Posts Tagged ‘fábula’

Advertisements

La sangre de los tiburones atrae a Miguel Blesa.

Imagen

I.

En la Audiencia Nacional han juzgado a dos corderos, uno apodado Baltasar Garzón, y el otro apodado José Silva.

II.

Imagen

Sentados en un banquillo, muestran unos ojos lastimeros de corderos, y balan cómo víctimas inocentes arrojados a un estanque lleno de tiburones que aletea a su alrededor.
La sala de la audiencia nacional es un decorado del fondo de una gran pecera. Tiene mesas de madera, banderas a las que besar , y libros de zoología con los códigos de conducta del mundo animal que interpretan los tiburones.
Baltasar Garzón y José Silva desconcertados, atónitos, cómo un submarinista rodeado de escualos, observan frente a ellos un grupo de tiburones que les enseñan los colmillos.
Bucean hacia lo más profundo de la pecera, entre los corales, recordando sus días de pescadores, cuando capturaban presas sencillas que vivían en el fango de la sociedad:
anguilas, morenas, meros, y poco más.
Nunca contaban que atacaban a las masas de sardinas, de bacalao, de atún, con las que se llevaban bien. Hasta les decían a estos tranquilos y sumisos pececillos, que no temieran de ellos , que no eran tiburones, si no pescadores que lanzaban sus redes para apresar a los peces que les ponían en peligro. Las sardinas, los arenques, los boquerones de la pecera, crédulos, con sentimientos de ser insignificantes en un gran océano( que no es otra cosa que una gran pecera), se sentían protegidos por peces tan grandes, y elogiaban a estos escualos en los periódicos por cazar asquerosas anguilas.

III.

Imagen

Los pececillos no pueden soportar vivir pensando que están rodeados de tiburones que se los pueden comer, y los tiburones tampoco pueden soportar estar rodeados de otros tiburones.
Entre ellos a veces se matan, la pecera se agita y los pececillos toman partido por un bando de tiburones.
Los pececillos están convencidos de la inocencia Baltasar Garzón y Silva y por eso cantan:
La sangre de los corderos, la sangre de los corderos. Los han bañado en sangre de cordero.

Angelillo de Uixó.


La sangre de los tiburones atrae Miguel Blesa. by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://angelillo201.wordpress.com/