Posts Tagged ‘corrupción’

bandera

Salieron del congreso a la calle con una cruz  y una bandera para levantar a los muertos,

Convencieron,

!Sin decir una sola palabra!

En las gradas y en los palcos miraron para otro lado.

! Sin escuchar una sola palabra!

cuando pudrieron a los vivos

cosiendo su boca a los muertos.

Fue un beso eterno y helado.

Un beso de desquite contra la corrupción,

un beso bendecido en las iglesias y en los telediarios por casto,

Corrupción  vigorosa como un martillo,

por  emocionar y cortar la carne hasta de un perro.

Se ahogaron las gargantas en el tintero de la corrupción.

Aljibe lunar de amargado llanto,

del que salen las manos, las voces, los fiambres ibéricos resucitados,

a defenderse de la acusación de descomposición.

! Sin decir una sola palabra!

Dispuestos a beberse la sangre del que no les crea.

Angelillo de Uixó

Choose a License .update_bar { background-color: black; color: white; max-width: 800px; margin: auto; padding: 5px; text-align: center; border-radius: 1em; } #content[dir=”ltr”] .update_bar input { margin-left: 14em; background-color: white; color: black; } #content[dir=”rtl”] .update_bar input { margin-right: 14em; background-color: white; color: black; }

 

 

 

 

 

cimg0417

 

En Vall d´Uixó, en una rotonda han labrado sus habitantes un espantajo de hierro dedicado a la hidalguería. Como hechizado, resiste abollado a los lances de coches y camiones de reparto que pasan dando vueltas a este hierro apagado, que contempla como el tiempo oxida su nobleza. La placa dedicada  al caballero Tirano de Guante Blanco, se olvida en su tranquilo silencio. Pero cada uno  de cada mes, se rompe este exilio del caballero con una nota que aparece a sus pies, que  dice así:
” Roba hasta que te absuelvan,
como si fueran ajos lo robado”
Los viejos del lugar, cuentan que ese día, los hierros de Tirano de Guante Blanco, duque de Ibiza, chirrían como si arrastraran un rumor revolucionario. Los pitidos de claxon de coches, motos y camiones, parecen arrastrar una amarga queja. Y los más viejos, aseguran que los jueces, los día uno y quince de cada mes tiemblan sollozando, por si alguien alguna vez se para a investigar la vida, y descubre los crímenes que han cometido en nombre del capital.
Angelillo de Uixó,
a una rotonda que pasa inadvertida en vall d´uixo dedicada al caballero Tirant lo Blanc, ahora que la nobleza ha vuelto a obtener grandes privilegios , como el Duque de Palma. Personalmente nunca olvidaré los tres años que me tuvieron fichando en Nules cada quince días, las tres detenciones sufridas por las fuerzas de seguridad, ni los insultos, ni las vejaciones que me mancillaban por dentro, ni la pobreza, la exclusión a la que he sido sometido, pero no soy rencoroso ni vengativo. No vengo como Rosbespierre , pidiendo cabezas. Traigo un mensaje de amor a mis conciudadanos: Libertad para todos los presos  del estado español ya.
Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

Bodas sin Sueños de Óscar y Pedro.

Todos con Óscar y Pedro
en esta noche de esfuerzos
que vendrán para caer abatidos ,
sobre los molinos quemados,
a provocar a Don Quijotes vencidos.
Que por no protestar ,
se tragan su propio aliento contenido,
para que los cocodrilos respiren bajo el agua tranquilos.
Y al alba hermanos,
cuando se renueve el día y el llanto,

se abrirán los bocas con una mordaza de hierro sobre el silencio,
y los corazones pedirán socorro rebuscando bajo las alfombras trabajo,
en esta España fecunda de azahar y limoneros,
así como de palabras enigmáticas,
que se clavan como astillas en la piel.
Alzada una cruz,
bajada del monte a una charca ,
que descansa bajo un puente para que no se vea.
Arriba se cruzan miradas de honestos ladrones.

Fríos novios del robo que acuden a su boda,
al borde de un ataque de nervios,
porque hay una escena confusa,
que se anuncia con flores y aplausos.
Vivan los novios,
viva el robo.
Angelillo de Uixó.

Bodas sin Sueños de Óscar y Pedro. by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en angelillo201.wordpress.com.

Huele como un espíritu libre lleno de manchas.


Conozco de sobra mi capacidad de adaptación.
Hoy 10 de Febrero tengo que ir a los servicios sociales a recoger un cheque del Ayuntamiento.
Mi pequeña capacidad de adaptación reside en mi ración de arroz para sobrevivir rodeado de porquería incrustada por todos los rincones de la casa.
Es preciso salir también hoy. Hoy toca que hacerlo con una camisa amarilla manchada para jugármela con el negro rumor en la boca puesto desde los balcones donde los espíritus libres de la buena vida, la llamada ordenada, decente, limpia, reciben el amor de los borrachos que se orinan en la dignidad. Desde los altos salones rodeados de pompa con globos pintados con la bandera de España metida en partidos políticos. Es en esos lugares donde se azotan con esloganes empapados en coñac que la jauría corea contra los pobres, los inmigrantes, los terroristas que se limitan a atentar pegando pegatinas en muros de barrios lumpen, hasta con el enfermos se atreven los borrachos.. así hasta que al final los detienen por sus porquerías. Entonces les llega la serenidad y la calma que les perturba la memoria.

Basta ver el cuello de Rita la cantadora de Valencia sudando ante el juez:
“No me acuerdo de nada señoría,
estaba borracha perdida
pero si hice algo….
fue por el amor a los valencianos”
Es preciso pues que yo salga manchado al patíbulo de los títeres, que pasee sucio bajo los arcos del triunfo, que cruce puentes oliendo mal, que llegue a vías y estaciones que se han quemado mientras los convoyes de trenes están detenidos.
Encantado de estar sucio y de caminar con la cabeza caliente podrida como el sol.
La angustia que le cuelgue de las pestañas al existencialista que se pregunta:
¿ Soy culpable o inocente?
Todas las puertas están abiertas para que el quiera entrar y salir de ellas.
Para mi son simplemente gente  desconcertante quienes las están cruzando, y siento que me miran de reojo cuando salgo a la calle. Lo hacen con desconfianza por lo sucio que voy, como si yo les amenazara con mi aspecto porque no quiero su bienestar, ni su higiene.
Tiene una gran excusa para seguir salpicando y ser medianamente felices y libres.
Estar todos juntos, ser un pueblo, una unidad, formar parte de una misma cultura.
Proclamar hasta los tenderos grandes propósitos, y demostrar a su semejante ser gente pacifica, honrada, trabajadora, limpia.

Estar siempre limpios luego ya llegarán las altas misiones y desfiles- mientras me estoy colocando  mi camisa amarilla manchada para salir a por mi cheque río sin ocultar que se hace claro una terrible depresión autodestructiva al decir estas palabras.
Angelillo de Uixó.

Licencia de Creative Commons
Huele como un espíritu libre lleno de manchas. by Angel Blasco is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en angelillo201.wordpress.com.

 

mi licencia está ya en tu bolsillo.

My beautiful picture

DSCN00072e5a0513b1c2e024046b3fdc71e4e788
que sencillo es  para aquellos  narcisos que no están en los últimos escalones de los peldaños, repletos  de nuestras  voces que manan esperando en  el foso que hay junto al edificio de  la cruz roja, servicios sociales o cáritas, ayudándonos  entre todos. Gimiendo nosotros,  hombres como perros perdidos, barcos anclados a un escalón, extraviados de nosotros mismos y encontrados en rostros ajenos.  Buscando  sin brújula y sin apenas movimiento documentos, certificados, acreditaciones,   como si fueran rocas que mover . Al sacarlos,  iluminan a   la compasión de tanto cúmulo  de IRP negativo, la declaración catastral negativa, el darde, certificado negativo de pensiones…. y esa quietud existencial de nuestra alma hace caer como del cielo  una bolsa de arroz que retenemos agradecidos.  Oh Sísifos de la caridad que arrastramos  una gran piedra atada a una cadena  entre  despachos de gente demasiada rellena de si misma. Yo les llamo los hombres petulantes seres huecos míos . Nuestras  voces, a veces… dicen que son violentas  al llamar  a un teléfono y no nos  dan una previa cita porque no entienden lo que queremos,   o quizás, cuando se  nos pasa el plazo del cuño del inem y debemos volver a la casilla de salida, y susurramos entre los que esperan.  Impotentes, acudimos vestidos de recortes, lo que se dice empapelados, llenos de certificados, hasta unas cejas negras donde no se posa el sol  y están llenas  de polvo del camino, para quedar en el momento decisivo frente  a la funcionaria que nos reclama en con un gesto espasmódico capaz de hacer saltar las glándulas de la paciencia, un último formulario que está por llegar, y tenemos que desandar todo el camino recorrido. Oh pobres extraviados que miramos hacia atrás. Que se nos recuerde como hombres  que tienen derecho a existir en esta vida. Proclamar hermanos:  toda vida reclama su derecho a existir al margen  del peldaño en que se sitúa su relativa conciencia, maldad, bondad. Y frente a nosotros, hombres desmotivados, totalmente vacíos y arruinados, están aquello que brillan por un solo movimiento, una sola palabra que canta al viento:

dentro264

libertad- emprendimiento.
Y vestidos como reyes se van con una licencia en el bolsillo cantado bajo un sol que les ampara: soy el primero.

Licencia de Creative Commons
mi licencia está ya en tu bolsillo. by ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en angelillo201.wordpress.com.

 

A manos llenas, canción de arrepentimiento de Don Limpio.

tiburonSteven-Spielberg
I. Habla a los jueces Don Limpio, político de derechas, pero ante todo persona, detenido por haber limpiado la caja del tesoro publico a manos llenas.

Señores que me juzgan,
tengan compasión y piedad,
por aquella educación,
que recibí
en la escuela nacional.
Eche a caminar,
en un desierto de fatigas,
estéril sufrimiento,
cargado de pesares,
para volver a casa,
sucio y con las manos vacías.

Vaya vida más mala que es la honrada,
Pensé Yo,

recostado bajo una higuera,
un hermoso día de primavera.
Entonces tuve una revelación,
un ángel me anuncio,
haz carrera política Limpio,
y conocerás la buena vida.
Cómo un mártir vengo aquí.
La senda que conocí,
era la buena.
Una vida limpia y ordenada,
sin pesares,
sin llantos,
sin despertares fatigados,
un mundo soñado.
Señores,
yo les digo.
¿No estamos en la tierra para esto?
Fui feliz mientras todo duro.
A manos llenas,
a manos llenas,
tuve la dicha.
Y yo les pregunto,
a ustedes que me juzgan por corrupción,

prevaricación

malversación,

estafa,

apropiación indebida,

trato de influencias
¿ tan difícil es vivir bien ?
II. El jurado.

1412869961_003873_1412870171_noticia_normal
EL jurado bajó la frente sombrío para deliberar.
era un hombre que no aguantaba los esfuerzos sobrehumanos de trabajar.
Castigarlo sería ir contra los derechos humanos.
Un juez le dijo al otro:
¿Acaso nosotros no hemos también robado, prevaricado, condenado a inocentes, estafado, injuriado, humillado?
Y el otro con conciencia plena y sincera le replicó:

Oh hermano.
¿ A caso a nosotros no nos gusta la vida buena y hemos hecho todo eso para protegerla?

III. La sentencia.

TIBURON_VS_COCO_(11)
Tremendo sonó el martillo,
Limpio tembló tres veces
antes de escuchar la sentencia,
Regrese usted a su casa,
Y predique entre los suyos,
los mandamientos de la buena vida.

Angelillo de Uixó.

Licencia de Creative Commons
A manos llenas, canción de arrepentimiento de Don Limpio. by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en angelillo201.wordpress.com