Posts Tagged ‘crisis economica’

La Piedad Canina.


Antes de dejar éstas líneas de despedida, me queda anunciar a los perros que me quedan vivos después de enterrar a su padre tras sufrir un ataque de epilepsia ayer, que quizás en breve, no esperen cenar. Se nos acercan días de hambre, como en otras ocasiones, dependemos de lo que quieran hacernos. A veces , pienso que es la muerte la que nos ha señalado para desvelar al mundo la Piedad, en otras ocasiones reflexiono sobre el poema de César Vallejo, los Heraldos negros, y sean quizás ellos los que vengan a buscarnos.

La Pietà Canina.
Me llama,
tu corazón sagrado

que se deshoja por el suelo.
Anunciando la muerte ya imparable;
Entre golpes que parecen nacer del alma.
Como todos los que nos han llegado,
del odio y del sufrimiento de los hombres.
Sujeto, con resignación tu cabeza ida,
Pende en la cruz de mis brazos,
maldecidos por un destino demasiado humano.
Hundo mi mirada
en tus inmensos ojos azulados,
que naufragan en la otra orilla;
de la que me alejo. Para irte como loco,
en tu último paseo,
rodando por el suelo,
que te traga entre nuestros miseros cacharros.

Hasta que termina de pasar;
la Muerte.

Dejando alfileres en mis brazos y mis sienes.

Que se calvan cada vez más hondos.
Y yo,
yo, yo.
Yo, ya me detengo para siempre en este agujero.

Angelillo de Uixó.

Goman el bárbaro. Tragaluz España 2.000.

 


Año 524 después de Cristóbal Colón, la acción se sitúa en plena Edad de la Goma que cubre España entera como si toda ella fuera un neumático pinchado que rueda por un pendiente hacia un barranco.
Goman es un perdedor de la crisis económica que ha sido abandonado hace años en la cuneta como a otros millones y millones de personas.
Estos se han convertido con el tiempo en una casta de bárbaros indeseables para las agencias d contratación, servicios sociales, ayuntamientos, fuerzas de seguridad, sobre todo los menos reciclados e inteligentes como Goman.
Goman se aleja de una sociedad que le incomoda, le persigue, le acecha y le excluye, mientras cubo a cubo, paso a paso, crea su huerta ecológica poco a poco, con la firme convicción de renunciar pisar a nadie en su camino para progresar, aunque eso le cueste la vida y el desprecio social. En su ambiente de huerta, flota ese aroma de deserción de otra renuncia, la de los cursos talleres de inserción para formar a desheredados como él, como auxiliares de limpieza para el domestico.
Al pasar por el camino, entre las gomas que gotean en silencio, monótonas y tristes, regando la huerta en silencio siente en su caminar meditabundo sus huellas y su sombra hundirse en las raíces más hispanas, que se funden con los excluidos, harapientos, humillados, que en su desesperación y soledades milenarias, han formado un paisaje de blancas flores que esperan una primavera que haga renacer a quienes no piensen solo en prosperar, y puedan hundir sus pies en la arena dejando  una huella eterna y humilde  en la tierra.
Angelillo de Uixó
Goman el bárbaro. Tragaluz España 2.000. by ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en angelillo201.wordpress.com.

Nuevo Califato.

Posted: December 14, 2015 in capitalismo
Tags: ,

Nuevo Califato.

DSCN0021Marlon Brandoapocalypse
Reunidos en la esquina de una marisma,
ayer una plaza,
en torno a una gran estatua ,
que perdura emergida entre lodo y antorchas,

rostros rotos del nuevo califato.
Recuerdan los seres petrificados ,
con las voces secas y tiernas de las vacas :

La gran ruina.

Corrió el pueblo destruyendo sus casas, sus fabricas, sus ahorros, sus vidas…
para meterse serenos,
en el fondo de un pozo a soñar con los tritones.

La luna cayó una mañana,
rompiendo con sus muelas,

 

los tranquilos cristales de la escarcha,
que cubren el dogma del agua,
donde la roja carne se hace ovillo de lana.
Por no palidecer al sol,
amanecieron por las crestas de las cañas sus criaturas,
saltando a la arena del agua.
Las caras queridas de ayer,
tenían rostros de estatuas ,
que se giraban al acercarse,
trazando un circulo de indiferencia.
Quedando sus gestos muertos en el aire.
Por no dejar de ser hombres del califato,
se tiraron de los pelos,
arrancando con las uñas los recuerdos,
que quedaron colgando entre los dedos.
Y entre lágrimas de mujer
Se tendieron rotos en el suelo los hombres del califato,
con las cabezas abiertas soñando.
quedando a una gran distancia la vida,
que solo la mente de un cadáver podía comprender,
con la compasión que da la paz de un cementerio.
Angelillo de Uixó.

Licencia de Creative Commons
Nuevo Califato. by Angelillo de UIxó is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en angelillo201.wordpress.com.

Poeta en el califato.

afa53d976ed9cd7dcdb87a96cdcfac39vaquillla

EL califato es un inmenso vacío,

Donde baja  veloz de un rascacielos,

Un silbido ensordecedor,

De cadenas y sirenas,

de un ascensor,

Desplomado  en un sótano,

de París o de Nueva York.

 

Allí voces quietas y olvidadas,

Escupiendo agua por la garganta,

Observan con sus ojos de naufragio,

El lecho de cemento.

Sembrado  de algas que atan a los cuerpos.

Devorados por anguilas plateadas,

Que brotan de las grietas de cemento,

Chupándose su sangre entre ellas.

Vomitando  la carne del festín.

y volviendo a alimentarse por los ojos,

de un  dolor moral que busca el sol,

Dentro de un ataúd made in USA.

 

Angelillo de Uixó.

valdemorillo-web(5)

Licencia de Creative Commons
Poeta en el califato. by ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra enangelillo201.wordpress.com.

La nana a la luna de colmillo lácteo.

DSCN0153DSCN0156
Dentro del plato de ducha convertido en moridero sobre un charco  sanguinolento respiraba en esta madrugada tenuemente, ayer al atardecer la luna llena asomaba plena , y en la terraza la sujeté entre mis manos, un día antes empezó a ponerse mala. En poco más de 24 horas, parvovirosis con 6 meses de edad se ha ido en mi casa en mis manos en vall d”uixó, esperando ser adoptada, lo ha sido por la muerte.

Sujeto en mis manos tu cuerpo,
disolviéndose entre mis dedos,

convertida tu vida de cachorro,
en un juguete negro de la muerte,
Canto en un silencio de dolor estrepitoso,
contemplando tu cuerpo infantil al que acuno,
ya sin remedio.
tan rápido ha llegado todo….

Pronto asomará hoy la luna,
que mandará sus jinetes,

tocando el primitivo tambor de Manú con un martillo.
veda ario que se vierte sobre nuestros oídos:
hambre,
virus,
pestes,
epidemias,
Nos condena con la muerte,
testigo es vall d’ uxó ,
la innombrable de casta resignada ,

la que se rinde ante la muerte,
labrada  de parte a parte en las cunetas,
que contempla este ocaso racial en nuestra terraza,
en estado de Nirvana.
mientras la luna va cayendo con la guadaña.
cantando su crimen anunciado,
sembrando los jardines con amapolas,
y el monte con rastrojos.
Quiero acunarte,
atarte por vez primera.
aferrarte a la vida,

notar en tu aliento esperanza ,
creer que puedas remontar el paso,
y que mañana podrás salir a corriendo,
entre los lados de la reja al monte.
Tú dolor se une a mi aliento,
tú enfermedad, tú muerte me sujetan.
se mete en mi sangre.
llevaré conmigo siempre tu muerte,
recordando mi pobreza ,

que brilla en esta casa sin esperanza,

como una navaja.
Los ojos de tus hermanos,

te observan en mis brazos,
Y se acercan a acunarte en silencio,

besando tu joven calavera,

bajo el hacha de mañana.
Angelillo de Uixó.
q

Colmillo lácteo y las moscas a su cargo.

DSCN0078DSCN0081
desde un cerrillo  cubierto de color rojizo por el rodeno que  ocupa  un páramo completamente descubierto de vegetación, avanza colmillo blanco y sus hermanos dejando una efímera huella entre las frágiles piedras recalentadas bajo un intenso sol al que cantan las chicharras en celo. Colmillo lácteo súbitamente se detiene. Gira su cabeza a mitad de pasar aquel yermo cerro que lo forma una planicie desértica de cerca de un kilómetro. Puede observar  sin comprender la causa, los destellos que dan algunos tejados con placas solares, que como si fueran un espejo reflejan una luz muy brillante que da fogonazos. Mientras el pueblo que sestea cerca la hora del ocaso, ofrece un espectáculo propio de la observación mediante un calidoscopio , según incidan los últimos rayos de luz solar. Como la cera de una colmena una luz amarillenta, muy intensa, angustiosa, desasosegante, ilumina unas fachadas, edificios que parecen una lata en una barbacoa. Junto a ésta luz, discurre una línea negra paralela que forma una sombra que no oculta ninguna forma. Permite  ver las otras  latas o los edificios en sombra, incluido el blanco de las persianas que resaltan de los edificios de vall D ” Uixó.  La gran mayoría  construidos  de ladrillos rojizos o marrones. Y las grandes cúpulas de las iglesias, de color azulado, alrededor de las cuales a lo largo del día se propician diferentes destellos blancos encajonados entre las líneas también blancas,  que dividen la esfera como si fueran los hilos de los gajos de una naranja.

DSCN0076DSCN0117
Colmillo lácteo dirige de nuevo su cabeza al frente. Galopando prosigue las huella de sus hermanos  por el cerro. Al final del mismo se ven como si fuera un mar unos pinos. Están rodeados como si estuvieran en un desierto de unas figas  paleras cuyos frutos redondos con forma de dedos pulgares, todavía a finales de Julio son verdes y repletos de púas que cuelgan de sus enormes palas planas.
Los hermanos de colmillo blanco lo aguardan con las bocas abiertas jadeando en la sombra.
El verano del 2015 en valld”uixó está siendo diferente a cualquier otro verano. Nadie recuerda días de tanto calor. Hasta la llegada de la tarde bien entrada, no hay  rincón donde exista la sombra, donde se puedan  ver las formas de los objetos sin sufrir un mareo o una insolación. EL verano del 2015 parece como si fuera el último y al terminar  todo fuera a acabarse. EL monte, la parte que no se ha quemado  todavía es  una bomba apunto de estallar. La gente camina por vall d’uixó  perdida, agotada, casada. Cualquier movimiento hace sudar. A parte de ésta situación angustiosa por el calor, desde el punto de vista social, todos sus habitantes , unos 35.000, no son ya más que individuos desintegrados que no saben donde van a caer, como pasa con las moscas. Parece como si la lupa de las estadísticas se empeñara en poner a la gente de vall d’Uixó bajo el sol y la lupa hasta prenderles fuego. Desempleo, una sociedad inculta, salvajismo, mala convivencia familiar, funcionarios incompetentes, un ayuntamiento endeudado , un pueblo y unas autoridades sin iniciativa que resignados miran al cielo diciendo:
la que se nos viene encima.

DSCN0114DSCN0110
Por encima del pinar, entre unos ricos pardos, hay como si fuera un árbol sagrado sobre una roca sacra, con  raíces por garras apresando las moles de caliza sobre las que se cría una enorme garrofera plantada en la guerra civil que apenas da frutos. Bajos sus ramas ,un hermano de colmillo blanco pace tranquilamente merendando garrofas. Al escuchar sus hermanos que jadean romper el fruto, raudos y hambrientos van a él. husmeando de forma ágil y rápida alrededor del árbol notan que hay pocas  algarrobas en tierra, así que empieza una gran pelea en torno a la garrofera. Los cuerpos de los cachorros en diferentes gestos salvajes, arqueando sus cuerpos y estirándolos, hasta tensarlos formando una ballesta   en un cruce de brincos simiescos, lanzados sobre los lomos de sus hermanos, haciendo sonar en el choque un estruendo de colmillos que silencian a los pájaros del pequeño pinar. Tres de los cachorros caen sobre tierra dando vueltas quedando con las patas sobre sus pechos y mostrando los dientes empapados a sus  hermanos, que sobre ellos, al uso de  bustos romanos de emperadores, dominan con mortal amenaza congelados sobre ellos unos breves segundos, hasta que se retiran los vencidos. Colmillo blanco y otro hermano, se comen las pocas garrofas tranquilamente, mientras el resto descansa en el pinar jadeando.
Una águila de blancas y grandes alas flota sobre ellos en un cielo que arrastra nubes rojas .

Majestuosa el águila mueve las alas trazando círculos, se aleja hacia las purpuras montañas donde se pone el sol dejando un lienzo  de oro que empieza a palidecer.
Varios cohetes estallan en el cielo a más de 34 grados en vertical sobre un grupo de casas de vall duixó. Anuncian un encierro.
Los fantasmas de las moscas, del hambre, de la miseria. Los cachorros se levantan asustados, contemplado la estela de pólvora  suspensa flotando sobre los tejados de vall d’uixó bajo una luna fantasmal  y trasparente asomada tímida.
Anuncia  una fosa común la luna:

vall d “uixó entera.
El calidoscopio  hace brillar vall uixó  amarilleando una de sus avenidas, mientas el resto está ya en penumbra.
Los cachorros van tras su señor ,que en silencio va ellos como si fuera un silencioso pastor, vuelven a cruzar el cerrillo yermo bajo el alcor.

DSCN0116DSCN0105

Bajan por una costera repleta de aligas al hogar.
Al entrar a la casa, un enjambre de moscas aguarda.
Toda vall d’Uixó  está infectada en el verano de mayor calor que se recuerde, y el más triste desde la guerra civil donde se reza sudando:
mañana señor

¿ tendremos nuestro pan para comer?
angelillo de Uixó.

Licencia de Creative Commons
Colmilo lácteo y las moscas a su cargo. by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en angelillo201.wordpress.com.

Verde que te quiero ver. romancero mediático del ABC.

DSCN0165
Verde que te quiero ver,
verde trigo,
verde gota,
verde mar,
verde flauta,
que silvas entre la huerta.

DSCN0167
En la verde cueva de las serpientes,
escondida desde el 23-F,
entre las algas de la montaña,
el caballo de madera,
de la democracia.

verde rojo,
rojo verde,
verde uniforme,
que silvas por la mar.
a los peces de las aceras.
Entre verdes ticket de los supermecados,
Pirañas que mendigan pan y trabajo.

DSCN0173

Verde que te quiero ver,
verde huida,
al verde campo,
de roja hoguera,
entre las ramas de la higuera.

salta aquí

salta aquí

bajo el puente,
Compadre:
quiero vivir.
Con los peces muertos,
y los perros verdes
cómo amantes compañeros.

Bajo el puente.
compadre:
quiero escuchar
el relinchar de los negros caballos de madera,
cabalgando entre los muslos,

de los jinetes al pasar.

Bajo el puente
Compadre:
quiero soñar,
bajo la fría espuela de la estrella polar.
y oler el blanco rocío al despertar,
que resucite el verde trigo de mi hogar.

DSCN0163

Angelillo de Uixó.

Licencia de Creative Commons
Verde que te quiero ver. romancero mediático del ABC. by Angel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en angelillo201.wordpress.com.

EL club del desahucio.

salta aquí

salta aquí

La escena se abre con una niña fabricada en china con trencitas que ha sido adoptada por los Juan, va con una maleta bajo el brazo cruzando los puentes de vall d”uixó.

Un agente judicial que investiga el caso de los Juan , lee el diario de Anna Lau que han encontrado bajo el puente donde vive.

Diario de la chinita Anna Lau.

fabricada en china adoptada en la vall.

fabricada en china adoptada en la vall.

Más todos estábamos despiertos el día en el que tapió el banco nuestra puerta.
bajamos a la calle ante la mirada indiferente de los vecinos.
La perra que adopto mama había parido una camada y nos seguían sus 10 cachorros.
Papa intento que se quedara alguno un policía.
Le respondió que lo sentía, pero el deber no se lo permitía.

Y en la calle no se hablaba de otra cosa más que del fútbol y la crecida del río Belcaire.
Yo le dije a Papa.

Papa, papa, ¿sabes que en Valladolid ayer se suicido una familia tras su desahucio?

Papa me sonrió y no dijo nada.
Cuando llegamos al puente que hay frente al conservatorio, Papa se subió a la barandilla y nos dijo sonriendo:

Me voy a suicidar. ¿ me seguís?

Con una sonrisa desapareció.

Interpolación musical

Queen: Don´t stop me now


Mama tras asomarse al río, se alzo cómo una bailarina a la barandilla después darme un beso en la mejilla.
abriendo los brazos cómo una paloma, mama voló hasta quedar su cráneo roto cómo una mangrana sobre las aguas que se tiñeron de rojo mezclando su sesos con la espuma. El cuerpo de mama empezó a dar vueltas entre las piedras del río hasta quedarse enganchada entre unos juncos.
La gente le hacia fotos, y muchos se conmovieron cuando papa llego flotando hasta mama y se unieron.
Una anciana se me acerco y me puso la mano sobre el hombro susurrando con aroma a ajos:
Tus padres criatura, se querían mucho.

Yo lance varios perritios por el puente que se estrellaron contras las rocas.

salta

salta

Angelillo de Uixó.
EL club del desahucio. by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en angelillo201.wordpress.com.

Naufragio de Ulises en la cuidad de Hagonía.

Imagen

Homérica satírica realista quevedesca de la gente que practica el yoga y los hambrientos. El Realismo de la homérica lo trae el personaje de Ulises. Se basa en un ciudadano de vall d´uixó que el 26 de mayo sufrió un desmayo, vómitos, y diarrea debido a su mala nutrición. Su aspecto daba pena, sus costillas flotaban cómo las bolitas del caldo de avecrem al respirar sobre una piel seca y estirada cómo un pellejo a punto de romperse para mostrar una anatomía de vísceras chupadas. Sus ojos hundidos se clavaban en quienes le asistíamos tratando de dar aliento a esa pobre criatura desdichada cargada de vergüenza y dignidad ante un público con algún Sancho Panza que hablaba de él con indiferencia y hasta con odio por la impotencia de la situación. Algunos le culpaban y le tildaban que le estaba bien empleado morirse de hambre por orgulloso y no pedir ayuda a cáritas. Tenían ante mí un nuevo hamlet con aspecto de quijote de quijadas molidas y secas, falto de algunas muelas, pero integro con su heroico dilema en ristre de orgullo o ayuno. Le dieron del bar una coca cola, un acuarius o algo así que acepto con gran dignidad el desventurado, y una fiambrera con guisado de patatas. Al cabo de media hora se pudo mover, y cómo un caracol que lleva las penas y la casa a cuestas, se fue poquito a poco por las calles.

Interpolación musical:

Aretha Franklin – Respect

 

Intro.

Imagen

Ni adelante ni atrás pude ir Ulises. La balsa se ha roto frente a las costas de la ciudad de Hagonía. Los camaradas de viaje se han ahogado. En Hagonía Ulises encuentra otros hombres. Les pide ayuda para construir una balsa, pero en Hagonía nadie sabe, ni tiene interés en reparar la balsa. Sus habitantes se dedican a hacer elecciones a todas horas para que todo siga igual. Hay un movimiento ciudadano organizado para aprender a ser felices dentro de la red en la que viven atrapados. Otros ciudadanos de Hagonía corren de forma voluntaria delante de un toro, y beben sen el whisky- bar donde cantan canciones de putas mientras Adán y Eva hacen una performance porno.

I.

Imagen

Asociación antipolítica en el taller de yoga de la ciudad de Hagonía donde todo el mundo tiene cabida sin ningún tipo de prejuicios cósmico: lesbianas, madres solteras, ecologistas, chifladas, peperas, burguesas, y algún marica. Eros, el parto y las lechugas libres de sulfatos y purinas están muy presente entre los militantes del colectivo.

Sinfonía tibetana sonando de hilo musical con Budas colgados de las paredes. La imagen de los Budas: gordos y sonrientes de sabiduría que se derrama por los pomposos pliegues de su túnica roja. Tufo a incienso y amapolas. Marcha triunfal de cascabeles de la gatuna sexy profesora sobre el suelo sagrado del taller. Unas palabras suyas y las vidas errantes encuentran el camino correcto.

 

-Y ahora chicas: venga, venga, venga, respirar hondo, caña a la respiración; y uno respiro y dos aspiro, y respiro y aspiro, venga, venga, venga, con fuerza chicas y chicos, que parecéis tuberculosos. Buda nos espera en la transformación. Aspiración y subidón, subidón. Concentrar toda vuestra energía y encontraréis en el séptimo bulbo del escroto el amor donde yace el secreto que nos une y que nos va a transformar. En mí ya se ha producido la transformación. Ahora soy diosa. Cuando lo encontréis os sacara del capullo en el que estáis inmersos. Pasaréis a ser mariposa, y la mariposa se transformará en luciérnaga que iluminara el camino, y la luciérnaga que ilumina el camino en paloma que llevará la paz a los violentos, y la paloma que llevará la paz a los violentos en una polaca que se prostituye, y la polaca prostituta se convertirá en un camello que llora, y el camello llorón en león que mata, y el león asesino en un negro esclavo, y el negro esclavo en un boquerón que representa la inocencia y la humildad, y el boquerón con su humildad e inocencia en nuestro señor Buda. ¿ No es maravilloso pasar por todo esto? Venga, venga, venga, y uno respiro y dos aspiro. Y ahora me transformo. Transformación.

Imagen

II.

 

Imagen

La diosas Penia vaga cómo un perro con sarna y pulgas por aquí y por allá, siempre en movimiento, buscando. Encuentra a Ulises parpadeando en la orilla con la mente en blanco, aspirando y expirando a punto de desfallecer. Sus piernas tiemblan de agotamiento. Vomita salitre y bilis.

 

Nausica camina por la orilla acaramelada tras la salida del taller de yoga después de consumir felicidad con sabor a caramelo de azúcar tibetano americano, refrescante coca cola de la salvación del alma que enternece la sociedad y deshace la red de acero de los trenes hitlerianostalinsitas donde la luna se reflejaba en esa dureza nevada del acero todavía brillando pura sobre los raíles que volvían de Stalingrado hacía Berlín, y el yunque del nuevo yugo que fabricaba tanques, cañones, y aviones, que destruían con estruendo de tormenta la tierra, las montañas, las ciudades, a la admirable velocidad del rayo, consumiendo en un solo segundo explosivo y resplandeciente de fuego, pólvora y azufre, 2.000 años de civilización convertida en cenizas, barros y escombros, que fue reconstruida por los superviviente de la gran matanza mundial con los mismos nombres que tenían antes de la destrucción. Y rehicieron todo lo deshecho en pocos meses, produciendo la primera gran paradoja del capitalismo moderno que casi nadie vio. Casi nadie vio, casi nadie vio, casi nadie vio.

La destrucción del mundo daba más dinero que la conservación del mundo. El mundo se preparaba para ser consumido vorazmente y destruido, y vuelto a construir para que lo construido fuera devorado, y destruido rápidamente en un ciclo de muerte y nacimiento cada vez peor y más degradado, hasta el punto que Buda hoy en día temblaría de miedo al contemplar el fuego que ilumina nuestro mundo.

Ja.

Ja,ja

Ja, ja, ja.

jaaaaaaaaaaa.

¿Estás llorando?

¿Estás conectado al mundo?

¿Estamos conectados tú y yo?

¿ Me comprendes, oh hermano?

III.

Imagen

Nausica consoladora de afligidos ve caer a Ulises desmayado. Apiadada se acerca apartando a varios ciudadanos de Hagonía que le hacen fotos y se ríen porqué piensan que Ulises está cómo un curda.

 

Pobre criatura embriagada de lujuria y de instintos sexuales descontrolados, seguidor de Eros y Baco, pero aún así ciudadano y criatura de Dios – exclama melosa y piadosa en tono y actitud de sacerdotisa. Se recoge ante un amarillento Ulises que hace días que aferrado a un salvavidas se alimenta de una bolsa de arroz y garbanzos que le dio cáritas en la última visita.

¿ te arrepientes del mal que has causado a las inocentes criaturas pacificas de la madre Gaia, pobre pecador? – pregunta Nausica la piadosa a Ulises metiéndole la cruz en los labios.

Ulises, medio inconsciente muerde la cruz pensando que es comida, y la escupe al notar el amargo latón.

Nausica interpreta ésta conducta cómo rechazo del arrepentimiento. Disgusto en su rostro tierno, la paciencia a flor de piel desafiada por la maldad.

-Seguro que has andado durante horas de mujeres cabrón machista antes de acabar en este estado. Pobre, pobre criatura pecadora. De esto precisamente hablaba Mónica, la profesora de yoga, del perdón, la única cosa que puede deshacer una acción emprendida y finalizada. Es humano perdonar. Si te lo hago comprender a ti, antiser de luz, hijo de las tinieblas, me habré ganado mis alas de mariposa.

Ulises que ha recuperado algo de aliento balbucea con palabras de Baco, el dios de las grandes parrandas que más adeptos y templo tiene en Hagonía.

No estoy borracho, de verdad….ha sido una bajada de tensión, hace dos días que no pruebo alimento…

Nausica gira la cabeza harta de escuchar esas mismas confesiones:

No, no. En Hagonía nadie pasa hambre, eso se lo cuentas a otra miserable. Tú eres un pecador. Se te ve en la cara, noto tu energía maligna. Estás sucio, has vomitado. No me engañes o te dejo aquí tirado.

Imagen

Ulises astuto, viéndose en tal mal trance, llora:

Es cierto, es cierto, soy un cabrón hijo puta. Perdón. Dame algo de agua con azúcar y te contaré oh mujer, lo que he hecho está últimas 48 horas.

Nausica se acerca a un chiriguito bar y le lleva una coca cola. Ulises al beber, recobra algo más la conciencia observando a su alrededor.

Te acrezco la ayuda. Dime donde estoy, no recuerdo….

Nausica la salvadora de náufragos y almas le cuenta donde se encuentra:

Estás en Hagonía. La tierra de la alegría, donde se brinda por la vida dos y tres veces al día.

Ulises mira a la gente de alrededor que se ríe. Le entra mala hostia por ello. Mira al suelo sin saber que decir más. Intenta levantarse pero siente convulsiones estomacales y vergüenza de que cualquier movimiento desate una diarrea. Se tapona en el suelo. Cada vez acude más gente a presenciar la función.

Ulises está rojo de vergüenza y desesperación ¡ oh hermanos a que situación de indignidad lleva al hombre el hambre!

EL tiempo se detiene para Ulises deseando que todo pase, pero cómo si estuviera en un agujero negro parece ser eterno el tiempo. Las tripas con ganas de descargar están disparadas y agitadas cómo serpientes que devoran al ciudadano Ulises por fuera y Laoconte por dentro. Es observado por dos docenas de ojos bien alimentados que parecen masticarlo con sus comentarios hirientes.

Llega la tormenta negra, y todos se espantan del chaparrón entre risas y bromas, excepto la beata de Nausica a la que le crecen las alas.

Angelillo de Uixó: dedicado a los pobres de vall d´uixó dándoles ánimo y un abrazo fraternal. Estoy con vosotros.

 

Licencia de Creative Commons
Naufragio de Ulises en la cuidad de Hagonía. by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://angelillo201.wordpress.com/.