Posts Tagged ‘individualismo’

Toro llano.

My beautiful picture

hoy en texas, he tenido que apartar con nauseas mis ojos de esta gente.

 

Para Curro Esbrí.

http://viajeimbloqueable.blogspot.com.es/2015_06_01_archive.htmlhttp://viajeimbloqueable.blogspot.com.es/2015_06_01_archive.html

los niños se divertian mirando estos toros, y los padres le animaban a ser como los demás, he sentido nauseas.

Había salido el solitario toro a la calle para divertirse, según decían, para alegrar el día a la gente normal y corriente de vall d´uixó con su presencia, anunciada entre tracas, aplausos y vítores, un anuncio a la altura de reyes o bufones. Un espectáculo  para las  masas que luchaban contra los días malos en estos entretenimientos, desde las barreras poniendo la otra mejilla a la soledad.
Yo había salido a pasear para deprimirme.

My beautiful picture

la serpiente que ayer vi sin cabeza, me he acercado para verla de cerca, la han matado porque les ha dado la gana, han sido humanos, no presenta mordeduras ni marcas de atropello. he sentido nauseas.

Ambos animales de vall d´uixó pareciamos estar intimamente ausentes, sumergidos en una autentica soledad y melancolia. La del toro producía tristeza entre la gente solitaria al  comprenderla en la distancía, al no poder verla por ser solitarios y no estar en estas fiestas.

My beautiful picture

todos quieren pensar igual, ¿ Por qué? he sentido nauseas al verlos.

Había algo de locura en aquellas gentes. De cornada de la vida que se escapaba entre los gritos y que me llegaba al otro extremo de la calle, cerca del ayuntamiento de vall duixó.
También había una cornada para mi reservada. Más amarga, más profunda que la de  aquellos que cómo yo se quedaban fuera porque no podían entender aquella moralidad, esas diversiones.
Estar bajo uno solo no es para cualquiera. Es  para elegidos, suicidas, semidioses, o para seres con la naturaleza de un toro angustiado. Muchos no aguantan la lentitud de los días, las exigencias de coherencia y la responsabilidad con uno mismo. Y acaba arrojando a los brazos de alguien. Otros … se convierten  en alguien terrible para la sociedad.

My beautiful picture

¿ en que lado estoy?

Yo no sabía en que lado estaba.
La sociedad no quiere gente solitaria, por eso no quiere gente triste ni deprimida, que es gente con una gran fuerza espiritual interior, cuya luz puede alumbrar en la oscuridad galaxias.

Solo quieren toreros dando vueltas por las calles de forma estúpida, entre un publico  que aplaude y bebe viendo sus piruetas absurdas, y cuya fuerza espiritual esta consumida por una muerte nacida del deseo, o por una religión que les haga creer que todos son igual y se pueden salvar haciendo lo mismo, que es hacer lo que hacen  otros. Incluso llegan a decir  que es bueno pensar cómo piensa  otros.
Entonces estaba abatido, estaba feliz y dije:
quiero ser cómo Cristo que echo andar sobre la mar, porque se que yo me hundiré.

Me sente en la plaza del ayuntamiento. La fuente borboteaba alegremente ese calurosos día de mediados  de Junio, y varios pájaros cantaron hasta que estallaron cerca varios petardos y se fueron aleteando sobre las ramas marrones y tupidas del ficus.

Yo sujetaba  “Monográfico” de Curro Esbrí, leí:

Monográficomonografico

“Simplemente quería decirle al mundo que estaba solo en un momento en el que lo estaba de verdad. Y este texto, claro está, se terminó cuando dejé de estarlo”
Imagine que habría estado cómo yo, sumergido, perdido en un caos de ideas, contradicciones sin sentido, chafando el fango de la vida. Cómo tantos y tantos a lo largo de la historia. Pero al final alguien tiro de él , lo saco de aquella soledad, quizás había demasiada verdad en ella, y ahora se conformaba con estar a medias, por eso tuvo que  ponerle final a su relato.

Angelillo de Uixó.

Licencia de Creative Commons
El Toro llano. by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en angelillo201.wordpress.com.

 

Picnic de San valentín.

Interpolación para la resurreción.

El bolero de Ravel.


I.

DSCN0011
Entre los huecos abiertos y secos de los troncos muertos,
silenciaron los sentimientos verdaderos.
La zona donde se desarrollaba el picnic estaba hecha pedazos.
La luna había caído capturada entre una red de los plásticos.
Y ardían sus habitantes en una gran hoguera.
Se admiraban de su fuerza futurista,
los picnistas de la zona.
De la rapidez de sus movimientos,
de la inflexibilidad de su pensamiento,
de descubrir la belleza:

en todo lo seco,
en todo lo pagano,
en todo lo duro,
en todo lo muerto.
Cayeron las hojas de las higueras,
con sus frutos verdes al suelo.
y sus ramas se volvieron blancas cómo los huesos.
II.

picnic texas

¿ quién te llamó y te dijo que despertarás con un beso a los muertos?
¿ Puede penetrar el amor en el hueso de un labio?
¿ No fue entre esos arboles, donde hacen un picnic de san valentín esos muchachos perdidos en nuestra zona, donde se ahorcó bajo la ermita de San Antonio el que hizo una rápida fortuna en esta tierra ?
Después de aquel acto de arrepentimiento, cuentan las leyendas locales que no brotaron más las flores, ni el agua.
Hubo largos periodos de sequía,
a los que siguieron años de vendavales.

III.

DSCN0009

Hubo una guerra donde celebran el picnic de San Valentín
La ciencia del reparto lucho contra la religión de la codicia.
Las crónicas cuentan que la rapiña venció,
por creer que es más fuerte en el corazón de los hombre robar que dar.
Y se abrió un abismo terrorífico,
una caja de pandora en la psicología de los hombres.
Sonó sobre está zona el canto de las campanas,:
anunciando la ausencia y la desesperanza;
tras la ultima batalla,
la vida se lleno de muertos.
Y los besos se convirtieron en algo abominable:
necrofilia.
Angelillo de Uixó.
Picnic de San valentín. by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en angelillo201.wordpress.com.

Ícaro cayendo al abismo de la felicidad.

Imagen

Toda escena transcurre mientras dura el paseo de Ícaro sobre un acueducto de Alfondeguilla que lleva agua a un pozo. EL momento es determinante, llegar la pozo y saltar , o salir de él dando la vuelta. El agua le empuja, pero en cualquier momento se pueden detener. ( ÉL o el agua, o los dos ,o ninguno. Todo está en movimiento)

Imagen

I

Imagen

Reunión de meditación para dar pan a los pobres mientras se busca la felicidad por mediación de cursos subvencionados por el Ayuntamiento y la organización estomacal Cáritas especializada en dietas blandas.

Pan, arroz, garbanzos, espaguetis, leche y azúcar: tu dieta.

Los desgraciados que no alcanzan para comer por respeto a su situación en la puerta , cómo los perros, escuchando alguna palabra de la charla del gran gurú hapines para élites capitalistas en forma de marujas.

La Gorgonas en posiciones ridículas y cómodas, dilatándose y contrayéndose cómo chicles, se les moldean sus conexiones interiores para encender la luz de esa mancha sin cabeza llamada la humanidad. El doctor Hapines enciende la luz del flexo tras acabar de aterrizar de su levitación. Se despide hasta el próximo vuelo.

II.

Imagen

Pilar la Gorgona pide a Bárbara el ojo, Bárbara se lo pasa, Matilde pide a Bárbara el colmillo para hincarlo en un trozo de pastel de carne.

Por la puerta entran los pobres a por la vianda.

¿ Quienes son?- pregunta Maltide en la posición yogi del pulpo.

Por su aura deberías conocerlos- le recrimina Pilar observando con su único negro ojo a la miserable comitiva. Matilde por vergüenza calla. Bárbara toma té y piadosa se compadece de los pobres. Execra algo de líquido vaginal en la posición yogi de la yegua. Se le ponen rojos los mofletes de la vergüenza, aunque nadie se ha dado cuenta. Perseo no las mira con sus oscuros ojos cansados de insomnio para que no le conviertan en piedra o caracola. Perseo con la mirada triste y humillada sobre el suelo. En un monologo breve mientras camina a por su paquete de arroz.

  • Aparata monstruo Medusa tu mirada de mí. Meditar: Vivir en la oscuridad exterior y creer estar iluminado en el interior. No gracias. Hay que fundar el movimiento Stoop meditation, stoop felicidad. Hagamos sonar las trompetas de Jericó que rompan las murallas. Para entrar dentro primero destruir con mucho ruido, nada de hacer trampas con caballos de Troya. Los filántropos infiltrados gritan: solo desde dentro, solo desde dentro. Me recuerdan a los que meditan y hacen yoga. Cambiar el Leviatán desde dentro. Hacer y sufrir son dos caras de la misma moneda: una que se llama actuar. Quieren quitar la acción. Esto es el ejemplo: cursos de meditación. Nos amargan con la búsqueda de la felicidad.

Bárbara en la posición de la cebra poniéndose su ojo negro sobre la frente.

¿Sabéis algo del pobre Ícaro?

Matilde.

Ha caído en un pozo. Se ha creado su propio problema intentando volar demasiado alto.

La Gorgona Pilar cambiando de la posición de la tortuga que le deja oler el sobaco, con hipócrita lastima avanzando hacia la posición del mono.

¿ de verdad?

Matilde:

Da pena ver la cara de Ícaro. Qué se joda ese hijo de puta.

Risas de las gorgonas.

III.

Imagen

Ícaro varios metros sobre el suelo notando el agua láctea vuela rauda entre sus pies temblorosos. Su sombra flota sobre el suelo enganchada sobre los arcos que lo sujetan. Con sus manos mantiene el equilibrio. Al final de camino un pozo. El agua se precipita al vacío, cumple así su destino. Todo cambia de repente. Deja de llegar el agua. El caudal de la acequia baja de inmediato dejando ver la piedra húmeda. Se hace un profundo silencio. Lanza una piedra que ha arrastrado el agua sobre el pozo. EL flexible foco de luz redondo que flota lácteo se vuelve negro atravesado por la caída vertical de ese duro objeto. Lo duro siempre está muerto y se hunde hasta lo más profundo. EL agua que es blanda siempre está viva. Generadora de todas las cosas: lo blando, lo tierno, lo sensible. El agua que es suave es fuerte. Cambia el color del agua, se vuelve negro el espacio tras la caída. Poco a poco, tras el hundimiento, vuelve la luz y la calma que había.

Ícaro pliega los brazos. Camina por los charcos el acueducto de regreso del pozo sin Fe, sin haber solucionado su problema, pero con la esperanza de saber que no necesita solucionarlo, ni creer para seguir vivo y amar.

Angelillo de Uixó. Dedicado a la mujer que le espera para unirse desde una flexible antítesis espiritual.

 


Ícaro cayendo al abismo de la felicidad. by ÁNgel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://angelillo201.wordpress.com/.

La guerra civil salvaría a la izquierda de su ruina.

Imagen

Intro:

El poeta, tras escuchar las declaraciones de la misa oficiada por la muerte de Adolf Suárez por Rouco Varela, emocionado y alentado por Rouco, se sube al día siguiente al púlpito de la izquierda para apuntalar junto a sus camaradas el edificio bombardeado por la derecha y los progres de izquierda.

Se encuentra el poeta en una asamblea abierta de parados. Ha acudido Cayo Lara y dirigentes sindicales cómo Cándido Méndez.

EL poeta con animo encendido, agotado de miserias, humillaciones, asqueado de una vida estéril, se sube al atril y habla de forma sencilla y humilde, tal y cómo es él. Habla para un pueblo iletrado, analfabeto y esclavo, que lo recibe con palmas:

Imagen

I.

Ha vuelto a mi corazón hermanos,

La claridad en este oscuro pozo,

Donde echo raíces y maldiciones.

Sube la esperanza a mi garganta.

Para pronunciar estas sencillas palabras:

Solo la guerra civil nos podrá salvar.

Escuchar mis palabras hermanos,

Escuchar mis palabras madres que amamantáis a vuestros hijos en vuestro pechos sin alimento.

Solo la guerra civil nos podrá salvar.

(ante la cara de Cayo Lara y Cándido Méndez que dicen no, y comentarios cómo salvajada, salvajada, enviado de Rouco, elecciones y democracia es lo que pedimos.

El poeta sin sentirse agraviado, ni aludido, todo lo contrario, trata de conmover sus duros sentimientos)

La paz actual es crispante e incompresible, Cayo.

Hace del hombre un monigote sin esperanza ni dignidad, Cándido.

Convierto al obrero en un deshecho.

Huesos al sol que se consumen en soledad.

Y manos, corazones, que se pudren.

( el poeta muestra al auditorio sus manos de mujer, sin cayos, el proletariado se lamenta de esa desgracia, Cándido Méndez traga saliva por el hecho; el poeta prosigue su discurso)

Imagen

Pero la guerra hermanos,

Nos dará a todos los parados,

La oportunidad de hacer algo.

( el poeta con ilusión les habla de la guerra)

¿ No os gustaría liberar ciudades,

desfilar bajo las flores?

Ser besados cómo héroes,

por muchachas que se acercan y acarician las mejillas.

Otras piadosas, que ayer compraban en Zara ropa,

Acuden hoy a prestar ayudar a los vendados, y reventados por la metralla.

Y se los llevan para cuidad cuidar en su casa.

Más aparte de todo esto,

Con la guerra tendríamos:

Una paga todos los días,

La amistad con el compañero.

Pleno empleo.

Disciplina y armonía.

Imagen

( el poeta les grita a las madres que tratan de sacar a sus hijos de la asamblea, los adolescentes son canis y chonis)

¿ Cuantas madres no pagaríais porque vuestros hijos se comportarán bien?

La paz los ha hecho violentos, inútiles, inservibles.

Carecen de autoestima, por eso se juntan en pandillas.

Además

¿ no les gusta tanto pegar palizas y lanzar piedras a las casas?

En el frente tendrán la oportunidad de hacer una carnicería,

y ganarse una medalla.

No temas por su vida,

Los oficiales les darán una buena instrucción, madre.

Serán cómo su padre.

No te lo lleves, y que vayan los primeros al frente.

Imagen

( El poeta pasa a hablar de la ventaja de la guerra para los triste, melancólicos y depresivos)

El huérfano tendrá familia.

El solitario compañía.

No se cómo hemos podido vivir tanto tiempo en paz.

Es deprimente.

Ánimo camaradas ya se acaba la tristeza.

Veréis que bien lo pasamos.

Imagen

(Ahora se dirige a la clase media)

Imagen

OH burgués,

también tu has sido traicionado.

¿ Qué hueco te ha dejado de mercado el gran capital?

Nada.

Tus mercancías cada día valen menos.

Con la guerra podrás especular.

Lo que tengas valdrá veinte veces más.

El poeta, al que le apremian a que termine, cierra su discurso.

Se pone de rodillas, con una bandera comunista en una mano,

y en la otra la anarquista:

Oh hermanos, no temáis por la muerte

La actual paz mata más que cualquier guerra.

Es una paz a costa de nuestros huesos,

de nuestros esfuerzos.

Aquí, en este mundo estamos para vivir.

Y también para morir.

Salud.

El poeta baja.

Recibe aplausos, y abucheos.

Se cierra la asamblea.

Siguen igual los días.

Hay paz.

Algunos parados se van quedando por el camino.

Hay paz.

Algunos parados son detenidos por manifestarse.

Hay paz.

Se hace otra asamblea.

Siguen igual las cosas.

Hay paz,

pero la gente muere,

hay paz.

y viven peor que si estuvieran muertos.

Pero hay paz.

Imagen

Angelillo de uixó.


/media/5CDE-D907/marcha por la dignidad al revés/La guerra civil salvará a la izquierda de su ruina.doc by https://angelillo201.wordpress.com/ is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.

Pertenecer al rebaño o el suicidio.

Imagen

“Dedicado a mis vecinas L. y M, y al pueblo de Vall d´uixó que camina junto, pisando donde el otro ha pisado un momento antes, cómo un rebaño bien organizado, donde confían los unos en los otros”

Intro.

Imagen

Estaba en el jardín de mi casa a primeras horas del día plantando patatas, cómo en otros tiempos. La diferencia es que en ésta ocasión lo hacía con una profunda melancolía y aflicción de la impresión de haber redactado momentos antes mi testamento tras despertar de un sueño cuya claridad se me había desvelado tomando el café, y cambiaba el rumbo de mi vida. Ese sueño  me obligaba a unirme a la gente, al rebaño, o a suicidarme.

I.

El sueño de Angelillo de Uixó.

Imagen

En mi sueño salían las calles de vall d´uixó tal y cómo son en la actualidad, sin el tipo de distorsión onírica que suelen acontecer en los sueños. La única modificación de la realidad es que estaban repletas de barricadas y trincheras. Yo iba de copiloto en un camión que iba a requisar suministros. En mi sueño era muy feliz porque había estallado por fin la guerra civil entre Vall d´Uixó y Nules. A lo lejos, se escuchaban cómo ruido de fondo los bombardeos de nuestra aviación sobre los anarquistas y comunistas de Nules a los estábamos exterminando a muy ritmo. Había banderas fascistas, esvásticas a por todas partes de Vall d´uixó, y todos los valleros caminaban en orden y armonía por las aceras vestidos con un uniforme amarillo fluorescente.

El camión votaba sobre los duros adoquines del suelo de la calle de San Vicente. Recuerdo que en mi sueño tenía la sensación de caerme.

-Manolo por favor, ve más despacio, y respeta las señales del tráfico- ordenaba al conductor.

-Si mi capitán Angelillo- me respondía el soldado pasando de tercera a segunda para reducir velocidad y haciendo que al embragar el camión votara de forma ruda.

-Manolo, no sueltes el embregue de forma tan brusca, haz el favor- le reprendía de nuevo incomodo por la brusquedad y la falta de modales del soldado.

-Disculpe mi capitán Angelillo- me respondía Manolo disgustado con la reprimenda.

-Intermitente a la izquierda Manolo, frenas y luces de posición- le ordenaba a la altura del mercadona.

Baje de un salto del camión y me metí en el mercadona.

Entre cómo a mi me gusta, pegando varios tiros al aire.

Toda la gente del supermercado me miraba con admiración de mi audaz gesto y por mi uniforme fluorescentes amarillo con alas de ángel que denotaban que era oficial del ejercito católico fascista de Vall d´uixó.

Yo grite a la gente las órdenes que es lo que esperaban oír de mi.

-Vengo a requisar alimentos para el ejército fascista y de salvación de la patria.

Tu y tu, me ayudareis a cargar – ordene acudir a mi lado a una madre y su hijo que estaban en la cola de la caja mostrando sus cupones de la cartilla de racionamiento a una funcionaria del mercadona que verificaba que los productos que llevaban eran los asignados por el departamento de guerra.

Al acercarse el chico le pregunte:

Por cierto camarada ¿no deberías estar en el frente?-

El chico era un joven de 16 años con agne y gordito cuyo uniforme fluorescente amarillo le hacia semejante al muñeco de michelín.

Su madre, aterrorizada con la idea de que su hijo se fuera a la guerra me suplicó con lágrimas y la voz entre cortada:

Por favor señor oficial… no se lleva a mi hijo a la guerra. Es, es… lo único que tengo en este mundo. Su padre ha muerto defendiendo Vall d´uixó de los anarquistas. Además el chico esta gordo cómo una foca, cómo ve no vale para el frente, no aguantaría las largas caminatas, ni la escasez de comida, y al estar tan gordo sería un blanco fácil para los comunistas de Nules, tiene los pies planos y diabetes, tampoco es muy listo….

Imagen

Yo no le creía, y la miraba con lastima porque el hijo daba bastante pena y asco de ver, y también con  rabia porque aunque en sus excusas había algo de verdad, también era cierto que su hijo necesitaba instrucción militar por cuestiones de salud.

-Mama, mama yo quiero ir a la guerra y ser oficial, quiero matar cómo papa a gente de izquierdas- el gordito suplicaba a su madre con su voz aflautada y amariconada de gordo impotente, sin duda impresionado al observar mis alas de ángel que sobresalían desplegadas cada una un par de metros y me daba un aspecto majestuoso a la vez que fiero, el mismo efecto de belleza y bravura producía en la gente del mercadona mi corona de aluminio y hierro galvanizado que se cernía sobre mi cabeza con las palabras de capitán Angelillo gravadas en ellas.

La madre, desesperada ante la idea de perder a su hijo, le pegó un sonoro e histérico bofetón que le hizo llorar de rabia al chico, más que de dolor físico, era de dolor espiritual porque su madre le hacía sentirse un cobarde egoísta que no colabora en el esfuerzo del rebaño en la lucha, que más una guerra, era una forma de estar unidos los unos con los otros, una forma de combatir el individualismo y tener una meta colectiva.

Imagen

Entonces, yo conmovido por la actitud borreguil y guerrera del chico, me quite de mi oreja uno de mis gruesos pendientes de plata con forma de calavera, y lo deje en la mano del gordito dándole este consejo paternal:

Tranquilo hijo, está guerra va para tiempo, tendrás ocasión de demostrar que eres todo un hombre matando a algún rojo de Nules. Necesitamos muchachos que sobreviva a la guerra para que disfruten de todo el sacrificio que está haciendo la gente, cómo tu padre, por el futuro. Ahora debes obedecer a tu madre, y si quieres colaborar puedes hacerlo ayudándome a cargar alimentos para la tropa. ¿ De acuerdo?

El chiquillo ilusionado porque alguien de mi rango y mi estatus social le hablará, enseguida se puso a mi servicio cogiendo un carrito del mercadona.

Yo saque la lista de la compra de los soldados, e iba por las estanterías buscando los productos:

Champú, laca, limpia vajillas, ostras, mejillones, gambas, pulpo, toallitas húmedas, colonia, calcetines marca adidas…

Una vez todo cargado al camión, le dije al soldado Manolo donde teníamos que ir.

-Iremos a la iglesia de la Asunción y a cáritas a recoger más alimentos, también debemos cargar a varios voluntarios de las juventudes del PP para el frente.

No hicimos más que medio kilómetro cuando Manolo tuvo que frenar para no atropellar a una docena de cuerpos fluorescentes que iban balando por medio de la avenida Sagrado Corazón de Jesús.

Al parar el camión se dirigieron a nosotros y nos preguntaron:

-Señor, señor- ¿ si van ustedes hacia el barranco de la Cervera nos podría llevar?

No vamos hacia allí ¿ que ha pasado?- les pregunte inquieto ante cualquier eventualidad del frente.

Han atrapado a un desertor, y lo van a fusilar por egoísta- comentó un joven de pelo engominado, y muy bien afeitado.

Yo, en ese momento no supe que decir.

EL sueño que hasta ahora había sido hermoso, empezó a convertirse en tormentoso.

Imagen

El rostro perfecto de ese joven me empezó a inquietar. Su sonrisa de dientes perfectos y blanqueados comenzó a transformarse en la dentadura de un escualo.

Yo me agitaba en la cama.

Aquella sensación de pesadilla, de duda duro muy poco, lo que me costo preguntarme de forma retórica:

¿Existe de verdad gente capaz de despreciar todos los esfuerzos que estamos haciendo entre todos por un futuro mejor en esta guerra? No, no puede ser que haya gente así de egoísta, y si los hay, se les debe fusilar.

¿ Os ha dicho el motivo de su deserción?- les pregunte con furia.

Un hombre anciano indignado por el desertor me respondió lo que sabía.

-Dice ese desertor que el es un libre pensador, que va por su cuenta por el mundo y no quiere pertenecer a ningún rebaño. ¿No le parece estúpido? Nos acusa del rebaño.

Imagen

Entre risas un joven comentaba su opinión sobre el desertor:

– ¿se imagina que pasaría si todos fuéramos cómo él, unos desertores y no lucháramos contra esos malditos anarquistas de Nules? Nos invadirían y nos asesinarían. Al parecer prefiere morir a manos de los Nules sin pensar en los demás, ni en la familia, evidentemente le importa muy poco su madre, su padre, es un egoísta.

El suicidio es lo que ha conseguido con su actitud- les dije con cierta convicción no muy clara. Sentí cómo una punzada en mi corazón que debieron notar mis camaradas fascistas de vall d´uixó, ya que me preguntaron si me encontraba bien.

Si, si, no ha sido nada camaradas- me disculpe.

Bueno caballeros tenemos prisa, lo sentimos, nuestra dirección no la de ustedes, tendrán que caminar un poco para ver la ejecución. Nosotros debemos llevar estos alimentos a la tropa. La vida sigue.

Manolo prosigue- ordene.

¿ qué te parece lo de ese libre pensador?- le pregunte a mi chofer.

Yo solo soy un soldado camionero. Si me ordenan: lleva al capitán al mercadona entra con él y coge alimentos, Manolo obedece. Si me ordenan coge el camión y carga borregos para llevarlos al matadero. Manolo obedece y coge borregos y los lleva al matadero. Manolo no se cuestionada nada.

¿ Ni siquiera ésta guerra?- le pregunte irónico y malhumorado con su respuesta.

La guerra ha sido buena con Manolo, antes de la guerra no tenía trabajo, estaba solo, no tenía amigos, y vivía amargado, sin saber que hacer. Ahora tengo un sueldo, he conocido con el camión a una joven enfermera un día que llevaba heridos, y me voy a casar con ella, y tengo muchos amigos en el frente.

-A mi me pasa lo mismo Manolo- le conteste con sinceridad- Antes de la guerra estuve varios años en paro, estaba mal humorado. Aunque me veas estás hermosas alas de oficial, antes de la guerra yo era una oveja descarriadas, iba por mi cuenta, no obedecía a las normas, incluso a veces me juntaba con gente de Nules, pensaba que la vida no tenía sentido, cómo seguramente la de ese libre pensador. Ahora lo veo todo claro desde que pertenezco a un grupo militar. Tengo esperanzas en los demás desde que estalló la guerra. Creo que si no hubiera estallado la guerra habría acabado en una cuneta muerto de asco, o me habría suicidado en mi cuarto, en total soledad.

Angelillo de Uixó.

Imagen


Pertenecer al rebaño o el suicidio. by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Puede hallar permisos más allá de los concedidos con esta licencia en wwwscribd.com