Posts Tagged ‘espejo publico’

 

 

Retrato de un hogar que se ha ido desmontando conforme pasaba la crisis.

medio es casa, medio es campo. El olor a patatas para sembrar  en la mesa,  a grasa y tierra en el suelo. Las vigas, con aluminosis, puntales, un saco de cemento y arena en un rincón. quizás un intento desesperado de luchar contra esta carcoma de la estructura.

Medio es techo, medio es cielo.

Ambiente de pobreza y descuido, sin embargo..

hay herramientas , y mientras hay herramientas, hay esperanzas de alguien que intenta salir adelante.

¿ Puede haber un desprecio hacia un hombre de todos sus semejantes en la sociedad, sin que se ningún tipo de prejuicio de religión, raza, o creencia ideológica; sino que ésta nazca de algo que  pueden sentir por igual por todos?

Algo capaz de radicalizar, fanatizar a jueces, policías, empresarios, la prensa, y en definitiva al conjunto de ciudadanos de sociedades avanzadas que han dejado atrás todo vestigio de barbarismo y brutalidad.

En esencia de lo que hablo en esta historia, retratando algo que he visto desde dentro y desde fuera es que hay un hedor en algunos sujetos capaces de enturbiar la serenidad de un juez, un policía, un empresario, un periodista, incluso al más afectuosos de los padres. Para concretar nuestra historia, que se basa en la higiene social de las sociedades avanzadas citaremos algunos ambientes sanos y limpios, como los juzgados de Nules, instituciones sin tacha de duda en la higiene, como por ejemplo la policia. El lugar,   un pueblo sano de bien y paz: vall d´uixó, y por supuesto, nuestra historia debe transcurrir en un tiempo. Un tiempo decente, caracterizado por el progreso. La acotaremos en el año 2017. aunque sus antecedentes deben tenerse en cuenta. no deben nunca rebasar en nuestra narración a un pasado superior al 2008, donde nuestro protagonista sufrió duramente el golpe de la crisis, y el cambio de paradigma en las libertades, caracterizado este paréntesis de la historia ( 2008-2017) por las detenciones masivas de gente que escribía en las redes sociales mensajes provocadores. Tan provocadores y fuera de contexto que significa la detención de años y años de cárcel, limpias y sanas claro, aunque las vidas de pudrieran allí, tan solo por lo mal sonante del mensaje. Pero nuestra historia, no es un relato histórico, ni un diario.

Nuestro relato es simplemente, el de alguien que olía mal.

angelillo de Uixó.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

Unas palabras de consuelo para el pederasta de Ciudad lineal.

1411546337829poli-detdn

Le pidió la periodista de espejo publico que pusiera cara de fiero al imputado de pederasta cuando el juez entro acompañado de la policía y varias cámaras a su piso para registrarlo en busca de pruebas que lo imputaran definitivamente.

EL juez le pregunto si en esa casa había violado a los niños.

Él acusado negó con la cabeza, con semblante de cansado y abatido.

La periodista le insulto decepcionada:

Contesta que si. los violaste, fuiste tú.¿ cómo pudiste hacer eso?

El imputado cambia el rostro a enfado y furia por las palabras.

Ante la cámara la periodista insistía en comentar los gestos del imputado para un supuesto publico autista o afásico, seguramente incapaz de reconocer las expresiones emocionales, pues no paraba de expresarla
Miren, miren ni se inmuta, es un hombre frío y malo. Observen su mirada ( la cámara le enfoca muy cerca)

El imputado se trata de ocultar, la policía lo retiene.

Luego la periodista hizo voz de llanto de bebe violado:

Beeeeee, beeeeeeee.

Un policía le dijo pacientemente:

Venga, venga, vale ya, esto no es una broma.

Mi abuela a muchos kilómetros de distancia miraba el programa. Sentada en su mecedora, con su mantilla de lana sobre sus viejas rodillas.

hablaba a la televisión y le hablaba mientras se santiguaba:

¿ Cómo puede pasar esto? La sociedad está perdida, cierra puerta con doble paño.

pederasta

Yo no puede resistir más ante los comentarios de la periodista denigrando a ese pobre pederasta que estaba a punto de ponerse a llorar, y me fui a la calle, dejando ami abuela hablando sola y con la puerta abierta por si quería entrar un pederasta.

Angelillo de Uixó.