Posts Tagged ‘la sátira no es delito’

el 30 de Junio en la audiencia provincial de Castellón,a las 10 h tendrá lugar el juicio al autor de este blog acusado entre otras cosas  de incitar al odio, maltrato animal. EL siguiente escrito es una edición rápida utilizada en los audios que se pueden  escuchar en Ivoxx ,  y está por  corregir la edición . Es el borrador de las charlas que ha estado dando Ángel sobre su proceso. Esta primera de 7 capítulos en la que divide las tramas en sus charlas para explicar como le han podido acusar de maltrato animal, terrorismo, incitar al odio….

https://www.ivoox.com/52001191

 

 

  1. Donde empieza la charla explicando que  la sátira no es un delito.

 

Viernes 25 de octubre del año 2019. Siete de la tarde en la biblioteca de Vall d´Uixó. Un cartel en el corazón cultural de Vall d´uixó anuncia una charla cuyo título es:

La sátira no es delito de odio.

En el cartel se ve algunas  fotos satíricas   que hecho de un autor de sátiras de Vall d´Uixó. Es el encargado de  hablar en esa charla.

En un de esas fotos  sale subido a un cajón de naranjas. Lleva una venda negra en los ojos. Pantalones y botas militares. El pecho velludo, moreno y fuerte descubierto. La cabeza la lleva tapada como los musulmanes con un turbante en la cabeza. En una mano lleva el símbolo de la ley: una balanza. Con  la otra hace el saludo fascita, bajo pone :

La  estatua  de la ley.

La otra foto parodia los medios de comunicación y sus noticias sobre terrorismo  denuncia como pretenden dejar la sociedad en shock. Ejemplifica el terror que siente la gente al ver por la televisión, la foto que se ha hecho él- Sale con una botella de butano en el hombro y un mechero encendido, haciendo cara de circunstancia como si estuviera  dispuesto a hacerla explotar.

Los asistentes son unos 15. Entran en silencio. Una persona sola que se sienta, una pareja, los grupos más numerosos son de tres personas.

Ángel Blasco se acerca al micrófono. Suena una  música de fondo que va desapareciendo conforme va a empezar esta charla.

 

“Bienvenidos a todos de corazón a esta charla,

LA sátira  y la libertad son dos conceptos que a todos nos gustan Por eso que nos  gusta, nos divierte, nos hacen más humanos y mejores personas. Tenemos que defenderla, porque nos la quieren quitar. Habrá mucha gente entre nosotros que  me dirán que les gusta  la sátira, y también  la libertad. Estoy seguro por lo tanto que les  gustaría no perder la libertad,  pero  yo les pregunto sobre la sátira:

¿Estáis dispuestos a defenderla?

Nuestros legisladores  la van a hacer  desaparecer ,no solo empleando métodos como   la censura, la autocensura, ,  sino con el código penal en una la mano, la porra  en la otra,  para  encerrar en la cárcel con penas tan largas como las de delitos de homicidio, violación, a los autores la sátira. La sátira no es otra cosa que una crítica al poder a través  de la risa y en muchas ocasiones, las que más, el disparate.

 

¡La sátira no es un delito!

 

Por mucho que los expansionistas de la economía,  que dicen llamarse nuevos liberales y afirman que en su corazón germina la libertad,  pretendan  ideológicamente difamarla. Preparando  a la sociedad para que  pierda la sátira , y se convierta en una sociedad liberalmente sumisa, y malditamente ocupada solo en expansiones y contracciones de la  economía.

Por ello es fácil leer en muchos medios de comunicación , foros, plataforma políticas, asociaciones de magistrados, la idea de que sátira forma parte de un triángulo de descalificaciones, mentiras y de delitos, a los que hay que poner coto en los juzgados . Ya  que la sátira   no  es una forma de arte , sino el más pérfido de los delitos, llevados a acabo por  criminales satíricos escondidos  bajo el paraguas de la libertad que quieren arrebatar, confundiendo a los ciudadanos que están callados y  felices con el país y la vida que tienen.  Al final, lo han conseguido. Con el código penal que nos han creado atizan  desde arriba abajo. Y nos cae a muchos de los autores satíricos  acusaciones tan graves y desmedidas desde el punto de vista del sentido común, como las de apología del terrorismo,  incitación al odio, delitos de odio,  delitos de amenazas. Sentencia tras sentencia se está haciendo habitual y normalizado ver con las manos esposadas, arrastrados de los furgones policiales a los juzgados  paseados por  policías de rostros de bruto romano, (rostro creado  por la afasia intelectual y emocional que causa obedecer ) llevar con cadenas como perros a gente que admirábamos por su espíritu libre que imprimían en sus canciones, en sus poemas, sus obras de teatro, y en definitiva, en nuestra alma. Más libre  y elevada, menos prisionera de este orden económico y tecnológico   gracias a algo tan primitivamente humano  como el  arte,  la cultura,  la provocación, incluso el disparate. Es doloroso  verlos en manos de la justicia solo por escribir, hacer una actuación  un chiste, una obra de teatro, una sátira del algún alcalde, obispo, concejal, o mostrar en su esplendor el   cuerpo  desnudo  una mujer delante de  una virgen. Nadie pensaba que esto pudiera volver a pasar, pero así de puta es la vida. Una verdadera tomadura de pelo estas condenas a gente que no lo merece. Tan inocentes de haber cometido un delito   como la estatua de un santo o una virgen o una puta. Son desde todo punto de vista moral,   e intelectual inocentes. Y si las leyes fueran justas, legalmente serían inocentes los que aman la libertad. Es tan ridículo lo que está pasando en nuestro país  desde hace unos años, sobre todo desde la ley mordaza del 2015. Debería provocar una carcajada a nuestros ciudadanos el contemplar a todo   un estado histérico, cobarde, enloquecido, golpeando con toda su violencia  a unos pobres autores de sátiras, rap, poemas. Sería de risa la actual situación,  sino no fuera por el sufrimiento y la tortura en la que recaen los autores de sátiras, cantantes de rap, periodistas críticos  con el poder, que también los hay, aunque cada  vez menos, porque hoy hay que ser un verdadero  héroe  para decir algo contra el  poder.

De sufrimientos, torturas, secuestros, acosos, juicios, a los autores de sátiras,  es de lo que vamos a hablar en esta charla, porque lo que he mencionado que sufren esos autores satíricos, cantantes de rap… habrán adivinado que lo estoy viviendo en primera persona. Yo soy un autor de miles de sátiras, burlas,  esperpentos , críticas sociales. Y en la actualidad un autor de sátiras acosado,  desahuciado, que ha sido secuestrado y va a ser juzgado.

Llevo  una década escribiendo, actuando, interpretando. Algunos poemas míos están en secciones culturales de periódicos como la razón de México. Otros  han sido estudiados en la universidad de bellas artes de Madrid. Me han otorgado más de 40 diplomas literarios en monografías.

La sátira tal y como yo la he entendido,  tal y como yo la he  practicado , lejos de servir para fomentar el odio como se me acusa ,  siempre tenía la intención de   hacer a mis vecinos  más críticos y reflexivos frente al poder. Espero , deseo , que esta charla igual que mis sátiras sirvan para este fin. La sátira en la que nos vamos a introducir debo advertir a los oyentes: – es muy oscura, es difícil. Esta plagada de manipulaciones, mentiras, deseos de venganza. Hay un elemento que ira vertebrando esta historia. El miedo del poder a verse en ese espejo. Trataran de romper ese espejo de una coz, porque en el se observan carentes de libertad, inteligencia, compasión. Sus palabras son rebuznos y sus acciones son burradas”

Libertad para Ángel Blasco G.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

 


Cámaras, hay quienes dicen que la ley mordaza solo sirve para que callemos.

Pero el que dice eso os aseguro que ya no va parar de hablar a la policía y a un juez detenido intentando explicar que quería decir.
La ley mordaza es una ley para que hablemos. Esta pensada para ello. La ley mordaza  incita a hablar a los ciudadanos; sobre todo a los más comprometidos socialmente y críticos hacia  el poder,  y después de hablar, llega su detención. Esa detención da más que hablar , incluso protestas, entonces llegan más detenciones, y tras estás detenciones ,más protestas. Causa y efecto.

Yo no soy partidario de las leyes,  los que me conocéis sabéis  que muchas veces he manifestado: “que la mejor ley es la que no existe” Lo que ha provocado muchas críticas hacia mí, llamándome anarquista, acrata, cínico,  incluso idealista, pero lo que soy es un santo.

No todo el mundo puede ser un santo como yo, por eso son necesaria entre mis semejantes que haya leyes. Y esas leyes son como la gente, las hay  buenas y malas.

Una buena ley es la que apenas se nota, la que protege y da libertad.

Y una mala ley , es una ley que se nota demasiado. La ley mordaza es una ley que  da mucho que hablar, de hecho  es la ley  que más hace hablar, y con hartazgo en todo el mundo. En estos ya casi 5 años de ley mordaza,  he oído críticas muy duras a esta ley, incluso  de conciudadanos míos  que apoyan  leyes malas como las de extranjería. Leyes en mi opinión más inhumanas, más duras  incluso que la ley mordaza que hacen  del estado español un estado racista. La ley mordaza solo convierte al estado español  en un estado totalitario. Sin embargo,  hasta esos vecinos míos que están a favor de las leyes racistas que legalizan deportaciones,  los secuestros policiales llevando a personas emigrantes a  prisiones; se horrorizan de la ley mordaza y les avergüenza. Si esto en ellos es así,  no es porque tengan una conciencia elevada, sino que la ley mordaza, esa mala ley, les puede afectar a ellos, a sus amigos, a sus hijos, y las de extranjería no. SI la ley mordaza afectará  a los ricos, la quitarían.

La ley mordaza no la hicieron para que callemos ,sino para que habláramos como los de arriba.

Al final los de abajo exigen que le quiten la paga al que menos tiene que está a su lado sufriendo, hace gritar al cajero de un frutería   a favor de los mercados internacionales, nos convence de la necesidad de pagar las deudas de los ricos, a todos nos hace ser accionista de los bancos con nuestros impuestos sin recibir nada a cambio. Hacer horas extras por el país gratis, de ser amable con los turistas, y bruscos con  los pobres…
Angelillo de Uixó.