucos y Gallardones.

Angelillo de Uixó a Laura. Foto sacada de facebook siendo una mirada personal del cuadro que no lleva adherido ningún manifiesto ni titulo.


Las Meninas del facebook de vall d’uixó desafían a Gallardón. by Ángel blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://angelillo201.wordpress.com/.

Bonita, cubre tus pechos, de Angelillo de Uixó.

Imagen

I. Breve descripción de los hechos que se denuncian.

Imagen

El señor Amancio, oh hermanos, tiene una tienda de ropa para señoritas muy importante. Por eso no le importa desnudar todos los años a unas zorras sin recursos para que exijan sus derechos humanos o algo así mostrando sus senos ante los medios de comunicación y gritando cómo locas:

“mi cuerpo es mío, yo me desnudo”

Y, Oh hermanos, ¿las habéis visto en la televisión?

Apostaría cualquier cosas a que sí, cerdos capitalistas.

Imagen

¡Cómo disfrutan de contonearse, de pavonearse, de ser el foco de atención, de fomentar la lujuria, el exhibicionismo, el hedonismo, el capitalismo, y de patrocinar la tienda de ropa del señor Amancio!

Ellas se lo pasan en grande haciendo el indio, tanto cómo vosotros de mirar lo que la ropa del señor Amancio momentos antes les cubría.

Así es el capitalismo.

Penetra en todos los grupos sociales, los secuestra, los asesina; mata la reivindicación social.

La mujer hermanos es falsedad- así me lo decía mi profesor de catecismo.

! Y cuanta razón tenía este santo!

Es el único profesor bueno que he tenido en mi vida, el único que se merece mi respeto.

Cuatro cosas bien dichas le diría Don Roque al señor Amancio que pretende llegar muy lejos con el dinero de las pobres mujeres.

Estas pobres desgraciadas necesitan estar siempre guapas, mudadas, coquetas.

Su supervivencia y la supervivencia de su prole en la sociedad capitalista les van en ello.

Imagen

El señor Amancio lo sabe y les proporciona los objetos que necesitan para sobrevivir. Comercia con ellas cómo lo hacía el hombre blanco con las tribus de apaches. Pero el trato es injusto, ellas siempre van a perder.

El señor Amancio no es el único que comercia con las mujeres; muchos burgueses también lo hacen porque saben lo que mueve el comercio que rodea a la mujer:

Diamantes, seda, bolsos, oro, cadenas, látigos de cuero, pintalabios, perfumes, vestidos, armas, compresas, tampones, consoladores, cuerdas, esposas, anillos, champán, yates, fiestas, bozales, plantas exóticas, antidepresivos, ansiositos, maceteros, manzanas, cerezas, viajes, hoteles, coches de lujo, heroína, jeringuillas, sexo, psiquiatras, psicólogos…

II. la foto de Femen.

Imagen

¿Que le parece el ganado señor Rancio? Es de lo más granado- el jefe de marketing acompañado de varios fotógrafos le señala a un grupo de chicas pobres que beben champán, comen y esnifan cocaína.

¿ La gorda también va enseñar los pechos?- pregunta con inquietud por la marca el señor Amancio observando el ganado.

-Ay, estate quieto- exclama una modelo rubia apartando con dulzura la mano a un músico de la orquesta que la soba.

-Tienes una bonita voz. ¿ Sabes cantar?- le entra el músico.

Imagen

La rubia se queda quieta sintiendo el aliento del músico en su cuello, así como sus manos que se deslizan por su hermosa cintura mientras ella corta un trozo de espumosa tarta helada.

¿ Por qué lo dices?- le pregunta quietecita.

Por qué podrías hacer una prueba con mi grupo y grabar un disco- el músico aprieta su cuerpo contra ella que suspira de gusto.

Se gira y observa al músico. Se trata de un chico alto, bien parecido, de ojos vivos que la contemplan lleno de deseo.

¿ De verdad?- pregunta ellas sin parar de pestañear.

¿ Por que te iba a mentir?- le dice él dándole un beso en la boca repleto de tarta helada que él también saborea y luego riega con champán.

¿Entonces la gorda no se pone en topless?- le pregunta el jefe de marketing al señor Rancio.

Imagen

Por favor- contesta él con sarcasmo.

El jefe de diseño toma nota y da instrucciones a los fotógrafos de cuales se tiene que desnudar y cuales no.

-¡Menuda van amontar las feminista de verdad cuando se enteren de este circo!- le dice a un ayudante.

-Venga chicas; zorras, zorras, venga al plató, a desnudarse, quitaros la ropa de inletex- ordena dando palmas el jefe de marketing a las zorras que se agitan serpentinamente cómo gallinas a las que persigue un zorro en un gallinero.

Entre risas y medio borrachas empiezan a desnudarse las alegres zorras.

Tu no bolita de grasa- le dice con cariño el jefe de marketing a una pobre gorda.

¿ Yo no desnudar?- pregunta la gordita-

No- le dice con ternura el jefe de marketing.

Pero así no encontrare marido- la gordita rompe a llorar.

Imagen

Venga, venga cariño, tienes que comprender que esto es un acto feminista. No es este el lugar cariño de enseñar los pechos. Cuando te vayas a casa sales al balcón se los enseñas a los de tu barrio- el jefe de planta dándole un trozo de mantecado consuela a bolita de grasa que sonríe.

Una nube de flases cubre al hembrar.

El señor Rancio mira fijamente a un chica, la más seria de todas. Su mirada es áspera, cómo la de alguien que tuviera dificultades extremas en su vida. Sus pómulos le dan el carácter de una luchadora infatigable, aunque también parece algo zorra. Por un momento le recuerda a alguien al señor Rancio, y siente un profundo terror. El señor Rancio se esconde detrás de unas bambalinas y suspira asustado.

-Oh locura, maldad, perfidia. ¿ Será o no será ella? Se asoma y la vuelve a mirar. Varios fotógrafos juegan en ese momento con sus pechos. Ella traga saliva mientra le meten mano para pintarla.

¿Quedamos luego?- pregunta un maquillador vestido con una túnica de colores que conjunta con su pelo de colores. El rostro del maquillador es el de un enfermo sexual.

-¿ Vas a pagar?- pregunta ella fría.

-¿Cuánto quieres?- pregunta él mirando su hermoso trasero.

-100 con corrida en la cara incluida.

-Ok- le responde él.

El señor Amancio con las manos sobre la cabeza, alejado del murmullo de voces, de flases, de jadeos, de dientes que mastican golosinas, gargantas que beben champán se debate tras las bambalinas.

-Oh dios mío, que han visto mis ojos.

¿No vino hace años a mí una antigua amante con una adolescente parecida a ella diciendo que era mi hija?

¿ Será o no será?

Que horror si es ella, que vergüenza.

Imagen

Angelillo de Uixó.

Artículos relacionados ttp://www.madriz.com/lara-alcaraz-los-medios-buscan-el-reclamo-de-unas-tias-que-protest


Bonita, cubre tus pechos, de Angelillo de Uixó is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 Unported License.
Based on a work at https://angelillo201.wordpress.com.