Posts Tagged ‘desempleo’

 

 

-Siéntate-levántate-

Te estás formando.

Mi cuerpo está vivo

Mi mente está muerta

Cuando necesito ayuda para formarme.

Aprendo a pensar en mi pasado,

Aprendo calcular mi futuro.

Todo está en mi mano si lo llego a comprender.

-siéntate-levántate

Te estás formando.

Siéntate-levántate

El lobo está detrás de la puerta haciendo cuentas.

Tiene rostro universitario

Me abre los ojos y me aconseja

Para que salga del bosque y tenga metas,

Mientras repasamos la lección

Siéntate levántate

Cantamos para que no me sienta triste..

.

“María tenía un corderito

Que siempre iba consigo

Y lo llamaba para que soñara

Junto al manzano donde se acostaba.

la vida está llena de cosas hermosas

Cuando las deseamos y somos positivos

Si tenemos sueños felices cuando dormimos

Sonreímos.

Y cuando despertamos ,

estamos llenos de buenas intenciones”

le doy un abrazo a mi educadora.

y finalizó el examen como un autómata

que no piensa ni siente dentro de su cuerpo.

Salgo por la puerta del aula con la lección aprendida

Estoy tan formado como el resto  de la sociedad.

Yo soy mi propio policía.

Otro hombre entra dentro.

El lobo está tras la puerta

Salgo a la calle

y el mundo me parece un lugar tan hermoso

Que siento un cuchillo en mi garganta programado para cortarla.

 

 

Siete y cinco de la mañana, la acción ocurre  en una casa en un barranco lleno de viviendas de Almazora, Castellón. Suenan corderitos, gallos, cascadas de agua, pajaritos cantando. Estos sonidos grabados salen una especie de huevo del tamaño de una pelota de béisbol con un montón de botones. En la calle la música son las sirenas de la policía persiguiendo a alguien. El aparato esférico que produce los sonidos campestres   está sobre una vieja mesita de mediados del siglo XX . Junto a este aparato se halla un hombre.  Duerme en un viejo colchón que se encontró en la calle tirado. Al pulsar la tecla de pausa se paran los balidos. EL termómetro del aparato indica 14 grados de  temperatura.

¿ quiere que encienda los radiadores?-pregunta el aparato a un hombre que se está despertando.

No Hail  ( que es como se llama el despertador). No puedo pagar el recibo de la luz. Todos los días me preguntas lo mismo y te respondo igual.. Ponme la agenda.

EL sofisticado despertador lee una pista de audio que su dueño ha dejado grabada.

Acudir al taller de empleo de Peluquero  a las 8 de la mañana. Llevar el trabajo hecho de competencias básicas sobre los adjetivos, las tablas de multiplicar y un resumen sencillo y personal de la película Navajeros vista en clase, clasificada  de Género quinqui sobre clases marginales del  último cuarto del siglo XX.

Pedir parte de salida del taller de empleo después de almorzar  para ir a servicios sociales, y que resuelvan el recibo de la luz.

Ir al banco por si han ingresado el cheque del taller.

Pasar por cáritas y la cruz roja.

Ir al centro de relajación y meditación del barrio después de comer. Ir a comer al chino.

Terminar la tarde en el bar.

La agenda se cierra.

¡ qué vida está hail! No sé si podré con todo-  comenta angustiado el hombre que se ha incorporado sobre la almohada . Cae de nuevo de espaldas fatigado sobre el colchón , pensando lo que le esperaa lo largo del día. Cierra los ojos estresado. Pasa por su mente la angustia frente a la pizarra. Se imagina a él dentro de un rato, a sus cuarenta años delante de la pizarra. Los adjetivos- vuelve a repetirse para si.- SI cuando hablo se que los digo, pero buscarlos en la pizarra, eso es otra cosa, es como buscar un grano en un pajar.  Hoy también toca competencias para mejorar el currículo ¡que fastidio con la formación!.-

El hombre se levanta. Se sienta. Coge unos pantalones y los pone. Da unas ordenes a hail.

Hail pon la radio, emisora reague.

Suena música reague.

Ábrete Hail.

El huevo se abre y por un hueco del aparato sale el olor a marihuana. La saca con los dedos el hombre, empieza a liarla y fuma despacio.

Apágate Hail. ( ordena al aparato)

EL aparato se apaga . como un autómata sale el hombre a la calle respirando el aire contaminado de la provincia de Castellón-

Pasa junto a un barrendero que recoge un montón de papeles por las calles junto polvo rojo altamente cancerigeno  de los atomizadores de las azulejeras. Los coches aparcados   la mayoría están oxidados, otros llevan en la rueda un cepo de la policía. Las fachadas de las vivienda  están   deslucidas y con muchos carteles de se vende. Los peatones caminan leyendo en el móvil. Varias madres se meten con sus bebes en los bares. Hay restos de aceite industrial que alguien ha ido tirando a gran escala por todas las alcantarillas esa nochde. Un jardinero con aspecto de zombi sujeta una manguera con la boca abierta produciendo un enorme charco en el suelo. Las fabricas de los polígonos industriales están la mayoría carradas. Dos conductores en un callejón se pelean. Se embisten con los morros de los coches en un carril de una dirección donde se han encontrado. Cada uno de ellos asegura que él tiene derecho a pasar primero. Una chica joven ofrece sexo rápido y seguro por veinte euros en una esquina.

EL hombre llega desde su casa después de pasear 10 minutos por almozora al centro de segundas oportunidades. En esos lugares los ayuntamiento imparten cursos cuyos alumnos para que se formen cobran un sueldo siempre y cuando estos estén dispuestos a dejar educarse para reincorporarse a….

Angelillo de Uixó.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

Advertisements

 

Los trabajadores de Stylsaf están lanzando un mensaje desde Vall d´Uixó a todos los obreros del mundo.

“vednos caer y como nos sube el agua al cuello”

Sus jefes  han liquidado la empresa y siguen en lo alto de la cumbre, secos y calentitos han llegado a buen puerto.

Desde allí lamentan como los armadores de barcos que la fábrica se les haya hundido después de parar las maquinas, apagar las luces y abrir las escotillas para que se vaya a pique.

Pero claro, la vida sigue para los patrones mientras el agua les sube al cuello a los obreros que están allí atrapados resistiendo sin poder salir viendo como les sube el nivel del agua durante meses y meses.

El agua que tiene la fuerza no entiende de justicia, y le da igual ahogar a mil asquerosos ricos que a mil pobres trabajadores.

Algún día el agua no podrá seguir su curso de tantos cuerpos obreros amontonados y torcerá su camino, y cubrirá la cabeza de los patrones dentro de sus lujosos palacios.

Entonces germinará un mundo nuevo más justo para todos.

Angelillo de Uixó.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

 

Parte del acto IV, de el sorteo de la unidad y el empleo.

1 (1)

Víspera de noche de luna tenebrosamente llena en Vall d´Uixó. Asoma con su vestido de pirita como un globo que asciende lentamente por las pequeñas puntas resquebrajadas. Son los restos de montañas con las que hicieron canteras o urbanizaciones. Días de año nuevo, tan falsos como el oro de la pirita. Viejos  misterios sacros innudan el valle. Ruido de cascabeles navideños y  gatos en celo.Luces de after. Lucifer insomne. Caravana hispánicas de reyes magos. Ambiente de jarana. Noticias que causan controversia en el bando nacional.  Amenazan con enviar a galeras a los promotores de una cabalgata por Donosti con inmigrantes haciendo de Reyes Magos. Se defienden los promotores progresistas del proyecto: Somos gente de paz. Es una respuesta a la oleada los suicidios masivos de inmigrantes encarcelados sin motivo. Mensajes positivos del cuerpo nacional de policía. El ciego distópico recorre el camino del puente de San José. Mateo ,el pescador, junto el último charco de agua entre dos piedras, celebra su primer día de navidad sin trabajar a turnos en una azulejera. Olor a sardinas. El ciego, reconoce a Mateo aspirando su aroma a pescado. Hay en el aire una mezcla del perfume de las sardinas, de las hierbas secas y podridas de la charca, los excrementos de los perros; junto los de la marihuana que baja de los molimos medievales ocupados por una pandilla de treintañeros  que celebran la navidad y su derecho a divertirse.

Mateo  ¿ eres tú? pregunta el ciego distópico.

Mateo sonriendo, le invita al ciego con un ademán a bajar por las piedras, hasta llegar fondo de la charca para contemplar el  milagroso charco. Una comunidad de cangrejos de río, aguanta  en un charco. Mateo los alienta con sardinas ante su cercano estado de extinción si no llueve.

El ciego como las cabras va bajando hasta el fondo, evitando pisar el barro.

Mateo, conmovido le pide al ciego que le cante un poema de lo que ve.

EL ciego, mueve sus ojos hacia el viejo molino. Contempla la zona aledaña donde se va a realizar un taller de empleo de jardinería. EL objetivo, emplear desde el estado a gente como la que ocupa los molinos. Asoma una cabeza que se tambalea entre el hueco de la ventana. El ciego canta.

Peter pan.

Opacidad y listas negras.

Padre nuestro de un pan que se nos quema.

Invoco a mi pluma y  a mi ingenio en este recurso modernista.

Lo que todos quisimos alcanzar en el Ayuntamiento.

Entrar en el taller de empleo.

Unos, con coros de desdichas.

Otros, siendo un martillo en el oído.

Hubo quien trajo flores y anuncio la primavera.

Pan Piter Pan.

Pero todo estaba muerto en el invierno.

Hasta los que fueron seleccionados;

lo hicieron entre una selva de mesas, sillas, y papeles,

anunciados por un cuervo cantor que recitaba los nombres de las listas.

Ninfas, sátiros, centauros y campanilla.

convertidos en jardineros de un taller de empleo.

Pero llegaría un Peter Pan sideral.

portando la lampara de Diógenes.

buscando un proceso justo.

Y en tropel  se le alzaron de la mesa los faunos,

corneando a Peter Pan.

La opacidad y las listas negras,

cubrieron su sepulcro y apagaron su linterna,

entre cánticos de abajo el modernismo,

y enardecidas vivas voces:

! Arriba España de tormentos!

Mateo, conmovido.

sensacional.

Mateo deja en las manos del ciego una cola de sardina. Este las baja  hasta las pinzas de un cangrejo que la engancha.

El ciego distópico, observando con ternura la escena.

veo la vida Mateo, veo, milagro. Hasta al final de ella, incluso cuando esta todo perdido, se mantiene vital. Aquí hay inocencia, incluso en el apocalipsis.

En la arena de la charca, se ven pinzas desgarradas y caparazones de cangrejos muertos, han escrito esta historia hacia atrás.

Mateo y el ciego se ajena de la escena. Bajo el molino, en una piedra de moler, el ciego se tumba a escribir a la sombra de un algarrobo. algarabía de voces  dentro del molino.

Peter Pan  podría hacer de rey Baltasar por la edad. abandona e lugar pasando por mi lado sin prestarme atención. la familia ocupa del molino no percibe que se ha ido.  El recorrido es corto. Deambula mareado hasta llegar al huerto ocupado de Mala Polonia. Personaje mencionado en capítulos anteriores que ya desarrollaremos en esta trama . Cae Perter Pan de bruces en el viente fecundo de la tierra, dando con los dientes entre la paja. El sol de enero de ponientes veraniegos le sacude la cabeza llena de paja. Baja a la charca a lavarse. Siente el pensamiento pegajoso, dentro de esa red tejida desde dentro y desde fuera que le envuelve como a un capullo a los gusanos de seda que viven atrapados dentro de él hasta transformarse. Campanilla pasa por su lado. Pasea con una de sus hijas de la mano mientras tiene la cabeza metida en el charco Peter Pan.  Cuando saca la cabeza, ve  a Campanilla.  Hay mariposas y pajarillos dando vueltas  a los personajes. Campanilla esta preciosa, pese haber estado con todos los jugadores del fútbol del vall d´uixo. Al contemplarla, sin machismo, recuerda cuando salía con ella. mientras la hija de Campanilla se ríe de Peter Pan como si formara parte de los pajes de los reyes magos.

Hija de campanilla.

Mama ¿ es un vago?

Campanilla calla un segundo, teme decirle  que es su padre. le contesta lo más conciso posible, eludiendo la paternidad.

El mayor que te puedas encontrar hija.

Hija de Campanilla. curiosa como todas las niñas.

¿Más que el hombre de ayer de la feria? El que pagó la atracción del pulpo de la muerte, y te tocaba.

Campanilla.

como el hombre ese que pide en la puerta del mercado.

hija.

Ahhh

Peter pan  se tumba en el suelo y vuelve a meter la cabeza en el agua. Les hace un gesto de adios.

Campanilla.

Vayámonos hija, no sea que  tengamos que llamar a los socorristas para que no se ahogue.

Peter Pan con media cabeza bajo los tres dedos de agua, habla emitiendo burbujas que se cuelan por todas las cavidades donde hay cangrejos:

Vamos al fin del mundo.

Una fina lluvia de plomo de las azulejeras cae sobre el desolado pueblo donde nunca llueve . Se escucha entre los desempleados de la calle que buscan gente para trabajar los fines de semana. Mal sueldo,  precariedad, ninguna garantía de continuidad, desconocimiento del resto de trabajadores que trabajan de lunes a viernes. El contrapunto a la realidad, lo pone la agencia de desarrollo local. Casa del progreso. Prima la alegría y la felicidad en este hogar como una forma de vitalismo ficción. Infantilismo disney en la conducta del funcionariado. Se definen como bohemios, abiertos de mente, cosmopolitas de la aldea global de Vall d ´Uixó. La meca: el emprendimiento a ultranza, basado en el turismo.

La máscara que utilizan, a diferencia de anonymous, es la sonrisa grapada hasta las orejas , y kilos de colonia para confundir las pistas del rastro de la represión social. La decoración de este templo del enredo  y el progreso. A base de cartelitos moralizantes liberales de empoderamiento democrático que adornan las paredes, como en las iglesias los pórticos con el Pantocrátor.  Así , una hipersensual  superwoman salida del recorte de una modelo del corte inglés, amenaza con super abofetear si  adivina que la mira con deseos un varón. También hay empapeladas hasta por las esquinas ofertas de empresa temporales para discapacitados . Propaganda a favor de la integración por parte incluso de los poderes económicos, como un cartel con  la foto de un corro de empresarios rodeando a un síndrome de down con carteles que pone: necesitamos a gente como tú. De este modo, a diferencia del  aterrorizado mongol dentro del diabólico corro, comprende que en la industria se valora a los discapacitados, porque los tiempos han cambiado y nos hemos vuelto más humanos, y el trabajo automático lo puede hacer cualquiera y recibe bonificaciones del estado por emplear discapacitados a los que pagan la mitad del salario de un tipo normal, ademas de  carecer de conflictivas laboral, ya que son fácilmente sometidos y controlados. La nueva gallina de los huevos de oro: el obrero discapacitado, es como el cerdo, no se desperdicia nada. Es nueva palanca del capital. Entre este nicho ecológico, se mueve el funcionariado como los cangrejos por las rocas. Con sus manos pinzas llenas de legajos. La funcionaria cartera bricando por las escaleras se adentra en la cueva de la funcionaria bohemia que sueña con su vieje a nueva York.  Tacha los días del calendario hasta llegar le gran día de vacaciones.

Funcionaria cartera.

¿ Has llamado a Peter Pan para que venga a firmar contrato en el taller de empleo?

Funcionaria bohemia.

Ahora le llamo.

En la intimidad de su despacho, teclea los botones rosas y fosfi de su móvil.

el ciego distópico regresa por el camino . escucha como suena el maullido del teléfono en el bolsillo de los vaqueros de Peter Pan, cuya cabeza  oye  la llamada bajo  la sabana blanca del agua cubierta por  los arcos del puente de San José. De la vibración del sonido, salen por el micrófono los demonios de los animadores sociales, asistentas sociales, psicólogos, empresarios. Saltan y danzan  sobre el cuerpo de Peter Pan.  abandonan sus restos, que se cubren de cangrejos que lo devoran. Los demonios se alzan junto al ciego , al que observan un segundo sin molestarle. Para lanzarse llenos de furia contra  las paredes  que atraviesan del molino donde se celebra una orgía entre drogas.

gritos de horror entre los ocupas.

La policía.

sus cuerpos son empujados por los demonios contra las paredes. La tierra tiembla, Las paredes del molino parecen de mantequilla. Brota de los muchachos  sangre por sus narices, las cejas se cubren también se sangre. Como marionetas son zarandeados los jóvenes por los demonios sin que opongan resistencia. Los demonios los van tirando por la ventana a la calle. El molino de desploma sepultando a varias de ellos, como cuando Sansón tiro las columnas De repente, el teléfono de Peter Pan deja de sonar y todo vuelve a la tranquilidad.

Peter Pan se levanta con la cabeza empapada y llorando.

el ciego distópico lo llama.

Peter, ven aquí.

Peter pan.

¿ Has visto mis demonios como yo?

el ciego, abriendo los brazos.

si Piter, si hijo mío. He visto tus demonios y los míos.

la escena se cierra con Peter Pan subiendo de la charca por las piedras , y abrazado al ciego cuando llega a la cumbre.

La fiesta siguen en el molino. EL ciego se va a comer. Sale por la tarde.

El Ciego distópico acompañado de su libreta de notas camina por la calle . Mateo está sentado en la terraza bebiendo cerveza y viendo pasar la cabalgata de los reyes magos. Al ver al ciego lo invita.

Mateo.

ciego distópico, amigo. ¿ has escrito algo?

ciego,  mirando con los ojos en blanco.

he ampliado el poema de Peter Pan.

Mateo.

excelente. siéntate a mi lado y léemelo.

 

 

Angelillo de Uixó.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Intro dialéctico al poema y noticia del autor en este ensayo de la Razón, el ABC, El mundo y tantos si hicieran poesía periodística con estos versos duros.
En nuestro campo encontramos las noticias que están dando su fruto: sube el paro registrado en septiembre. El desempleo es cosa de jardineros gubernamentales , nos lo encontramos para recoger en septiembre, cuando fue plantado por el gobierno en Julio. Los trabajadores son meros vegetales.

I.
Veréis en estos paramos,
volver en el ocaso
al hombre de estas tierras secas,
que sufre el desempleo.
Sale de surcos abiertos cada temporada
con el semblante taciturno
arrastrando su sombra maldecida
por certeros dirigentes
que protegen los cielos,
de una raza empobrecida.
Atrás queda la alegría y su condena.
Su huerta ,
que un día da sus frutos,
y otros,
otros se la revientan.
Veréis a este hombre de esta tierra.
Arrastrarse por el suelo con gran pena.
Llevando a su alma a una noche negra y sin estrellas,
para sumergirse como la simiente en el otoño
que verá su luz en Navidad.
Entonces, estos brotes de hombre
darán su fruto de camareros o de jornaleros,
cuando abran los Ayuntamientos sus memorias del desempleo.
Leeréis en la prensa escrita:
El Mundo, la Razón, el ABC.
Que esta es una tierra de tahúr de campo,
que aguarda su partida
según la temporada.
Angelillo de Uixó, periodista poético y humilde narrador, y otras cosas menos poéticas de vall
d´uixó.

Desearía que no fueras solo una parte de ti.

 

 

EL siguiente poema es parte de una conversación   mantenida con mi amiga Laura  sobre la situación que atravieso, este es el significado de sus palabras  dentro de mí.

¿Cuánto hace que no ves el  amanecer

Escuchando las campanas del reloj?

Y el eco de tu voz nunca termina de despertar

De un sueño manchado de dolor.

¿Cuánto hace  que  una parte de ti se diluyó?

Y las sabanas se hicieron olas confortables y pesadas

Veinticuatro horas de cansancio contra las que luchar,

En una dura jornada de  24 horas de cansancio

Entre un mar de velas encendidas

Alumbrado el sereno hundimiento

En tu cuarto con las persianas cerradas

Aferrado a  los restos de tu sereno naufragio

Entre objetos que formaron parte de ti

y hoy te vuelven la espalda

Mordiendo tus lágrimas

Que necesitan ser calmadas.

Desearía que el suspense de tu soledad acabara

Y la campana del reloj te uniera a lo absoluto.

Desmayada la noche en el amanecer

Donde tus manos se hicieran de nuevo fuertes

Con el roce del trabajo.

Desearía verte levantarte sobre la ruina

Por donde escapa una parte de ti.

Y que volvieras junto al sonido de la campana

Que nos une en la madrugada.

Angelillo de Uixó.

 
Desearía que no fueras solo una parte de ti. byÁngel blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra enangelillo201.wordpress.com.

La tribu de los hombres parados.

indio

somos los hombres huecos, sin voluntad, sin utilidad, sin diversiones.

somos los hombres huecos, sin voluntad, sin utilidad, sin diversiones.

El olor a gasolina, a humo, los pitidos en la plaza del Ayuntamiento de Valencia me animaron a continuar caminado. Fluí entre las cabezas de gente arrastrado mi bicicleta en medio de esa quietud en movimiento y sonora de las aceras repletas de personas cuyas expresiones y gestos me aterrorizaban por lo artificiales que eran. Me deslice cómo una serpiente por una rama entre unos callejones por los que cruzaba bajo un arco del tipo de las antiguas juredías. Había mucha menos gente en esas oscuras calles repletas de placas con nombres de viejos generales. El aspecto de las personas que por allí andaban eran mucho más reconocibles cómo humanos. Iban sin gafas de sol y se les podía ver los ojos. Unos ojos fatigados, vitales, acostumbrado a aquella oscuridad claustrofóbica de callejones, adornaban sus rostros curtidos. Las expresiones de sus gestos cuando se cruzaban conmigo eran también mucho más humanas que los que andaban por la plaza del ayuntamiento. Me habían producido la gente de la plaza del ayuntamiento una profunda emoción de  asco verlos de tan emperifollados y con aspecto de alienados. igual de repugnantes eran sus movimientos y las expresiones que les acompañaban. Ocultaban bajo estas muecas de glamour y alegría un terror oculto que dormía en el fondo de sus corazones y al que se negaban a escuchar. Formaban todos ellos parte una gran mentira. Una gran civilización para  sordos, ciegos, basada en no tener mala conciencia. Pero allí estaba el terror, latente, cómo un país remoto al que no se quiere ir, esperándoles bajo el maquillaje, bajo sus rostros perfectamente rasurados y limpios. SI algún día ese lugar oscuro que llevaban se despertaba¿ podria dominarlo cómo a los perros amaestrados que  habían perdido sus instintos y les acompañaban dóciles en sus paseos en calidad de mascotas domesticadas?
Me detuve ante un hombre de cabellos plateados. Calcule que tendría unos 50 años.

leía una revista de viajes. Había abierto un desplegable donde se veía un hipopótamo en medio de un río rodeado de cocodrilos, en la orilla unos negros daban saltos y brincos junto unos monos. Sobre la foto se podía leer con grandes letras:
Visita República del Congo por solo 1.500 euros, visita al río incluida.
Me acerque al hombre y le pregunte con una amplia sonrisa:
¿ Te gustaría estar allí, eh amigo?
EL hombre me miró con una mirada inquisitiva, seguramente por no conocerme. sin mover un solo musculo tras mirarme atentamente  me confesó:
Odio valencia, esta ciudad es la jungla.
Aquí la gente desaparece, se pierde, te vacía.
Llevo en este bordillo toda mi vida.

¿ Sabes lo que he hecho en los últimos 8 años?
Yo encogí los hombros cómo muestra  ignorancia:
Nada- me contestó horrorizado, y añadió haciendo unas muecas de  un gran dolor espiritual indescriptible de narrar:

Soy un hombre hueco.
Un hombre roto.
pertenezco a la tribu de los hombres parados.
Me lanzaron a este bordillo de este callejón,

y aquí me he quedado.
Sin ganas de vivir,
sin deseos,

sin motivación.
Paralizado.
Mi vida es una gran decepción.

indio II

Vaya cabronada- le conteste yo entristecido.
El hombre me miró con ganas de romper a llorar y empezó a hablar de su niñez.

No soy psicólogo, pero creo que ese tipo necesitaba a alguien  lo escuchara, y yo era la persona adecuada para esa misión:

vista el congo

De pequeño  soñaba con navegar por un gran río salvaje. Solía jugar cuando terminaba de ayudar a mi padre en la huerta a tirarme con una cámara de neumático de tractor por el río turia hasta llegar al mar. Yo creía que algún día atravesaría ese mar , y viviría muchas aventuras en países lejanos. Pero secaron  primero el río, lo canalizaron, más tarde una promotora compró las tierras de mi padre. Le dieron dinero y se hizo un borracho cuando dejó de trabajar. Se bebió todo el dinero del terreno. Mi madre lloraba mucho. MI padre le pagaba. Yo contemplaba  aquello aterrorizado.  No comprendía lo que estaba pasando. cada vez había más niños cómo yo, cuyos padres ya no trabajaban y bebían mucho, y pegaban a sus mujeres. La atmósfera de valencia se volvió enfermiza conforme la tierra negra, esponjosa, abonada, se convertía en ladrillos, en bordillos. Yo me dedicaba a dar vueltaS por el cauce seco del turia donde se veían esqueletos de peces muertos. Se había secado el río para siempre, habían colonizado las tierras, nos había quitado todo. ¿ Pero quien? Nadie sabia lo que había pasado, solo que un día nos despertamos y la tierra, el paisaje, las formas de vida eran diferentes. Crecían las avenidas, el hormigón se vertía sobre el lado primitivo de nuestras marjales. el arroz, los juncos que antes formaban el paisaje era invadido por esa capa gris de cemento que aplastaba la vida primitiva que desaparecía.  mujeres y hombres  se volvían unos perdidos en una sociedad enajenada. Mi propia hermana, descanse en paz, se hizo primero yonki y después puta. Los hombre iban dando vueltas de un lado para otro rellenado papeles en agencias de colocación para ser camareros, o se hacían unos rematados picaros
El fuego prendía por todos los montes y después surgían cómo hongos tras las lluvias de octubre, urbanizaciones de lujo.
Todo lo contemplábamos en silencio.

sin comprender que pasaba.

La mentira que nos contaban de progreso y creíamos, era lo peor de todo.
La gente nos hicimos huecos.
Tapamos con era nuestro oídos.
Nos dejamos envolver por una atmósfera gris e insalubre de fabricas que abrían y cerraban de forma muy rápida. Algunas las trasladaban a esos países remotos con los que soñaba viajar en mi infancia, donde su lodo primitivo era también sepultado bajo el brillo de este progreso que hacia huecos a los hombres.
Si hermano, somos hombre huecos.
hombres sin utilidad.
sin diversiones,sin sueños, sin imaginación.
caminando a cuatro patas de las casas a los servicios sociales, de los servicios sociales a las ETT, del bordillo a la subvención.
Yo presenciaba el rostro fatiga de este hombre, estaba horrorizados contemplado aquel ser humano.  Comprendía que era eso lo que me horrorizaba, que ese tipo era cómo yo, un ser humano:
Dios mío- pense- a esta gente les han dado bien en el corazón.
Los han roto a ellos ,y les han roto los lazos con su comunidad.

blogger-image-500797867

Enseguida cómo un rayo me vino un pensamiento que me produjo un profundo terror, desató mi lado oscuro. Me estremecía solo de pensarlo porque ese pensamiento se remontaba a mi niñez feliz y olvidada, cuando mi padre me regalo por navidad el fuerte apache de playmobil, y creía ser el general Caster. Fue la época más feliz de mi vida. Me pasaba el día jugando a que masacrar indios con mi 7 de caballería, también hacia matanzas de bisontes, asaltaba diligencias, y violaba a las playmovil indias y blancas. Para un niño daba lo mismo, pues las playmovil estaban hechas de la misma pasta. Yo no tenía entonces ningún remordimiento moral. Era cómo ser el protagonista de una película de aventuras donde siempre pasaba algo interesante. Pero la vida no es cómo en los juego. Ese hombre y yo lo sabíamos. Ahora el estaba viviendo sobre un bordillo, y yo en cierto modo también, y no pasaba nada interesante. Solo una vida que nos tragaba en silencio, sin prestarnos atención, a gente cómo nosotros, sin ambiciones.
¿ Hacia donde debíamos ir?

Quizás a la guerra.
un ejercito de desempleados,
una tribu de perdedores.
sin voluntad, sin aspiraciones, sin grandes ideales, agrupados en torno a un líder.
No puede evitarme volver a mi niñez y verme cómo el rey de la tribu de los hombres huecos. Yo los llevaría la victoria que perecía abandonarles por culpa de los métodos que empleaban. Para vencer había que emplear los mismos métodos que las agencias de colocación, que la guardia civil, que los psicólogos, que los jueces, en definitiva: que el estado.
El horror sobre la maquinaria del capitalismo.
El terror en un banco de credito, cómo un incendio sobre el bosque.
Creo que ese hombre hueco debió comprender mis pensamientos, me miraba cómo a un líder, o quizás solo quería que alguien le escuchara y le comprendiera.
A mi me daba miedo compreder lo que me rodeaba, y sobre todo: escucharme.
Angelillo de Uixó.

eth-nya-st-04_article_column

Licencia de Creative Commons
La tribu de los hombres parados. by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en angelillo201.wordpress.com..

El pequeño empresario causa terror al trabajador.

Imagen

La gran mayoría de empresas de Vall d´uixó han tirado a la gente a la calle, y los trabajadores están organizando la resistencia en los bares.

Imagen

Unos junto a otros, codo con codo, animados por la cerveza, y el vino, sintiendo la solidaridad con la sociedad cuando la copa que tragan les enciende el animo para salir a la calle a dar palmas flamencas, seguir la procesión católica, y besar las manos del Alcalde para que les de un mes de faena.

Imagen

Angelillo de uixó camina por la calle, y también aplaude cuando unos policías retiran a un pobre de una esquina.

Una mujer que conoce de refilón, de pasear con los perros ,y que uno de sus perros montará a otro de los suyos, también macho. Le saluda con prisas, sin dejar de caminar y recordando inevitablemente lo del perro, aunque de eso han pasado 2 años.

-¿ qué tal? Le pregunta la mujer sonriendo.

Imagen

La mujer lleva una bolsa llena de comida, Angelillo las manos en los bolsillos. De fondo, en la lugar donde ambos se encuentran hay una pared con el póster de Cayo Lara. Publicita el acto de hace unos días en vall d´uixó, al que acudió para dar un mensaje de esperanza a la gente, de que la izquierda cuando gane las elecciones seguirá siendo capitalista, maquillada con algo más justicia social.

De pena- le contesta Angelillo.

La mujer se detiene al escuchar esas palabras, y da la vuelta dejando la bolsa en el suelo para hablar.

¿ por la faena?

En general por todo, contesta Angelillo ambiguo y cansado:

– el trabajo, los jueces, la policía, los servicios sociales, la alcaldía y sus mamones,… ¿ Y a ti como te va?

Ella con un gesto difícil de relatar le describe la situación de su hijo:

  • Hoy empieza mi hijo, después de dos años, a trabajar.

  • Vaya.

  • Pero no se cuanto durará.

  • ¿ Y eso?

  • Es de comercial, de teleoperador en castellón. Él esta muy ilusionado, pero también muy asustado. Me dice para que me prepare para lo peor: mira mama, yo daré más del cien por cien, pero te advierto que nos han dicho que si nos equivocamos en un paquete de venta, estamos despedidos. No hace falta ni siquiera que nos lo diga el jefe, nosotros mismos ante una reclamación tenemos que despedirnos o las consecuencias serán terrible.

-Yo le contesto a mi hijo: pues hijo mío, por Dios, no te equivoques por lo que más quieras.

Imagen

  • Angelillo, con ira contenida, golpea el rostro de cayo Lara

  • Imagen
  • Son unas bestias los empresarios, ni un tiburón sería tan salvaje cómo está gente, gente, gente- repite insistentes: ¿ son gente un empresario?

  • ¡ Que si son gente ¡- expresa ella- Tengo una amiga trabajando en una empresa de curtidos, hacen carteras para gente rica, carteras exclusivas que valen hasta 4.000 euros cada una, de esas marca famosas. Ahora, ésta semana, está haciendo una que vale 3.000 euros. Hasta una lupa se ha tenido que comprar del chino porque no pueden irse ni un milímetro. El otro día la amenazaron con echarla por dejar un hilo milinésimo. Utiliza el encargado un microscopio que le vendió un científico sin faena. Y ella, que hace bolsos, carteras, guantes, exclusivos de más de 3.000 euros no gana ni trescientos euros al mes, y va al trabajo aterrorizada.

Mira, cuando ve un microscopio en la tele, ¡ es que ni te imaginas el berrinche que coge! ni te lo imaginas. Es indescriptible. Nosotras las amigas le decimos:

pero Amparo.

Y ella nos contesta: ay, ay, ay, ay.

Imagen

Da una pena de verla, de verdad, cuando llega de trabajar a casa se pone a llorar. Tiene dos hijas, y el marido en paro todo el santo día en el bar.

Angelillo de Uixó con gesto de asco e indiganción:

Son unos bestias los empresarios. No hay palabras, no, no pueden pertenecer a la humanidad. Yo no puedo concebir que los empresarios sean seres humanos.

Humanos- contesta la mujer- yo porque ahora me han dado la paga de jubilación, pero he estado cosiendo zapatos en casa hasta hace tres meses por un euro la hora, para alimentar a mis hijos. EL almacén de naranjas en que trabaje durante 20 años cerró hace un par de años, y cómo había trabajado ayudando a mi madre a repuntar cuando tenía 12 años y sabía el oficio, he estado trabajando repuntando en casa. Bueno, bueno, tu no sabes lo que es eso niño. Todo el día cosiendo por 10 euros, y cotizar solo dos horas al día.

Angelillo.

  • Son unas bestias los empresarios, especialmente el pequeño empresario, una autentica bestia inhumana. Un escualo sería más parecido a un hombre.

Imagen

Angelillo de Uixó.


El pequeño empresario causa terror al trabajador is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.
Based on a work at https://angelillo201.wordpress.com/.