Posts Tagged ‘elegías’

 

 

 

 

Senegal es un perro de tiro de trineo de cuatro años. Se encuentra en la playa viendo el mar por primera,-y última vez en su vida- Cada uno de sus ojos es de un color. Uno de ellos es  azul intenso y claro, mucho más claro que el mar y el cielo con el que mira el mar y olfatea el aire extrañado. La espuma que llega a sus patas es del mismo color que su pelo: -blanco. Su dueño está junto  a él, cuando llegan unas olas crecidas a  donde se encuentra  y lo moja un poco- Entonces Ángel, su dueño,  lo agarra de las axilas de las patas delanteras  yendo a refugiarse  hacia unas dunas. Senegal no puede caminar. Él no lo sabe, pero dentro de tres horas morirá. Le han detectado un cáncer de médula incurable que lo va  a dejar impedido de por vida. Todo ocurrió hace cinco días, su dueño que lo lleva en brazos lo encontró  al llegar del trabajo tirado en la cochera sin poder moverse. Fue trasladado al hospital veterinario San Bernardo de Moncofar, donde hasta ese momento  ha estado hospitalizado recibiendo las visitas de Ángel que bajaba todas las tardes en bicicleta para verlo. Hoy ha venido con su amigo J.M. Ambos están tristes, y les cae laguna lágrima mientras Senegal hace pequeños hoyos en las dunas con sus patas. El sol se está poniendo tras las montañas de Vall d´uixó. Está ya muy bajo. Deciden ir  donde se encuentran los hermanos de Senegal. Precisamente allí donde se pone el Sol, en Vall d´Uixó. Lo hacen para que se despida de ellos ya que lleva varios días en el hospital. A  Ángel no le va mejor la vida que a Senegal. A él le han abierto  un juicio penal del que es inocente. Una foto suya hecha hace 10 años molestó a una psicóloga. Casualmente presidenta de una asociación de animales con la que, también casualmente, Ángel colaboraba en ocasiones. Esta mujer molesta por la foto fue a la guardia civil. Estos le dijeron que conocían las manifestaciones políticas de Ángel. También estaban molestos, aunque por otras cosas. No comprendían bien lo de la foto, pero si que se sintiera molesta con Ángel. Así que pusieron la maquinaria a funcionar. Todo es un azar, un juicio o un cáncer medular. Pero eso es otra historia de la que ya hablaremos.

Senegal se queda en el maletero mientras el coche recorre el paseo marítimo de Moncofar. Balbucea Senegal como un niño pequeño hablando solo. Parece  como si no comprendiera lo que le pasa desde el miércoles. Llegan media hora después a la casa. Sus hermanos se acercan y le huelen. Senegal se deja oler totalmente quieto, luego juegan juntos. Senegal parece tranquilo en su viejo colchón. Queda una hora y media para el final de esta vida. Ángel y J.M. están sobrecogidos, no comprenden todavía como la indiferente crueldad del mundo  puede llegar a ser tierna. A las ocho y media bajan a Moncofar, “a la clínica San Bernardo”. El viaje se hace largo, sobre todo por los balbuceos, esa especie de dialogo enigmático de Senegal . A las nueve y media todo ha terminado. Senegal muere en Brazos de Ángel.

II.

Los heraldos Negros de Senegal.

! qué puedo decirte, en este momento terrible que veo acercarse la muerte!

Hasta el aire y el sonido que me envuelven se ha vuelto de color negro y funesto.

Serán quizás…

que vengan cabalgando y graznando por el cielo los Heraldos Negros;

-!como aquellos del poema de César Vallejo!!; que empieza así:

” Hay golpes en la vida tan fuerte Yo no sé!”

Será Senegal que llegan acorralándote con la muerte.

Alma y pensamiento de todo lo que hemos vivido,

ahora me ahoga.

No sé decirte adiós, y no sé seguir adelante.

Serán tal vez los Heraldos Negros los que tendrán algún día que explicar,

por qué de la crueldad y el dolor en el mundo no paran de crecer.

Yo no lo sé.

” Hay golpes en la vida tan fuerte Yo no sé!”

como un delito de odio de Dios,

mandando la vida al infierno.

Momentos tan duros,

que nos hunden en los abismo más hondos que más hondos mares,

de los que ya nadie sale.

Incluso los hombres que mantienen  Fe y  Esperanza en los más terribles lugares.

Pierden su luz disputando la vida a los más duros golpes.

¿ cómo parar a los Heraldos Negros cuando nos llegan?

Si nosotros no somos frente a ellos.

mera hierba que pisotean sus caballos desbocados.

Y así quedamos en esta inmensa pradera -hechos añicos.

Horrorizados con la mente rota en el barro.

Mientras la guadaña pasa por nuestro lado,

teñida de Sangre y de Llanto.

Angelillo de Uixó.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

 

 

 

 

 

 

 

este vídeo es un homenaje a Senegal, un perro de tiro de cuatro años que ha vivido conmigo, hace unos días le diagnosticaron cáncer de médula, hoy mucha gente le está llorando, ayer le estuvimos acompañando, quisiera agradecer el buen trato del hospital veterinario de San Bernardo en Moncofar donde ha estado ingresado estos díasdsc01270

 

 

A Ricardo, de la federación de Sagunto, compañero infatigable en las asambleas de desempleados de la CGT donde nos conocimos y participamos desde el principio de la crisis, un accidente de moto te ha apeado muy pronto de este mundo cuando quedaba tanto por hacer.

*

Hay un quejido interminable,

A uno y otro lado,

en esta tierra que pisamos,

Una sombra de pozo

persigue nuestros pasos,

para hundirnos dentro de nuestros zapatos.

Una pegatina  se arranca

Para ponerla en un sobre

Con una fecha de asamblea.

Nos conocimos para ir todos juntos,

A derribar los muros del sistema.

Un trabajo colectivo,

que no llegó de mandato divino,

Sino de una decisión de  asamblea.

Pero no pensamos nadie del colectivo,

Que tanto sufrimiento personal ,

sería un ariete contra nosotros.

 

Los equipos perecen bajo los golpes

Y la grieta de  todos los bandos

A uno y otro lado del sistema

se hace más grande con cada muerto.

Las murallas  tiemblan  de pena

Y hay quien piensa que dentro del corazón,

Quizás  se puede hacer algo,

Para que se abran las puertas,

Angelillo de Uixó.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

 

aaf84-dsc01530cancerA1-26581697.jpg

 

A José María Borrul compañero en la recogida de naranjas y un gran amigo, de la plaza de San Vicente Vall d´Uixó, que ha fallecido.

Ha sido saliendo del Ayuntamiento, en su misma puerta ,cuando me he enterado de tu muerte ,compañero, por el coche de anuncios con megafonía que anunciaba por las calle tu funeral,. He echado de mi lado los tres asuntos que hoy me ocupaban. Uno era referente al Ayuntamiento al que acudía para frenar el inminente corte de luz que espero para el día siguiente al día de difuntos según me ha comunicado Iberdrola. EL otro asunto era una reunión con sindicatos para abordar  mi situación de precarizad y las movilizaciones que están teniendo a cabo en las calles de Vall d´Uixó para que yo pueda recobrar mi dignidad, y el tercero era el final del curso de apicultura en el grao de Castellón.

Nada de esto tiene ahora sentido tras escuchar como un coche me contaba tu final. EL cáncer de huesos te ha aplastado. Has estado luchado contra un destino insufrible y cruel inútilmente durante meses.  yo hablando como vivo tras tu muerte puedo contar que poco me importa ya tener frío, el corte de luz, la queja por la  carencia dignidad .

I.

 

San Vicente agrícola,

Tus cogedores levantan los brazos  hacia las ramas

Haciendo caer una lluvia de  frutos con sus manos.

 

Temprano cargan con sus capazos a las espaldas,

Con el deber sagrado del trabajo.

tú, te has retirado fatalmente herido,

a cubrirte a la sombra de un gran árbol,

lleno de abejas y de  flores

para volver a esta tierra lentamente.

Mientras avariciosamente cargan los capazos.

 

Le darás tu carne clínicamente   martirizada a las raíces,

y vida a estos pobres campos llenos de pobres gentes

Nuestra memoria  de pueblo,

vive y sufre entre estos naranjos,

Le daremos el dolor que te mordió los huesos hasta  devorarte.

Tan duro y odioso ha sido tú final  compañero,

Que dejas   nuestra vida  sin razón y sin consuelo,

Y hasta la muerte parece un alivio que permite un hueco

Por el que regresar a estos campos  incendiados de flores.

Las lluvias que han llegado para tragarte

Germinan  esperanzas de que regresaras a  un mundo mejor.

Yo voy del Ayuntamiento a tu funeral

Con mis asuntos aplazados.

Suenan las campanas, camino por el barro, toso por las esquinas.

Y si pienso en mí,

quisiera compañero que te has ido

apuñalarme en medio de tu entierro.

Angelillo de Uixó. La foto donde aparezco bajo San Vicente fue hecha por José María , siempre lo recordare como un gran amigo.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

 


A Ignacio.
hoy necesito llorar a un compañero, cuando me han puesto delante la fotografía de su hijo hablando de su padre y narrando su muerte. Quiero llorarla, como se llora  la muerte de un hombre robusto y generoso.  Siempre se puso enfrente de todos los pesares y desventuras de esta tierra,  para sacar adelante a su familia. Nos unía el amor a la agricultura. Esa que le sorprendió entre sus oliveras, hasta darle un hachazo mortal . La misma tierra que me espera, y a él,  ya lo devora impaciente,  dejando atrás  un recuerdo de anónima grandeza. No hay mejor legado para un hombre, ni para nuestro pueblo.  A su hijo, Nacho, le debo conocer el paisaje de la sierra . Fue  su hijo, mi jefe de máquinas en una azulejera, el que me inculco el amor al trabajo de los huertos. Mis primeras lecciones que me dio a mí, venido de Valencia, fueron en el jardín de mi casa. Podando el peral , plantando unas coles, y una áloe vera que aún conservo. Vuelve su flor primitiva, ruda y amarilla, todas las  primaveras .  Siempre he hallado en ellos una familia acogedora y generosa, que  me abrieron sus puertas, y  compartieron conmigo lo que tenían. Gente laboriosa, infatigable, resistente en las adversidades, con las que lidian a diario. Representan un oleo de una estirpe infatigable  que   logro un día el pueblo de Vall d´Uixó.
Hoy, nuestro corazón está de luto. Nuestro corazón de obreros debe ser fuerte.-
! hasta para llorar!-  Sin escatimar en las  lágrimas enraizadoras del intimo  el dolor, con el amor a la vida que nos protege.
No nos han destrozado, ni lo conseguirán, pese habernos echado  una jauría.
Ignacio ha muerto de una forma salvaje, brutal, estremecedora, indigna.  Pero volverá a nuestros campos, a nuestro lado, cuando regrese la primavera.

Elegía.
!Hay gente tan fuerte!
capaz de sufrir todos los golpes.
Llegan de alguna recóndita tiniebla de improviso.
Que se nos escapa a comprender.
!Y pobres, pobres… de aquellos generosos de corazón!

Se alzan como una barrera a esa frontera salvaje,
empujados por la compasión y el coraje.
Para que el resto sorteen esas tinieblas.
Puestas de repente ante nosotros…
quien sabe por qué, o por quién.
Y el resto…
el resto, !somos pobres diablos!
Nosotros,
que aún flotamos enloquecidos en la luz de la vida.
Preguntándonos con la mirada perdida y asustada:
-Dios mío, ¿ como ha pasado esto?

Angelillo de Uixó.
Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

se hunde moncofar

En Vall d´uixo tras la lluvia mirando por la ventana, se ve en el fondo junto al mar a Moncofar. Hoy hace un año que murió mi amigo Óscar de Moncofar en Villavieja, un toro lo mató mientras trabajaba.En la radio cuentan hoy que en Texas la de Norteamérica,  no la que tengo bajo mi casa, la gente muere ahogada por una tormenta, de Venecia que se hunde lentamente, y aquí tenemos la sequía y la muerte indiferente.

Ha vuelto la lluvia a esta tierra seca.

que se hunde pobre y lentamente.

La lluvia devuelve la serenidad

a estos campos perdidos en si mismos

como una Venecia hundida bajo el agua.

Mi corazón hace un testamento

contemplando con estos ojos esta soledad.

Bajo la lluvia la memoria revive

como lo hace Venecia bajo el agua.

En la arena seca está la tormenta

la que desata desienta la muerte

que no cesa de ahogar a este pueblo.

En Houston la muerte se ha vuelto agua

Venecia se hunde tranquilamente.

Aquí el agua es riqueza para el hortelano.

Y la muerte bramidos huracanados

que se encuentran en la calle como en la arena.

Sorprende esa muerte con indiferencia.

Transitando por barrancos olvidados.

Necesitamos la lluvia para sentir la soledad.

Yo te he soñado en la arena Óscar

lleno de sangre tras un año seco

cuando volvía a llover tras los cristales.

Angelillo de Uixó.

agradecer a toda la gente que el año pasado se sumo a este dolor compartido por la muerte de Óscar, frente a aquellos que disfrutan  con el dolor y  la muerte que elevan a cultura.

II.

I
Poemas que arañan vampiros de toros y bodas.
!Que vengan vampiros colgados de la barrera!
a leer nuestras letras llenas de toros y bodas.
Pondremos al toro una alegre corona de flores
y peinaremos su cola para la fiesta.
Vestiremos a la novia de luna
entre alegres mugidos de miel de una vaca.
!Que vengan vampiros colgados de la barrera!
Están invitados a la fiesta y a la boda.
Habrá toros que bailen en el banquete
llevados de su potente paso viril
entre aplausos de los comensales.
Se brindará como vampiros,
con un cuerno de vino rojizo
de sabor a la sangre
pidiendo por la vida eterna de los casados.
Los poetas en su rincón,
hablaran de tragedias y penas que han de llegar.
El novio, la novia, el toro y resto,
brindaran por el ingenio de sus poemas.
Las madres brincarán de alegría ese gran día,
contemplando a sus hijos allí tumbados ,
haciéndose promesas perpetuas
entre platos de plata a rebosar de carne recién abierta.
Gritando a los vampiros de las barreras:
!Que vengan, que vengan más vampiros colgados de la barrera!
Hoy es un día de gran fiesta.
 
II
 
Sangraran mis labios,
hartos de pronunciar palabras que ya no arañan,
sangrarán como sangran
los tomates en la huerta, al ver la acequia vacía,
sangrarán como sangraran las cañas
cuando no te vean llegar,
como sangran los sueños
de quienes cambian verduras por algo de libertad.
Como sangran los heridos por las astas de la vida,
sangrarán por todos aquellos, que no escuchan las campanas,
y si las escuchan callan, a nadie importan los muertos
si no dormían en la casa.
Están llenas las calles de huecas esperanzas
que ya nacieron sin patas
y que no viven….. solo sangran. 
 
A Óscar.
“Lo mató un toro en algo qué algunos llaman fiesta”
 
I Ángel Blasco, II M.B.Ibáñez

 

Reloj triste con sus manillas rezando a las cuatro menos cuarto sobre el dintel de la puerta de la sala de adultos de la biblioteca de Vall d´uixo. Lleva así detenido, desde que varias heridas de la vida, las más grandes, como cornadas homicidas e imperdonables, atacado casi  a la misma hora hayan destruido la existencia  de varios familiares de trabajadores de la biblioteca. Charanga por las calles, estruendo de trompetas. encuentros de personas. Dos figuras caducas asomadas a la ventana de la biblioteca. Sobre la mesa han dejado el ABC y el Marca.

La bibliotecaria, son semblante triste por los acontecimientos, anuncia que es casi la una a estos dos fantasmas. Se trata de  Don Manolete y Don Paquirrón , que están de espaldas a  estanterias  cubiertas  de libros, revistas a su derecha de ecología. cotillean desde ese privilegiado mirador la plaza del mercado convertida en Plaza de toros. Rotulo en el fondo de una pared con un letrero donde se lee:

Vall d´Uixo, cuidad educadora.

Manolete con semblante de disgusto:

Que espanto eso de ciudad educadora.

Paquirrón, observando violentado los galgeos  de unas gachupinas por la arena para hacerse unos selfis en posiciones  pornograficas. Se trata de las galgas de verbena Loreto y Vanesa.

Ni que lo digas Manolete, y figurate la plaza llena de chicas en minifalda haciendo poses burlonas en el burladero.

Manolete creyéndose inspirado:

Han convertido la fiesta nacional en un burdelero.

Entran unos chicos dando palmas y cantando flamenco perruno a la plaza.

Monelete fija su atención a uno gordo y calvo prematuro, que gasta bromas. le pregunta a su compadre:

¿no es ese Paquirrinin junior ? tu hijo Paquirrón.

Paquirrón mira y asiente:

Es mi paquirrinin, mira como se acerca a la chicas. Es la alegría de la casa.

La voz de la bibliotecaria llama la atención a los dos caducos hombres. Aunque se encuentra inmersa en una profunda angustia existencial  por no poder dejar de pensar  en la muerte. Hace unas horas ha  conocido la fatídica noticia del fallecimiento de la mujer de un familiar suyo, con tan solo cuarenta años por un súbito derrame cerebral. reprimiendo ese dolor, haciendo un gran esfuerzo  por mantenerse serena. Soporta las horas penitente como el reloj detenido que tiene a pocos metros sobre su cabeza. Nunca le han molestado las voces, ni la música de la charanga como ese día. Pese  que convive con ese ruido con indiferencia a diario, como el sonido vital de esa ciudad, hoy se ha convertido para ella en una falta de respeto. hasta que ha vuelto en si ,comprendiendo lo que significa ese sonido, la vitalidad de que la vida sigue. Eso le ha aterrado más. Ese movimiento que no respeta nada, ni se detiene ante nadie, ni sabe del dolor. el movimiento ciego del mundo. Nada ni nadie se detendrá cuando ella muera.  Ha imaginado su muerte un lunes.

“Si es un lunes no festivo la biblioteca abrirá. Y alguién preguntará al cabo de unos días al devolver tal libro, o a que le prestan este otro y no notar mi presencia:

¿No ha venido Luisa? hace días que no la veo. ¿ le ha pasado algo?

Y mis compañeras le responderán a esa persona asombradas de contarlo, aunque lo lleven varios días repitiendo:

Luisa ha muerto. ¿No te has enterado?

Y ese usuario  hará un gesto extrañado y emitirá alguna expresión recordando que él o ella también han de morir:

vaya.

Luego preguntará con más detalles como pasó.

Y la persona que ocupa mi lugar le dirá la verdad:

fue la cosa más tonta del mundo. Estaba leyendo en el parque Rimas y leyendas de Becquer, y unos chicos adolescentes le pegaron un balonazo por accidente en la cabeza y la mató. Dios mío, que estoy pensando. Ya cerramos”

Don Manolete Don Paquirrón, la biblioteca cierra ya. Nos vamos.

Don Manolete le pregunta con vivo interés sin percatarse en el estado emocional de Luisa:

¿ Hasta cuando está cerrado este deposito cultural?

Luisa acompañando a los dos hombres que son los únicos que quedan en la biblioteca, cerrando con llave la puerta, le responde extrañamente irónica:

¿ Es que se va a hacer usted aficionado a la lectura, Don Manolete?

Este riendo, sacude su respuesta bajando las escaleras.

A mi edad ya no se hacen esas promesas. Uno no cambia. Lectura del ABC y la mirada a las chicas jóvenes que estudian.

La catástrofe  proyectada sobre vall d´uixo ya tiene forma concreta  en las calles repletas de barreras oxidadas para salvarse de una cogida.

La concejala de urbanismo, da rueda de prensa a la sombra entre unos carafales en la plaza del mercado. Paradojas locales de la vida, una trabajadora del canal local de televisión que realiza la entrevista , aún mantiene la pierna hasta la rodilla escayolada de la cogida de un toro que le dio cubriendo uno de estos eventos mientras cubre estos en la arena de la plaza.

Las palabras desde el balcón del Ayuntamiento de la Alcaldesa de vall d´uixo, anuncian al pueblo  el estado de emergencia por peñas. Da la voz a la fallera Mayor.

Si quieres decir unas palabras más Pilar a esta proclamación de catástrofe humanitaria.

La fallera Mayor, Pilar, de cincuenta años, pero muy bien llevados, mostrando sus pechos a través de un hermoso escote que  puede significar mucho, o poco para alguien, sonríe a la bellísima  alcaldesa que le tiende  el micrófono. Sus ojos verdes se clavan en el publico que abarrota la plaza.

Las peñas en fiesta son una apuesta contra la vida por un momento de diversión. Miel. Es como jugar a la ruleta rusa. Miel.

La alcaldesa abraza a Pilar mientras se lanzas varios cohetes hacia corea del norte y las peñas aplauden.

En los recintos de carpas se instalan los hospitales de campaña. Los vehículos patrullas de la guardia civil avanzan con dificultades por el mal asfaltado y las rotondas del pueblo para hacerse cargo del control de la zona. La policía local con chalecos anti balas patrulla cerca de los casales. Despliegue de bomberos, ambulancias de la cruz roja por casi todas las esquinas, protección civil en los cruces de caminos, puentes, y ermitorios.

Los médicos, ats, celadores, toman el pulso a la calle. Se mueven con muchas dificultades  como en sarajebo por las barreras instaladas de hasta cuatro metros de altura, así como carafales de hierro  ,y grandes mesas llenas de manteles blancos en las aceras con sillas sobre los bordillos con gente de aspecto poco saludables. Ojerosos  y violentos por las propias reaccione cocanoicas y alcohólicas.

Las autoridades reaparecen intentando poner buena cara a estos festejos para que no se produzca una estampida.

nuevamente la alcaldesa y la fallera mayor de vall d´´ uixo en el balcón de autoridades del ayuntamiento.

Pilar micrófono en mano:

El secreto de una buena corrida esta en correr todos juntos y gritar:

Muuuuuu

empujar hacia adelante.

Y Nunca mirar hacia atrás ni de reojo.

si te he visto no me acuerdo.

este es el secreto de una buena corrida.

Varios cohetes seguidos de aplausos son lanzado contra Barcelona.

Por otro lado del pueblo se encuentra en los días de peñas el aguafiestas oficial . Se llama  padre Pedro, y pone mucho cuidado en mantener su individualidad espiritual.

Pedro no dice nada cuando le entrevistan.

Los heridos de los festejos se amontonan en silencio. Sus gritos son tapados por el estruendo de ha charanga, clarines y trompetas de una tuna zoombi.

Fandango en el aire. Vuela un clavel de Loreto a la arena. Primer encierro. sale el famosos toro Pontífice. bendice con los cuernos. Paquirrinin, farrucón, macarrón, en el palco junto Loreto y Vanesa viendo el encierro. En el otro lado del ruedo ibérico Don Manolete y Don Paquirrón con porrón en mano con amigotes.

Loreto a Paquirrinin enamorada.

¿ no bajarás a la arena a por mi clavel?

Paquirrinin

¿ Y lo estampo entre tus pechos?

Loreto, riendo y pasional.

Si tienes valor, lo chafas y restriegas donde quieras por mi cuerpo Paquirrinin.

Paquirririn baja enamorado, lo recoge y tropieza.

Ya sube empitonado como un higo con el clavel en la boca Paquirrinin. pontífice lo pasea entre los cuernos ante los ojos de su padre y Loreto que se desmaya.

algunos se tapan los ojos, otros los abren.

claveles al ruedo.

aplausos, tarde grande. pontífice no defrauda.

 

En otro lugar de vall d´uixo, tenía abierta a escena una pequeña representación alternativa a las fiestas de peñas. la pardala. Para ellos el parque, para las peñas la plaza y el apoyo del ayuntamiento.

En este parque, una persona retirada en soledad con un poema bajo un olivo miraba el cielo. sentía una profunda pena recordando como esa mañana había visto en la pared de un colegio como unos padres animaban a que sus hijos tiraran piedras a una lagartija para matarla.

Leía un poema de Merces I, Ibáñez.

Se marcharon mis cigüeñas

Se van mis cigüeñas

en tímida bandada,

soplos de auras errantes

y torres abandonadas

sin cúpulas ya radiantes,

ni luceros en  madrugadas.

Mis pies desnudos,

sin alas que marquen rumbo,

en la senda hacia la nada.

Filos de agudas dagas,

preciso para las hierbas

que se disfrazan de malvas,

en esa ardua carrera

de querer morder mi alma.

Voluble  calma,

vetustas quedan las ansias,

húmeda la floresta,

vacío se queda el nido,

la virtud entristecida,

si el ave en él no anida

con su florecida cresta.

Furiosos vientos, 

mecen la soledad

con su velluda zarpa,

soledad que se amilana

ante el hedor del silencio

que huele a vacío intenso

en mi lóbrega morada,

donde buscando la paz

vive enmohecida el alma

huyendo de los recuerdos

que tapé con una manta,

pero el tiempo cruel

la retira y la desgarra.

Angelillo de Uixó y M.B Ibáñez.

Bellísima bandada Merccedes, una nostalgia profunda sería que nunca vuelvan, aquí tenemos una catástrofe humanitaria, una bandanda de ganaderías, besos.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.