Posts Tagged ‘judas’

La realización de los deseos de Judas.

al traspasar el umbral se cumplirán los deseos más íntimos, que no son dinero, ni trabajo, ni amor.

al traspasar el umbral se cumplirán los deseos más íntimos, que no son dinero, ni trabajo, ni amor.

La habitación gótica era antigua, amplia y silenciosa. Sobrecogían sus ventanales con ángeles azules dibujados , iconografía con santos en pociones de sacrificio esculpidos en los capiteles.

Una larga cola de gente abrigada con polares hacia cola para entrar en esa habitación, donde sus deseos se harían realidad una vez traspasaran su umbral.

verdades profundas cuyo revelación al exterior harían que se cumplieran.

Todos los asistentes que habían acudido allí sabían  lo que ocurría en esa habitación:

Sus deseos se harían realidad.

solo hay que atreverse a pasarlo para que se hagan realidad los deseos.

solo hay que atreverse a pasarlo para que se hagan realidad los deseos.

Esa gente habían oídio hablar tanto de Cristo cómo de Judas, cuya recuerdo estaba esculpido sobre un pequeño altar con treinta monedas de oro alrededor de una soga custodiada por dos ángeles con corazas doradas y enormes espadas.

Yo miraba las monedas tratando de comprender por qué se ahorco Judas cuando tenía dinero, que era lo parecía que deseaba.

Una periodista anunciaba al mundo el milagro de la esperanza, y hacía entrevistas a la gente que estaba a punto de entrar en esa habitación sagrada y les preguntaba que iban a pedir:

Dinero, trabajo, prosperidad- contestaban, quizás fue lo que dijo Judas cuando le interrogaron sobre la causa de haber vendido a su compañero de partido político.

Deseos desde luego muy perturbadores para una utopía.

pero ¿ eran realmente verdaderos estos deseos que expresaba el lenguaje?

habitaciones de la muerte

habitaciones de la muerte

A mi modo de ver, los deseos más íntimos de Judas se cumplieron cuando sentenciaron a muerte a Cristo, su deseo verdadero era comprender y salvar la revolución por la que luchaba, basada en el sacrificio en la compasión hacia la debilidad de la naturaleza del hombre, y en el desprecio a la riqueza.

Él fue quien salvo la esperanza.

los-miserables-barcelona-2011.jpg-1e4a7391aab72dabf274ced31139d6b7

Angelillo de Uixó.


La realización de los deseos de Judas. by Ángel Blasco Giménez is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en
angelillo201.wordpress.com.

El desencanto de Judas a la muerte de Homero.

Imagen

Homérica del desencanto y la desafección, estilo narrativo: sinceridad campechana y populista y misantropía lógica y mundana. Hermenéutica fácil de entender. Referencias la Biblia,a Podemos. Referencia velada de Ulises en manos de Circe.

Interpolación musical: Rem Losing My Religion

I

Imagen

Estaban reunidos en un garito okupa compartiendo todos la misma puta y bebiendo de la misma botella de ron mientras tocaba en el escenario un doble de Jhon Lennon la canción Imagine , cuando entro Judas con dos putas que empujaban un carrito del mercadona lleno de tequila, whisky y vodka y dijo:

Hoy invito yo.

Imagen

Fue recibido Judas mejor que nunca lo fuera el Mesías, y Pablo pidió que subiera a decir unas palabras al escenario.

Y con seriedad sombría dijo Judas:

Hoy le he dado al cesar lo que era del cesar, y a Dios lo que era de Dios; uno y otro me lo han agradecido, y quiero compartirlo con vosotros (reflejándose un instante desconcertado en el remanso dorado de 30 monedas, y acariciando los pechos de las prostitutas)

Muera la mentira de la virginidad y la pobreza.

De lo que está bien y lo que está mal.

¿Quien lo sabe ya en estos tiempos, oh hermanos?

Entreguémonos al ideal matemático de universo.

No necesitamos imaginar a Dios para ser felices.

Solo en el espacio ha de cumplirse su voluntad.

Yo no quiero que un poeta me de a entender la naturaleza terráquea, podemos observar el cielo estrellado para saber que Dios está allí cómo masa por energía libre pecado.

Apliquemos la formula universal de que todo trabajo o servicio debe ser compartido, y la vida será animada y feliz de verdad.

Y reunidos los okupas gozaron a lo largo y ancho de esa extraña noche sin luna, iluminada por un cometa. Se produjo que en una maceta del garito okupa donde había plantada una higuera floreció de alegría dando higos verdes. Y sintieron entre la lubricidad de la noche aceitunada de los cuerpos exprimidos, el dolor por la impotencia, que es lo contrario de poder, pues la borrachera les impido cumplir cómo verdaderos apóstoles de amor. Lo solucionaron pegándoles a las putas unas cuantas hostias. Éstas se rieron de la situación acostumbras a vencer sobre la fuerza estéril del golpe que siempre tiene algo de impotente.

II.

Imagen

Al día siguiente mientras juzgaban en la audiencia nacional al mesías se abrieron las puertas del templo para Judas y sus amigos. Los romanos les ofrecieron un escaño en el senado, y más dinero por entregar a otros profetas. Varias rameras se acercaron buscando protección y diversión, pues en estos tiempos que corrían, quizás explicable por la formula matemática de la relatividad, miedo y diversión convivían a la par en el reino de Homero. Había en la sociedad mucho temor, pero también es verdad que una escalofriante oferta de diversión.

EL poeta que iba a ser ahorcado, apelo al sentido común para salvar su cuerpo:

Señoría, ¡que han sido solo comentarios!

El juez no pudo aceptar la tesis.

Si aceptamos la tesis del sentido común señor Homero, el mundo se nos cae al suelo.

¿ Eh?- contesto el Mesías desmembrado.

Para sacarlo de las dudas, el juez le respondió, pues era capital que el reo comprendiera y aceptará su condena:

SI cada persona construye hoy en día su mundo personal y privado ¿ cómo va a existir el sentido común cómo usted dice? Eso es cosa de otros tiempos señor Homero, Si lo dejo suelto, pensando lo que piensa, me monta una guerra de Troya contra el estado.

EL Mesías con el rostro del limón, mirando un hoyo en el suelo, preguntó sintiéndose ya colgado.

¿ puedo pedir el perdón?

EL juez suspiró mientras rompía de forma mecánica una nuez con el martillo:

Puede hacerlo, pero ¿cree señor poeta que con el perdón se puede deshacer lo hecho? Veo en ello un embrollo dialéctico. Yo condeno.

El Mesías con voz de gallo en la garganta, temblando y descuarenjijado, acordándose de su padre y de Judas, aceptó su cuello al verdugo diciendo:

Ay pueblo mío,

¿ Que os he hecho yo?

La madre que os parió cabrones.

Imagen

Y el juez entendió que había pecado contra todos, y que Judas era muy valiente por haber hecho lo que había hecho.

Las autoridades le entregaron una cuerda nueva made in china y con garantías al masías.

Al día siguiente Cristo, desengañado con el mundo y de forma voluntaria, se colgó en su celda cumpliendo su condena.

Al enterarse Judas lloro porque sintió envidia de su gesto.

La gente pobre, los testigos de Jehová, los cojos y los tontos, felicitaban a Judas por las calles, se hacían fotos con él, le pedían autógrafos:

Mira, mira, ese es Judas, el que nos libro de Cristo, Dios lo bendiga.

Imagen

III.

Imagen

Judas se sentía no obstante culpable y humillado. Así que reconstruyo el templo del mesías, e hizo conferencias para recordarlo. Incluso en un alarde literario, tomando notas marginales del viejo testamento reconstruyo los manifiestos, ahora llamados nuevos manifiestos o guías de autoayuda. Había jornadas donde se recitaba la nueva poesía del Mesías, que estaba en sintonía con la ciudadanía. Acudían okupas, progres, leprosos, hambrientos, deseosos de saber para sanarse. Se hacía teatro, se tocaba la guitarra, se cantaba, se repartía una galleta con el cuerpo de Homero, se lloraba recordando lo noble que fue sufriendo por todos.

A Judas en ocasiones se le podía escuchar decir en los sermones:

Me doy asco, soy escoria, un traidor. A veces me gustaría haber acabado cómo él, tirar la toalla, pero no tengo el valor.

La gente le aplaudía comprensiva. Los sufrimientos de Judas eran populares, conectaban con los suyos, su arrepentimiento sincero y cínico conmocionaba por su realismo y autenticidad. Con expresividad emocional y campechana le animaban a continuar predicando y escribiendo a Judas, pues se veían reflejados en él y todos perdonados de sus pecados.

Imagen

Angelillo de Uixó.


El desencanto de Judas a la muerte de Homero. by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://angelillo201.wordpress.com/.