Posts Tagged ‘guardia civil’

DSC00573

 

Tu orilla cataluña,

está llena de cocodrilos como el Nilo

Silenciosos como troncos,

han llegado flotando dormidos.

 

Cantarán los niños de España, mañana.

si algún día tienen mañana.

La piel del cocodrilo es verde y dura,

con tricornios en las escamas.

Lloran por qué amar no pueden.

Andan  por las carreteras solos.

Inspirando miedos ancestrales,

entran en las escuelas, en las imprentas,

resgistrándolo todo.

Y si alguien se queja.

Lo empujan bajo al agua,

revolcándolo hasta el fondo de la arena.

allí dejan  su presa encerrada,

hasta que se ablande para devorarla.

Duermen la mayor parte del día,

flotando entre banderas,

escuchando  cañonazos en tus orillas,

lanzados para darte miedos imperiales.

Sobre los lomos de los cocodrilos,

brincan como monos jueces y fiscales,

que te cercan ya,

!oh Barcelona

ciudad de los cocodrilos y caimanes!

Embestida por los búfalos españoles,

increpada desde los árboles ,

por los grandes simios de los tribunales

Y tú, Cataluña.

Mujer sin derecho a decidir.

Eres solo carne desnuda e indefensa.

Mujer sin mordaza,

frente a un anillo de cocodrilos y caimanes

que deambulan por tu lado,

dando círculos por el fango.

borrachos de miedo, patria y corrupción.

almas primitivas bajo esqueletos de reptiles.

Que matan suciamente con los dientes

para eliminar toda sospecha, todo temor.

Oh Cataluña, que te alejas entre la boca de caimanes,

oscuramente, para siempre.

Angelillo de Uixó.

 

 

 

 

 

 

Los hombres excluidos II.

Apocalypse Now ♦ El Horror (Coronel Kurtz ~ Marlon Brando

Nada ,

no hay nada,

En   cuanto veo,

Está muerto todo en este valle de  Uixó,

Piedras,  troncos, hierba seca,

Donde descansan los cuervos y  los ojos.

Ha vuelto a pasar  la guardia civil y la policía local.

Han llegado al reino del olvido y del quejido para romper.

Bienvenidos  a  la casa donde no existe la compasión,

En mi boca:

Ni  respuesta coherente hacia ellos.

Solo un gesto que imita la  vida en la muerte.

Hablaban de altas jerarquías que les mandaban,

Quizás seres insignificantes.

Decían representar  grandes leyes que no comprendían.

Estaban huecos,  vacíos.

Dominados estúpidamente    de palabras de paja  que no eran suyas.

que les empuja como la brisa a moverse deprisa.

Suspiraban mis perros,

Echados unos sobre otros en un colchón sucio.

Sin comprender  de lo que hablaban.

Ellos olfateaban el olor a pobreza observando.

Qué poco olfato tienen.

Era todo confuso,

Como  el ruido de nuestro traicionero  río,

El Belcaire cuando  se desborda,

Y se lleva las vidas de un golpe

He visto como se iban,

Quedando en una  impotencia vigilada.

Libremente arrinconado.

Cortado, roto del mundo  exterior por el hachazo del prejuicio y la mentira.

Angelillo de Uixó.

Licencia de Creative Commons
Los hombres excluidos II. by ángel Blasco Giménezis licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra enangelillo201.wordpress.com.

Chiripolis de chiriland.

DSCN0007starchild-2001-una-odisea-del-espacio
Cuando me rodeó la guardia civil en la terraza de mi casa veía sus rostros sin expresión, uniformados, excepto el de uno de ellos que me pareció sonreír involuntariamente pensando que había atrapado a un gran delincuente. El resto, eran seres sin voluntad engendrados por una maquina burocrática que permitía que siguieran proliferando en paz y protegidos por los jueces unas crías humanas cuyo resultado al nacer ya era un delito: el merchero, el quinquillero, una mutación racial nacida para entorpecer a espíritus grandes por parte del sistema capitalista, que a través de la tolerancia, el respeto a  seres diferentes aniquila la virtud y la libertad de los mejores. Hablar de quinquilleros de mercheros , no es hablar hoy en día de gente que se vista con despojos de cadáveres como debieran, ni que se alimente de carroña aunque coman en Mac Donals y compren en mercadona.

DSCN0014

La herencia de su sufrimiento en el pasado donde eran por su gran número exterminados, se ha traducido en que gozan hoy de pisos gratis, de pensiones no contributivas, de ayudas sociales a la integración. El resultado: que piensan y viven como canis, chonis, parias: llenos de odio hacia la humanidad virtuosa que nunca alcazarán,  y conducen un BMW mientras van a mendigar como han hecho sus padres, sus abuelos, sus bisabuelos. La evolución ha retrocedido millones de años hasta volver a ser animales hermanitos míos. Lloremos por lo que hemos perdido. ¿ Y cómo hemos llegado a una situación donde una persona como yo, un raro ejemplar de la virtud y la decencia humana es rodeada por 9 guardia civiles a las 12 de la noche después de estar paseando por los alrededores de su humilde casa?
Para llegar a eso, oh hermanos míos, los quinquilleros, mercheros, que me rodean donde vivo y cuyo número no para de crecer, han empleado las amenazas, la extorsión, el apedreamiento de mi casa, las torturas de animales durante tres años.
Así llevó yo y otros vecinos de mi misma raza soportando los gritos, las peleas , las extorsiones de los chirigüilis. El resultado de toda está situación es el asco hacia esta raza, y el amor a las aspiraciones que con tanta hermosura planteó Nietzsche del superhombre.
Ayer un chirigüili encapuchado dominado por las drogas o los espíritus del mal rondaba por la puerta de mi casa bajo la luna lunera a la que se encontraba sometido. Según la ley debo ser bueno con él , pese a que más de una vez me han puesto sus propios excrementos en la puerta de mi casa, nueva prueba de que ésta gente no son humanos si no animales que les gusta jugar con sus excrementos y señalar el territorio con ellos. Yo había salido a pasear con mis perros, por la hora llevaba varios desatados y dos atados. Al ver rondar a esta persona por mi casa empezaron a ladrar y él empezó a dar voces suplicantes en el idioma cristiano que han aprendido con tan buen resultado: el de la compasión que dicen que debemos tenerles. Pedía esta persona que lleva tres años amenzándome junto a sus hermanos y su padre que le quitar de encima cuatro cachorros que estaban más espantados de ver este espectro encapuchado que iba a robar a mi casa que se los quitara de encima. Vuelvo a las leyes de España que protegen lo absurdo. Hay una ley que parece bíblica: no mataras. Por culpa de esta ley metí dos en casa y salí con una herramienta agrícola para espantar a los perros que tanto le molestaban. Pero he aquí que el miedo ancestral, los fantasmas de los gitanos: la persecución. El recuerdo de siglos siendo ahorcados, marcados con una soga a fuego vivo en sus cuerpos como si fueran animales, la justicia que se toman en noches de cuchillos grupos armados por el estado…Si hermanitos, ahora veía en este canis de chiriland que proliferan en vall´d uixó por culpa de los derechos humanos, al mismo antihombre de debe morir, la misma contradicción humana que junto a sus hermanos y otros canis de texas me insultan, me han pinchado el coche, me han matado un perro, me han agredido, me han apedreado, sin que todo esto haya hecho mella en mi espíritu que ansía vivir y conocer la belleza de un mundo mejor.
Todas estas cosas las he pasado en silencio.
¿ A quién puedo explicar que quiero exterminar a toda una raza sin que me tachen de nazi?
A nadie, a nadie, a nadie, es para desesperarse.

images
Cuanto he llorado, cuanto he sufrido, cuantas vueltas he tenido que dar en mis escritos para no decir todo esto, para no herir la sensibilidad de nadie.
Cuanto me he censurado.
Pero hoy por fin me he liberado. La prueba que necesitaba la aporta la guardia civil, pues el chirigüili que rondaba mi casa, que está probado con testigos de que lleva amenazándome años llamó a la guardia civil y me acusó de querer matarlo.
Por favor, les dije yo, que tontería están diciendo, cómo voy yo a querer matarlo, si es él que lleva años amenazándome. ¿Ven la puerta caballeros? les pregunte a los agentes que me rodeaban. Ha sido él y sus primos. ¿ cuantas veces les he llamado y han tardado en venir?
La guardia civil cogió mis datos y se fue con la misma frialdad, las misma pocas ganas de acabar con el problema de raíz, de forma rápida, dejando crecer la amenaza.
Nada más irse escuché un grito inhumano, una amenaza brotando de la oscuridad de esa voz que me es conocida de sobra, que brota del animalismo y el desprecio a los seres superiores.

DSCN0010DSCN0009
Ojala también se libere el tripartito de vall d´uixó al que he escrito una instancia reflejando el incidente de ayer, pero me temo que son seres demasiado decadentes que disfrutan viviendo en una ciudad penosa que quieren convertir de personas. Cuando pienso en los canis me pregunto ¿ en que piensa el tripartito de izquierdas cuando habla de personas? ¿ y en que pensaran para proponer la participación ciudadana? ¿A quienes? a gente de vall d´uixó que lo único en que piensan es que la participación es la fornicación, cuyo resultado es la cría de más canis, chonis y otras aberraciones de antihombre.

Angelillo de Uixó.

Licencia de Creative Commons
Chiripolis de chiriland. by ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en angelillo201.wordpress.com.

Alien, el gitano astronauta.

DSCN0155DSCN3889

 

A Curro Esbrí,  gracias por la dedicatoria en mi ejemplar de tu relato Monográfico, y por  todo tu apoyo en mi causa.

monografico

La siguiente historia está basada en los hechos que me acontecieron detenido en un calabozo.

I.

et-gitanaeddietshirtharachan02
!Como es esto posible! que de todos los que han viajado al cielo desde indios, americanos, ingleses, hasta españoles,  no haya habido ninguno gitano. Ellos que han estado en todas partes los primeros, ellos que miran la luna como si fuera suya.

! y todavía sin haber viajado al espacio ningún gitano!
Así aconteció no ha muchos años, dos creo recordar, siendo en el 2013 años pasados de la odisea de nuestro señor, que estaba yo detenido en el calabozo del cuartelillo de vall d”uixo junto a un gitano recapitulando sobre mis pecadillos cuando el metafórico silencio se rompió con alusiones lorquianas.
¿ Has estado en la luna payo?- me preguntó el gitano.
Yo hasta ese momento no le había prestado mucha atención.
su voz sonó del otro rincón del calabozo. AL escuchar esa voz desgarrada, la primera voz que escuchaba una voz  tras más 78 horas de aislamiento absoluto, gire mi cabeza que estaba reclina sobre el cemento del calabozo y le preste atención a esa figura. Observé su rostro oliváceo, notando como  sus ojos  brillantes como el fuego y varoniles me miraban, pero sin parecerme los de un marica. Sobre su tamaño, decir que mi compañero de infortunio era de una altura similar a la mía, mediana o de talla nacional, pues nosotros los españoles de solera y los gitanos auténticos, no sobrepasamos en altura metro setenta y cinco, todo lo que este por encima de esa altura, racialmente hemos de negarnos a llamarlos españoles o gitanos, ellos sabrán lo que son, yo no.  Sobre su peso decir que sería de unos 15 kilos más que el mío. Más tarde me confesó que se alimentaba con una dieta de jamón jabugo y el whisky cointreau.De su  edad estaba en la mitad de su desgraciada vida, que se me antojo misterios y trágica. Debía andar con unos 8 o 10 años más que yo.
Al escuchar que me hablaba de haber viajado a la luna pensé que estaría drogado o borracho, pero no lo parecía por el tono de voz, ni la postura equilibrada  en su rincón del que había salido como por arte de magia.

a su pregunta le respondí de mala gana y dándole a entender que estaba dispuesto a pelearme con él si se pasaba. Pues por mí experiencia en la cárcel y en el calabozo sabía que  no puedes dejar que se te suban al lomo a los graciosos, que hay muchos en la cárcel, y debes  pararles los pies enseguida. De lo contrario hermano, estás jodido en las duchas.

Se de lo que hablo hermanos, se de lo que hablo.
Y como has subido primo a la luna ¿dando palmas? – le conteste.
El gitano notó mi aura, percibió que yo era una persona justa, inocente e inteligente, y así me lo dijo:
escucha payo, veo que eres una persona culta, inocente e inteligente.
Escuchar eso me agrado y le di la razón:
Así es primo, me acabas de describir.

Entonces el gitano se arrancó a dar palmas y a cantar, como si no lo hubiera  hecho en años.
yo el dije incorporándome del banco de hormigón que servía de cama espartana para los detenidos:
calla, calla hermano que vendrán a por ti los marcianos de verde.
Y el se río como si hubiera adivinado yo de donde venía y me dijo:
Vengo de Marte y por eso doy palmas y canto, para que me escuchen y vengan a por mí.

Señaló el techo como si este fuera el cosmos que nos envolviera en nuestro cautiverio, y pudiéramos atravesar las duras paredes de cemento para llegar a otro planeta. Yo mire triste su dedo bajo la bombilla amarilla que era nuestro sol, y nuestra luna, pues no sabíamos si era de día  o de noche, solo la luz de esa bombilla que nunca paraba era nuestra guía.
¿ Y cómo es marte?  pregunte  riendo.
Desde su rincón se movió para colocarse en la posición del loto  y empezó a describir marte.
Está lleno de cristales helados, y de grande anfibios, todos verdes, como el agua de los lagos subterráneos,
donde viven felices los gitanos.
Marte es como la luna, flamenca. Está llena de anillos como los de saturno, donde hacen sus cuentas nuestros gitanos.
Por las noches,  sopla un viento que lleva polvo rojo bajo un cielo plomizo donde las cometas vuelan
acompañadas del sonido de las cañas, que son tan grandes en marte como palmeras.
En Marte hacemos hogueras, pero en ellas no hay cante, ni palmas, en Marte no hay música, nos espanta, pues nos llega desde la tierra  en forma de cante de hermosas vidas echadas para pudrirse en prisiones, canciones sobre pobreza, melodías sobre ultrajes , sobre amores frustrados, sobre suicidios.
Por eso en Marte las gitanos no cantan.
observan desde las colinas marcinas:
la tierra.
como si fuera una fragua de dolores.
La azulada tierra,
tan llena de miedos la tierra.
tan angustiada la existencia allá-
Los gitanos de Marte pedimos que suba un poquito más el agua.

Que se caliente la tierra con una gran hoguera: la guerra.

y sumerja durante un par de horas a la humanidad entera.

Entonces no se si sería mi parte flamenca lo que acaba de surgir en el calabozo, pero al escuchar eso aplaudí y empecé a hablar de usted al gitano  para que supiera   que le reconocía como autoridad marciana:
Cuanta razón tiene usted señor gitano, que me parece que debe tener usted telepatía marciana, pues me ha leído el pensamiento.

Mientras yo hablaba con el gitano o marciano, a mi espalda la puerta se abrió. Yo no me di cuenta de que la puerta del calabozo  acababa de ser abierta, y un guardia civil que acaba de entrar me pedía silencio.
El gitano, como si fuera una sombra fantasmal se acercó a él. Yo estuve apunto de perder los nervios al ver derretirse al gitano, y colonizar el cuerpo del guardia civil por la nariz,  sin que parecería darse cuenta este, que se la frotó con aparente satisfacción  mientras me preguntaba el motivo de hablar solo dando  voces y palmas como si anduviera mal de la cabeza.
Yo pensé  que pretendía volverme loco. Conocía testimonios de muchas personas que habían metido en la cárcel tan solo para volverlos locos, para asesinarles en vida. Los dejaban incomunicados días y días enteros en algún cuartelillo por haber protestado en alguna manifestación, y gente que entraba totalmente cuerda, en el uso de sus cabales, salían destrozados. Muchos en los calabozos, desesperados soñaban en relatos de ciencia ficción para escapar de la realidad. EN sus sueños eran devorados por algún alien bueno, y  este los llevaba en su panza hasta vomitarlos  libres en otro planeta o en alguna estación espacial.
Angelillo de Uixó.

Licencia de Creative Commons
Alien, el gitano astronauta. by ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en angelillo201.wordpress.com.

Hey Gringo.

DSCN0012

Fuente de la información, revista Alfa Omega, sobre la muerte de un vagabundo al que se complacen de haber enterrado decentemente.
«Quiero que el cariño que no recibió en vida lo reciba ahora a borbotones. Se murió solo, eso es lo que más me duele. Estuvo dos días muerto antes de que lo encontraran. Murió de soledad, pero éramos muchos lo que lo queríamos». Alfa Omega.
Hey gringo.

DSCN0013
Carlos Bastida era un político de éxito de mediana edad de Vitoria que gastaba cerca de 1.000 euros al día entre gastos de comidas, y de representación. Su éxito se basaba en que acudía a todos los eventos de Vitoria y se rodeaba de gente cómo él que gastaban mil euros al día. Su verdadero secreto era actuar cómo el resto de políticos y gente de poder y aprovecharse al máximo del cargo para vivir bien. Entre sus obligaciones estaba besar las manos del rey, le fuera simpático o no  cuando visitar Vitoria, abrazar con gusto o disgusto a algún dictador africano que traía bajo el brazo un contrato para comprar armas, inaugurar carteles de colegios que sabia que no se iba a construir porque  iban a recalificar ese suelo para viviendas de lujo, pero por motivos electorales anunciaban la construcción de esos colegios.
Carlos se había acostumbrado a todo esto.
Un día de mayo se despertó y vio extrañado que en su agenda  estaba anotado ir al entierro de un vagabundo. No se interesó de cómo se llamaba, ni que había hecho para recibir un entierro de calidad guardia civil muerto en acto de servicio. Para Carlos estaba en la agenda y tocaba ir al entierro, nada más.
Acudió a la hora indicada, saludo a varios políticos de la oposición del consistorio de Vitoria con los que habían estado el día anterior en una boda de una chica fea y un novio pijo a los que no conocían. Por lo que Carlos hubo de estar toda la boda brindando con la oposición  por  ser los únicos que si conocía. Ellos estaban allí al igual que él, mandados por el consistorio por tener el padre de la chica fea y del chico pijo  muchísimo dinero.
Carlos tras saludar a la oposición  se unió a la comitiva que no conocía siguiéndoles al entierro. LLegaron hasta el féretro donde estaba el cura que iba a iniciar el sepelio.

DSCN0014
El cura en el entierro estaba muy metido en su papel, cómo el resto de asistentes. Entre las cruces del cementerio bufaba iracundo con una sotana blanca y el cráneo amarillento frente el ataúd con el que dialogaba.
Tras el cura estaba el coro de personas ajenas al difunto que miraban todo aquello cómo una muerte ajena a ellos, de alguien de otra categoría al que le estaban haciendo un favor.
Carlos leía en los rostros que nadie realmente  quería estar allí. ni les importaba el difunto.
El cura empezó a hacer su discurso:

Aquí venimos a combatir con rabia tu muerte con amor.

a lanzar borbotones de la comprensión que no recibiste en vida.

Te demostramos Gringo que la soledad del prójimo nos duele,
cuando se nos muere,
dejamos de ser suspicaces y egoístas.
Si estuvieras vivo,
nos llamarías príncipes del bien que reparte los peces y los panes.
Ojala pudieras vernos,
te hemos traído flores, políticos y músicos.
¿ Es lo que te gustaba?
Hola, Hola.
Hey Gringo
Vitoria llora con pena tu ausencia:
que lo sepas:
que aunque estabas solo,
te queríamos.
Hola, Hola,
Te damos la bienvenida.

Y viendo cómo te has muerto,
varios a la iglesia han vuelto.
Adiós, adiós.
Por Dios.
No nos preguntes el por qué Gringo.
ahora aquí contigo.
todos nos sentimos
muy unidos con tu muerte.
Ya estamos echando una hojeada al siguiente.
Hay uno bajo el puente ,
anda cojo,
no ve,
apenas puedes masticar.

nos va hacer rezar de nuevo.
Hey Gringo descansan en paz.
Hey Gringo reza por nosotros,
Hey gringo te traeremos al siguiente.
Repartimos amor entre los muertos.
Si no podemos repartir los panes,
porque el pan nuestro de cada día,
es nuestro,
nuestro.
nuestro y de nadie más
Hola, Hola.

La gente empezó a aplaudir, mientras en Carlos ese discurso tan claramente hipócrita y violento le marco profundamente, transformando algo en él. EL cura siguió hablado de los días que lo había visto en la calle. Las conversaciones disfrutadas con el difunto que escribía poesías, y lo arrepentido que estaba el cura de no habérselo llevada a su casa. El día, aunque era cálido y claro, de repente en el cielo  se empezaron a amontonar  nubes negras. Se estaba gestando una tormenta. A lo lejos Carlos vio varios rayos caer del cielo, y cómo si uno de ellos hubiera estallado en su cabeza, y le hubiera iluminado la conciencia…se dio cuenta de que aquella gente era la responsable de la muerte de ese pobre desgraciado al que querían darle toda la ayuda y amor que no le habían dado en vida: muerto.

Eso era una salvajada. EL cura  conoció al difunto, al igual que gente de la parroquia que estaba allí, y lo dejaron en la calle. Eran responsables de su muerte. luego pensó que al igual que él, por ser una de las autoridades políticas que consentía en Vitoria esa pobreza en la que vivía esa gente. Carlos sintió que empezaba a marearse. Cayó una gota, luego otra, y empezó una gran tormenta. la gente se fue corriendo.  Carlos  sintió vergüenza por ellos, y se quedó allí viendo cómo la tierra era empujada por el agua al  hoyo que había cavado para meter el ataúd de Gringo.
– NO, no participare jamás en este tipo de actos, se juró Carlos  abrazando la tumba de Gringo.

Angelillo de Uixó.

Licencia de Creative Commons
Hey gringo by ángel blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en angelillo201.wordpress.com.

Se cierra la feria de San Vicente con la expulsión del islam.

DSCN0175

DSCN0181

la marcha del alcalde fallera mayor queen.

la marcha del alcalde fallera mayor queen.

Nada recuerda,

con el replicar de despedida de la feria,

anunciado por las  campanas,
de que hay algo más de cultura que las fallas,
ni otra cultura valenciana que el coro de rocieras.
Ha sido expulsado cómo un dragón,
como un terrible mal,
como un pecado,
el islam de la feria de San Vicente.
El islam es también valencia.
No el fin de la vida en la tierra.
Ni una invasión marciana.
Son nuestros vecinos,
de los que no sabemos nada.
Están por todas partes del pueblo.
La gente los ve en los parques, en las tiendas, en las empresas.
Cómo si fueran una colonia extranjera,
que hubiera que dejar alejada para que no despertará la bestia.
Su bandera verde,
ondeó durante siglos en nuestras acequias,
en nuestros campos,
en nuestras montañas,
y su semen arraigó  durante siglos,
el vientre de nuestras madres.
EL islam es tan España,
como el apóstol Santiago,
o nuestro Franco.

VIva España.

Santiago,
San Vicente,
y Mahoma,
Aunque yo crea en Lenin.
Angelillo de Uixó.

Licencia de Creative Commons
Se cierra la feria de San Vicente con la expulsión del islam. by ángel Blaco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en angelillo201.wordpress.com.