Posts Tagged ‘mar’

Sela de Mar

Posted: September 14, 2014 in tradiciones religiosas
Tags: , , , ,

Sela de Mar.

wicked game

Interpolación musical wicked Game: Chris Isaak

http://www.youtube.com/watch?v=0xwTywB_3UU

Música voz el canto de Sela,

en el pentagrama marino del mediterráneo.

Invocando Sirena varada en la orilla de mar,

al ángel naufrago de la montaña.

Mi vista la ha observado entre el verde follaje,

¿ habré de dejar de ser un ángel por siempre?

Narciso entre cañares de Moncofar,

que bailan ante ella cómo lo hace su falda,

caminando hasta llegar a la arena de playa.

donde el cristal azulado,

se rompe en las agitadas olas,

Llevan hasta Neptuno el reflejo de Sela.

tumblr_mg4io62RfI1r06q46o1_1280

Sela,

Sela,

Sela.

Explotan las veletas,

se queman las campanas,

los cielos se inflaman,

el gallo canta en la noche.

Y yo sigo en calma,

mientras todo arde a mi alrededor,

Después de que mi vista,

La ha observado entre el verde follaje,

¿ habré de dejar de ser un ángel por siempre?

Se ha roto la cascara donde vivía,

fluyo en deseo liquido,

Me disemino desde la tierra hasta el mar,

en un arroyo ruidoso que me arrastra:

entre confusas palabras, deseos, anhelos,

en corriente turbulenta.

Buscando musical caracola para anidar en ella,

Me consumo, me agoto, no puedo dar un paso.

Muero, muero, muero,

! rezadme!

images

El amor es nueva creación, renuncia, mutilación y sacrificio.

El amor es canibalismo.

Estoy tendido a sus pies en la orilla del mar.

Naufrago con olor a salitre, sin fuerzas para luchar.

Mis alas flotan ardiendo entre las olas.

Y soy reconstruido por la suave caricia de Sela.

Angelillo de Uixó.


Sela de mar by Angelillo de Uixó is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en
https://angelillo201.wordpress.com/

Ulises en la sima de las sirenas de la Nueva Jerusalén.

Imagen,

Homérica submarina antipsiquiátrica. Domingo 25 de mayo. Hechos de mi mundo interior: Viaje a pedales a Xilxes y primer baño del año. Caricia de una caracola, mirada con nostalgia al mar, despedida de el, unas lagrimas, y deseos sexuales ante una mujer en topless. En la cabeza el articulo de Yo robot extraído del blog de noticias ERB al que estoy suscrito.

http://actualidad.rt.com/sociedad/view/126862-psiquiatras-falta-conformidad-trastorno-mental

Asociación inevitable a la noticia con el recuerdo de mi visita al forense. Del mundo exterior: las elecciones europeas, referencias al final de la liga de futbol, la represión policial, el auge de la ciencia psiquiatrita al servicio de la represión, el desastre de la agricultura. Monologo final a tres metros de profundidad y unos 500 metros de la orilla sobre la presión del mundo exterior en mi interior. Me he preguntado ¿ Puedo aguantar más sin respirar? No he respondido. He salido moviendo los brazos mariposeando cómo un cohete hasta llegar a la superficie. He aguantado la presión dos minutos y creo que poco más, pretendía aguantar toda una vida. He respirado muy fuerte aliviado, he dicho joder, y he nadado a la orilla. Me he sentado Hamletiano al sol sobre una piedra.

Interpretación musical Amerika de Rammstein.

http://www.youtube.com/watch?v=ZtEOARLnLEg&feature=kp

I, II y III.

Imagen

Neptuno, el de la cabellera oscura y la piel tostada, sentado sobre un trono repleto de alimento del que tiran mil caballitos de mar, congrios y pulpos. El estrado de Neptuno decorado con incrustaciones de lapas, caracolas, erizos de mar, cangrejos con el horóscopo del signo de cáncer que hacen pompas espumosas por la boca galopando arriba y abajo siguiendo la corriente del jabón de las olas que se rompen contra el trono.

Neptuno ajeno cómo los dioses a la locura, a la muerte, a la pobreza, a las elecciones europeas de la que saldrá una nueva Jerusalén de la paz y la prosperidad que pondrá fin a la cuaresma de seis años de ayuno que ha sanado en una sangría colectiva a los enfermos judeocristianos de la zona grecolatina, nietos de los de la contrarreforma luterana que hay que reinventar poniendo a la cabeza de la armada Italo Greco Española a un Torquemada Robespierre Lenin Putin que hundan BruselasBerlín en el Volga.

Perfume de salitre, olor a mujer en topless jugando con su hijo en la orilla del mediterráneo. Sátiros, faunos, adoradores de Baco sobre toallas del Real Madrid hablando con resaca de la final y del prestigio que han ganado en Europa la corte de Felipe II por el equipo del gobierno. Un San Quintín nacionalista del siglo XXI expresado en bañador bajo castillos en el aire formados por nubes algodoneras secas por el cambio climático que andan cómo gigantes sobre las olas y empujan una vela pitagórica que dirige a un Ulises Parmenides Machado “desde los sagrados ríos hasta los anchos mares” huyendo desde el Tajo a Nueva York. Palmeras arábigas sobre las dunas del mediterráneo haciendo volar sus alas atadas al silbido de las cañas, y el susurro colmenero de las acequias morunas somnolientas, melancólicas, cargadas de leyendas y poesía. Quijotescas aguas turbias guiadas por la mano de una triste figura que abre y cierra trampillas. Mecano del alba y del ocaso que arroja el agua y a las ninfas a un destino de ocres y negras jorobas de camello donde cabalgan por tierra y agua entre las atadas por raíces: calabazas verdiambarinas, blanquirosáceas cebollas, tomateras rojiverdes, clorofílicas acelgas, aceitunadas lácteas meloneras … Afición hoy en día de quijotes nostálgicos de la tierra y del arado que pierden lo que invierten. Centauros de labranza, esfinges de gallarda figura y nobleza que les da la bancarrota. Se igualan en altruismo a los poetas que fabrican arte por amor, filantropía de sopa de letras nacional que acaba en tuberculosis y nanas de cebollas. El único espacio honesto que le queda a la fraternidad, la libertad y el humanismo europeo es la labranza improductiva y no comercial de cuatro palmos de tierra, y la poesía.

Neptuno sobre su trono hunde el pie sobre la cristalina agua siguiendo una caracola. Rompe el pie el cristal donde se refleja. El yo se expande cómo una onda hasta desaparecer devorado por el mar. La caracola desciende por la cuesta del mar adentro, y Neptuno la sigue sumergiéndose, rompiendo con la realidad cómo si la cortará con el bisturí con el que diseccionan los encéfalos la policía psiquiatrica. Bárbaros barberos que afeitan cómo las barbas de las cebollas los cerebros traídos en docenas por la policía después de patear los hígados del personal manifestante por estar en desacuerdo con la lógica y el pensamiento formal del sistema económico cartesiano liberal. Viva Atila el anarquista analfabeto frente al doctor Mengele premio Nobel compartido junto al biólogo naturista estadista HitlerDarwin, descubridor de la incompetencia humana y cómo remediarla a través de la selección artificial con test algebraicos computacionales, y si no funciona a dedo: Este, este, este, y este también coño. El populacho aclama a los premiados por su sabiduría de pelo y tentetieso. Los votantes de las elecciones europeas piden a los políticos que se les den fondos a los científicos para que investiguen más sobre la imbecilidad humana. Los políticos y voceros del régimen, científicos muy sabios, aseguran al populacho aterrorizado con ser idiota de que la única forma de seguir el camino de la evolución humana desde el mono de las cavernas hasta el parado de Londres es investigando sobre una vacuna contra la estupidez y el mal para conseguir el logro de una sociedad homogénea, donde no existirá la violencia ni en parto, ni el arte, ni en las conversaciones, ni en la política, ni en a la naturaleza, ni en los negocios. Donde los perros abrazaran a los gatos, los tiburones a los boquerones, los nazis a los hippies, los ricos a los pobres. Aleluya, aleluya, pero por favor ciudadanos cósmicos, contribuyentes de la era acuarios, den fondos a la ciencia y la investigación.

Imagen

Y la gente les aplaude, y encierran en manicomios lo que dice que es una locura ir a la luna a jugar en un casino donde indios de Dakota y gitanos de Francia disfrazados de marcianos reparten boletos de la suerte a burgueses de vacaciones astrales, y donde pollos confirman las apuestas picando sobre un botón que suena, y los gansos cantan en un karaoke disfrazados de la diosa Venus acompañados de un coro de ovejas disfrazadas de alienígenas de saturno.

Basta, basta, basta, basta.

Imagen

¡ Dejar la luna virgen y al poeta fuera del manicomio hijos de puta matarifes! Picacarnes con diploma de Oxfor, rompedores de nueces y cerebros, fagocitadotes de sinapsis, atrapa almas, quita conciencias. Cuatreros de ganado legalizado, carentes valor de blandir la navaja en una esquina para pinchar carne con algo de peligro.

Hay que volver a juzgar a Miguel Servet, y volverlo a quemar. Con Einstein hay que hacer lo mismo. Viva la inquisición.

Imagen

La caracola se escapaba jugando con Neptuno descendiendo a sus simas. Fuera de la superficie, enseguida se pueden ver peces plateados desfilando cómo el cometa Halley entre estrellas marinas que se mueven alrededor de gigantescos arrecifes corales de mil colores construidos por cíclopes marinos con aletas de tiburón. Morenas y anguilas eléctricas custodiando minas de oro, de hierro, de cobre, de bronce, que no han conocido ningún imperio romano que las explotara en nombre de un Cesar todopoderoso de un imperio de los fangos marinos. Peces libres aleteando sin memoria, libres y sin memoria porqué son inocentes y no han conocido el trabajo los telares de lana donde mueren agotados, atadas a una cadena mujeres y los niños en nombre del progreso y de la conciencia colectiva. En el lecho marino Neptuno observa los campos de algodón marino por segar devorado por atunes. Imagen que mataría de una ataque al corazón a algún imaginario emprendedor ante tal despilfarro de la naturaleza libre.

El aire se acaba de los pulmones y Neptuno tiene que subir dejando la sombra del comandante Cousteau flotar entre delfines. Las olas golpean la corona de Neptuno y lo devuelven a la orilla, a su mundo. ¿Donde escapar Damocles si solo se puede escapar siendo tragado? ¿Cuanto podré aguantar siendo Hamlet sobre este pozo en medio del desierto?

Angelillo de Uixó.

Imagen


Ulises en la sima de las sirenas de la Nueva Jerusalén. by Ángel Blasco Gimémez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://angelillo201.wordpress.com/.