Posts Tagged ‘folklóre’

Foclorefilia y el monstruo de folkloreinstein.

Represente de la cultura valenciana

Represente de la cultura valenciana

diario del doctor folklorestien hallado en un registro policial de la sede del partido popular valenciano:

hace años pensé consagrarme a los estudios valencianos, y crear un nuevo ser, dar vida a una nueva criatura humana incapaz de mirarse para dentro, y al a vez… incapaz de mirar para fuera, hacia de sus propias condiciones de conservación. Para hacer esta criatura desolada sería necesario implantarle el cerebro de un cocainomano. Mi criatura sería el portador de una naturaleza frágil, débil, que solo fuera capaz de dar pasos junto a sus semejantes siguiendo cualquier himno nacional o reyezuelo del pasado.
caminaría la kriatura junto a sus semejantes, en las procesiones a la virgen de los desamparados, en las romerías de rocieros, en los tablados de cante jondo de la nueva cultura valenciana.
Su cuerpo estaría cubierto por fuera cómo su mente por dentro: de retales desgarrados de trajes de luces, anuncios de burdeles , y tendría inoculado el condicionamiento reflejo a la adición a la suerte, al juego, a la fiesta, a la paella.
Mi Kreación sería ante todo un caballero dedicado a la defensa de la sociedad burguesa representada en sus clases medias.
Un ser unilateral.
el monstruo de folkloreinstein,

interpolación del caloret de Rita barberá

( pausa en el diario, acotado extrañamente está palabra “propiedad”  en los margenes del papel, donde hay dibujos marginales de bolsas de dinero. El policía nacional saca una foto de los rincones sucios del diario, y prosigue leyendo aterrado)

posible tarado de  folclorefilia. Remedio: dejar el cargo publico.

posible tarado de folclorefilia. Remedio: dejar el cargo publico.

Un ser tan anormal y psicótico que no le temblará el pulso cuando se hallara ante una niña ciega musulmana recogiendo flores dentro de su propiedad y la arrojara a un pozo privatizado, repleto de calaveras de moriscos.
Solo así, solo la kriatura evitará una nueva Argelia en las tierras valencianas.
Y al grito de:

Horchata. horchata. horchata.
paella, paella, paella,
naranja, naranja, naranja,
La kriatura se le llenará la boca de la dulzura de patriotismo simplificados.
Nada de sentido común, ni diatribas dialécticas, hay que proclamar la folklorofilia cómo garante de la salvación nacional y personal, y eso solo se puede hacer a través de la kreación de nuevos seres que canten a la estupidez de la clase burguesa, y a la incompetencia para reclamar de los pedantes doctos de la izquierda convertidos en: Kobardes.
Para la creación de este ser necesitamos el arte de los periodistas, la crueldad y sangre fría de los jueces, la complicidad espía de la policía, y hacer un muelle elástico de la oposición sobre el que tirarnos.
Angelillo de Uixó

Foclorefilia y el monstruo de flokloreinstein. by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en angelillo201.wordpress.com.

Viaje a la basura de 20 menús diarios en un asilo fallero.

Imagen

Los hechos que se denuncian: vall d´Uixó no tiene comedor social, ni empleo, ni Fe. Por eso se explica que 20 menús diarios de la residencia del Sagrado Corazón de Jesús se tiren a la basura. En Vall d´uixó ruge el batueco desde el Ayuntamiento, desde la Iglesia, desde el balcón de las casas, desde la huerta, desde las acequias, incluso entre las piedras y la retama, con la escopeta al hombro y el galgo aullador y compañero al lado. Por eso a Loli Giménez, la concejala socialista de hermsos cabellos dorados cómo los girasoles, ha sido reprobada en una moción por el PP por decir:

“Las fallas son un circo”

y al circo se han unido la gasseta folletinesca folklórica y del régimen: el Mediterráneo.

Canto I. Las fallas son un circo.

Imagen

Jesucristo que perdono a un ladrón en la cruz, mira desde el cielo entrar en circo fallero al alcalde y a las autoridades del consistorio de vall d´Uixó a la residencia del corazón de Jesús. La programación del día es visitar una falla que han hecho los ancianos con sus manos atrofiadas y sus mentes paralizadas.

¿ Cómo están ustedes?- les pregunta jovial y dicharachero el alcalde. Agita a modo de saludo las manos a un público desconcertado y concentrado en el salón principal. Los celadores hacen de amos y les obligan a devolver el saludo empujándoles y gritándoles:

Venga viejos, saluden al alcalde y las autoridades, que han venido a visitarles.

Los residentes, reposando la comida en sillas normales o sillas de ruedas, babean, lloran, ríen, recuerdan, olvidan, incluso mueren en cuestión de segundos sin que tenga ninguna importancia el hecho. Saludan al alcalde de forma efusiva, de forma pausada, de forma tullida. Algunos se esfuerzan, pero no pueden levantar sus muñones.

Los que aún tiene el don del habla le responden:

Estamos bien, regular, mal.

Imagen

¿ han comido ustedes a gusto?- les pregunta el alcalde con interés y en posición de cirio mientras es filmado por la televisión local expandiendo el espíritu fallero hasta el último ser humano.

Si, no, no se, quizás, tal vez, ¿quien es usted? Yo acabo de cenar y me he meado- responden descentrados.

En tono amable, cogiendo la mano de una vieja con apariencia de poseer facultades mentales, aunque está arrugada cómo una pasa, le pregunta el alcalde ante la televisión que recoge el gesto popular y sentimental.

Un pajarito me ha contado que han hecho ustedes una falla.

La anciana hace el gesto afirmativo con la cabeza.

¿ Y podemos verla?

La anciana hace el gesto afirmativo con la cabeza.

¿ Y donde está esa falla tan bonita? Pregunta con sonrisa amable.

La anciana le agarra la mano al Alcalde. Este con lógico y humano asco acepta. Un ejército de momias, sillas ruedas, tacatás, se pone en marcha cuando los amos celadores les empujan y golpean a para que comprendan que se tiene que mover. Los viejos comprenden y avanzan lentos, cayéndose, levantándose a golpe de látigo por los pasillos hasta llegar al jardín donde se encuentra la falla.

Dios santo- grita el alcalde y los concejales. Es horrible, monstruoso. Voy a vomitar.

En el jardín, un gato que baila sobre la falla huye ante la gente y sale a la calle. En el césped hay esparcidos un montón de ataúdes, cruces de cementerio, y calaveras. Varios residentes con Alzheimer hacen de monigotes falleros atados con vendas de la enfermería.

Un anciano esparce gasolina a los ataúdes y un hemipléjico le da una cerilla al alcalde para que encienda la falla y arda.

Canto II.

Imagen

El gato es cazado cerca del contenedor de basura de la residencia por un hombre que hace un mes que no come carne. Lo mata y se lo come.

Al día siguiente vuelve al lugar a ver si encuentra otro gato para comer. Busca por todas partes, desesperado… abre el contenedor de basura y encuentra menús de la residencia tirados.

Eh tu, sal de ahí que me despedirán por tu culpa. – le grita un celador que de lejos ve al hombre metiéndose al contenedor de basura.

Es que tengo hambre- responde triste el hambriento.

La solución no es tirarse al contenedor de basura. Eso es indigno- responde cabreado el celador.

¿Puedo entonces entrar a comer?- Con angustia pregunta le hombre a cierta distancia, con precaución por si le agrede. (todavía no se han visto las caras)

Creo que no- responde indiferente a su sufrimiento el celador.

Un anciano se acerca a su amo.

¿Es su amigo?- le pregunta al celador.

Creo que no, pero por si acaso le diré que se acerque, quiero ver quien es- con suspicacia responde el celador.

-Eh tu ven- le ordena que avance, siempre con el látigo en la mano el celador.

Al acercarse a la verja ve su rostro.

Ostia, ¡ si eres tú Angelillo ¡- le dice efusivo.

Y tu Franc muchacho- responde Angelillo contento con el encuentro de su amigo.

¿Cómo te va?- pregunta con sorpresa Franc.

Bien, no me puedo quejar conforme esta la cosa- responde Angelillo con sinceridad y sin resentimiento ante el sufrimiento.

¿ Es su amigo?-pregunta el residente intrigado.

Si- responde su amo cabreado, le ordena que se largue. Vete a cagar viejo ( le grita Franc y le empuja para que se largue; el viejo obedece de mala gana, por temor a represarías )

Angelillo y Franc se dan la mano y se cuentan lo que han hecho en el tiempo que hace que no se ven.

Angelillo de Uixó.

Ésta historia basada en estos hechos ha sido dramatizada y distanciada de los hechos. Nadie debe sentirse aludido.

Imagen


Viaje a la basura de 20 menús diarios en un asilo fallero. by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://angelillo201.wordpress.com/.